CÓmo podemos mejorar nuestra escritura






descargar 15.06 Kb.
títuloCÓmo podemos mejorar nuestra escritura
fecha de publicación18.09.2015
tamaño15.06 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
CÓMO PODEMOS MEJORAR NUESTRA ESCRITURA

Errores más frecuentes encontrados en las pruebas escritas de la materia de Historia de España de 2º de Bachillerato
Arcángel Bedmar

Profesor de Historia

Recomendación general: el estudio de la asignatura de Historia de España debe ser comprensivo, ya que si el alumno no entiende lo que estudia (es decir, si estudia de “memoria”), es muy difícil que el corrector pueda entender a su vez lo que el alumno ha escrito. Ya que el profesor de Historia de España evalúa el nivel de conocimientos del alumnado a través de su escritura, es necesario que ésta sea clara y correcta, y que las frases tengan un sentido lógico en la lengua castellana. Hay unas reglas de oro, aplicables no sólo a la materia de Historia de España, para hacer más comprensible lo que escribimos: utilizar oraciones simples (sujeto, verbo y predicado) en vez de compuestas, expresar en cada oración una o dos ideas como máximo, usar los tiempos simples de los verbos y la voz activa en vez de la pasiva o expresar las ideas en afirmativo en vez de en negativo. Una buena manera de mejorar nuestra expresión y redacción es a través de la lectura detenida de libros, prensa o revistas. Además, debemos releer siempre los exámenes antes de entregarlos. También ayuda a mejorar nuestra redacción y ortografía preguntar en clase todas las dudas al profesor y tener siempre, a la hora de estudiar en casa, un diccionario a mano y algún libro de ortografía de la Lengua Castellana (por ejemplo, el editado por la Real Academia Española), aunque Internet también ofrece muchas posibilidades en este sentido.
Acentuación y ortografía: debemos repasar su uso. Las reglas generales de acentuación, en líneas generales, son muy simples y sencillas: las palabras esdrújulas y sobresdrújulas se acentúan todas; las llanas si no acaban en n, s o vocal; y las agudas cuando acaban en n, s o vocal. En consecuencia, el alumno que no utiliza estas reglas es porque no quiere, no porque sea complicado. No es admisible, por tanto, que todavía haya alumnos que pongan tilde a alguna palabra sólo porque acaba en “on” (salierón, hicierón, etc.).
Los signos de puntuación tienen unas reglas de uso en castellano. De ellos depende, en gran medida, la correcta expresión y comprensión de los mensajes, pues estos signos organizan el texto escrito. Es conveniente, por tanto, repasar sus normas de uso, pues una buena parte del alumnado los utiliza a su libre (y equivocado) albedrío. Entre las incorrecciones más frecuentes está el separar en una oración el sujeto y el predicado mediante una coma. Ejemplos de incorrección:
Isabel II, fue reina de España.

Los progresistas, defendían la libertad de prensa.
No obstante, sí se puede separar el sujeto y el predicado por comas cuando utilicemos un inciso para aclarar o ampliar lo dicho. Por ejemplo:
Isabel II, hija de Fernando VII, fue reina de España.

Los progresistas, que estuvieron en el poder entre 1840 y 1843, defendían la libertad de prensa.
Párrafos: no se puede abusar del punto y aparte, pues en muchas ocasiones resta unidad y continuidad, ni tampoco escribir un solo párrafo en una página. Siempre que los contenidos de la narración sean similares o pertenezcan a la misma idea debemos de escribir usando el punto y seguido, hasta formar un párrafo. Por cara de folio, en líneas generales, no deberíamos escribir más de 4 ó 5 párrafos.
Mayúsculas y minúsculas: se cometen bastantes incorrecciones cuando se usan. Por ello, haremos las siguientes aclaraciones:

-Los meses y los días de la semana se escriben con minúsculas.

-Los gentilicios (español, francés, lucentino, etc.) se escriben con minúscula.

-Los nombres geográficos (incluidos los de los países, como España, Italia, etc.) se escriben con mayúscula.

-Después de dos puntos siempre se escribe con minúscula (aunque la mayoría del alumnado lo hace con mayúscula), a no ser que vayamos a realizar a continuación una cita textual. Por ejemplo: Fernando VII dijo: “Marchemos juntos, y yo el primero, por la senda constitucional”.

-Después de un punto y seguido o de un punto y aparte siempre hay que empezar la siguiente palabra con mayúscula.
Años: bastantes alumnos citan los años de esta forma incorrecta. Por ejemplo:
El bombardeo de Barcelona 1942 enemistó a Espartero con los progresistas.

El sexenio revolucionario 1868-1874 fue muy convulso.
Lo correcto sería colocar el año de cualquiera de estas maneras:
El bombardeo de Barcelona en 1842 enemistó a Espartero con los progresistas.

El bombardeo de Barcelona (1842) enemistó a Espartero con los progresistas.

El sexenio revolucionario (1868-1874) fue muy convulso.
Invención de palabras: hay que tener mucho cuidado con el vocabulario que se usa, pues cada vez más existen alumnos que se inventan palabras. Por ejemplo:
En 1812 se convulsó (por “promulgó”) la Constitución.
Otras veces las palabras se utilizan sin conocer su significado, con lo que expresan una idea distinta de la que en realidad pretenden. Por ejemplo:
Fernando VII murió sin trascendencia (por “descendencia”) masculina.
Supresión del verbo: quizás por una mala entendida economía del lenguaje, algunos alumnos tienden a omitir el verbo en algunas oraciones, con lo que ésta pierde su sentido o da lugar a confusión. Así, se escribe por ejemplo:
La Constitución, elaborada por los progresistas, se aprobó en 1845.Características:

La década moderada dura desde 1844 a 1954. Tres realizaciones:
Cuando lo correcto sería:
La Constitución, elaborada por los progresistas, se aprobó en 1837. Sus características principales son las siguientes:

La década moderada dura desde 1844 a 1854. En ella podemos distinguir tres realizaciones importantes:
Uso del pronombre: muchos alumnos usan con profusión los pronombres éste, ésta, éstas, etc. (suele ocurrir también con el cual o la cual), aunque de manera innecesaria o incorrecta. El problema reside en que bastantes veces el pronombre no concuerda en género y número con el nombre al que sustituye o el referente está tan lejos que es imposible dictaminar cuál es.
Olvidos: si al redactar no damos cuenta de que nos hemos dejado atrás alguna idea y ya no tenemos espacio para escribirla, lo ideal es poner una llamada con un número entre paréntesis “(1), (2), (3)…” en el lugar donde se ha producido el olvido y luego colocar esta misma llamada al final del examen. Ahí, a continuación, ya podemos anotar lo que habíamos olvidado con anterioridad.
Nota: Todos los ejemplos usados en este escrito han sido extraídos de pruebas escritas realizadas por alumnos de 2º de Bachillerato.






Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconEn este curso, los estudiantes aprenderán el proceso de escritura...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconEn un orden de lo más básico a lo más elevado, primero vienen los...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconNo podemos tolerar que exista un Japón al Sur de nuestra frontera”

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconAcorde con nuestra labor humanitaria para evitarles el sufrimiento,...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconX el derecho económico como instrumento para mejorar la calidad de vida

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconLas oficinas modernas y como mejorar los espacios y ambientes en la oficina

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura icon“Renán definió el patriotismo como el plebiscito permanente de las...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconEs solo una parte de un proyecto de mayor alcance, apunta al cambio...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconResumen Washington, como uno de los fundadores de nuestra nación,...

CÓmo podemos mejorar nuestra escritura iconResumen el artículo aborda cómo la relación entre constitucionalismo...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com