Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial






descargar 0.5 Mb.
títuloLos sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial
página1/6
fecha de publicación11.08.2015
tamaño0.5 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6


LOS SISTEMAS EDUCATIVOS O POLÍTICOS NO CAMBIAN MISTERIOSAMENTE, SE TRANSFORMAN CUANDO NOSOTROS CAMBIAMOS FUNDAMENTALMENTE. EL INDIVIDUO ES DE PRIMORDIAL IMPORTANCIA, NO EL SISTEMA; Y MIENTRAS EL INDIVIDUO NO COMPRENDA EL PROCESO TOTAL DE SU PROPIA EXISTENCIA, NO HAY SISTEMA, SEA DE DERECHA O IZQUIERDA, QUE PUEDA TRAER ORDEN Y PAZ AL MUNDO”

J. Krishnamurti


  1. IDENTIFICACIÓN:

ÁREA: Filosofía.

GRADOS: 10 Y 11.

INSTITUCIÓN EDUCATIVA: San José del Citará

DOCENTE: Beatriz Eugenia Herrera Caro

NIVEL: Media Académico y Técnico.

MUNICIPIO: Bolívar Antioquia.


  1. JUSTIFICACIÓN

Cada vez que se inicia un año lectivo o que ingresan a 10 grado en filosofía los estudiantes se preguntan ¿y para qué sirve esta materia? Como profesores podemos dar desde las respuestas más complejas hasta las más sencillas.

Algunos pueden responder con alguna proposición abstracta y elevada. Otros pueden indicarles a sus discípulos que la materia es muy fácil y que no deben temer, porque realmente lo importante es desarrollar algunas competencias con las cuales puedan desenvolverse en el ámbito académico y en la vida cotidiana. 

A la base de la pregunta del para qué la enseñanza de la filosofía, subyace otra: ¿qué es la filosofía? Podemos contestar con la respuesta de Heidegger en su trabajo del mismo título "Filosofía es traducir al lenguaje la llamada del ser del ente." Pero si contestamos de esta manera, lo más probable es que nuestros alumnos se sientan confundidos y crean que la labor será inútil y aburrida

No basta con indicarle al alumno que la filosofía es la disciplina máxima del saber y que en ella están contenidos un sin número de teorías y autores dedicados a pensar lo más complejo de la realidad.

De acuerdo a lo anterior, en las siguientes líneas se exponen cuatro razones básicas por las cuales es imprescindible la enseñanza de la filosofía.

Enseñar filosofía para recuperar el sentido de los valores

Cotidianamente se escucha decir que la sociedad actual vive una crisis de valores.

Los mayores acusan a los jóvenes de no tener una escala de valores que les permita vivir auténticamente. Añoran las épocas pasadas e incesantemente cuestionan la forma en que se vive. La sociedad oferta gran cantidad de posibilidades que hace del ser humano un individuo vulnerable y presa del facilismo. No es que en la actualidad se niegue la existencia de los valores. El problema radica en la vertiginosa mutación de valores. Otrora existían mayores seguridades e instituciones que proporcionaban las tablas axiológicas. El bueno era quien obedecía y cumplía fielmente lo que unos cuantos proponían. En el presente hay una fuerte tendencia al cambio. Sin embargo, ello no justifica que todo comportamiento sea válido, como pretenden afirmar ciertas esferas de la sociedad.

Debemos enseñar el sentido que tiene para el ser humano guiarse de acuerdo a unos valores. Es decir, de acuerdo a unas realidades que aparecen intangibles, pero que se materializan en el comportamiento. 

Y cuando se dice enseñar, no es afirmando que se debe llenar a los alumnos con un cúmulo de conceptos en donde ellos recitan literalmente las definiciones dadas por los autores. Una de las formas más indicadas para enseñar los valores es la práctica. Resulta inoficiosa la prédica si en realidad no logramos transmitir el sentido de los valores. Y el sentido se logra sólo a través del ejemplo. Es decir, no se pretende que nuestros estudiantes asuman valores si nosotros les demostramos con nuestra actuación que todo da lo mismo. (esta afirmación sin mayor explicación nos puede llevar a `pensar que si alguien no lo hace es porque no se debe hacer o a que si todos lo hacen es lo correcto)

Con actitudes tales como ser fiel o infiel es cuestión de gustos y preferencias;  ser honrado o deshonesto depende de la situación; decir la verdad o engañar es asunto del momento, sólo logramos perpetuar un relativismo moral a través del cual falseamos los comportamientos correctos. El docente da sentido a los valores cada vez que asume posiciones firmes y decididas; no dogmáticas y totalitarias. Actuando con convencimiento y no flaqueando. ( la argumentación y reflexión, propias de la filosofía, no nos dejan caer en el relativismo ramplón. Tomar una u otra posición implica sustentación, argumentos; ahí está el docente para guiar la discusión)

Se debe ser tolerantes(redacción?) con los asuntos triviales, pero no mostrar tolerancia ante las situaciones que degradan la dignidad humana. Andar con la verdad, es decir,  con transparencia, porque sólo así se estará en condiciones de exigirles a las nuevas generaciones la construcción de un mundo más humano. 

