Bibliografía milagros vivientes






descargar 313.62 Kb.
títuloBibliografía milagros vivientes
página9/9
fecha de publicación13.08.2015
tamaño313.62 Kb.
tipoBibliografía
ley.exam-10.com > Ley > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9

REFLEXIONES

Después de todo lo que hemos visto en las páginas anteriores, podemos concluir sin temor a equivocarnos que los milagros SÍ existen. Ahí está el maravilloso milagro de Calanda o el milagro de la carne y sangre de Lanciano o los milagros reconocidos por la Comisión internacional de médicos de Lourdes o los reconocidos por la Congregación para las causas de los santos, después de exhaustivos procesos de investigación. Supongamos que, quizás, alguno de ellos no estuvo bien documentado; pero eso no podría decirse de todos y cada uno, pues en muchos casos ha habido restitución de la nada de partes orgánicas del cuerpo humano.
Algo parecido podemos decir de los milagros de la incorrupción de los cuerpos de algunas santos, sobre todo, de Charbel Makhluf o de las lágrimas de la Virgen, sobre todo, en el caso bien documentado de Siracusa y Akita en Japón. Así pues, podemos decir bien seguros que los milagros se dan por una intervención especial de Dios, que manifiesta su poder, frecuentemente, para premiar la fe de sus hijos y su confianza en Él. Por supuesto que milagros hay a cientos cada año, y no sólo en Lourdes y Fátima o los reportados para las causas de beatificación o canonización. Hay miles y miles de milagros, verdaderos milagros, hechos a personas particulares que no pueden ser suficientemente documentados y que nunca podrán ser reconocidos. Y, sobre todo, están esos otros milagros de la conversión instantánea de personas ateas que, ante la presencia abrumadora de Dios, se convierten y cambian de vida y se dedican totalmente a su servicio. Sobre esto, he escrito otro libro Ateos y judíos convertidos.
Pero algunos seguirán sin creer, porque para el que no tiene fe, mil pruebas no constituirán una certeza. Muchos ateos y agnósticos niegan los milagros por principio. De modo que, si les presentan uno, procurarán a toda costa dar explicaciones o, al menos, decir que hay que esperar a que la ciencia avance un poco más y se pueda explicar en el futuro lo inexplicable de hoy. Esto es como decir que nunca aceptarán un milagro, porque no puede existir. Según ellos, las leyes naturales son inmutables y, por tanto, no admiten excepciones.
Claro que, si no aceptan la existencia de Dios, nadie puede alterar estas leyes. Pero deben ser sinceros y decir: Hay un principio científico que dice que de la nada no sale nada. En este caso, hay una creación de la nada de músculos, nervios, piel... De acuerdo a lo que conocemos de la naturaleza, ¿es eso posible naturalmente? Se dice que la experiencia es madre de la ciencia. En este libro hemos presentado muchos milagros inexplicables para la ciencia, ¿por qué no reconocen la experiencia de los milagros para aceptar que sí existen?
Hay un principio que dice: Contra facta non valent argumenta (contra los hechos no valen los argumentos). Por tanto, los que niegan los hechos milagrosos, están equivocados.
En el siglo XIX había muchos incrédulos, como el célebre neurólogo francés Charcot, que pedía a gritos que le mostraran milagros de piernas y brazos cortados. Decía: Al consultar el catálogo de curaciones, llamadas milagrosas, nunca he podido comprobar que la fe haya hecho reaparecer un miembro amputado... Ambrogio Donini decía: Ni siquiera los más ingenuos se atreven ya a sugerir “milagros” que sean auténticamente “sobrenaturales”, tales como la reaparición de piernas y brazos amputados... Félix Michaud decía también: Ningún creyente tendría la ingenuidad de solicitar la intervención divina para que una pierna cortada vuelva a aparecer. Un milagro de este género que quizás resultara decisivo, nunca se ha comprobado. Y se puede decir con toda tranquilidad que nunca lo será72.
Precisamente, parece que Dios, con el milagro de Calanda, hubiera querido responderles. El hecho está ahí y puede ser investigado hoy por todos los que sinceramente buscan la verdad. Y, si existe un milagro, pueden existir muchos más.


