Facultad de comunicación social periodismo






descargar 51.08 Kb.
títuloFacultad de comunicación social periodismo
fecha de publicación02.03.2016
tamaño51.08 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES

FACULTAD DE COMUNICACIÓN SOCIAL - PERIODISMO
ELEMENTOS TEÓRICOS PARA UNA SOCIOLOGÍA POLÍTICA EN COLOMBIA” Parte 2

(Javier Díaz Díaz)


  1. EVOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD HUMANA Y APARICIÓN DEL ESTADO

La mayoría de los historiadores, etnólogos, arqueólogos y antropólogos están de acuerdo en que más allá de las diversas clasificaciones o combinaciones que se puedan hacer, las sociedades humanas de cualquier parte del planeta, han pasado o están pasando, por un proceso que va de la horda en los albores de la humanidad, hasta el Estado - Nación como forma predominante de organización de la sociedad actual, con una tendencia hacia el futuro mediante la creación de los Estados-Continente, en vías a la conformación del Estado-Mundial.

En términos generales y en materia de evolución sociocultural se habla genéricamente de dos tipos o clases de sociedades: las sociedades no estatales que cronológicamente surgen primero y las sociedades estatales, que surgen después, en etapas más avanzadas de la evolución social y humana. A su vez cada tipo de sociedad pasa o puede pasar por diversas formas.

Una de las visiones mas aceptadas de este proceso de la evolución social es el siguiente:

 

  

* Horda

  

NO ESTATALES: 

* Clan 

 

  

* Tribu 

 

  

  

SOCIEDADES: 

  

  

  

  

*ESTADO PRIMITIVO 

 

  

*ESTADO CIUDAD 

 

ESTATALES: 

*ESTADO FEUDAL 

 

  

*ESTADO NACIÓN 

 

  

*ESTADO CONTINENTE 

Las sociedades no estatales surgieron en los albores de la humanidad y subsisten en algunas regiones de África, de América Latina y el Pacífico. Se caracterizan porque no están suficientemente estructuradas, aún cuando sí mantienen formas primarias de cohesión social y de gobierno (de autoridad) y su territorialidad es inestable, (generalmente son sociedades nómadas) ya que sus formas de producción son generalmente la caza, la pesca y la recolección de frutas y raíces. Es decir, generalmente son sociedades no agrícolas.

Como dice Krader, "Hay que hacer notar que todas éstas sociedades tienen alguna forma de gobierno (es decir, modos de organizar internamente sus asuntos sociales), pero no todas ellas realizan esa función, mediante la forma de gobierno que es el Estado."

Las sociedades estatales son aquéllas formas de agrupación humana que además de una organización económica y social, poseen un territorio y una forma de gobierno (de autoridad) más complejas y estructuradas.

En otros términos, podemos afirmar que para que el Estado llegue a formarse, los seres humanos han de sentirse impelidos a agruparse saliendo de las múltiples comunidades dispersas en que han vivido, han de salirse del ambiente local para entrar juntos en un nuevo tipo de organización. El Estado es una de las formas.

Según Krader: "El Estado no aparece más que en sociedades y economías grandes y complejas. … En todas las sociedades humanas el gobierno y la política son instrumentos para mantener el orden interno y atender la defensa contra el exterior y asimismo, son un medio para simbolizar ante sí mismos y ante los demás la unidad del pueblo. El Estado cumple todas esas funciones igual que las cumplen las sociedades sin Estado, pero el Estado actúa también en nombre propio y procura consolidar su soberanía identificándose con la sociedad cuyos destinos rige. El Estado no es una cosa independiente, sino la institución de una sociedad en la que el poder político está concentrado y monopolizado.

  1. Elementos constitutivos del Estado:

"Estado: Del participio latino "status". El término en su sentido moderno fue introducido por Maquiavelo. Al estado generalmente se le define como "la sociedad civil jurídica y políticamente organizada". En eso consiste el Estado: en la institucionalización jurídica y política de la sociedad. Es justamente por esto que Kelsen, uno de los grandes teóricos del Estado moderno afirma que "… el Estado tiene como elementos constitutivos esenciales el poder público (Gobierno), el territorio (Espacio geográfico) y el pueblo".

Ahora bien, y dado que el Estado "es la institucionalización jurídico-política de la sociedad civil y dado que esta institucionalización jurídico-política se expresa y se concreta en la existencia de una autoridad, de un poder público, es que en el lenguaje común y corriente -y también en el marxista- se llega a identificar casi exclusivamente al Estado con el Poder Político. Esto nos parece una simplificación pues si bien la existencia de un poder público jurídica y políticamente establecido es necesario para que nazca el Estado, también es cierto que es necesaria la existencia de una población (de una sociedad humana) sobre la cual se ejerza ese poder y un espacio geográfico (un territorio), sobre el cual haya una jurisdicción de ese poder.

