L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada)






descargar 1.05 Mb.
títuloL. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada)
página4/29
fecha de publicación29.09.2015
tamaño1.05 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   29

CAPITULO III

Período impositivo, devengo del impuesto e imputación temporal


 

 Art. 12. Regla general.

1. El período impositivo será el año natural.

 

2. El impuesto se devengará el 31 de diciembre de cada año, sin perjuicio de lo establecido en el artículo siguiente.

 

 

 Art. 13. Período impositivo inferior al año natural.

1. El período impositivo será inferior al año natural cuando se produzca el fallecimiento del contribuyente en un día distinto al 31 de diciembre.

 

2. En tal supuesto el período impositivo terminará y se devengará el impuesto en la fecha del fallecimiento.

Esta redacción del apartado 2 del artículo 13 ha sido establecida por el artículo 4 de Ley 46/2002, de 18 de diciembre, , con efectos a partir del día 1 de enero de 2003.

La redacción inicial era la siguiente: “2. En tal supuesto el período impositivo terminará y se devengará el impuesto en la fecha del fallecimiento, sin perjuicio de la opción por la tributación conjunta prevista en el artículo 68.3 de esta Ley.”

 

 

 Art. 14. Imputación temporal.

1. Regla general.

Los ingresos y gastos que determinan la renta a incluir en la base del impuesto se imputarán al período impositivo que corresponda, de acuerdo con los siguientes criterios:

a) Los rendimientos del trabajo y del capital se imputarán al período impositivo en que sean exigibles por su perceptor.

b) Los rendimientos de actividades económicas se imputarán conforme a lo dispuesto en la normativa reguladora del Impuesto sobre Sociedades, sin perjuicio de las especialidades que reglamentariamente puedan establecerse.

c) Las ganancias y pérdidas patrimoniales se imputarán al período impositivo en que tenga lugar la alteración patrimonial.

 

2. Reglas especiales.

a) Cuando no se hubiera satisfecho la totalidad o parte de una renta, por encontrarse pendiente de resolución judicial la determinación del derecho a su percepción o su cuantía, los importes no satisfechos se imputarán al período impositivo en que aquélla adquiera firmeza.

b) Cuando por circunstancias justificadas no imputables al contribuyente, los rendimientos derivados del trabajo se perciban en períodos impositivos distintos a aquéllos en que fueron exigibles, se imputarán a éstos, practicándose, en su caso, declaración-liquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno. Cuando concurran las circunstancias previstas en la letra a) anterior, los rendimientos se considerarán exigibles en el período impositivo en que la resolución judicial adquiera firmeza.

La declaración se presentará en el plazo que medía entre la fecha en que se perciban y el final del inmediato siguiente plazo de declaraciones por el impuesto.

c) La prestación por desempleo percibida en su modalidad de pago único de acuerdo a lo establecido en la normativa laboral, podrá imputarse en cada uno de los períodos impositivos en que, de no haber mediado el pago único, se hubiese tenido derecho a la prestación.

Dicha imputación se efectuará en proporción al tiempo que en cada período impositivo se hubiese tenido derecho a la prestación de no haber mediado el pago único.

d) En el caso de operaciones a plazos o con precio aplazado, el contribuyente podrá optar por imputar proporcionalmente las rentas obtenidas en tales operaciones, a medida que se hagan exigibles los cobros correspondientes. Se considerarán operaciones a plazos o con precio aplazado aquéllas cuyo precio se perciba, total o parcialmente, mediante pagos sucesivos, siempre que el período transcurrido entre la entrega o la puesta a disposición y el vencimiento del último plazo sea superior al año.

Cuando el pago de una operación a plazos o con precio aplazado se hubiese instrumentado, en todo o en parte, mediante la emisión de efectos cambiarios y éstos fuesen transmitidos en firme antes de su vencimiento, la renta se imputará al período impositivo de su transmisión.

En ningún caso tendrán este tratamiento, para el transmitente, las operaciones derivadas de contratos de rentas vitalicias o temporales. Cuando se transmitan bienes y derechos a cambio de una renta vitalicia o temporal, la ganancia o pérdida patrimonial para el rentista se imputará al período impositivo en que se constituya la renta.

e) Las diferencias positivas o negativas que se produzcan en las cuentas representativas de saldos en divisas o en moneda extranjera, como consecuencia de la modificación experimentada en sus cotizaciones, se imputarán en el momento del cobro o del pago respectivo.

f) Las rentas estimadas a que se refiere el artículo 6. 3 de esta Ley se imputarán al período impositivo en que se entiendan producidas.

g) Las ayudas públicas percibidas como compensación por los defectos estructurales de construcción de la vivienda habitual y destinadas a la reparación de la misma, podrán imputarse por cuartas partes, en el período impositivo en el que se obtengan y en los tres siguientes.

h) Se imputará como rendimiento de capital mobiliario de cada período impositivo la diferencia entre el valor liquidativo de los activos afectos a la póliza al final y al comienzo del período impositivo en aquellos contratos de seguros de vida en los que el tomador asuma el riesgo de la inversión. El importe imputado minorará el rendimiento derivado de la percepción de cantidades en estos contratos.

No resultará de aplicación esta regla especial de imputación temporal en aquellos contratos en los que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

A) No se otorgue al tomador la facultad de modificar las inversiones afectas a la póliza.

