De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará






descargar 133.19 Kb.
títuloDe la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará
página2/5
fecha de publicación28.07.2015
tamaño133.19 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5

EL PARLAMENT PIDE LA CONSULTA AL CONGRESO (LA VANGUARDIA)

Catalunya, a través de la mayoría política que la representa en el Parlament, decidió ayer pedir permiso al Estado español para poder someter a votación la relación que quiere mantener en el futuro con el resto de España. Afirmar que el Parlament vivió ayer una jornada histórica suena ya a lugar común, pero lo cierto es que ayer se vivieron acontecimientos que no tienen precedentes. Nunca las instituciones catalanas había planteado un desafío tan ambicioso y nunca el Partit dels Socialistes había sufrido una fractura tan profunda que sin duda contribuirá a dinamitar el mapa político catalán.

El Parlament aprobó ayer por 87 votos a favor, 43 en contra y tres abstenciones una proposición de ley orgánica a presentar en el Congreso de los Diputados, para que aplicando el artículo 150.2 de la Constitución española se delegue a la Generalitat la competencia para “autorizar, convocar y celebrar un referéndum consultivo para que los catalanes y las catalanas se pronuncien sobre el futuro político colectivo de Catalunya a partir de los términos que se acuerden con el Gobierno del Estado”.

Votaron a favor los diputados de Convergència i Unió, Esquerra Republicana, Iniciativa per Catalunya-EUiA y tres diputados del PSC que rompieron la disciplina de su grupo, la exconsellera Marina Geli, el exalcalde de Vilanova i la Geltrú, Joan Ignasi Elena, y la exalcaldesa de Ulldecona, Núria Ventura. Se abstuvieron los tres diputados de la Candidatura d’Unitat Popular y votaron en contra 16 diputados del PSC, más 18 del PP –uno estuvo ausente– y los 9 de Ciutadans.

Una vez la presidenta Núria de Gispert proclamó el resultado, los diputados de CiU, ERC e ICV se pusieron en pie y ovacionaron a los tres diputados del PSC que habían “votado en conciencia”, especialmente a Marina Geli, que con lágrimas en los ojos, también de pie, encajó emocionada el homenaje. Joan Ignasi Elena y Núria Ventura permanecieron sentados. Rocío Martínez-Sampere, que asumió la disciplina del grupo anunciando previamente su dimisión como miembro de la ejecutiva del PSC, abrazó a los disidentes.

Sin duda la fractura en el ámbito socialista fue el acontecimiento más trascendente. El PSC rompe definitivamente con la mayoría favorable al derecho a decidir, pero la ruptura es traumática. La crisis se ha saldado con tres diputados rompiendo la disciplina, un cuarto diputado, Àngel Ros, alcalde de Lleida, renunciando al escaño, y dos dimisiones en la ejecutiva del partido, las de Rocío Martínez-Sampere y Laia Bonet. Anteriormente, y también por discrepancias con el asunto de la consulta, había dimitido de la ejecutiva Jordi Martí Grau, líder del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Otros cuadros socialistas disidentes partidarios de la consulta estuvieron ayer en el Parlament, como el alcalde de Flix, Marc Murtra, y varios concejales de las comarcas de Girona. La dirección del grupo parlamentario exigió a los tres diputados disidentes que renunciaran al acta de diputado, a lo que se negaron reivindicando su representatividad y su compromiso electoral. 

Hubo contraste de pareceres sobre si la mayoría a favor de la consulta alcanzaba los dos tercios de la cámara, después de que los diputados de la CUP, que habían firmado la propuesta, recibieran la orden de sus órganos de control de abstenerse. Dos tercios de la cámara son 90 diputados. Son, pues, exactamente 90 los diputados que apoyan la consulta del 9 de noviembre, aunque los tres de la CUP se desentienden del procedimiento legal porque se niegan a “pedir permiso a Madrid para ejercer un derecho”.

Al término de la sesión, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, firmó en su despacho las versiones de la propuesta en catalán y castellano y una carta adjunta que trasladó al presidente del Congreso, Jesús Posada. En su escrito, De Gispert comunica a Posada que “en una próxima sesión plenaria” se elegirán los diputados que en nombre del Parlament defenderán la proposición en la Cámara Baja. Sin embargo, antes de que eso ocurra lo defenderán diputados en el Congreso de CiU, ERC e ICV, porque la iniciativa del Parlament ha de guardar turno en relación con otras peticiones de comunidades autónomas y la cuestión podría demorarse demasiado. La propuesta a través de los grupos parlamentarios en el Congreso podría demorase hasta el mes de marzo. (VOLVER)
LA CONSULTA ACELERA (EL PERIÓDICO)

