Historia de la Filosofía. Filosofía antigua






descargar 71.06 Kb.
títuloHistoria de la Filosofía. Filosofía antigua
fecha de publicación29.02.2016
tamaño71.06 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos

Historia de la Filosofía. FILOSOFÍA ANTIGUA

Unidad I




UNIDAD I.

EL ORIGEN DE LA FILOSOFÍA EN GRECIA
1. Introducción
Para saber qué es la filosofía y, a su vez, distinguirla de otros tipos de saberes es necesario conocer el origen de esta disciplina, así como su evolución a lo largo de la historia.
La diversificación del saber, de las ciencias como las entendemos en la actualidad, es algo reciente; como veremos a lo largo de esta unidad didáctica, esto ocurrió en la Edad Moderna.
La filosofía tuvo su origen en la Grecia del siglo VI a.C. Preguntarse por qué la filosofía tuvo su inicio en un espacio y tiempo concretos es cuestión previa para un adecuado análisis de qué es la filosofía y qué la diferencia de otros saberes.
En la Grecia de esa época se dieron una serie de circunstancias que favorecieron el inicio de esta disciplina. Estas condiciones las podemos agrupar en dos grandes grupos:


    1. Circunstancias geográficas


Grecia es un país eminentemente navegador gracias a sus puertos, que posibilitan un acceso sencillo al Mediterráneo, al Jónico y al Egeo. Esta circunstancia unida a ciertos momentos de escasez de alimentos propició una búsqueda marítima de nuevos lugares que permitieran la alimentación de una población en continuo crecimiento. Por tal causa, los griegos se convirtieron en fundadores de pequeñas colonias marítimas.

De esta manera, la Grecia clásica recibió numerosas influencias de otros pueblos. Estas influencias externas fomentan que una población enriquezca su cultura y la hagan propensa a querer conocer otros tipos de vida.


    1. Circunstancias socioeconómicas


La organización social griega estaba estructurada en torno a la nobleza que poseía la riqueza y los instrumentos de poder. Junto a los nobles, destacaban los pequeños propietarios de tierras. Estos propietarios dependían económicamente de los nobles hasta tal punto que, en definitiva, ni siquiera eran los verdaderos dueños de sus tierras, ya que tenían que recurrir continuamente a su ayuda mediante la petición de préstamos desfavorables y de difícil devolución.
Esta situación da lugar a lo que se conoce con el nombre de colonización. El pueblo se ve en la obligación de emigrar en una búsqueda de mejores condiciones de vida, aprovechando una situación geográfica favorable.
Cabe señalar que ese proceso de colonización produjo una situación de estabilidad económica y de cierto bienestar. Esto permitió al griego de la época poder dedicar tiempo a cuestiones distintas al mero hecho de trabajar para sobrevivir. Aparece lo que hoy se denominamos tiempo libre, ya que los ciudadanos de las polis eran sostenidos por el trabajo de los esclavos.
Una sociedad con las necesidades cubiertas puede dedicar su tiempo a la expansión creativa y recreativa. El resultado fue una sociedad con un espíritu más abierto y crítica ante posibles visiones dogmáticas sobre la realidad o la vida.
Por otra parte, la Grecia del siglo VI a.C. se estructura políticamente en torno a la democracia; si bien no se trata de una democracia en el sentido actual del término, ya que era mucho más restringida. Este tipo de organización política fomentó la participación ciudadana en los asuntos públicos y la libertad de pensamiento y expresión. La posibilidad de una reflexión libre es pieza clave en el surgimiento de la filosofía.




  1. Los mitos y la filosofía




La Grecia prefilosófica era eminentemente mitológica. Los mitos eran relatos alegóricos protagonizados por dioses y hombres que tenían un marcado carácter didáctico. El mito se caracteriza por personificar las fuerzas naturales (el mar, el fuego, el viento, etc. son o dependen de dioses) y por dar una explicación del cosmos y de diferentes aspectos de la realidad atendiendo a su origen.
Los acontecimientos que narran los mitos ocurren de manera arbitraria, pues todo estaba sometido al capricho y voluntad contradictoria de los dioses, que actuaban muchas veces movidos por las pasiones.
Los mitos eran cosmogonías. Una cosmogonía es una explicación mítica sobre el origen del universo. La Teogonía de Hesíodo (s. VIII a.C.) es la obra más representativa de ese tipo de relatos y narra la creación del mundo a partir del caos y el nacimiento de los dioses y sus vicisitudes.
Pero las explicaciones míticas fueron resultando insatisfactorias para cada vez más ciudadanos de la antigua Grecia. La realidad, el cosmos, no podía estar sujeta al capricho de los dioses o a meras casualidades.






