Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo






descargar 64.75 Kb.
títuloEstados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo
página1/3
fecha de publicación07.09.2015
tamaño64.75 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
TERRORISMO INTERNACIONAL
Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo internacional. Está generalmente reconocido que el apoyo estatal a los grupos terroristas da a éstos mayor capacidad de acción y dificulta la tarea de las fuerzas encargadas de luchar contra el terrorismo.

Con objeto de presionar a los gobiernos a poner fin a dicho apoyo, las leyes de Estados Unidos imponen restricciones comerciales y de otra índole a los países que, a juicio del secretario de Estado, han apoyado repetidamente la comisión de actos de terrorismo internacional al proporcionar apoyo, entrenamiento, pertrechos, o refugio a los terroristas.

Estados Unidos incluye actualmente a Cuba, Irán, Irak, Libia, Corea del Norte, Sudán y Siria en la lista de países que apoyan al terrorismo. Esta lista se envía anualmente al Congreso, aunque, en cualquier momento y si así lo justifican las circunstancias, se pueden añadir o retirar países de esta lista. Cuba ya no puede apoyar activamente la lucha armada en América Latina u otras partes del mundo a causa de las graves dificultades económicas por las que atraviesa. Si bien no hubo pruebas directas de que auspiciara actos terroristas en 1995, el gobierno cubano sigue ofreciendo refugio a varios terroristas internacionales. Cuba no ha renunciado al apoyo político de grupos que se dedican al terrorismo internacional. Irán siguió siendo en 1995 el Estado que apoya más activamente al terrorismo internacional. Aunque Teherán trató de proyectar una imagen moderada en el occidente, siguió asesinando a disidentes en el extranjero y apoyando y financiando a grupos que constituyen una amenaza para los ciudadanos estadounidenses. Las autoridades iraníes reiteraron la validez de la sentencia de muerte impuesta al escritor británico Salman Rushdie, aunque algunos altos funcionarios iraníes alegaron que el gobierno de Irán no cumpliría la amenaza.

Ninguno de los actos de terrorismo atribuidos a la Hezbollah libanesa respaldada por Irán en 1995 revistieron la gravedad del que provocó la explosión de un centro cultural judío en Buenos Aires en julio de 1994, el que se cree que fue perpetrado por Hezbollah. Esta organización siguió tratando de socavar el proceso de paz en el Oriente Medio y oponiéndose a los intereses occidentales en el Mediano Oriente.

Irán también apoya a otras organizaciones radicales que cometen actos de terrorismo contra el proceso de paz, entre ellas HAMAS, la Jihad Islámica Palestina y el Frente Popular para la Liberación de Palestina--Comando General. También ofrece refugio al Partido Obrero de Kurdistán (PKK), grupo terrorista que lucha por un estado kurdo independiente y que en 1995 realizó numerosos actos terroristas contra intereses turcos. En 1995, se registraron diversos actos de violencia política en el norte de Irak que siguieron la norma de Bagdad de usar el terrorismo contra la población local y los desertores del régimen. Algunos de los más destacados fueron el ataque con bombas al Congreso nacional iraquí y el envenenamiento de una serie de desertores del régimen. Irak continúa dando refugio a varios grupos terroristas.

Libia siguió desafiando un año más las demandas de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobadas en respuesta a su participación en los ataques con bombas contra los vuelos Pan Am 103 (1988) y UTA 722 (1989). Estas resoluciones le exigen a Libia entregar a dos agentes de los servicios de inteligencia acusados del ataque contra el vuelo de Pan Am 103 para ser procesados; cooperar con las autoridades de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia en la investigación de los ataques contra Pan Am y UTA; pagar indemnizaciones a las víctimas y poner fin a todo apoyo al terrorismo. En vez de eso, Libia siguió promoviendo "fórmulas de avenencia" falsas, dirigidas a diluir o evadir las resoluciones.

También siguió albergando a grupos terroristas como la Organización Abu Nidal. Además, una investigación del asesinato del dirigente de la Jihad Islámica Palestina Fathi Shaqaqi en Malta, en octubre de 1995, reveló que éste había sido un antiguo cliente libio. Trípoli siguió, asimismo, hostigando e intimidando a la comunidad Libia en el exilio; se cree que fue responsable del secuestro del residente de Estados Unidos Mansur Kikhia en diciembre de 1993 y los exiliados libios le acusaron del asesinato de un miembro de la oposición Libia en Londres en noviembre de 1995. En 1995, el encargado de negocios libio en Londres fue expulsado por amenazar y vigilar a los exiliados libios en el Reino Unido. No existen indicios de que Corea del Norte (la República Popular de Corea) haya auspiciado actos de terrorismo desde 1987. Desde 1993 la República Popular de Corea ha realizado varios esfuerzos para reiterar su oposición a todas formas de terrorismo internacional.