La medicina no conoce ninguna enfermedad que, al menos una vez, no haya tenido en Lourdes una curación instantánea y verificada por las comprobaciones científicas de la Oficina médica internacional

(Doctor Augusto Vellet)


CONCLUSIÓN

La cuestión sobre si existen los milagros, es muy simple: o Dios existe o no existe. Si Dios no existe, asunto terminado, la religión no es más que una forma supersticiosa del absurdo y no hay motivo para volver sobre el tema, salvo, como recordatorio, en algún Congreso de neurología. Pero si Él existe, entonces todo es posible, incluso lo que creemos imposible. Si Él existe, ¿por qué no podría manifestarse a Moisés en el Sinaí o en la zarza ardiente? ¿Por qué no podría enviar a un ángel a visitar a una joven de Nazaret, que iba a ser la madre de Jesús? ¿Por qué no podría hablar a quien quiera y cuando quiera? ¿Por qué no podría manifestar su amor en el momento menos pensado, como se lo manifestó al gran ateo convertido, André Frossard?
En una palabra, si Dios existe y nos ama, ¿por qué no podría manifestar su amor a sus hijos por medio de milagros espectaculares? Por eso, como diría André Frossard: Hay otro mundo. Su tiempo no es nuestro tiempo: su espacio no es nuestro espacio, pero existe. No se puede situar su residencia en ningún lugar de nuestro universo sensible: sus leyes no son nuestras leyes, pero existe… Ese mundo existe. Es más bello de lo que llamamos belleza y más luminoso que lo que llamamos luz… Y hacia ese mundo, donde tiene lugar la resurrección de los cuerpos, todos nos dirigimos73. Sí, hay otro mundo. Y no hablo de él por hipótesis, por razonamiento o de oídas. Hablo por experiencia74.
Ojalá que todos lleguemos a convencernos de la existencia de ese mundo espiritual, donde habita Dios para que, creyendo en su amor, podamos aceptar los milagros de su amor. Les sugiero que, cuando tengan algún problema insoluble humanamente, acudan a este Dios amor, que se sentirá muy feliz de hacer un milagro, si se lo piden con fe.
A todos les deseo lo mejor: una fe rica y abundante con un corazón lleno de amor.
P. Ángel Peña O.A.R.

Parroquia La Caridad

Pueblo Libre

LIMA-PERÚ

BIBLIOGRAFÍA

Alfano G. B., Le spine della corona di N.S. Gesù Cristo venerate in Italia, Napoli, 1932.

Alfano G. B., Su la santa spina della corona di Gesù Cristo, Napoli, 1999.

Allegri R., I miracoli di Padre Pio, Ed. Mondadori.

Anson Francisco, Tres milagros para el siglo XX, Ed. Palabra, Madrid, 1994.

Carrel Alexis, Un viaje a Lourdes, Ed. Iberia, Barcelona, 1957.

Cavatorti Pierluigi, Le Guarigioni a Loreto, Ed. Aniballi, Loreto, 2001.

Composta Darío, Catorce milagros del siglo XX, Ed. Rialp, Madrid, 1992.

Dozous R., La Grotte de Lourdes, Paris, 1874.

Estartús Rafael, La sábana santa bajo la lupa de la ciencia, Ed. Universidad de Piura, 2002.

Estella Zalaya Eduardo, El milagro de Calanda, Zaragoza, 1972.

Estrade J.B., Le apparizioni di Lourdes, Ed. Paoline, Catania, 1966.

Frossard André, ¿Hay otro mundo?, Ed. Rialp, Madrid, 1981.

Frossard André, Dios existe, yo me lo encontré, Ed. Rialp, Madrid, 2001.

Gaeta Saverio, La Madonna è tra noi, ecco le prove, Ed. Piemme, 2003.

Gaeta Saverio, Miracoli, Ed. Piemme, 2004.

Giovetti P., Teresa Neumann, Ed. Paoline.

Huertas M., Marthe Robin, la stigmatizée, Ed. Centurio.

Jonston Francis, Alexandrina, Veritas Publications, Dublín, 1979.

Ladame J.-Duvin R., I miracoli eucaristici, Ed. Dehoniane, Roma, 1995.

Lama Manuel Ramón, Teresa Neumann, Librería espiritual, Quito, 1974.

Lapple A., I miracoli di Lourdes, Ed. Piemme.

Lapple A., I miracoli: documenti e archivi, Ed. Piemme.

Lapple A., Inchiesta sui grandi miracoli della storia, Ed. Piemme.

Laurentin Rene, Realta di Lourdes, Ed. Marietti, Turín, 1957.

Mangiapan T., Lourdes: miracoli e miracolati. Tipografia della Grotta.

Mckenna Briege, Los milagros si ocurren, Ed. Hispasa, El Salvador, 1991.

Messori Vittorio, El gran milagro, Ed. Planeta, Barcelona, 2001.

Messori Vittorio y Cammilleri Rino, Gli occhi di Maria, Ed. Rizzoli, Milán, 2003.

Miglioranza Contardo, Charbel Makhluf, Librería espirtitual, Quito.

Molinari P., I miracoli nelle cause di beatificazione e canonizazione en Civilta Católica, 3079, año 1978, pp. 22-23.

Peyret Raymond, Marta Robin, Ed. Eafit, Medellín, 1984.

Resch Andreas, Miracoli dei beati (1983-1990), Ed. Vaticana, 1999.

