Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad






descargar 39.03 Kb.
títuloAccionado: ejército nacional – dirección general de sanidad
fecha de publicación01.09.2015
tamaño39.03 Kb.
tipoDirección
ley.exam-10.com > Ley > Dirección


REPÚBLICA DE COLOMBIA

Rama Judicial

TRIBUNAL CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO DEL HUILA

Sala Cuarta de Decisión

M.P. RAMIRO APONTE PINO
Neiva, veinte de marzo de dos mil nueve.

ACCIÓN: TUTELA

ACCIONANTE: LUIS GUILLERMO BAHAMON LOZANO

ACCIONADO: EJÉRCITO NACIONAL – DIRECCIÓN GENERAL DE SANIDAD

PROVIDENCIA: SENTENCIA

RADICACIÓN: 41 001 23 31 000 2009-00100 00

ACTA: 32
Procede la Sala a emitir pronunciamiento de fondo en la acción Constitucional del rubro.
I.- ANTECEDENTES.
1.- La petición de amparo.
LUIS GUILLERMO BAHAMON LOZANO promueve la acción Constitucional de tutela contra el EJERCITO NACIONAL –DIRECCIÓN GENERAL DE SANIDAD - BATALLON DE APOYO PARA EL COMBATE No 9 - DISPENSARIO DE SANIDAD NOVENA BRIGADA, en procura de obtener la protección del derecho fundamental a “la vida”, que en su sentir se encuentra amenazado porque le han negado el suministro de los medicamentos “AMARYL, HIPERLIPEN, BETROPOLOL y LIPITOR”, requeridos para mitigar una enfermedad coronaria.
2.- Fundamentación fáctico - legal.
Con el fin de que le autorizaran los referidos medicamentos (prescritos por el cardiólogo e internista tratante), el 5 de febrero del año que avanza presentó la documentación requerida en el Dispensario de la Novena Brigada.
A través de Acta 07 de 16 de febrero de 2009, el Comité Técnico Científico de Medicamentos considero NO PERTINENTE el suministro de los mismos, argumentando que “No se realiza la justificación en nombre comercial sino genérico y su presentación en comercial. El formato esta incompleto.”
Estima que esa conducta indolente pone en riesgo su vida, toda vez que se le dio más importancia al aspecto formal que a su salud.
“Lo anterior constituye una verdadera burla a las necesidades del paciente, negándole por aspectos de forma (diligenciar formato completo) los medicamentos que son de carácter urgente por la gravedad de las lesiones coronarias, y que por genéricos o comerciales, o de otra índole, se le da importancia suma al aspecto administrativo de forma por encima del valor que representa la salud del solicitante, se prefiere atentar en forma manifiesta de indolencia contra la salud y la vida de los pacientes”.
3.- La pretensión.

