Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad”






descargar 0.69 Mb.
títuloGuía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad”
página4/15
fecha de publicación08.06.2015
tamaño0.69 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Discapacidad.

Como antecedentes relevantes y como vistazo en la historia de protección de derechos

humanos de las personas con discapacidad, en general, podemos recordar fechas

importantes antes de la aprobación de estas normas:

-En 1976, la Asamblea General proclamó 1981 como el “Año Internacional de los Impedidos”

con el propósito de poner en marcha un plan de acción en los ámbitos nacional, regional e

internacional, prestando especial atención a la igualdad de oportunidades, la rehabilitación y la

prevención de la discapacidad.

-Uno de los grandes logros de ese año internacional, fue la formulación del “Programa de

Acción Mundial para los Impedidos”, adoptado por la Asamblea General en diciembre de

1982. Asimismo, con el objetivo de establecer un marco temporal durante el cual los

gobiernos y las organizaciones pudieran poner en práctica las actividades recomendadas en

el citado programa, la Asamblea General proclamó el período 1983-1992 como “Decenio de

las Naciones Unidas para los Impedidos”.

23

-El final del Decenio estuvo marcado por la proclamación, por la ONU, del día 3 de diciembre

como “Día Internacional de los Impedidos” (que hoy se denomina “Día Internacional de las

Personas con Discapacidad”).

-En el año 1987, se organizó en Estocolmo, capital de Suecia, una Reunión Mundial de

Expertos con el propósito de evaluar el estado de la ejecución del Programa de Acción

Mundial al cumplirse la mitad del decenio, proclamado por la ONU. En este encuentro se

propuso la elaboración de una nueva convención temática de derechos humanos, basada en

el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad. Esta propuesta fue

elevada como recomendación a la Asamblea General de la ONU, en función de “que

convocara una conferencia especial a fin de redactar una convención internacional sobre la

eliminación de todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad para

que la ratificasen los Estados al finalizar el Decenio”.

Tanto Italia como Suecia trabajaron en la elaboración de propuestas de textos del proyecto de

convención. Empero no pudo llegarse a un consenso sobre la conveniencia de este nuevo

tratado. Muchos representantes de diferentes países, opinaron, en ese momento, que los

documentos existentes sobre derechos humanos “parecían garantizar a las personas con

discapacidad los mismos derechos que a las demás”.

El debate desarrollado en la Asamblea General de la ONU sobre este tema, fue retomado por

el Consejo Económico y Social, en su primer período ordinario de sesiones de 1990.

Finalmente, este consejo de la ONU acordó elaborar un instrumento internacional distinto a

una convención, cuya elaboración del borrador, fue encargada a un grupo de expertos. De

esta manera, las Normas Uniformes fueron adoptadas por la Asamblea General de la ONU, el

20 de diciembre de 1993.

Tales normas representaron una solución intermedia entre contar con una convención

internacional y carecer de un instrumento de esta naturaleza. Su aprobación fue un importante

pase de avance en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad y en

cambios en el enfoque sobre el tema, sin embargo, su principal limitación es su carácter no

vinculante para los Estados o, lo que es lo mismo, los gobiernos pueden recoger y aplicar sus

recomendaciones, hacerlo parcialmente o no hacerlo del todo, ya que el documento no les

genera tales obligaciones.

No obstante tal limitación, estas normas han jugado un papel positivo en los últimos 12 años,

ya que, entre otras cosas, han servido como un instrumento para la formulación de normativa

y de políticas, y como base para la cooperación técnica y económica. Viendo estas normas

desde otra perspectiva, podemos decir que han servido de antesala o paso transitorio hacia

la convención internacional, aprobada el 13 de diciembre del 2006.

Dentro del mencionado documento, se incluyó un capítulo que establece el mecanismo de

supervisión, cuyo fin es la promoción de la aplicación efectiva de las Normas Uniformes. Una

de las herramientas con que han contado estas normas para este trabajo de supervisión es la

Relatoría Especial sobre Discapacidad. Este es un cargo que ejerce una persona experta

en materia de discapacidad y en organizaciones internacionales, por un período de tres años

y su responsabilidad principal es supervisar la aplicación de las Normas Uniformes.