Resch Andreas, Miracoli dei beati (1983-1995), Ed. Vaticana.

Resch Andreas, Miracoli dei beati (1991-1995), Ed. Vaticana.

Rossetti Felice, Una delle piu grandi meraviglie, Ed. Periccioli, Siena, 1965.

Ruelli A., II miracolo eucaristico di Siena, Poliglota Vaticana.

Sommaciccia B., El milagro eucarístico de Lanciano, Librería espiritual, Quito, 1990.

Tatsuya Shimura, La Vierge Marie pleure au Japon, Ed. du Parvis, 1985.

Tentori Angelo María, La bella signora delle Tre fontane, Ed. Paoline, Milano, 2000.

Vigorelli Piero, Miracoli, Ed. Piemme, 2002.

Yasuda Teiji, Notre Dame d’Akita, Ed. du Parvis, 1987.

Zanchin Mario, Miracoli straordinari, Ed. del Noce, Camposampiero, 2001.


1 Zanchin Mario, Miracoli straordinari, Ed. del Noce, 2001, p. 131. También puede leerse a Gaeta Saverio, Miracoli, Ed. Piemme, 2004, pp. 71-80.

2 Vigorelli Piero, Miracoli, Ed. Piemme, 2002, pp. 23-29.

3 ib. p. 39-42.

4 Composta Darío, Catorce milagros del siglo XX, Ed. Rialp, Madrid, 1992, pp. 203-222.

5 Resch Andreas, Miracoli dei beati (1983-1990), Ed. Vaticano, 1999, pp. 137-140.

6 Vigorelli Piero, o.c., pp. 73-77.

7 Vigorelli Piero, o.c., pp. 222-227.

8 Resch Andreas, o.c., pp. 90-93.

9 Composta Darío, o.c., pp. 141-156.

10 i.b., pp. 157-166.

11 Testimonio aparecido en el boletín Nº 127 del año 2002, publicado por las carmelitas descalzas de Aldehuela (Madrid). Puede verse también en internet www.iespana.es.


12 Gaeta Saverio, o.c., pp. 65-70.

13 ib. pp. 141-150.

14 ib. pp. 131-140.

15 ib. pp. 57-64.

16 ib. pp. 37-46.

17 ib. pp. 47-56.

18 ib. pp. 91-100.

19 ib. pp. 151-163.

20 ib. pp. 101-110. Puede verse en internet www.histamar.com.ar.

21 Composta Darío, o.c., pp. 179-190.

22 Sobre santos incorruptos puede consultarse www.aciprensa.com/incorruptos.htm; www.catholic.net y también www.corazones.org/santos_temas/incorruptos2.htm. En estas páginas web se habla de unos 45 santos incorruptos, que hay en la actualidad, y se ven fotos de algunos de ellos. Se da también información de libros donde pueden ampliar la información.

23 Miglioranza Contardo, Charbel Makhluf, Librería espiritual, Quito, p. 212.

24 ib. p. 217.

25 ib. p. 218.

26 Puede leerse el libro de Aste Tonsmann, El secreto de sus ojos, Ed. Tercer milenio, México.

27 Puede leerse el libro Il medico di fronte ai miracoli, Editorial san Paolo, redactado por la Asociación de médicos italianos. También se puede ver con provecho lo que dice www.fluvium.org

28 Messori Vittorio, El gran milagro, Ed. Planeta, Barcelona, 2001, pp. 42-45.

29 Zanchin Mario, o.c., pp. 66-67.

30 Messori Vittorio, o.c., p. 187.

31 Zanchin Mario, o.c., pp. 70-71.

32 Theillier Patrick, Lourdes, Ed. EDB, Bologna, 2002, pp. 19-20.

33 ib. p. 69-70.

34 Puede leerse para ampliar la información Historia das Apariçoes en revista Fátima, altar do mundo de José Galamba de Oliveira, Ed. ocidental, Oporto, 1954, pp. 95-97; el libro Nossa Señora de Fatima, de Luiz Gonzaga Ayres de Fonseca, Ed. Vozes, Petropolis, 5 edición, 1954, pp. 91-93; el libro Profecías para América y el mundo de Correa de Oliveira, impreso en Chile en 1987 por TFP p. 77.

35 Colin-Simard Annette, Las apariciones de la Virgen, Ed. Palabra, Madrid, 1996, pp. 160-163. Ver también www.fatima.org y el libro Novos Documentos de Fatima, Ed. Loyola, San Paulo, 1984.

36 Puede verse la página web del Santuario de las lágrimas de Siracusa: www.diocesi.siracusa.it y el libro de Salvatore Giardina, il pianto di Maria a Siracusa, publicado en 1971.

37 Gaeta Saverio, La Madonna è tra noi, ecco le prove, Ed.. Piemme, 2003, p. 76.

38 ib. p. 37.

