Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito






descargar 80.18 Kb.
títuloDiferencia entre derechos reales y derechos de crédito
página1/2
fecha de publicación01.07.2016
tamaño80.18 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2
II TEMA: DE LOS BIENES
DIFERENCIA ENTRE DERECHOS REALES Y DERECHOS DE CRÉDITO:

Alberto Brenes Córdoba nos dice que se llama derecho real el que se tiene en una cosa, o respecto a una cosa, sin relación a determinada persona. Son de dos clases:

principales: propiedad, usufructo; y

accesorios: hipoteca y prenda. Son derechos personales los que se tienen contra una persona determinada; por ejemplo, el que existe contra el deudor para el pago de una deuda. Según Albaladejo tienen las siguientes diferencias:

  1. El derecho de crédito tiene por objeto la conducta de otra persona; el real tiene por objeto una cosa;

  2. El derecho real puede hacerse valer frente a cualquiera; el derecho de crédito sólo se exige el cumplimiento del deudor;

  3. El derecho real tiene determinado sólo al sujeto activo; el derecho de crédito tiene determinados el acreedor y deudor, agregamos nosotros;

  4. El derecho real goza de preferencia frente al derecho de crédito;

  5. El derecho real puede adquirirse por prescripción, el derecho de crédito sólo se pierde por prescripción.


CLASIFICACION DE LOS BIENES SEGUN SU NATURALEZA

COSAS Y BIENES:

La distinción de cosa y bien, considerada la primera como entidad objetiva sobre la que se ejercita el derecho subjetivo y el segundo como interés que constituye el contenido del derecho subjetivo, puede ser útil para explicar la coexistencia de una pluralidad de derechos subjetivos respecto a la misma cosa. La idea de cosa alude a una entidad objetiva por sí misma y la de bien reclama la noción de utilidad referida a un sujeto.
COSAS CORPORALES E INCORPORALES:

Son corporales aquellas cosas que, teniendo entidad material, son perceptibles con nuestros sentidos y ocupan una parte determinada en el espacio. Inmateriales o incorporales son todas aquellas que solo son perceptibles por el intelecto.

El agregado de cosas materiales, aún siendo concebible sólo intelectualmente, es siempre cosa corporal.

Los derechos son cosas incorporales, porque son entidades jurídicamente que pueden percibirse sólo intelectualmente

Las energías son también bienes incorporales: cualquier energía, natural o producida por el hombre, que pueda ser sometida al poder del hombre o represente utilidad socialmente apreciable, es bien y, consiguientemente, puede constituir objeto de derechos.
COSAS FUNGIBLES Y NO FUNGIBLES:

Son fungibles aquellas que pueden ser sustituidas, sobrogables, representables. La sustituibilidad es, ante todo, consecuencia del hecho de que las cosas fungibles son cosas idénticas. La noción jurídica de cosa fungible viene dada precisamente por la identidad económica social de la que deriva la sustituibilidad. Las demás son llamadas cosas no fungibles, precisamente porque no son idénticas y por lo tanto no se pueden sustituir o representar. La clasificación tiene importancia si consideramos que las cosas fungibles solo pueden ser objeto de mutuo, en tanto las infungibles son objeto de comodato. El depósito adquiere distinta connotación si se trata de bienes fungibles o no fungibles. Tiene también importancia en matria de: compensación, restitución de arras, cobro de crédito dado en prenda, entre otros.
CONSUMIBLES E INCONSUMIBLES:

Se dice jurídicamente consumibles aquellas cosas que, usándolas conforme a su destino, se destruyen en su esencia o destino: leña, carbón, dinero. Son no consumibles aquellas que se pueden usar por un tiempo indefinido sin que al uso corresponda ni destrucción ni sensible y apreciable alteración de su esencia: terrenos, casas, libros, metales, etc.

No pueden tener por objeto cosas consumibles ni el arrendamiento, ni el depósito (a menos que sea irregular).-
DIVISIBLES E INDIVISIBLES:

Jurídicamente, las cosas son

divisibles: son tales aquellas que pueden fraccionarse de modo que las singulares partes resultantes de la división tengan la misma función que el todo y por lo tanto entre las partes y el todo haya diferencia de cantidad más que de calidad: tela, terrenos, edificios.

