Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior”






descargar 378.87 Kb.
títuloPor la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior”
página10/12
fecha de publicación02.07.2016
tamaño378.87 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

LA REALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN COLOMBIA


Una cobertura con equidad, una oferta con calidad, no dan tregua


En estos últimos años, regulados por la Ley 30, el país pudo avanzar notoriamente en la cantidad y la calidad de los graduados, de los programas y de las instituciones de educación superior; en la creación y fortalecimiento de un Sistema de Aseguramiento de la Calidad y de un Sistema de Acreditación; así como en el aseguramiento de recursos para las Universidades Estatales y en ampliar los recursos de crédito educativo a través del ICETEX. Sin embargo, a pesar de grandes esfuerzos, encontramos que la Educación Superior no llega a todos los jóvenes colombianos que quieren estudiar, bien sea un programa profesional universitario o uno técnico-profesional o tecnológico y aun tenemos grandes diferencias regionales en el servicio educativo que se ofrece. En general, esto se debe, por una parte, a que los recursos son insuficientes para alcanzar una mayor calidad y cobertura, lo que hace necesario un modelo de financiación diferente con una mayor inversión por parte de los diferentes entes territoriales y de los diferentes sectores del país, y un mayor énfasis en la financiación a los estudiantes. Por otra parte, a un reducido desarrollo de las IES, que limita una oferta más diversa acorde con las necesidades laborales y regionales.

Aseguramiento de la Calidad

Después de dos décadas de trabajo, Colombia cuenta con un Sistema de Aseguramiento de la Calidad en Educación Superior para garantizar que los programas académicos y las instituciones que los ofrecen cumplen con las condiciones de calidad definidas, asumen la autoevaluación con criterio de gestión de la calidad y están en un proceso de mejoramiento continuo.

Siete años después de entrar en funcionamiento CONACES, todos los programas académicos que se ofrecen en el país (técnicos profesionales, tecnológicos, profesional universitario, especialización, maestría y doctorado) cumplen con las condiciones mínimas de calidad que certifica el Registro Calificado; a excepción de algunos programas del SENA, actualmente en proceso de obtener dicho registro.

Las instituciones y programas de educación superior que logran niveles de excelencia en la oferta educativa alcanzan la Acreditación de Alta Calidad, que reconoce el Ministerio de Educación Nacional por recomendación del Consejo Nacional de Acreditación CNA. A la fecha, 676 programas académicos tienen la acreditación vigente (11.8% del total) y 22 instituciones de educación superior, 9 públicas y 13 privadas, cuentan con el sello de alta calidad.

A la evaluación de programas, se agrega que hoy todos los estudiantes próximos a recibir sus títulos son evaluados a través de las pruebas Saber PRO (antes ECAES) del ICFES, que se empiezan a aplicar sistemáticamente desde 2002.

Entre 2004 y 2008 el ICFES diseña y aplica exámenes en 55 programas o “núcleos básicos”, correspondientes a siete de las ocho áreas del conocimiento. Cinco de los 55 ECAES concentran el mayor número de los evaluados: Administración, Contaduría, Derecho, Ingeniería de Sistemas e Ingeniería Industrial, que en total agrupan el 44% de los evaluados en este período. A los componentes específicos de cada núcleo básico se adiciona, en 2004, una prueba de comprensión lectora común para todos los estudiantes, y desde 2007 una prueba de inglés.

A partir de 2009 se inicia un proceso de revisión de la definición de competencias genéricas que deben adquirir los estudiantes a su paso por la educación superior y de las específicas relacionadas con el área de conocimiento de su programa de estudios. Esta definición es la base de la evaluación de competencias que se realiza a través de las pruebas SABER PRO. La evaluación de estas competencias obedece a la convicción de que el éxito de los egresados en su desempeño profesional –bien sea en la academia o el sector productivo– se basa más en las habilidades de aprendizaje, adaptación y apropiación del conocimiento, que en los conocimientos mismos adquiridos. Estas competencias son: comunicación en lengua materna y otra lengua; pensamiento matemático; ciudadanía; y ciencia, tecnología y manejo de la información.

