P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”






descargar 103.95 Kb.
títuloP uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”
página1/2
fecha de publicación26.02.2016
tamaño103.95 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2
TEC de Monterrey

Doctorado en Ciencias Sociales

Trabajo Final de Proyecto 1

El Reto de la Educación para la Paz en el Contexto Mexicano

Narcedalia Lozano Garza

Matrícula 604061

Maestro: Dr. Ignacio Irazuzta

11 de mayo de 2010. Monterrey, Nuevo León, México

Puesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz”.

Constitución de la UNESCO, 1945

La pobreza, el desempleo, la desigualdad, el racismo, el deterioro ecológico y el adoctrinamiento oculto bajo el nombre de educación, son graves problemas que enfrenta la humanidad. Por lo anterior, no es posible tomar una actitud pasiva ante la imperante necesidad de la educación para la paz (EP).1 La escuela (educación formal) no es la única instancia donde se puede educar —la EP también es efectuada por la educación no formal de las organizaciones civiles y las familias—, pero adquiere una gran importancia por la institucionalización del proceso de enseñanza-aprendizaje en el que se involucran las mayorías. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) se propuso como meta la universalización de la educación (Educación para Todos) y esta política fue adoptada como prioridad por la mayoría de los países, entre ellos México.2 La escuela podría tener una importante influencia en la generación de estructuras promotoras de una cultura de paz, educando para la paz en el nivel micro (personal y grupal) para trascender al nivel macro (sociedad y país).3

La EP surge a partir de los años 704 de la necesidad de poner en práctica los hallazgos de la Investigación para la Paz (IP) y para dotar a las personas de la capacidad para reconocer la violencia, diagnosticar sus raíces, enfrentarla con medios de paz y construir alternativas de desarrollo. La EP contribuye al proceso de cambio de los niveles micro y macro, desarrollando en el alumno un pensamiento crítico, promoviendo el dialogo a través de las fronteras, fomentando actitudes para evitar voluntariamente el uso de la fuerza e impulsando el entendimiento multicultural.5 La EP es un proceso educativo, dinámico, continuo y permanente, fundamentado en los conceptos de paz positiva y en la perspectiva creativa del conflicto, como elementos significantes y definidores, y que, a través de la aplicación de enfoques socio-afectivos y problematizantes pretende desarrollar un nuevo tipo de cultura, la cultura de la paz, que ayude a las personas a desvelar críticamente la realidad para poder situarse ante ella y actuar en consecuencia.6

La paz positiva busca modificar las situaciones de violencia estructural que a su vez generan violencia directa. Este tipo de paz actúa para fomentar la igualdad, la autorrealización (desarrollo humano), la justicia y la armonía social, por lo que recurre a medios no violentos para resolver el conflicto. “Consiste en un proceso dinámico que empieza por las personas y se desarrolla en las relaciones interpersonales y en los grupos”.7 La paz negativa se refiere a la ausencia de violencia y guerra, es un intervalo entre guerras. No supone justicia así como tampoco critica la violencia estructural, sino que se enfoca en evitar la violencia directa o en usarla para garantizar el orden interior de un país.8

Para entender la EP es importante diferenciar la paz positiva de la negativa, así como los niveles que ésta alcanza, que van desde el individual hasta el global. También es necesario reconocer la existencia del conflicto y su presencia necesaria así como positiva.9 El conflicto es “un proceso natural a toda la sociedad y un fenómeno necesario para la vida humana, que puede ser un factor positivo de cambio en las relaciones o destructivo, según la manera de regularlo”.10 Johan Galtung dice que la idea básica de Gandhi respecto del conflicto es que en lugar de separar a las dos partes debería unirlas para buscar una solución.11 La resolución de un conflicto entre dos personas, grupos o países, puede llevarse a cabo por medios de paz o por medios violentos.

Al resolver el conflicto por medio de la violencia, ésta se categoriza de la siguiente manera: Al tipo de violencia en la que hay un actor que comete la violencia la llamaremos violencia personal o directa (uso de armas o fuerza física), y llamaremos a la violencia en la que no hay tal actor violencia estructural o indirecta (existencia de desigualdad, pobreza, racismo).12 “La violencia se corresponde con la injusticia social, es algo evitable que obstaculiza la autorrealización humana”.13 La violencia que legitima las dos anteriores es la violencia cultural o simbólica. “Por violencia cultural nos referimos a aquellos aspectos de la cultura, de la esfera simbólica de nuestra existencia, ejemplificada por religión e ideología, lenguaje y arte, ciencia empírica y ciencia formal (lógica, matemática) que pueden ser usadas para justificar o legitimar la violencia directa o estructural”.14 En este caso tenemos al discurso en que se justifica, por ejemplo, la existencia de la desigualdad en aras del progreso económico, por tanto, se dice que debe haber ricos y pobres, educados y no educados, y así las personas pierden la noción de que eso es violencia.

