Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin






descargar 189.46 Kb.
títuloTodo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin
página1/5
fecha de publicación13.03.2016
tamaño189.46 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Biología > Documentos
  1   2   3   4   5
II. CREACIONISMO Y ANTROPOLOGÍA.
Texto áureo: Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin (Eclesiastés 3.11)
OBJETIVOS DE LA LECCIÓN:
Objetivos cognoscitivos (conocimiento):

1. Conocer la doctrina creacionista en contraste con la evolucionista.

2. Aprender los elementos creacionistas para defender nuestra fe.

3. Saber el pensamiento bíblico en cuestiones antropológicas.
Objetivos afectivos (actitudes):

1. Motivar el estudio profundizado del creacionismo y la antropología.

2. Estimula la fe en el Dios creador y preservador de todas las cosas.

3. Incentivar la pasión por el estudio de las evidencias cristianas en contraste con la seudo ciencia.
Objetivos psicomotrices (habilidades):

1. Desarrollar habilidades apologéticas en la defensa de la doctrina.

2. Desarrollar destreza en el manejo de textos bíblicos referentes al tema.


A. LA CREACIÓN DEL UNIVERSO Y DE LA HUMANIDAD.
La ciencia más avanzada se acerca a Dios. -Rubbia-

La Biblia fue escrita a lo largo de un período de 1500 años, por unos 40 escritores distintos. El hilo común es la actividad salvadora de Dios y la respuesta de la humanidad a ella.
1. Creación del Universo.

Las Escrituras representan a Dios como un Ser todopoderoso con propósitos específicos (Pr 19:21; Is 46: 9-10; Ef 3: 10-11; Ap 10: 7). El estudio de la creación debe tratar de analizar el propósito que tuvo Dios al crear. El Universo es lo que es, porque Dios es quien es. Los propósitos de Dios en cuanto a la humanidad son inseparables de sus propósitos generales. Pablo al hablar de nuestra futura existencia inmortal con Dios, afirma: “Mas el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu” (2 Cor. 5: 5). La principal razón de ser del hombre es glorificar a Dios, y disfrutarle eternamente.
2. Dios como el Creador

Tal como un libro requiere un autor, la Creación requiere un Dios. - Ministerios Caminata Bíblica-1

El primer versículo de las Escrituras proclama: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gén. 1: 1). Berechit Elohim bará (en el principio creó Dios). Berechit (en el principio) Antes no había nada. La creación es desde cero en el tiempo. Bará (creó) También desde la nada (ex nihilo), diferente a yatsar (modelar) que es usado en la creación del hombre. Hubo, por tanto, un verdadero principio y en él se responden tres preguntas: cuándo, quién y cuál es el objetivo de la creación.


  1. Tres palabras descriptivas del acto creador en el AT:




  1. Bará (Él creó) Los escritores bíblicos atribuyen a Dios sin vacilación alguna la creación del universo. Le atribuyen de forma rutinaria la creación del universo físico, utilizando la forma verbal bará. Parece indicar que los fenómenos físicos comenzaron a existir en aquel momento, y que no habían tenido existencia previa en la forma en que fueron creados por medio del decreto divino. Antes de este momento no existía nada en absoluto, ni siquiera un solo átomo de hidrógeno. A partir de la nada (en latín, ex níhilo), Dios creó los cielos y la tierra. La palabra bará no es utilizada nunca para referirse a una actividad humana creativa, sino sólo para hablar de la actividad creadora de Dios. La creación manifiesta el poder, la majestad y la soberanía de Dios (Is 40: 26; Am 4: 13; Is 45: 18; Sal 89: 11-13). Al ser el Creador, Dios debe ser reconocido como omnipotente y soberano. Dios creó los cielos y la tierra, que comprenden la totalidad del “universo armonioso y ordenado”. No existe nada que Dios no haya creado.




  1. Yatsar (formar, moldear) también es usado para describir los actos creadores de Dios. Con ella se describe perfectamente al alfarero que moldea o da forma a un objeto (Is 29: 16). Pero cuando se usa para referirse a la acción divina (Gén. 2: 7-8; Sal 95: 5; Is 45: 18; Jer. 33: 2) aparece en paralelismo sinónimo con bará, indicando así que son actos exclusivamente divinos. Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Le dio forma a partir de algo que ya existía. Pero atentaríamos contra la intención del escritor bíblico si decimos que yatsar habla de un proceso evolutivo.



