1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial






descargar 375.02 Kb.
título1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial
página1/9
fecha de publicación31.08.2015
tamaño375.02 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


Actitud
Gerónimo quiere reconocer que ha estado equivocado.
Bueno, hasta cierto punto equivocado, pues el gran problema del México actual no es solamente Educación.
Quizá más adecuadamente podría decirse que el gran problema de nuestro país es la actitud que tenemos los mexicanos.
Si bien esa actitud puede ser producida por la falta de educación, también puede ser considerada como un asunto aparte, relacionado íntimamente, pero aparte.
Por lo mismo basado en esas consideraciones, Gerónimo quiere exponer algunos puntos a su atención y consideración reflexiva.
Es un hecho y fácilmente constatable que hay países ricos y países pobres, del mismo modo que hay personas ricas y personas pobres.
¿Se han fijado como en los países ricos hay transporte público eficiente y barato?
Dicen por ahí que las comparaciones son odiosas, y quizá tengan razón, son odiosas porque en ellas vemos lo que otros tienen y lo que nosotros carecemos.
Sin embargo, Gerónimo quiere hacer algunas consideraciones basadas en comparaciones.
La India y Egipto son países con miles de años de antigüedad y sin embargo, actualmente son países pobres.
Australia y Nueva Zelanda, por el contrario, son países que hace 100 o quizá 150 años eran totalmente desconocidos, hoy son países desarrollados y ricos.
Por lo mismo, la antigüedad no es la que hace la diferencia entre los países pobres y los países ricos.
Los recursos naturales de los países tampoco son los factores que establecen las diferencias entre los países pobres y los países ricos.
Japón, tiene un territorio pequeño y montañoso, no útil para la agricultura o para la ganadería, y a pesar de ello, es la segunda potencia económica mundial, y eso sin tomar en cuenta que para fines de 1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II Guerra Mundial, Hiroshima y Nagasaki utilizados como campo de pruebas para comprobar la eficacia de las armas de destrucción masiva.
México es el decimoquinto país del planeta en extensión territorial con aproximadamente 2 millones de kilómetros cuadrados y con un población cercana a los 112 millones de habitantes.
Los japoneses han convertido su territorio (en tan solo 66 años) en una unión fabril de Islas que importa materias primas de todo el mundo, las procesa y los productos resultantes son exportados también a todo el mundo.
Cuentan con 20,000 kilómetros de vías férreas y ferrocarriles rápidos que llegan a alcanzar los 270 y 300 kilómetros por hora de velocidad.
En el proceso, se convirtieron de nación destrozada en nación rica.
Gerónimo nos dice que también podemos citar el caso de Suiza, otra pequeña nación centro europea, una nación que no tiene océanos, pero que posee una de las mayores flotas náuticas del mundo.
Suiza tampoco tiene Cacao, pero si uno de los mejores chocolates del mundo.
Sus escasos kilómetros cuadrados de extensión solamente tienen cuatro meses al año en que pueden ser utilizados para la agricultura (el resto del año es invierno), y tiene la producción de lácteos de más calidad en Europa, y crían ovejas que producen lana que es envidiada y requerida por todas las naciones civilizadas del planeta.
Los trenes suizos además de ser modelos de eficiencia, puntualidad y rapidez cubren 22,000 kilómetros y recorren el pequeños país a lo ancho y a lo largo.
Al igual que Japón, Suiza no tiene gran variedad de productos naturales, pero proporciona servicios que a la fecha, no han sido igualados, y se puede afirmar que es ‘la caja fuerte’ del mundo.
La seguridad, el orden y el eficiente trabajo, la han convertido en una nación cuya calidad de servicios es muy difícil de superar.
Gerónimo opina que tampoco es la inteligencia de las personas la que hace la diferencia y/o establece a los países ricos o a los países pobres.
Gerónimo lo ha comprobado personalmente, en México y en otros lugares que ha tenido la fortuna de visitar.
En México, ha atendido visitantes extranjeros, ejecutivos, hombres de empresa y simples turistas.