La escuela parece ser una fábrica, un sistema que “procesa” niños como si fueran materia prima hasta convertirlos en artefactos ajustados al sistema y categorizando, de acuerdo a sus logros educativos, como ciudadanos de primera a los que lograron muchos años de escolaridad y así hasta los ciudadanos de tercera, quienes a duras penas saben leer y escribir. Los maestros actúan como “trabajadores diligentes” mientras que el capital es inyectado en la maquinaria para realizar su trabajo.15 Es crucial preguntarnos qué tipo de sociedad queremos reproducir en las escuelas y qué tipo de sociedad queremos reforzar.

Expuesto lo anterior me surgen algunas preguntas: ¿Cómo y en qué medida será posible educar para la paz en las escuelas dentro de un sistema educativo en el que prevalece la violencia directa, estructural y cultural? ¿Cómo podrían las escuelas asociadas a la UNESCO aprovechar el apalancamiento que les brinda la presencia de una Organización Internacional (OI), así como la presencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSCs) y el contacto con otras escuelas asociadas en México y en otros países, a través de sus redes, en el proceso de la EP para el desarrollo? Magnus Haavelsrud y Alicia Cabezudo argumentan que los promotores de la EP no formales (OSCs y familias) son entes más libres para actuar en esta área, con excelentes resultados de resistencia y cambio social. La escuela, al estar supeditada a lo que dicta el Estado, no maximiza su capacidad para influir positivamente en la creación de una cultura de paz a través de la EP.16

Siendo la cultura “un conjunto de valores, tradiciones, conocimientos, modos de proceder y de organizarse propios de un determinado pueblo, etnia o sociedad”,17 la cultura de paz es definida por la UNESCO como “un esfuerzo generalizado para modificar mentalidades y actitudes con ánimo de promover la paz”.18 Significa transformar los conflictos, prevenir los conflictos que puedan engendrar violencia, y restaurar la paz y la confianza en poblaciones que emergen de la guerra. Su propósito trasciende los límites de los conflictos armados y se hace extensivo también a las escuelas y a los lugares de trabajo del mundo entero, a los parlamentos y a las salas de prensa, a las familias y a los lugares de recreo.19

Las políticas educativas que prevalecen en un país son parte del contexto que influye en la forma en que se organiza la EP y en sus alcances. En el caso de México, como en otros países, el sistema formal de educación (escuelas) se caracteriza por la división del conocimiento en materias, la existencia de maestros expertos en su materia, o en ninguna, y de estudiantes agrupados por clases en las que llega a haber más de treinta niños (los grupos grandes dificultan el desarrollo de actividades orientadas a la resolución de problemas donde se requiere la participación de todos los alumnos). El tiempo disponible para las clases y la necesidad de calificar el desempeño de los estudiantes crean un constructo que podría estar en disonancia con los objetivos y estructura que requiere la EP.20 Así, será necesario que la construcción (formada por el contexto social, político, económico y cultural) de dicho sistema educativo cambie para que la EP sea implementada exitosamente.

En México, el fomento de una ciudadanía activa es de vital importancia y es de carácter urgente por las condiciones de violencia que se viven en el país y que permean a las escuelas, a las familias y a la sociedad en general. En la medida en que se perpetúe la inequidad, será más difícil reducir la pobreza, y la primera se mantendrá, si no hacemos un cambio en la estructura de la cultura educativa para ejercer la democracia, que es el escenario idóneo para que pueda darse una EP.21 Este tipo de escenario deberá privilegiar el diálogo y la libertad de pensamiento, permitiendo la discusión de los contenidos de la EP por todos los involucrados en el proceso y contribuyendo a la construcción de un pensamiento crítico, un despertar (estar alerta) a la realidad social y a la capacidad que posee el alumno de transformar esa realidad con sus acciones.

Es así que no sólo qué enseña la escuela en la EP es importante, sino cómo lo enseña y las condiciones contextuales en las cuales se da el proceso. Si la EP debe cambiar para establecer una educación que no reproduzca el sistema, sino que visualice la transformación social, debe haber cambios en el contenido y la forma, y éstos a su vez deben influir, a través de una dinámica dialéctica, en las condiciones contextuales. En este diálogo de codificación y decodificación, las teorías se llevan a la práctica con un nuevo conocimiento y se nutren para ser aplicadas y enriquecer la realidad. Lo anterior es propuesto por Paulo Freire, quien define a la educación como una práctica de libertad. Libertad de las prácticas, libertad de pensamiento y libertad de construir interconexiones para crear nuevos pensamientos en un camino transformativo.22