B) Las provisiones matemáticas se encuentren invertidas en:

a) Acciones o participaciones de instituciones de inversión colectiva, predeterminadas en los contratos, siempre que se trate de instituciones de inversión colectiva adaptadas a la Ley 46/1984, de 26 de diciembre, reguladora de las Instituciones de Inversión Colectiva, o amparadas por la Directiva 85/611/CEE, del Consejo, de 20 de diciembre de 1985.

b) Conjuntos de activos reflejados de forma separada en el balance de la entidad aseguradora, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

La determinación de los activos integrantes de cada uno de los distintos conjuntos de activos separados deberá corresponder, en todo momento, a la entidad aseguradora quien, a estos efectos, gozará de plena libertad para elegir los activos con sujeción, únicamente, a criterios generales predeterminados relativos al perfil de riesgo del conjunto de activos o a otras circunstancias objetivas.

La inversión de las provisiones deberá efectuarse en los activos aptos para la inversión de las provisiones técnicas, recogidos en el artículo 50 del Reglamento de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, aprobado por el Real Decreto 2486/1998, de 20 de noviembre, con excepción de los bienes inmuebles y derechos reales inmobiliarios.

Las inversiones de cada conjunto de activos deberán cumplir los límites de diversificación y dispersión establecidos, con carácter general, para los contratos de seguro por la Ley 30/1995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, su Reglamento, aprobado por el Real Decreto 2486/1998, de 20 de noviembre, y demás normas que se dicten en desarrollo de aquélla.

No obstante, se entenderá que cumplen tales requisitos aquellos conjuntos de activos que traten de desarrollar una política de inversión caracterizada por reproducir un determinado índice bursátil o de renta fija representativo de algunos de los mercados secundarios oficiales de valores de la Unión Europea.

El tomador únicamente tendrá la facultad de elegir, entre los distintos conjuntos separados de activos, en cuáles debe invertir la entidad aseguradora la provisión matemática del seguro, pero en ningún caso podrá intervenir en la determinación de los activos concretos en los que, dentro de cada conjunto separado, se invierten tales provisiones.

En estos contratos, el tomador o el asegurado podrán elegir, de acuerdo con las especificaciones de la póliza, entre las distintas instituciones de inversión colectiva o conjuntos separados de activos, expresamente designados en los contratos, sin que puedan producirse especificaciones singulares para cada tomador o asegurado.

Las condiciones a que se refiere este párrafo h) deberán cumplirse durante toda la vigencia del contrato.

Esta redacción del párrafo h) del apartado 2 del artículo 14 ha sido establecida por el artículo 5 de Ley 46/2002, de 18 de diciembre, , con efectos a partir del día 1 de enero de 2003.

La redacción inicial de esta letra, que fue añadida por el artículo 1.dos de la Ley 55/1999, de 29 de diciembre , con efectos desde 1 de enero del año 2000. era la siguiente:

“h) Se imputará como rendimiento de capital mobiliario de cada período impositivo la diferencia entre el valor liquidativo de los activos afectos a la póliza al final y al comienzo del período impositivo en aquellos contratos de seguro de vida en los que el tomador asuma el riesgo de la inversión, que no cumplan los requisitos previstos en el artículo 24.3 de esta Ley.

El importe de las rentas imputadas minorará el rendimiento derivado de la percepción de cantidades de los contratos. “

i) Las ayudas incluidas en el ámbito de los planes estatales para el acceso por primera vez a la vivienda en propiedad, percibidas por los contribuyentes mediante pago único en concepto de Ayuda Estatal Directa a la Entrada (AEDE) podrán imputarse por cuartas partes en el período impositivo en el que se obtengan y en los tres siguientes.

Esta redacción de la letra i) ha sido añadida por el artículo 1.cuatro de la Ley 55/1999, de 29 de diciembre , con efectos desde 1 de enero del año 2000.

j) Las ayudas públicas otorgadas por las Administraciones competentes a los titulares de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español inscritos en el Registro general de bienes de interés cultural a que se refiere la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y destinadas exclusivamente a su conservación o rehabilitación, podrán imputarse por cuartas partes en el período impositivo en que se obtengan y en los tres siguientes, siempre que se cumplan las exigencias establecidas en dicha Ley, en particular respecto de los deberes de visita y exposición pública de dichos bienes.

Esta redacción del párrafo j) del artículo 14 apartado 2 ha sido añadida por la disposición adicional primera de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre , de régimen fiscal de las Entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al Mecenazgo, con efectos desde 25 de diciembre de 2002.

 

3. En el supuesto de que el contribuyente pierda su condición por cambio de residencia, todas las rentas pendientes de imputación deberán integrarse en la base imponible correspondiente al último período impositivo que deba declararse por este impuesto, en las condiciones que se fijen reglamentariamente, practicándose, en su caso, declaración-liquidación complementaria, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

 

4. En el caso de fallecimiento del contribuyente todas las rentas pendientes de imputación deberán integrarse en la base imponible del último período impositivo que deba declararse.

 

 
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   29

similar:

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconTexto refundido de la ley del impuesto sobre la renta de las personas físicas
«Boletín Oficial del Estado» de 10 de diciembre de 1998, supuso una profunda reforma del impuesto para adaptarlo al modelo vigente...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconImpuesto sobre la renta de las personas físicas y de modificación...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconGanancias y pérdidas patrimoniales en el impuesto sobre la renta...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconReal Decreto-ley 9/2015, de 10 de julio, de medidas urgentes para...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconÓrdenes de módulos Orden hap/2549/2012, de 28 de noviembre, por la...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) icon1 Hecho imponible El Impuesto sobre Sociedades (de ahora en adelante,...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconResumen la presente investigación se aborda desde una perspectiva...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconEl pasado 31 de diciembre de 2010 fue publicado en el dof el Decreto...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconEn lo relativo al proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan...

L. 40/1998, de 9 de diciembre, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras normas tributarias (derogada) iconB objeto del impuesto para personas físicas y sucesiones indivisas 7






© 2015
contactos
ley.exam-10.com