Elección, luego del






descargar 25.37 Kb.
títuloElección, luego del
fecha de publicación27.05.2015
tamaño25.37 Kb.
tipoLección
ley.exam-10.com > Ley > Lección
BARRERA ELECTORAL 

I. Alcance y definición del término 

En Derecho Electoral suele emplearse como sinonimia los vocablos barrera electoral, barrera legal, barrera mínima, o también umbral mínimo (Nohlen). 

Se define a la barrera electoral como las disposiciones normativas que regulan o limitan el acceso a la participación de algunos partidos políticos o candidatos en la vida de una sociedad política, que no hayan alcanzado una votación determinada, y por lo tanto, no tienen el derecho de ocupar un escaño en el Parlamento o Congreso. 

Según Nohlen, se habla de una barrera legal cuando se limita el derecho de los partidos a la asignación de escaños, no por medio de factores inherentes al sistema electoral, sino por medio de la determinación de condiciones especiales. Y agrega Nohlen que contrariamente a las barreras fácticas que existen en los diferentes tamaños de las circunscripciones, la barrera legal está determinada por la ley. 

En realidad, la barrera electoral es uno de los elementos configuradores de los sistemas electorales contemporáneos, que actúa de una manera decisiva en el destino o futuro de los partidos políticos, como veremos más adelante, en especial en los sistemas de representación proporcional. 

II. Barrera electoral y representatividad 

En los países de democracia representativa, la actuación de los sistemas electorales varía según la comunidad política en la cual se va a llevar a cabo la elección de los candidatos que aspiran a un cargo: Presidente, representantes al Congreso, Asamblea u órgano colegiado, Consejo Municipal o Asamblea Regional. Lo distintivo en toda elección, luego del escrutinio, es el resultado final. Después, se precisa quiénes son las fuerzas políticas que han conseguido un escaño, y por lo tanto, una representatividad de la comunidad que los eligió. 

Además, una de las características que afectan a los procedimientos electorales en Occidente estriba en que se trata de elecciones disputadas. Sin embargo, la participación popular que se trasluce en el voto se ve frenada por la barrera electoral que en el fondo es una especie de freno para los partidos políticos minoritarios.

Teóricamente, se admite hoy en día que el voto tiene igual valor (ej.. voto urbano y voto rural). Empero, en la práctica no se cumple tal aserto por cuanto mediante los sistemas electorales se encierran todavía disparidades con relación al “valor de los votos”. Con ello se demuestra que la representatividad de los sistemas electorales no tiene una mecánica electoral uniforme o exacta.

Nohlen al referirse a la representación proporcional con barrera electoral sostiene que: “limita al número de partidos con posibilidad de acceder a una representación parlamentaria de su electorado, y por lo tanto, afecta la decisión del votante, restringiéndola a los partidos con posibilidades de franquear esa barrera y, distribuyendo la totalidad de los escaños de manera proporcional entre los partidos que lograron tal meta.

 

La barrera legal, en consecuencia, es un obstáculo electoral para el ascenso de los partidos políticos minúsculos en el quehacer diario de la vida política nacional. No hay, sin duda, equilibrio justo entre los partidos políticos, por cuanto las diferencias son notorias como resultado de la votación y, finalmente, las oportunidades para ocupar un escaño no son iguales.

III. Derecho comparado

La barrera electoral o legal funciona relativamente en ciertos países. El prototipo de barrera electoral lo encontramos en Alemania, donde se habla de la cláusula del 5 por 100. ¿Qué significa esto? O sea, para que los partidos políticos ocupen un escaño tienen que alcanzar por lo menos el 5% de la votación total. La estructura democrática de Alemania, entre otros aspectos rica en experiencia, se ve, en mérito de la barrera electoral, limitada por cuanto los partidos políticos que no alcancen el porcentaje señalado no entran a la contienda política que se lleva a cabo dentro del Parlamento.

