Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18






descargar 2.26 Mb.
títuloApuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18
página1/94
fecha de publicación21.06.2015
tamaño2.26 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Economía > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   94




HACIA UNA ECONOMÍA

PARA LA VIDA

Preludio a una Reconstrucción de la Economía


Edición revisada y aumentada

Franz J. Hinkelammert

Henry Mora Jiménez
Índice

PARTE I 16

CAPÍTULO I LA OPCIÓN POR LA VIDA 18

(Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida) 18

CAPÍTULO II EL SER HUMANO COMO SUJETO NECESITADO Y COMO SUJETO PRODUCTOR (SUJETO CREADOR) 30

Introducción 30

2.1 El Ser Humano como sujeto necesitado (corporal, natural): el circuito natural de la vida humana como punto de partida y necesidad fundamental. 30

2.1.1 El proceso de trabajo en general según Marx: condición natural eterna de la vida humana 36

2.2 El Ser Humano como sujeto productor (sujeto creador): la especificación de los fines y el circuito de la producción de valores de uso 39

2.2.1 Las dos fuentes de la riqueza y el campo de estudio de una Economía para la Vida 41

2.2.2 El ámbito de la necesidad y la especificación de los fines 43

2.2.3 Fines factibles y fines no factibles: el futuro como proyección utópica 44

2.3 El sujeto humano como sujeto productor (sujeto creador): el proceso simple de trabajo 45

2.4 El ser humano como sujeto: el sujeto libre 47

CAPÍTULO III EL PROCESO SIMPLE DE TRABAJO EN SU CONJUNTO, Y SU EQUILIBRIO DINÁMICO REPRODUCTIVO 49

Introducción 49

3.1 La especificidad del trabajo humano según Marx 49

3.1.1 La especificación de la naturaleza en “tierra” o “medio de producción” 51

3.1.2 El objeto de trabajo: la tierra como el objeto general 52

3.1.3 El medio de trabajo 53

3.2 Los valores de uso como resultado y condición del proceso de trabajo: producción de productos por medio de productos 56

3.2.1 Valores de uso para otros y uso múltiple de los productos 57

3.3 Consumo individual y consumo productivo: uso racional de los medios de producción 58

3.4 Proceso simple de trabajo y coordinación social del trabajo: el proceso de producción 60

3.5 Proceso de trabajo y equilibrio dinámico reproductivo vida humana - naturaleza. 62

3.6 El proceso simple de trabajo en su conjunto 67

CAPÍTULO IV 71

LAS CONDICIONES DE POSIBILIDAD DEL PROCESO DE TRABAJO: EL PROCESO DE TRABAJO COMO PROCESO TÉCNICO Y COMO PROCESO ECONÓMICO 71

4.1 El proceso de trabajo como proceso técnico y como proceso económico 71

4.2 Los factores del proceso simple de trabajo y los coeficientes técnicos de producción 72

4.3 El proceso de trabajo y sus condiciones de posibilidad 75

4.3.1 Dimensión temporal del proceso de trabajo: vida física y vida económica de los medios fijos 75

4.3.2 Dimensión espacial del proceso de trabajo 76

4.3.3 Costos del intercambio y costos de almacenamiento y conservación 77

4.3.4 Distribución social del producto y canasta de consumo 77

4.3.5 Los valores sociales y la ética del trabajo. 79

4.3.6 Coordinación y dirección del proceso de trabajo 79

4.3.7 Infraestructura técnica y ecológica (bienes públicos) 79

4.3.8 El proceso simple de trabajo en su conjunto 80

4.4 Selección de técnicas y racionalidad económica 81

4.4.1 Medios técnicos y factores de producción 81

4.4.2 Homogeneización de la relación entre el trabajo y los medios de producción 84

CAPÍTULO V 86

LA COORDINACIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO Y SUS CRITERIOS DE EVALUACIÓN 86

5.1 Interdependencia y complementariedad entre los procesos de trabajo: el sistema de división social del trabajo y el nexo corporal entre los seres humanos. 86

5.1.1 Del proceso de trabajo al sistema de división social del trabajo: especialización, interdependencia e intercambio 86

5.1.2 El nexo corporal entre los seres humanos, de éstos con la naturaleza y el reconocimiento mutuo del otro como sujeto 90

