Competencias disciplinarias






descargar 128.57 Kb.
títuloCompetencias disciplinarias
página3/5
fecha de publicación30.09.2015
tamaño128.57 Kb.
tipoCompetencia
ley.exam-10.com > Química > Competencia
1   2   3   4   5



CIERRE

ACTIVIDADES Y PRÁCTICAS QUE PROMUEVEN INTEGRACIÓN DE SABERES, CONCLUSIONES. Nivel intermedio a experto.

Actividad de aprendizaje

Producto de aprendizaje/Evidencia de desempeño

Evaluación (instrumentos y ponderación)

Trabajo escrito sobre aprendizajes más significativos logrados.

Trabajo de investigación en equipos (en el aula y en internet)

Retroalimentación grupal

Plenaria grupal enfocada a la discusión del tema

Reporte individual y grupal de
Aprendizaje.

  • Rúbrica

  • Autoevaluación y heteroevaluación de aprendizajes.

CG 7.1 y CG 8.3

Recursos, equipo y material

Computadora, cartulinas, plumones y pintarrón

Fuentes de información (Bibliografía, págs. Web, otras)

Bioquimica Fundamental. Eric E. Conn y Paul Karl Stumpf, Ed. Limusa. 1976.


Fundamentos de Bioquimica. Donald VoetJudith G. VoetCharlotte W. Pratt

Ed. Médica Panamericana, 2007.

Cecytebc. 2011. Bioquímica. Laredo impresores S.A. de C.B. 115 pp.
Video: Aminoácidos y proteínas. Estructura y funciones.
https://www.youtube.com/watch?v=7mb-Wp6lZOQ





VALIDACIÓN

Elabora: Profesor (es)

ING. ANA GUADALUPE CARRILLO VELARDE


Recibe: docente que utiliza la estrategia didáctica

Avala: Coordinador académico

MC.JESUS ERNESTO OSUNA AGUIRRE


ANEXOS:



Instrumento de evaluación Rúbrica para evaluar los reportes y trabajos de investigación.


Evaluación: Formativa


Tipos de evaluación: Autoevaluación y Heteroevaluación

Fecha de evaluación:


Nombre de los alumnos que integran el equipo:





Competencias o atributos a evaluar: ( CG, CDB,CDEB):


Categoría


Excelente

10

Bueno

9- 8

Regular

7

Insuficiente

5

Dominio de los conceptos

Se identifica con claridad la idea principal y al menos cinco ideas secundarias.


Se identifica claramente la idea principal y al menos cuatro ideas secundarias


Sólo se identifican conceptos pero sin relación con la idea central.


No se identifica la idea principal, pero sí algunos conceptos.


Formato


No hay errores de gramática, ortografía y puntuación.


Se identifican menos de 5 errores de gramática, ortografía y puntuación.


Se identifican entre 5 y 10 errores de gramática, ortografía y puntuación.


Se identifican más de 10 errores de gramática, ortografía y puntuación.


Identificación


Contiene una portada con los datos de la escuela, nombre de la asignatura, los nombres de los integrantes del equipo, el tema de investigación, grupo, turno, carrera, lugar y fecha de entrega.


Contiene una portada pero le faltan 2 o menos datos de identificación.


Contiene una portada pero le faltan 4 o menos datos de identificación.


Contiene una portada pero le faltan más de 4 datos de identificación o no contiene portada.


Estructura


Contiene una introducción que define la intención del trabajo, el contexto y sintetiza los contenidos del mismo. La parte del desarrollo de la investigación con datos de al menos 2 fuentes de investigación. La parte de conclusiones individuales y por equipo y cita las fuentes de información


El reporte contiene todas las partes de la estructura, pero no cita las fuentes de información.


El informe contiene todas las partes de la estructura, pero no cuenta con introducción ni fuentes de información.


El informe carece de más de dos elementos de la estructura.


