Transcripción Jornadas






descargar 399.96 Kb.
títuloTranscripción Jornadas
página4/11
fecha de publicación25.03.2017
tamaño399.96 Kb.
tipoTranscripción
ley.exam-10.com > Derecho > Transcripción
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Federico Manrique

No voy a hablar de teoría, sino de la práctica, del quehacer diario en relación a la RSE. Sobre ese punto, me gustaría distinguir entre dos aspectos: lo que hace la empresa donde trabajo en RSE, y lo que hacemos como medio dentro de la RSE.

Como empresa, hasta ahora recién se están dando los primeros pasos. Este año se ha encarado una iniciativa privada nueva que resulta prometedora, como es “Nuestra Mendoza”, que se intenta junto con Valos que es una asociación de RSE de acá, con la Fundación AVINA. Se trata de emular lo que se ha hecho en Colombia con éxito, que es “Bogotá cómo vamos”, donde el medio se articula con la sociedad civil para controlar, tanto lo que es el poder político, los estados, y la articulación con las empresas. Así, hacen control de los medios sobre el cumplimiento de las promesas de campaña, las plataformas políticas.

De ese ideal, se están dando recién los primeros pasos que es empezar a trabajar con encuestas de opinión, se dieron a conocer los primeros resultados en mayo, y es como empezar a trabajar en un control ciudadano donde tiene una fuerte intervención lo que son los medios. Lo bueno es que hay un largo camino por recorrer todavía, que quien está coordinando esto desde la empresa es la dirección de marketing. Ahí hay un error de base, necesita un compromiso más de gerencia y desde otras áreas de la empresa, para que realmente sea un compromiso, pero esa es una tarea por resolver.

Desde los medios, es más lo que nos toca a nosotros como periodistas. Me parece que en el quehacer diario lo que se debe resaltar es el tema de la responsabilidad. La responsabilidad que cruza a todo lo que es la RSE y en distintos campos. La responsabilidad de las empresas, la discusión hacia dentro de cuán responsables somos, de nuestras acciones. Es decir, cuán responsables somos de nuestras acciones hacia el medioambiente, hacia nuestros trabajadores, hacia nuestros clientes. Esa es una discusión base inicial. Esa discusión tiene que ir acompañada también de la responsabilidad de los consumidores, qué estoy comprando, a quién le estoy comprando, ¿yo estoy revisando cuál es el proceso que ha seguido el producto que hoy estoy consumiendo? Esa es una labor que también tienen que hacer los consumidores.

Y los medios en esto tienen, como tales un rol fundamental porque es el eslabón intermedio entre la empresa, si es responsable o no, y el consumidor, es quien tiene que darle los elementos al consumidor para juzgar qué está consumiendo y tratar de rastrear a qué empresa le está comprando.

La RSE como concepto y como teoría tiene muchas aplicaciones. Nosotros, Argentina, como Mendoza, también tenemos que discutir la teoría de la RSE, dado que como filosofía de hacer negocios hay que insertarla en un contexto de estados en cierto punto fracasados, porque el quehacer empresario se está desarrollando, hoy por hoy, en sociedades donde no se le puede garantizar la seguridad a los ciudadanos, donde no está garantizado el cuidado del medioambiente. Frente a todas esas falencias, la empresa que quiere llevar adelante la RSE tiene una serie de obstáculos, y sobre todo lo que es competencia desleal frente a empresas que no son responsables.

En eso, justamente, también los medios deben y tienen que tener un rol activo en contribuir, ser responsables también, sobre todo lo que es el periodismo económico, en tratar de ayudar y dilucidar estos comportamientos responsables y no responsables. Por eso es muy importante el rol de intermediarios que tienen los medios en cuanto a información. Es asistir a las empresas, acompañar y sobre todo informar sobre qué se está haciendo bien, qué no se está haciendo bien, qué empresas cumplen, qué empresas no cumplen. Ese es el rol de medios responsables, que todavía no se está discutiendo con toda la profundidad, pero entiendo que a partir de estos foros son aspectos a empezar a tener en cuenta.

