Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el






descargar 68.08 Kb.
títuloDesde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el
página1/3
fecha de publicación27.09.2015
tamaño68.08 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, SNCTI, como aporte a la discusión que el país estaba en mora de dar abiertamente.

Y para hablar del tema, ameritaba una larga conversación con el director de Colciencias, médico, investigador, exrector universitario y exparlamentario, Jaime Restrepo Cuartas.

La cita fue en el Café Vienés del Centro Internacional del Tequendama, un lugar relativamente tranquilo, en medio de un desorden de obras que tienen desbaratadas las calles que lo rodean.

Restrepo es antioqueño. Sus respuestas son explicativas, las entona de manera pausada, con una gran paciencia, oye las preguntas y se esmera por contestarlas con precisión.

Los temas eran muchos, pero la charla se concentró en dos: regalías y quejas de la comunidad de investigadores. Restrepo se defiende.

Lisbeth Fog: ¿Cómo se define que el 10% de regalías se destine a ciencia, tecnología e innovación?

Jaime Restrepo Cuartas: Estamos ante un hecho que tiene una gran significación para el país. Por primera vez en la historia, un gobierno piensa que hay un problema grave en el sistema de ciencia y tecnología y que no hay recursos para sostener un modelo general que permita hacer un cambio en el modelo productivo que impacte la sociedad. La nueva Ley de Ciencia y Tecnología (Ley 1286 de 2009) tiene un objeto que es difícil pero que es posible si miramos lo que ha sido la experiencia de los países orientales como China, Corea o Japón, -también de países como Irlanda-, que apuestan a un desarrollo del conocimiento que si se aplica a la solución de problemas fundamentales del país genera un cambio en el modelo productivo y ese cambio permite mayor capacidad competitiva y aumento de productividad. Esos países se han desarrollado mucho en los últimos 20 años porque tienen un modelo fundamentado en el conocimiento que lo aplica, a través de la innovación, a la solución de problemas. Esto fue una propuesta del presidente (Juan Manuel) Santos durante su campaña. Colombia venía invirtiendo un 0,19% del PIB en ciencia, tecnología e innovación, lo cual nos colocaba en los últimos lugares del mundo y de América Latina. Brasil invierte el 1.2%, Chile 0,7%, México el 0,5%. Aunque Colombia ha crecido en capacidades científicas ese 0,19% muestra que no tenemos recursos para apoyar los investigadores que se están formando. Ese 0,19% equivale a 1,4 billones de pesos. Eso se obtiene de las universidades, sector productivo y el gobierno. El Sena tiene más recursos que Colciencias para innovación. El sector productivo aporta la mitad de esos recursos, lo cual muestra que si participa.

¿Cuánto aumentarán los recursos?

Con el 10% de regalías llegaremos en 2014 aproximadamente a 0,5% del PIB. Casi triplicamos lo que tenemos, lo cual es muy significativo porque nos pone al nivel de Argentina y México. México ha logrado gran capacidad de investigación con bajos recursos. Eso marca una historia.

¿Cómo fue el proceso?

El gobierno presenta primero una reforma constitucional, donde el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación llevan la vanguardia del tema con Ministerio de Minas y Energía, porque los dineros vienen de recursos naturales no renovables. Nosotros tenemos una participación tangencial porque lo hacemos cuando la propuesta ya está hecha. Vengo del Congreso, como autor de la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación con la doctora Martha lucia Ramírez. Defendimos ese proyecto siempre tratando de que se mantuviera en el 10%. Hubo muchos intentos de reducirlo porque les parecía mucho. Después viene la ley reglamentaria a la reforma constitucional. Lo importante fue mantener el 10% y lo segundo que fuéramos secretaría técnica al mismo tiempo que ser miembros del órgano colegiado que va a definir los proyectos.

¿Cómo se llama esa instancia que aprueba los proyectos?

Órgano Colegiado de Administración y Decisión, OCAD. No está conformado todavía porque la Ley de Regalías no está conciliada. Ese es uno de los problemas que hay en este momento. La ley está funcionando por decreto. El gobierno quiso sacar el decreto con los términos de la conciliación que se hizo el año pasado, pero no alcanzó a aprobarse y solo en esta semana de pascua está empezando. Pero hasta que no esté conciliada no se pueden sacar los decretos reglamentarios.