"Los tratadistas suelen distinguir dos elementos esenciales del Estado: los materiales (territorio y población) y los formales (los órganos oficiales que lo representan y cumplen sus funciones, y la autoridad legal de la que se hallan investidos)." Léxico de Política".

  1. Las funciones del estado

La misión del Estado dentro de una Comunidad Organizada, está dada por al menos tres funciones esenciales: Una función de conducción, liderazgo, y dirección mediante la cual, ejerciendo un Poder de decisión soberano, el Estado gobierna y guía al organismo político hacia el logro de los objetivos que ese organismo se ha propuesto. Una función de síntesis, mediante la cual el Estado construye consensos y armoniza las fuerzas divergentes impidiendo el surgimiento de enemistades de categoría política en su interior al mismo tiempo que afirma el Poder del organismo político hacia el exterior. Una función de previsión, mediante la cual el Estado prevé el largo plazo y realiza la planificación estratégica mucho más allá de lo que pueden hacerlo los entes u organismos privados que, por su propia naturaleza y función, carecen de una perspectiva histórica con la profundidad requerida.

El Estado es, así, el órgano de conducción, síntesis y previsión de la Comunidad Organizada. Es el instrumento mediante el cual la Nación se organiza; mediante el cual mantiene la armonía interior adquiriendo la capacidad de afirmarse hacia el exterior, y mediante el cual prevé y planifica su futuro en términos históricos.

  1. EL ESTADO-NACIÓN

Concepto de nación: El término "nación" significa, etimológicamente "lugar donde se nace (del latín "nascere" que significa "nacer"), pero desde el punto de vista de las ciencias sociales y políticas, la nación es una realidad constituida por un conjunto de seres humanos que además de tener un lugar común de nacimiento y de vida (el territorio), tienen una serie de características que los identifican y al mismo tiempo los distinguen de otros conjuntos de seres humanos: raza, idioma, costumbres, tradiciones, historia, religión, música, hábitos alimenticios, en síntesis una cultura que va moldeando el alma individual y colectiva de los pueblos, pero sobre todo un sentimiento común de tener un mismo destino.

Las relaciones Estado-Nación: Confundir al Estado con la Nación sería un error que llevaría a errores graves, ya que históricamente han existido y existen Estados que comprenden varias naciones: la antigua Unión Soviética o Yugoslavia son prueba de ello. Así como también hay naciones que están divididas en dos o más Estados. La República Federal Alemana y la República Democrática alemana son prueba de ello.

Mientras que la nación comprende un sinnúmero de aspectos de la vida humana y ejerce una influencia sobre casi todas las actividades del hombre, el Estado es solo una organización pública, una armazón jurídica, el órgano establecedor del derecho, aplicador de éste. Ahora, desde el punto valorativo hay que proclamar que así como el Estado no debe ser un fin en sí mismo, sino debe ser un medio al servicio de las personas y del pueblo en su conjunto, así el Estado debe ser para la nación.

A pesar de lo anterior, es necesario reconocer que el Estado es, ha sido y será históricamente uno de los factores más determinantes en la conformación de las naciones, ya que puede y debe convertirse en uno de los factores más importantes para crear y desarrollar ese sentimiento de solidaridad activa y de pertenencia a una comunidad.

Quizás con una visión demasiado Euro céntrica se afirma que solo se puede hablar con propiedad de "naciones" hasta la implantación del modo de producción capitalista y de su vertiente ideológico-política, el liberalismo. La "nación" supone un estadio en la evolución de la sociedad humana en el cual el desarrollo de la conciencia colectiva de una sociedad lleva a plantear una serie de reivindicaciones para conseguir el poder político.