La EP está orientada al desarrollo de cada persona (micro-nivel) con el objetivo de que evolucione hasta influir en la configuración de la sociedad en general (macro-nivel). La teoría de Pierre Bourdieu23: el habitus de los seres humanos y la estructura objetiva y material de la sociedad buscan la armonía. La personalidad y estilo de vida de cada persona es influenciado por el exterior, al mismo tiempo que cada persona tiene el reto de transformar el mundo externo para que se adapte a las preferencias culturales. Esta fuerza hacia la armonía entre los estilos de vida (las manifestaciones culturales) y el mundo fuera del contexto individual hace que los cambios tanto en el nivel macro (mundo exterior) y el habitus sean posibles.24

Si no existieran actitudes, opiniones y valoraciones entre la gente, en la multitud de micro contextos cada día, la idea de género o de igualdad, por ejemplo, serían tan sólo ideas abstractas sin ninguna raíz en la existencia de la gente. Esas raíces en lo micro son una condición necesaria para el mantenimiento continuo de las características de la sociedad macro. “El tronco, las ramas y hojas del árbol de la sociedad desaparecerían sin el apoyo de la energía que fluye a través de las raíces. En este sentido, cada pequeña raíz es un mediador de la energía necesaria para que el árbol, como un todo, siga existiendo. En otras palabras, lo micro produce lo macro. Esta producción puede estar limitada a la reproducción, pero puede también ser producción (o creación) cuando nuevas raíces surgen de las semillas que han caído del viejo árbol. En ambos casos, uno puede argumentar que la influencia de lo micro sobre lo macro es tal que lo micro está presente en lo macro.”25

Una estructura de paz es por definición aquélla que ha institucionalizado valores de paz como, por ejemplo, la ausencia de violencia, la presencia de justicia social, la participación y la valoración de la diversidad. La estructura sirve para observar la presencia de relaciones permanentes entre unidades específicas, por ejemplo, los actores sociales (desde individuos o grupos, en nivel micro, hasta naciones y organizaciones transnacionales como la UNESCO, en el nivel macro). Si al estudiar estas relaciones vemos que los valores de paz se refuerzan, entonces estamos atestiguando un proceso de paz, mientras que una estructura donde no hay paz puede cambiarse a través de nuevas interacciones que a través del tiempo se convierten en estructuras.26

Sobre si la EP promueve el desarrollo, Thomas Turray apunta a la transformación total de la sociedad y del orden social y económico en sintonía con una cultura de paz provocada por la corriente de emancipación social.27 Por su parte, Johan Galtung propone que el desarrollo debe apuntar a la autonomía y a la solidaridad, no a la competencia; sugiere la práctica de la libertad individual sin que esto implique dañar a otros; propone un desarrollo que apunte a la autosuficiencia y no a la dependencia, sobre la igualdad y no sobre la relación dominante-dominado. Desarrollo no es opulencia sino una sociedad sustentable capaz de satisfacer en igual medida las necesidades fundamentales de todos sus miembros, permitiendo e impulsando su realización.28 La IP ha puesto el concepto de EP en la práctica como sinónimo de educación para el desarrollo.29 No se puede llamar paz “a una situación en la que impere la pobreza, la represión, la alienación; sería una parodia del concepto de paz”.30 Por autorrealización humana se entiende la satisfacción de las necesidades básicas, materiales y no materiales.31

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP) define el desarrollo de las capacidades humanas como lo que una persona puede ser o tener en la vida. Siendo las capacidades más básicas para el desarrollo humano la salud, la longevidad, el reconocimiento, el acceso a los recursos para tener una vida digna y la participación en la comunidad32. En 1990, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) propuso una nueva forma de entender el desarrollo: el desarrollo humano, que “mide los logros del desarrollo por su efecto real en la vida de la gente, en vez de los indicadores económicos convencionales”.33

El nuevo paradigma de la dependencia, nacido en Latinoamérica, mostró que el subdesarrollo era consecuencia de siglos de colonialismo y explotación por parte de los países desarrollados.34 Así que las relaciones entre centro y periferia debían cambiar para que los países en desarrollo pudieran salir adelante. Para trabajar este problema y buscar soluciones, la ONU consideró que debíamos educar para una comprensión internacional generadora de paz y no de ignorancia de la cultura, necesidades y formas de vida de los países del Sur. Sin embargo, esto resultó en una educación para comprender el subdesarrollo, más que para promover el desarrollo.35

El objetivo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) se ha definido como sigue: “Contribuir a la conservación de la paz y de la seguridad estrechando, mediante la educación, la ciencia y la cultura, la colaboración entre las naciones con el fin de asegurar el respeto universal de la justicia, de la ley, de los derechos humanos y de las libertades fundamentales para todos, sin distinción de raza, sexo, idioma o religión, que la Carta de las Naciones Unidas reconoce a todos los pueblos”,36 y esta organización lanza el Plan de Escuelas Asociadas (PEA), en 1953, con el objetivo de generar un efecto multiplicador a través de la red de dichas escuelas para compartir prácticas exitosas en el área de la comprensión internacional, la paz y los derechos humanos, entre otros.