Al hablar con ellos, en el intercambio de experiencias, jamás se ha encontrado con un Einstein o un Leonardo Da Vinci, el nivel intelectual de esas personas es igual o similar al nivel intelectual de otros ejecutivos, visitantes o turistas, es decir, nada extraordinario, no son genios, ni extraterrestres, ni superiores a nosotros.
En los otros países ha sucedido lo mismo, son seres humanos como nosotros, con otras costumbres, a veces con otro idioma pero definitivamente con otra actitud y ahí es en donde Gerónimo ha encontrado algunas explicaciones.
Los mismos estudiantes mexicanos que han tenido la fortuna de recibir escolaridad en el extranjero destacan de entre sus compañeros, no por su inteligencia, sino por su dedicación al estudio (lo que no hacen aquí).
Es otra su actitud cuando no están en su país.
Esto lo podemos apreciar simplemente al ir de turistas a cualquier parte, el mexicano, los mexicanos en general, cambian su actitud cuando están en otro país, ahí si respetan, ahí si ‘cumplen’, ahí son otros, lo que a Gerónimo le indica que si se puede cambiar …… si se quiere.
Gerónimo tampoco puede decir que la raza sea la diferencia y en mismo Estados Unidos nos podemos dar cuenta de que la gran mayoría de la fuerza laboral son los latinos o hispanoamericanos, mientras que en Europa son los emigrados de países pobres, africanos, paquistaníes, etc.,
Entonces, ¿Qué es lo que hace la diferencia? Gerónimo ya lo ha apuntado, es la actitud.
La actitud de las personas es la que hace la diferencia.
Revisando someramente la conducta, el comportamiento de la mayoría de la población en los países ricos, Gerónimo se ha dado cuenta de algunos elementos comunes de entre los que destaca 9 formas de vida, 9 reglas de conducta social, 9 actitudes ante la vida cotidiana:
1.- Lo Ético como principio básico de conducta.
La Ética tiene que ver con los actos que el ser humano realiza como ser consciente y libre.
2.- El Orden y la Limpieza.
3.- La Integridad.
Entendida como la capacidad del ser humano para decidir sobre su comportamiento por si mismo.
4.- La Puntualidad.
5.- La Responsabilidad.
6.- El deseo de superación (o búsqueda de la perfección).
7.- El respeto a las Leyes y Reglamentos.
8.- El respeto por los derechos de los demás.
9.- El amor al trabajo.
Según Gerónimo esas 9 reglas o características pueden ser asimiladas a los 10 Mandamientos que la Biblia enseña como reglas básicas para lograr la salvación de nuestra alma, pero como aquí estamos tratando de temas mundanos, Gerónimo las denomina como Reglas de Actitud.
Si alguien quiere establecer paralelos entre estas Reglas de Conducta Social, y los 10 Mandamientos religiosos, bienvenido; podría resultar un complemento al escrito.
Es interesante hacer notar, nos afirma Gerónimo, como en los países pobres solo una muy pequeña parte de la población sigue estas Reglas en su vida diaria.
Quiere también, resaltar la tendencia mexicana a emitir Leyes y Reglamentos como si ahí estuviera la solución al problema.
La solución no es ‘ir por los legalismos’, no se van a resolver los problemas de desarrollo con más Leyes, ‘para progresar’ basta con que todos cumplamos con las 9 Reglas de Actitud.
No somos pobres porque a nuestro país le falten recursos naturales o le sobren Leyes, o porque la naturaleza haya sido cruel con México.
Somos pobres, simple y sencillamente por nuestra actitud y porque nos ha faltado ‘carácter’ (por decirlo de esa manera) para cumplir con esas Reglas Básicas.
Veámoslas una por una.
1.- Lo Ético como principio básico. Estamos muy lejos de que la ética rija nuestras vidas, los mexicanos llevamos una perenne doble vida, una vida pública, basada en el engaño, la transa, la explotación, y una vida privada fundamentada en la hipocresía.
