Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa






descargar 0.62 Mb.
títuloCapítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa
página11/12
fecha de publicación29.06.2016
tamaño0.62 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

2.8 Conclusiones.

Las letras de las canciones de rock no son, por supuesto, todo el rock. Eso lo sabemos todos. El rock es una práctica artística en la que se combinan música, palabras y cuerpos en escena. Pero determinar los modos en que esas tres clases de medios se van mezclando no es fácil.

Claudia Kozak.148

Las interpretaciones que surgen de las letras del rock mexicano nos dan diversas cuestiones acerca del origen de las temáticas expuestas, ahí surge una pregunta interesante y por demás reveladora: ¿de dónde surgen las referencias culturales vivenciales que dan origen a las letras del rock mexicano o al rock de cualquier otra parte del mundo?. En cierta medida, el origen de las canciones se encuentra en la experiencia de aquél que la escribe, indistintamente aparece siempre un personaje dentro de la letra que es el que relata, canta o describe la situación que en la letra de la canción se plasma. Así es como en primera instancia aparece el individuo que transmite un mensaje a través de las palabras convirtiéndose en personaje.

Se diría que tal ‘personaje’ o voz es el rasgo que mejor caracteriza a las letras del rock. (...) En efecto, es considerable la cantidad de letras que se constituyen a partir de una voz que ‘habla’ en primera persona singular. ¿Quién dice yo en esas letras? Evidentemente en el momento de la interpretación musical ese yo sale por la boca de la persona que canta. Pero el yo de la letra de una canción no tiene por qué coincidir con la persona que canta; como toda práctica artística el rock ‘inventa’ sus personajes y sus voces. Es cierto que la mayoría de los temas se producen a partir de la experiencia personal de los autores de las letras, incluso en algunos casos hay referencias biográficas claramente reconocibles; sin embargo, el personaje que habla desde una canción es un ser inexistente construido por la actividad artística. Es interesante notar que si bien se trata de un personaje que por lo general habla en singular, desde su individualidad, la práctica rockera lo convierte en algo así como un personaje colectivo a partir del cual tanto los que producen como los que consumen rock se identificarían. El personaje es así una especie de portavoz de esa diferencia propia del rock. El pasaje de un personaje singular a uno colectivo puede pensarse también a partir de aquellas letras que dirigen su voz a una segunda persona. Se trata de una voz singular que se ofrece para ser compartida por otros. De hecho son esos otros quienes le dan consistencia al yo, un intercambio de voces que pone en marcha formas de identificación y pertenencia en el campo de la cultura juvenil. Al definir su propia identidad este personaje suele acercarse a un tipo de marginalidad social ligada a la locura. El rock, esa práctica que diferencia a los jóvenes, se piensa a sí mismo más en los márgenes que en el centro, más parcial que totalizador.149

Es así como se puede entender el origen de las letras del rock, letras que abordan temáticas que son diametralmente opuestas a las que toca la música eminentemente comercial o de alcance popular masivo (en los primeros se podría contar, por ejemplo, a los grupos y solistas coreográficos vocales tributarios del play back y la promoción sin vergüenza por los medios masivos de comunicación; mientras, en la segunda categoría entrarían, por ejemplo, las manifestaciones que integran la llamada ‘onda grupera’, música de calidad bastante deficiente dirigida a un público nada exigente que utiliza esta música como fondo del baile o de los rituales de la seducción amorosa). Sin embargo, la pregunta surge de manera espontánea, ¿qué es lo que diferencia a las letras del rock mexicano de las letras de las demás manifestaciones musicales? Evidentemente la intención y el contenido, además de la forma, dentro de ésta la utilización del lenguaje coloquial que utiliza cualquier escucha de esta música tiene una importancia fundamental.

Podría formularse la siguiente pregunta: ¿qué hace que una letra de rock sea precisamente eso, una letra de rock? ¿Ser cantada según un tipo de música? En cierto sentido sí. Sin embargo sabemos que en la actualidad hay muchos tipos de música en el interior de eso que llamamos rock. Aún cuando no aparezca explícitamente en todas las letras, el personaje al que hicimos referencia antes es de gran utilidad en el momento de mostrar por qué una letra puede entrar en la práctica rockera. Además de ese personaje, ¿hay algún tipo particular de lenguaje propio del rock? ¿las palabras de las canciones son las mismas que las de otras prácticas artístico-verbales, por ejemplo, la poesía? ¿O son las palabras que usamos todos los días? En parte el rock usa las palabras de modo bastante similar al uso cotidiano general, en parte su lenguaje pertenece a una jerga –lenguaje de un grupo o sector social- y en parte también cambia los modos habituales de usar las palabras.150

Las letras del rock mexicano tienen las características que se han mencionado líneas arriba, presentan sus temas utilizando un lenguaje que, por lo general, es compartido por los escuchas. Esto no es una regla rígida, muchos grupos utilizan el lenguaje de tal manera que sus letras son verdaderos poemas en donde el habla cotidiana desaparece de la misma forma que las estructuras comunes dan lugar a estructuras más elaboradas estética y auditivamente más agradables (dentro de estos grupos que crean letras más allá de la comprensión del escucha promedio podemos mencionar a Santa Sabina, La Barranca, Sangre Asteka, Caifanes, Oxomaxoma, Consumatum Est, Real de Catorce, Julieta Venegas, La gusana ciega, entre otros).