En concreto, solicita:
“…ORDENAR a la Sanidad del Ejercito por intermedio del Batallón de servicios No. 9 Cacica Gaitana perteneciente a la Novena Brigada con sede en Neiva suministrar a la mayor brevedad, en un tiempo no superior a las (48) horas sin dilación, los MEDICAMENTOS tal como lo ha solicitado y formulado el médico especialista que atiende mi enfermedad coronaria…”
“…ORDENAR el suministro de los MEDICAMENTOS mensualmente, en forma ininterrumpida, permanente y puntual sin el cumplimiento de formalidades, trámites y otros.”
“…Que en aras de conservar mi vida, se de aplicación por parte de la Dirección de Sanidad de las Fuerzas Militares, Dispensario de Sanidad de la Novena Brigada con sede en Neiva a los controles y exámenes cada seis (3) (sic) meses, que se me deban practicar en centros especializados para enfermedades coronarias, sin necesidad de efectuar Derechos de Petición y otros procedimientos exigidos por la Prestadora de Salud encaminados a NEGAR la oportuna atención Médica con Colombia o en el Exterior”
4.- La prueba.
Con la petición anexaron copias de los siguientes documentos:
-Oficio 338/MD-CE-DIV5-BR9-BASPC09-ESM-5176 del 9 de marzo de 2009, suscrito por la Trabajadora Social del Batallón de ASPC No. 9 “CACICA GAITANA” (f.7).
-Acta No 7 del 16 de marzo de 2009, del Comité Técnico Científico de medicamentos de la Dirección de Sanidad del Ejercito Nacional. (f. 8 y ss)
-Fórmula médica suscrita por el cardiólogo – internista Dr. Rubén Darío Celis (f.12).
-Formato de aprobación de medicamentos por fuera del manual único de medicamentos y terapéutico de SSMP (f.13 y ss) .
-Carné de servicios de salud y del documento de identidad. (f. 15).
5.- El traslado de la petición de amparo.
La Directora del Establecimiento de Sanidad 5176 descorrió el traslado el 12 de marzo hogaño, manifestando que el Dispensario Médico de la Novena Brigada le solicitó al Comité Técnico Científico de la Dirección de Sanidad del Ejercito que autorizara suministrar los medicamentos requeridos por el actor; sin embargo, la petición fue denegada porque éstos se encuentran fuera del Acuerdo No. 042 de 2005, y porque el medico tratante no justificó el “…suministro de marca comercial, sino el genérico”.
En ese orden de ideas, considera que se debe negar la tutela por improcedente.
II.- CONSIDERACIONES.
1.- El asunto sub examine.
Se contrae a establecer si al omitir a suministrar los medicamentos “AMARYL, HIPERLIPEN, BETOPROLOL y LIPITOR” se amenaza el derecho a la vida del accionante.
2.- Lo probado.
De acuerdo con el acopio probatorio, se encuentra acreditado lo siguiente:
a.- Luis Guillermo Bahamón Lozano tiene 66 años de edad, se encuentra afiliado a la Dirección General de Sanidad Militar del Ejercito Nacional, la cual, le dispensa los servicios de salud en la unidad de atención “3036 BAS No. 09 CACICA GAITANA” (f. 15).
b.-De acuerdo con el resumen de la historia clínica, hace más de 10 años lo sometieron a una revascularización miocardica, padece diabetes mellitus y enfermedad coronaria (f. 13).
c.-El 5 de febrero de 2009 el cardiólogo tratante le prescribió “BETOPROLOL, AMARYL, LIPITOR, HIPERLIPEN y ASPIRINA” y con el fin de justificar su suministro, en el formato respectivo consignó que “…existe riesgo inminente para la vida del paciente” (f. 13 y 14).
d.- A través de los oficios 1607 y 1608 MD-CE-DIV5-BR9-BASPC09-ESM-5176 del 13 de febrero de 2009, el Comandante del Batallón ASPC 9 “Cacica Gaitana” le solicito al Director de Sanidad del Ejército que autorizara el suministro de los mentados medicamentos (f. 23 y 24).
e.- Considerando que los medicamentos no estaban comprendidos en el Acuerdo 042 de 2005 y que el médico tratante no justificó en debida forma el suministro de los mismos, el Comité Técnico Científico denegó la petición el 16 de febrero de 2009 (f. 8 y ss).
3.- Análisis de fondo.
a.- Por voluntad del Constituyente de 1.991, la acción Constitucional de tutela fue concebida como un instrumento que garantiza el libre ejercicio de los derechos constitucionales fundamentales, cuando quiera que ellos sean objeto de vulneración o amenaza por parte de las conductas activas o pasivas de la autoridad pública o de los particulares - en especiales circunstancias -.
Este mecanismo de defensa, sólo procede cuando el afectado no disponga de otro medio de defensa judicial; salvo que se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable. Lo cual, le confiere a esta acción una naturaleza “residual y subsidiaria”, evitando a toda costa el paralelismo procesal.
b.- En el asunto sub-examine, se encuentra acreditado lo siguiente:
-El accionante tiene 66 años de edad.