    1. Necesidad frente a arbitrariedad


La idea de arbitrariedad es sustituida por la idea de necesidad en la explicación de la realidad: el cosmos está sometido a ciertas leyes necesarias. Esta oposición entre arbitrariedad-necesidad es clave en la historia del pensamiento filosófico: en ella radica el cambio de mentalidad que entraña la aparición de la filosofía.
La necesidad implica que las cosas sucedan según un orden racional. Descubrir las causas de ese orden significa abandonar una explicación mitológica y encontrar ciertas regularidades en la naturaleza que no dependen de la actuación de los dioses.
Por este motivo, como veremos a continuación, los primeros filósofos se preguntaron por el primer principio u origen de la realidad (el arché, en griego) y lo buscaron en la naturaleza.
En este cambio de perspectiva al abordar la explicación de la realidad consiste el nacimiento de la filosofía. Por eso se suele describir como el paso del mito al logos. Logos en griego significa “razón, discurso, lenguaje”, se entiende como discurso racional.


  1. Los primeros filósofos


Los primeros filósofos se sorprenden ante la belleza y armonía de la realidad que les rodea. Ven lo que todos ven, pero no se conforman con las posibles respuestas. ¿Por qué existen las cosas? ¿Podían no haber existido? ¿Tiene la realidad en su conjunto un origen no caprichoso?
Los primeros filósofos plantearon las preguntas fundamentales de cualquier filosofía: las preguntas sobre el origen del ser y la naturaleza (physis).

Preguntarse por el origen es la primera cuestión filosófica. Y eso es así por que abandonada la explicación mitológica , surge de manera natural esta pregunta: ¿de dónde vengo?
3.1. El arché
A raíz de este primer interrogante surgen los primeros intentos de explicación. Son teorías sobre el origen de la realidad que, desde una visión actual, pueden resultar ingenuas y de poco rigor científico. La pregunta por el arché, por el primer o primeros principios de lo real (su origen), es respondida por estos primeros filósofos, los presocráticos, atendiendo a elementos comunes y sencillos de la propia realidad.
Sin embargo, lo importante desde el punto de vista filosófico no es la respuesta, sino la pregunta que se formula. Aquí estriba el gran giro explicativo entre una sociedad mitológica y el inicio de una nueva sociedad científica o filosófica.
¿Cuál es el arché o primer principio de la realidad?
Respuestas monistas y pluralistas
Según las respuestas ofrecidas, a los primeros filósofos s les califica en dos grandes grupos: filósofos monistas (el arché es un único elemento) y filósofos pluralistas (el arché son varios elementos).
Entre los filósofos monistas destacan los milesios: Tales, Anaximandro y Anaxímenes. Para Tales, el arché era el agua; para Anaxímenes, el aire; y para Anaximandro una sustancia indeterminada que denominó apeiron. También se encuentran entre los monistas: Heráclito, Parménides y la escuela pitagórica.
Entre los pluralistas se encuentran Empédocles, Anaxágoras y Demócrito, fundador de la escuela atomista. Empédocles defendió que el universo es el resultado de la combinación de cuatro elementos: fuego, aire, agua y tierra. Anaxágoras propuso las homeomerías como primer principio, mientras que los atomistas afirmaron que la realidad está compuesta de átomos y vacío.
[Actividad de desarrollo]
Realiza un esquema a partir de los puntos siguientes que contenga quiénes fueron los filósofos presocráticos, qué arjé defendieron y por qué.