Actualmente, la Relatora Especial es Sheikha Hessa Khalifa bin Ahmed al-Thani (de Qatar),

quien fue nombrada en junio de 2003, por el Secretario General de la ONU, Kofi Annan.

24

2. El Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Dentro de las regiones en la que se agrupan Estados miembros de la ONU, se han

conformado organizaciones regionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA),

Unión Europea (UE), la Organización para la Unidad Africana (OUA), la Organización de los

Países de Asia y el Pacífico, la Liga de los Países Árabes. Algunas de ellas, han constituido

su propio sistema de protección de los derechos humanos. Tal es el caso de la OEA que ha

desarrollado el Sistema Interamericano de Derechos Humanos; de la misma manera que se

han desarrollado sistemas regionales en Europa y África.

La OEA es una organización internacional creada por los Estados del continente americano.

Tal como indica su documento constitutivo o Carta de la OEA (Bogotá, 1948), este organismo

regional fue creado con el fin de lograr un orden de paz y justicia, fomentar su solidaridad y

defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia. La OEA es una

organización regional del tipo al que hace mención el artículo 52 de la Carta de las Naciones

Unidas, que señala:

“1. Ninguna disposición de esta Carta se opone a la existencia de acuerdos u organismos

regionales cuyo fin sea entender en los asuntos relativos al mantenimiento de la paz y la

seguridad internacionales y susceptibles de acción regional, siempre que dichos acuerdos u

organismos, y sus actividades, sean compatibles con los Propósitos y Principios de las

Naciones Unidas”.

El sistema interamericano de protección de los derechos humanos ha desarrollado una labor

paralela y complementaria al trabajo que realiza el sistema universal o de Naciones Unidas.

Es oportuno señalar que la universalidad de los derechos humanos no es incompatible con la

existencia de convenciones internacionales en el ámbito regional, que se propongan la

búsqueda de soluciones más específicas a los problemas propios de las regiones.

Una duda que surge cuando un país ratifica instrumentos jurídicos de temas idénticos o

similares tanto del sistema de Naciones Unidas como de un sistema regional (por ejemplo: el

de la OEA, en nuestro caso) sobre cuál instrumento utilizar en la defensa y promoción de los

derechos humanos. Vamos a tratar de dar elementos para que aclaren tal duda.

Hay que recordar que en materia de derechos humanos siempre va a prevalecer la norma

más avanzada. Esto quiere decir que si un país ha ratificado un tratado sobre derechos civiles

y políticos de la ONU y otro de la OEA, ambos se convierten en parte del sistema jurídico de

ese país, junto a la normativa interna que el país tenga en esa materia. Pues bien de ese

conjunto de normas compuestos por las normas propias, y las normas de los dos tratados (del

sistema universal y el interamericano), debe prevalecer en su aplicación la norma que

contenga disposiciones más favorables sobre el goce y ejercicio del derecho o derechos de

que se traten. De esta manera, se respeta el principio de progresividad de los derechos

humanos y se evitan situaciones como la que ejemplifico a continuación:

• Supongamos que un país tiene una norma nacional que fija que sólo el 10 % del

transporte publico colectivo (autobuses), deben ser accesibles para todas las personas,

incluidas las personas con discapacidad. Luego ese país ratifica una convención

internacional, que fija que tal accesibilidad debe alcanzar al 100 % del transporte

público colectivo. Es necesario indicar que tanto la norma nacional como el tratado

internacional, están vigentes en el país. Pues bien a la hora de reclamar accesibilidad

en el transporte público, las personas con discapacidad, podrán exigir el cumplimiento

de lo dispuesto por el tratado internacional, que desde el punto de los derechos

humanos, representa la de mayor progreso.

25

• Ejemplifiquemos con una imagen: Pensemos que el sistema jurídico de un país es

como una cordillera conformada por distintas montañas y picos; que representan los

aportes legislativos ya sean nacionales, regionales o universales. En el campo de los

derechos humanos las partes más altas, los picos más elevados serán los que deberán

ser aplicados.