¿Cómo es un medio responsable en relación a la RSE y en relación al comportamiento de las empresas? En nuestro quehacer diario, cuando tocamos informaciones económicas o empresarias, nuestro deber es consultar, ver quiénes están detrás, quiénes son las empresas y qué están haciendo esas empresas. Ese es nuestro aporte.

Ahí la RSE se convierte también en un atributo de noticias. Para los que hacemos periodismo, el atributo de interés de la noticia es lo que nos justifica o nos explica por qué un cierto acontecimiento lo incluimos, ya sea en las páginas del diario, o en los minutos de radio o en la televisión. La RSE, para quienes lo hacen o defienden como principio para hacer negocios, puede ser un atributo de noticia, porque no es lo mismo hacer las cosas bien, que hacer las cosas mal o como surjan, entonces es muy importante el concepto de atributo de interés cuando uno hace las cosas bien.

En el diario, no tenemos secciones específicas de RSE, por lo general todo va incluido en páginas de economía, y sobre todo las informaciones sobre empresas se van catalogando en función de qué es lo que hacen las empresas. Por eso la RSE como hemos reflejado en un montón de ocasiones puede ser un atributo de interés. Hay ejemplos de emprendimientos donde han incluido campañas contra el trabajo infantil, protección del medioambiente, que han sido atributos de interés y que han llevado a que las empresas logren una cierta notoriedad. Ese es el eslabón, el trabajo de nexo que podemos hacer entre la empresa que hace bien y el consumidor responsable.

Hasta ahora en los medios provinciales recién se están discutiendo estas cosas. Pienso que a partir que se vayan perdiendo ciertos prejuicios, y vaya avanzando esto como un concepto más enraizado, las empresas van a ir ganando espacio.

Nunca va a ser lo mismo hacer las cosas bien, que hacerlas como surgen.
Fernando Marcelo Sárraga

Debo aclararles que, a diferencia de mis compañeros panelistas, no soy un periodista volcado estrictamente a lo económico, sino que en el medio donde me desempeño, que es Radio Libertador, toco temas generales, los que nos topamos día a día. Voy a tratar de ser objetivo, cosa que en el periodismo es casi imposible, pero no quiero ser ni demasiado crudo ni tampoco demasiado obsecuente. Simplemente mostrarles una referencia al medio donde trabajo, y hablarles de lo que hago, de mi producto, y de lo que pienso que puede llegar a ser en un futuro tanto el medio como mi producto, como la RSE.

Radio Libertador es una empresa dependiente del Estado Nacional, y es bueno que sepamos la diferencia entre Estado Nacional y Gobierno Nacional, o lo que debiera ser un medio dependiente del Estado y no del Gobierno. No se trata de aplaudir por aplaudir, sino comunicar los actos de gobierno que son noticia, a mi modesto entender. Una radio con un pasado pluralista en materia informativa, yo llevo dieciséis años trabajando allí, ingresé en la época de Susana Fontemachi. Para quienes la conocen, menemista a ultranza, nunca tuvimos ningún problema en la oficina de prensa con algún entrevistado, ni con algún apellido, al contrario. Situación que hoy en día, lamentablemente, y dejo de lado la actual dirección que asumió hace menos de un mes, es todo lo contrario, es una radio politizada, donde debo decirlo desde esta tribuna, hay apellidos que no se pueden mencionar, testimonios que no se deben pasar al aire, y esto nos perjudica de manera notable, sobre todo a los que pensamos que la libertad de expresión tiene que potenciarse día a día.

El tener que pensar antes de hablar, el tener que pensar antes de grabar es bastante complicado. La radio tiene, lamentablemente, menos popularidad que la que tenía antes, y no me refiero a la época de oro de la radio, a los 60, a los 70. Me refiero a la radio actual, a la de cinco años atrás.

