Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características






descargar 423.53 Kb.
títuloClase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características
página8/18
fecha de publicación30.09.2015
tamaño423.53 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

Clase 22/04

TERCERA UNIDAD: DE LOS REQUISITOS Y DE LA CELEBRACIÓN DEL MATRIMONIO

Requisitos de celebración del matrimonio.-


Distinguimos entre Requisitos de Existencia y Requisitos de Validez del M°.
1) REQUISITOS DE EXISTENCIA DEL M°.


  1. Diversidad de sexo y unidad de personas.

  2. Consentimiento.

  3. Que el M° se celebre ante el oficial del Registro Civil.

  4. Que el M° religioso se inscriba ante el oficial del Reg. Civil.


Sanción por la falta de cualquiera de esto requisitos La Inexistencia jurídica. Esto porque precisamente esta surge en razón del M°. El alemán Zacari, revisando las causas de nulidad del M° en el D° alemán y teniendo presente que sólo hay sanción de nulidad cuando existe causa expresa, se va a preguntar en qué situación jurídica queda aquel M° que es celebrado entre personas de igual sexo, toda vez que esta situación no estaba contemplada como causa de nulidad. Dice, por tanto, que no es un problema de validez del M°, sino que de inexistencia.

Con la nueva ley de matrimonio civil ( LMC en adelante) no hay duda de que se contempla como sanción de ineficacia para el M° la inexistencia jurídica, ello conforme al Art. 20-2.
Consecuencias de la inexistencia jurídica.-

  1. No se puede sanear por el transcurso del tiempo.

  2. Puede ser invocada por cualquier persona.

  3. Al juez solo le corresponde constatar la inexistencia del M°.

  4. En ciertas circunstancias el M° tiene la calidad de putativo, y en cuanto tal, producirá los efectos civiles que habría producido un M° validamente celebrado. Pero el M° putativo supone una sanción de nulidad y por tanto, no tiene lugar frente a un M° inexistente.

  5. Finalmente, el problema de la inexistencia del M° es una cuestión de hecho, mientras que lo relativo a la nulidad es una cuestión de derecho.

Análisis pormenorizado de los Requisitos de existencia del M°.
1. Diversidad de sexo y unidad de personas. De la definición del M° del Art. 102 CC se supone ya la presencia de dos personas, un hombre y una mujer. Queda manifiesto que el M° es de carácter heterosexual, lo que viene dado en conformidad a los fines que el legislador le reconoce al M° dentro de los cuales está la procreación. Tal idea se ve corroborada en el Art. 80 de la LMC.
El inciso 1° del Art. 80 es claro: en Chile valen los M° celebrados en el extranjero, siempre regulado por la ley extranjera, siempre que sea entre un hombre y una mujer. Por tanto, en Chile y dadas las condiciones vigentes se desconocen los efectos de las uniones matrimoniales entre personas de igual sexo.
2. El consentimiento. Queda de manifiesto el papel que hoy juega el consentimiento en la LMC. Particularmente en la tesis contractualista relativa a la naturaleza jurídica del M° queda esto manifiesto, toda vez que el M° se perfecciona desde el momento en que ante el oficial del registro civil se aceptan mutuamente los contrayentes como marido y mujer, respectivamente, debiendo tan sólo el oficial declararlos casados en nombre de la ley. Art. 18 LMC.
Además, queda manifiesto el D° a contraer M° o Ius Conubii expresado en su faz positiva, según el Art. 2-1 LMC.
3. La presencia de un oficial del Registro Civil. Según el Art. 17 LMC el M° ha de celebrarse ante el oficial del Reg. Civil que intervino en las diligencias de información y manifestación. La autoridad publica que, por lo tanto, interviene en la celebración del M° es el oficial.
4. La inscripción del matrimonio religioso. Según el Art. 20-2 LMC, hoy es posible celebrar el M° ante una entidad religiosa que goce de personalidad jurídica de D° publico, pero el momento de los efectos civiles de este M° sólo se van a producir si el acta del M° es inscrita ante el oficial del Reg. Civil, dentro del plazo legal.
2) REQUISITOS DE VALIDEZ DEL M°.

