Programa Electoral






descargar 204.28 Kb.
títuloPrograma Electoral
página1/6
fecha de publicación28.05.2015
tamaño204.28 Kb.
tipoPrograma
ley.exam-10.com > Derecho > Programa
  1   2   3   4   5   6



Unión Social

del Pueblo

macintosh hd:users:chibisa:downloads:logo-letras-grande.jpg
Programa Electoral

2014

macintosh hd:users:chibisa:downloads:foto-programa.jpg

Antonio Rueda, líder de unión social del pueblo (USP) y candidato a la presidencia del gobierno



El origen de una ilusión


Querido compañero, querida compañera:

Ante la llegada inminente de las elecciones nacionales, me veo en la obligación de contaros un poco sobre mi historia, sobre cómo acabé siendo líder de este maravilloso partido como es Unión Social del Pueblo (USP). Considero que antes que una formación política, somos un conjunto de personas que luchan por un fin común, y, para conseguir honradamente vuestro voto, es necesario que conozcáis al que podría ser el presidente de España en tan solo unas semanas.

A pesar de que desde niño he estado interesado en política, jamás pensé en dedicarme a ella. Es más, siempre aborrecí este mundo. Un mundo donde lo que prima es la codicia y no el afán de ayudar a mejorar un país y, con ello, la vida de tus compatriotas. El propósito fundamental por el que se creó la política, por el que nació la democracia, se había disuelto por completo.

En gran medida ese rechazo por los políticos lo comencé a cosechar siendo espectador del día a día del trabajo de mis padres.

Recuerdo que cada jornada mi padre se levantaba a las 6 de la mañana para ir a los astilleros. Y aún así, después de todo su esfuerzo, cada año veía como sus condiciones de trabajo empeoraban y su salario bajaba. Mientras tanto los políticos una y otra vez no sabían más que prometer lo que nunca cumplirían, promesas vacías con el único fin de arañar un voto más. A esa farsa se sumaban los sindicatos burgueses de UGT y CCOO que, haciendo el juego de la Patronal, los dejaban desamparados una vez tras otra.

Constantemente lo veía. Constantemente nos tomaban por tontos. Se enaltecían a costa de oprimir a las clases más humildes. Se esforzaban, sí, pero por conservar sus magníficos privilegios dejando a un lado las obligaciones para con el pueblo.

Y qué decir de mi querida madre, trabajadora como pocas. Una modesta empleada del hogar, que tenía que rebajar su sueldo debido a la oferta mucho más baja, y sin necesidad de ningún contrato, que proponían las mujeres inmigrantes que ya se contaban por miles.

La situación seguía sin importarle a ningún político, a ningún sindicato. A nadie de los que, se suponía, debía interesarle.

Mi ciudad, Ferrol, cada vez estaba más sumida en la miseria. Los comercios de amigos de mis padres cerraban y en su lugar reabrían comercios de personas de origen asiático. Sentía cómo la pobreza comenzaba a formar parte de nuestras vidas, la de todos mis seres queridos.

Sin duda, lo que me sirvió para seguir adelante en aquellos momentos difíciles fue la actitud de mis padres. Ellos, mi inspiración, sacaban fuerzas de donde no había para ayudar a la familia. Gracias a su entrega, mi hermana y yo pudimos estudiar una carrera. Gracias a ellos, mi hermano levantó de la nada un pequeño taller que hoy es fuente de ingresos para mi pueblo.

Por desgracia, mi padre enfermó hace ya unos años y no pudo seguir con su trabajo. Después de todos los años de esfuerzo, el Estado se lo agradece con una ridícula pensión que apenas les da para comer y pagar las facturas.

A los políticos seguía sin importarle.

Esta rabia fue la que verdaderamente me hizo querer cambiar las cosas. Me hizo entrar en la USP con el firme propósito de conseguir que este país fuera lo que debería ser, lo que se merece. Y esta furia no tardó en transformarse en ilusión, la ilusión por transformar un país.

Años después, un grupo de militantes me pidió que me presentara a la Secretaria Nacional de USP. Debo reconocer que la idea no me gustaba, entendía que mi sitio no era ése. Pero, de nuevo, la figura de mi padre se me hizo presente, así que decidí pedirle consejo. Él, tan sincero y sabio como siempre me dijo: “Antonio, cabrón, llevas años diciendo en cada comida cómo cambiar este país y ahora que tienes la oportunidad,¿lo vas a dejar pasar?”

Tenía razón, era el momento. Di el paso.

Y aquí estoy con toda la ilusión por cambiar este país, un gran país. Pero nada puedo hacer yo solo, nada puede hacer nuestro partido sin vosotros. Necesitamos vuestro apoyo, os necesito para hacer que mi ilusión, la de todos, se vuelva una realidad.


Juntos, por España
Debemos hacerlo juntos. Hagamos que importe.
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programa Electoral iconPrograma electoral

Programa Electoral iconPrograma electoral del pp

Programa Electoral iconPrograma electoral 1996

Programa Electoral iconPrograma electoral 2015

Programa Electoral iconPrograma electoral 2008

Programa Electoral iconPrograma electoral 2015 Índice

Programa Electoral iconPrograma Electoral para las Generales 2000

Programa Electoral iconLa Cámara Nacional Electoral, al revocar la senten­cia de la jueza...

Programa Electoral iconRecurso contencioso electoral contra actos del Consejo Universitario...

Programa Electoral iconDerecho electoral. Diputado electo. Requisito de idoneidad. Principio...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com