Poco se habla de la responsabilidad social empresaria, poco o nada lamentablemente en el medio. Hay un concepto que dice que la RSE existe cuando se supera o se va más allá del cumplimiento de la ley, es cuando se hace más de lo que se exige. Tal vez porque la RSE no es exigible, en la radio encontramos que se cumple con lo justo en materia salarial, hay contratos basura, hay gente que se ha tenido que ir porque no es monotributista, hay falla en la comunicación interna de la radio. Increíble, sólo tiene dos pisos, planta baja y primero. Y esto lamentablemente veo que se transmite a la radio, se transmite como imagen corporativa de la radio a la gente. Digo lamentablemente, porque a pesar de ser empleado de la radio la quiero, porque hace dieciséis años que estoy ahí. Finalmente, existe intromisión de dirigentes sindicales, que muchas veces están alejados del trabajador al que están representando, y más bien cercanos a otro tipo de objetivos, por ejemplo, políticos.

El programa que tengo en este momento en el aire comenzamos pergeñándolo de a poquito y comenzó a salir al aire el 2 de septiembre de 2007. Es un programa que rescata todo lo que creemos le interesa realmente al trabajador, sus derechos, sus condiciones laborales, sus obligaciones, la representación sindical, hay un espacio dedicado a la coyuntura diaria, una lectura de noticias, hay una bolsa de trabajo, hay ofrecimiento de horas para docentes, está la participación de la gente también a través del correo electrónico, hay asesoramiento legal. Creemos que es lo que el trabajador puede buscar en un espacio radial, que no existe en este momento.

El programa apunta a ganar un espacio que, como les decía, no existe en los medios de comunicación salvo pequeñitos bloques en algunos programas. También se apunta a reflejar una tarea constructiva y silenciosa, que hemos descubierto que realizan los gremios en Mendoza. No solamente los gremios queman cubiertas, no solamente hay gremialistas compran camperas de cuero, como en los 80, o gremialistas que quieren tener radios o canales, después de una ley. Sino que también hay gremialistas que trabajan sin pedir licencia gremial, y aquí en la universidad tenemos un gremio que es así, los dirigentes de FADIUNC no piden licencia gremial y siguen trabajando quitándole horas a su familia. Hay tarea social que cumplimentan. Y hay afiliados contentos. Eso en los medios prácticamente no sale, ese también es un poco el espíritu del programa.

Yendo un poco a lo que nos ocupa, tenemos que refrescar la conciencia de la RSE. Como decía Federico, la conciencia de la RSE es nuestra responsabilidad como periodistas. Ahora, si yo digo que en la radio donde estoy trabajando prácticamente ni se habla de eso, debo comenzar como empleado de la radio a instalar el tema entre mis pares, y después en el micrófono que tengo, que muchos dicen que es un arma, tender a la conciencia de lo que es realmente la Responsabilidad Social Empresaria. La RSE contribuye a que la propia empresa esté mejor, qué mejor que tener empleados contentos para que trabajen mejor, se potencien. Cuando el empleado por cualquier motivo no está trabajando bien, su mente empieza a divagar buscando otras cosas, otro trabajo que le complemente un sueldo para atender a su familia dignamente, o si no pensando más en un sindicato que lo represente, buscando que defiendan sus derechos.

Por último, en referencia al futuro. En lo que hace al medio de comunicación que represento es muy difícil saber qué va a pasar mañana, como les decía somos una radio del Estado, complicado. Solamente les puedo decir que si algún día llegara a tener no digo la capacidad de máxima decisión, pero sí de asesoramiento a alguien que esté decidiendo, tendería al potenciamiento de la autoestima de los empleados. Cursos de perfeccionamiento que han brillado por su ausencia en veinte años, salvo la inquietud personal de cada uno, por supuesto los potenciaría. A partir de allí, con mucho o poco personal, pero motivado, repito esta palabra, se debería salir a comer la calle, a que la Radio Libertador se instale otra vez como la radio de la gente, como supo serlo en un tiempo atrás. Y en lo personal, trataría de hacer crecer aún más el programa, digo aún más porque comenzó siendo un humilde programa de una hora, un día domingo, y ahora lo tenemos todos los días media hora. Trataría también de ampliar el territorio mediático, no solamente que quede como un programa radial, sino que también abarque televisión, abarque la gráfica, la página web la tenemos pero reconozco que nos falta todavía tiempo y gente para poder optimizarla.

