En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la






descargar 128.01 Kb.
títuloEn la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la
página1/5
fecha de publicación16.03.2017
tamaño128.01 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5


En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados:" DÍAZ, ANTONIA Y OTRO C/ GIOVINAZZO, ERNESTO ANDRÉS Y OTROS S/ PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA", respecto de la sentencia de fs. 1317/1321, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:
¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?
Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores BEATRIZ AREÁN - CARLOS ALFREDO BELLUCCI- CARLOS CARRANZA CASARES -
A la cuestión planteada la Señora Juez de Cámara Doctora Areán dijo:
I. La sentencia de fs. 1317/1321 desestimó la demanda promovida por Antonia Díaz y Gabriel Atilio Guiguez contra Ernesto Andrés Giovinazzo, Ernesto Galván, Luis Héctor Galván, Rosa Emma Rita Prestano de Galván, Alejandra Edith o Edit Galván, Eusebio Alberto Narváez y/o sus sucesores, con costas a los vencidos y en el orden causado con relación al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Difirió la regulación de los honorarios de los profesionales intervinientes.
Contra dicho pronunciamiento se alzaron los actores a fs. 1322, siendo concedido el recurso a fs. 1330.
Expresaron agravios a fs. 1361/1367, los que sólo fueron respondidos por el Defensor Oficial a fs. 1374/1375. Se quejan por la valoración que ha hecho el juez a-quo acerca de los actos de reconocimiento que emanarían de los procesos conexos sobre petición de herencia y división de condominio. El testimonio rendido por la Sra. Díaz en el primero de esos juicios carece de relevancia porque allí no se estaba discutiendo la posesión, sino el reconocimiento de la transmisión de partes hereditarias entre terceros. Los actores jamás fueron demandados en ningún proceso.No es cierto que Antonia Díaz haya sostenido que ingresó en el inmueble con el consentimiento de uno de los copropietarios. No tiene ningún parentesco con la Sra. Rosa Giovinazzo, quien la crió pero no era su madre biológica. Es inexacto que haya afirmado que pagaba alquileres y que haya pagado los impuestos del inmueble a modo de compensación. El magistrado ha efectuado una incorrecta aplicación de los efectos de la negativa a responder las posiciones en los términos del art. 414 del Código Procesal. Se agravian también los accionantes porque el sentenciante considera que no han invocado el haber intervertido el título en base al cual ocupan el inmueble. No ingresaron al mismo como tenedores, sino que han ejercido la posesión pública, pacífica, ininterrumpida y a título de propietarios, habiendo realizado una cuantiosa serie de actos posesorios que han acreditado. Después de cincuenta años de habitar en el bien no hace falta expresar en forma concreta que se intervirtió el título. Resulta contundente la pericial de ingeniería, de la que se desprende que se han realizado diversos trabajos de mantenimiento, ampliación y mejoras, cuya antigüedad oscila entre los cinco años para el cielorraso y los 10, 15 a 20 años para las restantes obras. Asimismo, está demostrado el pago de impuestos de ABL, Obras Sanitarias y Aguas Argentinas, así como los servicios de Edenor y Segba, Gas del Estado y Metrogas.
II.Antonia Díaz y Gabriel Atilio Guiguez, madre e hijo, promovieron el 27 de agosto del año 1997, demanda por prescripción adquisitiva contra Ernesto Andrés Giovinazzo, Ernesto Galván, Rosa Emma Rita Prestano de Galván, Alejandra Edith o Edit Galván, como herederas de Luis Héctor Galván, y Eusebio Alberto Narváez y/o sus sucesores, con relación al inmueble de la calle Coronel Niceto Vega 4924 de esta Ciudad de Buenos Aires, afirmando haberlo poseído desde el 11 de abril de 1958 la primera y desde el 21 de enero de 1959 (fecha de su nacimiento) el segundo, en forma pública, pacífica, continua e ininterrumpida.
Trataré de hilar los hechos aquí debatidos en la forma más clara posible, lo que constituye una misión casi imposible por la complejidad de la trama, la gran cantidad de años transcurridos, el inusitado número de personas involucradas y la increíble variedad de fechas con trascendencia para la solución de la litis.
Aclaro que no siempre será posible seguir un orden cronológico por la permanente interferencia ocasionada por las sucesivas mutaciones de titularidad y de procesos sucesorios que se encuentran inconclusos, así como por la sustitución en el registro de la propiedad inmueble del sistema personal por el de folio real por obra de la ley 17.801.