  1. Los filósofos presocráticos. Biografía y pensamiento.




    1. TALES DE MILETO (- 624 a - 546)



Biografía
Nació Tales en la ciudad de Mileto, aproximadamente en el 624 a.C., y murió en el 546 a.C. Tradicionalmente se ha considerado a Tales uno de los siete sabios de Grecia, siendo, junto con Solón, de los más citados en las diversas listas en que se los agrupaba. Las referencias acerca de su vida son confusas y contradictorias. Respecto a su propio origen, por ejemplo, unos le consideran de origen fenicio, habiendo sido posteriormente hecho ciudadano de Mileto, y otros le hacen natural de Mileto y de sangre noble.
También afirman unos que estuvo casado y que tuvo un hijo, mientras otros afirman que fue soltero y adoptó un hijo de su hermano. (Sobre esta soltería de Tales nos transmite Diógenes Laercio la siguiente anécdota: "cuéntase también que apretándole su madre a que se casase, respondió que todavía era temprano; y que pasados algunos años, urgiendo su madre con mayores instancias, dijo que ya era tarde"). La misma incertidumbre rodea los demás aspectos de su vida. Se dice que viajó por Egipto, donde aprendió geometría, y donde midió la altura de las pirámides a partir de su sombra; en todo caso se le ha tenido siempre por astrónomo y geómetra práctico, atribuyéndosele algunos descubrimientos matemáticos como el teorema que lleva su nombre. Quizá la referencia más exacta de su vida sea la predicción del eclipse que tuvo lugar el año 585 antes de Cristo, lo que le valió gran renombre y fama.
Pensamiento
Respecto a su obra, unos afirman que no escribió nada y otros le consideran autor de varias obras, entre ellas una "Astrología náutica".
En cuanto a su cosmología, afirmaba, según las referencias que nos han transmitido los antiguos, que la tierra estaba sobre el agua, flotando como un disco. Se le atribuye la afirmación "todo es agua", que se ha interpretado en el sentido de que Tales afirmaba que el agua era el elemento originario de la realidad, el principio de todas las cosas, o bien en el sentido de que todas las cosas estaban constituidas o formadas por agua. ¿De dónde procede esta idea? Algunos afirman que Tales la tomó de la mitología oriental; la mayoría, sin embargo, tienden a atribuirle un origen experimental, bien derivado de la experiencia de lo húmedo y de la importancia de la humedad en el desarrollo de la vida, o bien de la observación de la evaporación del agua, que hace que este elemento se transforme en otro.

En todo caso fue el primero que planteó la cuestión de la naturaleza última del mundo, concibiendo las cosas como formas cambiantes de un primer y único elemento: el agua.

Lo importante de lo que nos ha llegado de su pensamiento es, pues, que concibió la noción de la unidad en la diversidad, intentando explicar a partir de ella las diferencias que se perciben en la multiplicidad de lo real, y que dicho principio o "arjé" era de carácter material.
Sea como fuere, Tales es considerado el primer filósofo por cuanto, frente a las explicaciones de la realidad de carácter mítico y religioso, nos ofrece por primera vez una explicación basada en la razón, es decir, en la que no se apela a entidades sobrenaturales para explicar lo real ni se admite lo contradictorio.

La Escuela de Mileto

La continuidad de la reflexión filosófica de Tales, a través de Anaximandro y Anaxímenes, dió lugar a que se les agrupara en la llamada "Escuela de Mileto”.