Simplemente eso, esto permitiría ganar no solo dinerariamente, sino incrementar en reputación para quienes hacemos el programa, y por sobre todo en un mejor producto para todos los que escuchan, o los que en un futuro verán y leerán “Aire de Trabajo”.
Marcelo López

Convocado por el título del panel pensé hacer lo que uno hace todos los días con la economía y la política, pero tratar de hacerlo con los medios y con la responsabilidad social empresaria.

Creo que hay que aclarar que estamos, para nosotros por lo menos, ante un fenómeno absolutamente nuevo como es la RSE, no solo para los periodistas, sino también para las empresas periodísticas y para los medios. Me parece que esto es lo primero que hay que destacar para poder entender, a partir de ahí, lo que pasa. Nuestra función de periodistas o para las empresas o para los medios, lo primero que tendríamos que hacer es tratar de definir qué es la RSE, que como fenómeno nuevo, disculpen los que no crean que es así, creo que lo tenemos todos sin definir, de hecho ya hemos hablado acá de responsabilidad social empresaria, responsabilidad corporativa de las empresas, etc., y ni siquiera nos ponemos de acuerdo excepto en decir RSE que suena muy bonito, es en lo único que nos ponemos de acuerdo.

Me parece que uno de los grandes temas, y lo tocó de costado Federico, y estoy convencido que es así, es que lo primero que vamos a tener que hacer es discernir si estamos ante un nuevo fenómeno de responsabilidad desde las empresas, desde los periodistas, desde los medios hacia la sociedad, o estamos ante un gran fenómeno de marketing. Yo todavía sigo creyendo que la responsabilidad social empresaria hoy en la Argentina es un gran fenómeno de marketing.

Creo que solidaridad es dar de lo que uno tiene a otro, si para ser solidario me ayudan, me desgravan el 70% de los impuestos, me queda bonito ante los medios, ya dejo de ser solidario, estoy recibiendo algo a cambio de ser solidario. Esto va para todos, también para nosotros los periodistas, que nos gusta hablar bien de las empresas que nos apoyan, y hablar mal de las que no nos apoyan, o sea, nos cabe el mismo sayo a todos, no es que nosotros somos unos santos.

La verdad que a partir de ahí sí podemos empezar a discutir algunas cosas, y creo que una de las cosas que se puede discutir es el tema del marketing. Esto lo he hablado mucho, veo sentados a la gente de Valos, a las chicas del Banco de Alimentos, con quienes hemos charlado extensamente en la radio de estos temas, y quiero decirles que no veo mal que la RSE sea un gran fenómeno de marketing, porque tal vez es el mejor primer paso que tenemos para empezar a pensar después en serio en la responsabilidad social empresaria.

No dejamos de ser hijos del capitalismo, por más que ahora creamos que estamos en un momento medio socialista, pero como dice el rabino Bergman que va a venir en un rato “no hay nada más de derecha que robarle a la gente por izquierda”. Entonces, por ahí está bueno que sea primero un fenómeno de marketing para a partir de ahí empezar a pensar después en hacer RSE entre todos. Si primero nos soban el lomo, para hablar en idioma bien criollo, y nos hacen sentir bonitos, después vamos a salir a ganar la mejor chica en el baile. Entonces, quizá a través del marketing y los medios, y de ver que nuestras empresas son mejor tratadas porque decimos que hacemos responsabilidad social empresaria, tal vez después la empezamos a hacer en serio, y sostengo y sigo creyendo que no estaría mal.

