España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una






descargar 115.73 Kb.
títuloEspaña se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una
página1/4
fecha de publicación29.05.2015
tamaño115.73 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4


  1. Introducción




  1. España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una democracia moderna y próspera.




  1. Con este objetivo, el Partido Popular aporta ideas, principios y convicciones que contribuyan a lograr una España mejor para todos.




  1. El análisis sosegado de estos últimos 30 años de la historia de España, los que han transcurrido desde la aprobación de la Constitución en 1978, nos lleva a la conclusión de que nos encontramos ante un periodo que ha significado un importante éxito político, económico y social para nuestra nación y nos ha permitido disfrutar de un proceso de convivencia y crecimiento sin precedentes.




  1. Sin embargo, en estos últimos tiempos se puede observar, con creciente inquietud, que determinados sectores políticos y sociales parecen ignorar que la libertad es algo que se gana cada día y que no conviene frivolizar los logros que ha costado tanto esfuerzo alcanzar.




  1. El Partido Popular asume como propia la defensa de la idea, de la realidad, de la historia y del proyecto de España.




  1. Entendemos que la nación española es un proyecto histórico que tiene su origen en una historia común de siglos que culmina en la Constitución de 1812 –origen de nuestra Modernidad política-y en la Constitución de 1978. Creemos que la vigente Constitución es la mejor garantía de la preservación de los derechos, del progreso, de la paz, del bienestar, de la educación y de las libertades de todos y cada uno de los españoles, de todos y cada uno de nosotros.




  1. La Constitución de 1978 es probablemente la mejor de nuestra historia y revela una vocación de futuro y una vitalidad extremadamente importantes.




  1. No es una pieza del pasado, como algunos pretenden, ni una estación de tránsito hacia un futuro supuestamente mejor o distinto como otros propugnan. Como sostiene nuestra Constitución, la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.




  1. Ese pueblo español que, en un acto de generosidad histórico excepcional, estableció unas condiciones que nos permiten -a toda la gente de buena fe- vivir de una manera tranquila y cívicamente positiva.




  1. La Constitución es producto de la decisión firme y positiva de una sociedad española madura que quiere ser moderna y libre como las demás, y que además lo ha conseguido, a pesar de que algunos pretendan impedirlo.




  1. Nuestro objetivo no puede ser otro que prepararnos y preparar a la sociedad española para ganar su confianza mayoritaria en 2012.




  1. Tenemos un proyecto político que es apoyado por más del 40 % de la sociedad española.




  1. Somos la organización política más numerosa de España, pero nuestro esfuerzo sería baldío sino fuéramos capaces de ver que asistimos a nuevos tiempos que requieren enfoques renovados.




  1. A tal fin es necesario mejorar e intensificar la comunicación de nuestro proyecto político y hacer un esfuerzo adicional en este campo. Tenemos que lograr que la mayoría de la sociedad española nos vea como su referencia a la hora de defender sus aspiraciones y anhelos.


II. Principios y valores del PP


  1. España se ha incorporado con un formidable vigor al grupo de las democracias occidentales avanzadas. Ha compartido los principios que han permitido al mundo vivir una de las épocas de mayor progreso en la historia de la humanidad.




  1. Podríamos resumir los valores sobre los que se sustenta nuestro modelo de sociedad, aquel que ha apoyado y alentado el Partido Popular, la democracia, el mercado libre, el imperio de la ley, los derechos humanos, la separación de poderes, el gobierno limitado y la libertad individual.




  1. La sola mención de estos valores, típicamente occidentales, suscita admiración, porque aunque puedan verse como incompletos o presentan deficiencias, encierran en sí una carga de progreso, de racionalidad, de defensa de la dignidad humana y de superación vital tan extraordinaria, que su mera enunciación hace revivir el largo y difícil camino que nuestro pueblo ha tenido que recorrer para llegar a su plasmación actual.




  1. Por ello, cualquier intento de doblegar los principios de convivencia y tolerancia, de superación de errores y rencores, de limpieza y transparencia democrática, debe ser firmemente rechazado, pues, una democracia envilecida o pervertida es la más triste de las realidades políticas, ya que supone una degradación de una idea noble y el fracaso del mejor mecanismo político desarrollado por el ser humano hasta el momento.