III. Según el certificado catastral o ficha parcelaria acompañados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, al tomar intervención en autos en los términos del inciso e) del art. 24 de la ley 14.159, modificada por el decreto-ley 5756/58 , se comprueba como primera titularidad del inmueble de la calle Coronel Niceto Vega 4924 la correspondiente a Domingo Mastrángelo por compra efectuada en abril de 1929. La edificación parece datar de 1940 consignándose entre otros titulares el nombre de Ángela F. G.de Martínez sin indicar fecha de adquisición.
Por ante el que fuera Juzgado Nº 7, Secretaría Nº 13 del fuero tramitaron los autos sucesorios de Ángela Francisca Giovinazzo de Martínez, quien falleció el 29 de setiembre de 1961, siendo de estado civil viuda de Baldomero Martínez. De la unión con Martínez no hubo descendencia. Se denunció como domicilio de la causante el de Niceto Vega 4924. Fue declarada única heredera la hermana Rosa María Giovinazzo. El testimonio de la declaratoria fue inscripto en el Registro de la Propiedad en junio de 1967 en Zona Norte, Tomo 3402, Folio 138 (sistema de libros personales).
Supongo que como Ángela Francisca Giovinazzo falleció en 1961 a los 47 años de edad y Baldomero Martínez en 1933, debió enviudar cuando tenía apenas 19 o 20 años. En alguna fecha posterior a 1933 debió adquirir el inmueble o quizás lo recibió por vía hereditaria del esposo.
En realidad surgiría de la fotocopia simple y borrosa creo que de fs. 33/34 (digo que creo porque hay cinco foliaturas) de los autos sobre división de condominio, que el 6 de marzo de 1943 habría adquirido Ángela Francisca Giovinazzo la propiedad, inscribiéndose la venta en el registro inmobiliario el 18 de ese mes y año en Zona Norte, Tomo 1786, Folio 81 (sistema de libros personales).
El 11 de abril de 1967 falleció Rosa María Giovinazzo. Conforme a la declaratoria de herederos dictada en los autos sucesorios que tramitaran por ante el que fuera Juzgado 24, Secretaría 48 del fuero y que tengo a la vista, al haberse producido el deceso de la causante luego de haberse casado en segundas nupcias con Eusebio Alberto Narváez en setiembre de 1955, fueron incluidos en la declaración los dos hijos habidos de la unión con Galván y el citado Narváez.El testimonio fue inscripto en el Registro de la Propiedad en marzo de 1973 en la Matrícula 18-11609, la que fue abierta con derivación del registro en Zona Norte, Tomo 3402, Folio 138.
Nació recién entonces el folio real y devinieron titulares registrales del bien en la proporción de una tercera parte indivisa cada uno los dos hermanos Galván y el viudo Narváez.
En efecto, surge del certificado de dominio reiterado en infinidad de oportunidades en los distintos juicios implicados -tomaré en cuenta el agregado a fs. 648/649 por ser el más moderno-, originariamente, a la época de la matriculación de la finca e incorporación al sistema del folio real, fueron sus titulares registrales Ernesto Galván, Luis Héctor Galván y Eusebio Alberto Narváez, en la proporción de una tercera parte indivisa cada uno, por declaratoria de herederos dictada en los autos sucesorios de Rosa Giovinazzo de Narváez, según inscripción de marzo de 1973 (asiento N° 1 de la columna de titularidades).
Con posterioridad, la porción de cada uno de los nombrados se redujo a la sexta ava parte indivisa, al incorporarse a la comunidad con tres sextas avas partes indivisas, José Miguel Giovinazzo, como consecuencia de la sentencia favorable lograda en los autos "Giovinazzo, Ernesto Andrés c/ Giovinazzo de Martínez, Ángela s/ Sucesión s/ Petición de herencia", que tramitaron por ante el entonces Juzgado Nº 13, Secretaría Nº 26 del fuero, que tengo a la vista.
Dicha sentencia fue dictada el 24 de junio de 1983 -fallecidas ambas hermanas en 1961 y 1967-, haciendo lugar a la demanda, por lo que se dispuso ampliar la declaratoria de Ángela Francisca Giovinazzo de Martínez, en el sentido que eran sus herederos Rosa María Giovinazzo (ya declarada y fallecida hacía 16 años) y José Miguel Giovinazzo (también fallecido hacía 8 años), quedando consiguientemente a nombre de este último la tercera parte indivisa del inmueble de Niceto Vega.
Está aclarado entonces que Ángela Francisca Giovinazzo de Martínez, Rosa María Giovinazzode Galván y luego de Narváez y José Miguel Giovinazzo eran hermanos y que este último todavía vivía a la muerte de las otras dos causantes, pues falleció el 20 de enero de 1975.
