Recurso de casación núm: 10822/2009






descargar 142.62 Kb.
títuloRecurso de casación núm: 10822/2009
página1/4
fecha de publicación15.03.2016
tamaño142.62 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4
TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Penal

Sentencia 1191/2010, de 27 de noviembre de 2010

RECURSO DE CASACIÓN Núm: 10822/2009

Ponente Excmo. Sr. ADOLFO PREGO DE OLIVER TOLIVAR

En la Villa de Madrid, a veintisiete de Noviembre de dos mil diez.

En los recursos de casación por quebrantamiento de forma, infracción de ley y vulneración de precepto constitucional que ante Nos penden, interpuestos por los FUNCIONARIOS DE PRISIONES CON NÚMEROS PROFESIONALES NUM000, NUM001, NUM002, NUM003 y NUM004, como Acusación particular, Juan Pablo, Bartolomé, Cornelio, Eutimio, Gustavo, Julio, Moises, Rogelio, Vidal, Luis Miguel, Adolfo, contra Sentencia dictada por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona, seguida por delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones y atentado en concurso ideal, los Excmos. Sres. Magistrados componentes de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que al margen se expresan se han constituido para deliberación, votación y Fallo bajo la Presidencia y Ponencia del Excmo. Sr. D. Adolfo Prego de Oliver y Tolivar, estando dichos recurrentes representado por los Procuradores Sres. Martínez Benítez por los funcionarios de prisiones, López-Puigcerver Portillo, por el segundo, tercero y cuarto, Sr. Mardomingo Herrero por el quinto y sexto, Sra. Caro Romero por el séptimo, Sra. Ruiz Esteban por el octavo, Sr. Rodríguez Perez por el noveno, Sra. Mesa Teicman por el décimo, y la Sra. Gil Segura por el undécimo y duodécimo. Siendo parte recurrida la Generalidad de Cataluña representada por el Procurador Sr. Velasco Muñoz-Cuellar y el Sr. Mauricio representado por el Procurador Rodríguez García. Siendo parte también el Ministerio Fiscal.

I. ANTECEDENTES

1.- El Juzgado de Instrucción núm. 3 de los de Granollers instruyó Sumario con el número 1/2005, contra Juan Pablo, Bartolomé, Cornelio, Eutimio, Gustavo, Julio, Moises, Rogelio, Vidal, Luis Miguel, Adolfo, Enrique, Indalecio, Mauricio, Roberto, Vicente Y Pedro Miguel y una vez concluso lo remitió a la Audiencia Provincial de Barcelona (Sec. Sexta) que, con fecha cuatro de febrero de dos mil nueve, dictó sentencia que contiene los siguientes Hechos Probados:

““PRIMERO.- Se declara probado que el día 30 de abril de 2004, poco antes de las 18 horas, se produjo un incidente en el Módulo Uno del Centro Penitenciario de Quatre Camins, sito en la Roca del Valles, Barcelona, al impedir la entrada en la lavandería a un interno en aplicación de la prohibición en este sentido que dos días antes había sido acordada por la dirección del Centro. En este incidente resultó con lesiones el interno, lo que dio lugar a cierto malestar de los demás internos y motivó que el Subdirector de Régimen Interior, Baldomero, se personara en el módulo a supervisar la situación.

Estando en el patio del módulo el Subdirector referido, el procesado Juan Pablo, mayor de edad y condenado ejecutoriamente por sentencia de 23-3-98 por un delito de homicidio, interno en el Centro Penitenciario mencionado, intentó hablar por teléfono, actuación que le fue impedida por un funcionario por no corresponderle, enfadándose el interno y dirigiéndose al fondo del patio, donde se reunió con otros compañeros, hablando durante un breve período de tiempo.

A continuación, este grupo de internos se dirigió al Subdirector Sr. Baldomero, quien estaba acompañado en ese momento por los funcionarios de prisiones con carnet profesional n.º NUM003, NUM002 y NUM000, aproximadamente en el centro del patio, y le pidieron explicaciones sobre lo sucedido con el interno lesionado.