Desde 1970, el gobierno de la República Popular de Corea ha dado refugio a varios miembros de la Liga Comunista Japonesa--Facción del Ejército rojo--, que participaron en un secuestro aéreo en 1970. Sudán atrajo la atención en 1995 como centro de actividades terroristas. Para fines de año estaba en malas relaciones con muchos de sus vecinos. Uganda y Eritrea habían roto las relaciones diplomáticas con Jartún por el apoyo de éste a grupos armados en dichos países.

Etiopía y Egipto acusaron a Sudán de complicidad en uno de los actos terroristas más notorios del año: el atentado fallido contra el presidente egipcio Hosni Mubarak en Addis Abbeba, el 26 de junio, atribuido a al-Gana'at al-Islamiyya (Grupo islámico) egipcio. Algunos participantes en el atentado que fueron capturados por la policía etíope incriminaron al gobierno sudanés, controlado por el Frente Islámico Nacional, en planear el delito y entrenar a los que e lo llevaron a cabo. Se cree que tres de los conspiradores están en Sudán. Cuando Jartún se negó a cooperar en la captura de éstos, la Organización para la Unidad Africana pidió a Sudán que entregara a los sospechosos.

Además, Sudán sigue albergando a Osama Bin Laden, importante financiero del terrorismo, y a miembros de algunos de los grupos más violentos, como el Grupo islámico, la Organización Abu Nidal, la Hezbollah libanesa y HAMAS. Jartún es un importante punto de tránsito y base de una serie de grupos terroristas. No existen pruebas de que las autoridades sirias hayan participado directamente en planear o ejecutar ataques terroristas desde 1986. No obstante, Siria sigue dando refugio y apoyo, dentro de su territorio y en zonas de Líbano bajo su control, a grupos terroristas tales como el Frente Popular para la Liberación de Palestina--Comando General de Ahmad Jibril, la Jihad Islámica Palestina, el Ejército Rojo Japonés y el Partido Obrero de Kurdistán.

Siria ha permitido a Irán reabastecer a Hezbollah por intermedio de Damasco, pero sigue restringiendo las actividades internacionales de algunos de estos grupos.

ESTADOS UNIDOS NO ESTÁ INMUNE
Estados Unidos y sus ciudadanos siguen siendo un blanco principal del terrorismo internacional, aunque dentro de sus fronteras se han registrado relativamente pocos actos terroristas.

Los siguientes son extractos de un informe sobre "Terrorismo -- Antecedentes y Cuestiones para el Congreso" preparado en septiembre de 1996 por el Servicio de Estudios Legislativos (Congressional Research Service o CRS) de la Biblioteca del Congreso.

Contexto histórico

En años recientes el terrorismo ha sido considerado primordialmente como una cuestión internacional y de política exterior. Esta noción ha sido apoyada por numerosos actos de terrorismo auspiciados por Estados y de grupos con sede en otros países.

Aunque Estados Unidos es un blanco principal del terrorismo internacional --en 1994, el 24 por ciento de todos los incidentes terroristas en todo el mundo fueron perpetrados contra ciudadanos o propiedades estadounidenses-- la vasta mayoría de esas acciones ocurren en territorio extranjero. La percepción que tiene el público estadounidense del terrorismo como una cuestión primordialmente internacional, sin embargo, podría estar cambiando después de los ataques con bombas contra el Centro Mundial de Comercio en Nueva York y el edificio del gobierno federal en Oklahoma City.

Aunque Estados Unidos históricamente no ha sido inmune a los actos terroristas, fueron relativamente pocos los que ocurrieron dentro de sus fronteras. Por ejemplo, el FBI informa que entre los años 1982 y 1992 hubo un total de 165 actos terroristas dentro de Estados Unidos. Estas acciones incluyeron ataques con bombas, destrucción maliciosa de la propiedad, actos de sabotaje, toma hostil, incendios, secuestros, asaltos, presuntos asesinatos, asesinatos, robos, intentos de robo y secuestro de medios de transporte.

A lo largo de la historia de Estados Unidos ha habido actos de terrorismo y violencia política. Por ejemplo, los ataques del Ku Klux Klan contra los negros tuvieron origen en la era de la reconstrucción después de la guerra civil estadounidense (1861-64), y algunas actividades del Klan persisten todavía en la actualidad.

Antes del surgimiento del Klan existió el "movimiento nativista", que se manifestó por primera vez a comienzos de la década de 1850 y recurre de vez en cuando. Fundado en la desconfianza hacia los extranjeros y los inmigrantes, fue particularmente antagónico a los irlandeses que llegaron a Estados Unidos alrededor de 1840.

