Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo






descargar 26.54 Kb.
títuloKant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo
fecha de publicación14.08.2015
tamaño26.54 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos

Inmanuel Kant .- Primer artículo definitivo para la paz perpetua

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo.

Tales características no se corresponden a lo que hoy denominamos república, puesto que existen repúblicas democráticas y no democráticas.

Tales características se corresponderían a lo que hoy denominamos constitución o sociedad democrática (en contraposición a la democracia directa que critica Kant en el texto), ya adopte la forma de una república democrática o de una monarquía democrática.

También muestra cómo una constitución republicana – con tales características- favorece la paz perpetua entre los estados.

La constitución civil de cada Estado debe ser republicana


La constitución republicana es aquella establecida de conformidad con los principios, 1. º de la libertad de los miembros de una sociedad (en cuanto hombres), 2.º de la dependencia de todos respecto a una única legislación común (en cuanto súbditos) y 3.º de la igualdad de todos los súbditos (en cuanto ciudadanos): es la única que deriva de la idea del contrato originario y sobre la que deben fundarse todas las normas jurídicas de un pueblo. La constitución republicana es, pues, por lo que respecta al derecho, la que subyace a todos los tipos de constitución civil.

Kant establece los principios en que se asienta lo que él denomina constitución republicana:


1º Libertad: En contraposición a la sociedad estamental que pervive desde la edad media y a la esclavitud que pervive desde el fondo de los tiempos)

2º Una única ley para todos: En contraposición a la sociedad estamental con leyes para cada estamento.

3º Igualdad de los ciudadanos ante la ley.

Solo una constitución que reúna estas características estaría en consonancia con el contrato originario (en el que los individuos renuncian a su libertad natural individual y deciden someterse por igual a una ley que sea la expresión de la voluntad general, pasando de la libertad natural a la libertad jurídica).

Las restantes normas jurídicas deben asentarse sobre este tipo de constitución. Por tanto es la única que puede subyacer a la sociedad civil (civilizada, propia de ciudadanos libres)

Nota.- Para Kant las mujeres y los asalariados no tienen derecho a votar en las elecciones, son ciudadanos pasivos, con escasa voz y sin voto. Las mujeres carecerían de derechos de ciudadanía sólo por ser mujeres: y ambos, mujeres y asalariados no son considerados ciudadanos de derecho por no tener la suficiente independencia económica - dependen de otros para subsistir. Sólo los ciudadanos activos tienen derecho al voto: restringe el derecho de ciudadanía a partir de datos empíricos como el sexo o la posesión de propiedad (igual que lo hicieron Aristóteles, Hegel, Schopenhauer...).

Hay que preguntarse, además, si es también la única que puede conducir a la paz perpetua.

La constitución republicana, además de tener la pureza de su origen, de haber nacido en la pura fuente del concepto de derecho, tiene la vista puesta en el resultado deseado, es decir, en la paz perpetua.


Kant se pregunta si además de estas cualidades y por tenerlas, la constitución republicana permite alcanzar la paz perpetua entre los estados.

Kant atribuye a la constitución republicana similares características a las de los preceptos de su ética formal: Libertad, universalidad y autonomía.




Si es preciso el consentimiento de los ciudadanos (como no puede ser de otro modo en esta constitución) para decidir si debe haber guerra o no, nada es más natural que se piensen mucho el comenzar un juego tan maligno, puesto que ellos tendrían que decidir para sí mismos todos los sufrimientos de la guerra (como combatir, costear los gastos de la guerra con su propio patrimonio, reconstruir penosamente la devastación que deja tras sí la guerra y, por último y para colmo de males, hacerse cargo de las deudas que se transfieren a la paz misma y que no desaparecerán nunca (por nuevas y próximas guerras): por el contrario, en una constitución en la que el súbdito no es ciudadano, en una constitución que no es, por tanto, republicana, la guerra es la cosa más sencilla del mundo, porque el jefe del Estado no es un miembro del Estado sino su propietario, la guerra no le hace perder lo más mínimo de sus banquetes, cacerías, palacios de recreo, fiestas cortesanas, etc., y puede, por tanto, decidir la guerra, como una especie de juego, por causas insignificantes y encomendar indiferentemente la justificación de la misma, por mor de la seriedad, al siempre dispuesto cuerpo diplomático.