A ellos hace referencia el párrafo 1° del capitulo II de la LMC, intitulado “ De los requisitos de validez del M°”, los podemos agrupar en 3:


  1. El consentimiento libre y espontáneo de las partes.

  2. La capacidad de los contrayentes.

  3. El cumplimiento de las formalidades exigidas por la ley.


1. El consentimiento libre y espontáneo de las partes. El Art. 8 LMC indica 3 casos en los que falta el consentimiento libre y espontáneo:
1º Si ha habido error acerca de la identidad de la persona del otro contrayente;

2º Si ha habido error acerca de alguna de sus cualidades personales que, atendida la naturaleza o los fines del matrimonio, ha de ser estimada como determinante para otorgar el consentimiento, y

3º Si ha habido fuerza, en los términos de los artículos 1456 y 1457 del Código Civil, ocasionada por una persona o por una circunstancia externa, que hubiere sido determinante para contraer el vínculo.
Bajo el imperio de la ley de 1884 los vicios del consentimiento matrimonial eran el Error, la Fuerza y el Rapto, este ultimo fue derogado por la ley 18.575 y, en consecuencia, quedó el error y la fuerza. Hoy día el legislador, en materia de error hace una distinción y diferencia el error acerca de la identidad de la persona del otro contrayente; y el error en alguna de las cualidades personales que, atendida la naturaliza o los fines del M°, ha de ser estimada como determinante para otorgar su consentimiento.
1° Error en la identidad de la persona del otro contrayente. Art. 8 n° 1. Es un error de hecho, pues el error de derecho no vicia, por RG, el consentimiento. El error ha de darse en la identidad del otro contrayente y con ello el legislador se refiere a que habrá que ponderar la identidad del otro contrayente en razón del acto que se está celebrando. Es un contrato “intuito persone”, aplicando el D° común contenido en la categoría contractual del Art. 1455 CC, o sea, un acto o contrato que se celebra en razón de quien es la otra persona.

Referido a este n° 1 debemos entenderlo como la identidad física, apariencia externa del otro contrayente. La doctrina, por tanto, señala que existe este tipo de error por Ej. En un M° con el gemelo equivocado, o que la persona que contraiga sea ciega, o en un matrimonio por poder.
Ahora bien, ¿qué pasa si hay error en el nombre del otro?, Si no existe duda acerca de su identidad física no habría error y se aplicarían las reglas generales de los Art. 1455 y 1057 CC.

En todo caso, si se produce este tipo de error, se esta cometiendo un delito, la suplantación de persona, que está contemplado en el Art. 214 y 456 n° 5 CP. Bajo la ley de 1884 este era el error y no había otro, hoy es diferente.
2° Error en las cualidades personales del otro contrayente. Correspondería a lo que en doctrina se denomina “Identidad moral o social de una persona”, del otro contrayente. Ejemplo: el que contrajo matrimonio con un homosexual. Para configurar la causal de nulidad aquí, no basta cualquier error, debe ser un determinado tipo de error, y que produzca determinado efecto.
No se trata de un error en general que haya determinado el consentimiento, sino que el carácter determinante sea la cualidad personal del contrayente, que al existir un falso concepto de ella, de forma que ha sido considerado para contraer el M°, va a devenir en un vicio de nulidad.
Es una cualidad personal que ha sido valorada en forma critica, y en razón de esa cualidad se va a contraer M°. Pero esa cualidad personal determinante no lo es en todos los aspectos en que se desarrolla una persona, sino que se valora en razón de la naturaleza o fin del M°.
En consecuencia, no toda cualidad personal de la que carezca el contrayente configura este vicio, sino solo aquella en consideración a los fines o a la naturaleza del M°.
Casos:
* La impotencia, sea “coeundi”, realización del acto sexual; o sea “generandi”, en la posibilidad de procrear.
La critica a esta causal, tomada del D° canónico, es que se tendía a expandir los vicios de nulidad cuando esos vicios podían tener otras sanciones.
* Un sujeto que resultó ser un homosexual, es un vicio determinante.
Ahora bien, ¿qué pasa con las cualidades accidentales del sujeto?. Estas no son un vicio de error en la persona para los efectos del M°. Ej. Pensé que él tenía una gran fortuna y por eso me casé. No es determinante para los fines y la naturaleza del M°.
3° Si ha habido fuerza. Art. 8 n° 3. Se remite a las RG para la fuerza en materia contractual y por tanto, debe ser: ilegitima, grave y determinante.

Se trata de una fuerza moral, también denominada “coacción”, una fuerza que siendo de carácter impulsiva viene a determinar la voluntad del otro, infundiéndole un injusto temor de verse perjudicada, ya sea la persona en sí misma, sus ascendientes o descendientes, a un mal irreparable y grave si no conciente en el acto.
Elementos de la fuerza como vicio del consentimiento:


  • Un acto de violencia o fuerza. Según los Art. 1456 y 1457 CC debe tener un origen externo y lo importante es que la LMC se pone en el supuesto que la fuerza provenga de una persona o de una circunstancia, sin importar si viene de uno de los contrayentes o de un extraño. Ej. La mujer que se casa porque está embarazada. No hay un consentimiento libre y espontáneo, es una circunstancia externa.