5.2 Consistencia formal y factibilidad material del sistema de división social del trabajo: la reproducción (sustentabilidad) de la vida humana y de la naturaleza como criterios de racionalidad 90

5.2.1 Consistencia formal de un sistema de división social del trabajo (insumos materiales, tiempo, espacio y canasta de consumo) 91

5.2.2 Factibilidad material del sistema de división social del trabajo 93

5.2.3 Factibilidad material y reproducción de la naturaleza (viabilidad ecológica) 95

5.2.4 En síntesis: la consistencia formal debe supeditarse a la factibilidad material de la reproducción de la vida 95

5.2.5 Asignación óptima de recursos y factibilidad material de un sistema de división social del trabajo 96

5.3 Evaluación de un sistema de división social del trabajo: criterios de maximización y de humanización 97

5.3.1 La maximización del producto: producto real, selección de técnicas y factibilidad 97

5.3.2 El criterio de factibilidad y la distribución de los ingresos 98

5.3.3 Acotando la maximización del producto: el criterio de humanización 99

5.3.4 La maximización del producto: el producto potencial 99

5.4 Criterios de evaluación de un sistema de división social del trabajo: una síntesis 101

5.5 El excedente económico, su apropiación y los valores eternos 103

ANEXO 5.1 107

PARTE II 112

CAPITULO VI LA RACIONALIDAD MEDIO-FIN Y LA IRRACIONALIDAD DE LO RACIONALIZADO 114

6.1 El enfoque (neoclásico) medio-fin, y el problema de la división social del trabajo 114

6.1.1 Racionalidad instrumental y racionalidad con arreglo a valores 115

6.1.2 La racionalidad instrumental y el problema de la división social del trabajo 117

6.2 Consistencia formal y factibilidad material del sistema de división social del trabajo 120

6.3 La irracionalidad de lo racionalizado: la racionalidad instrumental y su totalización 122

6.3.1 La teoría de la acción racional en la tradición de Max Weber: la competitividad como valor supremo 123

6.3.2 De los juicios de hecho que no son juicios de racionalidad medio-fin 126

6.3.3 El sentido de la acción racional: actor económico y sujeto humano 127

6.3.4 Racionalidad medio-fin del actor y racionalidad reproductiva del sujeto: la necesidad como urgencia humana de vivir. 129

6.3.5 El circuito medio-fin y su totalización 133

6.3.7 La racionalidad de la locura y la locura de la racionalidad 136

CAPÍTULO VII DIVISIÓN SOCIAL DEL TRABAJO Y RELACIONES MERCANTILES: 139

LA ACCIÓN HUMANA FRAGMENTARIA Y LA EXTERIORIZACIÓN DE LAS “FALLAS DEL MERCADO”. 139

7.1 Coordinación del trabajo social y medio ambiente: la totalidad socio-natural, la acción humana fragmentaria y los efectos indirectos (intencionales y no-intencionales) de la acción humana. 139

7.2 Mercado y coordinación del trabajo social: el circuito de la producción de valores de cambio y la renuncia a la responsabilidad humana por el resultado de sus acciones 143

7.3 La maximización del producto producido y el socavamiento de las fuentes de la riqueza producida 147

7.4 El mercado como societas perfecta: la totalización del mercado y las “fallas del mercado” como distorsiones 150

CAPÍTULO VIII LAS RELACIONES MERCANTILES Y EL CÁLCULO ECONÓMICO CAPITALISTA 156

8.1 El dinero y las relaciones mercantiles como medios de coordinación del trabajo social 156

8.1.1 Las relaciones capitalistas como sistema de cálculo económico 158

8.2 Desdoblamiento y conflicto de las finalidades: la finalidad al nivel del proceso de trabajo y la finalidad al nivel del proceso de valorización capitalista 163

8.2.1 Sociedades ancestrales 163

8.2.2 Sociedades precapitalistas y producción mercantil 163

8.2.3 La producción capitalista y su coordinación 165

8.2.4 En conclusión: el valor de cambio subordina al valor de uso 167

8.3 La racionalidad de la producción, finalidad capitalista y satisfacción de las necesidades 167

8.3.1 El concepto de explotación ampliado: La explotación como extracción y la explotación como exclusión. 168

8.4 Racionalidad económica y valorización de los medios de producción 170

8.4.1 La valorización en el marco del proceso de trabajo en general: condiciones para la maximización (sustentable) del producto social 170