Más recientemente, el terrorismo interno pareció surgir con la oposición popular a los líderes políticos e instituciones de gobierno de la década de 1960. Durante ese período, ciertos movimientos y grupos de interés, la mayoría de los cuales abrazaba diversas ideologías de extrema izquierda, recurrieron a prácticas extremas o acciones terroristas para promover el cambio o destrucción de lo que percibían como desigualdades sociales dentro de Estados Unidos y contra la intervención militar de Estados Unidos en el sudeste de Asia....

El ataque con bomba al Centro Mundial de Comercio en Nueva York el 26 de febrero de 1993, colocó la amenaza interna del terrorismo internacional ante a la atención pública estadounidense. Un tribunal federal declaró culpables del ataque a cuatro hombres y los condenó a cadena perpetua. Varios meses después, la policía descubrió otro complot de un grupo relacionado de conspiradores para atacar con bombas túneles, puentes y otros lugares críticos dentro y alrededor de la ciudad de Nueva York.

El 1 de octubre de 1995, un tribunal federal declaró culpables a nueve hombres, incluso el clérigo musulmán extremista egipcio y líder espiritual de grupos musulmanes extremistas en Estados Unidos Sheik Omar Abdel-Rahman, de conspirar para cometer asesinatos y atacar con bombas lugares conocidos de Nueva York....

El ataque con bomba de Oklahoma City

El 19 de abril de 1995 detonó una bomba que destruyó el edificio de oficinas federales Alfred P. Murrah en Oklahoma City, dando muerte a 168 personas. Otras 500 personas resultaron heridas en la explosión, con lo cual el ataque quedó registrado como el peor incidente terrorista que haya ocurrido jamás en Estados Unidos....

A pocas horas del ataque, la policía arrestó a un sospechoso, Timothy James McVeigh, inicialmente en relación con una infracción de tránsito, y el 10 de mayo de 1995 presentó cargos en relación con ese atentado contra Terry Lynn Nichols, un amigo de McVeigh quien había sido detenido como testigo material. McVeigh y Nichols supuestamente tienen vínculos con milicias ciudadanas paramilitares en Michigan y Arizona, y desde el ataque la atención oficial y de la prensa se ha concentrado en estos grupos. El 16 de agosto de 1995, los dos sospechosos fueron presentados ante un tribunal federal. Ambos se declararon Inocentes.

RESPUESTA DE ESTADOS UNIDOS PARA COMBATIR EL TERRORISMO
Mucho de la política de Estados Unidos contra el terrorismo tomó forma en reacción al asesinato de atletas israelíes en las Olimpíadas de Munich en 1972. Mucho de la política permanece inalterado, pero el impulso se hizo cada vez más enérgico a medida que los ataques terroristas contra personas estadounidenses en el extranjero fueron más frecuentes y mortíferos en la década de 1980. El Congreso aprobó una serie de leyes para identificar claramente al terrorismo como delito, establecer procedimientos para capturar y castigar a los perpetradores en todo el mundo, y requerir o permitir sanciones contra países que apoyan el terrorismo.

No toda la legislación federal general se refiere explícitamente al terrorismo interno. Por ejemplo, un acto terrorista podría ser un intento o ataque con bomba, robo a mano armada, incendio, asesinato, asalto, ataque con cohetes, secuestro de medios de transporte, secuestro de personas o toma de una embajada extranjera. Todas estas actividades son violaciones de las leyes federales o estatales y, según sea el motivo, podrían ser actos terroristas. El FBI define al terrorismo como "el uso ilegal de la fuerza o la violencia contra las personas o la propiedad para intimidar o coaccionar a un gobierno, a la población civil o a cualquier segmento de los mismos, en procura de objetivos políticos o sociales". Entre 1989 y fines de 1993 se registraron 23 actos de terrorismo en Estados Unidos.

En la estructura legal federal actual se trata el terrorismo de diversas maneras. Los actos extraterritoriales de toma de rehenes o terrorismo dirigido contra ciudadanos estadounidenses o acciones dirigidas a coaccionar a Estados Unidos son delitos federales.

Bajo la Ley Pública 104-132 (promulgada como ley por el presidente Clinton el 24 de abril de 1996), ciertos actos de terrorismo que trascienden las fronteras nacionales son delitos federales, al igual que las conspiraciones dentro de jurisdicción de Estados Unidos para matar, secuestrar, mutilar o herir a personas o dañar propiedades en un país extranjero....

La ley de inmigración actual permite la exclusión de extranjeros que han participado en actividades terroristas o de extranjeros de quienes un oficial consular o el Secretario de Justicia saben o tienen bases razonables para creer que probablemente incurrirán en actividades terroristas después de su entrada.