A través de la filosofía es posible que el alumno confronte su escala de valores y decida libremente  optar por la vida en abundancia o por el escurridizo laberinto de la destrucción. Puestas así las cosas, la enseñanza de los valores (reflexión?) conduce a indagar por su esencia y significado. Debemos preguntar a los alumnos por sus aspiraciones más altas y desde allí direccionar el sentido de los valores. Resulta fundamental transmitir pasión por la vida y no dejar que ellos se pierdan en los supuestos valores que coloca la sociedad, porque si al ser humano le arrancáramos el mundo de las valoraciones y quedaran éstas encerradas en una esfera subjetiva, se provocaría una profunda deshumanización y la tierra se convertiría en un lugar inhabitable.     

Enseñar filosofía para adquirir una conciencia crítica de la realidad y superar el conformismo


De nada sirve en la vida asumir posiciones neutrales o pasivas, pues quienes así lo hacen pierden el auténtico derrotero de la existencia. Durante una época no muy lejana, en América Latina, se propuso a nivel pedagógico que la enseñanza debería contener un alto sentido crítico. Las teorías pontificaron demasiado al respecto y parece que las grandes aspiraciones porque el mundo obtuviera un orden social más justo y humano se difuminaron rápidamente. Hoy se afirma que debemos formar en los jóvenes un sentido crítico. Se debe enseñar, por lo menos así se sostiene en teoría, a descifrar los lenguajes que se ocultan detrás de la realidad.

En oportunidades se cree que formar un juicio crítico consiste en que el alumno asuma posiciones de rebeldía frente a las instituciones. La formación del juicio crítico se inicia en el momento en que el individuo contrasta los elementos teóricos con su más inmediata y emergente situación. Una conciencia crítica implica ser consciente de lo que se aprende y la significación de lo aprendido. La crítica es cambio y si lo que elaboran los alumnos a nivel humanístico no transforma su condición personal no es posible hablar que han adquirido conciencia crítica. 

Parece que como sujetos de una sociedad estuviéramos condenados a permanecer conformes. La conformidad se homologa con la pasividad. Si asumimos actitudes pasivas es difícil lograr dar un nuevo giro a la sociedad. La tendencia a asumir los dictámenes de un orden establecido es cada vez más creciente y sus consecuencias pueden ser nefastas. Por ello, de las aulas se debe desterrar los comportamientos conformistas y llevar a los alumnos a adquirir formas de cambio constante. Y cambio constante significa ver la existencia con ojos renovados, sin caer en pesimismos o utopías fantásticas; poner en escena las habilidades personales al servicio de los otros, ser diferente en la manera de proyectar la existencia sin desconocer que el otro también es responsabilidad mía y que los niveles de deshumanización no pueden ser el común denominador de la historia.

Tener conciencia crítica se traduce en la actitud que describe Platón en la alegoría de la Caverna, cuando el hombre que se libera y sale de las tinieblas y ve la luz del sol siente la imperante necesidad de ir y comunicar a los otros que la realidad que ven es falsa y engañosa; que las sombras mantienen al ser humano  enajenado y no es posible estar viviendo en un mundo de oscuridades e incertidumbres. Ojalá los alumnos al terminar 10 y 11 y a partir de las clases de filosofía y otras áreas puedan identificar las sombras que la sociedad les propone y sientan la necesidad de abandonar el mundo oscuro de la sensación, de la apariencia, de la mediocridad, del conformismo, de la sociedad de consumo, de la plasticidad, de la inautenticidad, el cual en el fondo se convierte en la negra noche donde resplandecen y ruedan fuegos enceguecedores e inverosímiles.

Enseñar filosofía porque, hoy como ayer, es necesario andar por el camino del amor

El amor es una dimensión que reta nuestra condición humana. Gran parte de la crisis que viven los individuos se cifra en no saber cómo y a quién realmente amar.
El amor se asemeja a un manantial de agua, el cual si no se sabe utilizar y cuidar puede llevarnos a la muerte, quizás no física, pero sí emocional. La cátedra amatoria no se puede enseñar a través de las fórmulas y los teoremas.  Teorizar sobre esta dimensión del ser humano puede resultar escurridizo, especialmente cuando se quiere que los otros sigan los parámetros a través de los cuales nosotros hemos alcanzado la satisfacción o el fracaso. Si bien es cierto que la fórmula secreta para el amor no se saca de los laboratorios o de las aulas, si es posible dar orientaciones con las cuales los jóvenes se enfrenten al arte de amar.

El amor como realidad que se va conociendo debe despertar en el individuo su atención, le debe llevar a admirarse de su propia condición de hombre o mujer, para que de ese modo llegue a construir desde su interior el deseo y la convicción de proyectarse en plenitud. El auténtico amor nos hace descubrir  nuestra escasez y por ello se puede afirmar que es amante sólo aquella persona incapaz de decir "ya he amado bastante".

El amante es el hombre y la mujer que se encuentran en camino. Quien ya ha conocido, pero todavía no se conforma, sabe que le queda mucho por amar, es decir, por crecer, y la actitud debe ser no decir nunca basta. "Si dices basta estás perdido". (San Agustín).  Lo anterior no se traduce en la aceptación de todo tipo de prácticas y manifestaciones afectivas. Cuando se descubre la esencia del amor es imposible ser permisivo ante conductas utilitaristas o manipuladoras. Con el tacto de quien talla una escultura o quien realiza un trabajo de filigrana, el ser humano puede descubrir que el genuino amor traspasa la franja de lo erótico y busca no la afirmación de los caprichos y los deseos sino la reciprocidad del encuentro gratuito y sublime que generosamente me regala el otro. Al respecto, resultan sugerentes las palabras de Platón cuando afirma que: "... la mayor parte de los amantes se enamoran de la belleza del cuerpo, antes de conocer la disposición del alma y de haber experimentado el carácter, y así no puede asegurarse si su amistad debe sobrevivir a la satisfacción de sus deseos."1

