Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las






descargar 78.49 Kb.
títuloTras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las
página4/5
fecha de publicación02.03.2016
tamaño78.49 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Biología > Documentos
1   2   3   4   5

La sustancia


Aristóteles distingue una sustancia primera que es el individuo concreto, la sustancia individual, la única que tiene existencia real, aquella que ni se dice de un sujeto ni está en un sujeto, por ejemplo, el hombre individual, o el caballo individual. Efectivamente, este hombre, Juan, no puede decirse o predicarse de otro, en cuanto tal hombre concreto. Y él mismo no está en otro, como puede estar el accidente, blanco, rubio o alto, en Juan. Pero Aristóteles también diferencia las sustancias segundas, aquellas que se predican de las sustancias primeras, tal como la especie y el género. Así, Juan, pertenece a la especie hombre y el género de dicha especie es animal. Por lo que hombre y animal son sustancias de las llamadas segundas. No obstante, y a pesar de esta diferenciación, Aristóteles afirma que, en sentido estricto, solo existe el individuo concreto, la sustancia primera que contiene la especie, sustancia segunda, el género y la naturaleza. Sólo son separables por el entendimiento. No existe una separación real porque esto supondría regresar al platonismo.

Aristóteles aplicará el hilemorfismo a su concepto del hombre, que es entendido como un compuesto único formado por un alma como forma de un cuerpo, siendo su particularidad del alma humana su razón. Por ello la definición del hombre es: "El hombre es un animal racional", siguiendo el modelo de definición, que ha pasado a la historia durante siglos como modelo de definición lógica y clasificación de los seres: género más diferencia específica.

LA FÍSICA ARISTOTÉLICA

A Aristóteles le interesa la Física por su relación con lo empírico, pero también le preocupa lo racional, de ahí que su método sea el empírico-racional. En su Física, Aristóteles define los seres naturales como aquellos que tienen en sí mismos el principio del movimiento y del reposo. El movimiento es el paso del ser en potencia, lo que va a ser, al ser en acto, lo que es en ese momento, es decir, un ser que está privado de cierta forma, pero puede tenerla, pasa a adquirirla efectivamente. Lo que no puede ocurrir es que el ser en potencia sea una cosa diferente de su naturaleza, una forma aparte del ser en acto. Esta es la concepción aristotélica de la realidad en la que todo sigue un fin, es teleológíca.

Como todo movimiento requiere un ser en acto previo que actúe como causa eficiente o motor del cambio y además siempre se dirige hacia una meta, que actúa como causa final del movimiento, resulta imposible la existencia de una serie infinita de motores y de móviles en la naturaleza. Por tanto, es necesario admitir la existencia de un primer motor inmóvil, acto puro, que es causa y fin último de todos los movimientos del universo. Todo lo que se mueve se mueve por algo y todo movimiento requiere una causa que cause ese movimiento.

Los principios aristotélicos del cambio son tres:

  • La sustancia individual o materia sujeto que permanece a través del cambio.

  • La forma que va a adquirir.

  • La privación de la forma.

La clave de este planteamiento de principios esta en la privación (ser en potencia). El ser no puede proceder del no ser si entendemos a este como sinónimo de la nada, ello es posible si lo entendemos como falta o ausencia de algo. De la nueva forma que adquiere con el cambio. La materia permanece en el cambio, nosotros somos la materia sustancia individual, forma es la que tenemos cuando observamos el cambio, privación lo que supuestamente te falta. El ser puede transformarse en cualquier cosa de la misma naturaleza que no es otra cosa que el cambio de ser en potencia a ser en acto. Según Aristóteles hay dos tipos de cambio:

  • Cambios sustanciales: se produce la sustitución de una forma por otra y pueden ser de dos tipos, cambio sustancial de generación o aparición de una nueva sustancia o de corrupción o desaparición de una sustancia.

  • Cambios accidentales: en la que una sustancia se modifica en alguno de sus atributos o cualidades pero sigue siendo la misma. Hay tres tipos de cambio accidentales:

Locativos: cuando una sustancia sufre un cambio de lugar.

Cuantitativos: afectan a la cantidad de algunos de los atributos de la . sustancia (como el aumento o disminución de estatura).

Cualitativos: en los que la sustancia adquiere o pierde alguna cualidad.

En todo cambio la materia prima, concepto física aristotélica, es aquella que permanece bajo todo cambio y cuyas características son:

  • Es inteligible, ya que solo puede percibirla con la inteligencia y no con los sentidos.

  • Es ingenerable. Por lo que el ser, la materia no tiene principio.

  • Es materia pura sin forma alguna y capaz de adquirir cualquier forma, por eso es también potencia pura.

  • Es común a todas las sustancias corpóreas del mundo terrestre.

  • Es inmutable, incorruptible, ni se crea, ni se destruye.

  • Es imperecedera, ilimitada e indefinida.

  • De ella sale todo y todo viene de ella.

En definitiva, que todo existe desde siempre y para siempre lo que somos ya lo éramos en bruto.