Kant avanza que una constitución republicana es una forma de gobierno representativa de la voluntad general de los ciudadanos.

Basándose en este concepto elabora el argumento de por qué considera que la constitución republicana conduce a la paz perpetua:

Sería necesario el consentimiento de los ciudadanos para decidir ir a la guerra. Y considera que los ciudadanos se lo pensarán mucho antes de decidir la guerra contra otro estado, por las consecuencias negativas de todo tipo que una guerra arrastraría para ellos.




Al contrario, en un estado que no sea representativo, el gobernante podrá decidir la guerra como un juego o si, con ello, obtiene un beneficio para sí, aunque sea un desastre para sus súbditos, encargando la justificación de dicha decisión al cuerpo diplomático.


Para que no se confunda la constitución republicana con la democrática (como suele ocurrir) es preciso hacer notar lo siguiente. Las formas de un Estado (civitas) pueden clasificarse o por la diferencia en las personas que poseen el supremo poder del Estado o por el modo de gobernar al pueblo, sea quien fuere el gobernante.

Con la primera vía se denomina realmente la forma de la soberanía (forma imperii) y sólo hay tres formas posibles, a saber, la soberanía la posee uno solo o algunos relacionados entre sí o todos los que forman la sociedad civil conjuntamente (autocracia, aristocracia y democracia, poder del príncipe, de la nobleza, del pueblo).

La segunda vía es la forma de gobierno (forma regiminis) y se refiere al modo como el Estado hace uso de la plenitud de su poder, modo basado en la constitución (en el acto de la voluntad general por el que una masa se convierte en un pueblo): en este sentido la constitución es o republicana o despótica.

Clarificar la diferencia entre constitución republicana y democracia: Hay que tener en cuenta que tales términos tenían diferente significado en la época de Kant:

Su término República no se correspondería con el uso actual del término República, puesto que existen repúblicas representativas y despóticas.


Y con el término democracia no se refiere a nuestras modernas democracias representativas sino a las antiguas democracias directas de la Gracia clásica.

Kant clasifica las formas de estado (civitas) atendiendo a dos criterios:


-Número de personas que detenta el poder supremo (=Forma imperii): Uno (autocracia), varios (aristocracia), todos (democracia)

- Cómo gobierna quien detenta dicho poder (=Forma regíminis): Republicana (representativa) y despótica.
El concepto kantiano de constitución republicana encajaría en lo que hoy denominamos democracia parlamentaria, adopte esta la forma de republica (Francia, Italia, Portugal) o de monarquía constitucional (España, Reino Unido, Holanda),

Con el término democracia Kant se está refiriendo a las democracias directas de la Grecia clásica no sometidas a una constitución y sin separación de poderes.

El republicanismo es el principio político de la separación del poder ejecutivo (gobierno) del poder legislativo; el despotismo es el principio de la ejecución arbitraria por el Estado de leyes que él mismo se ha dado, con lo que la voluntad pública es manejada por el gobernante como su voluntad particular.

El modo republicano se caracteriza por la separación del poder ejecutivo del legislativo (y porque el gobierno es representativo de la voluntad general) , en tanto que en el modo despótico no hay separación de poderes y se da una ejecución arbitraria por parte del Estado de las normas que él mismo se dicta.




De las tres formas de Estado, la democracia es, en el sentido propio de la palabra, necesariamente un despotismo, porque funda un poder ejecutivo donde todos deciden sobre y, en todo caso, también contra uno (quien, por tanto, no da su consentimiento), con lo que todos, sin ser todos, deciden; esto es una contradicción de la voluntad general consigo misma y con la libertad.

Kant se está refiriendo a la democracia directa en la que todos legislan y todos ejecutan con lo que no se puede dar separación de poderes ni gobierno representativo.

Por eso considera que la democracia (directa) es esencialmente despótica.