A través de la perspectiva teórica de las organizaciones internacionales de la interdependencia compleja es posible comprender el impacto de la UNESCO a través del Plan de Escuelas Asociadas (PEA). Cuando el tema es la educación para la paz, los estados más vulnerables deberían hacen uso de las organizaciones como la UNESCO para balancear la interdependencia asimétrica que existe entre ellos y los países ricos (relación centro-periferia) así como al interior de los países. En este caso, entre las escuelas asociadas ricas y pobres, en términos de recursos económicos.

El papel potencial de la UNESCO en las negociaciones políticas está creciendo en materia de educación para la paz y del desarrollo en México. Mientras el mundo tiene múltiples temas por resolver, las coaliciones o alianzas se construyen en forma transnacional y transgubernamental37 entre los gobiernos de diferentes países con las Organizaciones Internacionales, con las Organizaciones de la Sociedad Civil de diferentes Estados, con las instituciones educativas y sus homólogas en otro territorio. La UNESCO ha ayudado a establecer la agenda internacional y ha actuado como catalizador para la formación de alianzas a través del PEA.

Esta organización internacional ha sido muchas veces el escenario o territorio donde las iniciativas surgen para resolver problemas que afectan a todos. Ha hecho también posible que México construya relaciones con otros países a nivel regional e internacional para lograr las metas en materia de educación propuestas por la UNESCO, que encuentran eco en sus propias metas a nivel nacional. Esta OI ayuda a los gobiernos, en este caso a México, a determinar prioridades y a cumplir sus metas, con estrategias, materiales educativos, orientación para lograr una educación de calidad y la formación de capacidades para una vida digna. Esta organización ha trascendido en México al ayudar a su gobierno a monitorear sus actividades, así como a documentar los avances y mejoras que ha hecho y a enfocarse en nuevas estrategias y retos para obtener mejores resultados.

Ha habido múltiples ocasiones en que la UNESCO junta a los jefes de gobierno en conferencias mundiales, encuentros anuales, congresos y otras actividades realizadas bajo el auspicio de dicha organización. México se beneficia de esto porque sus representantes pueden avanzar al realizar redes con los líderes o jefes de estado de otros países en desarrollo, así como de países desarrollados. Cuando la interdependencia asimétrica sucede, las teorías de la dependencia salen a escena. El trabajo de la UNESCO en México a través del PEA ha hecho cambios positivos en las políticas educativas. Los recursos que la UNESCO obtiene para desarrollar programas en dichos países provienen en grandes cantidades de los países industrializados. La intervención de la UNESCO para bajar la deuda a los países en Latinoamérica refleja la premisa de que lo que pasa en un país afecta a los otros.

El próspero bloque de los países industrializados y desarrollados del Norte se opone a la ideología de anti-dependencia del Sur. El Sur, formado en su mayoría por países menos desarrollados o en vías de desarrollo, parece compartir la meta de resolver la dependencia que tiene hacia los países industrializados del Norte. El conocimiento es una de las estrategias más importantes para el desarrollo. La colaboración internacional es un intento por regular la interdependencia asimétrica, así como una contribución a reducir la incertidumbre cuando hay una multiplicidad de valores y la estrategia simplista para reducir la incertidumbre no está disponible.38

En el marco de acción de Dakar World Education Forum 2000, auspiciado por la UNESCO, con el Informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el siglo XXI de Jacques Delors, quien preside la misma, señala cuatro pilares básicos del aprendizaje (1996): aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos. Estos pilares han sido tomados como marco de referencia para las actividades del PEA39, que en el 2003 celebró 50 años de haberse fundado. La RED PEA es una red internacional de escuelas que trabaja para promover ideas de derechos humanos, entendimiento intercultural, paz, democracia y protección al medio ambiente.

La formación consciente de ciudadanos pensantes, críticos, propositivos y que implementen soluciones viables a los problemas actuales es una tarea que, entre otras instancias, deberá atribuirse en gran medida a la escuela para crear un antecedente común. La escuela es la instancia socializadora de mayor importancia después de la familia. Si la sociedad mexicana pretende ver los frutos inherentes al desarrollo económico, sin descuidar los aspectos sociales básicos para asegurar la calidad de vida de las personas, será de vital importancia darle una debida atención a la formación de personas con pensamiento crítico que promueve la EP. También deberán existir contrapesos al poder del sindicato de educación en México, que es el más grande en Latinoamérica y que contribuye a reproducir en la escuela, y a través de ésta, un sistema autoritario y de exclusión social e inequidad.