Indivisibles son aquellas cosas que, si se dividieran, dejarían de servir al uso para el que están destinadas: un carro, un animal. Si se dividieran, las partes resultantes de la división no tienen la misma función que el todo.
PRINCIPALES Y ACCESORIAS:

Principal es la que en una relación jurídica constituye el objeto predominante a que viene a unirse otro para su complemento, mejor aprovechamiento o adorno. Accesoria es la que se une a la principal: los edificios y plantaciones por ejemplo, son accesorios al terreno.
MUEBLES E INMUEBLES:

Las cosas se consideran inmuebles, por su naturaleza o por disposición de la ley: Por naturaleza, y debido a sus condiciones de fijeza y estabilidad absolutas, nada más que el suelo debería considerarse inmueble por naturaleza. Sin embargo también lo son aquellas que por causa de su unión con el suelo o por conceptuarse partes accesorias del mismo pueden calificarse como tales: construcciones, las plantas adheridas a la tierra y los frutos pendientes de las mismas plantas. Así son inmuebles los caminos, puentes, túneles, ferrocarriles y estanques. Por disposición de la ley se conceptúan inmuebles todas las cosas que están adheridas a la tierra o unidas a los edificios y construcciones de una manera fija y permanente. Lo son también las servidumbres y demás derechos reales sobre inmuebles (art. 255 C.C.)

Si se trata de una construcción provisional (circos, tiendas de campaña y andamios o entablados para fiestas populares) el objeto u objetos conservan su condición de muebles.

Los muebles también se clasifican así, por su naturaleza o por disposición de la Ley. Lo son del primer modo, las cosas corporales, y del segundo, las incorporales.
COSAS PUBLICAS Y PRIVADAS:

aquellas que están destinadas al uso público. Privadas todas las demás

RES NULLIUS: Aquellas que en un principio no pertenecen a nadie, y que pueden ser apropiadas por cualquiera: peces del mar, piedras preciosas, etc. RES DELERICTAE: Se diferencias de las anteriores en que aquellas, antes de la ocupación, nunca formaron parte del patrimonio de ninguna persona, al paso que éstas otras sí han estado reducidas al dominio de alguien, del que han salido por un acto de espontáneo abandono de parte del propietario.

LA PROPIEDAD (DOMINIO)

El derecho de propiedad es el más completo que se puede tener sobre una cosa. Es el derecho real por excelencia: todos los otros no son más que emanaciones de él, formas parciales del dominio, incapaces por sí solas de dar la plenitud del goce.

CONCEPTO: ABC: El derecho en virtud del cual una cosa se halla sometida de modo absoluto y exclusivo a la voluntad y acción de una persona.

C. Civil Español: La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas por la ley

CARACTERISTICAS:
A) ES ABSOLUTO: El propietario tiene la facultad plena para gozar y disponer de lo que le pertenece, sin otras restricciones que las admitiras por él, o las impuestas por la ley en interés público o defensa del derecho ajeno.

B) ES EXCLUSIVO: No es posible que más de una persona tenga el dominio absoluto, siendo así que "propio" y "común" son términos que se contradicen y excluyen entre sí. Esto no se opone a que varias personas puedan tener conjuntamente derechos de propiedad en una cosa, porque ninguna de ellas ejerce el dominio en su plenitud: a cada dueño solo le pertenece un derecho, una parte ideal. Hoy en día hay que aminorar los conceptos de absoluto y exclusivo que el dominio tiene, tomando en cuenta razones de interés social.

C) ES PERPETUO: Su ejercicio lo consolida y no está sujeto necesariamente a limitación de tiempo. Significa que el derecho de dominio no depende de la vida del titular, o de las otras personas: que, al contrario, está llamado a durar sin límite de tiempo entre las manos de los sucesivos dueños mientras siga existiendo físicamente el objeto sobre el que recae.
OTROS CARACTERES QUE SE LE ATRIBUYEN:

Según Lacruz Berdejo tiene también los siguientes carácteres:

-Generalidad: comprende in génere, en tanto no se halle gravada, todas las facultades, aplicaciones y posibilidades de la cosa no prohibidas por la ley, sin excepción. El derecho limitado es la excepción, no se presume y hay que demostrarlo dada la presunción de libertad del dominio.

-Abstracción: Es concebible con independencia de las facultades singulares, que pueden faltarle, mientras los derechos reales limitados representan la puesta en valor de la facultad aislada y no se conciben sin ella. A esto se le llama la abstracción del dominio, derecho éste separable de sus facultades y con existencia distinta y autónoma de cada una de ellas.