Enseñar filosofía para aprender a gozar de la libertad


Los adolescentes se quejan continuamente de que las instituciones y los mayores no les permiten ser libres. Ellos luchan, a través de distintas manifestaciones, por alcanzar la libertad. Dentro del colegio argumentan que ellos tienen la libertad de vestirse y expresarse como quieran, según sean sus preferencias. Detrás de sus quejas existen las ansias de libertad. Ese estado al que aspiran(os) los hombres parece que no se logra si previamente no se asumen los mínimos condicionamientos. Ningún ser puede afirmar sensatamente que a la libertad se llega sin condicionamientos. La coacción es uno de los medios  como se descubre que el mundo y la humanidad se nos dan en relación con ellos mismos. Cuando los estudiantes reclaman que desean la libertad es pertinente preguntarles si realmente podrían subsistir sin la ayuda de otros. Ellos, con un poco de frustración, contestarán que no. Y es cierto, porque la  libertad está condicionada, más no determinada. Nos condiciona el ambiente, el contexto, la institución, la pareja, el medio, etc. Pero lo más bello de la situación condicionante es que después de un lapso de tiempo, el individuo puede apropiar la manera de conducirse. De esta manera, es claro afirmar que el colegio, pero en especial la educación, lleva al hombre a conducirse por sí mismo.

La sentencia kantiana del "atreverse a pensar por sí mismo" es factible si desde la más temprana edad se ayuda al sujeto a deliberar conscientemente sobre las opciones más pertinentes en la existencia. La libertad como el pensamiento no surge por generación espontánea. Ella se logra si como educadores y padres de familia le ofrecemos a los educandos el modelo racionalmente adecuado para actuar. Si dejamos la libertad al azar, el estudiante lo único que logrará es identificarse con los modelos que le ofrece la televisión, la malicia popular o la frivolidad de la calle. Y creo(quién) que como sujetos responsables lo último que deseamos es dejar a la juventud beberse la existencia desaforadamente.

En conclusión, cuando se enseña filosofía se pretende que el preciado tesoro -la humanidad- logre abandonar la "bulimia consumista y la anorexia cultural".  En definitiva, se enseña filosofía para que nuestros alumnos alcancen la felicidad a través del amor, la reflexión, los valores y la búsqueda incesante. "Porque el verdadero buscador, sólo busca por el placer de buscar, no por el de encontrar. El verdadero buscador viaja con quien le abre caminos, no con quien le lleva de la mano."2  Dejemos, pues, que a través de la filosofía nuestros alumnos abran los caminos del amor y el pensar.  

La reflexión filosófica no tiene sentido si no es para el hombre. Toda reflexión filosófica es un escenario de maduración y crecimiento humano.

Conocer el mundo del pensamiento o el mundo de la acción con sus valores personales, sociales y religiosos, saber el sistema de pensamientos de los grandes filósofos no tendría mucha importancia si no tuviera algo que decirle al hombre, al joven, al estudiante en su situación concreta.

La filosofía como asignatura, no es una materia que haya sido colocada al azar, o arbitrariamente en los programas académicos del nivel media. No se trata de que el alumno adquiera un perfecto dominio de todos y cada uno de los problemas de la filosofía, sino de buscar que, tomando como punto de partida, hechos muy concretos que constituyan para él verdaderas vivencias, procure profundizar en ellos valiéndose de los grandes temas de la filosofía que puedan contribuir a cumplir los objetivos del grado y las competencias del nivel.

El estudio de la filosofía en el bachillerato, es la iniciación a una actividad filosófica consciente y dirigida, es decir, al “filosofar” y se requiere como una necesidad para los alumnos de los grados 10º y 11º, por múltiples razones, como : las interrelaciones que existen en la educación y la filosofía siendo esta última un ingrediente importante del desarrollo mental del alumno, un elemento funcional de la maduración de su pensamiento, un complemento de la cultura que en los grados 10º y 11º es un medio para la integración razonada de los diversos conocimientos adquiridos.(sería posible dejar una posibilidad de implementarla en grados inferiores?- de acuerdo a las condiciones-)

1
PLATÓN. Diálogos. En: Fedro o del amor, Porrúa, México, 2001. p. 252.
2 Anónimo.
En el diario trajinar del alumno ( o estudiante?) , lo que se ha llamado “cotidianidad estudiantil”, cuando el joven se ve arrastrado por un caudal de actividades académicas rutinarias que lo llevan de una a otra asignatura, de uno a otro tema, la filosofía se presenta como un “oasis” para su pensamiento, como una pausa de meditación, que le sirve para recapacitar, para reflexionar sobre sí mismo, sobre el sentido de las labores que realiza, sobre las perspectivas que éstas le ofrecen.

El hecho de que el alumno esté dotado, naturalmente de “uso de razón”, no significa que dicha razón no necesite de cultivo, he aquí la importancia y la necesidad de la filosofía.

La filosofía en la enseñanza media, académica y técnica, constituye un punto hacia la plenitud de la vida y un arma valiosa para defenderse de ella. Ninguna de las materias que ofrece esta etapa de estudios puede mirarse como “acabada” por cuanto ella no puede ni debe proponerse la especialización de los alumnos.

