Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009






descargar 122.49 Kb.
títuloDiscurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009
página1/5
fecha de publicación22.06.2015
tamaño122.49 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Economía > Documentos
  1   2   3   4   5
DISCURSO COMPLETO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, TABARÉ VÁZQUEZ, EN EL ACTO REALIZADO EN MONTEVIDEO, EL 7 DE MARZO DE 2009
Queridas uruguayas, queridos uruguayos. Se que se ha transformado en un lugar común, comenzar una vez más esta presentación ante ustedes con las mismas palabras y primero es lo primero; lo primero es agradecer la presencia de todos ustedes, de quienes están viendo del otro lado de la pantalla de televisión, escuchando por radio o por Internet este acto.
Ciudadanos de todos los partidos políticos. ¿Quién lo puede negar? Ciudadanos de todos los partidos políticos, decenas, centenas de miles, siguiendo por todos estos medios, sin duda, este acto de Gobierno. Que no le quepa a nadie la menor duda, este es un acto político, del Gobierno Nacional, del Presidente, de todos los uruguayos, para todos los uruguayos. Y que nadie se confunda, no es un acto partidario. Es un acto de todos los uruguayos. De todos los uruguayos, de cualquier condición socioeconómica, cultural, de cualquier pensamiento religioso, de cualquier creencia filosófica. Es un acto que intenta rescatar aún más ese camino de profundizar, de ahondar, de ensanchar la democracia en el Uruguay.
Y que a nadie se le ocurra preguntar cuánto cuesta, cuál es el costo de este acto. Este acto no tiene costo, no es un gasto, esto es una inversión y lo que se invierte en profundizar la democracia -desde mi muy modesto punto de vista- muy bien invertido está.
El 17 de febrero de este año remitimos, como corresponde, al Parlamento Nacional, el informe de la Rendición de Cuentas, del balance presupuestal del año 2008. Y al otro día esa información fue colgada en página web de Presidencia. Seguramente ahí muchos ciudadanos han tenido oportunidad de enterarse de lo que este Gobierno -el Gobierno de todos los uruguayos- ha hecho en el correr del año 2008. Pero seguramente muchos de ustedes no lo habrán podido hacer o no tuvieron tiempo para hacerlo. Lo que sí tienen, todos los ciudadanos, es el derecho a saber lo que el Gobierno ha hecho. Por eso estamos acá. Para cumplir con nuestra obligación. Para cumplir con nuestro deber de informar y de hacerlo así, cara a cara, a la población de lo que hemos hecho. Pero también, para rescatar nuestro derecho como gobernantes a informar y decir lo que hemos hecho a lo largo de estos cuatro años de gestión de este Gobierno Nacional.
Y cuando digo “lo que hemos hecho”, lo digo porque lo que se hizo no es sólo trabajo de una persona, o de dos personas, o de tres personas. Es trabajo de un equipo, de un equipo que comenzamos a formar al otro día de haber ganado las elecciones en octubre de 2004. Y fueron muchos ministros, subsecretarios, directores de secretaría de los distintos ministerios, asesores, presidentes de comisiones y miles y miles de ciudadanos que trabajaron fuerte para llevar adelante el Programa de Gobierno que había elegido la población, que habían elegido los uruguayos. Es imposible nombrar a todos y a cada uno de ellos. Pero quisiera sí, hoy, en las personas que voy a nombrar, explicitar mi reconocimiento a todos esos ciudadanos, tantos y tantos que han trabajado para lograr lo que se ha logrado en estos cuatro años. Y lo voy a hacer en las personas de quienes estuvieron ocupando cargos en los ministerios. Quienes ocuparon cargos y que hoy están realizando otras tareas, que prestaron una impresionante y valiosa colaboración para el desarrollo del programa de gobierno. Y me refiero al Senador Mariano Arana, me refiero al Senador Danilo Astori, me refiero a la hoy Presidenta del SODRE, Doctora Azucena Berruti, nombro al Ingeniero Jorge Brovetto, al Doctor José Díaz, al Senador Reinaldo Gargano, al Embajador Jorge Lepra, al Senador José Mujica; y quiero también reconocer a quienes me han acompañado desde el principio de esta gestión, me refiero a la Ministra Marina Arismendi, al Ministro Eduardo Bonomi, al Ministro Héctor Lescano, a la Ministra María Julia Muñoz, que está en la India recibiendo un premio internacional por el tema del tabaco y al Ministro Víctor Rossi.