Como es sabido la OEA aprobó en junio de 1999, la Convención Interamericana para la

Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con

Discapacidad o Convención de Guatemala. Este instrumento regional está centrado en la

discriminación que afecta a las personas con discapacidad. Mientras la Convención de la

ONU (diciembre, 2006), se elaboró sobre tres bases; a saber: la no-discriminación, los

derechos humanos y el desarrollo social de las personas con discapacidad; lo cual la hace

más amplia y completa. Empero es necesario utilizar los dos instrumentos jurídicos (en caso

de que el país al que pertenezcamos sea Estado parte de ambos). Ya que esta doble

utilización no es contradictoria sino más bien tiene un carácter complementario.

Veamos ahora una cuestión concreta. Cuando se trata de velar por el efectivo cumplimiento

de determinados derechos, debemos de transitar varios caminos. El primer camino es el de la

legislación que el país cuenta. Eso es lo primero que debemos conocer y examinar. Sobre la

base de tal norma desarrollamos una acción de denuncia dentro de las instancias internas de

nuestro país. Por ejemplo: Presentamos la denuncia ante una Procuraduría de Derechos

Humanos o una Defensoría en función de que la situación sea debidamente atendida y

resuelta favorablemente. Debemos de advertir que al actuar en el ámbito de las Defensorías o Procuradurías de Derechos Humanos (Ombudsman), no estamos desarrollando nuestro reclamo ante la vía judicial, empero el acudir a estas instancias, nos puede ayudar ya sea a que se resuelva o a obtener apoyo en función de tal propósito. Ahora bien, si llevamos nuestra denuncia a los estrados judiciales y no obtenemos una resolución favorable y ya no existe una instancia superior donde apelar tal resolución, podemos afirmar que estamos en estado de indefensión, ya que el reclamo que tenemos de violación de derechos humanos no puede ser resuelto dentro de nuestro país. Al agotar tal vía interna y no resolver la situación violatoria y estar en estado de indefensión, se dan las condiciones necesarias para elevar nuestra denuncia a instancias internacionales.

Aquí aparecen dos caminos:

• el regional o el sistema interamericano o

• el universal o sistema de la ONU.

Podemos simultáneamente transitar los dos caminos o priorizamos uno. Por ejemplo,

presentamos la denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),

argumentando (eso es muy importante) que agotamos la vía interna y que estamos en estado

de indefensión con respecto al o los derechos violados. Si nuestra petición tiene peso puede

ser admitida y avanzar en el proceso interno de esta comisión de la OEA, que tiene su sede

en Washington D.C. De esta manera se convierte en un caso. Al avanzar el proceso en la

CIDH, se abre una etapa de conciliación entre la parte denunciante y el Estado denunciado. Si

en esta etapa no hay arreglo, la CIDH lo envía a la Corte Interamericana de Derechos

Humanos, que tiene su sede en San José, Costa Rica. Aquí se tendrá que juzgar el caso y

emitirse un veredicto, que si es favorable para los denunciantes o víctimas de la violación de

derechos humanos, se le podría exigir una reparación o indemnización al Estado.

Otro camino a transitar es presentar la denuncia ante el Comité de Derechos Humanos de la

ONU u otro de los comités existentes (constituidos a raíz de la adopción de tratados de

derechos humanos), según sea la materia de que se trate. Esta instancia –de acuerdo a la

gravedad de la denuncia—podría impulsar una investigación en el país acusado. Se

desarrolla, de esta manera, una acción política y moral, que presionaría por un cambio

favorable en la situación denunciada.

26

Es bueno indicar aquí que se establece una diferencia entre el sistema interamericano y el

universal, ya que mientras en el primero es posible acudir a una instancia judicial, que puede

emitir un fallo que obliga al Estado a cumplirlo, en el sistema internacional no hay una

instancia equivalente y la presión que se ejerce a través de los mecanismos establecidos

(particularmente los comités de expertos independientes), se genera una presión de

naturaleza política y moral.