¿Quién pertenece a ese OCAD?

Tres ministros nombrados por Presidente, Planeación Nacional y Colciencias, que son los cinco miembros del gobierno nacional; tienen un voto. Los departamentos: participa un gobernador por cada región, luego son 7 representantes, ese es otro voto. Y el sector académico está integrado por 4 rectores de universidades públicas y dos privadas. Los de públicas, uno es elegido por comunidades negras. Esos rectores deben ser de universidades acreditadas o con mínimo cinco programas de alta calidad; ese es el tercer voto, lo que significa que en total son tres votos. Eso es importante para desvirtuar el tema de que los gobernadores toman las decisiones. No es tan fácil. Tendrían que hacer una alianza con otro de los sectores para que salieran los proyectos de ellos. Pero en el proceso se obvia mucho la posibilidad de que los proyectos sean por temas políticos; un proyecto que salga de un departamento debe estar enmarcado en los planes de desarrollo (nacional y departamental) y en los planes de ciencia, tecnología e innovación. Los departamentos están en la formulación de esos planes. De los 32 departamentos hay 31 que lo tienen o lo están haciendo. Esos planes de CTI están incluidos en el Plan de Desarrollo Departamental. Los proyectos nacen de la región porque así lo decidió el Congreso. En el acuerdo que se hizo con Ministerios y Planeación, se definió que las regalías tenían que ser de todos los departamentos, no solo de los productores y se favoreció mucho más los departamentos más pobres, porque la fórmula que escogieron para todas las regalías, hecha por Planeación, es basada en Necesidades Básicas Insatisfechas, y cuando se habló de CTI, se dijo que se regirían por la misma fórmula.

¿Pero ese si es un criterio para proyectos de ciencia, tecnología e innovación?

No es exactamente un criterio para ciencia, tecnología e innovación. Y es obvio, esa es una de las críticas que hacen algunos investigadores. Preguntan por qué Bogotá, Medellín y Cali quedaron con menos capacidad de regalías que Putumayo o Córdoba. Eso ocurre por una negociación con los parlamentarios. Yo lo que digo es que así se hizo, pero tampoco estamos en un callejón sin salida. Lo que podemos es aprovechar una oportunidad enorme para Bogotá, Medellín y Cali, donde están los grupos y los centros más importantes del país, donde hay más doctores, donde hay más grupos A1. Ellos han concentrado el 80% de la investigación en el país. Obviamente como son los mejores son los que se ganan las convocatorias. ¿Por qué es una oportunidad para los mejores grupos de las mejores universidades? Porque son los que saben, los que más experiencia y capacidad tienen. Deberían estar en las regiones de menor desarrollo colaborando para desarrollar los proyectos en alianza con esas regiones.

¿Con quien se tienen que aliar?

Voy a poner un ejemplo muy diciente de que si se puede. La Universidad Nacional está en el Amazonas, en Arauca, en San Andrés, están montando sede en Tumaco (Nariño), en el Cesar.  En esos cinco departamentos la Universidad Nacional debería liderar los proyectos porque tiene toda la posibilidad de hacerlo. La Universidad de Antioquia está apoyando a la Universidad Tecnológica del Chocó, a la del Sinú y la de Córdoba en el desarrollo de proyectos. Con relación a las universidades privadas, la Universidad de La Salle tiene un centro de desarrollo tecnológico en Casanare y está montando los proyectos con ellos. Hay un instituto que se llama Ceiba (Centro de Estudios Interdisciplinarios Básicos y Aplicados en Complejidad) que es muy fuerte, donde están las universidades Nacional, Andes, Rosario y Javeriana, y acaban de hacer una alianza con las de Antioquia, Valle e Industrial de Santander, para formar los doctores que requieren las regiones de menor desarrollo. Ya hicimos un acuerdo para formar los primeros 50 doctores para Vichada, Amazonas o Chocó. Y los van a formar en estas universidades que son muy fuertes. ¿Por qué no se pueden formar esos doctores en las convocatorias anuales de Colciencias? Porque no pasan. Una persona del Vichada por buen estudiante que sea, no pasa. Le propusimos a Ceiba que seleccionaran los mejores estudiantes, cuando los tengan los nivelen en inglés, ciencias básicas, sistemas de información, y cuando estén nivelados, sigan con la maestría y el doctorado. Son ejemplos que si se puede hacer.

