LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14






descargar 462.32 Kb.
títuloLeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14
página1/12
fecha de publicación01.03.2016
tamaño462.32 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Documentos > Lección
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
logo_solo_visualizar

descripción: mintslogo
LA EPÍSTOLA A LOS EFESIOS

BREVE ESTUDIO

JAIME SISALIMA SARMIENTO

Curso Final

Maestría Crete Mints

jasisar@hotmail.com


Quito, septiembre 2011

ÍNDICE

PREFACIO

GUÍA DE ESTUDIO

INTRODUCCIÓN

  1. LECCIÓN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1.1-14

1.1. Introducción.

1.2 Saludos: 1.1-2

1.3. Bendiciones espirituales en Cristo 1.3-14

1.4 Conclusión.

1,5. Cuestionario 1.

1.6. Síntesis del tema central de la lección 1.

  1. LECCIÓN 2: El Espíritu de sabiduría y revelación. Ef. 1.15-23

    1. Introducción.

    2. Acción de gracias y oración: 1.15-19

    3. Poder y señorío de Cristo: 1.20-23

    4. Conclusión.

    5. Cuestionario 2.

    6. Síntesis del tema central de la lección 2.

  1. LECCIÓN 3: La edificación de la iglesia. 2.1-22

    1. Introducción.

    2. Salvos por gracia: 2.1-10

    3. Reconciliación por medio de la cruz: 2.11-22

    4. Conclusión.

    5. Cuestionario 3.

    6. Síntesis del tema central de la lección 3.

  2. LECCIÓN 4: Ministerio de Pablo a los gentiles: 3.1-21

    1. Introducción.

    2. Los gentiles son coherederos: 3.1-13

    3. El amor que excede a todo conocimiento: 3.14-21

    4. Conclusión.

    5. Cuestionario 4.

    6. Síntesis del tema central de la lección 4.

  3. LECCIÓN 5: La unidad de la iglesia: 4.1-16

    1. Introducción

    2. La unidad del Espíritu: 4.1-6.

    3. Dones de Cristo: 4.7-11

    4. Motivo de los dones: 4.12-14.

    5. Crecimiento y edificación de la iglesia: 4.15-16

    6. Conclusión.

    7. Cuestionario 5.

    8. Síntesis del tema central de la lección 5.

  4. LECCIÓN 6: Normas morales de la iglesia: 4.17-5.20

    1. Introducción

    2. La nueva vida en Cristo: 4.17-32

    3. Andad como hijos de luz: 5.1-20

    4. Conclusión.

    5. Cuestionario 6.

    6. Síntesis del tema central de la lección 6.

  5. LECCIÓN 7: Someteos los unos a los otros: 5.21-6.20

    1. Introducción.

    2. Las casados y sus esposos: 5.21-33

    3. Relación y trato padres-hijos: 6.1-4

    4. 6. 5-9: Relación amos-esclavos: 6.5-9

    5. Conclusión.

    6. Cuestionario 7.

  6. Síntesis del tema central de la lección 7.

  7. LECCIÓN 8: La armadura de Dios: 6.10-24

    1. Introducción.

    2. Vestíos para estar firmes: 6.10-11

    3. Contra quien es la lucha: 6.12

    4. Tomad toda la armadura:6.13-17

    5. Oración y armadura: 6.18-20

8.6. Saludos finales: 6.21-24

8.7. Cuestionario 8.

8.8. Síntesis del tema central de la lección 8.

9. BIBLIOGRAFÍA

10. MANUAL DEL MAESTRO

11. BIOGRAFÍA

PREFACIO

En los días recientes de mi nuevo nacimiento, mi discipulador me tenía intrigado con una expresión, él decía: “ya hemos de llegar a Efesios.” Pasados pocos meses, “llegamos a Efesios” y lo escudriñamos someramente. Aquello, era de esperarse, pues al “bebé,” como a niño en Cristo, había que administrársele leche espiritual, no vianda. Desde entonces, y durante casi dos décadas, Efesios es uno de mis libros preferidos. Sesgué mi comentario a esta carta, por su contenido idóneo en los conceptos del vivir cristiano, con énfasis en el cuerpo de Cristo.

La vida del creyente se ciñe rigurosamente a lo que la Palabra de Dios manifiesta, y concomitantemente, en llevarla a la práctica. El cumplimiento de estas condiciones son las que caracterizan al auténtico siervo del Señor, que por supuesto, llevará estos dones y atributos al cuerpo de Cristo a fin de contribuir en su desarrollo y edificación. No puede concebirse en un llamado “salvo” pasar por alto su contribución comunitaria a la iglesia.