Lectura: Lípidos
Se llama lípidos a un conjunto de moléculas orgánicas, la mayoría biomoléculas, compuestas principalmente por carbono e hidrógeno y en menor medida oxígeno, aunque también pueden contener fósforo, azufre y nitrógeno. Tienen como característica principal ser insolubles en agua y sí en disolventes orgánicos como el benceno. A los lípidos se les llama incorrectamente grasas, cuando las grasas son sólo un tipo de lípidos, aunque el más conocido.


Los lípidos forman un grupo de sustancias de estructura química muy heterogénea, siendo la clasificación más aceptada la siguiente:

Lípidos saponificables: Los lípidos saponificables son los lípidos que contienen ácidos grasos en su molécula y producen reacciones químicas de saponificación. A su vez los lípidos saponificables se dividen en:

Lípidos simples: Son aquellos lípidos que sólo contienen carbono, hidrógeno y oxígeno. Estos lípidos simples se subdividen a su vez en: Acilglicéridos o grasas (cuando los acilglicéridos son sólidos se les llama grasas y cuando son líquidos a temperatura ambiente se llaman aceites) y Céridos o ceras.

Lípidos complejos: Son los lípidos que además de contener en su molécula carbono, hidrógeno y oxígeno, también contienen otros elementos como nitrógeno, fósforo, azufre u otra biomolécula como un glúcido. A los lípidos complejos también se les llama lípidos de membrana pues son las principales moléculas que forman las membranas celulares: Fosfolípidos y Glicolípidos.

Lípidos insaponificables: Son los lípidos que no poseen ácidos grasos en su estructura y no producen reacciones de saponificación. Entre los lípidos insaponificables encontramos a: Terpenos, Esteroides y Prostaglandinas.

¿Qué función desempeñan los lípidos en el organismo?
Principalmente las tres siguientes:

  • Función de reserva energética: Los lípidos son la principal fuente de energía de los animales ya que un gramo de grasa produce 9,4 kilocalorías en las reacciones metabólicas de oxidación, mientras que las proteínas y los glúcidos sólo producen 4,1 kilocalorías por gramo.

  • Función estructural: Los lípidos forman las bicapas lipídicas de las membranas celulares. Además recubren y proporcionan consistencia a los órganos y protegen mecánicamente estructuras o son aislantes térmicos como el tejido adiposo.

  • Función catalizadora, hormonal o de mensajeros químicos: Los lípidos facilitan determinadas reacciones químicas y los esteroides cumplen funciones hormonales.

¿Qué tipos de grasas intervienen en la alimentación?
Recordemos, las grasas son lípidos saponificables simples, sólidos a temperatura ambiente o líquidos en cuyo caso se llaman aceites. Puede ser:

Grasas saturadas: Son aquellas grasas que están formadas por ácidos grasos saturados (tienen todos los enlaces completos por H). Aparecen por ejemplo en el tocino, en el sebo, etcétera. Este tipo de grasas es sólido a temperatura ambiente. Son las grasas más perjudiciales para el organismo.

Grasas insaturadas: Son grasas formadas por ácidos grasos insaturados (tienen uno o más enlaces sin completar con H) como el oleico o el palmítico. Son líquidas a temperatura ambiente y comúnmente se les conoce como aceites. Pueden ser por ejemplo el aceite de oliva o el de girasol. Son las más beneficiosas para el cuerpo humano.

Existe una regla en la dieta para el consumo de las grasas: “Las de origen vegetal son más beneficiosas que las de origen animal, y las poliinsaturadas son más beneficiosas que las saturadas”. Hay unas grasas beneficiosas para el organismo porque disminuyen el nivel del llamado “colesterol malo”. El colesterol es un lípido presente en el plasma sanguíneo y en los tejidos de los vertebrados, su exceso se asocia con enfermedades cardiovasculares. Es transportado por dos proteínas LDL (Lipoproteína de baja densidad) y HDL (Lipoproteína de alta densidad). Nos referimos a los aceites llamados “omega-3” y “omega-6”. El efecto beneficioso es debido a que con su ingesta disminuye la concentración de LDL y aumenta la de HDL (con las grasas saturadas se produce el efecto contrario). Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) pueden retirar el colesterol de las arterias y transportarlo al hígado para su excreción. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) transportan el colesterol a las arterias, si su nivel es más alto que el de HDL el colesterol tenderá a fijarse en las arterias, de ahí que se les conozca como “colesterol bueno” al HDL y “colesterol malo” al LDL.