Otro elemento muy importante a tomar en cuenta es que los avances generales en derechos

humanos, a través de la adopción de nuevos instrumentos jurídicos internacionales, son útiles

a la hora de analizar o interpretar situaciones de violación de los derechos humanos, que se

denuncien. Por ejemplo: a partir de la adopción de la Convención sobre Derechos de las

Personas con Discapacidad, sus contenidos pueden ser muy útiles para que la Comisión

Interamericana de Derechos Humanos, analice e interprete un caso que se le presente

relacionado con derechos de las personas con discapacidad.

Igualmente, el Comité Anti-Discriminación de la OEA, creado en febrero-marzo, 2007, según

lo dispuesto por la Convención de Guatemala, a la hora de analizar el estado de la

discriminación relacionada con discapacidad en los Estados partes, podrá echar mano a la

Convención de la ONU para analizar la situación de los derechos de las personas con

discapacidad en nuestros países.
En el dibujo se observa Un globo terráqueo con la imagen de América, con el texto: “El sistema interamericano o de la OEA cubre a los países de América de Norte, Centroamérica, El Caribe y América del Sur.”

27

Preguntas evaluativas del capítulo II

1) Indique tres instancias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que se ocupan del

tema de derechos humanos, explicando, de manera muy breve, su rol específico.

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

2) ¿Qué instrumentos integran la Carta Internacional de Derechos Humanos?

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

3) ¿Por qué la ONU ha tendido la necesidad de tratados temáticos de derechos humanos?

Cite dos ejemplos de tales instrumentos jurídicos internacionales.

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

4) ¿Cuál es la principal diferencia entre las Normas Uniformes y la Convención sobre

Derechos de las Personas con Discapacidad?

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

5) Si para valorar una situación de violación de derechos humanos en su país, Usted

tuviera que elegir entre una norma que mencione el mismo derecho en una ley específica

nacional, en un tratado de la OEA y en uno de la ONU y las tres están en vigor, ¿A cuál

elegiría y por qué?

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

6) Menciones dos órganos del Sistema Interamericano, que se ocupan de la protección de

los DDHH:

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

28

Capítulo III - El proceso para la

adopción de la Convención sobre

Derechos de las Personas con

Discapacidad

En este capítulo, se presenta de manera resumida una visión general del proceso que se

desarrolló en Naciones Unidas y que hizo posible que se adoptara la convención. Se

destaca el relevante papel que tuvo la sociedad civil, relacionada con los derechos de las

personas con discapacidad y los esfuerzos de incidencia de las organizaciones y los

líderes con discapacidad de todo el mundo, destacando cuáles fueron las lecciones

aprendidas.

1. Antecedentes del proceso

Aún cuando se ha valorado el importante avance que significó la adopción de las Normas

Uniformes en 1992, el hecho de que no fueran vinculantes para los Estados, hizo que se

mantuviera el interés por parte de muchas organizaciones y personas en todo el mundo, de

contar con un tratado universal de aplicación obligatoria.

La Alianza Internacional de Discapacidad (IDA, en sus siglas en inglés), en una conferencia

realizada en Beijing, en marzo del 2000, había expresado su compromiso de luchar por un

tratado internacional de carácter vinculante. Por otro lado, la Oficina del Alto Comisionado

para los Derechos Humanos, organizó la Conferencia Mundial contra el Racismo y la

Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, en Durban,

Sudáfrica, en setiembre del año 2001. En esta reunión se aprobó por aclamación una

propuesta de la delegación de México, de incorporar en el Plan de Acción, una invitación a las

Naciones Unidas a abrir un proceso por un tratado internacional, que proteja y promueva los

derechos y la dignidad de las personas con discapacidad.

A partir del apoyo expresado por la Conferencia de Durban y con el punto aprobado, la

delegación mexicana en Naciones Unidas, trabajó fuertemente por impulsar una resolución

oficial que abriera el proceso de negociación. Este trabajo fue apoyado mediante una

campaña internacional organizada por Instituto Interamericano sobre Discapacidad (IID),

dirigida a las organizaciones de personas con discapacidad, internacionales, regionales y

nacionales, para que conocieran la iniciativa y para que desarrollaran acciones de incidencia

hacia los gobiernos para apoyar el proceso propuesto. Finalmente, la 56 Asamblea General

de las Naciones Unidas aprobó el 19 de diciembre del 2001, la resolución 56/ 168, que

establece la creación de un Comité Especial (conocido también como Comité Ad Hoc)

encargado de encabezar el proceso, hacia un nuevo tratado internacional para proteger los

derechos de las personas con discapacidad.