La expedición de la Ley 1324 de 2009 y del Decreto 3963 de 2009, reglamentario de la misma, da inició a una nueva etapa en el desarrollo de estas mediciones. A 2009 han sido evaluados 577.222 estudiantes de los 55 núcleos básicos del conocimiento. Durante 2011 se han realizado aplicaciones piloto de las pruebas SABER PRO para medir el valor agregado de la educación superior en relación con la generación de competencias genéricas y específicas. A finales de 2011 se deberán tener listas las pruebas definitivas que serán aplicadas a partir de 2012 a todos los egresados de la educación superior.

Es claro que el mejoramiento de la calidad está en relación con la cualificación de sus docentes y con el fomento a la investigación. En este sentido, entre 2002 y 2009, el número de docentes de tiempo completo pasó de 19.745 a 33.288, de ellos tan sólo el 14.2% tiene doctorado; existen 4.072 grupos de investigación registrados por Colciencias y 405 revistas indexadas, es decir, son publicaciones que denotan alta calidad y están listadas en alguna base de datos de consulta mundial. Sin embargo, la producción científica del país es baja, lo cual influye en que ninguna universidad colombiana aparezca entre las 15 primeras de América Latina ni entre la primeras 500 del mundo.

Principales Logros en Cobertura

Durante la última década, las tasas de cobertura de la educación superior colombiana han venido en aumento, pasando del 24% en 2002 al 37% en 2010. Hoy Colombia se acerca al promedio de América Latina y el Caribe, 38%; se encuentra por debajo de Chile, 54.8%, y Ecuador, 42.4%, y por encima de Brasil, 34.4%, y México, 27.2%. (UNESCO 2008).

El mejoramiento de la tasa de cobertura se ha dado gracias al dinamismo de las instituciones de educación superior, especialmente a las instituciones públicas, en las cuales a 2010 se concentra el 55.4% del total de la matrícula; corresponde a las instituciones privadas el restante 44.6%. El 63% de la oferta se concentra en Bogotá y los departamentos de Antioquia, Valle, Santander y Atlántico.

Esta evolución se caracteriza, especialmente, por una transformación en la composición de la matrícula en los niveles de formación, notoria en los niveles técnico profesional y tecnológico, que presentan un incremento anual del 14.1% entre 2003 y 2010; y en los niveles de maestría y doctorado, al pasar de 7.126 matriculados en estos programas para el 2002 a 26.134 en 2010, un aumento de más de 250% en el período.

Igualmente, el aumento en la cobertura ha venido acompañado de un incremento en el número de bachilleres que se gradúan al año, de 414.424 en 2002 a 625.466 en 2010. Es importante anotar que una tercera parte (32%) de los bachilleres ingresan a la educación superior durante el año inmediatamente siguiente a su grado y otra tercera parte lo hace en un momento posterior; el último tercio nunca ingresa. Además, si a este último tercio que no accede a la educación superior se suman quienes ingresaron al sistema pero desertaron, la cifra asciende a 3.226.000 jóvenes que hoy están entre los 17 y los 27 años y están por fuera de la educación superior sin haberse graduado.

Al tiempo que la educación superior ha venido acogiendo poblaciones que tradicionalmente no habían tenido oportunidades para acceder a un programa académico de formación profesional, uno de cada dos estudiantes que logra hacerlo no alcanza a concluir sus estudios. La tasa de deserción por cohorte en educación superior en Colombia llega al 45.4%, pero difiere según el tipo de institución y el nivel de formación que éstas imparten. En general, hay menor deserción en instituciones públicas (50%) frente a las privadas (52.1%). Ocurre lo mismo entre universidades públicas (43%) y privadas (47.2%). Las mayores tasas de deserción están en el nivel técnico profesional (59.6%), seguidas por el tecnológico (55.4%).

Al observar el comportamiento de los últimos períodos, se encuentra que la deserción ha crecido en las instituciones públicas, mientras ha permanecido estable en las privadas. Es importante tener en cuenta que las instituciones públicas aumentaron cobertura durante los últimos diez años, lo que evidencia la necesidad de trabajar en ambos frentes: acceso y permanencia con el objetivo de ampliar la cobertura real. (SPADIES 2010).

Adicionalmente, la expansión del sistema ha provocado una transformación del perfil de la población estudiantil: mientras en 1998 el 23% de los matriculados proviene de familias con ingresos inferiores a dos salarios mínimos, doce años después, en 2010, dicha proporción es cercana al 50%. Por lo tanto, con el fin de apoyar la permanencia de los estudiantes, se implementó, a través del ICETEX, un programa de crédito en el cual los beneficiarios retornan el dinero prestado en un largo plazo: se concede a los estudiantes un año de gracia después de terminar los estudios y el doble de tiempo de estudios para el pago.