  1. Afirmamos que España es una gran nación de ciudadanos libres e iguales en derechos y obligaciones, casa común de todos ellos y un reto del que todos podemos y debemos participar.




  1. Defendemos los valores superiores de nuestra Constitución, es decir, la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político, y se propone asegurar la plena y equilibrada vigencia de todos ellos en nuestra convivencia.




  1. La libertad es el primero y más importante de los valores de la convivencia, el que permite a cada uno vivir de acuerdo a su dignidad esencial y al conjunto de la sociedad prosperar y desarrollarse.




  1. La justicia es el fundamento material de cualquier sociedad democrática. Sin ella reina la arbitrariedad y es imposible el ejercicio de las libertades y la vigencia de la igualdad.




  1. La igualdad que defendemos es la ausencia de privilegios y discriminaciones entre españoles de cualquier tipo por razones de credo, raza, discapacidad, lugar de nacimiento y residencia. La existencia de oportunidades para todos, la vigencia de criterios de mérito para el acceso a los cargos públicos y el reparto de las cargas atendiendo a criterios de capacidad y justicia.




  1. Nuestra defensa del pluralismo político se basa en la idea de que, dentro de los valores constitucionales, todos deben tener la posibilidad de defender las ideas y soluciones que consideren mejores, sin más ventajas o privilegios para nadie que los que directamente deriven de la decisión democrática ciudadana en las elecciones.




  1. Defendemos la Constitución, sus instituciones y los símbolos que establece.




  1. Defendemos la igualdad de oportunidades y creemos en el mérito y la capacidad como los principios que permiten a los ciudadanos, con independencia de su procedencia, alcanzar sus metas personales.


