Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región






descargar 47.83 Kb.
títuloAcceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región
fecha de publicación02.08.2015
tamaño47.83 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos

http://mama-tierra.org/wp-content/uploads/2014/03/onu.jpg

AAE MUN

COMITÉ: CEPAL

IDIOMA: ESPAÑOL

PRESIDENTES: LAURA ALEJANDRA MEJÍA, FERNANDO SNEIDER FERNANDEZ, KEVIN DUVAN GARCIA.



Buenos días (o tarde), delegados de nuestra comisión Cepal, las cosas que pasan en los modelos son muy bonitas, no enseñan a crear nuestra propia opinión y a crear un carácter para poder enfrentar muchas personas intentado defender nuestro punto de vista sobre el tema.

Nosotros sus presidentes queremos que la pasen muy bien en este modelo, que den lo mejor de ustedes y que aprendan más de lo que todos ustedes ya saben, que aprendan a mostrar sus puntos de vista sin importar si lo dicen bien o mal, a que en estos 2 días de modelo sepan cómo poder defender su país.

TEMAS:

  1. Asistencia en la planificación del acceso de la energía sostenible para todos los países latinoamericanos y el caribe.

  2. Inversión extranjera en los países Latinoamericanos.



1. Asistencia de la planificación del acceso de la energía sostenible para todos los países latinoamericanos o del caribe.

¿Qué es la energía sostenible?

El desarrollo económico basado en la quema de combustibles fósiles está contribuyendo en gran medida al cambio climático, puesto que su uso redunda en la emisión de gases de efecto invernadero tales como el dióxido de carbono y el metano. Debemos considerar todas las oportunidades posibles para generar energía a partir de recursos sostenibles o renovables. Muchas de las personas más pobres del mundo tienen poco o ningún acceso a energías diferentes a las tradicionales, que usan combustibles de biomasa como la madera, los residuos agrícolas y el estiércol. Dondequiera que las personas no encuentran estos combustibles, utilizan en forma creciente otros materiales como los plásticos y la ropa como combustible, los cuales emiten toxinas peligrosas. El uso de tales combustibles causa problemas ambientales y puede tener un impacto sobre la salud y la calidad de vida de las personas. En muchos países del Sur, las personas quieren usar los mismos combustibles que las personas en el Norte, tales como el gas, el diésel y la gasolina. Sin embargo, la mayor parte de dicha energía es producida a partir de combustibles fósiles que contribuyen al cambio climático (y que también por lo general son muy costosos). En esta sección examinamos opciones asequibles que permitan a las personas acceder a energía en forma sostenible, tanto en el Norte como en el Sur.

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región


Autoridades estatales y representantes de organismos internacionales participaron en el lanzamiento de la Década de la Energía Sostenible para Todos en las Américas.
 

(15 de octubre, 2014) Alrededor de 34 millones de ciudadanos en América Latina y el Caribe carecen de electricidad en sus hogares y 75 % de la matriz regional depende de fuentes no renovables, lo que hace necesario aumentar el acceso, el uso de energías renovables y la eficiencia energética para un desarrollo sostenible con igualdad, según coincidieron hoy autoridades de la región y representantes de organismos internacionales durante el lanzamiento de la Década de la Energía Sostenible para Todos (SE4ALL) en las Américas.

En la inauguración del encuentro, celebrado en Santiago, intervinieron la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el Director Ejecutivo de Sustainable Energy for All (SE4ALL) y Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas, Kandeh Yumkella, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, el Vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Hans Schulz, y el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile, Antonio Molpeceres.

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, indicó que este país, donde 96 % de la población sí tiene acceso a la electricidad, se ha propuesto reducir para 2018 en 50 % el número de familias que hoy en día no tienen suministro eléctrico, así como lograr que 20 % de su matriz corresponda a energías renovables no convencionales para 2025 y fomentar la eficiencia energética, con un objetivo de ahorro de 20 % para ese mismo año.

Kandeh Yumkella, Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas, señaló por su parte que la energía, que no fue incluida de forma explícita en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), debe ser un asunto central en la agenda post-2015 para fomentar el crecimiento, la competitividad y la innovación. Todavía hoy 1.300 millones de personas carecen de acceso a la electricidad en el mundo, recalcó.

De ellos, unos 34 millones viven en América Latina y el Caribe, lo que supone 5 % del total de su población, apuntó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. Alicia Bárcena explicó que este organismo de Naciones Unidas ha planteado cuatro puntos clave para una agenda sostenible en esta materia: promover el ahorro y uso eficiente de la energía, fomentar la igualdad en el acceso, mejorar la seguridad energética y diversificar la matriz, que en la región depende hoy en 75 % de fuentes no renovables.

