Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta






descargar 0.84 Mb.
títuloReglamento a la ley de impuesto sobre la renta
página1/10
fecha de publicación30.09.2015
tamaño0.84 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
REGLAMENTO A LA LEY DE IMPUESTO SOBRE LA RENTA

Decreto N° 18455-H

 

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

Y EL MINISTRO DE HACIENDA

 

Con fundamento en el artículo 140, incisos 3) y 18) de la Constitución Política y el artículo 68 de la Ley N ° 7092 del 21 de abril de 1988 y sus reformas

 

DECRETAN:

 

El siguiente

 

Reglamento de la Ley del Impuesto sobre la Renta

 

CAPITULO I

 

DE LAS DEFINICIONES

 

Artículo 1 - Definiciones

 

Cuando en la ley y en este Reglamento se empleen los términos y expresiones siguientes, debe dárseles las acepciones y significados que se señalan a continuación:

 

a) Dirección o Dirección General; Administración Tributaria o Administración: Se refieren a la Dirección General de la Tributación Directa.

 

b) Empresa: Es toda unidad económica que tenga uno o más establecimientos permanentes en el país, dedicados a la realización de actividades o negocios de carácter lucrativo.

 

c) Exportación: Es la salida del país, cumplidos los trámites legales, de mercancías nacionales o nacionalizadas, destinadas a uso o consumo definitivo en el extranjero.

 

ch) Insumo: Son los bienes intermedios y finales que se incorporan al bien producido o fabricado y también aquellos que se utilizan en la producción o fabricación de éste, que no pueden imputarse directamente a su costo, tales como grasas, aceites, lubricantes, artículos de limpieza para maquinaria, cepillos, agujas, filtros, embalajes, enfardajes, etc.

 

d) Ley o la ley: Se trata de la Ley del Impuesto sobre la Renta No. 7092 del 21 de abril de 1988 y sus reformas.

 

e) Patrono: Persona física o jurídica que da ocupación retribuida a los trabajadores, en relación de subordinación; se denomina también así al empleador, empresario y al pagador.

 

f) Tasa de interés usual de mercado: Aquella equivalente a la tasa básica pasiva calculada según los lineamientos del Banco Central de Costa Rica, más un margen de hasta quince puntos porcentuales con independencia de la actividad de que se trate.

(Este último inciso fue adicionado mediante Decreto Ejecutivo No 25046-H Alcance No 20 a La Gaceta No 62 de 28 de marzo de 1996).

 

CAPITULO II

 

DEL OBJETO DEL IMPUESTO

 

Artículo 2- Materia imponible

 

Está constituida por las rentas, ingresos o beneficios de fuente costarricense, continuos u ocasionales, consistentes en dinero o en especie, percibidos o devengados durante el período fiscal, tanto por las personas jurídicas como por las físicas con actividades lucrativas, domiciliadas o no en el país.

 

Artículo 3- Rentas de fuente costarricense

 

Son las provenientes de servicios prestados, bienes situados o capitales utilizados en el territorio nacional, tal como lo disponen los artículos 1, 49 y 50 de la ley.

 

CAPITULO III

 

DE LOS CONTRIBUYENTES Y PERSONAS EXENTAS

 

Artículo 4- Contribuyentes

 

Son contribuyentes de este impuesto las personas físicas o jurídicas que realicen en el territorio nacional actividades o negocios de carácter lucrativo, con independencia de su nacionalidad o domicilio; y en el caso de las personas jurídicas, del lugar de su constitución, de reunión de sus juntas directivas o de celebración de los contratos, asimismo, los entes que se dediquen a la prestación privada de servicios de educación universitaria, independientemente de la forma jurídica adoptada.

 

(Reformado por Decreto N° 29643-H de 10 de julio del 2001, publicado en La Gaceta N° 138 de 18 de julio del 2001).

Artículo 5- Personas domiciliadas

 

Para los efectos de la aplicación de la ley, se consideran domiciliadas en el país:

 

a) Las personas naturales nacionales, que perciban rentas de fuente costarricense, independientemente de que hayan residido o no en el territorio nacional, durante el período fiscal respectivo.

 

La Dirección queda facultada para considerar domiciliados en el país a costarricenses que permanezcan en el exterior realizando estudios, cursos de especialización, recibiendo tratamiento médico especializado o por otras causas similares a las mencionadas;

 

b) Las personas naturales extranjeras que hayan residido o permanecido en el país, por lo menos seis meses en forma continua durante el período fiscal. No obstante, la dirección está facultada para otorgar la condición de domiciliado, cuando se trate de personas que hayan trabajado un período menor al citado, exclusivamente en relación de dependencia, con patronos domiciliados o residentes en Costa Rica;

 

c) Las personas naturales que desempeñen representaciones o cargos oficiales en el extranjero, pagados por el Estado, sus entidades o las municipalidades;

 

ch) Las personas jurídicas legalmente constituidas en Costa Rica, así como las sociedades de hecho que actúen en el país;

 

d) Las sucursales, agencias y otros establecimientos permanentes en el país, de personas no domiciliadas en Costa Rica;

 

e) Los fideicomisos o encargos de confianza constituidos conforme a la legislación costarricense;

 

f) Las sucesiones, independientemente de la nacionalidad y del domicilio del causante;

 

g) Las empresas individuales de responsabilidad limitada y las empresas individuales que actúen en el país; y

 

h) Todas aquellas personas físicas o jurídicas que no estén expresamente incluidas en los incisos anteriores, pero que desarrollen actividades lucrativas en el país.