El apóstol Pablo a través de esta Carta nos da la pauta para un andar eclesial idóneo y santo. Efesios es prácticamente el “evangelio del cuerpo de Cristo,” porque nos dicta mandatos y normas morales, sociales, espirituales, y de todo orden, tanto para los miembros como para la iglesia, de la que Cristo es Su cabeza, a la que amó y se entregó por ella.

Como miembro coordinador de uno de los ministerios de mi congregación, tuve la bendición de estudiar este libro con mis hermanos consiervos, y doy gracias al Señor por la pasión, entrega y apoyo espiritual de cada uno de ellos, sin desestimar por cierto el apoyo de mi esposa e hijos. Gracias, mil gracias a Dios por todo ello.

Jaime Sisalima Sarmiento.

Maestría Crete Mints

GUÍA DE ESTUDIO

Curso: Epístola a los Efesios

Propósito del Curso: Proporcionar un estudio doctrinal concientizado de la Epístola a los Efesios, tendiente a la capacitación y práctica en la vida cristiana del alumno.

Objetivos

El estudiante al finalizar el curso:

  1. Obtendrá conocimiento y comprensión de las enseñanzas bíblicas expuestas por Pablo en el libro de Efesios.

  2. Identificará el contenido básico de la Epístola.

  3. Comprenderá los aspecto doctrinales y teológicos sobresalientes, y los pasajes más significativos.de esta Carta

  4. Estará en capacidad de aplicar las enseñanzas a su vida personal y al cuerpo de Cristo.

  5. Estará apto para impartir conocimientos de teología bíblica acerca de la Iglesia.

Requisitos y responsabilidades

  1. Asistencia a las cuatro reuniones grupales semanales: cada clase de 2 horas por 4 semanas.

  2. Presentación, exposición y discusión en cada clase de las respuestas formuladas en los cuestionarios de este Estudio.

  3. Presentar un análisis e informe del presente Estudio. (no más de 3 páginas)

  4. Examen final. Se realizará en base a las preguntas formuladas en los cuestionarios (80 preguntas). El facilitador escogerá 20 preguntas.

Evaluación

  1. Asistencia 10 puntos

  2. Cuestionarios 40 puntos

  3. Análisis e informe 30 puntos

  4. Examen final 20 puntos

Materiales (entre otros)

  1. Estudio sobre Efesios (del autor)

  2. Diversos comentarios y materiales alusivos a esta Epístola.

  3. La Biblia: varias versiones.


Presentación de los trabajos

De acuerdo a los requisitos y normas académicas para presentación de trabajos de Crete Mints.

INTRODUCCIÓN

Escrita alrededor del 60 d.C., desde Roma, mientras Pablo estuvo preso, Efesios es una carta de aliento que fortalece la fe de los creyentes y describe la naturaleza y la verdadera apariencia del cuerpo de Cristo. La Iglesia de Jesucristo, nacida en Pentecostés en Jerusalén, se difundió raudamente a través del ministerio apostólico y los primeros creyentes. Impulsado por la diáspora, el fuego del evangelio se esparció por Judea, por Samaria y hasta lo último de la tierra (Hech. 1.8). A través del tiempo y del espacio, la iglesia ha tomado diversas formas y estilos materiales que no vienen al caso. Lo sustancial es que ella, está constituida por creyentes de diversa raza, género o condición, inmersos en el denominador común de amor y servicio a Cristo, que es Su cabeza.

Éfeso, una de las ciudades más populosas e importantes de la costa mediterránea ya había sido visitada por Pablo. Una maldad asfixiante caracterizaba al mundo greco-romano en los días del apóstol. Éfeso y más ciudades de Asia menor no estaban exentas de ella, como no lo está el mundo de hoy, .asfixiado por una perversidad sin límites. Efesios es una carta de aliento que describe la naturaleza y la verdadera obra de la iglesia. A través de una teología no ambigua, Pablo desafía a los creyentes de todos los tiempos a funcionar como un cuerpo vivo, a no vivir de fábulas, ni de genealogías interminables que acarrean disputas (1 Tim. 1.4), ni por ideas ascéticas adversas a la Escritura que producen contienda en vez de edificación.

La iglesia es el cuerpo presente, espiritual, terrenal de Cristo, unido para un propósito, donde cada persona es un siervo que debe trabajar con el resto, derribando barreras que impidan su unidad. La iglesia no es una organización, sino un organismo vivo, en ella, todos sus miembros funcionan en mutua relación e interdependientemente. Cristo es el creador y sustentador de toda creación. Es la cabeza de su cuerpo: la iglesia. Los creyentes somos una nueva familia, creada para vivir dinámica y sabiamente conforme a las normas de Jesucristo. Todo el fundamento del vivir eclesial está en el contenido de esta epístola, considerada para muchos como “el evangelio de la iglesia.”