  • Debe ser grave en los términos del Art. 1456-1 CC, es decir, se debe medir con parámetros subjetivos el temor que sufre una persona ante la fuerza. Esto, en consideración a su edad, sexo y condición. Por tanto, el temor de A es distinto al temor de B, y por ende, habrá que revisarse cada caso.




  • El temor o miedo también ha de ser grave, el que ha de ocurrirle al sujeto o a un ascendiente o descendiente. Al igual que en sede patrimonial el temor reverencial no es vicio del consentimiento.




  • Que exista una relación de causalidad, es decir, que el consentimiento se prestó porque se ejerció una fuerza que provocó un miedo insuperable.


2. La capacidad de los contrayentes. La RG es que todas las personas son capaces de contraer M°, de modo que es la ley la llamada a fijar quienes son incapaces. Por tanto, estamos en presencia de normas de D° estricto que por ende deben ser interpretadas restrictivamente. La capacidad para contraer M° concuerda con el D° a contraer M°, considerado como un derecho esencial inherente a toda persona.
En materia matrimonial las incapacidades se llaman “IMPEDIMENTO PARA CONTRAER M°”, que son los hechos o situaciones que son un obstáculo para su celebración.
**Los impedimentos se clasifican en Dirimentes e Impedientes.


  1. Impedimentos Dirimentes: simplemente la ley habla de Impedimentos.

  2. Impedimentos Impedientes: la ley habla de Prohibiciones.


Las diferencias entre impedimento y prohibición son:


    • Que los impedimentos están consagrados en la LMC y en la ley de adopción, en cambio, las prohibiciones están en el CC.

    • En cuanto a su sanción. La sanción para la inobservancia de un impedimento serpa la nulidad del M°, en cambio, para la prohibición la sanción es cualquiera menos la nulidad, se aplica por tanto el Art. 10 CC.


A. LOS IMPEDIMENTOS (IMPEDIMENTOS DIRIMENTES) se subclasifican en Absolutos y Relativos:


  1. Impedimentos absolutos: son aquellos que se aplican cualquiera sea la persona con la cual se desea contraer matrimonio. Art. 5.

  2. Impedimentos relativos: son aquellos que afectan a una persona determinada con la que se desea contraer matrimonio.


a. Impedimentos Dirimentes Absolutos. Art. 15 LMC. Con la ley de 1884 también se consideraba como impedimento absoluto la impotencia perpetua e incurable que hoy está eliminada en la LMC. Se redefinió también la capacidad del demente y se incorporaron nuevas causas como las del Art. 5 n°3 segunda parte, y el n° 4.
b. Impedimentos Dirimentes Relativos. Art. 6 y 7 LMC. Se eliminó el impedimento de adulterio.
Clase 25/04

Análisis de los Impedimentos:
a. IMPEDIMENTOS ABSOLUTOS
Art 5 LMC No podrán contraer matrimonio:

1° Los que se hallaren ligados por vínculo matrimonial no disuelto.

En el derecho comparado la doctrina lo denomina como impedimento de ligamen.

Se encuentra consagrado nuevamente el carácter monogámico del matrimonio.

El impedimento se estructura bajo el supuesto que el primer matrimonio es válido y produce todos sus efectos, de modo tal que la validez del segundo matrimonio queda supeditada a la validez del primer matrimonio, así lo dispone el art 49.
Por lo tanto deberemos a priori determinar si el primer matrimonio es o no válido, para luego pronunciarnos acerca de la validez o nulidad del segundo matrimonio; toda vez que si el primer matrimonio fuese nulo declarándose por sentencia judicial tal nulidad, sus efectos operan retroactivamente de modo que nunca hubo un primer matrimonio, de esta forma el segundo matrimonio no adolecería de nulidad, fundado en este vicio.
El matrimonio nulo puede serlo con carácter putativo, éste supone que un matrimonio es declarado nulo por sentencia judicial firme o ejecutoriada en razón que uno o ambos contrayentes han estado de buena fe y han tenido una justa causa de error, de modo que se le reconocen efectos civiles a ese matrimonio.
Si el matrimonio nulo putativo produce todos sus efectos civiles hasta la sentencia firme y ejecutoriada de nulidad, en la causa que estudiamos ocurrirá que el primer matrimonio nulo putativo afecta la validez del segundo matrimonio toda vez que uno de los cónyuges se encontraba unido por vínculo matrimonial no disuelto al momento de contraer el segundo matrimonio.