Con los votos a favor de CiU (50), ERC (21), ICV-EUiA (13) y tres diputados díscolos del PSC, la Cámara catalana aprobó la propuesta para solicitar al Congreso que delegue a la Generalitat la competencia para convocar la consulta de autodeterminación. La carrerilla emprendida por el bloque del sí tras pactar la fecha y la pregunta del plebiscito sigue con viento a favor. Ya se verá cómo acaba, pero por ahora el año ya ha empezado mal para los socialistas catalanes. Su cúpula debe decidir qué hace con Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura después de que rompieran la disciplina del partido (¿y el partido?) y se negaran a renunciar al cargo. El sí se quedó a las puertas de los emblemáticos dos tercios de la Cámara (necesarios para reformar el Estatut), mientras que el no ni si quiera alcanzó el tercio. (VOLVER)
LOS DIPUTADOS DÍSCOLOS DEL PSC SE AFERRAN AL ESCAÑO (ABC)

Día negro para el socialismo catalán. Tres miembros del sector crítico del PSC incumplieron ayer la disciplina de voto en el Parlamento autonómico y apoyaron la petición al Congreso del traspaso de competencias para celebrar una consulta independentista. Asimismo, dos dirigentes del partido, Rocío Martínez Sampere y Laia Bonet, anunciaron que abandonan la Ejecutiva del PSC por discrepar de la decisión de su primer secretario, Pere Navarro, de abandonar el derecho a decidir y alinearse con el PSOE. El desmarque de estos cinco socialistas recibió el apoyo de un centenar de militantes que firmaron un manifiesto, liderado por tres ex consejeros del Gobierno catalán: Antoni Castells, Montserrat Tura y Joaquim Nadal.

Tal como avanzó ayer ABC, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura votaron en contra de la postura oficial del partido, contraria a secundar a CiU, ERC e ICV en su petición de traspaso de competencias para celebrar referendos. Héroes para un sector del PSC, traidores para otros, lo cierto es que los tres díscolos acapararon la atención del pleno extraordinario celebrado en la Cámara catalana. Especialmente cuando el portavoz del PSC, Maurici Lucena, anunció que la dirección del partido les exige, a modo de sanción, que devuelvan sus actas de diputado antes del domingo. Ellos se niegan y mantienen el pulso.

Jornada dramática, por tanto, la vivida ayer en el hemiciclo catalán, altavoz de las debilidades socialistas. De los 20 diputados que tenía el grupo parlamentario del PSC, tres corren el riesgo de ser expulsados y un cuarto, Àngel Ros, renunció el miércoles a su acta de diputado por los mismos motivos que Elena y Ventura.

Los cuatro protagonizaron hace un año, junto a Martínez Sampere, otro acto de insumisión al negarse a votar en contra de la Declaración de Soberanía que declara a Cataluña «sujeto político y jurídico soberano». Fueron sancionados por ello. Sampere decidió ayer acatar el voto marcado por Navarro, no sin antes recordar que estaba a favor de la abstención y que abandona la Ejecutiva del partido. Instantes después, la exsecretaria del Gobierno de la Generalitat durante el mandato de José Montilla, Laia Bonet, anunciaba también que dejaba la dirección del PSC. Ambas son candidatas a las primarias socialistas por Barcelona y están obligadas por los estatutos del partido a abandonar la Ejecutiva. Sin embargo, Sampere y Bonet relacionaron su marcha con las discrepancias que la consulta secesionista genera en el partido y el momento elegido para anunciarlo no fue gratuito. Los cinco socialistas contestatarios fueron arropados por 122 militantes socialistas que hicieron público un manifiesto titulado «Llamamiento socialista al referéndum» en el que defienden sus tesis soberanistas. Entre los firmantes figuran los exconsejeros Joaquim Nadal, Antoni Castells y Montserrat Tura, la eurodiputada Maria Badia, el exministro Joan Majó, el presidente del grupo socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, los miembros de la ejecutiva Jordi del Río, Fabian Mohedano, Jordina Freixanet y Dani Font, y el exdiputado y exvicepresidente del Parlamento Europeo, Joan Colom, entre otros. (VOLVER)
EL PSC RECLAMA A SUS TRES DIPUTADOS SOBERANISTAS QUE ENTREGUEN EL ACTA Y ÉSTOS SE NIEGAN (EL MUNDO)

Pere Navarro quiere ver lejos, y cuanto antes, a los tres diputados que ayer escenificaron en el Parlament la ruptura en el PSC por la consulta por la independencia. Para lograrlo, el partido trasladó a los tres díscolos que apoyaron los planes de Artur Mas –la ex consellera con el Govern tripartito y miembro de la Ejecutiva Marina Geli; el también dirigente del PSC y ex alcalde de Vilanova i la Geltrú, Joan Ignasi Elena, y Núria Ventura– un ultimátum por el que les insta a renunciar al acta de diputados antes del lunes y dejar paso a otros miembros del partido. De no hacerlo, los tres críticos se enfrentarán, con toda probabilidad, a un proceso de expulsión del partido, tal y como ha venido advirtiendo la dirección socialista en las semanas previas a una rebelión más que anunciada.