ANEXO 2
Obesidad
La obesidad es por lo general un problema de nutrición que se origina cuando la ingestión calórica supera los requerimientos energéticos del organismo, lo que causa una gran acumulación de grasa (triglicéridos) en el cuerpo. Este problema suele superarse cambiando los malos hábitos en la dieta. El origen de la obesidad también puede darse a causa de una deficiencia hormonal (hipotiroidismo) y por problemas emocionales. Es todos los casos se requiere de la orientación e intervención médica. http://cuidatusaludcondiane.com/wordpress/wp-content/uploads/2011/06/bebes-obesos.jpg

El aprendizaje de los malos hábitos alimentarios se inicia en la infancia. Cuando la alimentación cotidiana se excede en azúcares refinados y en grasas y existe un bajo con sumo de fibra alimenticia, el resultado más común es la obesidad, dado que las células aumentan considerablemente sus reservas de lípidos y carbohidratos.

Al llegar a la juventud, los hábitos adquiridos antes ya son difíciles de cambiar aunque no es imposible hacerlo.

ANEXO 3
¿Qué sucede si hay déficit de ingesta de grasa?
Una dieta exenta de contenido en grasas de ningún tipo o con un aporte de lípidos que resulte ser inferior a las necesidades de la persona que realiza dicha alimentación, no aporta más que problemáticas a la salud y en el desarrollo del individuo. Afecta a una multitud de factores.
- Afectaciones:

Poder cubrir las necesidades energéticas del día, que necesitará la persona para realizar sus tareas habituales, sin generar sobresfuerzos del metabolismo de nuestro cuerpo al carecer de dicha fuente de energía.

Evidentemente, las tareas habituales, también engloban la realización de actividad física, donde se deba ejecutar algún tipo de sobresfuerzo o de resistencia, mayor de lo habitual, las consecuencias sobre nuestro organismo se agravarán o incluso se pueden multiplicar, provocando una serie de problemas de salud innecesarios y prevenibles. Un déficit energético también significa menor fuerza para realizar las actividades del día a día y estar en un estado menos receptivo y activo o con mal humor por la falta de energía.
- Repercusiones:

Estas “tareas habituales” incluyen, todos los procesos, reacciones, mantenimiento de órganos y sus funciones, que realiza constantemente nuestro cuerpo.

Si se termina la fuente principal de energía del cuerpo, es decir, la glucosa y no existen depósitos de grasa, de los cuales extraer la energía para seguir “funcionando”, esta energía se extrae igualmente, pero a costa de la proteína muscular de nuestro cuerpo.

Esto provoca una pérdida de la masa magra muy importante que no se recupera, pudiendo provocar una pérdida de peso tan relevante como para llegar a ser una desnutrición severa.
- Alteración de las funciones:

Además, debemos tener presente que, el hecho de no administrar la cantidad necesaria de energía que nuestro organismo necesita para realizar todas las funciones habituales que se producen en él, las cuales nos mantienen en vida, el cuerpo dejará de realizar aquellas que sean menos imprescindibles, para poder seguir realizando las que sí son vitales, produciendo unos cambios metabólicos adaptativos adicionales que influyen directamente y negativamente en nuestra salud.