Las letras del rock mexicano aluden al humor de manera importante, el sarcasmo, la ironía, la burla llana y desnuda son uno de los elementos que sobresalen en todo ese universo de palabras que constituyen las temáticas del rock nacional. Muchos críticos aseguran que una de las partes más débiles para el rock nacional es precisamente la construcción de la parte lírica, esto es cierto pero no general. Si bien existen grupos que tienen deficiencias de composición graves (mayoría arrasante) existen también grupos que a través de sus letras logran transmitir mensajes por demás interesantes y reveladores (minoría esperanzadora). La importancia de las letras del rock mexicano tiene que ver con la permanencia de temas de interés, en el futuro toda esa producción letrística se convertirá en un elemento de referencia a fin de establecer las temáticas que dominaban a la opinión pública joven de fines del segundo milenio de nuestra era.
Volver a la página principal

1 The Kinks, Lola versus Powerman and the money go round, P y E Records, 1970.

2 Julieta Venegas, Aquí, BMG, 1997.

3 Santa Sabina, Santa Sabina, Culebra – BMG, 1992.

4 Tijuana NO, No, Culebra – BMG, 1993.

5 Maldita Vecindad y los Hijos del quinto Patio, Baile de máscaras, BMG, 1996.

6 La Matatena, Su Majestad, Independiente (Demo), 1996.

7 Sekta Core, Morbos Club, El Mazo – Sony, 1998.

8 Tijuana No, Transgresores de la ley, Culebra – BMG, 1994.

9 Molotov, ¿Dónde jugarán las niñas?, SurcoUniversal, 1997.

10 Citado en Catalina Heau Lambert y Gilberto Jiménez, “El cancionero insurgente del movimiento zapatista en Chiapas (Ensayo de análisis sociocrítico)”, Revista Mexicana de Sociología, Número 4, julio-agosto de 1997.

11 Santa Sabina, Babel, Culebra-BMG, 1997.

12 Resorte, República de ciegos, Manicomio-Polygram, 1997.

13 Tijuana No, Transgresores de la Ley, Culebra-BMG, 1994.

14 Sekta Core, Morbos Club, Sony Music, 1998.

15 Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Baile de Máscaras, BMG-Ariola, 1996.

16 Varios, Juntos por Chiapas, Manicomio-Polygram, 1997.

17 Programa ‘de variedades’ que dio a conocer a dos de los esperpentos más abominables que la televisión comercial hayan podido dar al mundito del espectáculo y que responden a los nombres de ‘El Burro Van Rankin’ y Esteban Arce.

18 Jairo Calixto Albarrán, “De luces y rebeldías”, La Mosca en la pared, Número 16, julio de 1997, p. 31.

19 Baste citar la siguiente crítica firmada por Hache Ge Eme: “Está de moda y se considera políticamente correcto ‘apoyar’ a los indígenas chiapanecos. Esto hace de Juntos por Chiapas una recopilación que cumple sus objetivos de brindar paz y buena conciencia a los músicos participantes. Ya el hecho de que los benéficos derivados de la venta del disco lleguen a manos de tzetzales, tzotziles y chamulas es cosa muy difícil de averiguar. En el plano musical, se trata de un disco irregular que contiene de todo un poco. Desde composiciones interesantes (las de Café Tacuba, Divididos, Paralamas, Fito Paéz) hasta candorosas ingenuidades (León Gieco y su ‘El Señor Durito y Yo), curiosidades (El Sup Marcos con acompañamiento jazzero, ¡cuas!) y francas grandilocuencias demagógicas (‘Navegar’, con los integrantes de Serpiente Sobre Ruedas al más puro estilo ‘We are the World o los anuncios navideños del Canal de las Estrellas). Todo sea por La Causa, cualquier cosa que eso signifique”, “Tiovivo”, La Mosca en la Pared, Número 16, julio de 1997, p. 26.

20 David Bowie, The fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars, RCA, 1972.

21 Raymundo Mier y Mabel Piccini, El desierto de espejos (Juventud y televisión en México), México, UAM – Plaza y Valdés, 1987, p. 190.

22 El Personal, Melodías Inmortales, Pentagrama, 1996.

23 Ibid.

24 “Madrugada encore”, Control Machete, Mucho barato, Manicomio, 1997.

25 Real de Catorce, Contraley, De Pelos – Musart, 1994.

26 Caifanes, El Silencio, BMG, 1992.

27 Molotov, ¿Dónde jugarán las niñas?, Surco – Universal, 1997.

28 Fobia, Leche, BMG, 1993.

29 Tijuana No, Transgresores de la ley, Culebra – BMG, 1994.

30 La Lupita, Qué bonito es casi todo, Culebra – BMG, 1994.

31 Fobia, Amor chiquito, BMG, 1995.

32 Allen Ginsberg, Aullido y otros poemas (Traducción de José Vicente Anaya), México, 1997, pp. 30-31.

33 Soda Stéreo, La historia de Soda, BMG, 1993.

34 Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, El circo, BMG, 1991.