En diversos países de Europa Occidental, en Estados Unidos y en Canadá, así como en los países nórdicos, se ha avanzado mucho en materia educativa para la práctica de los valores inherentes a la EP. En México, el PEA tiene 502 escuelas en 26 estados, según la Dra. Mónica Guadarrama Zamudio, coordinadora del programa a nivel nacional, quien dice llevar siete años al frente de éste.40 La participación por parte de las escuelas en dicho programa supone que siguen los lineamientos e iniciativas de la UNESCO en sus proyectos curriculares o transversales a todo el currículo formal. El compromiso de las escuelas que pertenecen al PEA es la realización de actividades que promuevan o practiquen los valores inherentes a la EP que promueve la UNESCO. Esta OI se compromete a apoyar con material educativo a las escuelas inscritas, mismo que pasa por manos de la Secretaría de Educación en donde “se le da forma” de acuerdo al contexto mexicano.41

El PEA está integrado por más de 8,500 instituciones: desde centros de enseñanza preescolar, primaria y secundaria, hasta escuelas de formación profesional e institutos de capacitación de docentes, distribuidos en 180 países. Las instituciones educativas asociadas a la UNESCO laboran en pro de la comprensión internacional, la paz, el diálogo intercultural, los derechos humanos, el desarrollo sostenible y la puesta en práctica de la educación de calidad.42 La RED PEA podría funcionar como una plataforma para que las escuelas utilicen la presencia de la OI para apalancarse en un proceso de desarrollo y liberalización capaz de retar el statu quo en el que reproduce las estructuras violentas de su contexto. A su vez, la red genera la oportunidad de comunicación entre escuelas para la realización de proyectos conjuntos (joint ventures) en los que ambas salen ganando al trabajar en equipo y aprender unas de otras. Asimismo, las OSCs que colaboran con la EP en instancias no formales forman alianzas positivas que podrían brindar a la escuela un apoyo necesario ante la rigidez que impone el sistema educativo en México.

Para mantener su poder, los gobiernos forman, a través de la escuela, ciudadanos mediocres y alineados a preservar el statu quo, sin creatividad y sin iniciativa. La educación que promueve el desarrollo de personas destacadas, diferentes y creadoras es indeseable para muchos gobiernos. La clase dominante desea la ausencia de creatividad, de valía, de pensamiento crítico en los estudiantes.43 También busca evitar la transformación de individuos ordinarios en personas que realicen todo lo que son capaces de hacer.44 El desarrollo del individuo a su máximo potencial contribuye al surgimiento de inventores, artistas, reformadores sociales, creadores de cambios de impacto real, que hoy se trata de evitar a toda costa45. La Secretaría de Educación Pública en México y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) mantienen la estratificación social, la inequidad y un sistema cargado de corrupción, nepotismo y ausencia de voluntad para cambiar y mejorar la calidad educativa de los niños y jóvenes mexicanos.

Hoy vivimos en el caos respecto a la educación en México. El presupuesto es mal empleado, la capacitación de los maestros es poca y muchos son generadores de un ambiente conflictivo en el aula, promotores de la discriminación, la memorización, la obediencia y el autoritarismo.46 Con esto, se reproduce un orden social donde la desigualdad económica y la pobreza cobran una factura importante al desarrollo social. Las escuelas son en parte reproducción, en parte refuerzo de la estructura económica y social en general.47

La existencia de clases sociales en América Latina nos da una perfecta idea de la generación de la desigualdad provocada principalmente por el sistema capitalista. La sociedad mexicana es transgredida por los movimientos fluctuantes de la economía de mercado, casi monopólico en muchas ramas, la especulación, la inflación y la inestabilidad por los movimientos de oferta y demanda de productos y servicios, y los intereses de unos cuantos que son puestos por encima de la mayoría. A pesar de que ha aumentado el “bienestar” nacional, su distribución desigual ha permitido que la disparidad entre los ingresos del rico y los del pobre sea aun más aguda que antes.48

Por otra parte, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) señaló que el número de pobres es de 50 millones y hay 19.5 millones en pobreza extrema.49 Como decía Gandhi, la pobreza es la peor forma de violencia. Es necesario romper el círculo vicioso de la pobreza a través de oportunidades educativas de calidad para generar paz y prosperidad en la sociedad.

A cuarenta años de la creación del Plan de Escuelas Asociadas se editó un libro con las experiencias de algunas escuelas alrededor del mundo en materia de formación de cultura democrática. En dicho libro, el asistente del director general de educación de la UNESCO en 1995, Colin N. Power, describe el efecto multiplicador del programa a través de la diseminación de la información sobre sus logros y por medio de la introducción, en tanto es posible, de innovaciones en todo el currículo.50 Por otro lado, expone que las Escuelas Asociadas (EA) han desarrollado métodos socio-afectivos los cuales enfatizan la confianza, respeto por los otros, solidaridad, principios democráticos, cooperación y comunicación, con la visión de asegurar que esos derechos sean respetados e implementados.