    1. ANAXIMANDRO DE MILETO (- 610 a - 545)


Biografía
Anaximandro de Mileto nació aproximadamente en el 610 a.C. y murió en el 545 a.C. Teofrasto describe a Anaximandro como discípulo y compañero de Tales, siendo unos catorce años más joven que él. Se ocupó, al igual que Tales, de cuestiones prácticas relacionadas con la ciencia y se le atribuye la elaboración de un mapa del mar Negro, probablemente para uso de los navegantes milesios que viajaban por él. Al igual que otros filósofos griegos participó activamente en la vida política de su ciudad, y se le atribuye la dirección de una expedición colonizadora a Apolonia. Respecto a su actividad filosófica se le atribuye la composición de una obra en prosa, "Sobre la naturaleza", en la que expone sus teorías.
Pensamiento
Al igual que Tales buscó el elemento primordial y básico a partir del que se ha generado la realidad; pero a diferencia de él consideró que dicho elemento o "arjé" (término que, al parecer, fue Anaximandro el primero en utilizar) no podía estar constituido por ninguno de los elementos conocidos, como el agua, ni tampoco por ninguna clase particular de materia. Si ese primer elemento era la causa material de todo lo existente había de ser la causa, por lo tanto, de toda materia particular, por lo que dicho principio no podía identificarse con ninguna materia particular. Siendo su principio, su comienzo, su fuente, había de ser algo necesariamente distinto; pero dado que nosotros sólo conocemos las formas particulares de materia que emanan de ese primer principio hemos de concluir que el "arjé" tiene que ser una materia desconocida para nosotros y, en cuanto tal, una materia indeterminada, indefinida, ilimitada, a la que Anaximandro da el nombre de "ápeiron". Eso es lo que parece transmitirnos alguno de los fragmentos conservados de Anaximandro.
La cosmología de Anaximandro está dominada por la idea de la pluralidad de mundos existentes, generados a partir de un movimiento eterno mediante el que son separadas unas cosas de las otras, en un juego de oposición de contrarios tan común en la época y que volveremos a encontrar en otros filósofos; en ese movimiento cósmico el predominio de un elemento significaría una injusticia que tiene que ser necesariamente reparada, como el predominio del verano va seguido del invierno, y viceversa.
Vemos, en definitiva, que Anaximandro afirma como primera causa de la realidad una causa material: lo indefinido, lo indeterminado, lo infinito, a partir de la que evoluciona todo lo real. En la medida en que se niega a identificar esta primera causa con un elemento material particular su pensamiento supondrá un avance con respecto a Tales, en cuanto significa un considerable esfuerzo de abstracción y coherencia racional.



    1. ANAXÍMENES DE MILETO (- 585 a - 524)


Biografía
Anaxímenes de Mileto nació en Mileto en el 585 a.C., aproximadamente, y murió en el 524 a.C. También Teofrasto nos describe a Anaxímenes como discípulo y compañero de Anaximandro siendo, al parecer, unos veintidós años más joven que él. Se le atribuye la composición de un libro, "Sobre la naturaleza", escrito, según Diógenes Laercio, "en dialecto jónico, y en un estilo sencillo y sin superfluidades".
Pensamiento
Se opone a Anaximandro y a Tales en cuanto a la determinación del primer principio o "arjé" que Anaxímenes considera ser el aire. Probablemente haya tomado esta elección a partir de la experiencia, influyendo la observación de los seres vivos y la importancia del fenómeno de la respiración; en cuanto toma como "arjé" un elemento particular, su pensamiento supone un retroceso con respecto a Anaximandro; pero Anaxímenes nos ofrece un mecanismo de explicación de la generación de las cosas a partir de otro elemento distinto de ellas: ese mecanismo de generación se apoya en las nociones de "condensación" y "rarefacción". Por condensación del aire, dice Anaxímenes, se forman las nubes; si las nubes se condensan se forma el agua; la condensación del agua de lugar a la constitución del hielo, de la tierra; y la condensación de la tierra da lugar a la constitución de las piedras y los minerales; el proceso inverso lo representa la rarefacción: piedra, tierra, agua, nubes, aire y, por último la rarefacción del aire produciría el fuego.
En terminología moderna podemos decir que Anaxímenes está intentando basar la explicación de lo cualitativo en lo cuantitativo; encontramos en él, por lo tanto, un intento de explicar el mecanismo de transformación de unos elementos en otros, del que no disponían Tales ni Anaximandro. Al igual que ellos insiste, sin embargo, en afirmar una causa material como principio del mundo y, por lo tanto, en tratar de llevar a la unidad la diversidad de la realidad observable.