  1. Asá, hacer. Al igual que yatsar su sentido es más amplio que bará. Al aparecer también en paralelo con bará, parece haber poca diferencia entre ambos términos. Carece de flexibilidad necesaria como para incluir el concepto de evolución (Gén. 1: 31; 2: 2-3).


4. Palabras en el NT:

Los escritores del NT están tan acostumbrados como los del AT a atribuirle a Dios la creación. Bajo un supuesto primitivismo científico no podríamos echar a un lado las enseñanzas del AT sin hacer violencia también a las enseñanzas del NT.

El NT cita como autoridad al menos 60 veces a los once primeros capítulos del Génesis. El NT concibe el AT como relato auténtico y fidedigno. En el NT el término básico es ktídzo (crear, producir). Aparece 38 veces. En Col 1: 16 se afirma que por Cristo fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles. En Ap 4: 11 los veinticuatro ancianos echan sus coronas delante del trono, como acto de adoración y reconocimiento de que Dios era el creador.

La Biblia afirma que Dios sostiene el universo. El mismo Dios sigue aún supervisando su creación: Los levitas alababan reconociendo que Dios da la vida a todo (Neh. 9: 6). El salmista adora a Dios porque conserva al hombre y al animal (Sal 36: 6). Pablo afirma que él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten (Col 1: 17). El autor de Hebreos 1: 3 declara que el Hijo sustenta las cosas con la Palabra de su poder.
La Creación por la Trinidad:

  • Se atribuye a Dios (Gén. 1: 1; Sal 96: 5).

  • Se atribuye al Hijo (1 Cor. 8: 6).

  • Incluye la participación del Espíritu Santo (Gén. 1: 2; Job 26: 13; Sal 104: 30; Is 40: 12-31).

Aunque la creación procede del Padre, se realiza a través del Hijo y por el Espíritu Santo. Erickson2
Dios creó todo cuanto existe. A veces “cielos” se refiere a todo el universo (Gén. 1: 1; 2: 1, 4; 2 R 19: 15). En el NT se usa el término kósmos (mundo) como sinónimo de “los cielos y la tierra” del AT. El NT también usa ta pánta (todas las cosas) para describir la amplitud de la obra creadora de Dios (Pantócrator, creador de todas las cosas).

Los escritores del NT apoyan el concepto de creación ex níhilo (a partir de la nada): Dios da vida a los muertos, y llama a las cosas que no son como si fuesen (Rom. 4: 17). Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Heb 11: 3).
La ciencia sin fe es coja, la fe sin ciencia es ciega. -Einstein-
Todo lo “no-Dios” que existe debe su existencia al Creador. Por esta razón la Iglesia histórica ha sostenido la doctrina de la creación ex níhilo.
5. Propósito de la creación.

Horton pp. 220-221. Dios creó porque quiso crear, no estaba obligado a ello. Algunos opinan que el propósito de la creación era la obra redentora. Pero si aceptáramos ese enunciado estaríamos afirmando que Dios había previsto el pecado como un medio para sus fines. Lo que implica que Dios usó el pecado, que participó de él, lo cual es necesariamente mentira.

Otro punto de vista es que el motivo de la creación es el amor de Dios. Dios crea por el único motivo de manifestar su amor. El propósito de la creación, pues, es tener comunión con una criatura hecha a su imagen. Si observamos el orden de las cosas creadas, Dios pone todo en su lugar para el sexto día dar aparición a su imagen, el ser humano. Y es al ser humano al único ser creado con quien Dios establece un diálogo, mientras que al resto de la creación le da órdenes.

El plan redentor aparece después cuando el hombre libremente desobedece, con el fin de restablecer la comunión. Así, la redención no es un fin, sino un medio para restaurar la relación inicial.3 También revela su propósito de que todas las cosas fuesen hechas para el Hijo (Ef. 1: 9-10). Igualmente Sal 19: 1 declara el fin de los cielos, dar gloria a Dios.