8.4.2 La valorización a través de las relaciones mercantiles: la ideología neoclásica y el desdoblamiento del proceso de valorización 172

CAPÍTULO IX EL ORDEN DEL MERCADO Y LOS LÍMITES DE SU AUTORREGULACIÓN 178

9.1 La búsqueda de un orden en las relaciones mercantiles 178

9.1.1 El orden económico en Adam Smith: la mano invisible 178

9.1.2 Del capitalismo utópico al capitalismo cínico 182

9.2 La crítica de Marx: el orden mercantil como resultado del desorden 183

9.2.1 La crítica del orden por el desorden: autonomía heterónoma y acción solidaria 187

9.3 Sistema de precios y determinismo: el ideal de un orden apriorístico 190

9.4 La explicación determinista (neoclásica) de los precios y el trabajo abstracto 195

CAPÍTULO X MERCADO Y EFICIENCIA (El cálculo empresarial como cálculo de pirata) 201

10.1 El mercado como mecanismo de regulación de la tecnología 201

10.2 ¿Es eficiente la eficiencia? 205

10.3 Eficiencia, calculabilidad y ética. La eficiencia reproductiva 208

10.4 Cálculo del producto y cálculo de riqueza: el crecimiento ilusorio 210

10.4.1 La acción mercantil como acción fragmentaria y el cálculo mercantil como cálculo de pirata 217

CAPÍTULO XI LAS INAUDITAS PRETENSIONES DE LA GLOBALIZACIÓN: DE LA ALDEA GLOBAL AL MERCADO MUNDO 224

11.1 Introducción 224

11.2 La redondez del mundo: globalidad, amenazas globales y globalización 224

11.3 La globalización neoliberal como la nueva estrategia de acumulación de capital 229

11.4 La transformación de la vida en “capital humano” y de la naturaleza en “capital natural” 232

11.5 El Poder de las burocracias privadas: la reducción de los derechos humanos y de la ciudadanía 234

11.6 El mercado total y la inversión del mundo 236

11.7 La cultura de la responsabilidad como momento primero de la construcción de alternativas: la sujeción del cálculo de utilidad a los valores del bien común 237

11.8 El espacio de las alternativas potenciales: la recuperación de los derechos humanos de la vida humana y la cuestión del socialismo 239

11.8.1 El espacio para las alternativas potenciales 241

PARTE III 245

CAPÍTULO XII 247

EL VALOR DE USO COMO CONDICIÓN DE POSIBILIDAD PARA LA REPRODUCCIÓN DE LA VIDA HUMANA 247

12.1 Hacia una segunda crítica de la economía política 247

12.2 La abstracción del valor de uso por el mercado 249

12.3 Un comentario sobre la teoría objetiva del valor 252

12.4 La abstracción del valor de uso en la teoría económica neoclásica y el mito de la neutralidad valórica 255

12.5 El problema fundamental de la teoría del valor en la economía política clásica y la respuesta de la teoría económica neoclásica 259

Esta crítica de la economía política la entendemos como la base de todo pensamiento crítico, sea filosófico, teológico, político, jurídico, económico, psicológico. El mundo, y no solamente Hegel, está de cabeza. Hay que ponerlo sobre los pies. La crítica de la economía política desemboca en esta exigencia. 267