27. Nuestra Nación es un proyecto solidario entre españoles y entre las distintas partes y territorios que la conforman.
28. Nuestro Estado es la garantía de la igualdad de derechos y de oportunidades para construir un sistema más justo.
29. Debemos garantizar la existencia de un Estado fuerte, con capacidad para garantizar nuestros derechos, nuestra igualdad y nuestra solidaridad.
30. España necesita una voz potente y clara en el mundo para desempeñar un papel activo en el exterior, para defender nuestros intereses nacionales y proyectar nuestra lengua común y nuestra cultura.
31. Proclamamos la plena vigencia del Estado autonómico dentro de la indisoluble unidad de la Nación española.
32. La Nación es la garantía de la libertad y de la igualdad de todos los españoles en derechos y obligaciones. Nacer en un territorio u otro, tener una u otra seña de identidad cultural, lingüística o institucional es una muestra evidente de la diversidad y riqueza de nuestra Nación, pero no puede ni debe conllevar discriminación alguna entre españoles.
33. La soberanía nacional reside en el conjunto del pueblo español. La articulación política y administrativa de nuestra Nación será decidida por todos los españoles.
34. Ningún territorio, ninguna parte de la población están legitimados para privar de ese poder de decisión al conjunto de los españoles.
35. Qué es España y cómo se organiza, es decisión exclusiva de los españoles. Nadie puede hurtar a los legítimos dueños de la soberanía la capacidad de decidir lo que son o lo que quieren ser en el futuro.
36. El PP es un partido político de Centro que hace de la moderación el eje central de su discurso y praxis política y que es consciente del ansia generalizada de la sociedad española por moderar la vida política en nuestro país.
37. Desde nuestras propuestas programáticas, seguiremos trabajando para que España cuente con consensos esenciales en los grandes asuntos de Estado: la lucha contra el terrorismo, la organización territorial, la Justicia y la política exterior.
38. Reivindicamos la política como actividad noble que debe ejercerse desde el respeto a las opiniones de los demás y teniendo en cuenta siempre que el objetivo final de la misma es el servicio al ciudadano.
39. Defendemos la ejemplaridad de los comportamientos políticos como la fórmula más idónea para restablecer el prestigio de la democracia.
40. El PP quiere devolver a los ciudadanos la confianza plena en nuestra democracia y en sus instituciones, reivindicando comportamientos éticos a sus representantes políticos.
41. Apostamos por la calidad, transparencia y cercanía de la Administración a los ciudadanos como la mejor expresión de su vocación de servicio.
42. Somos una formación política Reformista que, donde gobernamos o hemos gobernado, hemos hecho de las reformas el medio más importante de transformación y mejora de la sociedad.
43. Abogamos por el reformismo como garantía de progreso y bienestar de todos los españoles en el marco de una economía libre de mercado asegurando el desarrollo de políticas sociales que permitan una justa redistribución de la riqueza.
44. Somos un Partido Liberal que asume la tradición del liberalismo español surgida de la Constitución de Cádiz. Propugnamos la libertad, la igualdad y el mérito individual como valores que sustentan el progreso de la sociedad. Creemos que el Estado debe garantizar socialmente la igualdad de oportunidades entre las personas, así como el equilibrio territorial mediante políticas que fomenten la cohesión
45. Creemos en la igualdad porque sin ella hay arbitrariedad, privilegio y discriminación, y porque asegura un orden de justicia gobernado por el imperio democrático de la ley.
46. Sin libertad no hay democracia.
47. Defender la libertad es combatir con toda la fuerza del Estado de Derecho a quienes la desprecian o la ponen en entredicho.
48. Defendemos la libertad individual frente a las intromisiones de los poderes públicos y estamos radicalmente en contra de cualquier intento de homegenización social y cualquier exceso de intervencionismo.
49. La libertad individual se expresa en la capacidad de decidir cada día nuestras opciones de vida, bajo la garantía de la ley y del Estado de Derecho.
50. Defender la libertad es la primera obligación de los Estados democráticos, pero también la garantía de su permanencia.
51. El PP cree en una política económica al servicio del bienestar del conjunto de la sociedad y basada en la libre iniciativa privada.
III. España, gran nación de ciudadanos libres e iguales. Modelo de Estado
III. 1. España, nación de ciudadanos.
52. La nación española no es una creación artificial surgida de un texto legal. España es la nación más antigua de Europa, fruto de una historia común labrada de manera voluntaria durante más de cinco siglos por todos los españoles.
53. Sólo una nación fuerte y respetada, dentro y fuera de nuestras fronteras, es garantía de libertad e igualdad entre todos los españoles. Este es el primer gran reto de un partido con vocación de gobierno: asegurar idénticas oportunidades para todos sus compatriotas, sin permitir diferencias entre territorios que supongan un obstáculo para la igualdad efectiva.
54. Las tensiones introducidas en el modelo territorial durante la pasada legislatura han dañado los principios de igualdad y solidaridad y quebrado el modelo de financiación autonómica, aparte de debilitar el papel de las Cortes Generales como garantes del interés general a la hora de decidir las inversiones públicas.
55. El PP considera necesario garantizar la existencia de un Estado eficaz y cohesionado, en el que los distintos niveles de gobierno sumen sus capacidades para dar respuesta a las nuevas necesidades y preocupaciones de los ciudadanos.
56. Para el PP la España de las Autonomías ha conseguido vertebrar a la sociedad española y contribuir a su bienestar y desarrollo, haciendo de la diversidad un elemento enriquecedor sin menoscabo de la unidad, contribuyendo al desarrollo del principio de igualdad, cohesión y solidaridad.
57. Se han resquebrajado los consensos básicos de la Transición porque hay fuerzas políticas empeñadas en romper los fundamentos de nuestra convivencia y el gobierno socialista no ha sabido, o no ha querido, ejercer sus responsabilidades constitucionales.
58. Frente a lo que otros proponen, la España constitucional no es una confederación de naciones ni un Estado federal. Somos una sola nación cuya soberanía corresponde en exclusiva al pueblo español.
59. La pretensión de despojar al Estado de gran parte de sus funciones esenciales, previstas para garantizar la libertad y la igualdad básicas de todos los españoles allí donde se encuentren y la consecución de los grandes objetivos nacionales, es contraria a la Constitución.
60. En Cataluña y el País Vasco, y en menor medida en Galicia, la existencia de partidos nacionalistas, claramente separatistas y en algunos casos vergonzantemente antidemocráticos (PCTV y ANV), para los que la autonomía no es una estación término, constituyen un punto de partida para avanzar hacia la meta final de la independencia, al margen del modelo territorial de nuestra Constitución.
61. La permanente deslealtad al marco autonómico y sus límites han otorgado a los partidos nacionalistas una capacidad de arbitraje y desestabilización del modelo diseñado en nuestra Constitución que no podemos admitir.
III. 2. Fortalecimiento del Estado. Libertad, bienestar e igualdad entre españoles.
62. Para nosotros España es y debe seguir siendo una nación de ciudadanos libres e iguales, como dice el artículo 1º de nuestra Constitución “Un Estado social y democrático de Derecho que propugna como valores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.
63. Nuestro objetivo es fortalecer España. Creemos que es la única realidad histórica y política comprensiva de todos los españoles y la mejor opción que tienen para defender su libertad y su bienestar, su idiosincrasia y pluralidad, rasgos éstos que constituyen la mayor riqueza de todos los españoles.
64. La garantía de la libertad está en la Nación y en su marco legal de convivencia. Hoy, las unidades políticas son más fuertes en la medida en que son mayores. Además, el bienestar de los ciudadanos se garantiza mejor dentro de unidades políticas de gran dimensión.