-Elasticidad: Potencialmente abarca y reclama todas las posibles influencias sobre la cosa, reabsorbiéndolas en tanto no las tenga jurídicamente otro titular. Es decir: el dominio de una coas, apto para subsistir aunque se limiten o arrebaten al dueño la facultad de gozar y la de disponer, tiene la cualidad de expansionarse para recuperar su plenitud apenas cesadas aquellas limitaciones o privaciones.

PROPIEDAD VS POSESION:

El establecimiento del derecho civil hizo de ellas dos cosas distintas: La posesión fue sólo el simple hecho de tener el objeto; la propiedad se convirtió sólo en un derecho, en un lazo moral entre el objeto y el propietario.
COPROPIEDAD O CONDOMINIO
En ciertas ocasiones y debido a diferentes causas, el derecho de propiedad respecto a una cosa, en vez de corresponder a una sola persona, pertenece a dos o más. Esta mancomunidad de intereses en un mismo objeto -cuando ella no implica compañía o asociación sino simples relaciones de comunidad- es lo que recibe el nombre de copropiedad o condominio.

La parte de cada copartícipe no es una porción determinada del objeto, sino una fracción ideal, un derecho en su conjunto. Esa fracción recibe el nombre de parte alícuota, es decir, una parte ideal determinada desde el punto de vista mental aritmético, en función de una idea de proporción. Podría decirse que es una parte que solo se representa mentalmente, que se expresa por un quebrado y que permite establecer sobre cada molécula de la cosa una participación de todos y cada uno de los copropietarios, cuya participación variará según los derechos de éstos. De ahí que mientras la comunidad exista, ninguno de los condueños puede vender o gravar parte determinada de la cosa común.

Tampoco goza el condómino del derecho de transformación. Puede vender o hipotecar su derecho y defender la propiedad común mediante las acciones posesorias o de reivindicación, e impedir la imposición de gravámenes mediante la prescripción.

Los gastos corren de cuenta de los copropietarios en proporción a su derecho.

La copropiedad suele resultar de algún acto contractual, lo mismo que del legado o herencia cuando se adjudican derechos de propiedad sobre una cosa a más de un asignatario.

Puede ocurrir copropiedad por determinación de la ley, como en los casos de accesión de que tratan los artículos 509 y 515 del Código Civil.
PRINCIPIOS QUE RIGEN LA INSTITUCI?N:
a) La venta del bien como tal, sólo puede realizarse con el concurso de todos los copropietarios;

b) No puede variarse el destino de la cosa sino por el consentimiento unánime de los copropietarios; éste puede ser implícito;

c) Ninguno de los comuneros podrá efectuar válidamente, sin tomar en cuenta a los demás, actos de administración de arrendamientos;

d) El copropietario puede ejercer acciones en defensa de la propiedad común, sin que previamente fuera necesario establecer división material.

e) Nadie está obligado a permanecer en comunidad por tiempo indefinido: este derecho es irrenunciable, aunque pueden establecerse indivisiones por un tiempo que no exceda de cinco años: prorrogables por nuevos convenios. Este pacto de indivisión cesa por muerte de alguno de los interesados, o cuando el acreedor de un copartícipe embarga el derecho de éste y reclama la división.
La indivisibilidad resulta, sea de la condición física del objeto, por ejemplo, tratándose de un animal vivo, de un mueble; sea de la condición jurídica, como ocurre con las hipotecas y con las servidumbres; o del uso a que se le destina, como los patios, pasadizos y retretes, dedicados a uso común de los moradores de varios predios contiguos

Cuando el objeto es indivisible, se venderá como ordene la ley o todos los interesados convengan, y el producto se distribuirá entre ellos, con arreglo al título de cada uno, deducidos los gastos que se hubieren ocasionado. No se aplican las reglas del C.P.C. que permiten la rebaja de la base en caso de ausencia de postores.
DIFERENCIA ENTRE COPROPIEDAD Y SOCIEDAD:

En la sociedad siempre existe una persona jurídica, lo que no sucede con la copropiedad; en la sociedad hay un patrimonio único que es la compañía, mientras que en la copropiedad cada condómino tiene su derecho como parte integrante de su respectivo patrimonio. En la sociedad se necesita de un órgano representativo para poder acutar, Gerente o Administrador; en la copropiedad no hay obligación de tener representante.
PROPIEDAD HORIZONTAL
PRINCIPIOS QUE LA RIGEN:
a) Hay propiedad exclusiva del piso o departamento;

b) éste para tener tal calidad debe contar con acceso a vía pública.