Me queda claro que hay diversos temas que promueve la UNESCO a través del PEA, pero es importante comprender que cada escuela decide con libertad a qué temáticas darle más importancia en sus actividades programadas. En ocasiones, esto tiene que ver con las metas del país en que se encuentra la escuela asociada, pero aun dentro de cada país, habrá diferencias de acuerdo al estado y sus necesidades en materia de educación. Si es un estado con mucha diversidad cultural y podría haber racismo, tal vez debería considerar afianzar el tema positivamente. Sin embargo, en una evaluación que se hizo sobre el desempeño de las escuelas del PEA en diversas partes del mundo, se comprobó que, muchas veces, en donde el tema más crucial era la inclusión y el diálogo multicultural por la presencia latente de un conflicto étnico, algunas escuelas se encontraban trabajando en cuestiones de ecología y preservación de monumentos nacionales.51

Hoy en día, existen una serie de limitaciones en materia política, ideológica, económica, cultural, técnica, y hasta psicológica, para que la escuela en México sirva y actúe como una institución promotora de la EP. El pleno desarrollo de los niños y jóvenes es el desafío más importante de la educación. “La ética de la realización personal es la corriente más poderosa de la sociedad moderna. […] Los individuos se convierten en actores, constructores, juglares, escenógrafos de sus propias biografías e identidades, así como de sus vínculos y redes sociales.”52 Pero esto no será posible si no se le brinda la libertad para desarrollar sus capacidades y, por ende, su desarrollo pleno e integral.

John Kenneth Galbraith, habla sobre el peso de la ignorancia en las democracias y define a la ignorancia como incapacidad para pensar, de comprender lo que otros dicen, incapacidad para expresar nuestras demandas sociales y de comprender las que nos hacen.53 Este tipo de ignorancia hace que un país esté sometido al mando de otros que pudieran querer aprovechar esa condición para explotar al país a su antojo. Éste es el caso de México con la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, quien se ha mantenido durante cuatro sexenios como la figura negativa más influyente en el sistema educativo mexicano. El abuso del poder, el uso del recurso económico para fines políticos y el despilfarro para mantener su posición son prácticas comunes de la señora Gordillo, que pueden ser categorizadas como violencia estructural y, al ser legitimada a través del sindicato, como violencia cultural, pues sigue en el poder. Esta violencia ha dejado a los educandos mexicanos con una cuenta pendiente en materia de educación para ejercer su libertad y el desarrollo pleno de sus capacidades.

El régimen que prevaleció en México en gran medida fue el autoritario, con antidemocracia y manipulación de las clases subordinadas. Ahora hay dos proyectos alternativos: el neoliberal, y el democrático y equitativo. El primero se desprende de afanes económicos y de privatización. Del democrático se desprende la búsqueda de equidad social, una organización más democrática del sistema para enfrentar los retos que presenta la educación y el incremento de la calidad así como la formación de ciudadanos versus la sola instrucción de futuros productores.54

La corriente del neoliberalismo basa sus propuestas en las contribuciones de Milton Friedman a la educación para una economía competitiva,55 en la que se confiere a la educación el carácter de un producto dispuesto a la compra-venta en la que el gobierno otorgará los bonos para que los padres elijan las escuelas que más les convengan. Sabemos de antemano que los estratos de clase media y alta podrán agregar dinero a sus bonos y comprarse la mejor educación, los pobres se tendrán que conformar con la que pueden alcanzar. De origen, el problema se encuentra en que esto contribuiría a perpetuar la discriminación por clase social así como por geografía y capital cultural. Por otro lado, en materia de política educativa, Pablo Latapí opina que la política educativa nacional está urgentemente necesitada de una fuerte dosis de pensamiento utópico que integre sus acciones en un horizonte de valores humanos y sociales.56

El proyecto democrático y equitativo propone utilizar estrategias orientadas a la redistribución de la riqueza y compensar a los marginados con los mejores recursos intelectuales, los maestros más aptos y más bienes (discriminación positiva: dotar de acuerdo a las necesidades).57

Este proyecto educativo de democracia y equidad también se plantea aumentar la autonomía del maestro dentro del aula y que éste asuma un mayor compromiso y responsabilidad. Durkheim reivindica el papel del maestro poniéndolo como un representante del Estado e intérprete de las grandes ideas morales de su tiempo y país. También se propone empoderar al magisterio para un nuevo contrato social en donde se tenga un sistema educativo federal, descentralizado y vigoroso, y así estar mejor preparados para la globalización, que es un fenómeno que ha permeado en todas las sociedades, entre ellas la mexicana.58