Otra cuestión es lo que ocurre en materia penal cuando una persona está válidamente casada y contrae un nuevo vínculo matrimonial: se configura el delito de bigamia art 382 c. Penal.
La defensa del bígamo será que el primer matrimonio es nulo.
Tal cuestión tiene el carácter de una prejudicial civil, que se ventilará en sede penal y producirá cosa juzgada. En todo caso la acción de nulidad es distinta de la acción de bigamia, y aún declarado el delito de bigamia deberá ejercerse la correspondiente acción de nulidad, para anular el segundo matrimonio por el impedimento de ligamen, sirviendo como medio probatorio lo ocurrido en el proceso penal.
2° Minoría de edad.

Bajo el imperio de la ley de 1884 eran incapaces de contraer matrimonio las mujeres menores de 12 años y los hombres menores de 14.

En la legislación comparada la edad para contraer matrimonio es mayor:

USA: 16 años las mujeres, 18 años los hombres.

CHINA: 25 años.

En el derecho canónico: 16 años los hombres, 14 años las mujeres; sin perjuicio de lo señalado por cada conferencia episcopal.
Tomando en cuenta estos antecedentes se entiende el aumento de edad a 16 años para hombres y mujeres. Esto se vincula al derecho de contraer matrimonio art 2, derecho esencial, inherente a la persona si se tiene edad para ello.
No hay un máximo de edad para contraer matrimonio, ni tampoco una norma jurídica acerca de la diferencia de edad entre los contrayentes.

3° Los que se hallaren privados del uso de razón, u los que por un trastorno o anomalía psíquica, fehacientemente diagnosticada, sean incapaces de modo absoluto para formar la comunidad de vida que implica el matrimonio.

Contiene 2 causas de nulidad:

1) Privados del uso de la razón.

2) Por un trastorno o anomalía psíquica, fehacientemente diagnosticada, sean incapaces de modo absoluto para formar la comunidad de vida que implica el matrimonio.
1) Privados del uso de la razón:

La antigua ley hablaba de los dementes art 4n°5, causa que afectaba, según la doctrina, a toda persona privada del uso de la razón o cuyas facultades mentales estén perturbadas.

El nuevo término es más técnico, ya que para la psiquiatría el demente es una categoría mental, siendo este término más amplio.
El impedimento consiste en que requiere de una privación del uso de la razón, sin que el legislador haya establecido una medida que permita determinar o graduar esta carencia:

a) Lo primero que hacemos es excluir de esta causa a los débiles mentales: personas que tienen uso de la razón, pero este se encuentra debilitado.
b) Indiferencia del motivo por el cual la persona se encuentre privada del eso de la razón. Los factores que pueden ocasionar esta causa pueden ser múltiples, importando que se produzca el efecto de la pérdida del uso de la razón.
c) La pérdida del uso de la razón se debe producir al momento de celebrarse el matrimonio, por lo tanto, debe ser actual.
* Dentro del grupo de los privados de razón hay 2 situaciones:
I. AMNESIA HABITUAL: persona que se encuentra incapacitada de prestar su consentimiento para contraer matrimonio por padecer una patología mental que les provoca la privación del uso de la razón de forma permanente, ya que no es posible que entiendan o quieran algo con plena libertad humana; toda vez que sus acciones obran por una necesidad interna que les predetermina a actuar de cierta forma. Por ejemplo: un oligofrénico.
II. TRASTORNO MENTAL TRANSITORIO: aquél que incapacita para consentir actualmente a una persona que se encuentra temporalmente privado del uso de la razón, claro está que si esta incapacidad es actual el trastorno se ha de presentar al momento de contraer matrimonio.
Es indiferente la causa que lo motivó, por lo tanto, podrá comprender a su vez 2 nuevas situaciones:

a) trastorno mental transitorio obedezca a causas patológicas

b) trastorno mental transitorio obedezca a causas externas.

a) trastorno mental transitorio obedezca a causas patológicas

Ciertas enfermedades que afectan momentáneamente el uso de la razón. por ejemplo: un ataque de epilepsia, estado febril agudo, casos en que la ingesta de alcohol o drogas los transforma en enfermos.
b) trastorno mental transitorio obedezca a causas externas.