El Vicepresidente del BID señaló que este organismo está en camino de alcanzar la meta de destinar 5.000 millones de dólares en cinco años para financiar proyectos de energía sostenible, tal como se comprometió en 2012 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de Río de Janeiro (Río+20). Dentro de los esfuerzos regionales más recientes, Hans Schulz destacó el despliegue de la energía solar en Chile y de la eólica en Uruguay.

Sustainable Energy for All (enlace disponible solo en inglés) es una alianza intersectorial de gobiernos, sector privado y sociedad civil que fue lanzada en 2011 por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. En ella se han establecido tres objetivos para el año 2030: asegurar un acceso universal a servicios modernos de energía, duplicar la eficiencia energética y doblar el porcentaje de las energías renovables en la matriz mundial.

Naciones Unidas acordó a fines de 2012 que el período entre 2014 y 2024 sería considerado la Década de la Energía Sostenible para Todos. El encuentro inaugurado hoy representa el lanzamiento de esa campaña en esta región, donde 21 países latinoamericanos y caribeños ya se han sumado a esa iniciativa.

A esta reunión, que concluirá el viernes 17, asisten autoridades de los Ministerios de Energía de distintos países de la región, así como representantes del sector privado y de la sociedad civil.

CEPAL, PNUD y BID coordinarán esfuerzos en una alianza por la Energía Sostenible para Todos en las Américas


Las tres instituciones apoyarán el logro de los objetivos fijados en el marco de la iniciativa lanzada en 2011 por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.    

Tres instituciones regionales multilaterales -la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Interamericano de Desarrollo- se reunieron en Washington el 23 de febrero de 2015 para comprometer conjuntamente sus conocimientos y recursos en apoyo de la iniciativa de Energía Sostenible para Todos en las Américas de la ONU.

La iniciativa SE4All tiene ambiciosas metas, y esta asociación es parte de los esfuerzos por sentar las bases para la acción que ayudará a los países a alcanzarlas. 

Las tres instituciones se proponen crear un plan de trabajo conjunto en el que la tarea de cada una de ellas complemente la misión de las otras, con el fin de dar apoyo a las metas de Energía Sostenible para Todos en América Latina y el Caribe. Los tres objetivos de la iniciativa son asegurar el acceso universal a modernos servicios de energía, duplicar la tasa global de mejoramiento de la eficiencia energética, y duplicar el porcentaje de energía renovable en la matriz energética global, todo ello para 2030.

Se espera que esta asociación implemente objetivos estratégicos para la SE4All Américas, incluyendo la creación de productos de conocimiento, asistencia en la planificación del acceso universal a la energía, coordinación con otros socios nacionales e internacionales, monitoreo del estado de la SE4All en los países de la región, análisis de políticas, y un mayor nivel de preparación de proyecto y de acceso a la financiación para los proyectos que apoyen las metas de la SE4All. Un mayor grado de coordinación en materia de energía sostenible contribuirá a catalizar nuevas e importantes oportunidades de inversión que permitirán acelerar la transformación de los sistemas energéticos mundiales, al tiempo que ayudará a eliminar la pobreza energética e incrementar la prosperidad.

Kandeh Yumkella, de SE4All, dijo: “Esta nueva asociación refuerza aún más el rol de la SE4All en América Latina y el Caribe. Una mayor coordinación intensifica nuestro poder de acción, lo que generará un mayor grado de apoyo a los responsables de la gestión política y otros actores y creará un catalizador más efectivo para las inversiones”.

Susan McDade, del PNUD, sostuvo: “Este es el momento para que los gobiernos y el sector privado de la región inviertan en energías alternativas sostenibles, no sólo para alentar el crecimiento mientras se reducen las emisiones, sino también para asegurar el acceso a energía limpia a unos 24 millones de personas que aún viven en la oscuridad”.

Por su parte, el Vicepresidente del BID Hans Schulz afirmó: “Estamos ante una oportunidad de hacer algo excepcional para el sector energético de América Latina y el Caribe. Nuestros avances pueden mejorar la calidad de vida de la gente”.

En tanto, Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, destacó que “el acceso a la energía moderna forma parte de las medidas que se necesitan para hacer frente a la pobreza en todos sus frentes: la CEPAL ha aportado asistencia técnica en esta área a 21 países de la región, ha elaborado más de 30 publicaciones, y ha organizado más de 20 conferencias regionales sobre tópicos relacionados con la energía sostenible”.