El desarrollo del concepto, a partir del siglo XVII generará los primeros mapas europeos, en principio, donde las fronteras son establecidas firmemente. A la par de este desarrollo de concepto se busca justificar la existencia de un estado nación natural, delimitado por fronteras naturales en contraposición con la idea de la nación como producto de las similitudes culturales. Este tipo de conceptualización territorial del estado, llevará a la conformación de estados imperiales, más que nacionales, donde se agrupan varias comunidades nacionales que entran en conflictos debido a sus profundas diferencias culturales, acendradas en tiempos de depresión económica. Las naciones divididas o dispersas en distintos estados también generan conflictos de muy difícil solución, tal es el caso de la nación vasca.
El término Estado Nacional, que suele utilizarse indistintamente junto al término estado, se refiere más propiamente a un estado dominado por una sola una nación. Sólo en los últimos siglos (y particularmente desde el último medio siglo -excepto en África-), esta forma de estado ha llegado a ser más común, por lo que hoy la mayor parte de los estados se consideran estados nacionales. Sin embargo, esto no siempre ha sido así: aún en la actualidad hay algunos estados donde hay cuestionamientos sobre la predominancia de una sola nación. Esto hace aún más difícil la pregunta sobre qué es una nación. Hay muchos estados, como Bélgica y Suiza, con múltiples idiomas, religiones o grupos étnicos dentro de ellos, sin que ninguno sea claramente dominante. A menudo una identidad nacional ha sido construida desafiando esas diferencias. Un mejor ejemplo de un estado sin nación sería Reino Unido, constituido por cuatro naciones: Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales. Mientras algunos hablan de una nación británica, es muy cuestionable que esa entidad realmente exista. Y aunque Inglaterra fue aplastantemente dominante dentro del Reino Unido en el pasado, esto no puede ser establecido como regla. Un ejemplo algo similar puede ser la España contemporánea, donde algunos partidos políticos (y sus simpatizantes) vascos, catalanes, y gallegos reclaman ser naciones distintas de la históricamente dominante Castilla (por su parte, la vigente Constitución Española de 1978 habla de la indisoluble unidad de la Nación española).

En los tiempos actuales existe toda una corriente de pensamiento que sostiene que el Estado-Nacional ha dejado de existir a causa de la globalización del sistema capitalista, del surgimiento de las "empresas globales" y del desarrollo científico-tecnológico. Más allá de todo lo que afirmen los neoliberales fundamentalistas, y a pesar del mito de la muerte del Estado-Nación, estamos presenciando el surgir y el resurgir de viejos y nuevos sentimientos nacionales en un proceso aparentemente paradójico de naciones que se convierten o que luchan para convertirse en Estados para, a su vez, sumarse a procesos de integración económica, social, cultural y política supranacionales. Tal es el caso de las naciones que antiguamente constituían el Estado yugoslavo.

  1. LOS INICIOS DEL ESTADO NACIÓN COLOMBIANO




    • En el período independentista

La ideología no ocupa un papel importante ni se le considera como una de las causas de la independencia en sí, sin embargo eventos como la Revolución francesa, la Revolución industrial y la independencia Norteamericana aportaron elementos ideológicos como la Libertad, la Igualdad y el republicanismo que dejaron huella en el discurso político de la elite criolla. A pesar de no ser un elemento que origina la rebelión, si es un “puente” para la acción liberadora, que al final de cuentas no era más que la defensa de los intereses políticos y económicos de un sector social.
Las reclamaciones de los criollos eran poder político, libertad económica y social. Sin embargo había algo más que le daba cierta identidad a sus reclamaciones y era: la exigencia de igualdad, el creciente sentimiento de Nacionalidad y la convicción de que ellos no eran Españoles. Estos componentes se desarrollaron a lo largo de tres siglos y permitieron que los individuos se identificaran con un grupo con rasgos de Nación (lengua, origen, religión, territorio, costumbres y tradiciones). De esto se dieron cuenta a partir de las frustraciones que les infringía el gobierno Español. Ellos reconocieron su diferencia e hicieron posible el surgimiento de un Nacionalismo inminentemente criollo. La presión Estatal, despertó la identidad criolla, la cual encontró la coyuntura perfecta para tomar la iniciativa entre 1808 y 1810, cuando Napoleón invadió España, lo cual generó una crisis de gobierno que evolucionó posteriormente en Guerras de Independencia (1819).