Toda forma de gobierno que no sea representativa no es una forma de gobierno, porque el legislador no puede ser al mismo tiempo ejecutor de su voluntad en una y la misma persona (como, en un silogismo, la premisa mayor que expresa lo universal no puede desempeñar al mismo tiempo, la función de la premisa menor, que subsume lo particular en lo universal) ;

El gobierno debe ser representativo de la voluntad de otro, la voluntad general.

Si no es representativo es necesariamente despótico, porque ejecuta la ley que él mismo se da, es decir, es arbitrario.

(Pone como ejemplo lo que ocurre en un silogismo, en el que falta la premisa mayor que expresa lo universal).


Y si bien las otras dos constituciones son siempre defectuosas, en el sentido de que dan lugar a una forma de gobierno no representativa, es en ellas posible la adopción de un modo de gobierno de acuerdo con el espíritu de un sistema representativo, como, por ejemplo, Federico II al decir que él era simplemente el primer servidor del Estado, mientras que la constitución democrática, por el contrario, lo hace imposible porque todos quieren ser soberano (Herr).

Considera que tanto la autocracia (gobierno de uno solo), como la aristocracia (gobierno de varios) puede ser no representativa (y por ello, serían defectuosas), pero en ellas es posible el tránsito a la representatividad.

Sin embargo tal tránsito es imposible en el gobierno de todos, en la democracia directa.


Se puede decir, por consiguiente, que cuanto más reducido es el número de personas del poder estatal (el número de Herrscher) y cuanto mayor es la representación que ostentan los que gobiernan, tanto más abierta está la constitución a la posibilidad del republicanismo y puede esperarse que se llegue, finalmente, a él a través de sucesivas reformas.

Por esta razón, llegar a esta única constitución totalmente jurídica resulta más difícil en la aristocracia que en la monarquía e imposible en la democracia, a no ser mediante una revolución violenta.

Pero el pueblo tiene más interés, sin comparación, en el modo de gobierno que en la forma de Estado (aun cuando la mayor o menor adecuación de ésta a aquel fin tiene mucha importancia).

Si la forma de gobierno ha de ser, por tanto, adecuada al concepto del derecho, deberá fundarse en el sistema representativo, único capaz de hacer posible una forma republicana de gobierno; de otro modo, sea cual fuere la constitución del estado, el gobierno será siempre despótico y arbitrario.

Cuantos menos son los que gobiernan y más los gobernados es más fácil que progresivamente el gobierno se vaya convirtiendo en representativo y por tanto adopte la forma del republicanismo a través de sucesivas reformas.

Las reformas y cambios hacia la representatividad y el republicanismo son mucho más fáciles cuando gobierna uno solo (monarquía), más difíciles cuando gobiernan varios (aristocracia) y mucho más difíciles ( a no ser mediante una revolución) cuando son todos los que gobiernan, como es el caso de las democracias directas.


10703.doc Página de

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconLos Estados de la república adoptarán, para su régimen interior,...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconDivisión de poderes, algunas libertades individuales y deberes de los funcionarios de gobierno

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconDivisión de poderes, algunas libertades individuales y deberes de los funcionarios de gobierno

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconLa Norma que rige estas relaciones es la Ley Orgánica del Trabajo...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconProposición de ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona...
«el derecho a la protección de la salud» y encomienda a los poderes públicos «organizar y tutelar la salud pública a través de medidas...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo icon2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconEl Secretario Judicial ante la Ley 13/2009, de 3 de noviembre, de...
«Master» en la llamada «fase preliminar», desde el año 1867, que ha supuesto en el año 1969 que de los 96. 140 asuntos hayan pasado...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconI. Introducción. Justificación metodológica. II. Definición del sistema...

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconConcepto Formal de las Funciones y la División de Poderes

Kant enuncia las características de lo que denomina constitución republicana: Libertad de los ciudadanos, legislación única, igualdad ante la ley, división de poderes, gobierno representativo iconEl art. 92 de la ley 11. 683 que autoriza a la A. F. I. P. a disponer...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com