Retiro mensual






descargar 54.57 Kb.
títuloRetiro mensual
fecha de publicación13.08.2015
tamaño54.57 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos







RETIRO MENSUAL OCTUBRE 2012

Presentación del retiro mensual para los hermanos

Un saludo cordial hermano.

Para la organización de este RETIRO MENSUAL se ha tenido en cuenta lo que dicen nuestras constituciones y el directorio inspectorial sobre los retiros mensuales.

Por eso se ofrece un texto de la Palabra de Dios, en este caso un texto de Lucas (Lc 5, 1-11), que es al mismo tiempo una invitación a FIARNOS DEL SEÑOR (Rema mar adentro). Precisamente este texto lo han elegido los obispos españoles en su Plan Pastoral 2011-2013 y al comienzo de nuestro curso pastoral, cuando hemos realizado nuestras programaciones, nos pueda ayudar.

También se ofrece el artículo 91 de las constituciones con su comentario para que pueda servir de lectura salesiana y meditación personal.

Se invita a que durante el tiempo de silencio y oración personal, se pueda exponer el Santísimo Sacramento, para aquellos que lo deseen.

Además se recuerda que durante este mes de octubre se van a celebrar algunos acontecimientos que pueden ser motivo para nuestra oración y encuentro personal con el Señor, como son: la proclamación de San Juan de Ávila como doctor de la Iglesia (7.10.2012), el inicio del Sínodo de la Evangelización (7-22.10.2012), la celebración de la fiesta inspectorial con las reliquias de Don Bosco (13.10.2012). En todas las fiestas inspectoriales celebramos las efemérides de algunos hermanos, en este retiro se puede coger la programación y agradecer al Señor el don que supone cada hermano de estos para nuestra inspectoría. Recemos por ellos dando gracias a Dios.

.

PARA LA ORACIÓN PERSONAL1

Estaba él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba sobre él para oír la Palabra de Dios, cuando vio dos barcas que estaban a la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas, y lavaban las redes.
Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre.
Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.»

Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos recogido nada; pero, por tu Palabra, echaré las redes.»
Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse.
Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían.
Al verlo Simón Pedro, cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: «Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador.»

Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado.
Y lo mismo de Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.»
Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, lo siguieron.

Lc 5, 1-11.
Por tu Palabra, echaré las redes (Lc 5, 5). Hemos entrado con toda la Iglesia en el tercer milenio cristiano escuchando por boca del Sucesor de Pedro la invitación del Señor a remar mar adentro (Duc in altum!) y a poner cada vez más en el centro de la vida cristiana la Eucaristía en el Año dedicado al Misterio de la fe, inspirados en el relato del evangelista san Lucas.

Jesús dijo a Simón (Lc 5, 4). Reconocemos en el Sucesor de Pedro el cumplimiento de una misión cuya cercanía hemos experimentado de forma muy viva en los frecuentes viajes de Benedicto XVI a España. En sus mensajes oímos la voz del Señor que nos invita a testimoniar su presencia viva en el tiempo que nos toca vivir. La siembra ha sido abundante. Es tiempo de cuidarla y empezar a cosechar sus frutos.

Hemos estado bregando toda la noche y no hemos recogido nada (Lc 5, 5a). Con frecuencia la Palabra divina penetra más eficazmente cuando las perspectivas humanas parecen haber fracasado. La tarea de echar de nuevo las redes no surgirá de la confianza en la pericia humana, sino de la seguridad que comunica la palabra del Señor. Una noche de fracaso humano fue oportunidad propicia para el encuentro con Cristo y con su palabra

Pero, por tu Palabra (Lc 5, 5b). El cansancio y el desánimo de una noche de trabajo estéril se convierten en brío y estímulo cuando se escucha la Palabra del Señor. Abrazarse a la Palabra con la alegría del Espíritu en medio de la tribulación es la actitud del discípulo de Jesucristo (cf. 1 Ts 1, 6). La liturgia es el lugar privilegiado donde la Palabra divina resuena con toda su vitalidad. De ella brota y a ella tiende toda la vida de la Iglesia, también su tarea evangelizadora, catequética y docente.