El BID, la CEPAL y el PNUD apoyan esta asociación con el fin de que la energía sostenible se convierta en una realidad en la región. Estas organizaciones reconocen la importancia de un mayor grado de coordinación con otros socios regionales para alcanzar este objetivo y consideran que al unir sus fuerzas su sinergia contribuirá a promover las metas de la SE4All.

Mediante la coordinación de recursos y conocimientos sobre prácticas de energía sostenible, esta asociación aportará a la región las herramientas necesarias para alcanzar las metas de la SE4All en 2030. Los objetivos potenciales específicos incluyen: 1) proveer los recursos que apoyen las reformas políticas e institucionales y los marcos regulatorios que alienten el desarrollo de la producción y uso de energías sostenibles; 2) impulsar un exhaustivo mapeo de los programas regionales de energía que promueven los actores locales; y 3) determinar los indicadores y datos que serán recolectados por cada uno de los países.

Asociaciones público-privadas son clave en proyectos de almacenamiento de energía


La promoción de soluciones tecnológicas innovadoras y sostenibles bajo esquemas de asociaciones público-privadas es clave en el desarrollo de proyectos de almacenamiento de energía y permite fortalecer la buena gobernanza de los recursos energéticos, señalaron expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en un evento en Río de Janeiro, Brasil.

El taller de asociaciones público-privadas sobre el almacenamiento de energía para el desarrollo sostenible es organizado por la CEPAL en conjunto con la iniciativa de Energía Sostenible para Todos (SE4ALL, según sus siglas en inglés) y la Asociación Global para la Electricidad Sostenible (GSEP, según sus siglas en inglés) y se realiza del 16 al 17 de abril en la ciudad brasileña. Reúne a reconocidos expertos mundiales en temas energéticos, así como a autoridades nacionales y especialistas de organismos internacionales.

La iniciativa Energía Sostenible para es una alianza intersectorial de gobiernos, sector privado y sociedad civil que fue lanzada en 2011 por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. En ella se han establecido tres objetivos para el año 2030: asegurar un acceso universal a servicios modernos de energía, duplicar la eficiencia energética y doblar el porcentaje de las energías renovables en la matriz mundial.

El Oficial a Cargo de la División de Recursos Naturales e Infraestructura de la CEPAL, Ricardo Sánchez, dio la bienvenida a los asistentes y remarcó el trabajo de colaboración realizado entre el organismo regional de las Naciones Unidas, la iniciativa SE4ALL, la GSEP, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Parlamento Latinoamericano y el Gobierno de Alemania.

En su exposición, Sánchez explicó las potencialidades del almacenamiento de energía e indicó que el mundo avanza hacia un mayor uso de la electricidad, que para 2050 desplazaría a los combustibles fósiles del primer lugar entre las fuentes energéticas.

“Todo esto podría tener evidentes impactos positivos en la lucha contra el cambio climático. Por ello, las decisiones que los países tomarán sobre las ‘opciones energéticas sostenibles’ durante la COP 21 de París, serán fundamentales”, remarcó Sánchez.

El experto agregó que más electricidad significa no solo una generación, distribución y uso más limpios y eficientes, sino también formas más eficaces de almacenar la energía. Por ello, encuentros como el de Río de Janeiro representan un hito importante en el diálogo regional sobre las mejores prácticas para generar, almacenar y usar la energía de una manera eficiente, rentable y sostenible, indicó.

1. ¿Qué factores influyen que en algunas regiones de los países Latinoamericanos y del Caribe no cuenten con energía?

2. Al aumentar el acceso de energía o electricidad en los países Latinoamericanos y del Caribe ¿Qué consecuencias traería a nivel socioeconómico?

3. ¿Cómo influye la energía en el desarrollo de un país?

4. ¿Si se lleva a cabo esta iniciativa podría afectar en los ámbitos ambientales?

5. ¿Qué amenazas se pueden encontrar en este proyecto?

2. Inversión extranjera en los países Latino Americanos:

A finales del siglo XX, la inversión extranjera directa (IED) —reflejo de la expansión internacional de las empresas transnacionales— se ha constituido en uno de los elementos centrales del proceso de globalización de la economía internacional. Durante la década de 1990 los flujos de IED a nivel mundial han experimentado un crecimiento notable, pasando de un promedio anual de 245 000 millones de dólares entre 1991 y 1996 a cerca de 400 000 millones en 1997. De este modo, las empresas transnacionales han seguido incrementando su importancia en la mayoría de las economías nacionales, tanto desarrolladas como en vías de desarrollo.