Ahora bien, por deceso del nombrado José Miguel Giovinazzo, lo sucedió su hijo Ernesto Andrés Giovinazzo, registrándose la declaratoria con relación a esos tres sextos en forma definitiva el 19 de noviembre de 1985. Éste es el último asiento registral en la columna de titularidades.
A su vez, Ernesto Andrés Giovinazzo falleció el 23 de agosto de 1999, tomando intervención en estos autos María Noemí Melopulos y Pablo Andrés Giovinazzo, declarados sus únicos y universales herederos según declaratoria dictada en los autos sucesorios del nombrado, que tramitan por ante el Juzgado N° 42 del fuero y que tengo a la vista.
Sintetizando, María Noemí Melopulos y Pablo Andrés Giovinazzo son en la actualidad los titulares de tres sextas partes indivisas, pero no se ha cumplido aún con la inscripción registral.
Veamos qué ha sucedido con las otras tres sextas partes indivisas.
Lui s Héctor Galván, titular de un sexto, murió el 30 de marzo de 1973 y conforme la declaratoria dictada en el proceso que tramitara por ante la justicia provincial del Departamento Judicial de La Plata, fueron declaradas sus universales herederas la cónyuge supérstite Rosa Emma Rita Prestano de Galván y su hija Alejandra Edith Galván y Prestano.
A fs. 43 de esos autos se presentó Viviana Haydée Galván, solicitando la ampliación de la declaratoria de herederos a su favor en su condición de hija del causante, habida de la relación con Rosa Bustamante. Realizados múltiples trámites formales, a pesar de los años transcurridos, aún no se ha concretado ese acto.
A fs.454 de estos actuados Viviana Haydée Galván dio cuenta de haber promovido el juicio sucesorio de Luis Héctor Galván, tramitando por ante la justicia de San Martín y luego ante la de La Plata.
En síntesis, el sexto indiviso que correspondiera a Luis Héctor Galván pertenece en la actualidad, aunque sin acceso registral, a Rosa Emma Rita Prestano de Galván, Alejandra Edith Galván y Prestano.
A su vez, aun cuando no se haya dictado formalmente la ampliación de la declaratoria de herederos de Luis Héctor Galván, también debe considerarse como tal a Viviana Haydee Galván e incluida en ese sexto. Es nuera de Antonia García o si se quiere ex nuera, a tenor de lo declarado por la suegra al absolver posiciones en estos autos.
Poco se sabe de Ernesto Galván y de Eusebio Alberto Narváez, quienes actuaron representados por el Defensor Oficial al igual que las sucesoras de Luis Héctor Galván.
Ernesto Galván era hermano de Luis Héctor Galván, ambos hijos del primer matrimonio de Rosa Giovinazzo, luego casada con Narváez. Se desconoce si permanece en vida.
Eusebio Alberto Narváez, segundo esposo de Rosa Giovinazzo de Narváez, debió fallecer antes de setiembre de 1973, deducción que hago en base al exhorto librado por un juez de San Martín al de la sucesión de aquélla, ignorándose quiénes son sus sucesores. Tendría una hija de un matrimonio anterior, de nombre Margarita.
En consecuencia y como al parecer Ernesto Galván estaría vivo (nació en enero de 1930, o sea que tiene en la actualidad 83 años), la litis ha quedado correctamente trabada, al enfrentarse los pretensos usucapientes con la totalidad de los titulares registrales y en los casos de Ernesto Andrés Giovinazzo y de Luis Héctor Galván, con sus herederos, aunque sin acceso actual en el registro inmobiliario, pero que estaría en condiciones de efectivizarse en cualquier momento.
Con el certificado de dominio de fs.645/647 se comprueba entonces haber dado cumplimiento a la exigencia impuesta por el art. 24 inciso a) del Decreto-Ley Nº 5756/58, o sea que es perfectamente posible determinar quiénes son o quiénes eran esos titulares.
Con el plano de mensura agregado a fs. 164 aprobado el 16 de octubre de 1998 y confeccionado por el agrimensor Juan Carlos Lambert, se ha satisfecho el requisito exigido por el art. 24 inciso b) del aludido decreto-ley, es decir, que está especificada la superficie poseída.
IV. A todo esto, por ante el Juzgado Nº 50 del fuero tramitan los autos caratulados "Giovinazzo, Ernesto A. c/ Galván, Ernesto y otros s/ División de condominio", promovidos el 15 de mayo de 1987 contra Ernesto Galván, Luis Héctor Galván y Eusebio Alberto Narváez, estos dos últimos por entonces ya fallecidos hacía muchos años, circunstancia que fue omitida denunciar por el actor y que no debió ignorar por el vínculo de parentesco y vecindad que los ligaba.