A quienes hoy nos están acompañando, ocupando cargos en estos Ministerios. Al Ministro Ernesto Agazzi, al Ministro José Bayardi, al Ministro Carlos Colacce, al Ministro Álvaro García, al Ministro Daniel Martínez, a la Ministra María Simon, a la Ministra Daisy Tourné, a quien me acompañara desde el principio como Secretario de la Presidencia y hoy Canciller, Doctor Gonzalo Fernández, a quien ocupara la Dirección de la Oficina de Servicio Civil y hoy la Secretaría de Presidencia, el Doctor Miguel Toma, al Licenciado Prosecretario, Jorge Vázquez, que me acompañó desde el principio de la gestión, al ex Director de la OPP, Carlos Viera, y al actual Director, Profesor Enrique Rubio.
Y una mención muy especial a quien fuera mi compañero de todos los tiempos, cuando comenzamos, hace más de quince años las campañas electorales. A quien fue leal, a quien fue un compañero cabal, al que supo representar al país cuando lo tuvo que representar y al que cuando tuvimos que dejar el país para que él ocupara la Presidencia, lo hizo con hidalguía, lo hizo con entereza, lo hizo con capacidad, lo hizo con firmeza y con compromiso político: Rodolfo Nin Novoa.
Y acá estamos, uruguayas y uruguayos. Acá estamos. Acá estamos en términos de presencia de ciudadanía, de equipo de Gobierno, de Consejo de Ministros, de Presidente de la República. Acá estamos en términos de dar la cara, de asumir responsabilidades. Sin reproches, pero sin excusas.
Pero también acá estamos en términos de avance del cumplimiento de los compromisos de Gobierno y en términos de progreso como sociedad y como país, en el cumplimiento de los compromisos de Gobierno y en términos de progreso como sociedad y como país
Tuvieron suerte, les tocó gobernar en un contexto internacional económicamente favorable, han dicho, dicen y piensan algunos. Yo digo que pensar es buena costumbre, además es bien saludable. Y es verdad, hasta mediados del año 2008 hubo un contexto internacional económicamente favorable, tuvimos suerte, pero a la suerte hay que ayudarla. No fuimos, este Gobierno no fue, los únicos y primeros tocados por esa suerte, pero ustedes lo saben, aprovechamos el período de bonanza para reducir las brutales vulnerabilidades que presentaba el país al comenzar nuestra gestión. No perdimos el tiempo, ni perdimos las oportunidades. Y lo vemos en los siguientes capítulos. En lo financiero, la administración prolija y profesional de la deuda pública permitió recuperar la liquidez y la confianza avanzando en el cumplimiento de un conjunto de objetivos básicos entre los que mencionaré
Uno, reducción del peso de la deuda externa con relación al producto bruto interno, esa relación era extremadamente alta. Reducirla era una condición fundamental para la sustentabilidad de las cuentas públicas. La relación deuda pública neta, producto bruto interno, se redujo a menos de la mitad, pasando del 69% a fines de 2004, al 31% en el tercer trimestre de 2008, último dato disponible.
En segundo lugar, hubo en reperfilamiento de la estructura de los vencimientos de esa deuda, superando el ahogo financiero que heredamos, las necesidades de financiamiento del Gobierno central, que debimos enfrentar en los primeros meses de gestión, equivalían al 23% del producto, lo que resultaba absolutamente impagable.
Esta situación que heredamos contrasta con la que se observa en la actualidad y la que recibirá el próximo Gobierno Nacional. En este momento las necesidades de financiamiento para los años 2009 y 2010 se ubican en tan solo el 6% del Producto Bruto Interno y el año 2009 y gran parte del año 2010 ya están financiados.
Tercer elemento en el terreno financiero, disminución del peso de la deuda con condicionamiento. Esa deuda que teníamos con los organismos financieros internacionales y que nos condicionaban fuertemente y aumentamos, incrementamos la deuda soberana, sin condicionamiento, deuda que maneja nuestro país, que manejará este y el próximo Gobierno, sin condicionamiento más que lo que fijó el propio país. Terminamos con los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y se redujeron sustancialmente las obligaciones con los otros organismos multilaterales de crédito, sustituyendo deuda condicionada que teníamos de corto plazo, por deuda soberana de largo plazo, reduciendo el costo del endeudamiento que era muy caro, por tratarse de una deuda que el Gobierno anterior adquirió de emergencia durante la crisis del año 2002.