Conclusión: El Dios de amor crea motivado por su deseo de tener comunión, de tal manera que en esa comunión la creación revelase su gloria. El plan de redención sería un medio para restaurar la creación caída.
6. Cosmogonía bíblica y ciencia moderna.

Hay muchas y diversas teorías sobre la reconciliación o no de la Biblia y la Ciencia. Pero antes de entrar en el debate examinemos por un momento diversas concepciones del Universo a lo largo de los tiempos.
B. ALGUNAS CONCEPCIONES DEL UNIVERSO.
1. Los hebreos.

“Creían que el Universo estaba formado por una tierra plana, sostenida por pilares colosales, sobre un abismo acuoso llamado lo profundo. El firmamento (cielo) encima de ella era un arco sólido que contenía las aguas que se hallaban sobre la tierra, que de vez en cuando caían sobre la tierra a través de ventanas que había en el arco. Creían que el sol, la luna y las estrellas estaban en el mismo plano dentro de este arco”. (Horton, pp.222-223).
2. Los hindúes.

Algunas tribus hindúes creían que la tierra estaba sostenida por elefantes y que sus movimientos provocaban los terremotos.
3. Los egipcios.

Su, Dios del aire y de la luz, separa a Nut, diosa del cielo, de Geb, dios de la tierra.

Durante el día, el dios sol Ra, navega en su barca entre el cielo y la tierra, descansando durante la noche sobre el cuerpo de Nut, para renacer de nuevo cada mañana.
4. Los vikingos.

Los pueblos nórdicos, representan el Universo como un árbol gigante situado en medio del océano. El árbol tiene tres raíces que penetran en tres reinos diferentes: el del género humano, el de los gigantes del frío y el de los muertos. El recorrido del sol está representado durante el día por un carro y la noche por un barco que atraviesa el mundo subterráneo.
5. Los mayas.

La tierra descansa sobre una enorme serpiente que nada sobre el océano. Bajo la tierra nueve esferas infernales son dirigidas por otros tantos dioses (los bolanti ku); por encima de la tierra, trece esferas celestes están gobernadas por los dioses oxlahunti ku. En los cuatro rincones del mundo están los cuatro bacab, dioses encargados de sostener el cielo.
El uso de un lenguaje figurado no exige la adopción de una cosmogonía pagana. Las imágenes son fenomenológicas, lo cual es conveniente, al mismo tiempo que vívidamente lleno de fuerza. Pero aún hay preguntas a las que debemos hallar respuesta: ¿Dónde ubicamos los fósiles de los dinosaurios? ¿Existió el diluvio universal sólo unos miles de años antes de Cristo? ¿Cuántos miles o millones de años tiene la tierra?
C. MODELOS QUE PRETENDEN ARMONIZAR CREACIONISMO CON EVOLUCIONISMO.

Veamos cuatro modelos evangélicos que tratan de armonizar la revelación especial de Dios (la Biblia) y su revelación general (lo que observamos hoy en el universo):
La Evolución Teísta acepta todo lo que propone el evolucionismo secular, pero indica que Dios estaba supervisando todo el proceso. Acepta la macroevolución o evolución entre especies. El resto de teorías aceptan la microevolución o mutaciones solamente.

*** NOTA: Ver el Cuadro Comparativo de las Teorías de la Creación (se trata de las principales teorías desde una óptica cristiana).
La ciencia existe en constante movimiento, lo que se considera verdadero hoy, es posible que no sea considerado bajo la misma luz dentro de 50 años. La ciencia ha cambiado tanto en los últimos 200 años que no es correcto hablar de un cambio en la forma en que ésta mira al mundo y proporciona soluciones a sus problemas, sino más bien de un abandono absoluto de teorías antiguas, y formas antiguas de ver el mundo, a favor de otras nuevas, aun cuando la terminología permanezca inalterada. Lo mismo les sucederá a las teorías sostenidas actualmente. J. P. Moreland, -filósofo evangélico-. 4

1. Armonía de las Teorías.

La Palabra de Dios está de acuerdo con su mundo. Necesitamos contestar con respecto a la ciencia y a ella misma (Col 4: 5-6; Tito 1: 9).