Echaré las redes (Lc 5, 5b). La escucha de la Palabra de Jesucristo permitió a Simón y a sus compañeros recuperar el ánimo frente a una tarea que antes se había descubierto infructuosa. Fiarse de la Palabra del Señor significa poner las propias fuerzas al servicio de una misión recibida. La gracia del encuentro con Cristo a través de su palabra es también ocasión para dejarse sorprender por un don que revela su fuerza en la debilidad (cf. 2Cor 12, 9-10)

Dejándolo todo, lo siguieron (Lc 5, 11). Los pescadores que se fiaron de la palabra de Jesucristo no asumieron el futuro afianzándose en su oficio, a pesar de haber obtenido una pesca extraordinaria. La pesca fue el signo que mostraba por fuera lo que la Palabra había hecho por dentro. De aquel encuentro brotó una llamada, y de ésta una nueva misión. Desde entonces, hallaron en el seguimiento de Jesucristo el sentido de sus vidas. Como entonces, también hoy, el vigor de nuestra acción evangelizadora dependerá de nuestra capacidad de ponernos a disposición de la Palabra divina. Llevar al encuentro con Cristo vivo en la Iglesia: esta es la única motivación que debe animar nuestras acciones pastorales. El camino que conduce a este encuentro pasa ineludiblemente por el mayor aprecio a la Palabra de Dios.

María santísima nos enseña la docilidad al Espíritu Santo que nos permite acoger la Palabra y llevarla a la práctica. A su materna protección confiamos los frutos espirituales de este curso que estamos comenzando, que ponemos también bajo la intercesión de san Juan de Ávila y de santa Teresa de Jesús, confiando en la promesa de Jesucristo que animó en esta vida el compromiso apostólico de los santos: El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él (Jn 14, 23)
PARA LA ORACIÓN PERSONAL EN SILENCIO


  • Lee, relee, y reza el pasaje bíblico propuesto para este retiro.

  • Pide el don del Espíritu para escuchar la PALABRA DE DIOS.

  • Reza por tu comunidad, por cada uno de los hermanos, reza por los hermanos de las otras comunidades, reza por nuestros destinatarios…

  • Medita sobre el nuevo curso que estamos comenzando a la luz de este pasaje. Hay acontecimientos que vamos a vivir: la visita de las reliquias de Don Bosco, el Capítulo Inspectorial, el año de la fe… ¿Cuál es tu disposición ante estos acontecimientos? Pídele al Señor que te ayude a vivirlos como momentos de GRACIA, como oportunidades de CRECIMIENTO.

RECUERDA…

  • CONSTITUCIONES – ARTÍCULO 91 - Momentos de renovación

Nuestra voluntad de conversión se renueva en el retiro mensual y en los ejercicios espirituales de cada ano. Son tiempos de recuperación espiritual, que Don Bosco consideraba como la parte fundamental y la síntesis de todas las prácticas de piedad [72] . Para la comunidad y cada salesiano son ocasiones especiales de escuchar la Palabra de Dios, discernir su voluntad y purificar el corazón. Estos momentos de gracia dan a nuestro espíritu unidad profunda en el Señor Jesús, y mantienen viva la espera de su venida.(R 72)

  • DIRECTORIO INSPECTORIAL – VIDA COMUNITARIA – NÚMERO 10.

Celebraremos los retiros mensuales y trimestrales en clima de oración, de silencio y de reflexión personal. Debe conseguirse el encuentro sereno con Dios y la comunicación de nuestras experiencias de fe.

El retiro mensual debe incluir: Un momento de oración, un tema de contenido espiritual (Lc 5, 1-11), momento de silencio y reflexión personal, favorecer la posibilidad del Sacramento de la Penitencia y Celebración de la Eucaristía. LA comunidad destinará al menos 3 horas al retiro mensual (R 72). Para dar cabida a estos momentos del Espíritu: cada comunidad estudia la posibilidad y conveniencia de celebrar el retiro mensual fuera de la casa o con una comunidad próxima.


ART. 91 MOMENTOS DE RENOVACIÓN


Nuestra voluntad de conversión se renueva en el retiro mensual y en los ejercicios espirituales de cada año. Son tiempos de recuperación espiritual, que Don Bosco consideraba como la parte fundamental y la síntesis de todas las prácticas de piedadi.