El grupo de internos estaba integrado por los procesados Juan Pablo, Bartolomé, mayor de edad y condenado ejecutoriamente por sentencia de 31-1-92 por un delito de asesinato, Vidal, mayor de edad y condenado ejecutoriamente por sentencia de 6-6-2003 por un delito de homicidio y condenado ejecutoriamente por sentencia de 15-10-2001 por un delito de homicidio, Julio, mayor de edad y condenado ejecutoriamente por sentencia de 27-5-2003 por un delito de asesinato, Gustavo, mayor de edad y sin antecedentes penales computables, Eutimio, mayor de edad y condenado ejecutoriamente por sentencia de 9-2-96 por un delito de asesinato, Pedro Miguel, mayor de edad y sin antecedentes penales computables, Moises, mayor de edad y sin antecedentes penales computables y Rogelio, mayor de edad y sin antecedentes penales computables. El interno Juan Pablo interpeló al Subdirector de forma intimidatoria, quien le sujetó del brazo para sacarlo del patio, siendo, a continuación, golpeado por Juan Pablo en la cabeza con un fuerte puñetazo que le hizo caer al suelo. Seguidamente, el grupo de internos referidos agredió de forma indiscriminada al subdirector y a los funcionarios NUM003, NUM002 y NUM000 que estaban junto a éste.

El funcionario NUM000 fue agredido, concretamente, por los internos Pedro Miguel y Vidal, quienes le cayeron encima, consiguiendo zafarse de ellos y correr hacia el vestíbulo, donde entró, sujetando la puerta para que no entraran los internos citados quienes le habían perseguido hasta allí.

Al mismo tiempo, el funcionario NUM002 fue también agredido por el grupo de internos referidos cayendo al suelo donde le golpearon varios de ellos, que cesaron en esta agresión para centrarse en el subdirector. Aprovechó este momento para levantarse y correr hacia el vestíbulo, siendo interceptado por el interno Pedro Miguel, quien le cogió y le golpeó contra la reja de la entrada del mismo, al tiempo que el interno Vidal le daba patadas, pese a todo lo cual consiguió ponerse a salvo, entrando en el vestíbulo y cerrándose la puerta por otros funcionarios, entre ellos el NUM001 y el NUM000 que habían conseguido entrar antes.

Mientras los funcionarios NUM002 y NUM000 lograban ponerse a salvo como se ha descrito, los internos Juan Pablo, Bartolomé, Julio, Gustavo, Eutimio, Moises y Rogelio permanecieron rodeando al subdirector, tirado en el suelo, al que golpearon de forma repetida, preferentemente con patadas dirigidas a la cabeza, con la intención de acabar con su vida o, cuanto menos, sabiendo que tales golpes podían resultar mortales.

El funcionario NUM001, quien estaba también en el patio, más próximo al lugar donde estaban las cabinas telefónicas, intentó acercarse para ayudar a sus compañeros, pero al verle, se encararon contra él los internos y optó por dirigirse hacia el vestíbulo y pedir auxilio, recibiendo por el camino empujones, ignorando de quién procedieron.

Tras la agresión al subdirector, éste yacía en el suelo, inconsciente. Algunos funcionarios entraron en el patio para retirarlo, lo que impidió el interno Juan Pablo colocando un punzón en el cuello del Subdirector, amenazando con clavárselo si no desistían, logrando que en un primer momento los funcionarios se retiraran, hasta que volvieron con mas refuerzos, momento en el que, al gritar algunos internos "déjalo que ya está muerto" "ya tenemos a otro", pudieron retirar al herido.