  • En los primeros años de vida Republicana

La realidad sociopolítica de las naciones Americanas durante el siglo XIX está marcada por un fuerte regionalismo y por las relaciones de patronaje heredadas de la colonia. En este andamiaje social son los caudillos políticos y militares los que al fin de cuentas van a permitir establecer una unidad política determinada por los intereses de las elites locales. A esto se agrega el papel primordial de la iglesia como forjadora de identidad religiosa y nacional, que no se presenta como un elemento neutral, sino que toma partido a favor de las tendencias políticas que apenas se estaban configurando.
En estos primeros años se contaba con una base común para crear una unidad Estatal, y esta fue el cuerpo de nación o el pueblo naciente de las provincias del, otrora, Nuevo Reino de Granada., ya que aquella distribución administrativa había forjado entre sus habitantes un sentimiento patriótico común; lo que aprovecharon los Estadistas del momento para comenzar a crear una conciencia de Nación y de Estado. El sentido de “Patria”, promovía la creación de un “identidad Nacional” , lo cual fue aprovechado por los nuevos gobernantes para crear símbolos y metáforas que permitieran consolidar dicho sentimiento en la población Granadina (La Metáfora de la Familia”, que pretendía interiorizar la idea de que todos somos una familia en la cual debemos trabajar para consolidar su unión. Otro símbolo fue “el árbol de la Libertad” que se sembró en el parque central de varias cabeceras de provincias luego de que se proclamara la libertad absoluta de la corona Española. El Titulo de Ciudadano formó parte también de los esfuerzos semiológicos de los criollos por irradiar el patriotismo y estimular el sentido de pertenencia hacia el nuevo Estado).
La idea que rondaba a los hombres que lideraron los gobiernos de los primeros años de vida independiente era crear un sentimiento de Identidad Nacional luego de la conformación del nuevo Estado. Sin embargo, a la par que se daba esto, la inestabilidad Política interior era cada día más fuerte, debido a los interese disímiles de las provincias.


  • En el Período Radical (1857 – 1886)

Para el caso Colombiano, desde los inicios de su vida independiente, es notoria la aparición de un ideario reformista que se oponía claramente a la tendencia conservacionista de las tradiciones. Sin embargo, esta diferenciación es más notoria cuando aparecen los lineamientos de corte liberal radical a mediados del siglo XIX, que van a dar origen a los más cruentos enfrentamientos a nivel regional y nacional entre los que defendían una línea renovadora y los que propugnaban por unos cambios moderados acordes con las tradiciones. Las guerras civiles son expresión de esta disparidad de intereses y de la falta de una clara organización social que fuera propicia a la hora de configurar un Estado verdaderamente representativo.

Estos años son relevantes para la historia del liberalismo Colombiano, y en especial para el Estado de Santander, pues es aquí donde confluyen buena parte de los ideólogos liberales más representativos de mitad de siglo y donde se van a poner por primera vez en práctica sus postulados sobre progreso, orden social y economía, los cuales rompen con el orden hasta el momento establecido y abren el camino a la constitución liberal nacional de 1863. Uno de estos insignes liberales fue Manuel Murillo Toro; político nacido en la villa de “Chaparral” en la provincia de “Mariquita”, que fue percibido, entre los años 1849 y 1852, como el principal promotor de la reforma radical dentro de los miembros del gabinete de José Hilario López, primero como Ministro de Relaciones Exteriores y luego de Hacienda. Llega a Santander después de haber sido secretario de Hacienda en el gobierno de Mosquera y de haber perdido el último debate electoral con Mariano Ospina Rodríguez y con el mismo Tomás Cipriano de Mosquera en 1856.
Estos radicales del XIX fueron abanderados de las libertades en ciertos aspectos de la vida social, política y económica. Propugnaron por la libertad comercial que implicaba la reducción de aranceles aduaneros, la fácil utilización de puertos, el incremento de la navegación por el río Magdalena, la adecuación y apertura de caminos, la extinción de antiguos monopolios y la eliminación de trabas a la agricultura. Todo esto con la intención de garantizar el intercambio comercial, propiciar el desarrollo del sector agroexportador y llevar al país hacia la dinámica económica propia de las naciones modernas.
En esta tónica de cambio incorporaron las tierras de ejidos urbanos, resguardos indígenas y de manos muertas a los circuitos comerciales inmobiliarios, dieron libertad a la mano de obra esclava –cuya emancipación era necesaria, según las corrientes progresistas-, decretaron la desamortización de bienes eclesiásticos, apoyaron la colonización de tierras baldías. También hicieron esfuerzos por derribar el andamiaje fiscal heredado de la Colonia mediante la implementación del impuesto único y directo. En lo social, modificaron sustancialmente la relación entre Iglesia y Estado, decretaron el derecho de divorcio y la libertad de cultos, aspectos que directamente estaban relacionados con la idea de una educación laica y con la concepción del contrato matrimonial como un evento de carácter civil. Impulsaron la idea de una educación oficial –enseñanza básica - con énfasis en la práctica de artes y oficios, convencidos de que la educación era un instrumento de progreso y de construcción de la nación. El radicalismo se empeñó además por el fortalecimiento del “Civilismo”, defendió el régimen federal con el argumento de que era el sistema que mejor se acomodaba al estilo de la República, pues respetaba y reconocía la autonomía territorial soberana; innovó la administración judicial (juicio por jurados y adopción de nuevos códigos penales, civiles, judiciales y fiscales), decretó la libertad de imprenta y estableció el sufragio universal como medida para afianzar las libertades absolutas y facilitar así el ejercicio de derechos civiles y políticos que iban de la mano con las ideas liberales e individualistas de los teóricos Ingleses. Este nuevo “proyecto de nación”, que mezclaba rasgos del modelo político Francés, Ingles y Norteamericano, exigía cambios drásticos en las instituciones, buscando así eliminar los obstáculos de la tradición colonial y militarista, e implementar las tendencias progresistas.


