Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal






descargar 131.53 Kb.
títuloMarco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal
página1/3
fecha de publicación09.06.2015
tamaño131.53 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3



MARCO PARA LA CONVIVENCIA ESCOLAR EN LAS ESCUELAS DE EDUCACIÓN PRIMARIA DEL DISTRITO FEDERAL


ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE SERVICIOS EDUCATIVOS EN EL DISTRITO FEDERAL

POR UNA SANA CONVIVENCIA EN LAS ESCUELAS BASADA EN EL RESPETO

A LOS DERECHOS Y EL CUMPLIMIENTO DE LOS DEBERES
Con el propósito de asegurar que el proceso educativo de las alumnas y los alumnos1 del Distrito Federal tenga lugar en un ambiente seguro y ordenado, que propicie el aprendizaje efectivo, la convivencia pacífica de la comunidad escolar y la formación de ciudadanos íntegros, la autoridad educativa debe promover activamente el respeto mutuo entre estudiantes, magisterio, padres de familia, directivos y trabajadores administrativos y de apoyo a la educación.
Para lograr lo anterior, es necesario disponer de referentes claros respecto del comportamiento que se espera de cada uno de los miembros de la comunidad. Al igual que en la sociedad, la convivencia en la escuela se rige por un pacto o acuerdo social en el que concurren alumnos, maestros, directivos y padres de familia. En ocasiones, dicho acuerdo se pierde de vista, con consecuencias no deseables para la comunidad. A fin de hacer explícitas las reglas de este acuerdo social, la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal (AFSEDF) elaboró, dentro del marco normativo aplicable2, una Carta de Derechos y Deberes de los Alumnos; fijó compromisos concretos de participación a través de un Acuerdo para la Convivencia del Alumno y un Acuerdo de Corresponsabilidad de los Padres de Familia con el Proceso Educativo; y finalmente, estableció Estándares de Conducta por nivel educativo para que, tanto los alumnos como los maestros, directivos y padres de familia de las escuelas en el Distrito Federal conozcan y observen el marco de actuación que procura el respeto a la dignidad de todos los miembros de la comunidad, particularmente de aquellos alumnos en condición de vulnerabilidad, y, se asuman las consecuencias en caso de no respetarlo. Este conjunto de documentos constituye el Marco para la Convivencia Escolar en las Escuelas del Distrito Federal.
El Marco para la Convivencia Escolar busca que la interacción entre estudiantes, padres de familia, magisterio, directivos y trabajadores de cada plantel se dé en un marco de certidumbre, donde todos conozcan tanto los derechos como los deberes de los alumnos y se comprometan a respetarlos; donde cada estudiante sepa a ciencia cierta el comportamiento que se espera de él y esté al tanto de cuáles serán las consecuencias que tendrá en caso de no cumplirlo; donde los directivos y profesores cuenten con guías claras para educar para la convivencia pacífica en el respeto a la diversidad, así como para intervenir y orientar, de modo que puedan ayudar a los alumnos en su proceso formativo, y, donde los padres o tutores se involucren activamente en la educación de sus hijos(as) y les apoyen en su proceso educativo.
La Carta de Derechos y Deberes de los Alumnos especifica los compromisos que asume la comunidad educativa a fin de garantizar los derechos de los estudiantes y hace explícitos los deberes que éstos deben asumir. El respeto de los derechos y el cumplimiento de las responsabilidades son la base para garantizar un clima de convivencia adecuado para desarrollar el proceso educativo. Regirá la vida escolar de los alumnos inscritos en las escuelas de educación básica que atiende la AFSEDF, desde preescolar hasta secundaria incluidas las de educación especial, a través de la Dirección General de Operación de Servicios Educativos (DGOSE), la Dirección General de Educación Secundaria Técnica (DGEST), la Dirección General de Servicios Educativos Iztapalapa (DGSEI) y la Dirección General de Educación Normal y Actualización del Magisterio (DGENAM).
Los Estándares de Conducta por nivel proporcionan una descripción puntual de las conductas inaceptables en un ambiente donde se busca que impere el respeto mutuo, y especifican el tipo de consecuencia que conlleva cada falta disciplinaria.
La “Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”3, en el Capítulo Décimo “Del derecho a la Educación” Artículo 32, incisos F y G, se establece la forma en que debe ser abordada la disciplina en las escuelas para garantizar el respeto a la dignidad de los educandos:
Se promoverán las medidas necesarias para que:

F. Se impida en las instituciones educativas la imposición de medidas disciplinarias que no estén previamente establecidas, sean contrarias a su dignidad, atenten contra su vida, o su integridad física o mental.