TEORIA DEL CONOCIMIENTO

Aristóteles considera que las sustancias materiales sujetas a cambio, a generación y corrupción pueden ser objeto de ciencia y conocimiento, que debe remontarse desde la sensación hasta el concepto universal por dos métodos:

  1. A


    bstracción:
    Las sensaciones múltiples y particulares procedentes de los sentidos sufren una primera depuración al ser recibidas en el sentido común. De aquí pasa a la imaginación donde todavía conserva su particularidad sobre las imágenes de la fantasía, actúa el entendimiento agente despojándolas totalmente de su particularidad por medio de la abstracción haciendo parecer en ellas el universal y, por tanto, se encarga de elaborar los conceptos. Una vez constituido el concepto universal, con los caracteres de la unidad, fijeza e inmutabilidad es ya material para la ciencia, pero todavía no tenemos la ciencia. Desde el momento en que se intenta utilizar esos conceptos científicamente entra en funcionamiento el entendimiento paciente, este es individual y muere con el hombre, a diferencia del entendimiento agente (inmortal y eterno). Contiene las verdades en potencia que son actualizadas por el entendimiento paciente y que hacen posible la captación del universal. El entendimiento paciente lo componen nuestros saberes.

  2. Inducción: Todo nuestro conocimiento parte de la percepción sensible de los objetos materiales particulares. Las impresiones sensibles se dan en la memoria. De la repetición de varias sensaciones procedentes de objetos semejantes y de la observación consciente y atenta nace la experiencia, pero ésta no trasciende lo particular y de la reducción de muchas experiencias a un solo concepto que abarca muchas cosas particulares se deriva el concepto universal.

Sensación sentido comun imaginación entendimiento agente entendimiento paciente

Sentidos abstracción concepto universal(ciencia)




Intelección-abstracción-inducción

ANTROPOLOGÍA

Aquí Aristóteles es donde más separa de Platón, debido a que niega la inmortalidad del alma, que considera por otro lado el principio que da vida a las sustancias vivas. El alma está sustancialmente unida al cuerpo es la parte formal de la dualidad que hay en todos los seres vivos, cuerpo y alma no son separables, es decir, un cuerpo sin alma dejaría de ser un organismo y un alma sin cuerpo no sería nada. Por otro lado, Aristóteles defiende la unidad del alma frente a las tres almas o a las tres partes de alma de Platón.

E


l alma es un principio vital y si se entiende el alma como principio de vida implica que todos los seres vivos tienen alma y, para Aristóteles, el mundo natural esta organizado jerárquicamente en cuatro reinos que de inferior a superior son los siguientes:

  • Conjunto de seres inorgánicos: es el mas inferior, por ejemplo, una roca, un mineral, objetos.

  • Reino vegetal

  • Reino animal

  • Reino humano: el más superior que tiene las funciones de los inferiores.

Según Aristóteles, puesto que hay distintos niveles de vitalidad las almas de los diferentes seres también tendrán que ser distintas y lo que las hace diferentes son las diversas funciones que cumplen. Las funciones del alma relacionadas con el tipo de ser son:

  1. Función vegetativa: comprende las funciones biológicas mas básicas como la nutrición, crecimiento y la reproducción, esta presente en las platas, animales y hombres, esta alma es una función exclusiva del reino vegetal, aunque la toman animales y hombres.

  2. Función sensitiva: permite la percepción sensible y comprende los apetitos corporales (instintos), voluntad y la capacidad locomotora. Es propia de las animales aunque también la posee el hombre pero no los vegetales.

  3. Función intelectiva: es la más elevada y exclusiva del hombre, comprende la inteligencia y el entendimiento.

ETÍCA

Su planteamiento ético se basa en la eudomonia (las acciones del hombre van encaminadas a un fin, alcanzar la felicidad) se trata púes de una ética de la felicidad, bien supremo que para Aristóteles no entiende como idea separada, al estilo de Platón, sino como un bien accesible a la actividad práctica del hombre. Pero la felicidad es el fin último al que atienden todos los seres humanos, y lo alcanzan cuando se dedican a la contemplación intelectual, al conocimiento, que es la actividad propia de los seres racionales. Pero, para la consecución de la felicidad, se requiere de la posesión de algunos bienes corporales y exteriores (salud, dinero, amistad) necesarios para vivir y especialmente de las virtudes éticas.

El fin último de nuestros actos es alcanzar la felicidad, pero ni la vida activa (política o militar) ni la vida placentera garantizan su logro. Solo la vida teórica o contemplativa, dedicada a la búsqueda del conocimiento, permite ser plenamente feliz, porque esa vida se caracteriza por el ejercicio de aquello que constituye la naturaleza específica del hombre: la razón y, más concretamente, del intelecto, cuya actividad lo asemeja a los mismos dioses.

El ejercicio de la contemplación permite al hombre alcanzar las virtudes intelectuales, como la prudencia y la sabiduría, pero como el hombre es también un disfrute moderado de bienes externos, como la salud, el bienestar, los amigos, etc., sin los cuales ninguna vida puede ser enteramente feliz.