Con todo nos atrevemos a decir, que sin una adecuada, certera y dosificada orientación filosófica la educación media sería inconsistente, quedaría trunca y los estudiantes, como sucede con no poca frecuencia, saldrían a enfrentarse con la gran problemática de la existencia indefensos y despistados ; supuestas en los alumnos una serie de vivencias previas y basándose en informaciones cognoscitivas anteriores es necesario guiarlos hacia nuevas perspectivas vivenciales que estructuren su pensamiento, den razón a su vida y los capaciten para continuar la faena estudiantil a nivel superior o para lanzarse a la palestra de una vida ocupacional a desempeñar debidamente un trabajo.

Así pues, los propósitos tanto de la educación en general, como del trabajo filosófico, en particular, deben buscar concreción en objetivos que hagan ver a los educandos que ésta “asignatura” si vale la pena ser estudiada



  1. DIAGNÓSTICO

La filosofía, se imparte en la Institución Educativa San José del Citará en la educación Media, Técnica y académica, con una intensidad de dos horas semanales.( grados 10. 11)

El área es novedosa para los estudiantes por lo que llama la atención al iniciar el grado 10 y se convierte en reto en el grado 11 debido a las pruebas ICFES y el ingreso a la universidad.

En los últimos años se viene aplicando una metodología activa que permita construcción y socialización de conocimientos, consulta y sustentación de las mismas, discusiones y conversatorios, lo que ha permitido al estudiante expresar con mayor facilidad y libertad ideas, pensamientos, inquietudes, desarrollar su sensibilidad y por ello ven esta área como una fortaleza para expresar, para crear, manifestar tendencias, como para cultivar su capacidad de asombro, admiración y curiosidad.

Es notorio en los estudiantes el vocabulario tan pobre (puede usarse otro calificativo?) que manejan, la pésima ortografía, en la mayoría la mala presentación de trabajos y la dificultad para construir ensayos; en la parte oral manejan buena expresión, sostienen conversatorios y discusiones, participan activamente de dinámicas de construcción del conocimiento pero en la parte escrita, la mayoría, manifiestan serias dificultades y desmotivación.

En cultura general, ubicación histórica y acontecimientos, contextualización los estudiantes que llegan a 10 y 11 presentan vacíos, son pocos los estudiantes que ubican cronológicamente acontecimientos de renombre universal, que contextualizan, que realicen relaciones interdisciplinarias.

En cuanto a resultados pruebas ICFES, ha sido una de las mejores áreas en los últimos años pese a las dificultades que presentan los estudiantes para resolver pruebas tipo selección múltiple, pues en la cotidianidad estos sólo se implementa y se ejercita en el grado 11 y la mayoría manifiestan fortalezas y muy buenas capacidades en el análisis y la expresión oral.

De los tópicos que evalúa el ICFES el estético y el ontológico han sido los de más bajo rendimiento, aspecto que se incluye en el plan de mejoramiento del área.

En la Institución se cuenta con excelentes recursos para trabajar el área; técnicos, humanos, logísticos, bibliográficos: como video beam, sala de proyecciones, biblioteca, filmoteca ( personal), espacios. Entre otros.

Pese a que en su mayoría los estudiantes presentan dificultades económicas esto no se ha convertido en el pretexto para no obtener el material bibliográfico, fotocopias, para la no presentación oportuna de trabajos.

Las Instituciones educativa municipales hasta el momento han elaborado los planes de área individualmente de acuerdo a sus intereses y necesidades por lo que ha faltado una directriz general que se piensa subsanar con la construcción del nuevo plan municipal de educación. (revisar lo planteado en el PEM, en el componente (marco) filosófico)

Igualmente se adelantan trabajos sobre la construcción de los estándares en filosofía y los lineamientos curriculares, lo cual fortalecerá inmensamente el plan de área y la práctica de la filosofía en los grados 10 y 11.

La filosofía al ser un área aparentemente difícil ha sido aceptada por los estudiantes, pues representa para ellos una opción de aprendizaje interesante, pues esta le ofrece alternativas de resolución de conflictos de tipo personal y social.

Uno de los recursos que motivan a los estudiantes es el fílmico, éste ha sido uno de los motores de la filosofía en la Institución Educativa San José del Citará, junto al trabajo con el cine club la Otra Cara. A partir de ésta experiencia se ha logrado en los muchachos mejorar la capacidad de argumentación inicialmente oral y luego escrita, así como ampliar su visión del mundo, la interdisciplinariedad a partir de conceptos, situaciones, acontecimientos, objetos de estudio, entre otros.

Se nota un déficit, por decirlo de alguna manera, en el hábito de la lectura, aspecto difícil pero al que se le viene trabajando poco a poco, hoy prefieren lo audiovisual, lo interactivo ( pero la lectura también la rechazan desde el computador, desde la internet), aspecto que se requiere trabajar no solo en 10 y 11 cuando inician la filosofía si no desde todas las áreas y desde el preescolar.