El presente estudio es parte del pensum para la maestría Crete-Mints. Es mi intención, con la guía del Espíritu, alcanzar un trabajo de edificación para el cuerpo de Cristo, basado en la Palabra de Dios a través de la teología erudita de Pablo en su Epístola a los Efesios.
Jaime Sisalima Sarmiento

Maestría Crete Mints

LECCIÓN 1

Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo: 1. 1-14

    1. Introducción

El mensaje de Pablo trasmite su sentido de autoridad, y a la vez de de humildad. Su ministerio no fue por obra de su propia elección, sino que fue obra directa de Dios. El apóstol, en camino a Damasco, fue llamado por Jesús. En su saludo incluye las palabras “gracia” y “paz,” que las convierte en una voz cristiana altamente significativa para que sus lectores disfruten del favor de Dios.

Efesios 1.3-14 exhibe una de las fórmulas de alabanza más hermosas de la Biblia. Las tres personas de la Trinidad son exaltadas: gloria de Dios, Cristo, el Espíritu, las arras de nuestra herencia (1.6b; 1.12b; 1.14). Estos versos señalan que somos para “alabanza de su gloria,” hemos sido predestinados para ser adoptados hijos suyos, según el puro efecto de su voluntad (1.5). Dios nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales (1.3b), y nos escogió en Él desde antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha (1.4). Dios multiplicó su gracia a los creyentes revelándoles el misterio de Su voluntad (1.9b). Su voluntad de proveer en Cristo el punto central de la redención, para que todo fuese introducido en una gran unidad (Col. 1.16-20). Él nos ha revelado Su plan para la dirección del mundo para la dispensación del cumplimiento de los tiempos, reunir todas las cosas, tanto las del cielo, como las de la tierra (1.10).

    1. Salutación: 1.1-2

Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Éfeso. Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo” (1.1-2).

Como refiere John Stott: “estos dos versículos que inician la carta, nos presentan tres asuntos preliminares: se refieren al autor, a sus destinatarios y a su mensaje. En cuanto al autor, se arrojan dudas sobre la autenticidad de la carta: el primero histórico y el segundo teológico; aunque en opinión de J. H. Houlden, no hay ningún consenso de opiniones expertas, porque un argumento responde a otro sin conclusiones claras. En cuanto a los destinatarios, la descripción que hace Pablo de sus lectores es muy amplia. Son “santos” porque pertenecen a Dios, son creyentes porque han confiado en Cristo¸ tienen dos hogares porque residen al mismo tiempo en Cristo y en Éfeso. Respecto al mensaje, la carta se ocupa de lo que Dios hizo a través de la obra histórica de Jesucristo, y lo que hoy hace a través de su Espíritu con el fin de construir su nueva sociedad en medio de la antigua.” 1

Con el nombre “Pablo” se abre e inicia esta epístola y se auto identifica su autor. Él mismo dice ser “apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios” (1.1a). Tal afirmación, le da un carácter oficial a la carta, a la vez que el término apóstol corresponde en el sentido exclusivo de alguien que fue escogido directamente por Jesucristo (Hech. 9.15; 13.2). Aunque esta carta la escribió mientras estuvo prisionero en Roma, Pablo no tenía duda de que su ministerio era la voluntad de Dios para él. Los destinatarios son llamados “santos y creyentes en Cristo Jesús que están en Éfeso” (1.1b).

Pablo escribe esta carta a la iglesia de Éfeso 2 y a todos los creyentes, en cualquier lugar, a fin de darles una enseñanza profunda en la manera de nutrir y mantener la unidad de la iglesia.3. Da una reputación honrosa a los santos (gr. Haguíois=“separados” del mundo) que están en Éfeso: fieles en Cristo Jesús. Tal título sería muy honroso para cualquier creyente de hoy. “Que están en Éfeso”. Las palabras “en Éfeso” no aparecen en algunos de los manuscritos más antiguos, lo que hace suponer que se trata de una carta circular a las iglesias locales de la región.4

Pablo cambia ligeramente la forma, usa la palabra afín “gracia” (gr. “charis”), y la completa con el término de saludo judío corriente: “paz” (eirene) (Heb. shalom). Esta unión de “gracia y paz a vosotros” (1.2a), convierte las bien conocidas fórmulas de los mundos griego y hebreo en una expresión cristiana muy significativa. 5 Muestra además el deseo del apóstol de que sus lectores disfruten del favor de Dios, el cual producirá la satisfacción interior que afirma el corazón (Fil. 4.7). Estas bendiciones tienen su origen en Dios nuestro Padre y en Jesucristo nuestro Señor. Pablo ve tanto al Padre como al Hijo como con el mismo rango, Ellos nos prodigan gracia y paz a los que somos parte del pueblo de Dios.