Además, la barrera electoral no permite que los partidos políticos de reciente aparición participen en la vida pública y política, en la inteligencia que no hayan obtenido al menos el 5% del total de los votos emitidos. La voz de los partidos políticos no hará eco en el Parlamento por cuanto no han obtenido un escaño.

El Tribunal Constitucional Federal examinó si el tope del 5% contenido en la ley electoral era compatible con el principio de representación proporcional. Afirmativamente expresó que una barrera del 5% debería constituir el límite superior del umbral, impidiendo todo cambio ulterior que fortaleciera el efecto restrictivo del sistema electoral como incompatible con el principio de representación proporcional.

Recuérdese que en la República de Weimar, la proliferación de pequeños partidos y su respectiva fragmentación fue una de las causas de su desaparición. De ahí, la razón de ser de la barrera legal en Alemania. En la praxis política la barrera legal impuesta a los partidos políticos en Alemania no guarda reciprocidad con lo dispuesto por la Ley Fundamental de Bonn de 1949, en su artículo 21.1, que entre otras cosas, refiriéndose a los partidos políticos, apunta: “Su organización interna deberá responder a los principios democráticos”. El pluralismo político no es como tal, definido. Lo cierto es que en Alemania Federal el principio de representación no está consagrado en la Ley fundamental, como sí lo está, por ejemplo, en España (art. 68.3) y Portugal (arts. 151-155). Antes bien, el sistema electoral es decidido por una simple legislación, como es, en vía de ejemplo, el caso de Francia y Gran Bretaña. En Israel la barrera electoral es insignificante, ya que cada lista debe obtener por lo menos el 1.5% de los votos emitidos válidos. Un tanto distinto sucede en Suecia, donde para la distribución de los escaños de diputados, participan los partidos políticos que han obtenido o alcanzado por lo menos el 4% de los votos válidamente emitidos a nivel nacional.

En Liechtenstein se requiere el 8% de los votos para todo el país. En Turquía, en 1983 se estableció una cláusula que fijó una barrera nacional de votos del 10%.

IV. Consecuencias

La barrera electoral trae como resultado que la vida de los partidos políticos peligre, por cuanto éstos, al fracasar en las elecciones, no están en la mira de los medios de comunicación, ni se hacen escuchar en los debates parlamentarios, causando como consecuencia una especie de escepticismo en los electores o simpatizantes que los apoyaron.

Algo más todavía, desaparecen los partidos políticos minoritarios en términos de votación, y los que obtienen votación mayoritaria se fortalecen. En la práctica puede crear, sin duda, el dominio de unos cuantos partidos políticos monopólicos en la vida política.

La barrera electoral hace desaparecer la oposición política, además el debate parlamentario de todas las fuerzas políticas democráticas. Así, el sistema de partidos se vuelve oligárquico sin pensar en un sistema multipartidario, sino en un sistema con partidos predominantes.

Visto desde otra perspectiva, coincidiendo con Fernández Segado, una cláusula como la barrera legal se nos antoja positiva, siempre que se respeten los límites, en un sistema de representación proporcional, y siempre que, sea mínimamente operativa y no se regule de tal modo que quedaría convertida en una cláusula puramente suntuaria o decorativa por su absoluta inoperancia, cual acontece en España.

Finalmente, un sistema electoral, por más complicado que sea, ¿puede acaso, definir el destino de un Estado? Creemos que sí en parte, por cuanto la estabilidad de la vida democrática de un gobierno depende mucho del resultado de una elección y, lo más notorio, de los partidos políticos que participan. Por lo demás, la tendencia cada vez más creciente de imponer este tipo de limitación a las organizaciones políticas, está orientada a la necesidad de fortalecerlas promoviendo una intensa funcionalidad en la formación de la voluntad política estatal, y con ello afianzar el sistema de democracia representativa, o para expresarlo en otro giro, contribuir al fortalecimiento del Estado de partidos.