-Hace más de diez años fue sometido a una revascularización miocardiaca.

-Padece diabetes mellitus y una enfermedad coronaria.
Con el fin de mitigar la última patología, su cardiólogo e internista le prescribió “…BETOPROLOL TAB 100 MG, AMARYL TAB 4 MG, LIPITOR TAB, HIPERLIPEN TAB y ASPIRINA TAB 100 MG”. Medicamentos, que no fueron autorizados por el Comité Científico, considerando que no se encuentran incluidos en el Acuerdo 042 de 2005 y porque el médico tratante no justificó la necesidad de los mismos en marca comercial.
c.- De acuerdo con la opinión científica del cardiólogo, la enfermedad coronaria pone en inminente peligro la vida del paciente; por lo tanto, omitir el suministro de los tantas veces mencionados medicamentos con base en el incumplimiento de una formalidad, se erige en una amenaza contra ese derecho fundamental. Resaltando, que en reciente pronunciamiento, la H. Corte Constitucional consideró que el derecho a la salud es de esa misma estirpe:
“…El derecho a la salud es un derecho constitucional fundamental. La Corte lo ha protegido por tres vías. La primera ha sido estableciendo su relación de conexidad con el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal y el derecho a la dignidad humana, lo cual le ha permitido a la Corte identificar aspectos del núcleo esencial del derecho a la salud y admitir su tutelabilidad; la segunda ha sido reconociendo su naturaleza fundamental en contextos donde el tutelante es un sujeto de especial protección, lo cual ha llevado a la Corte a asegurar que un cierto ámbito de servicios de salud requeridos sea efectivamente garantizado; la tercera, es afirmando en general la fundamentalidad del derecho a la salud en lo que respecta a un ámbito básico, el cual coincide con los servicios contemplados por la Constitución, el bloque de constitucionalidad, la ley y los planes obligatorios de salud, con las extensiones necesarias para proteger una vida digna. A continuación, pasa la Corte a delimitar y caracterizar el derecho a la salud, en los términos en que ha sido consignado por la Constitución, el bloque de constitucionalidad, la Ley y la jurisprudencia…”1.
En ese orden de ideas, es menester amparar los derechos fundamentales a la vida y a la salud del accionante, ordenando que en un lapso de 48 horas -contado a partir de la notificación del fallo- le suministren las medicinas BETOPROLOL TAB 100 MG, AMARYL TAB 4 MG, LIPITOR TAB, HIPERLIPEN TAB”, en la dosis y durante el término en que el galeno lo recomiende.
c.- De otro lado, la Sala considera que la atención integral a la salud del accionante no se agota con el suministro de los medicamentos aludidos; siendo necesario garantizar la continuidad del tratamiento en procura de lograr su recuperación.

En opinión de la H. Corte Constitucional, el afiliado tiene derecho a recibir un “tratamiento integral”; y como es obvio, el mismo incluye exámenes diagnósticos, suministro de droga, intervenciones quirúrgicas, practicas de rehabilitación y todo procedimiento que el médico tratante considere necesario para el restablecimiento de la salud del paciente. Ello, con el fin de evitar que tenga que acudir al recurso de amparo cada vez que requiera un nuevo servicio para paliar su patología:
“…No sobra recordar que la jurisprudencia constitucional ha desarrollado el principio de integralidad en virtud del cual, en casos como el presente, se ha establecido que el juez de tutela debe ordenar que se garantice el acceso al resto de servicios médicos que sean necesarios para concluir el tratamiento”2.
Específicamente ha indicado esta Corporación:
“(…) la atención y el tratamiento a que tienen derecho el afiliado cotizante y su beneficiario son integrales; es decir, deben contener todo cuidado, suministro de droga, intervención quirúrgica, práctica de rehabilitación, examen para el diagnóstico y el seguimiento, y todo otro componente que el médico tratante valore como necesario para el pleno restablecimiento del estado de salud del paciente que se le ha encomendado, dentro de los límites establecidos en la ley.”3
“El principio encuentra asidero en la medida que (i) garantiza la continuidad en la prestación del servicio y (ii) evita a los accionantes la interposición de nuevas acciones de tutela por cada nuevo servicio que sea prescrito por los médicos adscritos a la entidad, con ocasión de la misma patología”4.
Por lo tanto, es necesario que al actor se le brinde el tratamiento integral requerido para mitigar la dolencia. Lo anterior sin perjuicio del posterior recobro que pueda ejercer ante el FOSYGA, en el evento de que los medicamentos no estén incluidos en el Plan Obligatorio de Salud de las Fuerzas Militares.