El nuevo orden social se está gestando desde hace tiempo. Para construirlo con más ahínco, deberá existir un trabajo multilateral de sociedad civil a través de OSCs, gobierno, iniciativa privada y OIs para lograr un cambio de mentalidad que promueva la reducción de la pobreza y de la inequidad como la única vía para el verdadero desarrollo social. Estos entes unidos alinearán sus propósitos y sus fuerzas para motivar la orientación de la educación al desarrollo de personas libres, con pensamiento crítico, listas para actuar y participar, para resolver los conflictos por medios de paz, para identificar la violencia, sus causas y alternativas para prevenirla y eliminarla. La conciencia de esta necesidad ya se ha despertado, ahora hay que crear las instancias para concretar los acuerdos, establecer el nuevo orden social y definir la contribución de cada una de las instituciones motivadoras de la transformación.

Las escuelas que pertenecen al PEA tendrán más fuerza para contribuir a la configuración de una estructura de paz en la medida que hagan mancuerna con la UNESCO y con las OSCs, que le brindarán relaciones, estructuras y modelos de libertad para implementar una EP que genere una cultura de paz en la sociedad en general. Desde una visión ética, no es sostenible mantener el statu quo en el que los ricos cuentan con una mayor cantidad de oportunidades y se abre más la brecha entre los pocos que todo lo tienen, y los muchos que viven al día. La oferta de la educación no debe ser un engaño para las clases más pobres, sino un medio para lograr la movilidad social y la adquisición de conocimientos, habilidades y valores forjadores de ciudadanos libres y no de pseudo-ciudadanos máquinas de obediencia y memorización. Por la baja calidad en la educación, especialmente hacia los marginados, la presencia de la escuela no ha provocado el desarrollo social ni la reducción de la inequidad y la pobreza. La educación es un derecho y no un bien en el mercado de compra-venta que puede ser adquirido en diversos rangos de calidad dependiendo de cuánto tienes para comprarlo.

En materia política, el gobierno deberá enfocar su atención y recursos en disminuir la brecha entre los privilegiados y los pobres, así como proponer políticas públicas urgentes para disminuir la pobreza mediante la educación. También el crecimiento ordenado y el monitoreo de las actividades del PEA para que orienten sus resultados a la calidad y puedan educar para la paz con eficacia y eficiencia deberán ser motivados por una OSC, ya que si es el mismo sistema generador de violencia no serviría de nada el esfuerzo. La formación de ciudadanos listos para funcionar en una democracia, así como la implantación de los principios de justicia, libertad e igualdad de oportunidad deberán ser los principios rectores de la transformación social y el desarrollo sostenible.

El que se eduque para formar personas con pensamiento crítico, propositivas, que utilicen su creatividad59 para la resolución de sus conflictos positivamente, que valoren la diversidad cultural, es un requisito para sobrevivir a la dinámica globalizadora mundial. Las herramientas necesarias deben facilitarse y practicarse en las escuelas, además de otros espacios (educación no formal), en donde se pueda liberalizar el proceso de EP para la transformación social.

Una educación para la paz abre la posibilidad de lograr una mejor calidad de vida de las personas, así como de un desarrollo humano sostenible. Esto redituará en el bienestar social, político y económico de la sociedad en su totalidad. Tarde o temprano, aquellas sociedades en las que se desarrollan prácticas que provocan la inequidad sin darle soluciones inmediatas, terminan por cobrar una factura alta traducida en el detrimento de la seguridad, del crecimiento económico y de la calidad de vida de los habitantes. El maestro deberá asumir un rol no paternalista ni autoritario sino más bien de facilitador-mediador del aprendizaje, y un firme apoyo para que cada alumno se conozca a sí mismo y se valore como capaz de contribuir con su vida a crear mejores oportunidades para él y para quienes lo rodean. La educación para la paz no hace los cambios ni la transformación social: son las prácticas de los alumnos las que transforman la sociedad cada día.

Bibliografía

Hicks, D. (1984). Education for Peace: issues, dilemmas and alternatives. Occasional Paper No. 9 Lancaster, UK, Centre for Peace Studies-S. Martin´s College.

Reimers, F. (2006) Education and Social Progress. Cambridge, MA. en Bulmer-Thomas, V. Coatsworth, J. and Cortés, Roberto. The Cambridge Economic History of Latin America: The long twentieth century.

Haavelsrud, M. Cabezudo, A. (2007) Rethinking Peace Education. en Galtung, J. Webel, C. Handbook of Peace and Conflict Studies. Great Britain The Cromwell Press, Trowbridge, Wiltshire.

Galtung, J. (1981ª: 97). Contribución específica de la Irenología al estudio de la violencia: tipologías. En UNESCO: La violencia y sus causas. UNESCO París.

Cobalti, A. (1999). En Jarés, X. Educación para la Paz: Su teoría y su práctica. Madrid, España.