39 Puede leerse: Notre Dame d’Akita de Teiji Yasuda, Ed. du Parvis, 1987; La Vierge Marie pleure au Japon de Shimura Tatsuya, Ed. du Parvis, 1985.

40 Varios, Lacrime di sangue, Ed. Internazionale, Torino, 2005, p. 8. Este dossier es publicado para certificar el hecho milagroso.

41 En la parroquia editan la revista bimestral La Madonnina di Civitavecchia.

42 Puede leerse el libro de Vittorio Messori y Rino Cammilleri, Gli occhi di Maria, Ed. Rizzoli, Milán, 2003.

43 Zanchin Mario, o.c., pp. 195-196.

44 Zanchin Mario, o.c., pp. 200-203.

45 Messori Vittorio, Los desafíos del católico, Ed. Planeta, Barcelona, 2002, pp. 179-180.

46 Zanchin Mario, o.c., pp. 202-205. También puede leerse el libro de A. Ruelli, il miracolo eucaristico di Siena, Ed. Poliglota Vaticana.

47 Sammaciccia Bruno, El milagro de Lanciano, Librería espiritual, Quito, 1978, pp. 20-21.

48 Puede leerse sobre ella el libro de Joannes Steimer, Teresa Neumann, Ed. Herder, 1991 y el de Manuel Ramón Lama, Teresa Neumann, Librería espiritual, Quito, 1974.

49 Messori Vittorio, Los desafíos del católico, Ed. Planeta, Barcelona, 2002, pp. 181-185.

50 Bob y Penny Lord, Éste es mi cuerpo, ésta es mi sangre, Ed. Journeys of faith, 1987, p. 193.

51 Puede leerse el libro de Peyret Raymond, Marta Robin, Ed. Eafit, Medellín, 1984.

52 Alfano Giovanni Batistta, Su la santa spina della corona di Gesù Cristo che si venera nel monastero delle carmelitane scalze dei SS Teresa e Giuseppe in S. Maria sui monti ai Ponti Rossi in Napoli, Napoli, 1999.

53 Alfano G.B., Le spine della corona di N.S. Gesù Cristo venerate in Italia, Napoli, 1932.

54 Dice exactamente: Ferunt etiam ipsas coronae sentes quasi virides apparere; quae tamen si videantur aruisse foliis, quotidie tamen revirescere virtute divina (Liber in gloria martyrum, Monum. Germ. historica – Scriptorum rerum merovingiarum, Ed. Krusch, tomo I, Hannover, 1885 p. 492; II 19-20).

55 Puede verse la revista Scienza e fede, Vol III, Napoli, pp. 293-297.

56 Pietro Amiani, Memorie istoriche della città di Fano, Ed. Leonardi, 1751, p. 123.

57 Hech 9.

58 Puede leerse el libro de Angelo María Tentori, La bella signora delle Tre fontane, Ed. Paoline, Milano, 2000.

59 García Morente Manuel, El hecho extraordinario, Ed. Rialp, Madrid, 2002.

60 André Frossard, ¿Hay otro mundo?, Ed. Rialp, Madrid, 1981, pp. 32-36.

61 ib. pp. 40-44.

62 ib. p. 23.

63 Estartús Rafael, La sábana santa bajo la lupa de la ciencia, Universidad de Piura (Perú), 2002, p. 88.

64 Puede verse más sobre la sábana santa en la página web oficial www.sindone.org.

65 Messori Vittorio, o.c., p.78.

66 ib. p. 79.

67 ib. pp. 80-82.

68 ib. pp. 95-98.

69 ib. pp. 112-113.

70 ib. p. 145.

71 ib. p. 152.

72 ib. pp. 33-34.

73 Frossard André, ¿Hay otro mundo?, Ed. Rialp, Madrid, 1981, p. 152.

74 ib. p. 12.

1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Bibliografía milagros vivientes iconExcma. Sra. Dª Milagros marcos ortega

Bibliografía milagros vivientes iconActa de asamblea de constitucion de la fundacion mil. Agros, cuya sigla es “milagros”

Bibliografía milagros vivientes iconResumen de remate y Corretaje AÑO 2015 Palmero, M. Milagros do se...

Bibliografía milagros vivientes iconEstuve como Alcalde en San Pedro de Los Milagros y allí Encontré una estatua de Bolívar

Bibliografía milagros vivientes iconLiteratura cortesana, aparecen los temas de la Virgen y su mediación en los milagros

Bibliografía milagros vivientes icon6. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía milagros vivientes iconBibliografíA p. 25

Bibliografía milagros vivientes iconBibliografía

Bibliografía milagros vivientes iconBibliografía

Bibliografía milagros vivientes iconBibliografía 27-28






© 2015
contactos
ley.exam-10.com