    1. PITÁGORAS DE SAMOS (- 572 a - 496)

Biografía
La vida de Pitágoras se encuentra envuelta en leyendas. Nació en Jonia, en la isla de Samos, hacia el 572 a.C. y, al parecer, conoció a Anaximandro de Mileto. Se le atribuyen viajes a Egipto y Babilonia. La tiranía de Polícrates le hizo abandonar Samos, trasladándose a Italia y estableciéndose en Crotona. Allí creó una secta filosófico-religiosa, inspirada en el orfismo, cuyos miembros vivían en comunidad de bienes, participando de un conjunto de creencias y saberes que permanecían en secreto para los no iniciados.
Pensamiento
Son pocas las referencias a su obra entre los antiguos, incluidas las de Platón y Aristóteles, pero abundantes a partir de ellos (lo que genera muchas dudas sobre su autenticidad) y en las que se mezcla, además, la leyenda y la realidad, o lo que podría ser tomado como una referencia real a Pitágoras o a los pitagóricos (hoy sabemos, por ejemplo, que la atribución a Pitágoras del descubrimiento del teorema que lleva su nombre no es defendible). Es difícil fijar también qué doctrinas pertenecen a Pitágoras y cuáles pudieron ser desarrolladas por sus discípulos posteriores: Alcmeón o Filolao, por ejemplo.

La filosofía de Pitágoras se desarrolla en una doble vertiente: una místico-religiosa y otra matemático-científica.
Por lo que respecta a la primera, el eje central está representado por la teoría de la trasmigración de las almas y la consecuente afirmación del parentesco entre todos los seres vivos. Según ella, las almas son entidades inmortales que se ven obligadas a permanecer en cuerpos reencarnándose sucesivamente pasando de unos a otros durante un periodo de tiempo indeterminado, hasta superar el proceso de reencarnaciones gracias a la purificación (catarsis), que culmina en el regreso del alma a su lugar de origen. Para ello, era necesario observar numerosas reglas de purificación, por ejemplo, la abstinencia de la carne, así como diversas normas rituales y morales. Esta teoría será adaptada posteriormente por Platón, constituyendo un elemento importante de su filosofía.
Respecto a la vertiente matemático-científica, Pitágoras afirmaba que los números eran el principio (arjé) de todas las cosas.

No sabemos si se concebían los números como entidades físicas o si, por el contrario, se afirmaba que el principio de la realidad era algo de carácter formal, es decir, no material (una relación, una estructura...). Aristóteles pensaba que la doctrina pitagórica del número se basaba en descubrimientos empíricos; por ejemplo, el hecho de que los intervalos musicales puedan expresarse numéricamente. De hecho los pitagóricos concedieron una gran importancia al estudio de la música, vista su relación con las matemáticas. Esta relación la pudieron ir ampliando al resto de objetos que constituyen la realidad, descubriendo en el número la razón de todo lo real, lo que llevaría a convertirlo en el "arjé" de los  milesios.

Parece, además, que los pitagóricos concibieron los números espacialmente, identificando el punto geométrico con la unidad aritmética. Las unidades tendrían, pues, extensión espacial y podrían ser consideradas, como dice Aristóteles, como el elemento material de las cosas.