35 El mismo Jaime López hace en una entrevista una especie de ‘traducción’ de esta canción: “Chilanga banda: tribu de los nacidos/avecindados en la ciudad de México ( a la vez, Chilanga banda es un grafitero juego de palabras por Chilam Balam)

Ya basta muchacho oriundo/avecindado de la ciudad de México / qué jodido trabajo tienes / no encaja vestirse de traje / y que caray con la influyentona placa policial / tan obeso como un insecto hemíptero de color rojo oscuro, cuerpo muy aplastado, cabeza inclinada hacia abajo, nocturno y que taladra la piel humana para chupar sangre / más ilegal que el contrabando / con pistola y con tolete / te gusta ser guardaespaldas. / Mejor me bebo una cerveza / y tal vez fornique a una muchacha / trabajando de taxista / no me falta el trago y la fiesta. / Si me accidento automovilísticamente o provoco una protuberancia en la cabeza al trausénte, / la policía no es azas desdentada / intimidando a los que atropellan con su automóvil al prójimo / su labor (talacha) consiste en cobrar de manera corrupta (mordida) / Por la noche voy a un públicamente festivo lugar, según la moral, inmoral. / No jodas dice la Changa (macho apodado con el femenino de simio), en cuanto hable el junkie alcohólico (y por lo tanto esté distraído), / de prisa dame de tu cantimplora etílica. (Gracias a Bukowski, se puede decir que un teporocho es un Barfly, aunque en México la barra es la banqueta o acera) / Alcohólico callejero, vaya. / Mi compañero se fuma la colilla o lo último del cigarrillo de mariguana (porro, join, churro) / y canta una universalmente conocida canción popular mexicana; su cabeza sobrevive a través de las pastillas (o fármacos), / de inhalar solventes, del cigarrillo de mariguana y de fritangas. / Jefazos, pandilleros y atrofias de la especie / chichinflas (variación cantinflesca propia de los Tacubos a chichifos, que son los tipos dados a la homosexual prostitución) y malafachas (gente de no muy buen aspecto), / los cutres o jodidos compañeros aquí si son importantes / y bailan su ritmo tropical – rocanrolero muy propio de ciertos barrios de la Ciudad de México, / comerciando malandrinescamente de arriba abajo, / se la pasa la tribu de oriundos/avecindados de la ciudad de México; / si me insultan, a cada insulto se les karmáticamente hablando, revertirá... o lo que es lo mismo: A cada acción corresponde una reacción: ¡Viva Newton!”, Patricia Peñaloza, “Un tal Jaime López, rockero intergaláctico”, La Mosca en la pared, Número 12, Febrero de 1997, p. 19.

36 Jaime López – José Manuel Aguilera, Odio fonky – Tomás de buró, Lejos del paraíso, 1993.

37 Para mayor información acerca de esta situación revísese las excelentes crónicas y entrevistas de Emiliano Pérez Cruz en su muy leíble reportaje Noticias de los chavos banda, México, Planeta, 1994.

38 Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio, BMG, 1990.

39 El Personal, No me hallo (y otros cuentos), Caracol, 1990.

40 Control Machete, Mucho barato, Manicomio – Polygram, 1997.

41 Sergio Arau, Mi Frida sufrida – La venganza de Moctezuma, Epic – Sony Music, 1993.

42 Coda, Veinte para las doce, Epic – Sony Music, 1995.

43 Rubén Martínez, “Más allá de las mamonerías: Cultura, Migración y Desmadre en ambos lados del Río Bravo”, La Pus Moderna, Número 7, Otoño de 1996, p. 14.

44 Control Machete, Mucho Barato, Manicomio-Polygram, 1997.

45 Tijuana No, No, Culebra – BMG, 1993.

46 El grupo Molotov tiene en sus filas a un norteamericano (Randy Ebrigth, baterista y vocales), lo que explica la inclusión de este verso.

47 Molotov, ¿Dónde jugarán las niñas?, Surco – Universal, 1997.

48 Martínez, op. cit., p. 15.

49 Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio,
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

similar:

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconCapítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconLos 250 discos de rock en las americas de todos los tiempos: 50 años...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconLas dificultades de exportación de las pymes industriales del nordeste...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa icon"letras" que encierran las instrucciones genéticas humanas. Este...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconEl nacimiento del rock and roll está intimamente ligado a los cambios...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconSíntesis temática de los diferentes ejes de nuestra propuesta

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconCapítulo XI obligaciones de los contribuyentes y responsables Capítulo...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconResumen. En los últimos años el derecho electoral mexicano ha evolucionado...

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconConstitución de las palabras: sonidos, fonemas y letras I

Capítulo II la temática de las letras en el rock mexicano de los noventa iconLa caída del comunismo y sus consecuencias. Los conflictos del nuevo...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com