CAPÍTULO XIII RACIONALIDAD REPRODUCTIVA Y ÉTICA DEL BIEN COMÚN 269

13.1 Racionalidad reproductiva: El reconocimiento de los valores de la convivencia humana y el grito del sujeto 269

13.2 La necesidad de una teoría crítica de la racionalidad reproductiva 273

13.3 Utilidad en común y cálculo utilitario 276

13.4 De la ética del mercado a la ética de la responsabilidad por el bien común 282

13.5 Los efectos indirectos de la acción humana y la ética del bien común 284

CAPÍTULO XIV LA TEORÍA DE LA DISTRIBUCIÓN Y LA TEORÍA DEL CONSUMO 287

14.1 De la crítica de la Economía Política a una Economía Política Crítica 287

14.2 Elementos para una teoría crítica de la distribución 290

14.2.1 Legalidad formal y racionalidad distributiva 291

14.2.2 Legalidad, legitimidad y liberación 293

14.2.3 Sobre la estructura de clases y la invisibilidad de la dominación 295

14.2.4 Ley del valor y estructura de clases 296

14.3 Elementos para una teoría crítica del consumo 301

14.3.1 Sobre la libertad del consumidor 307

CAPÍTULO XV PLANIFICACIÓN ECONÓMICA Y CONTROL DEMOCRÁTICO DEL MERCADO 317

15.1 Automatismo de mercado y planificación económica. 317

15.2 La delimitación entre autonomía empresarial y planificación central 323

15.3 Estado, mercado y sociedad civil 327

CAPÍTULO XVI UTOPÍA, PROYECTO ALTERNATIVO, Y RECUPERACIÓN DEL ESTADO DE DERECHO A PARTIR DE LOS DERECHOS HUMANOS 332

16.1 ¿Fin de las utopías? 332

16.2 Utopía y Libertad: la posibilidad de otro mundo 333

16.2.1 Primera mediación: El discernimiento de las utopías 333

16.2.2 Segunda mediación: la libertad como capacidad de discernimiento de las instituciones (regulación del reino de la necesidad) 337

16.3 La necesidad de otro mundo: utopía necesaria, relaciones institucionales y proyecto político 339

16.3.1 Tercera mediación: La utopía necesaria de una sociedad donde quepan todos, como criterio de un humanismo universal concreto 339

16.3.2 Cuarta mediación: las relaciones institucionales y el proyecto alternativo 340

16.3.3 Quinta mediación: el bien común como criterio de constitución de las relaciones sociales 342

16.3.4 Sexta mediación: la necesaria interpelación sistemática del mercado 344

16.3.5 Sétima mediación: la estrategia política 345

16.4 El Estado de derecho y su recuperación a partir de los derechos humanos 348

16.4.1 Octava mediación: el Estado de derecho y las limitaciones del principio de contractualidad 348

16.4.2 Novena mediación: la recuperación del Estado de derecho a partir de los derechos humanos 350

16.4.3 Décima mediación: la sociedad donde quepan todos y el respeto de los derechos concretos a la vida de todos como criterio ordenador 353

PARTE IV 358

CAPÍTULO XVII ECONOMÍA PARA LA VIDA Y TEORÍA DEL VALOR 360

17.1 El análisis del capitalismo a través de la teoría marxiana del valor y sus limitaciones. 360

17.2 El proceso de valorización (en la producción mercantil) 362

17.3 Valor de uso y valor, trabajo concreto y trabajo abstracto 363

17.4 Hacia una teoría del valor-vida-humana: el sujeto de necesidades 372

17.5 Hacia una “teoría del valor-vida-humana”: la reproducción de la vida y el trabajo humano 377

17.5.1 ¿Equilibrio de mercado o proyectos humanos en cooperación y conflicto? 379

17.6 Hacia una teoría del valor-vida-humana: tiempo de trabajo, tiempo de producción y tiempo de vida 381

17.6.1 Transformación del tiempo de vida en tiempo de trabajo 383

17.6.2 Tiempo de vida y valor de uso 386

CAPÍTULO XVIII SOBRE LA METODOLOGÍA EN LAS CIENCIAS SOCIALES 391

18.1 La racionalización de las apariencias y su crítica 391

18.2 El circuito sujeto-actor social y el carácter subjetivo de la realidad objetiva 396

18.3 Causalidad compleja, empiria homogeneizada y disolución de la realidad 399

18.3.1 Causa pequeña, efecto grande 399

18.3.2 La causalidad compleja 400

18.3.3 Causalidad compleja e imposibilidad del cálculo 401

18.3.4 La ética y los juicios cualitativos 402

18.4 Las leyes de las ciencias sociales y el problema de la falsación 403

18.4.1 La homogeneización de la realidad y su disolución 405

18.4.2 Juicios falsables y juicios de racionalidad reproductiva 406

18.5 La complejidad del mundo y su simplificación por el mercado total 408

Anexo 18. A 411

La teoría del reflejo y la teoría del espejo: Algunas reflexiones sobre realidad y conocimiento a partir de la teoría del fetichismo de la mercancía 411