    1. HERÁCLITO DE ÉFESO (- 544 a - 484)


Biografía
Pocas son las cosas que sabemos de la vida de Heráclito de Éfeso. Nació hacia el 544 antes de Cristo, aproximadamente, y vivió en Éfeso, ciudad enclavada en la costa Jonia, al norte de Mileto, hasta su muerte, en el 484 antes de Cristo. Pertenecía a una familia aristocrática y, al parecer, no se llevó muy bien con sus conciudadanos, si nos atenemos a alguno de los fragmentos que se conservan de su libro, y a los testimonios de sus contemporáneos.
Escribió una obra a la que se le da el título común " Sobre la naturaleza" que se le había dado también a los libros escritos por otros filósofos anteriores. No es seguro que se tratara realmente de un libro en el que se desarrollaran sistemáticamente temas relacionados con el conocimiento de la naturaleza, el alma o la cosmología. Es probable que se tratara de un conjunto de sentencias recopiladas en forma de libro, hipótesis que se apoya en el carácter enigmático y oracular de los fragmentos que conservamos, carácter que ya en su época le valió el sobrenombre de "El oscuro".
Pensamiento
Respecto a los contenidos esenciales de su interpretación de la naturaleza, siguiendo la línea abierta por los filósofos de Mileto, podemos destacar la afirmación del cambio, o devenir, de la realidad. Este cambio constante se debe a la oposición de elementos contrarios, que es interpretada por Heráclito como tensión o guerra entre los elementos. Ahora bien, esa "guerra" está sometida a una ley universal, el Logos, (que podemos interpretar como razón, proporción...) que regula todo el movimiento de la realidad conduciéndolo a la armonía, y unificando así los elementos opuestos; de donde se sigue la afirmación de la unidad última de todo lo real.
La identificación del cosmos con un fuego eterno probablemente no deba ser interpretada en el sentido de que el fuego sea una materia prima original, del mismo modo en que lo eran el agua para Tales o el aire para Anaxímenes. El fuego sería la forma arquetípica de la materia, debido a la regularidad de su combustión, que personifica de un modo claro la regla de la medida en el cambio que experimenta el cosmos.
La idea de que el mundo nos ofrece una realidad sometida al cambio no es original de Heráclito: a todos los pensadores presocráticos les impresionó dicha observación. Las afirmaciones de que "todo fluye" y "no se puede bañar uno dos veces en el mismo río" se las atribuye Platón libremente en sus diálogos, sugiriendo la correspondiente consecuencia: "nada permanece".


    1. PARMÉNIDES DE ELEA (- 540 a - 470)



Biografía
Parménides nació en Elea, hacia el 540 antes de Cristo aproximadamente, donde residió hasta su muerte el año 470. Se dice que fue pitagórico y que abandonó dicha escuela para fundar la suya propia, con claros elementos anti-pitagóricos. Escribió un poema filosófico en hexámetros del que conservamos la mayoría de los versos a través de Simplicio.
Pensamiento
En ese poema, dividido en tres partes, se recoge la doctrina de Parménides. En el prólogo, el filósofo recibe la visita de la diosa de la sabiduría, quien le explica los dos caminos que se pueden seguir en la vida:

El camino o vía de la verdad, considerado por Parménides como el verdadero camino de la investigación.

Y el camino de la opinión, que Parménides rechaza por engañoso, a pesar de que los hombres lo prefieran por ser mucho más transitable y cómodo de seguir.

Parménides contrasta los dos caminos y señala que el primero es el más perfecto. Sin embargo, los hombres suelen elegir la vía de la opinión o apariencia, que es la más fácil, porque es el camino de los sentidos. Sostenía que la multiplicidad de las cosas, así como los continuos cambios a los que se hallan sometidas, no son sino apariencias de una realidad única y eterna: el Ser, que es uno y que comprende la totalidad de lo existente. La filosofía de Parménides y de su escuela establece una línea de pensamiento que se suele oponer a la de Heráclito.
Características del Ser:

  • El Ser es y es pensable. El no-ser no es, ni es pensable. Esto supone afirmar que es lo mismo ser y pensar. Parménides identifica el no-ser con la nada.

  • El Ser es imperecedero e inengendrado, porque, en caso contrario habría que suponer que procede del no-ser y que vuelve a él; pero el no-ser es impensable e inexistente.

  • El Ser es uno, ya que si hubiera otra cosa sería no-ser.

  • El Ser es inmóvil, puesto que todo movimiento consistiría en un cambio hacia el no-ser. El movimiento no es, pues, más que pura apariencia.

  • El Ser es indivisible, puesto que el vacío que habría de separar las partes sería no-ser.

El Ser al que se refiere Parménides es la realidad, y lo concibe como algo corpóreo, limitado, compacto, inengendrado e imperecedero, sin posibilidad de cambios ni movimientos. Es como una esfera bien redonda, inmóvil y eterna.



    1. EMPÉDOCLES DE AGRIGENTO (- 495 a - 435)


Biografía
Como es frecuente entre los filósofos presocráticos, tampoco podemos fijar con exactitud la fecha del nacimiento de Empédocles aunque, por testimonios indirectos, podemos aceptar el año 495 a.c., pero sí que era ciudadano de Akragas (Agrigento), en Sicilia. Su personalidad está envuelta en la leyenda ya que, además de filósofo, fue conocido por sus habilidades como médico y sus actividades relacionadas con la magia o con el chamanismo. Se dice que fue discípulo de Pitágoras o, cuando menos, pitagórico y maestro del sofista Gorgias de Leontini, atribuyéndosele también la creación de la retórica.