SEGUNDO.- El funcionario NUM003, al iniciarse la agresión contra el subdirector, intentó ayudarle, siendo intimidado por los internos Bartolomé y Moises, portando el primero un objeto punzante para que se apartara, haciéndole retroceder. Empujó a Bartolomé y se dirigió hacia la puerta de salida del patio, viendo en ese momento como internos que no puede identificar golpeaban al subdirector, quien estaba tendido en el suelo. No consiguió alcanzar la puerta porque el procesado Vicente, mayor de edad y sin antecedentes penales computables le pegó una patada en la cara, el procesado Roberto, mayor de edad y condenado ejecutoriamente en sentencia de 16-6.-93 por un delito de atentado y en sentencia de 27-11-2000 por delito de lesiones, le golpeó en la cabeza con la pata de una mesa y el interno Eutimio le dio un puñetazo en la cara, golpeándole la cabeza contra el cristal del bunker, rodeándole entre todos.

En ese momento se acercó el interno Bartolomé, quien llevaba un punzón en la mano y cogiéndole, le condujo a la lavandería, durante el camino nuevamente Roberto le pegó con la pata de la mesa en la cara. El interno Julio le golpeó en las piernas con una pata de una mesa una vez que ya estaba en la lavandería.

Al cabo de un rato Vidal y Bartolomé decidieron sacarlo al patio, primero le tumbaron boca arriba, colocándole Bartolomé el pincho en el cuello y finalmente decidieron sentarlo en una silla, le quitaron la chaqueta del uniforme y le colocaron una de un chandal, atándole los cordones de las botas, por decisión del interno Vidal.

Permanece unas tres horas de esa forma, siendo custodiado principalmente por los internos Bartolomé y Vidal, mientras otros internos se le acercaban para increparle como Juan Pablo quien le dijo "mira que habéis hecho", Julio quien dijo "matadle ya", el procesado Eutimio, quien pedía un teléfono a los funcionarios diciéndoles "que si no lo conseguían le iba a romper las piernas" y Mauricio, mayor de edad y sin antecedentes penales computables, quien también pedía un teléfono y hablar con la Consellera Tura diciendo que si no lo iba a pasar algo al funcionario. También se le acercó el procesado Luis Miguel, mayor de edad y sin antecedentes penales computables, quien le dijo que le iba a matar.

Está situación se prolonga hasta que el director del Centro Penitenciario a lo largo de las conversaciones que mantiene para que cesara la retención del funcionario NUM003 con los internos Bartolomé, Vidal, Eutimio, Pedro Miguel, Juan Pablo y Mauricio, éste último quien solamente pedía que viniera la Consellera Tura, consigue convencerles de que no habría represalias, abandonando los internos el patio hacia sus celdas, hasta que los internos Bartolomé e Juan Pablo acompañan al funcionario mencionado hasta donde está el Director y los demás funcionarios retirándose también a sus celdas.

TERCERO.- Como consecuencia de las agresiones descritas se produjeron las siguientes lesiones:

Baldomero sufrió traumatismo cráneo encefálico con conmoción cerebral recuperada, traumatismo facial con fractura cerrada de la base piramidal nasal derecha, contusiones craneales y faciales múltiples, contusiones y erosiones en antebrazos y policontusiones en la región torácica anterior. Estas lesiones requirieron para su sanidad tratamiento médico-quirúrgico consistente en analgésicos, antiinflamatorios, aplicación de antibioterapia y tratamiento psiquiátrico con ansiolíticos, hipnóticos, antidepresivos y reactivadores de la actividad cerebral. Las lesiones tardaron en curar 180 días de los que 48 fueron de estancia hospitalaria y el resto fueron incapacitantes y dejaron como secuela un cuadro de ansiedad residual con stress postraumático de carácter temporal. En fecha 2-12-2008 dicho funcionario se reserva de forma expresa las acciones civiles y manifiesta su intención de ejercitarlas en otro procedimiento.

El funcionario NUM001 sufrió lesiones consistentes en contusión y herida superficial en codo izquierdo, contusión en tórax con esguince intercostal y contusión maleolar externa en tobillo izquierdo que requirieron para su sanidad cura tópica, no sutura, reposo funcional, analgésico oral a demanda y psicofármacos y que tardaron en curar 45 días impeditivos, dejando como secuela un síndrome de stress postraumático que continúa en la actualidad.