Este extraordinario crecimiento oculta las grandes diferencias que existen entre las regiones y dentro de cada una de ellas. En la presente década los países desarrollados han concentrado más del 60% de las entradas (inflows) y sobre el 90% de las salidas (outflows) de las corrientes totales de IED.

Un elemento destacado de los últimos años ha sido la creciente participación de los países en desarrollo como receptores de IED, que han llegado a representar un 38% de los flujos totales en 1997. En este último año los mayores cambios se encuentran en la distribución de los flujos mundiales de IED entre los países en desarrollo. América Latina y el Caribe experimentó un fuerte crecimiento (43%), llegando a representar un 44% de estos flujos, mientras Asia en desarrollo, a pesar de mantener la supremacía —53% de los ingresos a países en desarrollo—, evidenciaba un estancamiento relativo y África un fuerte retroceso. De este modo, la aguda crisis financiera surgida en Asia habría favorecido a América Latina como receptor de flujos de IED.

En los últimos años, el crecimiento registrado en los flujos de IED hacia América Latina y el Caribe ha sido muy significativo, pasando de 33 006 a 65 199 millones de dólares entre 1995 y 1997. Más aún y pese a la crisis asiática, esta orientación tendería a estabilizarse, ya que las estimaciones para 1998 indicarían que los ingresos de IED estarían en el mismo orden de magnitud que el registrado el año anterior. Este extraordinario crecimiento significa que el 45% del acervo de IED existente en 1997 se habría acumulado en los últimos siete años. Así, el acervo de IED en América Latina se ha renovado durante los años noventa, lo que apunta a la necesidad de volver a interpretar las características de este fenómeno.

En 1997, los flujos de IED hacia la región estuvieron apreciablemente concentrados (90%) en los países miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), básicamente Brasil y México. El restante 10% se dividió entre los países de la Cuenca del Caribe (4%) y los centros financieros del Caribe (6%). En este último grupo de países llama la atención el hecho de que los montos registrados como ingresos y posteriormente como egresos son sustancialmente menores que los flujos registrados por los países receptores de la región desde los centros financieros. Esto revela una de las debilidades de la información estadística y las distorsiones que producen los centros financieros al ser lugar de tránsito de inversiones que tienen como destino final terceros países, en la región o fuera de ella. Por esta razón, es necesario complementar la información estadística oficial con antecedentes de otras fuentes.

A partir de 1996, Brasil recuperó su posición como principal receptor de IED en América Latina y el Caribe, desplazando a México. En 1997 fue el destino del 30% de la IED dirigida hacia la región, seguido de México y Argentina, con participaciones de 19% y 10% respectivamente. Con ingresos de un orden de magnitud similar, Chile, Colombia y Venezuela fueron también importantes receptores de IED. Estas seis economías, junto con Perú, concentraron el 97% de los flujos dirigidos hacia los países de la ALADI. En el presente informe se hace un análisis sintético de las principales características de este grupo de siete receptores principales de IED a nivel regional.

Los países de la Cuenca del Caribe —excluidos los centros financieros— captaron un 4% de la afluencia de IED hacia la región. Durante 1997 la subregión evidenció un crecimiento de 41%, donde sobresalen claramente Trinidad y Tabago en el sector de hidrocarburos y Costa Rica y República Dominicana en la industria manufacturera de exportación, principalmente bajo el esquema de maquiladoras. El caso de Costa Rica es especialmente interesante ya que, a través de una política selectiva, intenta estimular los ingresos de IED hacia la producción de alta tecnología y el turismo, destacando el caso de la reciente constitución de una subsidiaria de la empresa estadounidense de microprocesadores, Intel. Además, en varios países de la subregión se han intensificado los programas de privatización de empresas públicas, básicamente de energía eléctrica y telecomunicaciones, entre los cuales cabe mencionar el caso de El Salvador.

En la primera mitad de la década de 1990, la privatización de activos estatales fue el principal mecanismo de ingreso de la IED. En el período 1994-1996 el fuerte aumento de los montos de IED se sumó a la mayor relevancia que adquirieron las inversiones relacionadas con nuevos proyectos de inversión, la reestructuración y modernización de las empresas extranjeras presentes en la región y las nuevas inversiones relacionadas con la reestructuración y modernización de las empresas estatales privatizadas. En 1997, prolongando la tendencia de los últimos años, la transferencia de activos —tanto públicos como privados— hacia inversionistas extranjeros ha sido la principal modalidad adoptada por la IED en América Latina y el Caribe. Esta dinámica es especialmente intensa en las economías de mayor tamaño, tales como Brasil, Argentina, México, Colombia, Venezuela y Chile. En aquellos países cuyos programas de privatización están en sus últimas etapas (Argentina, Chile, México y Perú), las transacciones entre agentes privados son más importantes. La IED vinculada a la compra de activos fijos del sector privado superó levemente a la compra de activos estatales; no obstante, esta última experimentó un mayor crecimiento relativo —especialmente en Brasil y Colombia, cuyos programas de privatización están en pleno auge. Así, en este último año, las tres principales modalidades de la IED en la región (adquisiciones de activos privados, privatizaciones e inversiones en nuevos activos) registraron magnitudes similares.