Lo que no cuesta y que –de inmediato- se podría hacer y podría ser el inicio de ese ‘cambio de actitud’ tan necesario sería la modificación de conductas y comportamiento cívico que a diario percibimos y que podrían modificarse, siempre y cuando queramos, siempre y cuando se ‘tenga la voluntad’ ya que muchas de ellas, simplemente son ‘costumbres’ que se han olvidado y que podrían ‘revivirse’ adecuadas a los tiempos actuales y con visión a futuro.
No tenemos que remitirnos a la historia y ‘buscar’ personajes cuya vida nos guíen, simplemente indica, analicemos nuestras circunstancias habituales y con prontitud encontraremos que una de ellas, una de esas costumbritas folclóricas y malsanas es simple y sencillamente, el desechado uso de esquinas predeterminadas para el asenso y descenso de pasaje de los vehículos de servicio publico que se ocupan cotidianamente y a todas horas de ‘transportar’ las humanidades ‘llenitas’ y hasta rechonchas de los mexicanos y mexicanas de la clase humilde y trabajadora, junto con la plebe menesterosa, grosera y desocupada.
En cualquier sitio se hacen paradas para subir y bajar pasaje, indiscriminadamente, sin importar el lugar, el tráfico o las condiciones atmosféricas, pero eso sí con gran ‘tino’.
Si hay un único charco ahí, precisamente ahí, es en donde se detendrá el transporte, si hay muchos, elegirá el más de su ‘gusto’ pero jamás, hará nada por evitarlos; está en su naturaleza, no se puede pedir, ni esperar ‘que piensen’.
Y no crean que Gerónimo utiliza el plural solamente por que le dio su gana, sino por que es un hecho de la vida cotidiana y de los menesteres del transporte el que el ‘chofer’ no va sólo, sino siempre está acompañado del ‘garrapata’ (porque garra pata, garra pierna, garra todo) que con el mas florido vocabulario dirige a los pasajeros iniciando con el consabido grito insolente de “tras ai lugar”.
Estos ‘chafiretes’ sean de ‘combi’, ‘pesera’ o ‘bus’ han propiciado que el pasajero sea flojo e incapaz de mover su tortera o taquera humanidad unos cuantos centímetros y de que tengan precisa y exacta conciencia de donde deben bajarse, del punto exacto, preciso, matemáticamente calculado en retrasados procesos mentales, en el que deben ‘descolgarse elegantemente’ del transporte o ‘abordar’ el mismo.
Todas estas acciones, actos malabares y demás, son presenciados con inmutabilidad de estatua de Juárez por los impávidos guardianes uniformados que hacen uso del silbato como si les pagaran por el desgaste de la boquilla y que ‘pululan’ por todas partes, haciendo inútil vigilancia, porque nadie sabe que o a quien vigilan, siempre están ‘papando moscas’, aunque ejercitando sus brazos como lo hiciera en sus buenos tiempos Chafasneger; son la envidia de cualquier aficionado a los pilates, o a los aigrobics y el ideal de los árbitros de futbol de primera división.
¿No sería fácil corregir esto? ¿Acaso se requiere mucha inversión?

Para nada. Solo falta lo que ponen las gallinas, pero parece que no hay quien o ‘tenga’ o se ‘anime’ a utilizar.
Reglamentar el asenso y descenso de pasaje, distribuir ‘inteligente y ordenadamente’ las esquinas o los lugares en donde se deben hacer estas maniobras no se ven cosa del otro mundo, y si lo fuera, se podría solicitar la colaboración de Jaime Mauzán para que seres de otros mundos (que viven y se ‘aparecen’ en México, hagan algo útil) y cooperen con nuestras autoridades y no nomás aparezcan en la Tele para asustar a los niños.