Sobre su muerte se cuentan varias anécdotas, siendo una de las más conocidas la de su desaparición arrojándose a las entrañas del Etna.
Pensamiento

Por lo que respecta a la naturaleza Empédocles aceptó el postulado parmenídeo de la permanencia del ser; pero tratará de dar una explicación del cambio, negándose a aceptar el carácter ilusorio la realidad sensible. Para solucionar las aporías en las que habían caído los anteriores filósofos Empédocles postula la existencia de cuatro elementos (fuego, tierra, aire, agua) cada uno de ellos con las características de permanencia e inmutabilidad del ser, y la existencia de dos fuerzas cósmicas (Amor, Odio) que actuarán como causa de la combinación o disociación de los elementos.
De este modo, para Empédocles la realidad es el resultado de la combinación de esos cuatro elementos originarios: la realidad que nosotros captamos es el resultado de la mezcla de dichos elementos. Propiamente hablando no hay generación; lo que llamamos "generación" es propiamente "agregación", "mezcla" de elementos. Y lo que llamamos corrupción no supone la destrucción del ser, sino solamente su "separación", "disgregación". Esa mezcla y separación de los elementos originarios tiene lugar por las fuerzas del Amor y del Odio. En la realidad está sometida a un ciclo en el que predominan alternativamente cada una de esas dos fuerzas, de tal modo que el predominio de una supone la disminución de la otra y viceversa. Dichas fuerzas son concebidas por Empédocles, por supuesto, como fuerzas físicas y materiales. Por efecto del Amor se reúnen las partículas de los cuatro elementos, y por efecto del Odio se separan las partículas provocando la extinción de los objetos.
El mundo tal como nosotros lo conocemos está a medio camino entre la realidad primitiva, fase en la que predomina el Amor, a y la fase de total separación de los elementos en la que predomina el Odio.



    1. ANÁXAGORAS DE CLAZOMENE (- 500 a - 428)


Biografía
Nació Anaxágoras en Clazomene, en Asia Menor, hacia el año 500 antes de Cristo, viviendo su juventud en una época, pues, en la que Clazomene había sido sometida al imperio persa, tras la represión de la revuelta Jonia. Posteriormente se trasladó a Atenas, ciudad en la que residiría la mayor parte de su vida, siendo maestro, y posteriormente amigo, de Pericles, entre otros atenienses ilustres. Precisamente esa amistad le supuso ser acusado de impiedad por los enemigos de Pericles y verse obligado a abandonar Atenas, refugiándose en Lámpsaco, una de las colonias de Mileto en Jonia.
Pensamiento
Al igual que Empédocles, Anaxágoras se enfrentará al problema de explicar el cambio admitiendo la permanencia del ser, tal como se desprende de los postulados parmenídeos. El ser no puede generarse ni corromperse; no puede haber propiamente hablando nacimiento ni destrucción, sino simplemente mezcla o separación de las cosas que existen. La solución de Anaxágoras será también una solución pluralista, al estilo de la de Empédocles. Pero, a diferencia de éste, en lugar de cuatro elementos afirmará la existencia de un número infinito de ellos, cada uno poseyendo las características del ser parmenídeo es decir, la eternidad, la inmutabilidad.
Estos elementos originarios o "semillas" como le llama Anaxágoras se distinguen unas de otras cualitativamente. La mezcla de estas semillas es lo que constituye los objetos de la experiencia; cuando en un objeto predomina un tipo determinado de semillas le atribuimos al objeto la propiedad de las partículas predominantes, ya que, en los objetos de la experiencia, "hay partículas de todas las cosas". Eso explicaría la transformación de unas cosas en otras: si los vegetales que nosotros ingerimos se convierten en carne es preciso que haya carne (partículas o semillas de carne) en dichos vegetales. En ese sentido debería entenderse la afirmación de que hay porciones de todo en todas las cosas. Así, en un trozo de oro hay partículas de todas las demás cosas, pero predominan las partículas de oro, por lo que le llamamos simplemente oro.
¿Cómo se produce esa agregación y esa separación de las semillas? Aquí hace intervenir Anaxágoras un elemento novedoso en la especulación filosófica: el Nous o inteligencia. El movimiento de las partículas o semillas estaría sometido a la inteligencia; sin embargo, el papel de la inteligencia queda reducido al de causa inicial del movimiento que, una vez producido, sigue actuando por sí mismo sometido a causas exclusivamente mecánicas. Las partículas son sometidas por el Nous a un movimiento de torbellino que será la causa de la constitución de todas las cosas tal como nosotros los conocemos.



