El vendedor más grande del mundo






descargar 236.38 Kb.
títuloEl vendedor más grande del mundo
página8/19
fecha de publicación15.03.2016
tamaño236.38 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Biología > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   19

 

CAPÍTULO VII


 

Hafid, a lomo de mula, entró en la amurallada ciudad de Damasco, por la puerta oriental. Marchó por la calle llamada Derecha con dudas y temores, y el ruido y la gritería procedentes de centenares de bazares no atenuaron sus temores. Una cosa era llegar a una ciudad grande formando parte de una poderosa caravana de mercaderes como la de Pathros; muy otra era llegar solo y sin protección alguna. Los vendedores callejeros corrían hacia él de todas partes enseñándole mercancías, procurando cada uno gritar más fuerte que su competidor. Pasó frente a negocios que parecían celdas, y bazares que exhibían la artesanía de orfebres que trabajaban artísticamente el cobre y la plata, talabarteros, tejedores, carpinteros; y a cada paso de su cabalgadura se encontraba frente a frente con otro vendedor, que con las manos extendidas, ofrecía su mercancía con palabras quejumbrosas de conmiseración.

Directamente al frente, más allá de la muralla occidental de la ciudad, se levantaba el monte Hermón. Aunque era verano, su cima estaba coronada de nieve, y parecía contemplar la cacofonía del mercado con tolerancia y paciencia. Finalmente Hafid se apartó de la famosa calle doblando en una esquina y buscó alojamiento, que no tuvo dificultad en encontrar en una posada llamada Moscha. Su habitación era limpia y pagó un mes de alquiler por adelantado, lo que de inmediato lo acreditó ante Antonino el propietario. Luego llevó a su mula a la caballeriza ubicada detrás de la posada, se bañó en las aguas del Barada y regresó a su habitación.

Puso el pequeño cofre al pie de su catre y procedió a quitar las correas de cuero. La tapa se abrió fácilmente y contempló los pergaminos. Finalmente metió la mano y los tocó. Cedieron bajo la presión de sus dedos, como si estuviesen vivos y al instante retiró la mano. Se puso de pie y dio unos pasos hacia la ventana enrejada por la que entraban los ruidos del bullicioso mercado ubicado a casi media milla de distancia. Lo invadieron de nuevo el temor y la duda al mirar en la dirección desde donde llegaban voces apagadas, y sintió que se le debilitaba la confianza. Cerró los ojos, se apoyó contra la pared y exclamó en alta voz: «¡Qué necio soy al soñar que yo, un simple camellero, será aclamado un día como el más grande vendedor del mundo, cuando en realidad no tengo ni el valor de caminar por los puestos de los buhoneros en la calle! Hoy mis ojos han contemplado a centenares de vendedores, todos ellos mejor equipados que yo para su profesión. Todos ellos eran intrépidos, entusiastas y persistentes. Todos ellos parecían equipados para sobrevivir en la jungla laberíntica del mercado. Sería estúpido y presuntuoso de mi parte pensar que puedo competir con ellos y superarlos. Pathros, mi Pathros, temo que fracasaré de nuevo».

Se arrojó sobre su catre, y cansado de su viaje, sollozó hasta dormirse.

Cuando se despertó era de mañana. Aún antes de abrir sus ojos escuchó un gorjeo. Se sentó y contempló con incredulidad a un gorrión asentado en la tapa abierta del cofre que contenía los pergaminos. Corrió a la ventana. Afuera, miles de avecillas se posaban en las higueras y sicómoros, saludando al día con sus trinos. Y mientras Hafid observaba, algunas de las avecillas se posaron en la repisa de la ventana, pero emprendían rápidamente el vuelo al menor movimiento de Hafid. Luego se dio vuelta y observó de nuevo el cofre. Su alado visitante ladeó airosamente la cabeza y miró al joven. Hafid caminó lentamente hacia el cofre, con la mano extendida. La avecilla se posó sobre su palma.

—Miles de tu clase allí afuera tienen miedo. Pero tú tuviste el valor de entrar por la ventana.

La avecilla picoteó repetidamente la piel de Hafid y el joven la llevó hacia su mesa donde estaba su mochila con pan y queso. Los partió en pedacitos y los puso junto a su pequeño amigo que comenzó a comer.

Un pensamiento se le ocurrió a Hafid al regresar a la ventana. Restregó la mano contra las aberturas en las celosías. Eran tan pequeñas que parecía casi imposible que un gorrión pudiera haber entrado por ellas. Luego recordó la voz de Pathros y repitió sus palabras en alta voz: «El fracaso nunca te sobrecogerá si tu determinación para alcanzar el éxito es lo suficientemente poderosa».

Regresó al cofre y metió en él la mano. Uno de los pergaminos estaba más gastado que los demás. Lo sacó del cofre y lo desenrolló suavemente. El temor había desaparecido de su corazón. Luego miró hacia el gorrión. También había desaparecido. Sólo las migajas de pan y de queso quedaban como una prueba de la visita de aquella avecilla llena de valor. Hafid echó una mirada hacia el pergamino. En el encabezamiento decía: «El pergamino número uno». Y comenzó a leer…
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   19

similar:

El vendedor más grande del mundo iconChina es el cuarto territorio más grande del mundo en superficie...

El vendedor más grande del mundo iconEl sentimiento que alienta al hombre por el suelo natal, es el principio...

El vendedor más grande del mundo iconRegistra tu florería gratis en el directorio más grande de méxico y así llegar a más clientes

El vendedor más grande del mundo iconPrimera parte
...

El vendedor más grande del mundo iconGandhi, el alma más grande pág. 6 9

El vendedor más grande del mundo iconA nivel mundial, la Ética está hoy en auge. La filosofía tiene en...

El vendedor más grande del mundo iconJamaica pertenece a las Grandes Antillas y es la tercera más grande...

El vendedor más grande del mundo iconEl hígado es la glándula más grande del cuerpo y es una glándula...

El vendedor más grande del mundo iconDe Ejército de la Patria a Ejército-K. De Mariano Moreno el 28-mayo-1810...
El Honor es la riqueza más grande que puede tener un militar. Mantenerlo sin mancha y sin tacha es el deber más sagrado de todo miembro...

El vendedor más grande del mundo iconEl fascinante y estremecedor relato de uno de los escándalos político-financieros...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com