29

El comité creado fue de composición abierta para la participación de los 192 Estados, que

componen a la ONU; sin embargo, no todos los países se incorporaron, desde el inicio. Fue

ya en las últimas reuniones en que se dio una participación más fuerte. En el comité

también podía participar como observadores: organismos especializados de la ONU (como la

OMS o la OIT) y organizaciones de la sociedad civil

2. Los pasos del proceso en síntesis

El proceso de negociación en el seno de las Naciones Unidas de este tratado duró cinco años,

el cual es un tiempo récord en la historia de las Naciones Unidas, para lograr aprobar un

tratado de derechos humanos. El siguiente cuadro muestra el desarrollo de las ocho

reuniones, que fueron necesarias para llegar al producto final.

Las ocho reuniones del Comité Ad Hoc y su producto

�� I Reunión: Debate teórico y pronunciamientos de los Estados en favor y en contra

del nuevo tratado. (agosto-setiembre, 2002)

�� II Reunión: Decisión definitiva a favor de la convención y creación del Grupo de

Trabajo de composición mixta (Estados, 27 representantes y sociedad civil, 13

representantes: 12 de las organizaciones de personas con discapacidad y 1 por las

organizaciones nacionales de derechos humanos), para redactar el borrador del

tratado. (junio, 2003)

�� Reunión del Grupo de Trabajo: Productiva e intensa reunión a partir de la cual, se

produjo el borrador del tratado, que sirvió de base para las discusiones de las cuatro

siguientes sesiones del Comité Especial. Es importante destacar el papel activo,

maduro y contributivo de los y las representantes de la sociedad civil en un proceso

inédito en la ONU. (enero, 2004)

�� III (mayo-junio, 2004), IV (agosto-setiembre, 2004), V (enero, 2005) y VI (agosto,

2005) reuniones: Discusión exhaustiva sobre el borrador elaborado por el Grupo de

Trabajo.

�� VII reunión (enero-febrero, 2006): Discusión y avance productivo, a partir de la

síntesis del Presidente del Comité Especial, Don Mackay, recogiendo las

contribuciones que se dieron a lo largo del debate desarrollado alrededor del texto

del Grupo de Trabajo. Nuevo borrador con mayoría de temas definidos.

�� VIII reunión (agosto, 2006/ diciembre, 2006): Discusión centrada en grandes temas

pendientes, negociación intensiva y votación ad referéndum del tratado. Aprobación

del borrador de la Convención, por el Comité Ad Hoc: 25 de agosto, 2006 y revisión

de forma y estilo, por un Comité de Redacción.


30

3. La participación fundamental de la sociedad civil

En la primera reunión del Comité Especial, participaron representantes de organizaciones de

personas con discapacidad y de ONG relacionadas con el tema, pero todavía no desarrollaron

su trabajo de manera articulada. Fue en la segunda reunión del Comité Especial, que se fundó

el “Caucus1” Internacional sobre discapacidad (IDC, por sus siglas en inglés) con la

participación de alrededor de 25 organizaciones, internacionales, regionales y algunas de

carácter nacional. Esta instancia de coordinación preparó y articuló desde esta segunda

reunión hasta el final del proceso, todas las exitosas acciones de incidencia y de aportes en la

elaboración de la convención.

Si comparamos al “Caucus” con una laguna, podríamos decir que ha contado con tres tipos de

ríos o afluentes para su constitución; a saber:

-Las organizaciones internacionales, agrupadas en IDA,

-Las organizaciones regionales y

-Las ONG relacionadas con discapacidad.

1 “Caucus:” Es un término del inglés, que no tiene una traducción en el español, que se corresponda al

sentido que tiene la palabra inglesa. En español equivaldría a un comité, que realiza trabajo de cabildeo o

“lobby” y de influencia, para lograr hacer que se tomen en cuentas sus ideas y propuestas.