  • Durante la Regeneración 1886 – 1900

Al referirse al conservatismo los historiadores lo identifican con: la defensa del pacto social divino, la defensa de la iglesia católica, la intolerancia ideológica y política, la educación confesional, la persecución a los adversarios políticos y científicos, la reimplantación de la pena de muerte, el control por parte de la iglesia de la vida pública y privada de los individuos.
Los conservadores intentaron desmontar el símbolo del ciudadano y todo lo que éste lleva implícito como carga valorativa y política. La Regeneración intentará entonces "recuperar la fe, la moralidad, la religiosidad, para llevar nuevamente al país al orden y a las buenas costumbres". "Para la construcción del nuevo orden católico era preciso, antes que nada, destruir el modelo político liberal, y en primer término la idea de ciudadanía. Se trataba en últimas de sustituir la trilogía burguesa de libertad, igualdad y fraternidad por la de caridad, obediencia y cristiandad tendiente a forjar no un ciudadano sino un buen cristiano.

  • Los fines esenciales del Estado Colombiano

En el artículo segundo de la Carta Política de 1991 aparece la referencia a los fines esenciales del Estado. Dicha norma enumera una cantidad importante, que se reproducen a continuación: servir a la comunidad, promover la prosperidad general, garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes (que aparecen en la Carta), facilitar la participación de todos los miembros de la comunidad colombiana en los asuntos que le competen (económicos, políticos, administrativos y culturales), defender la independencia nacional, mantener su integridad territorial, asegurar la convivencia pacífica y asegurar la vigencia de un orden justo. Los enunciados mismos son demasiado contundentes y claros. No obstante aparecen otros fines en toda la Carta que son integrables a las finalidades del Estado, tales los fines sociales y los expresados en el preámbulo, y otros más que aparecen en el recorrido por la preceptiva constitucional, v.g. el 334.

Esta disposición y las concordantes pueden presentarse de una manera bastante sugestiva, a través de una pregunta, asumiendo la segunda parte del artículo que dice que las autoridades en Colombia están para proteger a todos los residentes en el país en su vid, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales. La pregunta podría ir transformándose para el efecto. Comenzaría por preguntarse ¿para qué son las autoridades?, pasaría a preguntarse ¿para qué es el Estado? Y terminaría cuestionando ¿para qué es el poder en Colombia?. Bien, el poder en Colombia, el Estado, las autoridades están para hacer cumplir y cumplir todos los fines del estado. Es interesante en cuanto cuando se fórmula la pregunta por el poder la respuesta es pesimista, alterada, dado que se comparte más bien una idea bien peyorativa, bien negativa del poder. Pues, bien, el poder en esta nueva Colombia debe ser para cumplir esos enunciados que referimos como finalidades o propósitos del poder, del Estado.

Todos esos fines dan a la propuesta un cariz absolutamente humanista y respetuoso de la dignidad de la persona humana pero de sentido de la integridad social. A su vez dan contenido a la misión del Estado social y democrático de derecho, son correlativos a él.




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Facultad de comunicación social periodismo iconFacultad de Comunicación – Programa de Comunicación Social y Periodismo

Facultad de comunicación social periodismo iconFacultad de comunicación social periodismo

Facultad de comunicación social periodismo iconCarrera de comunicación social y periodismo

Facultad de comunicación social periodismo iconPrograma de Periodismo y Comunicación Colectiva

Facultad de comunicación social periodismo iconMovimiento por el Periodismo Necesario elevó a la Comisión de Medios...

Facultad de comunicación social periodismo iconFacultad de Ciencias Sociales, Políticas y de la Comunicación

Facultad de comunicación social periodismo iconUniversidad de moron facultad de ciencias económicas y empresariales...

Facultad de comunicación social periodismo iconEl poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea...

Facultad de comunicación social periodismo iconDirección de Comunicación Social

Facultad de comunicación social periodismo iconLicenciatura en comunicación social






© 2015
contactos
ley.exam-10.com