En cuarto lugar, hubo desdolarización de la economía tal cual lo planteábamos en la campaña electoral anterior. Incrementando el endeudamiento en moneda nacional, ese endeudamiento en moneda nacional era sólo del 10% en el año 2004. Hoy la deuda externa uruguaya, en plata uruguaya, es el 30%. En quinto lugar, trabajamos para mantener elevados niveles de liquidez internacional. Los activos de reserva que hoy tiene el país más que se duplicaron en nuestro período de gobierno, pasando de 2.500 millones de dólares a fines de 2004 a 6.300 millones de dólares a fines de 2008. Esto sin duda, sin duda, constituye en un reaseguro esencial para poder enfrentar en mejores condiciones la actual crisis internacional. Si eso pasó en materia financiera cómo trabajamos en materia fiscal. En esta materia, se avanzó notablemente en la recomposición del gasto público priorizando los gastos y las inversiones estratégicas y generando incentivos tributarios a la inversión, todo ello en un marco de responsabilidad fiscal. Por primera vez, se aprobó una Ley de Presupuesto Nacional consistente con un programa financiero responsable y con prioridades bien definidas. Primero definimos lo que queríamos hacer y luego elaboramos el Presupuesto. Y lo que queríamos hacer era, en primer lugar, atender la emergencia nacional y nadie pudo tocar que lleváramos adelante un Plan de Emergencia Nacional. Pero definimos como prioridades no el manejo correcto de los elementos integrantes de la macro-economía que había que manejarlos bien, no había otra posibilidad, había que manejarlos adecuadamente, ese era un objetivo, pero no el central. El objetivo central lo fijamos diciendo: para este gobierno son prioridades la educación, la salud, las políticas sociales, las obras de infraestructura, la seguridad pública y el sistema judicial. Esto es lo fundamental. Las otras son herramientas. A su vez, se garantizó que durante este período de gobierno se recuperaría la pérdida salarial que habían sufrido anteriormente los funcionarios públicos. Y en cumplimiento de los compromisos programáticos de Gobierno que a partir de octubre de 2004 pasó a ser un mandato de la soberanía al Gobierno, se realizaron reformas de la institucionalidad fiscal y presupuestal entre las que se destacan las siguientes: 1º Reforma de los organismos recaudadores, en particular de la Dirección General de Impositiva, Banco de Previsión Social y la Dirección Nacional de Aduanas, para hacerlas más eficientes, más eficaces, más transparentes.
2º Presupuesto diseñado para estimular la mejora en la gestión pública. Que hay mucho por hacer todavía, uruguayas y uruguayos. Pero que mucho se ha hecho. Y optimizar entonces el uso de los recursos económicos y de los recursos humanos.
3º Creación de una oficina de administración de la deuda pública cuyos resultados trabajados profesionalmente y muy eficientemente ya comentamos.
4º Reforma Tributaria sobre criterios de justicia, eficiencia, y estímulo a la inversión productiva, lo que está permitiendo avanzar hacia objetivos de mayor equidad en la estructura impositiva, mayor eficiencia del esquema impositivo y contribución al Uruguay Productivo.
Tenemos que mejorar todavía la distribución de la riqueza, pero no somos magos. Somos humanos, tenemos limitaciones y hacemos lo que podemos hacer.
Hay mucho para hacer, mucho para hacer. Pero mucho es lo que se ha hecho.
Se comenzó a distribuir de otra manera la riqueza que el país ha generado. Que pague más quien tiene más y que pague menos quien tiene menos.
No era verso. No era verso, y el 1º de julio de 2007 comenzó a ser realidad. Y contrariamente, uruguayas y uruguayos, contrariamente a algunos pronósticos no necesariamente metereológicos, se hizo todo sin drama. Se equivocó la paloma cuando quiso dramatizar la reforma impositiva que este Gobierno llevó adelante.
Ochenta por ciento de los trabajadores y más del 90% de los jubilados y pensionistas dejaron de pagar el Impuesto a las Rentas Personales y no pagan, o pagan mucho menos, con el Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas.
Como resultado de la prudencia y responsabilidad fiscal, el resultado de las cuentas públicas mejoró notoriamente.
El déficit fiscal durante nuestra Administración ha disminuido sustancialmente. El déficit promedio entre el año 2005 y este año 2008 fue de 0.8%, promedio, de esos cuatro años. Mientras que el de 1985 al 89 fue del 5%. El de 1990 al 94, fue de 1.2%. El de 1995 al 99 fue de 1.8%, y el del periodo 2000-2004 se ubicó en 3.4%. Las cifras hablan por sí solas.