¿Ese es uno de los 74 proyectos que ya aprobaron las regiones?

No, porque es un proyecto transversal. Esa es otra de las críticas que se está haciendo y yo creo que tienen toda la razón los investigadores. Colombia, al implantar este modelo de regalías, debería tener unos programas macro transversales que le sirvan a todo el país. Uno de ellos es el de formación de capital humano. Ese proyecto de Ceiba lo tiene listo Colciencias en la metodología adecuada, para vendérselo a las regiones, pero lo tiene que aprobar la entidad territorial. Orinoquia, Macizo Sur, Amazonas y parte de la región Caribe están pidiendo ese programa.

¿Cómo se seleccionaron los 74 proyectos que están pre-aprobados?

Hace un año, en reuniones con Planeación, Minas y Hacienda para la organización del modelo resolvimos que teníamos que ir a todas las regiones para educar a la gente sobre la reforma constitucional y la ley reglamentaria que se estaba empezando a proyectar en el Congreso. Una primera reunión para educar, la segunda para solicitarle a las regiones que diseñaran sus áreas estratégicas, y la tercera para priorizar los proyectos.

Empezaron las reuniones y empezaron a constituirse los grupos para definir áreas estratégicas. ¿Quiénes conformaron los grupos? Representantes de todas las universidades de la región, de los centros de desarrollo tecnológico donde existen, del Sena, de Corpoica, del gobierno departamental, de sus capitales, y fueron otras dos instituciones: los Consejos Departamentales de Ciencia, Tecnología e Innovación, CODECTI, y las Comisiones Regionales de Competitividad.

Ellos conformaron sus propios grupos de trabajo. Casi siempre, en los proyectos de ciencia y tecnología eran las universidades las que lideraban.

¿Se aceptan proyectos de infraestructura para CTI?

Si se necesita hacer un centro de desarrollo tecnológico para generar un desarrollo donde no lo haya, se acepta el proyecto, siempre y cuando sea infraestructura pero para hacer investigación, para crear el centro, para ampliarlo o para montar equipos nuevos.

Empezaron a aparecer los proyectos. Como Colciencias tiene un coordinador regional por cada una de las regiones, él asistía a esas reuniones a orientar y ayudar, y buscar que la gente trabajara en proyectos de CTI. Empezaron a aparecer los proyectos relacionados con las áreas estratégicas definidas. Los proyectos casi siempre obedecen a la fortaleza de cada región, con una debilidad, que muchas veces son proyectos muy pequeños. Y la idea es que sean de gran envergadura y produzcan un impacto regional. En la tercera reunión ya salieron los proyectos, que son los 74, pero fue con los gobiernos anteriores.

¿Y no previeron que cambiarían los funcionarios?

Si previmos. En la última reunión convocamos a los ya elegidos. Les explicamos que era un esfuerzo grande que llevaba 8 meses, pero no se podía forzar la situación. Lo que tratamos fue de juntarlos. En la reunión de diciembre fueron los nuevos y los de ese entonces y ahí comenzaron los problemas. En algunas regiones había entendimiento, pero en regiones como Antioquia y el eje cafetero no se juntaron. La ley permite diseñar proyectos con departamentos de regiones distintas, lo que defendimos siempre porque en CTI hay que mirar más es la posibilidad productiva. ¿Cuál es la región de la biodiversidad, de la ganadería de la minería? Está en muchas regiones del país. Muchos departamentos trabajaron esa idea.

¿Estos 74 son un indicativo pero pueden cambiarse?