La petición para que abandonen sus escaños se la trasladó ayer en persona a Geli y Ventura el portavoz parlamentario del partido, Maurici Lucena, apenas una hora después de que la Cámara catalana aprobara, con los tres votos rebeldes, pedir al Congreso la transferencia a la Generalitat de la competencia para poder convocar referendos.

Fuentes socialistas señalaron que Lucena no había logrado verse ayer aún con Elena, a quien también le reclamará que realice «una reflexión consecuente» durante el fin de semana y responda antes del lunes renunciando a su escaño, tal y como ya hizo el miércoles el alcalde de Lérida, Àngel Ros, precisamente para no tener que romper ayer la disciplina de voto.

Poco antes de recibir el ultimátum del partido, sin embargo, los tres diputados celebraron una rueda de prensa en la que rechazaron abiertamente abandonar sus escaños al entender que su «voto es a conciencia». Según explicaron, en vez de ser un desafío para la autoridad de toda la dirección, su postura es «una defensa de la pluralidad del partido y de su programa electoral», en el cual el PSC se compromete a defender el derecho a decidir de Cataluña dentro de la legalidad. Elena, de hecho, llegó a relativizar las amenazas de la dirección –«no nos planteamos que [la expulsión del PSC] llegue a producirse», dijo– e hizo un llamamiento a Navarro para mantener «conversaciones para hallar vías de solución». Geli recurrió durante su turno a la emotividad: «Hoy volveré a casa a decirle a mi hijo y a mi marido que no les he traicionado». A la crisis desatada por los tres diputados se sumóel abandono de la Ejecutiva socialista por parte de la también diputada Rocío Martínez-Sampere y la ex parlamentaria Laia Bonet. 

La crisis del PSC fue culminada, ayer por la tarde, por la difusión de un escrito de apoyo a los diputados díscolos del sector catalanista titulado Llamamiento socialista por el referéndum y firmado por 122 personas, entre ellos los ex consellers Joaquim Nadal, Antoni Castells y Montserrat Tura. En el manifiesto se insta a buscar una salida «al agotamiento del pacto constitucional que hace del todo necesario revisar las relaciones entre Cataluña y el Estado». (VOLVER)
MAS LOGRA LA SECESIÓN…DEL PSC (LA RAZON)

Artur Mas y Oriol Junqueras tan siquiera abrieron ayer la boca en el hemiciclo del Parlamento de Cataluña para continuar su desenfrenada carrera hacia el abismo soberanista. En una sesión con aires de solemnidad –dos ex presidentes del Parlament (Rigol y Benach) y un ex presidente de la Generalitat (Pujol) se postraron en la tribuna de invitados–, fueron las segundas espadas de CiU y ERC quienes asumieron el protagonismo de un debate que concluyó con la aprobación de una proposición de ley para pedir en el Congreso de los Diputados la competencia para organizar un referéndum independentista.

La proposición fue aprobada con 87 votos a favor (50 de CiU, 21 de ERC, 13 de ICV y 3 díscolos del PSC), 43 en contra (18 del PP, 16 del PSC y 9 de Ciutadans) y 3 abstenciones (CUP). Dos diputados no acudieron a la votación, uno por indisposición –Rafael López, PP– y otro –Àngel Ros, PSC– porque devolvió su acta minutos antes de que comenzara la sesión en el Parlament.

La jornada despertó la expectación de las grandes ocasiones porque el desafío soberanista escaló otro peldaño más. Pese a la relevancia de la jornada, el presidente de la Generalitat y el líder de ERC evitaron participar, puesto que ambos son conscientes de que el trámite puesto ayer en marcha no tiene ningún recorrido en el Congreso. De hecho, las menciones a Ibarretxe –un total de siete– fueron recurrentes por parte de PP y C's, que ven cada día más semejanzas entre el fracasado plan soberanista del ex lehendakari vasco y el proyecto de Mas.

«Haga como hizo el señor Ibarretxe, respete las reglas del juego democrático. Y, por cierto, no lo hizo con un Gobierno del PP, sino que fue con un Gobierno del PSOE cuando se produjo la votación mayoritaria que rechazó la solicitud del plan Ibarretxe de hacer una consulta de autodeterminación», apuntó la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho.

En la misma línea se dirigió a Mas el líder de Ciutadans, Albert Rivera. «Le propongo que si usted está tan convencido de esta propuesta, la defienda en el Congreso de los Diputados como hizo el señor Ibarretxe. Ya sabe usted lo que le pasó al señor Ibarretxe. ¿Sabe usted qué le pasó? Que perdió una votación democrática», le recordó Rivera, que concluyó que Mas tiene «miedo» a perder.