Para la comunidad y cada salesiano son ocasiones especiales de escuchar la palabra de Dios, discernir su voluntad y purificar el corazón.

Estos momentos de gracia dan a nuestro espíritu unidad profunda en el Señor Jesús, y mantienen viva la espera de su venida.

Íntimamente ligado al anterior, este artículo presenta el tercer elemento del camino penitencial. Son los momentos fuertes de recuperación espiritual' de cada mes y de cada año, es decir, el retiro mensual y los ejercicios espirituales.

Hay que advertir que las Constituciones ponen el retiro y los ejercicios espirituales en la línea del esfuerzo personal y comunitario de "conversión continua", cabalmente como tiempos fuertes y sobresalientes de recuperación, de renovación espiritual, como momentos de gracia especial.

La vida del salesiano, como la de cualquier apóstol, sumergido en la actividad cotidiana, está sujeta a los peligros de superficialidad y de desgaste. Es fácil dejarse arrastrar por el engranaje de la acción y no ser capaz de encontrar el tiempo necesario para una contemplación más larga. Cada mes el día del retiro, y cada año en los ejercicios espirituales, la comunidad brinda este tiempo de pausa espiritual, que sirve para reponer el espíritu y relanzarlo al servicio apostólico. Es el Señor quien invita a "ir a un sitio tranquilo" (cf. Mc 6, 31), para descansar en mayor intimidad con él.

La Regla invita a dar importancia a estos tiempos fuertes del espíritu; no hay que ceder a la tentación de transformarlos en jornadas de estudio o debate. Sus objetivos están clarísimos: Consisten, ante todo, en escuchar (personal y comunitariamente) la palabra de Dios (cf. Const. 87), que permite discernir la voluntad del Señor en el momento presente y llama a conversión, y, consiguientemente, en aceptar dicha conversión, o sea, en purificar el corazón; lo cual ocurre, sobre todo, en una confesión preparada con diligencia y hecha con fe viva (la conclusión del artículo anterior señalaba precisamente el efecto purificado de la Reconciliación).

La importancia del retiro y de los ejercicios espirituales fue muy destacada por Don Bosco. El artículo hace referencia explícita al texto de la introducción de las Constituciones donde nuestro Padre afirma: "La parte fundamental de las prácticas de piedad y que, en cierto modo, las incluye todas, consiste en hacer todos los años los ejercicios espirituales, y todos los meses, el ejercicio de la buena muerte ... Creo que puede darse por segura la salvación de un religioso, si todos los meses se acerca a los santos sacramentos y arregla las cuentas de su conciencia como si realmente debiese partir de esta vida para la eternidad"ii. Son palabras que repitió en diversas ocasiones. Así, por ejemplo, escribía a un seminarista: "No descuides el ejercicio de la buena muerte una vez al mes; examina 'quid sit addendum, quid corrigendum, quid tollendum, ut sis bonus miles Christi' [qué debes añadir, qué tienes que enmendar, qué has de eliminar, para ser buen soldado de Cristo]"iii. Llama la atención, en particular, la insistencia de Don Bosco en recomendar fidelidad a este ejercicio a los misioneros, que por su vida ajetreada tienen gran necesidad de una pausa de verificación y renovación. Escribe a Juan Cagliero en 1876: "Al tratar con los nuestros, di y recomienda que no se omita nunca el ejercicio mensual de la buena muerte. Es la clave de todo"iv.

También los ejercicios espirituales de cada año revisten importancia especial en el camino del hermano y de la comunidad. Don Bosco no vacila en afirmar: "Los ejercicios espirituales pueden llamarse sostén de las Congregaciones religiosas y tesoro de los socios que les prestan atención"v. En la primera redacción del reglamento de los ejercicios había escrito: "Nuestra humilde Sociedad les debe su gran desarrollo, y muchos de sus miembros tienen que reconocer en alguna tanda de ejercicios el principio de una vida mejor"vi.