Algunos son proyectos macros y otros no. Algunos son desenfocados, pero son decisiones de los gobiernos anteriores y ahora los nuevos gobiernos están repriorizando. Por ejemplo Antioquia tenía siete proyectos y los cambió todos, lo que le está generando problemas con Medellín. Había un proyecto de energías alternativas que lo hizo EPM con el Centro de Investigaciones en Energía, que es muy fuerte. A ellos se les truncó el proyecto porque el gobernador (Sergio) Fajardo dijo que era para Medellín y no lo quiso aceptar. Otro que está frenado es Artica, en informática y medicina, que sería de mucha utilidad en todo el país. Pero así el gobierno departamental esté presentado sus proyectos, debe tener los (anteriores) en cuenta. Todos los que han construido proyectos los pueden presentar.

¿No necesitan el aval del gobernador?

No exactamente. Lo que se dice es que las Secretarias de Planeación del gobierno departamental deben recibir los proyectos que cualquier persona presente, tienen que mirar que cumpla requisitos. Y si cumple los requisitos debe llevarlos a los órganos colegiados.

¿Cualquier persona?

Una persona natural o jurídica. Así quedó en la ley.

¿Es lo recomendado para ciencia?

Hay un proceso para garantizar que sea de buena calidad. El proyecto debe tener una recomendación territorial. Nosotros siempre impulsamos que esa recomendación fuera del Consejo departamental de ciencia, tecnología e innovación, que es un órgano colegiado integrado por un representante del gobernador, del alcalde de la capital, del sector productivo, del sector académico y uno de la sociedad civil que pueden ser cámaras de comercio. Ese órgano debe avalar la propuesta territorial o pueden ser las Comisiones regionales de competitividad integradas de manera similar. Un proyecto creado por cualquier entidad o persona que tenga ese aval territorial se puede presentar. Se lo tiene que enviar a Planeación Departamental que verifica que cumpla los requisitos que están en la ley. Cuando tenga su banco de proyectos tiene que remitirlos a la Secretaria técnica del órgano colegiado que es Colciencias. La obligación de Colciencias es mirar que si se cumplan todos los requisitos y que tenga la calidad técnica y científica necesaria. Colciencias estableció con Planeación unos criterios para cada proyecto. Si no se llenan, el proyecto no cumple los requisitos.

¿Cuáles son los criterios?

Uno, que estén dentro de los planes de desarrollo. Dos, que estén en el marco de una interinstitucionalidad (Gobierno – Universidad – Empresa) porque es la manera de garantizar que un proyecto que va a generar un conocimiento se aplique a la solución de un problema. Tercero, el proyecto debe ser de impacto regional, lo que quiere decir que no debe estar al servicio de una sola entidad. Cuarto, que realmente tengan componente de ciencia, tecnología e innovación.

Nosotros sostenemos que todo proyecto que llegue a revisión de requisitos y criterios de Colciencias previamente debe haber tenido una evaluación por pares externos, que no son la administración de Colciencias. Pares expertos nacionales o internacionales que van a evaluar en un panel de expertos abreviado, en un periodo de ocho días y resuelvan los proyectos elegidos. Pensamos traerlos de donde estén, juntarlos en un hotel, entregarles los proyectos y que evalúen si son proyectos de ciencia, tecnología e innovación, que sean de impacto, bien construidos, académicos, que llenen los requisitos técnicos y financieros. Si yo concentro a los pares académicos en Bogotá es más ejecutivo. Así es como evaluamos los proyectos de Colciencias en las convocatorias, donde la administración no interviene para nada.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconSistema nacional de ciencia y tecnologia evolución normativa / sistema...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconCuestionario para el Ministerio de Comercio, Departamento Nacional...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconHacia el tránsito desde el siglo pasado al actual, Chile vivía una...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconDocumento base para la constitucion de los nucleos organizativos...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconDesde que Napoleón se hace con el poder comienza una serie de reformas...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconEn la ciencia no hay discusión: hay vida humana desde que el embrión existe”

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconHoy conoceremos la glándula pineal “el tercer ojo”, todo sobre ella,...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconLa Historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconEl sistema digestivo es una serie de órganos huecos unidos en un...

Desde el domingo pasado El Espectador inició una serie sobre el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, sncti, como aporte a la discusión que el iconAl ser el derecho una ciencia inexacta, tenemos que la solución jurídica...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com