Se observa en la foto 2 la

Sala 4 del edificio de la ONU, con los participantes de los períodos de sesiones del

Comité Especial, que negoció la

Convención sobre Derechos de las

Personas con discapacidad.

El pie de texto dice: Sala 4 del edificio de la ONU, en Nueva

York, donde se desarrollaron los diferentes períodos de sesiones del

Comité Especial, que negoció la Convención sobre Derechos de las

Personas con discapacidad, aprobada

el 13 de diciembre del 2006. La sesión

que se aprecia corresponde a la VII

Reunión de dicho comité.
31

A continuación, se enumeran algunas de las organizaciones del IDC, que trabajaron en el

proceso:

Organizaciones de IDA:

• La Organización Mundial de Personas con Discapacidad

• La Unión Mundial de Ciegos

• La Federación Internacional de Sordos

• La Federación Internacional de Sordo-Ciegos

• Inclusión Internacional

• Rehabilitación Internacional

• La Red Mundial de Usuarios y Sobrevivientes de la Psiquiatría

Organizaciones regionales:

• Foro Europeo de la Discapacidad,

• La Red Iberoamericana de Organizaciones No Gubernamentales de Personas

con Discapacidad y sus Familias (RIADIS)

• La Liga de Organizaciones de Personas con Discapacidad de los Países

Árabes

ONG internacionales, como:

• Handicap International (HI)

• La Red de Sobrevivientes de Minas (LSN, en sus siglas en inglés)

• Save the Children

• Instituto Interamericano sobre Discapacidad y Desarrollo Inclusivo (IIDI)

• El Centro Internacional de Rehabilitación (CIR), entre otras.

A lo largo de los cinco años, que duró el proceso, más organizaciones se sumaron al trabajo

del “Caucus”, hasta llegar en el presente, a estar constituido por más de 70 organizaciones

de distintas partes del mundo.

El mecanismo de participación directa de representantes de organizaciones de personas con

discapacidad, en las plenarias del Comité Ad Hoc fue facilitado por el primer Presidente del

Comité Especial, el embajador ecuatoriano, Luis Gallegos. La intervención del “Caucus” y de

la sociedad civil, en general, en las sesiones plenarias se estableció que se diera, una vez que

concluían las intervenciones gubernamentales sobre cada tema. Esta apertura se mantuvo

prácticamente durante todo el proceso de negociación, ya que aunque hubo cambio en la

presidencia del “Bureau” o Directorio del Comité Especial en la sexta reunión, el nuevo

Presidente, el embajador neozelandés, Don MacKay le dio continuidad a esa apertura; no

obstante el cuestionamiento, abierto o encubierto, de algunas delegaciones gubernamentales.

Además de utilizar de manera óptima su espacio en las plenarias, el “Caucus” desarrolló

eficientes prácticas de cabildeo (“lobbying”) con las delegaciones gubernamentales

paralelamente a las sesiones plenarias del Comite Ad Hoc, y organizó su trabajo interno

diariamente. El “Caucus” participó activamente en el Grupo de Trabajo, que redactó el

borrador del tratado, haciendo propuestas técnicas y contribuciones conceptuales.

Fuera del trabajo presencial durante las reuniones del Comité Ad Hoc, el “Caucus” estableció

una lista de discusión electrónica: AdHoc_IDC@yahoogroups.com, la cual permitió el

32

intercambio y el debate de su membresía en períodos entre reuniones, fortaleciendo y

articulando, de esta manera, su trabajo político y organizativo.