Jarés, X. (1999). Educación para la Paz: Su teoría y su práctica Madrid España.

Perez, G. (1997). Cómo Educar para la Democracia. Editorial Popular S.A. Madrid, España.

Lederach, J. (1983). Educar para la paz. Barcelona, España.

Galtung, J. (1978). Conflict a Way of Life. Essays in Peace Research, vol. III

Galtung, J. (1985). Sobre la Paz. Fontamara, Barcelona, España.

Galtung, J. (1990). Cultural violence, Journal of Peace Research. Vol 27 no. 3

Galtung, J. Schooling and Future Society. School Review. Chicago Journals. Vol. 83. No. 4 agosto 1975 pp. 553-568. http://www.jstor.org/stable/1084556.

Banda, Alfons. (2002). La cultura de Paz. Intermón Oxfam. Barcelona, España.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura

Proyecto transdisciplinario cultura de paz. www.unesco.org

Bourdieu, P. (1984) Distinction Harvard University Press. Cambridge, MA

Turay, T, English, L. Journal of Transformative Education, Vol. 6, No. 4, 2005.

Preiswerk, R. (1980). Self Reliance: A strategy for development. en Galtung, J. O´Brien, P. London, Bogle-L’Ouverture Publications.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo www.undp.org

Mesa, M. (1994). Educación para el desarrollo y la paz. Experiencias y propuestas en Europa. Editorial Popular, S. A. Madrid, España.

Grasa, R. (1990). Aprender la interdependencia: educar para el desarrollo., en José A. Sanahuja (coord.), Juventud, desarrollo y cooperación. Madrid: Cruz Roja Española.

UNESCO. Who we are. History and Constitution. http://www.unesco.org/new/es/unesco/ about-us/who-we-are/history/constitution/

Keohane, R., & Nye, J. (2001). Power and Interdependence.: Addison Wesley Longman.

Hass, E. (1980). Why Collaborate? Issue-linkage and International Regimes. World Politics, Vol. 32, no.3

Schweisfurth, M. Learning to live together: A review of UNESCO´s Associated Schools Network pp. 219-234. Springer 2005. International Review of Education. http://www.jstor.org/stable/25054522.

Entrevista telefónica con la Doctora Mónica Guadarrama Zamudio, Coordinadora del PEA en la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO (CONALMEX) 30 de abril, 2010.

Freire, P. (2005). Pedagogía del Oprimido. Siglo XXI Editores, S.A. de C.V. México, DF.

Russell, B. (1988). Education and Social Order. Unwin Brothers LTD. Londres, Inglaterra.

Eleonora Villegas-Reimers. (1993). Can Schools Teach Democratic Values?. U.S. Agency for International Development, Washington. D.C.
E. Villegas-Reimers. (1975). Civic Education and the School Systems of Latin America and the Caribbean. U.S. Agency for International Development, Washington, D.C.
Lewis, O. (1961). Antropología de la pobreza. Cinco familias. México, Fondo de Cultura Económica.
Al cierre de 2009 aumentará el número de pobres en México: CEPAL. 19 de noviembre, 2009. dpnoticias.com/sdp/contenido/2009/11/19/4/535630

Meyer-Bisch, P. (1995). Culture of democracy: a challenge for schools. UNESCO Publishing. France.

Ornelas, Carlos (2000). El sistema educativo mexicano: La transición de fin de siglo. FCE México, DF.

Cf. Milton Friedman, Capitalism and Freedom, The University of Chicago Press, Chicago, 1962.
  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconI los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos. Las...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconTodo mi pasado de la Laboral apareció de pronto en mi mente al leer...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconTradiciones fielmente conservadas y ciertos documentos comerciales,...
«así como hay hombres que no salen jamás de la infancia, hay otros de quienes se puede decir que nunca han entrado en ella y son...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” icon* Este poema fue encontrado después de la muerte de Blake junto con...
«Se puede ver sólo lo que se observa y se observa sólo lo que ya está en la mente.»

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconLos estudiantes: la necesidad de que aprendan a aprender y a conocer su tipo de mente

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconColosenses 2,8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconuir no llevan tilde. (atribuir, distribuir, sustituir) Regla Nº 8:...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconHistoria y Ciencias Sociales 2do bgu bethlemitas Quito
«así pues, el gobierno del Ecuador dispensará su poderoso patrocinio y apoyo a los obispos en los casos en que los soliciten, principalmente...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” iconResumen: Es necesario reconocer que el uso de los métodos alternativos...

P uesto que las guerras nacen en la mente de los hombres, es en la mente de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz” icon1: introduccióN: herencia natural y herencia cultural
«descubrimientos» a las generaciones futuras. Los anima­les tienen memoria individual, pero no «memoria» social; por el contrario,...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com