Por su parte, el funcionario NUM000 sufrió, como consecuencia de la agresión, lesiones consistentes en gonalgia izquierda y contusión facial con pérdida parcial de incisivo; lesiones que requirieron para su sanidad tratamiento médico quirúrgico consistente en reconstrucción de incisivo, antiinflamatorios y seguimiento psiquiátrico y tardaron en curar 45 días impeditivos, dejando como secuela un síndrome de stress postraumático que continúa en la actualidad.

El funcionario NUM002 sufrió lesiones consistentes en fractura de la apófisis transversa izquierda de la tercera vértebra lumbar, lumbalgia con erosión, contusión y hematoma facial, tendinitis supraespinoso derecho y erosiones varias; lesiones que requirieron para su sanidad tratamiento médico consistente en inmovilización mediante cabestrillo, reposo y antiinflamatorios y tardaron en curar 35 días impeditivos, dejando como secuela un síndrome de stress postraumático que continúa en la actualidad.

Por último, el funcionario NUM003 sufrió lesiones consistentes en traumatismo facial con hematoma en ojo derecho, herida incisa en región parietal, epistaxis nasal, contusión en espalda y hombro derecho, herida incisa en zona supraumbilical, contusiones múltiples en extremidades superiores y fractura apófisis trasversa derecha de tercera vértebra lumbar; lesiones que requirieron para su sanidad tratamiento médico quirúrgico consistente en reposo funcional, sutura, tratamiento con psicofármacos y programa de psicoterapia y que tardaron en curar 90 días, 4 de los cuales requirieron ingreso hospitalario y el resto fueron impeditivos. Estas lesiones dejaron como secuela un síndrome de stress postraumático que continúa en la actualidad.

El funcionario NUM004, como consecuencia de haber presenciado los hechos descritos desde el interior del bunker, sufrió un cuadro de stress postraumático que curó en noventa días de los que cuarenta y cinco estuvo incapacitado para sus ocupaciones habituales, quedándole como secuela un síndrome de stress postraumático que continúa en la actualidad.

CUARTO.- Durante el tiempo en el que sucedieron los hechos descritos varios internos del Módulo 1 causaron diversos destrozos en las instalaciones, concretamente los procesados Adolfo y Cornelio, ambos mayores de edad y sin antecedentes penales computables en este proceso, causaron daños en la lavandería que han sido valorados en 9.668,91 euros.

QUINTO.- No ha quedado acreditado que el procesado Enrique, mayor de edad y sin antecedentes penales computables y el procesado Indalecio, mayor de edad y sin antecedentes penales computables, hayan tenido ninguna intervención en los hechos relatados.

SEXTO.- El procesado Julio presenta una inteligencia normal en el rango más bajo y un trastorno mixto antisocial y límite de la personalidad con déficit de control de los impulsos, agresividad heterodirigida, escasa introyección de la norma, inestabilidad emocional y suspicacia.

El procesado Eutimio presenta una inteligencia normal, en un rango más bajo y un trastorno antisocial de la personalidad con déficit de control de los impulsos, agresividad heterodirigida y escasa introyección de la norma.

El procesado Moises es consumidor de sustancias estupefacientes por vía parenteral sin poder precisar dosis ni frecuencias y presenta un trastorno antisocial de la personalidad con déficit de control de los impulsos.

El procesado Roberto es consumidor de sustancias estupefacientes tipo opiáceo, estando afectadas levemente sus facultades volitivas en aquellos hechos relacionados con la obtención de ingresos para subvenir a este consumo. El procesado Cornelio ha sido diagnosticado de trastorno antisocial de la personalidad, sin signos de dependencia física o psíquica a sustancias estupefacientes ni antecedentes de haberla tenido”“.

2.- La Audiencia de instancia dictó el siguiente pronunciamiento:

““Que debemos condenar y condenamos a Juan Pablo, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de reincidencia en el primer delito y la de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de NUEVE AÑOS Y SEIS MESES DE PRISION por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones. Como autor responsable de un delito de detención ilegal le condenamos a la pena de TRES AÑOS DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Bartolomé, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de reincidencia en el primer delito y la de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de NUEVE AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones, como autor responsable de un delito de detención ilegal le condenamos a la pena de TRES AÑOS DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Eutimio, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de reincidencia en el primer delito y la de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de NUEVE AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, DOS PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por dos de los delitos de lesiones y la pena de DOS AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN por el tercer delito de lesiones.