Tengo 43 años y empecé a trabajar a los 18 en esto, cuando no existía la RSE, y no conozco ningún medio que haya dicho vamos a cubrir noticias de RSE, no jorobemos. Estoy hablando de medios, no de programas, estoy hablando de medios, no conozco ninguna que haya dicho vamos a cubrir noticias de responsabilidad social empresaria. Nos empezaron a venir las cosas, y primero empezamos a cubrir lo de la Fundación Pro Niño porque era de Telefónica, y como no la vamos a cubrir si era de Telefónica, digamos la verdad. Pero es más, estoy seguro que ninguna empresa periodística hoy pasaría con éxito, en serio, esta nueva entelequia que son los indicadores de la RSE, estoy convencido de eso. Porque estoy seguro que no hay ninguna empresa periodística que no tenga empleados, como decía recién Fernando, que no pueden trabajar porque no son monotributistas. No conozco ninguna empresa periodística que no tenga empleados facturando. Por más que digan que hacen RSE, no conozco a ninguna.

Sinceramente, no creo que ninguna empresa periodística hoy, ni en la que yo trabajo, ni en las que trabajé, ni en las que trabajaré, pase hoy con éxito los famosos indicadores de la RSE, que sigo creyendo que son todavía una entelequia, y me parece que también sobre eso tenemos que profundizar mucho.

Después está la función de los periodistas, y acá sí va la responsabilidad nuestra, que es cómo comunicamos nosotros. He trabajado en grandes medios, en medios chicos y en medios propios, creo que siempre hay un resquicio para meter lo que uno quiere, yo que he tenido la suerte de ser jefe de redacción y director pude comprobar que siempre los periodistas pasan por algún lugar lo que uno no quería que salga. Y después tenés que darle explicaciones al dueño del medio, es así, uno no puede leer las treinta y siete mil notas que salen todos los días.

Voy a usar un ejemplo de un tema muy candente como es la cuestión de la minería: la semana pasada llegó a mis manos un informe de la Universidad Nacional de San Martín sobre la mina Bajo de la Lumbrera en Catamarca, en ese informe hablaba sobre la responsabilidad social empresaria de la minera, que había construido una escuela, había regalado computadoras, y un montón de cosas.

Estoy seguro que si ese informe cae en manos de un periodista, y acá hago mea culpa de la falta de capacitación que tenemos hoy los periodistas en muchos casos, seguramente va a transcribir que la minera tiene responsabilidad social empresaria porque regaló computadoras y construyó una escuela.

Es un poco lo que decía Federico recién, nosotros podemos contar lo que hace bien la empresa, pero nosotros como periodistas ¿nos preguntamos si esa empresa que regaló la computadora, o construyó la escuela contamina? ¿Nosotros nos preguntamos si esa empresa que donó siete kilos de leche tiene empleados en negro? ¿O contamos solamente que donó siete kilos de leche? Me parece que acá viene el gran desafío nuestro como periodistas, respecto de la RSE, y respecto del tema que estamos tratando, porque está muy lindo contar que alguien donó siete kilos de leche, ¿pero contamos lo otro también, o nos quedamos nada más que con la versión linda de que tiene RSE y nada más?

…………………………………………………………………………………………..
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Transcripción Jornadas iconVi jornadas de politica y cultura

Transcripción Jornadas iconJornadas de instrumentos financieros

Transcripción Jornadas iconPrimeras jornadas interuniversitarias

Transcripción Jornadas iconJornadas de instrumentos financieros

Transcripción Jornadas iconJornadas diurna y nocturna

Transcripción Jornadas iconV jornadas de Economía Crítica

Transcripción Jornadas iconV jornadas laborales de lanzarote

Transcripción Jornadas iconTranscripción traducción

Transcripción Jornadas iconA. transcripción. B. Translocación

Transcripción Jornadas iconA transcripción de arnm






© 2015
contactos
ley.exam-10.com