65. El Estado de las autonomías es plenamente congruente con el ser de España, se ha consolidado y no es en modo alguno incompatible con el ideal de una nación de ciudadanos libres e iguales. No en vano la Constitución pone en manos del Estado los instrumentos necesarios para poner freno a las políticas disgregadoras. Pero hay que tener voluntad política para aplicarlos.
66. En los últimos años un importante número de Comunidades Autónomas han reformado sus estatutos de autonomía para incrementar su autogobierno aumentado su nivel competencial. Bajo la apariencia de una reforma estatutaria, en algunos casos como en Cataluña o País Vasco, se ha planteado una reforma encubierta de nuestra Constitución obviando los procedimientos previstos en la misma así como el derecho de todos los españoles a opinar sobre la cuestión.

67. En la pasada legislatura, modelos, como el de Cataluña, ajenos a nuestra Constitución, plantean relaciones inadmisibles de cosoberanía con el Gobierno de España. En el País Vasco, se ha ido más allá. Tras el rechazo en las Cortes Generales a la reforma planteada, se ha anunciado la convocatoria de un referéndum de independencia para octubre de 2008 sin que el Gobierno haya dado pista alguna de cómo pretende atajar este desafío.

68. Se impone por tanto poner cordura en esta alocada subasta de España de la que, tan culpables como los nacionalistas, han sido los socialistas. Un Partido Socialista que ha preferido mantenerse en el poder a costa de ceder en lo que es de todos antes de sentarse con nuestro partido a cerrar un proceso descentralizador que no puede estar permanentemente abierto, hasta el punto de dejar casi ayuno de competencias al Gobierno de la nación.
69. El PP considera necesario reforzar la democracia local mediante la modernización de los Ayuntamientos, Cabildos, Consejos y Diputaciones, lo que exige un pacto de Estado para impulsar la descentralización, de determinadas competencias hacia los municipios y provincias.
70. El PP defiende un pacto de Estado para acordar un régimen local básico, común para toda España, para lograr que cualquier ciudadano, independientemente del lugar donde viva, disfrute de los mismos derechos, prestaciones y servicios públicos con la inclusión de un modelo de financiación local estable y suficiente que garantice nuestro modelo descentralizado, que asegure la prestación de unos servicios de calidad y que evite las tentaciones generalizadas de paliar la escasez de recursos locales acudiendo a desordenadas, ineficaces e ineficientes políticas de urbanismo.
71. España como nación de ciudadanos libres e iguales en derechos y obligaciones, es un reto al que todos estamos convocados. Libertad e igualdad no pueden ser principios privativos de ningún partido político. Estos valores deben formar parte del acervo común de todos aquellos que sentimos con orgullo nuestra pertenencia a esta vieja y gran nación llamada España.
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconPensar al México de hoy como una Nación multicultural es todavía...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconPensar al México de hoy como una Nación multicultural es todavía...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconAdemás, para propiciar condiciones de participación para que alumnos,...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconEl desarrollo municipal en México ante los nuevos retos de seguridad ciudadana en el siglo XXI

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconEspaña. De país de emigrantes a país de inmigrantes: reflexiones...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconFrente a un mundo en rápida evolución y a los desafíos que la globalización...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconNace como una agrupación de hombres y mujeres independientes, comprometidos...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconResumen: En aras de impulsar el desarrollo económico colombiano desde...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconComo en otras circunstancias de nuestra crónica contemporánea, hoy...

España se enfrenta a nuevos retos y desafíos y el Partido Popular no puede eludir su responsabilidad para contribuir al desarrollo de nuestro país como una iconUna sociedad informatizada o llamada sociedad de información puede...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com