Se hace necesario como proyecto transversal o como asignatura ( con la debida legalización) iniciar el trabajo con la filosofía desde sexto grado al menos como experiencia piloto en nuestra Institución. ( muy bueno ampliar esta idea y en lo posible presentar una propuesta para el próximo año)

  1. APORTES DEL ÁREA DE FILOSOFÍA A LOS FINES GENERALES DE LA EDUCACIÓN

    1. Comprende las reflexión sobre el hombre, sus relaciones con la naturaleza, con la sociedad y en especial consigo mismo. La reflexión filosófica en su constante interrogar, aborda la pregunta por el hombre con el fin de averiguar el sentido de su ser, su personalidad y su quehacer configurado en las diversas interacciones con el mundo. En el área se tiene en cuenta los ámbitos antropológico, sociológico, gnoseológico, ontológico, lógico, cosmológico, ético y demás dimensiones que le son propias al hombre sin dejar de lado los aportes de ciencias como la psicología, la etnología y los varios enfoques antropológicos que se apoyan en la historia, la cultura y la política



    1. Reflexiona sobre el conjunto de principios, normas y valores que fundamentan las acciones de los grupos humanos en los distintos momentos históricos; intentando comprender y dar respuesta a los interrogantes fundamentales del ser humano, tales como: origen, sentido y fin de la vida (muerte), la soledad, la angustia, el sufrimiento, la injusticia, el mal moral, el futuro, la vida en comunidad y en sociedad. Para tal fin (objetivo) se abordan las costumbres o tradiciones, las formas de convivencia, las prácticas religiosas y las interpretaciones éticas de los fenómenos económicos, jurídicos y educativos. Se tienen en cuenta a demás, las concepciones éticas más representativas de las llamadas filosofías racionalistas, empíricas, pragmáticas, etc.



    1. Reconoce e identifica los problemas fundamentales del tiempo, la historia y la metahistoria, la ciencia y la tecnología, para que con su sentido crítico, analítico y reflexivo, de respuesta a los interrogantes y necesidades de orden personal, cultural, ambiental, político, económico y social, formando posición objetiva de cara a la solución de dichos problemas.



    1. Crea una conciencia de identidad filosófica y nacionalista a través del análisis de la crítica para conformar diferentes criterios y propiciar un pensamiento autónomo, valorando las leyes y normas que lo rigen y reconociendo la historia nacional, basados siempre en la autoridad de la autoridad como es la razón.



    1. Conduce a los estudiantes a los grandes interrogantes sobre el conocimiento, las interpretaciones y las respuestas que han dado los filósofos más destacados en la historia de la filosofía y las principales escuelas y tratados filosóficos, en especial el Epistemológico, a través de técnicas propias para el estudio como lo es la investigación, la elaboración de textos y la argumentación de pensamientos.



    1. Permite la aplicación de los resultados de una reflexión filosófica orientada hacia el conocimiento y valoración de los filósofos de nuestro país y por ende de nuestro departamento y región.



    1. Reconoce la importancia de acceder al conocimiento en todos sus niveles, analizando la evolución creativa del pensamiento y el compromiso (quehacer) que debe asumir el ser humano ante los efectos que estas puedan traer.



    1. Aplicar los resultados de una reflexión filosófica como el fruto del análisis y la crítica para descubrir el sentido de o que hacemos, darnos cuenta del por qué realizamos las cosas y la forma como las realizamos; buscando con ello mejorar nuestra visión del mundo y por ende mejorar la calidad de vida.



    1. Orienta el desarrollo de las potencialidades de la personalidad, sin centrarse en las definiciones.



    1. Propicia no solo la formación de la razón, sino también la del espíritu para que sean individuos éticos y espirituales con capacidad de producir conocimiento científico y técnico para el desarrollo personal y social.



  1. REFERENTES TEÓRICOS

5.1 OBJETO DE CONOCIMIENTO

Se parte de la concepción de la filosofía como ciencia de la comprensión, cuyo carácter hermenéutico se constituye en la base de toda construcción de sentido y al mismo tiempo, como posibilidad de dar razones de las construcciones teóricas y de los procesos llevados a cabo por el hombre en las relaciones establecidas por él en cada época y en cada contexto, se trata de acceder a la interpretación de los acontecimientos que constituyen la vida en sociedad, dentro de contextos culturales específicos, pues sólo en ellos se dan los problemas socio – filosóficos en su auténtico significado. La filosofía centra su reflexión teórica, por un lado, en los modos como se desarrolla la contextualización de los saberes y por el otro lado, en la explicitación de las distintas formas como el hombre se aproxima al mundo y a los demás en su proceso de configuración de sentidos, mediante el diálogo, los contextos específicos y en general, entre los diversos sentidos que circulan en la vida social; este diálogo supone un proceso argumentativo que permita al hombre participar en la construcción de la sociedad.

5.2 OBJETO DE APRENDIZAJE

  • El objeto de aprendizaje es la competencia de pensamiento filosófico, que implica las competencias de interpretar, argumentar y proponer, en tanto expresiones de una misma realidad comunicativa, se dan de manera simultánea y dinámica, en las diversas experiencias de interacción con la realidad. Así, el acto de interpretar, en tanto fundado en el fenómeno de la comprensión lleva implícito el establecimiento de un diálogo de razones con los sentidos que circulan en el texto o en cualquier situación comunicativa. La interpretación de los planteamientos centrales en torno a un ámbito, consiste en la apropiación de las ideas centrales que les otorgan sentido a dichos planteamientos. Tal apropiación significa aprender qué plantea determinada pregunta, y por ello no tiene que ver, en la mayoría de los casos, con la identificación de un dato que se haya aprendido de memoria.



  • La argumentación consiste en dar cuenta de las razones que explican las tesis o ideas centrales que sustentan las concepciones filosóficas más importantes. En filosofía significa tener en cuenta las posibilidades de sustentación o justificación de las interpretaciones a partir de los planteamientos hechos desde los ámbitos de estudio de la filosofía. No solo es importante comprender un problema, sino que también esté en condición de explicar su sentido, de encontrar las razones que sustenta esta concepción.