 

Artículo 6- Entidades no sujetas a impuesto

 

No están obligadas al pago de este impuesto, las instituciones a que se refiere el artículo 3 de la ley, excepto los entes a que se refiere el artículo 2° inciso h) de la Ley. Cuando se trate de cooperativas, asociaciones civiles que agremien a pequeños o medianos productores agropecuarios de bienes o servicios, fundaciones, partidos políticos, cámaras, sindicatos y demás entidades sin fines de lucro a que se refiere el artículo 3 de la ley, deberán demostrar su condición jurídica, para lo cual cumplirán los siguientes requisitos:

 

i) Inscribirse en los registros que al efecto llevará la Dirección;

ii) Presentar certificación de vigencia, emitida por el organismo competente;

iii) Presentar relación nominal de los miembros que integran la entidad; y

iv) Presentar cualquier otro documento o información que la Dirección requiera.

 

Con los datos anteriores la Dirección procederá a inscribirlas como declarantes.

 

(Reformado por Decreto Ejecutivo No 21580 - H de 10 de setiembre de 1992, publicado en La Gaceta N° 194 de 8 de octubre de 1992 y por Decreto N° 29643-H de 10 de julio del 2001, publicado en La Gaceta N° 138 de 18 de julio del 2001).

 

 

CAPITULO IV

 

DEL PERIODO FISCAL

 

Artículo 7- Período del Impuesto

 

El período fiscal ordinario del impuesto está comprendido entre el 1 de octubre de un año y el 30 de setiembre del año siguiente.

 

La Administración Tributaria está facultada para, en casos muy calificados, establecer períodos del impuesto con fechas diferentes, ya sea por interés de la misma Administración o por solicitud de contribuyentes, por rama de actividad y con carácter general, siempre que no se perjudiquen los intereses fiscales.

 

En los casos que proceda, la Dirección, mediante resolución fundada, establecerá el nuevo período fiscal para la rama de actividad o situación especial de que se trate, determinando los ajustes que correspondan respecto a los meses comprendidos entre la fecha de vigencia del período fiscal ordinario y la del nuevo período resultante por la variación.

 

La presentación de las declaraciones en los casos de situaciones especiales atinentes al período fiscal, se encuentra regulada por lo establecido en el artículo 19 de este Reglamento.

 

CAPITULO V

 

DE LA DETERMINACIÓN DE LA BASE IMPONIBLE

 

Artículo 8- Renta Bruta

 

Está constituida por el total de ingresos o beneficios, en dinero o en especie, continuos o eventuales, percibidos o devengados durante el período del impuesto y provenientes de cualquier fuente costarricense de las actividades a que se refiere el párrafo cuarto del artículo 1 de la ley. También está constituida por las diferencias cambiarias originadas en activos en moneda extranjera, relacionados con operaciones del giro habitual de los contribuyentes.

 

A partir del período fiscal siguiente a la vigencia de la ley, también formará parte de la renta bruta, cualquier incremento patrimonial no justificado por el contribuyente. El incremento de patrimonio, se basará en cualquier aumento en el capital del contribuyente durante un período fiscal, más los ajustes en los desembolsos no deducibles, menos los ingresos no gravables; tal incremento debe provenir de ingresos gravables.

 

Con la declaración jurada anual, las sociedades de hecho y de derecho, así como las personas físicas con actividades lucrativas, deberán presentar un estado comparativo de las cuentas de activo, pasivo y patrimonio entre el año anterior y el año correspondiente a la declaración del período en cuestión; las personas físicas con actividades lucrativas deberán incluir además su patrimonio personal, justificando debidamente los incrementos patrimoniales experimentados durante el período; en ambos casos, la Dirección suministrará los formularios correspondientes, cuya información se considerará complementaria de la declaración jurada anual. La Dirección está facultada para verificar y ajustar el incremento patrimonial declarado por el contribuyente, con base en las facultades que le otorga la ley y el Código de Normas y Procedimientos Tributarios; asimismo, para computar como renta bruta, en el período en que se produjo, cualquier incremento patrimonial no declarado o justificado por el contribuyente.