En seguida se reglamentarían esas mismas maniobras, prohibidas por supuesto, en el interior del Anillo Periférico en donde circula el transporte público sin ningún recato o prudencia, en su eterna lucha por ‘ganar’ pasaje, y se acabarían los congestionamientos resultantes debajo de cualquier puente o paso a desnivel, en donde, además de las maniobras referidas, hay abundancia de puestos y vendedores ambulantes que hacen más complicadas y peligrosas esas maniobras del transporte público, sin contar con que ‘como hay sombrita’ se convierten en propiedad privada y se hacen ‘bases’ de transportistas que se la pasan ‘arreglando’ sus desvencijados vehículos y en donde siempre hay un lugar para que se estaciones la patrulla, mientras los ‘efectivos’ uniformados, (armados cual obsoletos Rambo versión 36), se retacan de tortas, tacos, guaraches, sopes y demás fritangas que ahí se expenden y que contribuyen a hacer de esos lugares un centro de contaminación auditiva, visual y ‘olorotiva’.
Y no digan nada de las escuelas, en donde nunca se puede ‘circular’, aunque no es tanto por el transporte público, que si bien contribuye con un alto porcentaje al desorden, la mayor proporción de responsabilidad o irresponsabilidad la tienen los padres de los ‘educandos’, y los maestros, sobre lo cual volveremos en un instante.
El transporte público ha dejado de llamarse el ‘pulpo camionero’ más porque el término pasó de moda que porque hayan cambiado las cosas, y sigue siendo una fuente constante de conflictos, independientemente de los bretes –dizque momentáneos de tránsito-, y del estorbo que representan para automovilistas y peatones, por la constante e interminable lucha interna por las concesiones o las rutas que todo se pelean como oro molido.
Las autoridades nada hacen, se limitan a ‘esperar’, mientras el observador casual se da cuenta de que a todas horas hay una proliferación impresionante de transporte público circulando y otra porción no menos importante, estacionadas en todas partes sin estar ‘en servicio’.
Las calles se han convertido en estacionamientos sin paga de cualquier ‘línea’ de transporte, que irónicamente, impiden la circulación.
Los vehículos no pueden circular por la cantidad de automóviles, camioncitos, camiones o cualquier tipo de transporte motorizado estacionados en ambos lados de las calles. (si no juera porque ‘oficialmente’ semos del tercer mundo, tamos ministrando nuestra riqueza, y en vías de ir al primero, no lo creeríamos).
Aparentemente, los concesionarios del transporte público no tienen limitación alguna y mientras más unidades puedan mandar a la circulación más mandan; no importa que en un tramo cualquiera haya 10 o hasta 12 vehículos con uno o dos pasajeros, o sin ninguno; circulan y circulan en su constante y feroz batalla por ‘ganar pasaje’.
¿No habrá por aí alguien con dos o tres centavos de cerebro que pueda regular este caos y distribuir los vehículos en forma más equilibrada y racional?
¿Acaso a todas horas hay la misma enorme cantidad de gente utilizando el transporte público?, no lo creemos, pues de otra forma, se verían los vehículos completamente llenos, como Basílica en pleno 12 de diciembre.
Mas, mucho más se podría decir de este problema urbano, semi urbano, rural y silvestre, pero el caso es que no se ‘
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconEl Primer ensayo nuclear sobre ciudades en II guerra Mundial
«Aliados», haciéndose formal el 2 de septiembre con la firma del acta de capitulación. Con la rendición de Japón concluyó la Guerra...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconCon una formación por completo insuficiente, rehén de fuerzas políticas...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconNo basta acumular riquezas para crear una Patria: Cartago no lo fue....

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconEl movimiento por la paz da por terminada la vieja diplomacia y se...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconResumen : Se presentará un panorama mundial de la visión sobre la...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconTodo el siglo XX estuvo dominado por la política la oposición capitalismo-socialismo...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconEl siglo XX fue una época de cambios ya que todo el siglo estuvo...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial icon¿Por qué el Gobierno firma un contrato con Eximbank a una tasa máxima...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconConcepto: La Guerra de los mil días fue una guerra civil que asoló...

1946, era una nación destrozada, arrasada por las bombas y con una enorme mayoría de ancianos y niños, la juventud fue consumida por la II guerra Mundial iconSeguramente más de una vez has pensado en presentar una reclamación...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com