  • La competencia positiva consiste en un ejercicio de confrontación y refutación frente a los problemas centrales de la filosofía. Se caracteriza por plantear una opción o alternativa frente al problema tratado. Evaluar la validez de la solución que se plantea depende de las posibilidades de interpretación y argumentación que exige el problema en cuestión y no de su simple opinión personal.

5.3 OBJETO DE ENSEÑANZA

  • Contempla los grandes interrogantes sobre el conocimiento las interpretaciones y respuestas que han dado sobre ellos los filósofos más destacados de la historia de la filosofía y los principales movimientos filosóficos. Los problemas sobre la razón y el mundo



  • Reflexión sobre el ser humano y sus relaciones con el mundo de la naturaleza, con la sociedad y consigo mismo. Concepciones antropológicas de carácter psicológico, ético, existencial y religioso entre otros, sin dejar de lado los aportes de ciencias como la sociología, la etnología, la historia, la cultura, la política, etc.



  • Las costumbres o tradiciones, las formas de convivencia, las prácticas religiosas y las interpretaciones éticas de los fenómenos económicos, jurídicos y educativos.



  • Interpretación filosófica de los problemas y concepciones propias de creaciones artísticas como la obra poética, pictórica o musical.



  • Reflexiones y desarrollos teóricos que han estado a resolver la pregunta por el sentido y constitución del ser, por aquello que define el ser de las cosas, de la realidad, del mundo. La pegunta por el fundamento, que puede ser entendida como la relación entre el ser, el hombre y el mundo


5.4 FUNDAMENTOS:

La filosofía no puede ser considerada como una asignatura más del plan de estudios, como tampoco una actividad y una actitud que nada tienen que ver con la vida. La filosofía es comprensión clara del carácter problemático de la vida.
La filosofía es atreverse a preguntar en profundidad sabiendo que se desencadenará en un laberinto de cuestiones en que resulta fácil entrar, pero en el que las soluciones son difíciles de conseguir, si es que existen como soluciones definitivas.
La filosofía nos permite conseguir nuevas guías y ampliar horizontes en este tránsito terreno que llamamos vida como experiencia existencial. De aquí la necesidad de plantear esta aproximación a la filosofía desde una perspectiva de aplicación práctica de los supuestos teóricos.
Desde el punto de vista histórico las ciencias, como aporte especializado del conocimiento, encuentran su origen en el tronco común de la filosofía. Esto dio pié para que en algún momento se hubiera definido como: “madre de las ciencias”.
En el momento actual el alto grado de especialización del conocimiento hace pensar que la tarea de esta disciplina del saber ha llegado a su fin; pero lejos de esto reafirma su carácter y utilidad. Todo lo que el hombre ha propuesto en la historia como sistema político, religioso, filosófico etc. tiene como fundamento las ideas que en cada momento cautivan y orientan al hombre como ser histórico. Desde aquí la filosofía sigue siendo necesaria y útil para el hombre.
El hombre se interroga por el significado de las cosas y por las relaciones entre estas, lo que significa que la vida en sus múltiples aspectos es problémica y por ende la pregunta siempre estará en primer orden.

La admiración, esa actitud que despierta en el hombre el interés por y profundizar en ese conocimiento, resulta ser según Aristóteles el comienzo de la filosofía como una actitud que permite el acercamiento a la explicación de todos los problemas que preocupan al hombre.
La filosofía como actitud humana se convierte en búsqueda de respuestas que pretenden dar un sentido a la vida como realidad existencial; de aquí que la filosofía deba estar en íntima conexión con la realidad vital del hombre .La filosofía es expresión de humanidad en el hombre, no sólo de racionalidad sino de espiritualidad. La filosofía tiene en todos los tiempos una función vital.
Si todo lo anterior es cierto, la conexión histórica con los pensadores del pasado no puede ser desconocida ya que no partimos de cero y en filosofía, a diferencia de lo que puede ocurrir en otras esferas del conocimiento, en donde los postulados cambian con relativa facilidad, por referirse en su esencia a los grandes interrogantes de la humanidad, el pasado mantiene notable vigencia. Es por eso que la historia de la filosofía debe ser entendida, no como una sucesión de autores, sino, como la conexión entre las preocupaciones del hombre en derrotero histórico.
Las preguntas como: ¿Qué es el hombre?, Cómo conoce?, Dónde vive? Cómo siente? Cómo crea? Cómo se relaciona? Cómo actúa? Y otras de semejante

tenor encuentran propuestas de solución en esta disciplina de los amantes de Sofía.
La filosofía como asignatura contribuye a generar en los alumnos la agudización de de la actitud crítica frente a la realidad en que se encuentra inmerso. Además de constituirse en un elemento más dentro del plan de estudios pretende generar en los alumnos una actitud vital frente a todo lo que los rodea, sea de índole material, espiritual o ideológica.
Es la filosofía al pensamiento lo que el oxígeno a la vida. El estudio de la filosofía es aporte al carácter integral de la formación que se imparte en la institución.