G. Se favorezcan en las instituciones educativas mecanismos para la solución de conflictos, que contengan claramente las conductas que impliquen faltas a la disciplina y los procedimientos para su aplicación.”
Al no existir en la actualidad un marco de aplicación generalizada que detalle los comportamientos deseables y las conductas que se consideran inaceptables así como las consecuencias aplicables a estas últimas, las escuelas encuentran dificultades para administrar adecuadamente medidas disciplinarias necesarias para favorecer un ambiente propicio para la convivencia y el aprendizaje. Se trata entonces de dotar a las escuelas de un marco de referencia, con reglas y procedimientos claros, conocidos por todos, socialmente aceptados, que le permitan hacer frente a las conductas contrarias a la convivencia o que ponen en riesgo la seguridad de los miembros de la comunidad.
Una descripción objetiva de los estándares de conducta esperada y de las intervenciones apropiadas en caso de que éstas no se observen, otorga certidumbre puesto que las reglas serán únicas y conocidas por todos. Asimismo, propicia mayor justicia y equidad en la convivencia, ya que se acota la respuesta institucional frente a las conductas indeseadas y favorece la adopción de medidas iguales frente a circunstancias equivalentes. Se busca con ello garantizar que todos los alumnos tengan igual trato y que imperen condiciones propicias para el respeto mutuo. Los Estándares de Conducta que se presentan serán aplicados con imparcialidad por parte de las autoridades educativas y tendrán vigencia para actuaciones dentro de la escuela o bien fuera de ella si se está participando en una actividad de la misma o si se la está representando.
La aceptación y adherencia de la comunidad escolar al presente Marco para la Convivencia Escolar es fundamental para que se haga efectiva su implementación. Por ello, la Carta de Derechos y Deberes de los Alumnos así como los Estándares de Conducta y los Acuerdos para la Convivencia y de Corresponsabilidad se presentarán y discutirán con los padres de familia y con los alumnos al inicio del ciclo escolar. También deben ser objeto de análisis en el Centro de Trabajo, donde se deberán establecer acuerdos para su cumplimiento. Estos documentos constituirán la base para una discusión y reflexión amplia y democrática, y se recogerán las observaciones y propuestas a fin de mejorarlos de un ciclo a otro. Asimismo se deberán presentar y comentar con los Consejos de Participación Social para recibir sus opiniones y compromisos.
Al entregar estos documentos a los padres de familia, se les presenta un marco de actuación que se considera necesario para garantizar la seguridad y el respeto que merecen sus hijos y para conseguirlo, es fundamental su apoyo y participación. Es importante que se contemple un tiempo específico en el inicio del ciclo escolar para presentar los documentos a los padres de familia. Una vez que los conozcan, se les solicitará la firma del Acuerdo mediante el cual se corresponsabilizarán con el proceso educativo de sus hijos. El compromiso contraído a través de la firma de los Acuerdos de alumnos (a excepción de los alumnos de preescolar) y padres de familia se renovará al iniciar cada ciclo escolar.
Iniciado el ciclo escolar, el maestro debe leer, analizar y discutir ampliamente con los alumnos el Marco para la Convivencia Escolar que regulará la vida en la escuela. Es necesario que el alumno lo conozca y comprenda la necesidad de un ambiente en el que impere el respeto. Se debe buscar que el alumno interiorice cada uno de los derechos y los deberes que tiene como miembro de la comunidad escolar. La mejor disciplina es la que resulta de un proceso de comprensión e interiorización de las normas y de la autorregulación por convicción, no por imposición.
A los alumnos que se incorporen a una escuela una vez iniciado el ciclo, se les presentará el Marco para la Convivencia Escolar al momento de incorporarse a la escuela y se procurará un espacio de discusión y análisis para lograr la comprensión y adhesión a las reglas establecidas, por lo que la escuela deberá brindar los apoyos necesarios tanto al alumno como a los padres de familia en este proceso.
Debe quedar claro que las medidas disciplinarias se aplicarán únicamente en caso de que un alumno presente un comportamiento inaceptable, que perturbe la convivencia o que atente contra el derecho y la dignidad de algún miembro de la comunidad o de la comunidad en su conjunto, e irán acompañadas de un tratamiento pedagógico para cada situación. Se pretende que en primer lugar, se propicie un aprendizaje para la convivencia pacífica y en segundo, que la transgresión de la norma tenga una consecuencia. En ningún caso una falta de disciplina podrá sancionarse con la negación del servicio educativo o expulsión del alumno.
Las medidas disciplinarias deben manejarse como la consecuencia de un comportamiento o conducta inaceptable y debe ser oportunidad para la reflexión y el aprendizaje para la comunidad escolar a fin de avanzar en la construcción de espacios cada vez más inclusivos. Es importante que las medidas disciplinarias sean implementadas en forma gradual o progresiva: empezando con un nivel mínimo que irá evolucionando a niveles más elevados en casos de reincidencia.
Las consecuencias implementadas a través de una medida disciplinaria deben ser de carácter formativo; previamente conocidas y aceptadas; proporcionales a la falta cometida, y respetuosas de la integridad del que las recibe. Cuando se establezca una consecuencia mediante una medida disciplinaria, el alumno debe ser informado y recibir la oportunidad de explicar su versión de los hechos antes de que se imponga. Es fundamental que estas consecuencias no den origen a prácticas de exclusión que puedan acentuar las dificultades.
El Marco para la Convivencia Escolar que presenta la AFSEDF es un punto de partida para que la comunidad escolar construya una convivencia pacífica, basada en el respecto a los derechos y el cumplimiento de los deberes, conceptos fundamentales en la formación de ciudadanos.


ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE SERVICIOS EDUCATIVOS EN EL DISTRITO FEDERAL
CARTA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LAS ALUMNAS Y LOS ALUMNOS4

DE LAS ESCUELAS DE EDUCACIÓN BÁSICA EN EL DISTRITO FEDERAL

DERECHOS DE LOS ALUMNOS

DEBERES DE LOS ALUMNOS

  1. Acudir a la escuela y recibir educación pública gratuita e inclusiva desde preescolar hasta tercer grado de educación secundaria. Los estudiantes que enfrentan barreras para el aprendizaje y la participación, sobresalientes o con alguna discapacidad, tienen derecho a una educación pública pertinente de acuerdo a sus necesidades, a una efectiva igualdad de oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos.

Recibir una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su persona, de acuerdo a los planes de estudio, programas y orientaciones que determine la Secretaría de Educación Pública.

  1. Asistir –apoyado por sus padres- con puntualidad y regularidad a la escuela, respetando los horarios establecidos en los Lineamientos Generales5. Acudir y llegar a tiempo a todas las clases. Cumplir con las disposiciones escolares sobre la entrada y salida del aula y de las instalaciones de la escuela.

Justificar las inasistencias y retardos en tiempo y forma ante el profesor, apoyado por sus padres.

Estudiar y esforzarse para conseguir el máximo rendimiento académico según sus capacidades, y el desarrollo integral de su personalidad, involucrándose plenamente en las actividades educativas.

  1. Estar en un ambiente de aprendizaje sano, seguro y tolerante, libre de discriminación, acoso, bullying6, malos tratos, violencia, adicciones y sectarismo.

A denunciar y ser atendido si siente que ha sido objeto de estos comportamientos.

  1. Contribuir a que impere un ambiente de aprendizaje sano, seguro y tolerante, libre de discriminación, acoso, bullying, malos tratos, violencia, adicciones y sectarismo.

Colaborar en la prevención y atención oportuna de situaciones de conflicto o maltrato de cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa y participar en el esclarecimiento de hechos cuando se le requiera.

  1. Ser respetado en sus derechos y sus pertenencias.

Ser tratado con amabilidad y con respeto a su dignidad por parte de autoridades, directivos, maestros, demás personal de la escuela así como por sus compañeros, independientemente de su edad, raza, credo, color, género, identidad de género, religión, origen, etnia, estatus migratorio, idioma o lengua, preferencia sexual, condición física o emocional, discapacidad, posición económica o pensamiento político.

  1. Respetar a todas las personas que integran la comunidad escolar en su dignidad, sus derechos y sus pertenencias.

Brindar un trato amable, honesto, cortés y respetuoso a los demás miembros de la comunidad, independientemente de su edad, raza, credo, color, género, identidad de género, religión, origen, etnia, estatus migratorio, idioma o lengua, preferencia sexual, condición física o emocional, discapacidad, posición económica o pensamiento político.

Mantener un comportamiento respetuoso en todos los actos cívicos y sociales que se realicen dentro y fuera del plantel.