c) son bienes comunes el terreno, cimientos, muros, ascensores, sistemas de refrigeración, patios, escaleras, sistemas de calefacción, etc.

d) el derecho de cada propietario es proporcional al valor del piso o departamento; sobre ese valor contribuye a las expensas necesarias;

e) la transmisión, enajenación o embargo del derecho supone el que le corresponde en los bienes comunes;

f) usualmente se nombra un administrador o representante que tiene la personería jurídica necesaria para representar en juicio a los comuneros;

g) los acuerdos se toman en asambleas de votos mayoritarios según el monto de su participación en el edificio;

h) el trámite de inscripción requiere la presentación de planos previamente aprobados por los organismos respectivos;

i) los bienes comunes, antes citados, son indivisibles
JUSTIFICACION: la idea que contiene esta institución es la de abaratar la construción desde que permite dividir entre varios el valor del terreno, casa vez más costoso, y el de ciertos gastos de la edificación que lo mismo costarían para uno que para muchos, como los cimientos, paredes, azoteas, escalereas, etc; esto facilitará también la adquisición del derecho de propiedad para un mayor número.
ATRIBUTOS DE LA PROPIEDAD
En la realidad objetiva, el dominio se pesenta más bien que como un derecho único, como agrupación de derechos expresivos de facultades que corresponden al propietario en calidad de tal. Esos derechos constituyen los atributos de la propiedad y son de dos clases:

PRIMARIOS: Usufructo, uso, transformación y enajenación. Se refieren al goce o a la libre disposición de los bienes

SECUNDARIOS: posesión, defensa y exclusión, restitución e indemnización. Relativos a los medios que tiene a su disposición el propietario para ejercer su derecho de modo completo y con entera independencia.
DERECHO DE USUFRUCTUAR: Todo lo que una cosa da de sí y rinde alguna utilidad se denomina producto. Los productos que dan las cosas a intervalos regulares sin disminución o modificación esencial de su propia sustancia, reciben el nombre de frutos

Todo fruto es producto, pero no todo producto es fruto, en el sentido legal.

Se clasifican los frutos en tres grupos:

a) Naturales: los que espontáneamente produce la naturaleza;

b) Industriales: Los que produce la tierra merced de su cultivo. Aquí interviene actividad del hombre.

c) Civiles: Son las sumas de dinero o prestaciones debidas al propietario en virtud de una obligación que tiene por causa el goce de otro de la cosa que a aquel pertenece.

El derecho que tiene el propietario de una cosa para hacer suyos los frutos que produce, es consecuencia forzosa y directa del dominio, siendo así que éste recae en todas y cada una de las partes del objeto, tanto presentes como futuras.
USO Y TRANSFORMACION:

Toda persona puede hacer uso de las cosas que le pertenecen, de la manera que juzgue conveniente, siempre que no lesione el derecho ajeno o contravenga a las leyes y reglamentos. Idéntica facultad y con las mismas limitaciones tiene para modificarlas y aun destruirlas total o parcialmente.

El dueño del suelo tiene la facultad de impedir la construcción, o exigir la demolición, de cualquier obra que de manera desautorizada haya sido hecha o avance dentro del radio de su dominio. De otro lado, el señorío sobre el fundo faculta para asentar en él construcciones y para plantar árboles, con observancia de las leyes y reglamentos, aunque con ello se prive al vecino del sol, aire, luz, o de otras ventajas de que antes gozara.
ENAJENACION:

Lo dicho en cuanto a los derechos de uso y transformación, es igualmente aplicable a la enajenación. Implica el uso de traspasar los bienes por venta o por cualquiera otro de los modos que el derecho reconoce, pues esa facultad está en la esencia del dominio y no es dable prohibir a nadie el uso de ella, sino cuando el traspaso se verifica en daño de otro, como sucede en las enajenaciones hechas en fraude de acreedores, o cuando el propietario tiene incapacidad moral o legal para disponer de sus bienes. También es prohibido transferir el patrimonio como universalidad jurídica, o sea, en su unidad global comprensiva de todos los bienes actuales y venideros, entre otras razones, porque el transmitente quedaría privado por completo de los medios más indispensables para la vida, y esa situación es contraria a derecho y al fin humano. Sin embargo, por vía de herencia es permitido disponer en provecho de uno o más individuos de todo el patrimonio, sin especificación de los objetos que lo integren, atendiendo a que con la muerte del disponente desaparecen las causas motivadoras de la prohibición. La venta obligatoria es practicable por no admitir comoda división el bien común, o para satisfacer obligaciones contraídas, o por causa de utilidad pública.