Un transe hipnótico.
2) Los que por un trastorno o anomalía psíquica, fehacientemente diagnosticada, sean incapaces de modo absoluto para formar la comunidad de vida que implica el matrimonio.

Se trata de un trastorno o anomalía psíquica que únicamente incapacita a la persona para formar la comunidad de vida que significa el matrimonio, porque la persona carece de las aptitudes necesarias para la realización del mismo.
Se trata de una incapacidad autónoma y específica, que presupone que la persona afectada por ella tiene uso de la razón, con suficiencia de juicio o discernimiento, por lo que no es un problema de privación del uso de la razón sino que teniéndola se encuentra absolutamente impedido de realizar la comunidad de vida.
Se trata de una incapacidad definida por una imposibilidad de realización. No se puede formar de forma absoluta la comunidad que implica el matrimonio, que se caracteriza por su unidad, por la diferencia de sexo, la plenitud del consorcio conyugal, que a su vez implica la realización de los fines que dotan al matrimonio y de la realización que deriva del matrimonio en cuanto impone deberes.
Se trata de una incapacidad personal, de formación o realización del matrimonio, es decir, de la potencial realización de los elementos, fines, deberes que son propios de la naturaleza del matrimonio y no de una incapacidad para el cumplimiento de las obligaciones del matrimonio.
Las causas de esta incapacidad específica para consentir han de ser de naturaleza psíquica, a ella alude el legislador al referirse a un trastorno o anomalía. El legislador no señaló que trastorno o anomalía psíquica fehacientemente diagnosticada pueden configurar esta causal.

Por ejemplo: ninfomanía, pedofilia, necrofilia, zoofilia, personalidad psicopática paranoide, histérica fronteriza y limítrofe.
Debe ser una incapacidad actual y de carácter absoluto, quien la padece es respecto de su actual cónyuge y de terceros.

No cabe dentro de este punto lo que se conoce en doctrina como incompatibilidad de caracteres.

4° Los que carecieren de suficiente juicio o discernimiento para comprender y comprometerse con los derechos y deberes esenciales del matrimonio.

Es un defecto de juicio o discernimiento, no es una falta cognoscitiva, de uso de razón; sino que la persona carece de facultad crítica o estimativa, no puede ponderar con juicio práctico el matrimonio que ha de contraer y los derechos y obligaciones que le son esenciales.
El juicio o discernimiento supone que una persona actúe con uso de razón y pueda juzgar críticamente determinadas posibilidades en orden a optar por una o por otras mediante la comparación entre ellas. Se estima el pro y el contra de cada una de las opciones, para luego formarse un juicio propio y nuevo, en orden a contraer matrimonio y de las razones o motivos para elegir o no contraer el vínculo matrimonial.
La insuficiencia de juicio o discernimiento lo es en relación al matrimonio.
En el juicio o discernimiento de una persona incide la facultad intelectiva y volitiva, lo que necesariamente implica las siguientes cuestiones:

  1. Posesión y ejercicio de la facultad intelectiva, ya que mediante ella el contrayente es capaz de percibir o aprehender ciertas realidades y enjuiciarlas críticamente.

No basta que la persona tenga capacidad cognoscitiva, intelectiva para aprender cuales son los derechos y deberes esenciales del matrimonio, sino que además se la exige que tenga capacidad crítica suficiente para juzgarlos y estimarlos como apetecibles para sí, en cuanto también desea la vida conyugal que implica el matrimonio


  1. Posesión de la facultad volitiva, la persona es capaz de optar deliberadamente por el matrimonio y de comprometerse con sus derechos y deberes, toda vez que ha aceptado críticamente como apetecible el matrimonio y los derechos y deberes que le son esenciales. Su voluntad adhiere a esto.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

similar:

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconPor tanto, el Derecho de Familia comprende la regulación del matrimonio,...

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconNociones generales y características

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconClase 29/4/13 Administrativo 1 Derecho Administrativo Unidad 2 De Concepto

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconNociones generales de derecho comercial

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconNociones generales del derecho procesal constitucional

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconTema el derecho objetivo: caracteres esenciales. Iusnaturalismo,...

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconEs el elemento lógico que resulta de la captación intelectual de...

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconLa familia. Concepto y naturaleza. Fundamento e importancia. La familia...

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconTema: 88 el derecho de familia: sus caracteres. El matrimonio: concepto...

Clase 28 de marzo primera unidad: nociones generales 1° concepto de derecho de familia y características iconTema 1: La conducta humana. Concepto y características. Personalidad: concepto y características






© 2015
contactos
ley.exam-10.com