    1. DEMÓCRITO DE ABDERA (- 460 a - 370)


Biografía
Demócrito nació en Abdera en el año 460 antes de Cristo. Se le atribuyen numerosos viajes, a Egipto y a la India, entre otros, habiendo adquirido en el curso de ellos conocimientos de teología, astrología, geometría, etcétera. También se le sitúa en Atenas escuchando las lecciones de Sócrates o de Anaxágoras, según recoge Diógenes Laercio. Se dice también que fue discípulo de Leucipo, a quien se atribuye la creación del atomismo, doctrina defendida por Demócrito. (Sobre la existencia misma de Leucipo hay quienes han llegado a ponerla en duda apoyándose en el desconocimiento prácticamente total que tenemos de él y en afirmaciones como las de Epicuro, quien negaba su existencia).
Pensamiento
Respecto a su pensamiento parece que fue un hombre dedicado enteramente al estudio y que tuvo una producción abundante. Al igual que Empédocles y Anaxágoras la filosofía de Demócrito estará inspirada por la necesidad de conjugar la permanencia del ser con la explicación del cambio, adoptando una solución estructuralmente idéntica: lo que llamamos generación y corrupción no es más que mezcla y separación de los elementos originarios, que poseen las características de inmutabilidad y eternidad del ser parmenídeo. Estos elementos originarios serán concebidos como entidades materiales, infinitamente pequeñas y, por lo tanto, imperceptibles para los sentidos, y de carácter estrictamente cuantitativo, a los que Demócrito llamará átomos (término griego que significa "indivisibles”) por su cualidad de ser partículas indivisibles.
Estos átomos existen desde siempre en el vacío, sometidos a un movimiento que les es consustancial. Por lo tanto, todo lo que existe son los átomos y el vacío. La introducción de la existencia del vacío es una novedad con respecto a Empédocles y Anaxágoras y que choca frontalmente con la negación del vacío (no ser) que exigía Parménides. Ahora bien, sin la existencia del vacío resulta imposible explicar el movimiento, por lo que necesariamente tiene que existir. Los átomos se mueven en ese vacío en línea recta en un principio, pero, por causas estrictamente mecánicas, algunos de ellos salen de su trayectoria y chocan contra otros, a los que desvían, chocando el conjunto contra otros átomos, provocando la agregación en conjuntos de átomos cada vez mayores, y que darán lugar a la constitución de los objetos tal como nosotros los conocemos.
Aunque los átomos no poseen diferencias cualitativas sí poseen diferencias en cuanto a su forma y configuración: la forma, el orden y la posición.
Demócrito no apela en su sistema a la existencia de ninguna causa que no sea estrictamente material y mecánica, de modo que nos ofrece una primera interpretación mecanicista del universo; existen, por lo demás, innumerables mundos, sometidos a las mismas leyes de agregación y separación de los átomos. Su pensamiento ejercerá una gran influencia en la antigüedad, a través de la escuela de Epicuro, entre otros; pero sobre todo en el Renacimiento, estando en la base de la constitución de la ciencia moderna.


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconHistoria de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos
«magna Grecia» (lo que hoy es el sur de Italia y Sicilia), a ciudades como Elea y Crotona

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconFacultad de Filosofía y Humanidades. Carrera: Pedagogía en Filosofía. Curso: Psicología

Historia de la Filosofía. Filosofía antigua iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales






© 2015
contactos
ley.exam-10.com