Vocablos de referencia:

Democracia

Discriminación electoral

Representación política

Sistemas electorales

Bibliografía:

Fernández Segado, Francisco: Estudio de Derecho Electoral, Ediciones Jurídicas, Lima, 1997.

Lenk, Kurt y Neumann, Franz (eds.): Teoría y Sociología Críticas de los Partidos Políticos, Editorial Anagrama, Barcelona, 1980.

Michels, Robert: Los partidos políticos, 2Vols, Amorrortu editores, Buenos Aires, 1979.

Nohlen, Dieter: Sistemas electorales del mundo, Centro de Estudios Constitucionales, Madrid, 1981.

____________: Sistemas electorales y representación política en Latinoamérica, Vol.1, Fundación Friedrich Ebert, Madrid, 1986.

____________: La reforma electoral en América Latina: seis contribuciones al debate, IIDH/CAPEL, San José, 1987.

____________: Sistemas electorales y partidos políticos, II edición revisada y aumentada, Fondo de Cultura Económica, México, 1998.

Nohlen Dieter, Picado Sonia, Zovatto Daniel (Compiladores): Tratado de Derecho Electoral Comparado en América Latina, Fondo de Cultura Económica, México, 1998.

 

Domingo GARCÍA BELAUNDE

José F. PALOMINO MANCHEGO

 

Fuente: http://www.iidh.ed.cr/comunidades/redelectoral/docs/red_diccionario/barrera%20electoral.htm

Cláusula de barrera


(Redirigido desde Umbral electoral)

Cláusula de barrera, también conocida como barrera electoral o legal, o umbral electoral, es en política la proporción mínima de votos que necesita una lista electoral para que pueda conseguir asientos o representantes en el parlamento u órgano similar; o también, la cantidad mínima para que un partido pueda actuar en las comisiones parlamentarias. El objetivo de la cláusula es evitar la fragmentación parlamentaria.

Cláusula de barrera en España


En España, la cláusula está situada en el 3% para las elecciones al Congreso de los Diputados y al 5% para las elecciones municipales. En cuanto a las elecciones autonómicas varía según el territorio, así en Cataluña se necesita un 3% mientras que en la Comunidad Valenciana es un 5%.

Cláusula de barrera en otros países


En Alemania, se necesita superar el 5% o tener al menos 3 diputados electos de forma directa para conseguir un asiento en el Bundestag y en los parlamentos regionales.

En Brasil, estaba situada al 5%, y si un partido no supera ese número no podrá actuar en las comisiones parlamentarias ni ser considerado grupo parlamentario. Sin embargo, esta norma fue declarada inconstitucional por el Tribuna Supremo del país.

En Turquía la cláusula de barrera es de las más altas del mundo, situándose al 10% y favoreciendo claramente a un modelo bipartidista, en gran parte motivado para relegar al partido kurdo.

Fuente: Wikipedia

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Elección, luego del iconResumen Las Madres Solteras por Elección (mspe) que han concebido...

Elección, luego del iconLa Perla del Atlántico, La Feliz, Mardel
«Nuestra Señora del Pilar del Volcán» que luego se denominó primeramente «Puerto de la Laguna de los Padres», recibiendo el mencionado...

Elección, luego del iconFicha 7: Japón, la vida luego de la Segunda Guerra Mundial. Los antecedentes del crecimiento

Elección, luego del icon1498 Cristóbal Colon avista la primera tierra firme del continente...

Elección, luego del iconElección del problema

Elección, luego del iconElección del Tema

Elección, luego del iconLuego de la Segunda Guerra Mundial, el mundo entró en una bipolaridad,...

Elección, luego del iconMomento investigué y luego tuve que exponer, sobre un tema, que hoy,...

Elección, luego del iconElección del nombre y logotipo

Elección, luego del icon6 Elección del nombre de la cooperativa






© 2015
contactos
ley.exam-10.com