    1. FUNDAMENTOS PEDAGOGICOS:



Atendiendo a la etimología Pedagogía : del griego PAIS-PAIDÓS = NIÑO y GOGUEIN =CONDUCIR resulta claro que toda experiencia humana de formación está orientada al crecimiento y perfeccionamiento de las cualidades del individuo con miras a su equilibrio como entidad psico-somática con el fin de interactuar de la mejor manera dentro del conglomerado social en el cual se desenvuelve.
Dentro de este supuesto la propuesta orgánica de los componentes del plan de estudios en la institución se encaminan a tal fin.
La filosofía como asignatura se enmarca en esta intención y se imparte en los grados 10 y 11 debido a que los alumnos en esta etapa de sus vidas ya han realizado un recorrido en su formación académica y alcanzado una madurez personal que los habilita para abordar de una manera sistemática el estudio del pensamiento como fundamento de la dinámica existencial del hombre.



    1. FUNDAMENTOS METODOLOGICOS:


La experiencia docente nos enseña a diario que para que las clases sean amenas, funcionales y productivas, deben desarrollarse de manera clara, ordenada, articulada y dinámica, lo que equivale a decir metódica. Y es que” el método en gran parte es el maestro”.
Para la enseñanza de cualquier conocimiento que se pretenda compartir es necesario tener en cuenta el aspecto científico del conocimiento propuesto y las condiciones de quienes lo aprenden. En la práctica de la enseñanza de la filosofía necesariamente se conjugan estos dos aspectos para poder presentar el aspecto científico de esta disciplina del saber al alcance de los alumnos que deben aprenderla.
La metodología didáctico-filosófica es en síntesis una combinación de los diversos métodos formas, técnicas y procedimientos en los que deben estar comprometidos el maestro y los alumnos. Esto se debe a la misma naturaleza de la asignatura en donde no tienen cabida las rigideces en cuanto a las formas de pensar ya que las soluciones a un problema pueden ser planteadas desde perspectivas diferentes.

    1. SOBRE LINEAMIENTOS, ESTÁNDARES Y COMPETENCIAS:

El Ministerio de Educación Nacional de Colombia, a la fecha ha cumplido con el mandato de la Ley 115 de 1994 de expedir los lineamientos curriculares para las áreas obligatorias y fundamentales que trata el artículo 23. Para las áreas de la educación media, el artículo 31 de la ley establece lo siguiente: “Para el logro de los objetivos de la educación media académica serán obligatorias y fundamentales las mismas áreas de la educación básica en un nivel más avanzado, además de las ciencias económicas, políticas y la filosofía”. De acuerdo con este artículo, es necesario que el MEN brinde orientación curricular para estas áreas, especialmente para la enseñanza de la Filosofía, ya que de acuerdo a la orientación de los lineamientos curriculares de ciencias sociales, allí se encuentran consignados importantes derroteros para la enseñanza de las ciencias económicas y políticas en la educación media académica, mas no para la enseñanza de la filosofía.


Además, la Filosofía es considerada como una disciplina fundamental para acompañar el desarrollo epistemológico de cada una de las áreas del conocimiento y es vital en el desarrollo del pensamiento ético y político que requieren todos los ciudadanos en formación para su desenvolvimiento como ciudadanos críticos y propositivos.


En ese sentido, la única orientación para la enseñanza de la Filosofía, no puede seguir siendo la acostumbrada historia de la filosofía que tradicionalmente publican las editoriales de texto en el país. Es necesario que el MEN defina un marco teórico de fundamentación epistemológica, pedagógica, curricular y didáctica que sirva de sustento para el diseño de currículos pertinentes en las instituciones educativas.

Consideramos que avanzar en el diseño de dicha orientación, le permitirá a los docentes de Filosofía y a las instituciones educativas del país, posicionar la enseñanza de esta disciplina como marco de referencia para que las y los estudiantes cuenten con las herramientas conceptuales suficientes para adentrase al estudio y comprensión de otras áreas del conocimiento y como sustento conceptual para su futuro ingreso a la educación superior. (unos lineamientos del MEN ayudarían a unificar líneas nacionales respecto a la enseñanza de la filosofía. Pero con lo que he leído hasta ahora en esta propuesta, no son tan necesarios)

  1. PROPÓSITOS


6.1 Generales:

Que los estudiantes:

  • Se inicien en la reflexión filosófica.

  • Identifiquen la naturaleza y realidad de la filosofía.

  • Adquieran destreza y propiedad en el manejo del lenguaje filosófico.

  • Descubrir y valorar la necesaria relación que existe entre la persona, la sociedad y la naturaleza.

  • Tomen conciencia del ser hombre para pensar y actuar responsable y libremente.

  • Se forme una conciencia personal y ciudadana fundamentada en la filosofía.

  • Analicen los grandes sistemas de la filosofía Griega, Media, Moderna, contemporánea y las políticas económicas actuales, los sectores de la producción, partidos políticos, modos de producción y El pensamiento moderno y contemporáneo con sus implicaciones antropológicas y epistemológicas.

  • Aprecien la propuesta ética y antropológica de la filosofía Griega, media, moderna y contemporánea.

  • Que el estudiante tome conciencia de que es miembro de una sociedad, capaz de transformar la realidad que lo rodea y con un fin trascendente.

  • Que se habilite para adoptar actitudes positivas y dinámicas ante las diversas situaciones pluralístas y en continuo cambio, capacitándose para comportarse en forma tolerante y respetuosa frente a las opiniones y formas culturales diferentes a las propias.