CAPÍTULO XIX SOBRE LA CONCEPCIÓN DE MECANISMOS DE FUNCIONAMIENTO PERFECTO EN LA METODOLOGÍA DE LAS CIENCIAS ECONÓMICAS 418

Introducción 418

19.1 El supuesto de omnisciencia y la idealización de la realidad: la transformación trascendental de la realidad. 418

19.2 El mito de la aproximación asintótica 426

19.2.1 La meta de la aproximación asintótica y su inversión 429

19.3 De la aproximación asintótica a la aproximación práctica y transversal 432

19.4 El concepto de equilibrio general en la teoría económica neoclásica: ¿nuevos alquimistas? 438

19.5 La inconsistencia del concepto neoclásico del equilibrio general 439

19.6 La inconsistencia performativa del equilibrio general del mercado 443

19.7 El equilibrio general de la división social del trabajo 448

CAPÍTULO XX EL ANÁLISIS DE LA COYUNTURA DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA ECONOMÍA PARA LA VIDA 450

Introducción 450

20.1 Los desequilibrios fundamentales de la sociedad capitalista subdesarrollada 451

A) Los desequilibrios resultantes de la orientación que el cálculo monetario de la empresa capitalista da a los valores de uso, tanto a nivel de las tecnologías, las materias primas (recursos naturales), el proceso de trabajo y los productos finales. 452

B) Los desequilibrios fundamentales en el espacio de la división social del trabajo: 453

C) Lo (macro) económico propiamente dicho 453

D) Los desequilibrios resultantes de las decisiones sobre la aplicación de nuevas tecnologías, la destrucción de la producción tradicional y el “libre comercio”. 453

E) Las interferencias, limitaciones y deformaciones de la libertad del consumidor. 454

F) Los desequilibrios a nivel de la distribución 455

G) Los mecanismos del desarrollo desigual en la economía mundial 456

H) Las amenazas globales 458

20.2 La crítica conservadora 458

Anexo 20.1 El análisis de la coyuntura como práctica de investigación social: una visión crítica desde el bien común 461

Bibliografía citada 465

473



Prefacio a la segunda edición

La esencia de una cosa aparece en su verdad cuando ésta es amenazada

de desaparecer
Walter Benjamín

En esta nueva edición de HACIA UNA ECONOMÍA PARA LA VIDA, no sólo hemos revisado y corregido todos los capítulos de la edición inicial, sino que se han agregado seis capítulos adicionales, para conformar ahora un total de veinte, los cuales se han agrupado en cuatro partes. Pensamos que esta nueva presentación mejora el entendimiento del hilo conductor de la argumentación, aunque siempre preferimos considerarla provisional.
La Parte I (La Economía como el ámbito de la producción y reproducción de las condiciones materiales de la vida real), consta de cinco capítulos, y aquí se presentan los principales fundamentos de una Economía para la Vida, siendo su cuerpo teórico central el Circuito Natural de la Vida Humana y el Sistema de División Social del Trabajo o Sistema de Coordinación del Trabajo Social. Este último no simplemente en cuanto sistema complejo de especialización, intercambio e interdependencia de productos y productores (y sus condiciones generales de existencia), sino en cuanto nexo corporal entre los seres humanos y de estos con la naturaleza. No obstante, todo sistema de división social del trabajo debe a su vez evaluarse a la luz de un marco más general: el circuito natural de la vida humana. Éste expresa las condiciones últimas que siempre deben ser respetadas para que la vida humana sea posible.
La Parte II (La Coordinación Social del Trabajo a través de las relaciones mercantiles, y su crítica), está conformada por seis capítulos, en los cuales se desarrolla la crítica a la eficiencia abstracta de la modernidad en general y del capitalismo en particular; “eficientismo” fundado en el individuo calculador de sus intereses, la racionalidad medio-fin, el mercado y, más recientemente, en el laboratorio (cientificismo mercantil). A la vez, se sientan en estos capítulos las bases para una nueva racionalidad, la racionalidad reproductiva.
La Parte III es una introducción a una teoría crítica de la racionalidad reproductiva. Aquí se desarrolla el concepto de la “eficiencia reproductiva” y se exponen algunas líneas argumentativas cuyo horizonte es el de las alternativas al mercado total. Se trata de abrir un espacio para la praxis de las alternativas, más que en ofrecer un decálogo de propuestas concretas. No obstante, se abordan temas específicos como la teoría de la distribución, la teoría del consumo y la planificación. Consta de cinco capítulos, e incluye temas no abordados en la primera edición (capítulos 14 y 15).
Por último, la Parte IV presenta algunas Reflexiones Teóricas y Metodológicas, en la perspectiva de seguir construyendo una Economía para la Vida; incluyendo una larga reflexión inconclusa sobre el viejo tema de la economía política: la teoría del valor. Consta de cuatro capítulos, de los cuales el 16 ya apareció en la edición anterior, no así los tres restantes.
Como el lector habrá notado, también hemos agregado un subtítulo a esta nueva edición: Preludio a una reconstrucción de la economía. No puede haber una reconstitución del pensamiento crítico sin una reconstitución de la economía política, la cual hoy tiene que partir de la crítica a la teoría económica dominante actual, esto es, la teoría neoclásica y la neoliberal. Pero a que a pesar de lo extenso de esta obra (veinte capítulos), no representa más que un esbozo (preludio) para una reconstrucción radical de la Economía, tanto en su ámbito científico como en cuanto actividad humana (metabolismo socio-natural). Sin duda cada uno de los temas aquí expuestos, lo mismo que la argumentación general, pueden mejorarse notablemente (sobre todo mediante un esfuerzo colectivo de crítica constructiva), al tiempo que permanecen lagunas teóricas, temáticas y metodológicas que esperamos ir cubriendo (al menos parcialmente), en trabajos posteriores. Finalmente, renovamos nuestro fraterno agradecimiento hacia todos los que han hecho posible, con su apoyo, su aliento y su crítica, que esta obra salga a la luz.