Este crédito estudiantil se garantiza para toda la carrera, y está acompañado de subsidio de manutención y bajas tasas de interés cuando la población es de escasos recursos económicos. Entre 2003 y 2009, el ICETEX otorga 247.746 créditos nuevos y renueva 817.052. De esta manera, en un período de siete años, financia los estudios en educación superior de 1.064.798 colombianos, lo que representa una inversión de 2 billones de pesos. Para 2010, la entidad coloca 43.560 créditos nuevos y realiza 181.756 giros de renovación, un 4.36% por encima de la colocación de 2009, con un valor que alcanza los 481 mil millones de pesos (ICETEX).

En síntesis, el 97% de los créditos han sido otorgados a jóvenes de los estratos 1, 2 y 3; de estos, el 57% tiene subsidios asociados a la matrícula y al sostenimiento. El Gobierno ha reconocido estos recursos al ICETEX en el Presupuesto General de la Nación. Así mismo, el ICETEX ha vinculado apoyos de las instituciones de educación superior y de las entidades territoriales, a través de alianzas y convenios firmados con la entidad.

Pertinencia Laboral y Regional

Para contribuir a la pertinencia de la educación se cuenta con el Observatorio Laboral para la Educación1, que desde 2005 hace seguimiento a los graduados y ofrece información confiable para la toma de decisiones. Según el Observatorio, en los últimos 50 años se han otorgado 3.360.583 títulos en Colombia, 54% entre el 2001 y el 2010.En los diez últimos años, las carreras de mayor demanda son Administración, Contaduría Pública y Economía (con 30.5% de los graduados), y las ingenierías (con 23.4%). Actualmente, el 80% de los recién graduados se encuentran trabajando en el sector formal y el 84% están vinculados antes de seis meses. En promedio un recién graduado de técnica profesional gana 2,3 veces más el ingreso de un bachiller.

La educación superior incrementa de manera significativa el ingreso esperado de las personas. Según datos del Observatorio Laboral para la Educación, un técnico profesional graduado en el 2009 en promedio recibe un salario de enganche de $901.026, un tecnólogo de $1.030.724 y un universitario de $ 1.378.027. Estos datos contrastan con la expectativa salarial de un bachiller, apenas cercana a los $400.000.

Uno de los aspectos que ha contribuido a estrechar la relación entre los sectores educativo y productivo es el fortalecimiento de la educación técnica y tecnológica. Entre 2006 y 2010 se establecen 40 alianzas estratégicas regionales entre distintos sectores clave de la economía nacional, instituciones educativas, de educación superior y gobiernos locales, regionales y nacional. El trabajo entre los aliados conduce a la creación de nuevos programas, cuyos currículos son diseñados por competencias y ciclos propedéuticos. Así se fortalecen tanto la educación media como la superior, facilita la movilidad de los estudiantes entre estos dos niveles, favorece la continuidad de los jóvenes en el sector educativo y amplía la posibilidad de insertarse laboralmente o generar un trabajo autónomo a través del emprendimiento.

La oferta de estos nuevos programas ha contribuido a fortalecer los Centros Regionales de Educación Superior CERES, que se han venido conformando desde 2003 para facilitar a las instituciones de educación superior llegar con programas pertinentes a las regiones. A 2010 están en funcionamiento 155 CERES en 589 municipios de 31 departamentos. A través de estos Centros se ofrecen 1.001 programas académicos, con 34.799 estudiantes matriculados.

Igualmente, otra forma de materializar el puente entre universidades y el sector productivo ha sido la conformación de los Comités Empresa Estado, instancias regionales organizadas por acuerdos entre universidades, centros de investigación y sector productivo, con el fin de generar y promover proyectos de investigación aplicada enfocados a atender necesidades tecnológicas, mejoramiento de procesos y desarrollo de productos de las empresas. A 2010 se han constituido ocho comités en los que participan 158 instituciones de educación superior y 294 empresas.

Recursos de la Nación para las Instituciones de Educación Superior Estatales

Según el Informe de 2007 del Centro Interuniversitario de Desarrollo CINDA, en Colombia el gasto en educación superior es de 1.92% del PIB, porcentaje que supera el promedio iberoamericano (1.32%), junto con Chile y Venezuela que están por encima del 2%. El 50% del gasto proviene de fuentes públicas.