Que debemos condenar y condenamos a Julio, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de reincidencia en el primer delito y la de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de NUEVE AÑOS Y SEIS MESES DE prisión por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y DOS PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones del tipo básico y una pena de TRES AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN por el delito de lesiones agravado.

Que debemos condenar y condenamos a Gustavo, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de OCHO AÑOS Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones.

Que debemos condenar y condenamos a Moises, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de OCHO AÑOS Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones.

Que debemos condenar y condenamos a Rogelio, como autor responsable de un delito de homicidio en grado de tentativa, tres delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de OCHO AÑOS Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por el delito de homicidio en concurso con el de atentado, y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES de PRISIÓN por cada uno de los delitos de lesiones.

Que debemos condenar y condenamos a Vidal, como autor responsable de cuatro delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad en todos ellos, a la pena de DOS AÑOS Y CUATRO MESES Y MEDIO DE PRISIÓN por el concurso ideal y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los restantes delitos de lesiones. Como autor responsable de un delito de detención ilegal le condenamos a la pena de TRES ANOS DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Pedro Miguel, como autor responsable de cuatro delitos de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad en todos ellos a la pena de DOS AÑOS Y CUATRO MESES Y MEDIO DE PRISIÓN por el concurso ideal y TRES PENAS DE UN AÑO Y NUEVE MESES DE PRISIÓN por cada uno de los restantes delitos de lesiones.

Que debemos condenar y condenamos a Vicente como autor responsable de un delito de lesiones y un delito de atentado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad, a la pena de DOS AÑOS Y CUATRO MESES Y MEDIO DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Roberto, como autor responsable de un delito de lesiones con instrumento peligroso y un delito de atentado agravado en concurso ideal, concurriendo la agravante de abuso de superioridad y de reincidencia en ambos delitos, a la pena de CINCO AÑOS DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Luis Miguel como autor responsable de un delito de atentado, sin concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de UN AÑO DE PRISIÓN.

Que debemos condenar y condenamos a Adolfo, como autor responsable de un delito de daños, sin concurrir instancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de UN AÑO DE PRISIÓN y MULTA DE DOCE MESES CON CUOTA DIARIA DE TRES EUROS.

Que debemos condenar y condenamos a Cornelio, como autor responsable de un delito de daños, sin concurrir circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de UN AÑO DE PRISIÓN y MULTA DE DOCE MESES CON CUOTA DIARIA DE TRES EUROS.

En responsabilidad civil, los condenados Juan Pablo, Bartolomé, Julio, Gustavo, Eutimio, Moises y Rogelio, Pedro Miguel y Vidal indemnizarán, conjunta y solidariamente al funcionario NUM000 en la cantidad de 2700 euros por los días de curación y 9.000 euros por la secuela resultante y al funcionario NUM002 en la cantidad de 2100 euros por los días de curación y 9.000 euros por la secuela resultante.

Los condenados Juan Pablo, Bartolomé, Julio, Gustavo, Eutimio, Moises, Rogelio, Pedro Miguel, Vidal, Vicente y Roberto indemnizarán, conjunta y solidariamente al funcionario NUM003 en la cantidad de 280 euros por los días de hospitalización, la de 5160 euros por los días de curación incapacitantes y 12.000 euros por la secuela resultante.

Todos los condenados en esta sentencia indemnizarán, conjunta y solidariamente, al funcionario NUM004 en la cantidad de 5400 euros por los días de curación y 9.000 euros por la secuela resultante.

Que debemos absolver y absolvemos a los procesados Enrique, Indalecio y Mauricio de todos los delitos de los que venían acusados, con todos los pronunciamientos favorables y levantamiento de todas las medidas cautelares adoptadas contra ellos, con declaración de oficio de tres diecisieteavas partes de las costas del proceso.