Pudiendo causar por ejemplo, desde alteraciones del crecimiento normal en niños, impidiendo su correcto desarrollo, alteraciones del organismo por falta de absorción de vitaminas liposolubles, que necesitan de un medio lipídico para su absorción y no podrán realizar su función antioxidante, o incluso, cambios en las funciones reproductoras de las mujeres, entre muchas otras alteraciones.
- Alteración de la composición:

Si el déficit de ingesta, se vincula al tipo de grasa consumida, es decir, no existe propiamente un déficit de ingesta de grasa, sino que la única grasa consumida es exclusivamente de calidad no deseada, como la saturada o hidrogenada, nuestro cuerpo la utilizará tanto para fines energéticos como para fabricar las estructuras celulares de tejidos y órganos de nuestro cuerpo.

Por lo tanto, todas estas estructuras vitales estarán construidas con una grasa de baja calidad, con las más que posibles consecuencias que este suceso comportará, ya sea a corto o a largo plazo.
- Alteración de la síntesis:

Debemos tener en cuenta que los ácidos grasos esenciales, es decir, aquellos que debemos aportar a través de nuestra alimentación, al no poder ser sintetizados directamente por nuestro organismo, no solo no ejercerán sus funciones propias, sino que los ácidos grasos que se sintetizan a partir de éstos, como el omega 3 concretamente el EPAy el DHA, tampoco las podrán realizar, al no poder ser fabricados por la falta de ingesta de la “materia prima”.
¿Qué sucede si hay excedencia en la ingesta de grasa?
Por el contrario, si existe una ingesta excesiva de grasa en nuestra alimentación, también puede ser causa de alteraciones e incluso enfermedades importantes en nuestro organismo.
- Aumento del tejido adiposo:

Un consumo excesivo de éste macronutriente, directamente se traduce a un aporte excesivo de energía, que más que probablemente, no se consuma y por tanto, se almacene en forma de tejido adiposo en nuestro cuerpo.

Este suceso implicará a corto o a largo término, un aumento progresivo de peso en la persona que realiza dicha alimentación. El peso aumentado, se deberá al aumento de la cantidad de tejido adiposo de su cuerpo, pudiendo verse afectado, inicialmente por un sobrepeso, que puede continuar hasta la obesidad, conjuntamente con una serie de patologías asociadas a dicho estado.
Aumentan las posibilidades de cursar enfermedades:

Estas enfermedades que pueden promocionarse con este tipo de alimentación, pueden abarcar desde dislipémias, por aumento de triglicéridos y colesterol sanguíneo, problemas vasculares y cardíacos, como la formación de placas de ateroma, que pueden generar arteriosclerosis e incluso una trombosis, aumento de la tensión arterial, diabetes, entre otras posibles afectaciones.

Por tanto, el consumo de grasa en nuestra alimentación, debe ser:

Diaria, controlada y proporcional a las necesidades de cada individuo.

No generar déficits, ni excesos en su ingesta.

Mantener el equilibrio de la cantidad ingerida en función de su calidad, es decir, respetar los porcentajes de ingesta en función de su nivel de saturación.

Aportar los ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede sintetizar por sí solo.
Referencia:

http://www.botanical-online.com/deficid_o_exceso_de_consumo_de_grasa.htm
ANEXO 4
1   2   3   4   5

similar:

Competencias disciplinarias iconCompetencias disciplinarias

Competencias disciplinarias iconVoces: carga de la prueba comunicación del despido despido con causa sanciones disciplinarias

Competencias disciplinarias iconEn lo principal: Deduce recurso de protección. En el primer otrosi:...

Competencias disciplinarias iconCompetencias autonómicas en materia de policía de dominio público hidráulico
Disposición adicional decimocuarta. Competencias autonómicas en materia de policía de dominio público hidráulico

Competencias disciplinarias icon7. competencias 16

Competencias disciplinarias icon8. competencias 17

Competencias disciplinarias iconCompetencias

Competencias disciplinarias iconCompetencias 80

Competencias disciplinarias iconCompetencias básicas

Competencias disciplinarias iconCompetencias que se favorecen






© 2015
contactos
ley.exam-10.com