Franz J. Hinkelammert

Henry Mora Jiménez
San José, Costa Rica

Septiembre de 2007.
Prefacio a la primera edición

Esta generación afronta dos caminos: el camino de la vida y el camino de la muerte. ¡Esperemos que la humanidad escoja la vida!
Herman Daly y John Cobb

Las últimas décadas del siglo XX fueron testigo de un cambio dramático en el devenir de la humanidad. A medida que los “problemas modernos” se fueron transformando en verdaderas amenazas globales sobre la existencia de la vida en el planeta y la sobrevivencia de los seres humanos —la exclusión económica y social, la subversión de las relaciones humanas, la destrucción del medio ambiente, la crisis ecológica—; en esa misma medida se afianzaba un pretendido pensamiento único, ciego ante tales amenazas y ebrio de un eficientismo abstracto fundado en el mercado, el laboratorio y la racionalidad medio-fin.
Con el colapso del socialismo histórico, este sistema anuncia su triunfo definitivo, celebra el “fin de la historia” y se propone aplastar toda opción que no sea la solución única y homogénea que pretende implantar en el mundo entero. Ya no podrán haber muchos mundos ni pluralismo de sistemas, sino un sólo mundo que es el capitalismo globalizado.
Este “nuevo” orden se impone y se legitima tautológicamente, gracias al implacable poder que lo sostiene. No puede prometer y ya no promete un lugar para todos, sino que exalta la ideología de la competencia a muerte y la eficiencia abstracta: el mundo es de winners y losers. Pero al afirmarse sobre un poder total e indiscutido, este orden prescinde de toda referencia a los seres humanos concretos como fuente de legitimidad, afirmando su legitimidad por la legalidad y por la fuerza. Se autoconcibe creado, organizado y posibilitado por el imperio de la ley y de las armas, en una sociedad en guerra competitiva permanente por la sobrevivencia de los capitales, de los Estados, las naciones, los pueblos, los seres humanos y el medio ambiente.
Las ciencias sociales, y particularmente la economía, se han adaptado rápidamente a esta ideología del capitalismo total. La economía ahora se conduce como si se tratara de una guerra económica, en la cual se busca conseguir y mantener “ventajas competitivas” que hagan posible salir del campo de batalla como vencedores. El economista, y en especial el administrador de empresas, se ha convertido en el asesor militar en esta guerra económica, llegando a ser su función primordial, no la producción de teorías o el entendimiento de lo que significa esta manera de enfocar la economía, sino, cómo contribuir al triunfo en esta confrontación bélica: la competencia a muerte.
Pero este estado de guerra desatado por el eficientismo racionalista, conduce no solamente a una destructividad cada vez mayor de los ámbitos de la vida social y de la naturaleza, sino a una autodestructividad también creciente que socava las propias condiciones de posibilidad de la vida humana, natural y social. ¡El asesinato es suicidio!