  1. Recibir al inicio de ciclo escolar o al momento de la admisión durante el ciclo escolar, una copia por escrito del Marco para la Convivencia Escolar.

Estar informado del comportamiento que se espera que tenga y de las consecuencias en caso de transgresión.

Ser sujeto de una valoración del comportamiento en función de las normas.

  1. Conocer y observar el Marco para la Convivencia Escolar.

Acatar las sanciones en caso de incumplimiento de las normas.

  1. Recibir, al inicio de ciclo escolar o al momento de la admisión durante el ciclo escolar, los libros de texto gratuitos correspondientes al grado a cursar.

Hacer uso de las instalaciones y los materiales educativos con los que cuenta la escuela y que apoyan su aprendizaje

  1. Llegar a clases aseado, con la vestimenta, los materiales y útiles que le permitan desarrollar las actividades escolares. Los libros de texto y cuadernos en buen estado.

Llevar a la escuela únicamente objetos y materiales autorizados y abstenerse de utilizar los que interfieren con el ambiente de aprendizaje.

Respetar, conservar y utilizar correctamente los equipos e instalaciones de la escuela y los materiales educativos.

  1. Conocer los criterios de evaluación para cada área o asignatura y para cada grado impartido en la escuela, así como los requisitos para ser promovido.

Recibir los resultados de las evaluaciones periódicas basadas en los criterios establecidos.

Ser notificado a tiempo de la posibilidad de reprobar una materia o grado.

  1. Cumplir en tiempo y forma las labores escolares y actividades encomendadas por los maestros en el ejercicio de sus funciones docentes.

Participar en los procesos de evaluación del aprendizaje.

Conducirse con honestidad académica.

  1. Confidencialidad en el manejo del expediente personal.

Ser respetado, no ser difamado ni recibir insultos ya sea verbalmente, por escrito, a través de medios electrónicos o mediante cualquier otro medio de expresión.

  1. Proporcionar información veraz y oportuna, tanto personal como de los padres o tutores, para integrar el expediente escolar.

No difamar ni insultar a otros ya sea verbalmente, por escrito, a través de medios electrónicos o mediante cualquier otro medio de expresión.


  1. Participar en las actividades del centro escolar.

Expresar libre y respetuosamente sus opiniones, ejercer su capacidad de análisis, crítica y presentar propuestas, sin más limitaciones que el respeto de los derechos de terceros.


  1. Involucrarse de forma activa, individual o colectivamente, en las actividades que promueve la escuela.

Respetar las opiniones, análisis, críticas y propuestas de terceros.


  1. Recibir los documentos oficiales que acrediten su situación escolar, a través del padre o tutor.

Recibir la credencial de identificación de la SEP.

  1. Comunicar a sus padres o tutores todos los asuntos relacionados con la escuela, incluyendo el progreso académico, eventos sociales y educativos, y asegurarse que los padres y tutores reciban la información que la escuela les envía por su conducto.

Portar la credencial de identificación de la SEP al interior de la escuela y cuando se realicen visitas fuera de ésta.

  1. Recibir la protección y el cuidado necesario para preservar su integridad física, psicológica y social y la información necesaria para el autocuidado.

Recibir atención médica de urgencia en caso de requerirlo.

  1. No asistir a la escuela en caso de que presente o se sospeche que tenga alguna enfermedad contagiosa y realizar, de acuerdo a sus posibilidades, las actividades escolares sugeridas por el docente durante los periodos de inasistencia a causa de enfermedad.

Presentar alta médica al reincorporarse a la escuela después de haber padecido alguna enfermedad.

Presentar certificado médico al inicio del ciclo escolar que acredite su estado de salud para la realización de actividades físicas en la escuela.


  1   2   3

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconAcuerdo de convivencia escolar y comunitaria para la educación primaria y media general

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconPara el reimpulso de las escuelas del nivel de educacion primaria

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconDecreto por el que se derogan y adicionan diversas disposiciones...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconInstrucciones para la organización y funcionamiento en las escuelas...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconÑ. criterios generales para la elaboración de las programaciones...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconPor la cual se crea el sistema nacional de convivencia escolar y...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconCalidad del Sistema Educativo en las escuelas oficiales de San Pedro Sula del distrito 17

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconLa conformación del Consejo Técnico Escolar está plenamente justificada...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconContrato para la realización de la acción de mejoramiento en el marco...

Marco para la convivencia escolar en las escuelas de educación primaria del distrito federal iconde… de por el que se establecen las especialidades docentes del Cuerpo...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com