  • Que el estudiante tome conciencia de que la tarea fundamental de la filosofía consiste en identificar los grandes problemas de una época, concientizar a la comunidad de tales problemas y jerarquizarlos en un orden de propiedades que permita una sistematización adecuada a fin de incrementar los valores positivos implicados en dicha problemática. ( es bueno, por principios, definir la designación mas conveniente: estudiante o alumno. No olvidemos las implicaciones de uno u otro)



  1. COMPETENCIAS:

El estudiante:

  • Expresa su pensamiento personal en forma libre y espontánea como resultado de una reflexión autónoma y argumentada.

  • Aplica los resultados de su reflexión para la comprensión humanizante de situaciones de orden personal, familiar, social, político, cultural y económico.

  • Reconoce fundamentos del pensamiento filosófico, económico y político que ha orientado y que tiene actualmente el desarrollo social, cultural y político del país y de Latinoamérica.

  • intenta comprender y dar respuesta a interrogantes fundamentales del ser humano tales como el origen de la vida, la muerte, el sufrimiento, la soledad, la angustia, el mal moral, el futuro, la vida en comunidad y en sociedad.

  • Hacer reflexiones de carácter interdisciplinario y transdisciplinario.

  • Trata de ser analítico y crítico y de tomar conciencia para confrontar diversas argumentaciones, para respetar la palabra y el pensamiento de los otros, con base en la autoridad de la razón.

  • Identifica más allá de las diferentes respuestas conocidas o que están a su alcance, problemas o interrogantes fundamentales de la vida que aproximan a los seres humanos en lugar de separarlos y enfrentarlos.

  • Manifiesta libertad de espíritu y capacidad reflexiva para tomar posición frente a las diversas formas de propaganda, de fanatismo, de exclusión o intolerancia, como condición para asumir y compartir responsabilidades frente a los grandes interrogantes contemporáneos, especialmente en el campo de la ética y de la política.

  • Diferencia y caracteriza algunos de los campos objeto de la reflexión filosófica tales como la cosmología, la metafísica, la moral, la antropología, la estética, la epistemología, la lógica.

  • Analiza e integra algunas dimensiones del ser humano como evolución creativa del pensamiento, la acción, los sentimientos, la tendencia comunitaria, para comprenderse a sí mismo y comprender a sus semejantes.

  • Reconoce las limitaciones del ejercicio de la razón humana de cara a problemas fundamentales del tiempo, la ciencia y la tecnología, para dar respuesta a interrogantes y necesidades de orden personal, cultural, ambiental, político, económico y social.



  1. ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS

La filosofía exige un método didáctico ¿?, es decir, aquel que atiende, por una parte a la verdad y la lógica de los conocimientos que se imparten, y por otra, la sicología de los alumnos que han de asimilarlos.

La metodología didáctico filosófica será, una combinación y una articulación de los diversos métodos, procedimientos, formas, y técnicas de enseñanza, en las que deben estar comprometidos tanto los profesores como los alumnos, de manera dinámica y variada.

8.1 Técnicas:

En esta metodología didáctica se utilizarán técnicas como:

lNDUCCIÓN Y DEDUCCIÓN:

Como métodos generales que deben estar siempre presentes en el proceso enseñanza - aprendizaje de la filosofía. La inducción y la deducción con sus principales procedimientos: análisis y síntesis son el doble cambio de ida y vuelta del discurso filosófico, en el cual el pensamiento asciende o desciende a los conocimientos.

INTUICIÓN:

Como capacitación de un objetivo o tema por medio de los sentidos externos e internos, se utilizará para ponerle freno al verbalismo magistral, y como auxiliar docente, servirán para hacer ver lo que se dice, lo que se enseña, es decir, hacer intuir el conocimiento, aquello que se explica. Esta intuición la utilizaré por medio de dibujos, gráficas, fotografía, elaboración de ensayos a partir de una imagen o una premisa, caricaturas, etc.

EXPOSlCIÓN:

Es una forma tradicional de conducción de la clase. Por tanto para que sea efectiva debe dosificarse y combinarse. Consiste en la presentación oral de los temas, se utilizará para comunicar conceptos de difícil elaboración por parte de los alumnos, como exposiciones utilizarán las siguientes modalidades:

Narración:

Los alumnos contarán o referirán hechos o anécdotas en el orden temporal de sucesión o en relación con los temas de clase.
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial icon1. el interés actual por la evaluación de los sistemas educativos
«evaluación» es hoy moneda de uso común en cualquier discurso educativo. Con una u otra acepción, asociada a una diversidad de prácticas...

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconLos tiempos cambian y con ellos cambian tambien todos los procesos...

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial icon1. genesis de los sistemas educativos nacionales en el mundo occidental

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconTema 1: Génesis de los sistemas educativos nacionales en el mundo occidental

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconLos sistemas educativos en sentido estricto (estructuras, procesos, tendencias)

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconAprender a convivir con los demás es una finalidad esencial de la...

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconLos sistemas políticos en el mundo

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial icon1. las olas revolucionarias
«revolución». Pero este entendimiento de los terremotos políticos regularmente recurrentes es, con riesgo de ser redundante, una...

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial icon1. las olas revolucionarias
«revolución». Pero este entendimiento de los terremotos políticos regularmente recurrentes es, con riesgo de ser redundante, una...

Los sistemas educativos o políticos no cambian misteriosamente, se transforman cuando nosotros cambiamos fundamentalmente. El individuo es de primordial iconLos sistemas politicos y las formas de gobierno de la historia






© 2015
contactos
ley.exam-10.com