Todos estos procesos de destructividad, alienación y fetichización se derivan de la pérdida de un referente crucial para todo acto o producto humano y para el análisis de la realidad: el criterio del sujeto vivo, corporal, concreto, necesitado (los hombres y mujeres de carne y hueso). Al prescindir del sujeto en tanto ser humano corporal y concreto, y del análisis de las condiciones materiales de su vida natural y social, es decir, corporal, las formas culturales del capitalismo globalizado pierden el criterio de realidad y de verdad y avanzan a ciegas hacia crecientes estilizaciones abstractas y a menudo vacías, o hacia mitificaciones sacrificiales. En pocas disciplinas este proceso ha avanzado tanto como en la economía, misma que se vanagloria de ser “economía pura”, concibiendo, tratando y apropiándose de los ámbitos de la vida social y de la naturaleza, como si estos fueran “sus entornos”.
Por eso, la demanda de la recuperación del sujeto, de la vida humana concreta, de la vida para todos, en las relaciones humanas, en las instituciones sociales y en las construcciones culturales —ciencia, arte, filosofía, teología, etc.— es la demanda más urgente en el mundo de hoy. Si como creemos, no puede construirse una nueva sociedad sin imaginarla, entonces, la construcción de alternativas pasa por una renovación radical de nuestros actuales marcos categoriales, marcos que no solamente predeterminan nuestra percepción de la realidad, sino que limitan, además, las metas de la acción humana que podemos concebir.
En este libro proponemos un horizonte —y sólo eso—, para una reconstrucción teórica de la economía, ciencia que desde sus orígenes se ha debatido entre el arte del lucro (crematística) y el arte de gestionar la producción y distribución de los bienes necesarios para abastecer a la comunidad y satisfacer las necesidades humanas (oikonomía). En esta última dirección es que pensamos debería reformularse la economía, como una ciencia de la reproducción o sustentabilidad de las condiciones materiales (biofísicas y socio-institucionales) que hacen posible la vida, esto es, como una Economía para la vida.
Esta obra puede considerarse una continuación de nuestro libro anterior, Coordinación social del trabajo, mercado, y reproducción de la vida humana (DEI, San José, 2001); en relación al cual hemos agregado nuevos temas, suprimido algunos y reformulado otros. Nuestro especial y fraterno agradecimiento al equipo de investigadores del DEI y a nuestros amigos y amigas del Foro de Economía Crítica de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional (Heredia, Costa Rica), por los comentarios y aportes recibidos durante la larga elaboración de esta obra.

Franz J. Hinkelammert

Henry Mora Jiménez
San José, Costa Rica

Abril de 2005.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   94

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconEl hombre roto por los demonios de la economía
«La economía tiene necesidad de la ética para su correcto funcionamiento; no de una ética cualquiera, sino de una ética amiga de...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconPedagogía para la comprensión a través del desarrollo de las inteligencias...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconEl principio bioético de no maleficencia es la base de toda la ética...
«no matarás», que viene siendo el eje fundamental de la norma legal que defiende la vida y su protección. El respeto a la vida es...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconLa economía en los primeros años de vida departamental una guerra para comenzar el siglo

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconLa economía en los primeros años de vida departamental una guerra para comenzar el siglo

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconDesde la década de los setenta, se observa el desarrollo de un nuevo...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconDesde la década de los setenta, se observa el desarrollo de un nuevo...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconResumen En el texto se analiza la participación política y el 15M...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconUna Nueva Concepción de maestros y maestras para la vida, para la...

Apuntes para una ética del Sujeto desde la perspectiva de una Economía para la Vida 18 iconFigura clave de la Transición, falleció el 15 de enero de 2012 a...
«aperturistas», indispensables, desde su perspectiva, para asegurar la continuidad de aquel






© 2015
contactos
ley.exam-10.com