En los nuevos y masivos ingresos de capital se ha ido incorporando a las formas tradicionales de ventas de activos estatales una "segunda ola" de privatizaciones, caracterizada por la transferencia al sector privado de actividades —en forma de concesiones— antes provistas por el Estado, la que se suma a la apertura parcial de nuevos mercados (telefonía celular) y al acceso de la inversión privada extranjera a algunas de las grandes empresas públicas (minería y petróleo). En muchos casos, los inversionistas extranjeros se han asociado con firmas locales, como una manera de diversificar los riesgos asociados a estas operaciones. A pesar de no incrementar, por lo menos en un primer momento, la capacidad productiva del país receptor, estas inversiones han permitido mejorar la calidad de los servicios (principalmente generación y distribución de energía, transporte y telecomunicaciones), lo que ha incidido positivamente en la competitividad sistémica del país receptor.

Asimismo, en mercados más abiertos, los propietarios de muchas empresas latinoamericanas se han visto obligados a vender, al no poder contar con la tecnología y el capital necesario para competir. Durante los últimos años, muchas empresas extranjeras han aprovechado estas oportunidades para entrar o expandir su presencia en la región. Este proceso ha sido especialmente intenso en México —de modo de aprovechar las ventajas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC)— y Argentina y Brasil, como una manera de crear y consolidar redes subregionales de producción en el marco del Mercado Común del Sur (Mercosur).

En los últimos años, paralelamente a la expansión y diversificación del comercio intrarregional, se ha registrado un importante incremento de las inversiones entre los países de la región. Se trata de una dinámica que adquiere dimensiones importantes en el Cono Sur, especialmente en Chile. Aún es un proceso incipiente y difícil de medir, dadas las dificultades para obtener la información pertinente. No obstante, es muy probable que siga en ascenso, en la medida que se avance y profundice en los esquemas de liberalización e integración regional. Asimismo, esta tendencia revela un cambio importante en la manera de encarar los desafíos de la globalización por parte de las empresas líderes latinoamericanas, y una creciente confianza en la marcha de las economías regionales.

Entre 1994 y 1997, las empresas extranjeras incrementaron su importancia relativa entre las 500 mayores empresas de la región, pasando del 29% al 33% de las ventas totales de este grupo. En 1997 manifestaron una gran concentración en sólo tres países (88%) —Brasil, México y Argentina— y en sólo seis actividades económicas (84%) —la industria automotriz (26%), los alimentos, bebidas y tabaco (19%), el comercio (11%), la electrónica (10%), el petróleo (9%) y la industria química (9%). Cerca del 50% de estas empresas extranjeras son de origen estadounidense y el 38% proviene de países miembros de la Unión Europea.

  • http://www.cepal.org/publicaciones/xml/2/4262/sintesis.htm

Tema 2

1. ¿Qué es el IED?

2. ¿Qué posibles medidas podrían tomar los países frente a los ingresos del IED?

3. ¿qué consecuencias puede traer la privatización de las empresas relacionado con los ingresos del IED?

4. ¿la globalización hace parte de la inversión extranjera en los países Latinoamericanos y del Caribe?

5. la inversión extranjera promueve a la macroeconomía ¿cómo afecta esto a nivel social y económico?

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconModificaciones a la ley n° 26. 190, “RÉgimen de fomento nacional...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconLey para el fomento, uso y aprovechamiento de las fuentes renovables...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconEl acceso de colombia a la agencia internacional de energías renovables...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconAula con equipo de cómputo con acceso a internet y proyección, pintaron...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconAula con equipo de cómputo con acceso a internet y proyección, pintaron...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconAgueera proyecto de modificación de Ley de Energía Renovables guinle

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región icon“Por el cual se reglamenta el Fondo de Energías Renovables y Gestión...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconFuentes de energía. Concepto, clasificación y características

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconCargo con alta exigencia en la administración de empresa a partir...

Acceso a energía, eficiencia y fuentes renovables, claves para un desarrollo con igualdad en la región iconCon el cuento del millón de cédulas falsas el conservatismo consiguió...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com