ESFUERZOS INTERNACIONALES
Las administraciones estadounidenses anteriores han empleado una gama de opciones para combatir el terrorismo internacional, incluso el uso de la fuerza militar. Los gobiernos extranjeros que apoyan al terrorismo internacional (identificados como tales por el Departamento de Estado) están excluidos de recibir ayuda exterior estadounidense y están prohibidos los créditos de exportaciones a esos gobiernos. Además, está prohibida la exportación de municiones a esos países. También es digno de atención el programa del Departamento de Estado de asistencia contra el terrorismo, que proporciona entrenamiento y equipo a los gobiernos extranjeros para ayudarles a mejorar su capacidad antiterrorista....

La mayoría de los expertos concuerdan en que la manera más eficaz de combatir el terrorismo es conseguir tanta información de inteligencia como sea posible y trastornar los planes y organizaciones terroristas antes de que actúen, y también organizar la cooperación multinacional contra los terroristas y los países que los apoyan. La acción de las Naciones Unidas contra Libia es un ejemplo de esto último. La negativa de Libia a cumplir con un plazo de la ONU para entregar a los sospechosos de dos ataques con bombas contra aviones en 1988 y 1989 resultó en sanciones ordenadas por la ONU que entraron en vigor el 15 de abril de 1992.

La acción de la ONU contra Libia fue importante pues se trató de la primera coalición mundial contra un país acusado de terrorismo internacional. Varios factores hicieron posible la acción: Primero, el terrorismo ha tocado a muchos más países en los años recientes, forzando a los gobiernos a dejar de lado intereses de miras estrechas. (Ciudadanos de más de 30 países murieron en los ataques con bombas auspiciados por Libia). Segundo, el fin de la guerra fría contribuyó a aumentar la cooperación internacional contra el terrorismo. Y tercero, la determinación de Estados Unidos de castigar a los países terroristas una vez que se ha establecido su complicidad --con la fuerza militar en algunos casos-- fue un factor importante para alentar a otros países a unirse a las acciones auspiciadas por la ONU.

Llevó mucho tiempo para que la comunidad internacional se uniera contra un estado terrorista. La mayoría de los gobiernos ha preferido tratar el terrorismo como un problema interno sin interferencia extranjera. Algunos gobiernos temían también participar y posiblemente atraer terrorismo adicional como represalias. Otros eran reticentes a participar en sanciones si sus propios intereses comerciales podían sufrir daño, o simpatizaban con la causa de los perpetradores. Estos impedimentos no han desaparecido. Y finalmente, persiste el problema de definir el terrorismo sin abandonar la protección tradicional a las personas que huyen de la persecución por crímenes políticos.

Un instrumento policial valioso para combatir al terrorismo internacional es la extradición de los terroristas. La extradición internacional tradicionalmente ha estado sujeta a limitaciones. Estas incluyen la negativa a extraditar por delitos políticos o extraterritoriales y la negativa de algunos países de extraditar a sus ciudadanos. Estados Unidos ha alentado la negociación de acuerdos con menos limitaciones, en parte como medio de facilitar el traslado de los terroristas buscados por la ley.

Debido a que el terrorismo involucra violencia políticamente motivada, el Departamento de Estado ha procurado recientemente reducir la disponibilidad de la excepción de la ofensa política para evitar la extradición por ciertos tipos de actos violentos. Sin embargo, algunos aducen que reducir la excepción de la ofensa política y otras restricciones de la extradición podría ser impropio cuando se trata con gobiernos que no son democráticos.
  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconDeclaración de independencia de los estados unidos
«Nosotros el Pueblo» (We the People). La Constitución tiene un lugar central en el derecho y la cultura política estadounidense....

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconEl país más poderoso en el planeta hoy parecería ser los Estados...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconClasificación de torturas perpetradas por Estados Unidos durante...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconEs una rara infección que, en su forma más severa, puede llegar a...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo icon16. 2 Los gobiernos democráticos (desde las elecciones de marzo de...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconConvenio entre los estados unidos mexicanos y el reino de dinamarca...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconDelaware es un pequeño estado situado en la costa este de los Estados...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconNosotros, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo icon2. Utilice su poder psicotrónico para hacer realidad sus deseos
«atascos» en sus señales psicotrónicas. —Cómo hacer que los demás vean las cosas como usted.—Haga resonar cada célula de su cuerpo...

Estados Unidos y sus aliados siguen concentrándose en hacer que a los gobiernos les resulte más lucrativo apoyar, tolerar y dedicarse al terrorismo iconPresidente de los Estados Unidos Mexicanos, en ejercicio de la facultad...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com