4. La participación de las organizaciones de los países en desarrollo

dentro del Caucus

El “Caucus” fue inicialmente formado por representantes de organizaciones y de líderes –

hombres y mujeres—, provenientes de los países desarrollados, ya que ellos y ellas, por las

condiciones económicas de sus países, tenían más oportunidades de viajar a Nueva York y

participar en las reuniones del Comité Especial. Frente a la situación, de que de los casi 650

millones de personas con discapacidad, que habitan el mundo, alrededor del 80 % (unos 500

millones) viven en países en desarrollo y la gran mayoría de esas personas, enfrentan duras

condiciones de pobreza y exclusión social, el IIDI y HI promovieron un pronunciamiento del

“Caucus”, para destacar la importancia e imperiosa necesidad de la participación de los

representantes de organizaciones de personas con discapacidad, de los países en desarrollo,

en este proceso.
Dibujo: “Personas con discapacidad en el mundo”. Se observa el Mapa del Mundo con un “pastel estadístico” enfrente, que esta dividido por: 82% indicando las personas con discapacidad en el mundo que viven en países en desarrollo y 12% que viven en países desarrollados, países ricos.
A partir de este pronunciamiento el IIDI y HI, impulsaron una iniciativa para facilitar la

participación de líderes con discapacidad de países pobres en el proceso de la Convención,

llamada el Proyecto Sur, que tuvo un buen impacto en las dos ultimas reuniones del Comité

Ad Hoc. El Proyecto Sur se concentró en preparar a líderes con discapacidad de países en

desarrollo para su efectiva participación, tanto a la distancia (a través de correo electrónico)

como por medio de actividades de capacitación presenciales previas a las VII y VIII reuniones

del Comité Ad Hoc.

A través de este proyecto se logró la participación de un total de 46 líderes con discapacidad

de 20 países en desarrollo, en las mencionadas reuniones. La presencia del Proyecto Sur se

convirtió en un hecho significativo, de gran valor político, que vigorizó el proceso de incidencia

con una participación más diversa de actores, especialmente de regiones y países que o

33

habían estado ausentes, o apenas habían tenido una presencia simbólica en etapas

anteriores del proceso.

El Proyecto Sur fue reconocido como el principal referente a la hora recoger las inquietudes

de las personas con discapacidad de los países en desarrollo, tanto para el Caucus como

para muchos delegados de países. A través de la participación y aportes del Proyecto Sur, el

Caucus fortaleció su legitimidad indiscutible como portavoz e interlocutor de las personas con

discapacidad de todo el mundo ante el Comité Ad Hoc y los países negociantes.

A partir de una iniciativa de IID, las organizaciones hispanohablantes desarrollaron una lista

de debate electrónico, desde el 2002, discapacidadyderechoshumanos@gruposyahoo.com. A

partir de esta lista se generó un importante trabajo de información, intercambio y debate en

relación con la convención de la ONU y otros temas relacionados con los derechos de las

personas con discapacidad. La lista ha jugado (y sigue jugando) un positivo papel educativo y

de promoción de la incidencia en habla hispana.

5. Claves del éxito - Lecciones aprendidas

Después de los casi un lustro de negociaciones, se puede sacar la siguiente conclusión:

Como en ningún otro proceso, que se encaminara en la ONU, a la adopción de un

tratado de derechos humanos, la sociedad civil ha jugado un rol tan importante como

en éste.

Sin la madura intervención y fundamentados aportes de la sociedad civil no se hubiera

desarrollado un proceso tan abierto y participativo, ni se hubiera logrado el texto de

Convención, que se aprobó en diciembre del 2006. Esta participación le ha dado tal

singularidad al proceso, que debe convertirse en una lección de la cual debe tomar nota

Naciones Unidas, para aplicar en procesos similares. El “Caucus” logró establecerse como

un participante protagónico de este esfuerzo y fue reconocido por los presidentes del Comité

Ad Hoc como el único que pudo canalizar, eficaz y eficientemente, las propuestas de la

sociedad civil.

Pero…¿A que se debe tal éxito? ¿Que podemos aprender de esta experiencia?

Una combinación de diferentes factores influyó, a que primeramente las puertas de la ONU se

abrieran a permitir tal participación de la sociedad civil, y por otro lado, que los resultados

finales fueron tan satisfactorios. Como participantes del proceso, hemos podido analizar

algunas razones.

La decisión y el compromiso de las organizaciones fundadoras del Caucus, fue una condición

inicial, como también la actitud abierta inicial de la presidencia del Comité Ad Hoc, sin las

cuales no hubiera sido posible esta significativa participación.