El donante o testador puede establecer impedimento para enajenar por cierto tiempo (art. 292 c.c.).-
POSESION

Se entiende por posesión la tenencia de una cosa bajo el poder y voluntad de una persona, o el goce de un derecho. Dos elementos son indispensables para que uno tenga la posesión: el poder de hecho sobre el objeto y la voluntad de retenerlo bajo su dependencia. Estos dos elementos, siguiendo la terminología del derecho romano, se han demoninado el corpus y el animus. El primero supone una relación física con la cosa, y el segundo en la voluntad de tener ésta para sí de un modo libre e independiente.

La posesión se considera originalmente un hecho que se convierte luego en derecho por las consecuencias legales que de ella se derivan. A diferencia de otros derechos reales, la posesión tiene a su favor la tutela jurídica sin importar la existencia de un derecho en el poseedor ya que el disfrute de la cosa por el poseedor no depende necesariamente de un título jurídico. La posesión es un derecho que puede hacerse valer contra todos, excepto contra el titular del derecho, el cual puede hacerle cesar. La posesión, por lo tanto es un derecho más debil, de energía limitada, un derecho provisorio, obligado a sucumbir cuando está en colisión con el derecho de quien tiene la potestad jurídica.

Se adquiere la posesión desde el momento en que existe la posibilidad actual y exclusiva de ejercer sobre una cosa actos materiales del usufructo, uso o transformación, aunque no se haya ejercido todavía ninguno positivamente.

Sólo las cosas corporales debieran ser objeto de posesión, más en jurisprudencia se consideran también susceptibles de posesión los derechos o bienes incorporales. Poseer un derecho es estar en el goce de él, o la posibilidad legal de ejercitarlo.

Existen dos modos de poseer: directamente: sea ejerciendo actos posesorios por sí mismo, sea valiéndose de otros que lo ejecuten por cuenta y bajo la responsabilidad de quien los ordena; El segundo modo de poseer es por medio de otro, sea, cuando el propietario concede a alquien un derecho, como el nacido del arrendamiento o del usufructo, que le autoriza para la tenencia o goce de la cosa, pues el dueño de ésta la posee entonces jurídicamente por medio del que se halla en el ejercicio actual del goce.

En tales casos se realizan dos suertes de posesión a la vez sobre la misma cosa: posesión material de parte de quien la gobierna o disfruta; y posesión de derecho: de parte del propietario.

Las cosas públicas no son susceptibles de apropiación privada.

Las cosas comunes no son poseíbles en absoluto.

Tampoco implican posesión los actos que se ejecutan por simple tolerancia del dueño de la cosa, quien consiente pasivamente, por razones de amistad, parentesco, vecindad u otro motivo. Por actos de mera tolerancia se entienden los actos poco molestos de disfrute parcial que el propietario de un fundo permite realizar a sus vecinos a consecuencia de relaciones de buena vecindad, como pasar por sus tierras, abrevar caballos en su abrevadero, coger aguas. Es evidente que tendrán que cesar tan pronto como el propietario los quiera.

La posesión cesa desde que deja de existir la posibilidad presente de actuar de manera material sobre el objeto. Así aunque haga mucho tiempo que no se constituya en su terreno, ni lo cultive, ni lo cuide siquiera, se le considera poseedor mientras otra persona no se apodere del inmueble e impida al propietario el ejercicio de actos posesorios.
LA BUENA FE

El que posee una cosa con entero conocimiento de que no le asiste derecho para ello comete una acción punible que no puede menos que colocarle en situación desventajosa; y, por el contrario, el que procede sin malicia, ignorante de la mala calidad de su título, no merece nigún castigo, Y aún es preciso para establecer el equilibrio legal, limitar los perjuicios que sufra, hasta donde sea compatible con el derecho de su adversario.

TITULO: es la causa jurídica en que se funda el derecho a la posesión, la compraventa, la donación, la herencia.

TITULO PUTATIVO: cuando tiene apariencia de legalidad pero es ineficaz, por contener algún vicio o defecto.