4.- Decisión.
Por lo expuesto, el Tribunal Contencioso Administrativo del Huila, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la Ley,

F A L L A:
PRIMERO.- AMPARAR los derechos fundamentales a la vida y a la salud del señor LUIS GUILLERMO BAHAMON LOZANO.
En consecuencia, se ORDENA al EJERCITO NACIONAL- DIRECCIÓN GENERAL DE SANIDAD MILITAR que en un término de 48 horas -contado a partir de la notificación del fallo- le suministren los medicamentos denominados “BETOPROLOL TAB 100 MG, AMARYL TAB 4 MG, LIPITOR TAB, HIPERLIPEN TAB”, en la dosis y durante el lapso que el galeno recomiende.
De igual manera, que se le brinde un tratamiento integral para mitigar su dolencia.
En el evento de que los medicamentos no estén incluidos en el Plan Obligatorio de Salud de las Fuerzas Militares, la entidad podrá solicitar el reembolso al FOSYGA.
SEGUNDO.- Si este fallo no fuera impugnado, envíese a la H. Corte Constitucional para su eventual revisión.
TERCERO.- Notifíquese a las partes en la forma indicada en el artículo 30 del Decreto 2491 de 1991.
Notifíquese.

RAMIRO APONTE PINO ENRIQUE DUSSAN CABRERA

Magistrado Magistrado

JORGE AUGUSTO CORREDOR RODRIGUEZ

Magistrado



1 C. Const. Sentencia T- 760 Julio 31 de 2008. M.P. Dr. Manuel José Cepeda Espinosa.

2 El principio de integralidad, ha sido desarrollado por la Corte Constitucional en las sentencias: T-179/00, T-133/01, C-674/01, T-111/03, T-319/03, T-136/04, C-760/04, T-719/05, T-965/05, T-062/06, T-282/06, T-518/06, T-492-07, T-597-07 entre otras.

3 Corte Constitucional, Sentencia T-136/04 MP. Manuel José Cepeda Espinosa. El caso fue seleccionado por la Corte, con el fin de precisar en su sentencia que de acuerdo a las reglas jurisprudenciales desarrolladas en fallos anteriores, es deber del juez de tutela garantizar la integralidad en materia de salud, específicamente, tratándose de la prestación del servicio. Por tal motivo revocó parcialmente la orden del juez de segunda instancia, ordenando que se garantizara el acceso del resto de servicios médicos que debían entenderse incluidos en el tratamiento médico, ordenado por el médico tratante.


4 Corte Constitucional. Sentencia T-139 del 15 de febrero de 2008. Rosalba Falla vs ISS Seccional Neiva. Expediente 1711689. M.P. Dra. Clara Inés Vargas Hernández.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconEJÉrcito nacional liceos del ejército

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconDirección General de Movilización Nacional

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconEl Ejército, pilar de la estabilidad nacional: Peña

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconI. El derecho a la salud en la Constitución Española. La Ley General de Sanidad

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconDecreto 1088 Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconDiscurso del general onganíA, comandante en jefe del ejército, en west point, ee. Uu

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconV. Dirección General. La Dirección General de Prevención Reinserción Social

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconAccionado: administradora colombiana

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconAccionado: administradora colombiana

Accionado: ejército nacional – dirección general de sanidad iconAccionado: administradora colombiana






© 2015
contactos
ley.exam-10.com