ABSOLVEMOS a la GENERALITAT DE CATALUNYA de la responsabilidad civil subsidiaria que se le reclamaba.

Absolvemos a todos los procesados de todos aquellos delitos de los que eran acusados, por los que no hayan sido específicamente condenados.

Las penas privativas de libertad llevan como accesoria la pena de inhabilitación absoluta o especial para el derecho de sufragio pasivo, según corresponda legalmente, durante el tiempo de duración de la respectiva condena.

Se impone a todos los condenados el pago de una diecisieteava parte de las costas procesales, incluidas las de las acusaciones particulares.

Para el cumplimiento de la pena de prisión impuesta les abonamos todo el tiempo que hayan estado privados de libertad por esta causa, si no lo tuviera aplicado en otras.

Notifíquese a las partes la presente resolución notificándoles que la misma no es firme y que contra ella cabe recurso de CASACION para ante el TRIBUNAL SUPREMO en el plazo de CINCO DÍAS, a partir de su notificación”“.

3.- Notificada la Sentencia a las partes, se prepararon recursos de casación por quebrantamiento de forma, infracción de ley y vulneración de preceptos constitucionales, por los recurrentes, que se tuvieron por anunciados, remitiéndose a esta Sala Segunda del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su sustanciación y resolución, formándose el correspondiente rollo y formalizándose los recursos, alegando los motivos siguientes:

Motivos aducidos en nombre de los funcionarios de prisiones números profesionales NUM000, NUM001, NUM002, NUM003 y NUM004.

MOTIVO PRIMERO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida no aplicación del art. 120.3.º del CP.

MOTIVO SEGUNDO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.2.º de la LECriminal y al amparo del art. 849.1 de la LECriminal por indebida inaplicación del art. 147 CP.

MOTIVO TERCERO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ y art. 852 de la LECriminal, por falta de motivación art. 120.3 de la CE.

MOTIVO CUARTO.- Por quebrantamiento de forma, al amparo del art. 851.3.º en relación con el art. 11.3 de la LOPJ.

MOTIVO QUINTO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ y 852 de la LECriminal, por vulneración de los arts. 14,15,24.1,24.2 y 120.3 de la CE.

MOTIVO SEXTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.2.º de la LECriminal y al amparo del art. 849.1.º de la LECriminall por indebida inaplicación de los arts. 550 y 551.1.

MOTIVO SÉPTIMO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por indebida inaplicación de los arts. 163.1 y 2 y 165.

MOTIVO OCTAVO.-Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la LECriminal por indebida inaplicación del art. 165 del CP.

MOTIVO NOVENO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida inaplicación del art. 148.2 del CP.

MOTIVO DÉCIMO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la LECriminal, por indebida inaplicación del art. 150 CP.

MOTIVO UNDÉCIMO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ y 852 de la LECriminal por vulneración principios constitucionales de igualdad art. 14 de la CE y proporcionalidad y de los art. 24.1, 24.2, y 120.3 de la CE.

Motivos aducidos en nombre de Juan Pablo.

MOTIVO PRIMERO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la LECriminal, por indebida aplicación de los arts. 138 y 16 del CP.

MOTIVO SEGUNDO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE.

Motivos aducidos en nombre de Bartolomé.

MOTIVO PRIMERO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la LECriminal, por indebida aplicación de los arts. 138 y 16 CP.

MOTIVO SEGUNDO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE.

Motivos aducidos en nombre de Eutimio.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional el art. 24.2 de la CE.

MOTIVO SEGUNDO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1 por indebida aplicación de los arts 138 y 16 CP.

MOTIVO TERCERO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 147 del CP.

MOTIVO CUARTO y QUINTO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal.

MOTIVO SEXTO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por no aplicación de circunstancias modificativas de la responsabilidad.

Motivos aducidos en nombre de Gustavo.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ, por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la Ce, en relación al derecho a la presunción de inocencia.

MOTIVO SEGUNDO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación de los arts. 138 y 16 del CP.

MOTIVO TERCERO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1 de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 147 del CP.