L


a contemplación de la felicidad se da con las virtudes intelectuales o dianoéticas se relacionan con el arte, prudencia, ciencia, inteligencia y sabiduría que procede la actividad intelectual. Junto a las virtudes intelectuales están las virtudes ética tales como la valentía, la templanza, la justicia, etc., que dependen de cada persona y su carácter. La virtud ética es para Aristóteles una disposición o modo de ser consistente en el hábito de adoptar el término medio entre dos extremos viciosos, uno por exceso y otro por defecto. Esto significa que no somos virtuosos ni viciosos por naturaleza, ni tampoco adquirimos las virtud atreves del conocimiento, sino que la virtud y el vicio se consiguen ejercitándose en ellos. La virtud práctica se consigue basada en el hábito.

Que la virtud como síntoma de perfección, intente que toda acción esté encaminada a lograr ser virtuoso, a través del término medio, no podemos identificarla con la mediocridad, sino que, por su valor intrínseco, la virtud constituye siempre un extremo de perfección y la mayor excelencia a la que puede aspirar el hombre. Asimismo, el vicio o mal, por corresponder a un extremo de imperfección, no admite término medio, sino que es malo de forma absoluta. Se puede concebir la virtud como la excelencia que alcanza un ser cuando perfecciona sus disposiciones naturales, que antes de actualizarse están inscritas en potencia en su naturaleza. Así, la virtud del ojo es ver bien, y la del caballo, correr velozmente; la del ser humano, por su parte, es alcanzar la sabiduría y la felicidad mediante la educación, mientras que las virtudes éticas se consiguen con la practica o habito, pero ambas son excelencias; las primeras, del conocimiento; las segundas, del carácter.

El conjunto de actos dan el perfil de una persona, la virtud moral se basa en la costumbre que es el hábito que debe estar basado en el termino medio, el cual, a su vez, debe de estar basado en la prudencia y templanza, sin dejar de actuar y actuando solo cuando es oportuno. Las pasiones nos ciegan. Y el hombre virtuoso es aquel que hace lo que tiene que hacer y para ello también hay que buscar el bien común, aquel por el que tenemos que sacrificarnos para conseguirlo.

El bien de cada cosa, su felicidad, consiste en la realización de la función que le es propia; de esta forma el hombre será feliz en la medida en que desempeñe la función que le corresponde, de acuerdo con el grado de perfección alcanzado. Y será en el cumplimiento de sus funciones cuando pueda alcanzar la virtud. Y dada la variedad de acciones humanas orientadas todas ellas hacia la consecución de algún bien, Aristóteles quiere averiguar que es esto que se puede considerar como el bien supremo.

  • El bien supremo debe de ser perfecto y definitivo para hacer feliz al hombre.

  • Debe de buscarse por sí mismo y no como si se tratase de otro cualquiera.

  • Debe de consistir en la actividad propia y más elevada del hombre, la razón.

  • Para que el hombre sea realmente bueno debe alcanzar el bien supremo.

Para Aristóteles el placer en sí es un bien aunque no un bien absoluto. Hay placeres entre los cuales hay que dar preferencia a los placeres espirituales o del alma, en los que no caben excesos a diferencia de los del cuerpo, que sí admiten el exceso, por lo que necesariamente deben de ser regulados por la virtud de la templanza. La virtud no es ni una pasión ni una facultad humana, sino un habito que se genera con al repetición, los buenos hábitos nos llevan a ser virtuoso y los malos a ser viciosos, siempre de acuerdos con la función que tenemos que desarrollar y que es propia de cada ser.

T


odas las virtudes residen en el alma ya que requieren conocimiento, deliberación y libertad para regir la actividad humana. Y la función más importante para Aristóteles es alcanzar la sabiduría por medio de la razón.

1   2   3   4   5

similar:

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconTodas las leyes y la Constitución características de Esparta se atribuyen...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconEstudio preliminar de Francisco Montes de Oca
«mar ateniense», desplazan la hegemonía: el poderío de Atenas, fundado principalmente en su flota, sobrepasa al de Esparta, que es...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconEsparta la guerrera polis griega del peloponeso

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconDesde el siglo XVII, la India fue dominada por británicos, holandeses...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconSobre la democracia ateniense, Historia de la Guerra del Peloponeso,...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconSingularísimo objeto descubierto en 1799 y cuyo estudio permitió...
«modo de producción asiático», caracterizadas por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconSe puso el sol. Tras el breve crepúsculo vino tranquila y oscura...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconTema: las causas y las consecuencias de la derrota de la convencióN...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconLa Grecia antigua estaba formada por las penínsulas balcánicas y...

Tras la derrota de Atenas en la guerra del Peloponeso, Esparta estableció su hegemonía en gracia aunque duro muy poco, pues fue vencida por Tebas en las iconConcepto: La Guerra de los mil días fue una guerra civil que asoló...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com