Según cálculos del Ministerio de Educación Nacional, el Gasto Público en Educación tuvo una tendencia creciente entre 2002 y 2010: mientras que en el 2002, este gasto como porcentaje del PIB fue de 4,39%, para 2010 está cifra alcanzó el 4,98%. Así mismo, de manera particular, el gasto público en educación superior pasó de 0,95% en 2002 a 1,08% en 2010.



Fuente: MEN

Incluso, el esfuerzo fiscal en materia educativa durante la última década ha ido superando paulatinamente el gasto público en temas como Seguridad y Defensa, tal como lo muestra la siguiente gráfica:



Fuente: MEN

En 2010, el aporte per cápita a las Universidades, medido como el cociente entre el total de transferencias de la Nación por concepto de Ley 30 y el número de estudiantes matriculados, es de 3.52 millones de pesos, con una dispersión alrededor del promedio de más de 2 millones de pesos entre universidades.

De los recursos que la nación transfiere a las Universidades oficiales, por concepto de Ley 30, el 47.9% va a tres universidades y el 52.1% a las 29 restantes. Las diferencias responden, en parte, a la mayor complejidad de las grandes universidades y, en parte, al esquema inercial de los aportes establecido en la Ley 30.



Fuente: MEN. Aporte Nación Per cápita= Artículo 86-Pensiones+Artículo 87+Inversión.

Esta situación ha llevado a que varias universidades tengan aportes per cápita muy inferiores al promedio nacional y que en ocasiones no respondan a los esfuerzos en cobertura que han realizado en los últimos años, lo que va en contra de la calidad. Este desbalance requiere nuevos recursos que reconozcan la complejidad de las instituciones y mejoren el aporte per cápita a las universidades regionales que han crecido en cobertura con recursos equivalentes a los de 1998.

Asimismo, las participaciones de los gobiernos locales en la financiación, a las que la Ley dio el mismo tratamiento que a la participación nacional, no se han dado en todos los casos, si bien se han considerado en los presupuestos de ingreso para respaldar gastos, hoy constituyen un pasivo importante en muchas universidades. Según cifras del Ministerio de Educación Nacional, el pasivo de los entes territoriales con las universidades públicas por concepto de aportes, ascendía en 2009 a 140 mil millones de pesos.

APORTES DE LA NACIÓN A LAS UNIVERSIDADES PUBLICAS Y A LAS IES QUE SON ESTABLECIMIENTOS PÚBLICOS. MILLONES DE PESOS

TIPO DE RECURSO

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011*

Aportes Nación - Funcionamiento (art 86)

1.329.495

1.403.911

1.488.931

1.589.176

1.677.536

1.761.495

1.921.555

2.050.142

2.094.417

Aportes Nación - Funcionamiento (Art 87)

6.597

15.193

17.150

23.607

26.481

29.687

13.592

2.148

16.849

Aportes Nación - Inversión

39.100

41.237

42.803

46.126

48.271

50.744

54.085

56.789

58.993

Apoyo de votaciones



















13.621

18.000

18.540

Fondo cobertura ICETEX






















70.000




Ley 1324 de 2009






















41.835

43.068

Aportes IES Establecimientos públicos nacionales y descentralizados

32.023

32.507

35.464

37.150

34.251

41.443

42.982

46.275

45.196

TOTAL NACIÓN

1.407.215

1.492.848

1.584.348

1.696.059

1.786.539

1.883.369

2.045.835

2.285.189

2.277.063
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

similar:

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconLa secretaria nacional de educación superior ciencia y tecnologíA,...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconQue, el Art. 80 de la Ley Orgánica de Educación Superior, prescribe...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconCriterios y procedimientos para la evaluacion del sistema de educacion superior

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconDerecho a la educacion – Es un servicio público esencial / servidores...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconNormas que rigen el cumplimiento del Ley del Servicio Comunitario...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconInstituto de educación superior tecnologico público “nueva esperanza”...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconInstituto de educación superior tecnologico público “nueva esperanza”...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconInstituto de educación superior tecnologico público “nueva esperanza”...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconPor el cual se reglamenta la afiliación al Régimen de Seguridad Social...

Por la cual se organiza el sistema de educación superior y se regula la prestación del servicio público de la educación superior” iconPor el cual se reglamenta la afiliación al Régimen de Seguridad Social...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com