    1. Bendiciones espirituales en Cristo: 1.3-14

Dios el Padre nos escogió: 1.3-6

Este pasaje es uno de los más importantes de la Biblia en cuanto a las bendiciones espirituales que son nuestras en Cristo Jesús (1.3a), lo cual debe despertar gratitud en nuestro corazón e inducirnos a ser más fieles y perseverantes en nuestra fe y servicio. Estas bendiciones están en “lugares celestiales en Cristo” (1.3b), En este dominio, Cristo es supremo (1.20-21). Los seres angelicales también residen en los lugares celestiales, y son observadores de la sabiduría de Dios manifestada en la iglesia (1. 3, 20).

Todos los seguidores de Cristo están bendecidos con bendiciones espirituales en lugares celestiales. No obstante, estas promesas son meras palabras si no se conoce ni se comprende

cuáles son estas bendiciones. Toca, entonces, compenetrarse de su verdadero sentido estando asidos a la Palabra de Dios. Mucha gente que ha sido perdonada, limpiada y redimida vive en la miseria espiritual por no conocer ni practicar esta verdad sobre las bendiciones espirituales en lugares celestiales. La frase “en lugares celestiales” no es algo que está por alcanzar, lo que Dios nos dice de nosotros. Si estamos “verdaderamente” en Cristo, entonces a los ojos de Papá estamos sentados cerca de Él, a Su mano derecha. Dios nos reconoce en Su Hijo sentándonos

con Él en los cielos. Dios el Padre es el que inicia el plan de redención, “nos escogió en Él

(en Cristo) antes de la fundación del mundo” (1.4a).6 Esta elección de Dios fue en Cristo, porque en Él encontraba los méritos suficientes para redimir a los hombres, sin violar Su justicia, esto es, “para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él” (1.4b).

Dios nos escogió “en amor habiéndonos predestinado (gr. Proorídso = determinar de antemano) para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo” (1.5a). Esta elección fue consumada al señalar a algunos para la salvación, aun antes de su existencia personal. Esta predestinación fue la selección de Dios de algunos, para recibir la adopción (gr. Uiozesía = colocar como hijos) como hijos suyos. Dios realmente les hace hijos suyos, por naturaleza, mediante el nuevo nacimiento (Gá. 4.1-7). Todo ello, “según el puro efecto de su voluntad” (1.5b). Es por la gracia de Dios que algunos responden con fe y vienen a Él por medio de Cristo. La predestinación, es la misericordia y soberana elección que Dios demuestra hacia los pecadores para que sean salvos en Cristo y por medio de Él.

El propósito último de la elección para salvación es la gloria de Dios: “para alabanza de la gloria de su gracia” (1.6 a). La frase se reitera en los vs. 12 y 14. Cada fase de nuestra vida en redención se dirige y se encamina hacia la alabanza y la gloria de Dios. “Porque de él y por él y para él son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén” (Ro. 11.36). Dios nos elige y salva para su propia gloria. Él no fue motivado a concedernos estas bendiciones porque vio algo bueno en nosotros, ningún ser humano tiene mérito alguno para merecer las bendiciones de Dios. “No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido,

pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos; sino por cuanto Jehová os amó,

os ha rescatado de servidumbre…” (Deut. 7.7-8).

La gloria de su gracia: grandeza, resplandor, magnificencia divina, unidas a la bondad, misericordia, y el favor inmerecido del Padre celestial hacia el hombre. Dios por su generosidad y gracia nos hizo aceptos en Cristo, el Amado (1.6b), es decir, nos hizo favorecidos para Él, podemos vivir para Él. El plan de Dios ha sido formar un pueblo particular que cumpla sus propósitos. El efecto máximo de todo esto se halla en el amor salvador del Todopoderoso hacia la humanidad.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconCristo flagelado, cristo crucificado: mística de la sangre y del vino en la iglesia primitiva

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconEspiritualidad misionera según la encilica "redemptoris missio"
«enviado», el misionero experimenta la presencia consoladora de Cristo, que lo acompaña en todo momento de su vida. «No tengas miedo...

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconCasas de ejercicios espirituales

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 icon¿Has oído las cuatro leyes espirituales?

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconEl abc del comunismo libertario
«bendiciones» del parlamentarismo. Por consiguiente, era esencial un tratamiento diferente, si se quería llegar de algún modo a la...

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconLección 1: Lección completa. Lección 2

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconLección IV. Enunciado de un sustantivo lección V. Los géneros y los números en latín

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconCristo la Causa”

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconEl cristo polemico

LeccióN 1: Salutación. Bendiciones espirituales en Cristo. Ef. 1-14 iconEl creyente en cristo y el verdadero






© 2015
contactos
ley.exam-10.com