(Reformado por artículo 1° del Decreto Ejecutivo No 21580 - H de 10 de setiembre de 1992, publicado en La Gaceta No 194 de 8 de octubre de 1992)

 

Artículo 9- Comprobantes de ingresos

 

Los contribuyentes a que se refiere el artículo 2° de la Ley, están obligados a emitir facturas o comprobantes de ingresos por cada una de sus operaciones, debidamente autorizadas por la Administración Tributaria, los cuales deben cumplir con los siguientes requisitos:

 

a) Datos en forma impresa:

 

1. Nombre del contribuyente o razón social y la denominación del negocio (nombre de fantasía si existe).

 

2. Número de cédula de identidad o cédula jurídica del contribuyente.

 

3. Numeración consecutiva.

 

4. Espacio para la fecha de la transacción.

 

5. Condiciones de la venta: contado, crédito, en consignación, etc., según corresponda.

 

6. Identificación de la impresión y nombre del impresor (pie de imprenta).

 

b) Requisitos de emisión:

 

1. Redactados en español y como mínimo extenderse en duplicado; el original se entregará al comprador y el duplicado será el documento que ampare el asiento contable.

 

2. Fecha de emisión.

 

3. Nombre completo o razón social del comprador.

 

4. Detalle de la mercancía transferida o naturaleza del servicio prestado, precio unitario y monto de la operación, expresado en moneda nacional.

 

5. Descuentos concedidos, con indicación de su naturaleza y montos, cuando corresponda.

 

6. Impuestos a que está afecta la venta de mercancías o servicios, si corresponde.

 

7. Total.

 

( El presente artículo ha sido reformado mediante Decreto Ejecutivo No 25046-H Alcance No 20 a La Gaceta No 62 de 28 de marzo de 1996)

 

Artículo 10- Exclusiones de la renta bruta

 

No forman parte de la renta bruta los rubros estipulados en el artículo 6° de la Ley.

 

(Reformado por Decreto Ejecutivo No 25046-H, publicado en Alcance No 20 a La Gaceta No 62 de 28 de marzo de 1996 y por Decreto N° 29643-H de 10 de julio del 2001, publicado en La Gaceta N° 138 de 18 de julio del 2001).

 

Artículo 11- Renta Neta

 

La renta neta se determina deduciendo de la renta bruta los costos y gastos útiles, necesarios y pertinentes permitidos por ley. Cuando los gastos, costos y erogaciones se efectúen para producir indistintamente rentas gravadas y exentas, se debe deducir solamente la proporción que corresponda a las rentas gravadas. Cuando el contribuyente no pueda justificar debidamente una proporción diferente, deberá deducir la suma que resulte de aplicar el porcentaje obtenido al relacionar las rentas gravadas con las rentas totales.

 

Los costos, gastos y erogaciones deben estar respaldados por comprobantes fehacientes. La Dirección queda ampliamente facultada para calificarlos y aceptar su deducción total o parcial; asimismo, se reserva el derecho de rechazar las partidas no justificadas.

 

Los comprobantes deberán cumplir con las siguientes condiciones:

 

a) Fecha y nombre completo, razón social y denominación del proveedor de mercancías, prestador de servicios o de quien recibe el pago;

 

b) Cédula de identidad o jurídica, según sea el caso;

 

c) Comprobante con número preimpreso;

 

d) Descripción de la mercancía o servicio comprado; y

 

e) Monto.

 

Todos los comprobantes de compras de mercancías y servicios deben estar debidamente autorizados por la Administración Tributaria, salvo los extendidos en los siguientes casos y actividades por:

 

1. Las personas no sujetas al pago del impuesto sobre la renta, indicadas en el artículo 3° de la Ley, y las exentas por ley especial, siempre y cuando no vendan mercancías o presten servicios gravados con el impuesto general sobre las ventas, en cuyo caso estarán sujetas a las disposiciones de la ley y el reglamento de este último tributo.

 

2. Los contribuyentes inscritos en los Regímenes de Tributación Simplificada.

 

3. Las entidades reguladas por la Superintendencia General de Entidades Financieras.

 

4. Las personas físicas o jurídicas dedicadas al transporte remunerado de personas y productos agrícolas.

 

5. Las personas físicas que presten servicios personales, siempre que no se trate de las contempladas en el artículo 13, inciso a) de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

 

6. Las personas físicas que intervengan en la producción de productos agrícolas.

 

7. No se deberá solicitar la autorización para los recibos de dinero cuando estén respaldados por facturas o comprobantes de ingresos debidamente autorizados.

 

La Administración Tributaria queda facultada para evaluar los casos no previstos por esta Ley considerando el interés fiscal, relacionados con la autorización de facturas.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconEn lo relativo al proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconSinopsis proyecto de decreto que reforma y adiciona diversos artículos...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconImpuesto sobre la renta de las personas físicas y de modificación...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconReforma Ley del Impuesto sobre la Renta

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconGanancias y pérdidas patrimoniales en el impuesto sobre la renta...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconEl pasado 31 de diciembre de 2010 fue publicado en el dof el Decreto...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconÓrdenes de módulos Orden hap/2549/2012, de 28 de noviembre, por la...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconCurso impuesto sobre la renta

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta iconTexto refundido de la ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas
«Boletín Oficial del Estado» de 10 de diciembre de 1998, supuso una profunda reforma del impuesto para adaptarlo al modelo vigente...

Reglamento a la ley de impuesto sobre la renta icon2. el impuesto negativo sobre la renta (inr)






© 2015
contactos
ley.exam-10.com