MOTIVO CUARTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal.

MOTIVO QUINTO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal.

Motivos aducidos en nombre de Julio.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 852 de la LECriminal y art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE.

MOTIVO SEGUNDO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por indebida aplicación de los arts 138 y 16 e indebida no aplicación del art. 147 CP.

MOTIVO TERCERO y QUINTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación de los arts 148 y 552.1 del CP.

MOTIVO CUARTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por indebida aplicación del art. 147 del CP.

Motivos aducidos en nombre de Moises.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 852 de la LECriminal y art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, art. 24.2 de la CE en relación al derecho a la presunción de inocencia.

MOTIVO SEGUNDO y TERCERO.- Al amparo del art. 849.2.º de la LECriminal por error en la apreciación de la prueba.

MOTIVO CUARTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación de los arts. 138 y 16, e indebida no aplicación del art. 147 del CP.

MOTIVO QUINTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 28 del CP.

Motivos aducidos en nombre de Rogelio.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 852 de la LECriminal, y art. 5.4 de la LOPJ, por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE en relación al derecho a la presunción de inocencia.

MOTIVO SEGUNDO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 138 del CP.

MOTIVO TERCERO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 28 del CP.

MOTIVO CUARTO.- Por infracción de ley, al amparo del art. 849.2.º de la LECriminal, por error en la valoración de la prueba.

Motivos aducidos en nombre de Vidal.

MOTIVOS PRIMERO Y SEGUNDO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ, por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE, en relación al derecho a la presunción de inocencia, y por infracción de ley, al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por indebida aplicación del art. 147 del CP.

MOTIVO TERCERO.- Por infracción de ley al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal, por indebida aplicación del art. 163.1 y 2 CP.

Motivos aducidos en nombre de Luis Miguel.

MOTIVO ÚNICO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional el art. 24.2 de la CE, en relación al derecho a la presunción de inocencia.

Motivos aducidos en nombre de Adolfo.

MOTIVO ÚNICO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 de la CE, en relación al derecho a la presunción de inocencia.

Motivos aducidos en nombre de Cornelio.

MOTIVO PRIMERO.- Al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por infracción de precepto constitucional, el art. 24.2 en relación al derecho a la presunción de inocencia.

MOTIVO SEGUNDO.- Al amparo del art. 849.1.º de la LECriminal por indebida no aplicación del art. 21 del CP.

4.- El Ministerio Fiscal se instruyó del recurso interpuesto por los recurrentes, apoyando los motivos séptimo y octavo del recurso interpuesto por los Funcionarios de Prisiones números profesionales NUM000, NUM001, NUM002, NUM003 y NUM004 e impugnando el resto de ellos; la Sala admitió los recursos, quedando conclusos los autos para señalamiento de Fallo cuando por turno correspondiera.

5.- Realizado el señalamiento para Fallo se celebró la deliberación y votación prevenidas el día diecinueve de octubre de dos mil diez.

6. - Con fecha veintinueve de octubre de dos mil diez se dictó Auto en el que se acuerda prorrogar el término para dictar sentencia en la presente causa por treinta días.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconRecurso casacion num.: 4118/2011
Primero. Desestimar el recurso especial de protección de derechos fundamentales interpuesto por la Asociación recurrente contra el...

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconCasación del Dr. Humberto Bonanata, 7 feb 05. Interpone recurso de casacióN

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconRecurso de Apelación núm. 427/2003 Ponente

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconQ. M. A. M. s/ recurso de casación“

Recurso de casación núm: 10822/2009 icon“H. A. V. s/recurso de casación”

Recurso de casación núm: 10822/2009 icon1. Qué es el recurso de casación

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconResumen se estima el recurso de casación interpuesto contra la sentencia...

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconRecurso de casación n° 4023/1999

Recurso de casación núm: 10822/2009 iconRecurso de casación del Dr. Fernando de la Rúa, 7 feb. 05

Recurso de casación núm: 10822/2009 icon“colotti, Camilo Ángel y otros s/recurso de casación”






© 2015
contactos
ley.exam-10.com