Muchas delegaciones de países del Comité Especial dejaron a un lado la visión de

subestimación acerca de las personas con discapacidad en el inicio de las negociaciones, en

la medida que vieron actuar a estas personas en la reivindicación de sus derechos. Las

organizaciones de la sociedad civil, encabezadas por las organizaciones de personas con

discapacidad, que participaron en el proceso, actuaron de manera comprometida y seria, y

fueron muy pertinentes con sus contribuciones y propuestas. Esto inspiró confianza dentro de

las delegaciones estatales.

34

Por otra parte, fue clave la articulación y la unidad de actuación alcanzada por las

organizaciones, constituyentes del “Caucus”. Este factor le dio una gran fuerza política y moral

al movimiento que actuó en Nueva York y le dio un sentido claro y lleno de contenido a la

inspiradora consigna “Nada acerca de las personas con discapacidad sin las personas con

discapacidad”. La renuncia de un protagonismo individual de las organizaciones a favor de un

esfuerzo sostenido y unitario fue otro de los factores claves del éxito.

Internamente el “Caucus” fue capaz de desarrollar esta labor histórica a pesar de la gran

diversidad de sus miembros. Esta diversidad la supo convertir en una de sus fortalezas,

buscando aún mayor representatividad, creciendo e incluyendo amplia gama de diferentes

tipos de organizaciones y también la representación de los países en desarrollo. En el proceso

prevaleció la búsqueda de consenso y la conciencia del buen aprovechamiento del espacio

excepcional que se le había concedido dentro del Comité Ad Hoc. El “Caucus” supo ser una

estructura abierta, ágil y constructiva, sin que se haya transformado en una estructura pesada,

burocrática y formal.

Sin duda, las organizaciones de la sociedad civil enriquecieron el proceso con sus valiosas

contribuciones técnicas, pero también estas organizaciones y sus dirigentes se beneficiaron

de un proceso que les enseñó mucho sobre el sistema de la ONU, especialmente del sistema

de protección de los derechos humanos. El Embajador, Don MacKay, el segundo Presidente

del Comité Ad Hoc, reconoció generosamente, que el 70 % del tratado es fruto de los aportes

de la sociedad civil, a través del mencionado “Caucus”.
Dibujo: Un grupo de personas con distintas discapacidades, en una marcha, enfrente del edificio de Naciones Unidas en Nueva York. Se ve la fila de las banderas de los diferentes países enfrente del edificio. Los primeros llevan una manta, que dice: “Nada sobre nosotros, sin nosotros - Proyecto Sur - IDC. La leyenda arriba del dibujo dice: “El Caucus Internacional sobre Discapacidad (IDC) jugó un decisivo papel en el proceso de elaboración de la Convención.”
35

Preguntas evaluativas del capítulo III

1) Señale en qué aspecto reseñado en el texto de este capítulo, el proceso hacia la

Convención sobre los Derechos de las Personas con discapacidad se diferencia de otros

procesos similares en las Naciones Unidas.

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

2) Cite tres razones por las cuáles considera importante la participación de las

organizaciones de personas con discapacidad en este proceso.

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

3) ¿Qué importancia le atribuye al Proyecto Sur en este proceso?

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

4) Cuáles identifica como las principales lecciones aprendidas del trabajo del Caucus en el

proceso, que pudieran ser retomados en el trabajo de incidencia de las organizaciones en

su país?

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________

36

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconGuía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconLa Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con...
«ampararán especialmente a las personas con discapacidad para el disfrute de los derechos que este Título» –el Título I de la Constitución–...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconConvención sobre los derechos de las personas con discapacidad

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconConvención sobre los derechos de las personas con discapacidad

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconConvención sobre los derechos de las personas con discapacidad

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconPropuesta del cermi de modificación del artículo 56 del código civil...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconEvaluación de la aplicación de la Convención Internacional de los...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconEstudio exploratorio sobre los derechos de las personas con discapacidad...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconLa necesidad de implementar una campaña de difusión general sobre...

Guía Básica para comprender y utilizar la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad” iconManifiesto de cermi andalucía en defensa de los derechos de las personas...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com