Poseedor de buena fe es el que no conoce el vicio que invalida el título en que se funda su posesión; y el de mala fe el que sí conoce esa circunstancia y también, aquel que posee sin título de ninguna especie. También se califica como poseedor de mala fe, el que por su culpa grave ignora el vicio de su adquisición, por ejemplo, aquel que compra a un desconocido un objeto que resulta ser robado.

La buena fe se presume. El poseedor no tiene que probar la buena calidad de su título. Es su contrario quien tiene la carga de la prueba.

CLANDESTINIDAD Y VIOLENCIA: La posesión es clandestina cuando se ejerce de modo que se impida por el poseedor que ella llegue a su conocimiento de la persona a quien perjudica; violenta cuando se mantiene por vías de hecho acompañadas de violencias materiales o morales. La mala fe, la clandestinidad y la violencia NO SE TRANSMITEN, esto es, no van unidas a la cosa: son circunstancias del todo individuales que no trascienden a otras personas siempre y de modo indefectible.

DERECHO DE POSEER

La facultad que compete a una persona de tener bajo su poder y voluntad una cosa, es lo que constituye el derecho de poseer, el cual alcanza efectividad mediante la ocupación o tradición del objeto a que se refiere. Es inherente a la propiedad y con ella se adquiere. Es posible adquirir el derecho de poseer sin el de propiedad, ya como desmembración del dominio (usufructo), ya en virtud de un título más o menos precario (arrendamiento).-

La posesión pública ejercida durante un año, confiere al poseedor el derecho de ser mantenido en ella mientras otro no demuestre en la vía declarativa, que le asiste derecho preferente para poseer la cosa de que se trate (mediante acción publiciana)
TIEMPO: A medida que el tiempo avanza, la situación del poseedor se afirma y la protección de la ley es cada vez más decidida. Dentro de los primeros tres meses es posible desposeerlo por medio de los interdictos. transcurrido ese período, sólo por acción publiciana o juicio reivindicatorio. Pasados diez años se afirma de tal modo su derecho a la tenencia de la cosa, que está facultado para hacer uso de la prescripción a fin de protegerse contra la acción reivindicatoria, cuando se ha poseído en las condiciones que la ley exige a ese respecto.
GRADOS: Posesión de primer grado o posesión normal, es la que se ejerce personalmente, o por medio de otro en calidad de propietario; Posesión de segundo grado o precaria, es la que se tiene a nombre del dueño y con un título transitorio (arrendamiento). Y posesión de tercer grado o detentación, es la que se ejerce sin título alguno y en nombre propio.- La posesión precaria produce efectos muy limitados: proporciona la defensa por medio de interdictos y en ciertas ocasiones, el derecho de retención; pero no es hábil para la prescripción de la propiedad en ningún tiempo, porque falta para ello un elemento esencial: título traslativo de dominio.

La detentación no produce en favor de quien la ejerce, otra ventaja que la de poder ser amparado o repuesto en la posesión, en determinados casos, pues su posesión comprende un caso de evidente mala fe.
EFECTOS DE LA POSESION: La posesión produce efectos de tal importancia, que llega a ser, a veces, de mejor condición aún que el derecho de propiedad. Es una abstracción, una relación ideal entre el sujeto y el objeto. La posesión de hecho actual, indudable, trae consigo el goce inmediato de la cosa y la facultad de defensa. Los efectos que la posesión produce son numerosos:

-hace presumir el derecho de poseer

-el poseedor no está obligado a la prueba

-da la propiedad de cosas adquiribles por ocupación

-la posesión vale por título tratándose de muebles

-Sirve de base a la adquisición del dominio por prescripción

  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito icon2. objeto. Eficacia frente a terceros. Sujeto. Contenido. Alcance...

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconDerechos de garantía real y sus distintas formas y creación. Analogías...

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconSuperficie forestal ~ derechos reales ~ dominio ~ bosque ~ explotacion...

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconUnidad I ubicación de los derechos reales dentro de los derechos subjetivos

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconLos derechos reales de garantía. Las seguridades. Concepto. División....

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconResumen En el plexo que comprende la noción de los Derechos Sexuales...

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconCurso de derechos reales I

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconDerechos Reales de Garantía

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconDerechos reales e hipotecario

Diferencia entre derechos reales y derechos de crédito iconNombre de la materia: derechos reales II






© 2015
contactos
ley.exam-10.com