Diez años después se dictó sentencia, haciendo lugar a la demanda, aclarando que Ernesto Galván, Rosa Emma Rita Prestano de Galván, Alejandra Edith Galván y sucesores de Eusebio Alberto Narváez actuaron representados por la defensora oficial, quien oportunamente se allanó a la acción.
A pesar que Ernesto Andrés Giovinazzo falleció el 23 de agosto de 1999, no se ha dado cumplimiento con el art. 44 del Código Procesal ni han tomado intervención en esos autos María Noemí Melopulos y Pablo Andrés Giovinazzo.
La sentencia se encuentra firme. Iniciada la etapa de ejecución, se designó un perito ingeniero quien a fs.388 presentó un breve dictamen con descripción de la finca, estimación del valor de venta al año 1998 e informando que fue atendido por Antonia Díaz, como moradora conjuntamente con su hijo.
Igualmente se diligenció un mandamiento de constatación el 8 de julio de 1997, declarando los aquí actores en la demanda que a través de esa vía recién tomaron conocimiento de la existencia de esa litis.
Surge de la diligencia efectuada por el oficial de justicia, reservada en sobre blanco para el Expte. Nº 190278/97, que fue atendido por S. M. C. o C., la que declaró que ocupa la finca junto a una hija menor, su esposo G. G. A. y su suegra A. D., está constituida por tres piezas, cocina, antecocina, baño y arriba una pequeña piecita precaria. Casa antigua, en regular estado de conservación.
V. Como la historia recién empieza, diré que el 17 de junio de 1982, según acta de fs. 173/176 de los autos "Giovinazzo, Ernesto Andrés c/ Giovinazzo de Martínez, Ángela s/ Sucesión s/ Petición de herencia", declaró como testigo Antonia Díaz -la aquí actora- , quien dijo domiciliarse en Niceto Vega 4924. Al responder por las generales de la ley reconoció que era prima del actor porque la tía de éste María Rosa Giovinazzo, es quien la crió, en realidad no era primo carnal, pero recibía el trato de un familiar. La nombrada tenía dos hijos Luis Héctor Galván y Ernesto Galván, a quienes trataba como hermanos. Narváez que era el segundo esposo, falleció.
Cuando volvió a casarse María Rosa Giovinazzo la testigo ya no vivía con ella. Agregó que cuando se casó fue a vivir a Niceto Vega porque allí habitaba su tía, Ángela Giovinazzo de Martínez, quien vivía sola, no tenía hijos. Desde esa época siguió ocupando el inmueble con un hijo soltero, el otro se casó. No pagó nunca alquiler pero con la Sra.Ángela arregló de palabra que abonaría los impuestos y de hecho siempre los pagó. Luego la llamó un abogado de parte de Ernesto Galván, diciéndole que podía seguir pagando los impuestos o dejar de abonarlos y así hizo desde un tiempo después. Rosa Giovinazzo nunca vivió en la casa. No tuvo problemas con la vivienda después de la muerte de Ángela. Cuando la llamó el abogado de Ernesto Giovinazzo (debió querer referirse a Ernesto Galván), le dijo que se comunicaba con ella porque los herederos habían pedido la parte, le avisaba que se tenía que ir, le dijo que el inmueble estaba a nombre de la familia Narváez-Galván, pero la testigo aclaró que no vio la documentación del bien. La volvería a llamar pero nunca más lo hizo. Precisa que no ha visto a Ernesto Galván desde hace 15 años. Sólo ve a una de las hijas de Luis Galván, Haydée Galván, que es su nuera. Todas las boletas de impuestos llegan a nombre de Ángela Giovinazzo, quien falleció en setiembre de 1961. Aclara que cuando fue a vivir al inmueble habitaba en el mismo un matrimonio y siguieron haciéndolo hasta que fallecieron. Después no se alquiló más, ocupaban la parte de adelante, pagaban alquiler cuando falleció Ángela, cree que a Ernesto Galván, luego dejaron de pagar.
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina,...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn Buenos Aires, a los 25 días del mes de Noviembre de dos mil diez,...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la ciudad de Azul, a los once días del mes de Junio del año Dos...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina,...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la Ciudad de Azul, a los 26 días del mes de Febrero de 2013 reunidos...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la ciudad de La Plata, a tres días del mes de noviembre del año...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn Mendoza, a los dieciocho días del mes de octubre de dos mil doce,...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn General San Martín, a los días del mes de septiembre de dos mil...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la ciudad de Mendoza, a veintidós días del mes de Octubre de dos...

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 17 días del mes de Abril de Dos Mil Trece, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la iconEn la ciudad de San Salvador de Jujuy, capital de la Provincia de...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com