Hoy, nuestro déficit fiscal es de 1.6% del PBI, debido a dos elementos fundamentales que nos movieron las cuentas. Uno, es el sobrecosto energético, las sequías, la necesidad de generar más energía eléctrica. Punto de partida de las reservas de agua se habían agotado, hubo que comprar más petróleo, el petróleo llegó a valer casi 150 dólares el barril, y las sequías que tuvimos en 2005 y 2006 y estas últimas, que hemos tenido que invertir dinero -y bien invertido está- para tratar de salir adelante, configuraron un sobregasto adicional de aproximadamente 500 millones de dólares, lo que explica que hoy nos hallamos desviado de lo que nos habíamos propuesto como déficit fiscal.
Estos son los números. Ahí están las realidades. Pero estos resultados financieros y fiscales, herramientas que hay que manejar muy bien, fueron los que sentaron las bases para las transformaciones profundas que se introdujeron y se están ejecutando en lo que más nos importa: en materia social y en materia productiva y de trabajo para los uruguayos.
En lo social, los resultados alcanzados implicaron una mejora aún insuficiente, es cierto. Lo habíamos dicho en la campaña electoral: quien piense que votándonos, si llegamos al Gobierno, en un día, en una semana, en un mes, en un año, en un periodo de Gobierno, cambiamos todo y arreglamos todo, que no nos vote porque no lo vamos a poder hacer. Lo vamos a tener que implementar gradualmente. Lo dijimos en todo el país, no engañamos a nadie. Lo dijimos.
Ustedes lo saben bien, todos los uruguayos lo saben bien. No recorrimos el país con promesas fáciles. No fuimos a cada lado a decir: “a ustedes les vamos a subir el sueldo, a ustedes les vamos a dar más y además vamos a bajar todos los impuestos, vamos a sacar el IVA, vamos a…”, no dijimos eso. Con responsabilidad dijimos: “va a costar mucho, pero lo vamos a hacer. Entre todos lo vamos a hacer y lo vamos a sacar adelante”.
Y hay que hacer más, claro que hay que hacer más. Hay que hacer mucho más. En tres años, uruguayas y uruguayos, la indigencia, la pobreza extrema, se redujo a menos de la mitad. De casi un 4%, al 1,7%. Y la pobreza, disminuyó en casi un tercio, pasó del 32% al 21%. A mediados del año pasado, en Uruguay había 260 mil pobres menos y 59 mil indigentes menos que en el año 2005.
Cuando comenzamos nuestro Gobierno, uno de cada tres uruguayos estaba en situación de pobreza. En la actualidad, uno de cada cinco padece esta situación y nos duele enormemente. No queremos que haya pobreza en el Uruguay y en esta dirección creo, tenemos que seguir trabajando porque ese es el objetivo fundamental de un Gobierno que quiera ser profundamente humano.
La mortalidad infantil que se situaba en 13,2 por mil al inicio de nuestra gestión, en el 2008 se situó en el 10,6 por mil y pretendemos llegar a un solo dígito en mortalidad infantil. Pero, en Las Láminas, ¿se acuerdan de Las Láminas? ¿Allá, en el norte del país? La mortalidad infantil era de un 53 por mil. Vergonzosa mortalidad infantil. Hoy está en un 13 por mil. Y no por milagro. Por el trabajo que se hicieron desde el Ministerio de Salud Pública, desde el MIDES, desde otros Ministerios, apoyando una serie de programas para proteger a la madre, a la mujer embarazada y al niño recién nacido.
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconDiscurso del Lic. Danio Medina durante el Acto de toma de posesión...

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconDiscurso completo del presidente de aru en expo prado 2016

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconTexto completo del Proyecto de Reforma Constitucional presentado...

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconTexto completo del Proyecto de Reforma Constitucional presentado...

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconDiscurso del Presidente de la República Ollanta Humala Tasso ante el Congreso

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconDiscurso del Señor Presidente de la República, Elías Antonio Saca, en su primer año de gobierno

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconDiscurso del presidente de la república de panamá juan carlos varela...

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconTexto completo del discurso expuesto

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconEl discurso completo de Cristina Fernández de Kirchner

Discurso completo del presidente de la república, tabaré VÁzquez, en el acto realizado en montevideo, el 7 de marzo de 2009 iconJavier vázquez ibarra, Presidente Municipal de Querétaro






© 2015
contactos
ley.exam-10.com