República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1






descargar 145.7 Kb.
títuloRepública y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1
página1/6
fecha de publicación01.06.2016
tamaño145.7 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6

REPÚBLICA Y DEMOCRACIA.

La democracia deliberativa arendtiana,

una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1



María Teresa Muñoz Sánchez
1. Las sociedades democráticas enfrentan hoy nuevos desafíos a los que no pueden responder debido a que son incapaces de comprender la naturaleza de lo político y de aceptar la paradoja que está en el núcleo de la democracia representativa liberal. Una de las principales razones de esta incapacidad reside, desde mi análisis, en el marco conceptual de la teoría política liberal, más en concreto del neoliberalismo. Si queremos estar en condiciones de consolidar y profundizar las instituciones democráticas, ya es tiempo de abandonar ese marco conceptual y comenzar a pensar la política de un modo diferente. Mi argumento más general en este ensayo será que Hannah Arendt puede ayudarnos a llevar adelante tal proyecto.

Para Arendt, el ser humano es un ser político que desarrolla plenamente su identidad en el marco de su existencia en comunidad como una forma de convivencia más allá de aquella determinada por la naturaleza y la necesidad. De manera que la única condición verdaderamente humana es la puesta en práctica de la libertad en el ejercicio de la acción política, en la vida pública en pluralidad. Para ella, ciertamente, el ciudadano debe estar dispuesto a contribuir activamente en la construcción de una esfera pública auto-realizadora, que tenga en cuenta la pluralidad y la responsabilidad por los otros. Lo público es el reino de la acción y el discurso; de la libertad y la igualdad frente al dominio de la necesidad y la desigualdad que caracterizan al mundo de lo privado.

En oposición a la concepción liberal que recurre al individuo como fundamento del ordenamiento social y jurídico, la propuesta arendtiana parte de la condición humana como fijada por su determinación política. No se trata, como veremos más adelante, de enfatizar la condición de ser social del hombre sino su capacidad para la organización política. Me propongo entonces, mostrar los ejes estructurantes que presenta la noción de espacio público propuesta por Arendt fundamentalmente en La condición humana. Analizaré cuáles son los rasgos característicos del concepto de espacio público. Este análisis me permite defender que las nociones de poder, libertad y ciudadanía sugeridas por Arendt suponen una idea de participación y de democracia propia del republicanismo que nos ofrece pautas para mirar críticamente el acontecer político actual.
2. Partir de la tradición republicana es cuando menos arriesgado, podemos situar en esta corriente a pensadores tan disímiles como Aristóteles, Cicerón, Maquiavelo, Montesquieu y Rousseau, por mencionar tan solo algunos de los más representativos de entre los clásicos, en nuestros días, podemos mencionar Quentin Skinner2, Philip Pettit3 y Mauricio Viroli4. Esta diversidad me obliga a asumir explícitamente la reconstrucción que de la tradición republicana proponen estos últimos, según la cual ésta fue unificándose con el transcurso del tiempo, en parte por un entusiasmo compartido por los ideales y las lecciones de la República romana, en parte por el énfasis puesto en la importancia de disponer de ciertas instituciones: por ejemplo, un imperio de la ley, en vez de un impero de los hombres, una constitución mixta, en la que diferentes poderes se frenan y contrapesan mutuamente, y un régimen de virtud cívica, régimen bajo el cual las personas se muestran dispuestas a servir honradamente en los cargos públicos. Esta tradición, en la que ubico a Arendt, nos ofrece, a través de la noción de libertad política o libertad como no dominación, el basamento para restablecer en los ciudadanos la preocupación por la república.

A decir de Carlos Kohn:
El republicanismo cívico propone una visión de la democracia deslastrada de formalismos y propulsora de la deliberación y de la coparticipación política de los ciudadanos, el republicanismo cívico se inspira en los conceptos arendtianos de “espacio público” y “ciudadanía”, entre otros, a través de cuya articulación teórica sería posible rescatar el valor político del diálogo y de la participación plural.5
Partiendo entonces de estos antecedentes la hoja de ruta a seguir es la siguiente: En el primer apartado reivindicaré la mirada de Arendt al espacio público, enfatizando la noción de comunidad política y de ciudadanía que supone, y que identifico con ideales republicanos. En este mismo apartado, analizaré las nociones de poder y de libertad política en el marco del pensamiento arendtiano.

Para finalizar y de manera breve, será preciso exponer, los que considero supuestos fundamentales de modelo neoliberal y, en concreto de la democracia representativa. Todo ello con el propósito de desentrañar de la vasta obra de Arendt aquellas ideas que se vinculan con los valores centrales del republicanismo cívico. Me interesa recoger las principales premisas teóricas y normativas del ‘pensamiento republicano’, teniendo como objetivo fundamental: contraponer una visión de mundo distinta al actual paradigma hegemónico del pensamiento político, a saber, la así llamada doctrina neoliberal, en particular la denominada democracia liberal representativa. Frente a este modelo de democracia es posible contraponer otro de democracia deliberativa y participativa que, desde mi análisis, tiene como sustento teórico la propuesta arendtiana.

1. El espacio público como comunidad política

En este primer apartado avalo la tesis según la cual nuestro acceso a la política supone gratificación positiva, una ‘felicidad pública’ consistente en la construcción de una identidad política, nuestra identidad como ciudadanos. Dicha identidad tiene como su eje fundamental la libertad como posibilidad de actuar en el mundo común introduciendo algo nuevo y, al mismo tiempo, alcanzando la permanencia en la memoria.

Esta lectura supone ubicar el pensamiento arendtiano en el marco de la concepción republicana de la vida pública. El proyecto de Hannah Arendt no sólo nos permite reconstruir los principios de la tradición republicana (aquella que considera que la participación ciudadana es el valor fundamental de la práctica política), sino también demostrar que ésta es compatible con la pluralidad.
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconI. La Democracia Representativa y Democracia Participativa

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconDemocracia profunda : reinvenciones nacionales
«el pensamiento de los límites», una suerte de mediador entre la hermenéutica de la democracia y la diferencia colonial

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconLa tradición jurídica de Colombia sufrió una ruptura profunda con...

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconLa democracia representativa conspiración masónica

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 icon¿Cómo instalar un Proceso Autoritario y Totalitario, llamada por...

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconUn régimen político se puede considerar como tipos de gobiernos que...

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconDemocracia concepto de Democracia

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 icon¿Son los movimientos de participacióN (a pie de calle o en las redes...

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconLa democracia alemana (República de Weimar)

República y democracia. La democracia deliberativa arendtiana, una alternativa al declive de la democracia representativa liberal1 iconLa República Proscriptiva: Elite y democracia retórica






© 2015
contactos
ley.exam-10.com