El artículo de la Regla concluye recordando que el mejor fruto de estos tiempos fuertes es la posibilidad que dan al salesiano de renovar con claridad su opción fundamental, volviendo a poner en el centro de su ser y de su vida a Jesucristo, el Señor, y su servicio, y hallando en él con mayor fuerza la unidad profunda del propio espíritu. Desde este aspecto se comprenden bien otras dos insistencias de Don Bosco: el acto más decisivo, tanto del retiro como de los ejercicios espirituales, es el encuentro con Cristo salvador en los sacramentos de la Reconciliación y de la Eucaristía. La perspectiva que estimula, pues, el fervor del salesiano es la del tiempo que pasa (el retiro se llama "ejercicio de la buena muerte")vii. La muerte será para cada uno la vuelta del Señor y el encuentro pleno y definitivo con él.

¡Valoricemos, pues, al máximo, el tiempo que se nos da para amarlo y servirlo con todas nuestras fuerzas!

En tu misericordia, Padre,

nos renuevas continuamente los momentos y tiempos

para encontrarnos con tu palabra y con tu amor.

Ayúdanos a acogerlos como horas de gracia

en que ahondar nuestra intimidad contigo,

discernir cada vez mejor tu voluntad

y purificar nuestra mente y nuestro corazón,

mientras aguardamos vigilantes

la vuelta de tu Cristo,

que vive y reina por los siglos de los siglos.


1 El pasado 26 de abril de 2012 la Conferencia Episcopal Española, en su XCIX Asamblea Plenaria, aprobó el Plan Pastoral 2011-2015. De dicho documento se ofrecen solamente los números que comentan el pasaje bíblico Lc 5, 1-11 que se presenta como texto bíblico para el retiro trimestral.

i Cf. Costituzioni 1875 (introducción), pág. XXXIV.

ii J. BOSCO, Introducción de las Constituciones, Prácticas de piedad; cf. Constituciones de 1984: Apéndice, pág. 232.

iii Carta a Tomás Penlore, 15 de agosto de 1878; cf. Epistolario, vol. III, 381.

iv Cana a Juan Cagliero, 1 de agosto de 1876: Epistolario, vol. III, 81; ver también los recuerdos a los primeros misioneros y las cartas al P. Remotti (Epistolario, vol. IV, 9-10), a José Quaranta (Epistolario, vol. IV, 10) y a Bartolomé Panaro (Epistolario, vol. IV, 12).

v Reglamento de ejercicios espirituales, aprobado por el III Capítulo General, introducción.

vi ASC ms. 23223 (Fondo Don Bosco núm. 1942).

vii Acerca del nombre de la pausa espiritual de cada mes es cosa sabida que la tradición salesiana lo ha llamado siempre «ejercicio de la buena muerte». Don Bosco lo presentaba con este nombre y así lo había llamado en las primeras ediciones de las Constituciones; sin embargo, en el texto aprobado de 1875 aparece sólo el nombre de «retiro espiritual» (cf. F. MOTTO, pág. 187). El XXII Capítulo General optó por esta última terminología, hoy corriente («redro mensual»), que recuerda la invitación de Jesús a retirarse para descansar con él. Es obvio que sigue en pie toda la sustancia del «ejercicio de la buena muerte» según el pensamiento de Don Bosco.

Retiro Mensual Octubre 2012

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Retiro mensual iconRetiro mensual
«soy un muchacho», se deduce comúnmente que tendría entre dieciocho y veinte años, cuando no era todavía un hombre capaz de hablar...

Retiro mensual iconMercado Asegurador Información Financiera Mensual

Retiro mensual iconResumen mensual de jurisprudencia social (octube 2014)

Retiro mensual iconBoletín mensual, realizado por Sergio Recarte, en la ciudad de Gral. Villegas

Retiro mensual iconBoletín mensual, realizado por Sergio Recarte, en la ciudad de Gral. Villegas

Retiro mensual iconEl Retiro Centro Comercial S. A

Retiro mensual iconA Adhesión y retiro voluntario de socios; b

Retiro mensual iconPanorama Mundial de historia y de actualidad Revista de publicación...

Retiro mensual iconMilitares en situacion de retiro rechazan señalamientos del sr. Jose vicente rangel

Retiro mensual iconObservatorio de Comercio y Servicios Pymes consulta mensual del Comercio Minorista






© 2015
contactos
ley.exam-10.com