  1. La generación espontánea de la vida a partir de la falta de vida es imposible.

  2. Las variaciones genéticas parecen tener límites, y las mutaciones suelen ser dañinas.

  3. La diferenciación entre especies tiene que ver con el aislamiento ecológico y no con la macroevolución.

  4. El registro fósil contiene vacíos. No existen los eslabones perdidos. “Los eslabones perdidos siguen perdidos”.5

  5. La homología (similaridades entre organismos vivos) se explica en función de un diseño inteligente.


No se puede considerar el pensamiento humano como una capacidad neutra, objetiva y eficaz en sí misma. El pensamiento debe subordinarse a la Palabra de Dios. Si brotan las dificultades ni ha de ponerse en duda la Biblia, sino nuestra propia sabiduría.


2. Origen del hombre desde la óptica evolucionista.

Antes de examinar brevemente los postulados evolucionistas es bueno recordar que la Teoría de la Evolución del naturalista Charles Darwin es la mejor desarrollada, pero que varios distinguidos hombres de ciencia afirman que se ha descartado porque no ha sido comprobada. Los evolucionistas aún no han podido presentar ni una sola prueba decisiva de la transformación de una especie en otra.6

Es de notar que C.S. Lewis llama a la Teoría de la Evolución, “el mito perfecto”, es decir, el cuento de hadas perfecto.7

Hace 3 millones de años hubo dos homínidos habitando la tierra:

  1. Australopitecino.

  2. Homo hábilis.

Sus cerebros eran similares a los del chimpancé moderno, pero ya caminaban erguidos. Así liberaron las manos para usar utensilios, agarrar, tallar piedras.

Aparece así la industria primitiva, la cultura. La transmisión de conocimiento sobre cómo tallar un hacha, por ejemplo.
La selección natural favoreció el bipedismo, el uso de las manos para fabricar y un cerebro de mayor tamaño, que permitiría a su vez el lenguaje.

Al Homo hábilis le sucede el Homo erectus (hace 2 millones de años) y por fin el Homo sapiens (hace 100.000 años), el ser humano actual.

El Homo sapiens sapiens (Hombre que sabe que sabe) es una subespecie del Homo sapiens (Hombre que sabe), la única que aún sobrevive (no sólo del Homo sapiens, también de todo el género Homo y de los homínidos). Por lo tanto, sus parientes vivos más cercanos son los grandes simios (a los que pertenece), como el gorila, el chimpancé o el orangután.8

He llegado a la conclusión de que el Darwinismo no es una teoría científica verificable, sino un programa de investigación metafísico, es decir, un programa de especulación filosófica. -Karl Popper-9

  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconNos amó con Corazón de hombre. El Corazón de Jesús desde el Vaticano...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconLa figura de María Santísima, Madre de Dios, Virgen inmaculada, elegida,...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin icon“Y es precisamente en Daniel donde se dice que las palabras serían...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconHerreros y alquimistas mircea Eliade
«parir más pronto». En resu­men: el hombre, mediante sus técnicas, va sustituyendo al Tiempo, su trabajo va reemplazando la obra...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconHerreros y alquimistas mircea Eliade
«parir más pronto». En resu­men: el hombre, mediante sus técnicas, va sustituyendo al Tiempo, su trabajo va reemplazando la obra...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconDedico este libro al hombre que por primera vez en la historia de...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconDel socialismo utópico al socialismo científico. F. Engels
«subversión de la ciencia». Tuve que vérmelas con todo eso; tuve que tratar todos los temas posibles, desde las ideas sobre el tiempo...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconA los presbíteros y diáconos
«Dios es caridad» (Deus caritas est): todo proviene de la caridad de Dios, todo adquiere forma por ella, y a ella tiende todo. La...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin iconA los presbíteros y diáconos
«Dios es caridad» (Deus caritas est): todo proviene de la caridad de Dios, todo adquiere forma por ella, y a ella tiende todo. La...

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin icon“Jesucristo es firme principio y centro permanente de la misión que...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com