Los argumentos de la oposición contrastaron con el tono, entre amenazante y condescendiente, de ERC. «Hoy le decimos al Gobierno español que ésta es la última oportunidad de responder porque ya lo habremos intentado todo. Por tanto, tienen la oportunidad de responder con absoluta responsabilidad», dijo la portavoz parlamentaria de ERC, Marta Rovira.

En realidad, ni CiU ni ERC ni ICV se llevaron a engaño respecto a las posibilidades que tiene la petición de competencias sobre referendos en el Congreso, que son inexistentes. Asumida la derrota, Rovira enseñó las cartas del desafío independentista. 

El discurso de la dirigente de ERC se centró en buena parte en la idea de desprestigiar la democracia española, que tachó de «deficiente, secuestrada, negada y muchas veces sólo a título virtual». Su apuesta, de hecho, consiste en propagar estos adjetivos a nivel internacional. «Ante la falta de diálogo y negociación del Gobierno español, es necesario que su negativa sea explícita en el Congreso y que dé la vuelta al mundo», propuso Marta Rovira.

El presidente del grupo de CiU, Jordi Turull, por su parte, reprochó al PSC que «engrose» el bloque del no a la consulta y advirtió al PP de que «prohibir votar destila preconstitucionalidad».

Acabado el pleno, la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, remitió al presidente del Congreso, Jesús María Posada, la proposición de ley de delegación de competencias a la Generalitat para que pueda iniciar cuanto antes el trámite. El proceso promete ser muy largo, puesto que el Congreso únicamente ve una iniciativa legislativa al mes, lo que significa que en el mejor de los casos podría debatirse en septiembre. (VOLVER)
EL PSC SE TAMBALEA (EL PERIÓDICO)

La profunda herida provocada por el derecho a decidir de Catalunya y el férreo anclaje de Pere Navarro al plan federalista del PSOE ha hecho saltar por los aires la achacosa convivencia entre las dos almas que cimentaron la unidad socialista en 1978. El partido, convertido en una olla a presión desde que el líder dio orden de contramarcha en la defensa de la consulta, estalló con una rebelión de su sector más catalanista que deja el siguiente balance provisional: tres diputados camino de la expulsión, un cuarto dimitido, dos jóvenes dirigentes fuera de la ejecutiva y un reguero de bajas que dejan el partido hecho pedazos en el territorio.

El seísmo desatado por la anunciada indisciplina de Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura puso en marcha la ofensiva de la cúpula contra sus tres diputados díscolos. El portavoz del grupo, Maurici Lucena, les citó en su despacho minutos después de la votación para reclamarles sus escaños por desobedecer el mandato del máximo órgano socialista, el consejo nacional. Elena no acudió, pero ambos contactaron por teléfono. Los tres habían avanzado en rueda de prensa que no pensaban entregar sus actas porque consideran que su gesto de rebeldía «no rompía la unidad», sino que expresaba el «pluralismo» del PSC.

No obstante, los díscolos dejaron entreabierta la puerta de salida en función de la voluntad que muestre Navarro de resolver el conflicto sin represalias. Quieren saber primero si es real el propósito del primer secretario de iniciar el proceso de expulsión. Si se atrincheran, el líder se plantea remitir el caso a la comisión de garantías para que no sea formalmente la dirección la que tenga la última palabra sobre sus diputados.

La papeleta de Navarro es complicada porque si ejecuta la expulsión del grupo, Geli, Elena y Ventura pasarían a ser diputados no adscritos y se sacudiría buena parte de las intestinas tensiones que están minando el partido, pero a costa de convertir al PSC en la cuarta fuerza en escaños, con 17, por detrás del PPC. (VOLVER)
1   2   3   4   5

similar:

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconEl president de la Generalitat dice durante el pleno del Parlament...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconSenado abre una vía ciudadana para votar por proyecto que establece...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconPropuesta de formalización de contrato de alquiler social para garantizar...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconLas presentes directrices pretenden ser el prólogo de una guía que...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconVivimos tiempos no muy positivos para la Iglesia. Dos son los problemas...
«hacia fuera» y el «hacia dentro» de la Iglesia siempre se encuentran relacionados

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconDecreto Constitucional de 1814, la seguridad no puede existir sin...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconSer fieles a los Equipos Docentes, es saber ver los signos de los...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconEl pp presentará alegaciones para que no pueda usarse para la consulta...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconTodo gira en torno a la presencia o la ausencia de Mas y Rajoy en...

De la votación de ayer en el Parlament que hoy merece gruesos titulares en la prensa de Madrid. El parlamento catalán abre una vía sin salida hacia la consulta. Los soberanistas piden poderes para el referéndum a sabiendas de que el Congreso los denegará iconNota de prensa grupo vasco (Congreso de los Diputados)






© 2015
contactos
ley.exam-10.com