Lic ema leonor casa






descargar 0.8 Mb.
títuloLic ema leonor casa
página3/18
fecha de publicación25.07.2015
tamaño0.8 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA
En el siglo XVII España era un país en decadencia a causa de las guerras y los gastos ocasionados por la conquista de América. No había penetrado la ilustración, que sí comenzaba a irradiar por otros países de Europa.

Para entonces, América estaba dividida en dos grandes virreinatos:
Nueva España

Perú.
En 1776, debido a su extensión se subdividió quedando conformado, el Virreinato del Perú y el Virreinato del Río de la Plata (ya Pedro de Mendoza había fundado Bs.As. en 1536)
El Virreinato del Río de la Plata era un gran desierto cuya población aspiraba a construir ciudades semejantes a las ciudades europeas. El virreinato se reducía a una ciudad colonial y sus alrededores rodeado de una inmensa llanura y montañas sin explorar. El 95% eran criollos (hijos de españoles y americanos). El 5% americanos. Había algunos negros.
Si bien el Rey era la autoridad máxima, estaba en España. En América continuaba representado por el virrey.

Había también gobernadores, encargados de la administración y cabildos quienes a través de sus autoridades se ocupaban de crear escuelas, hospitales, alumbrado, barrido, control de precios, etc.

A pesar que Células reales desde España trataban de contemplar la condición humana del americano, conquistadores aventureros en busca de oro y plata continuaban con su idea de marginarlos o exterminarlos.

La violencia entre americanos y españoles revelaba que no se trataba de un episodio inicial sino un rasgo permanente. Etnias americanas: seguían siendo despojadas de su riqueza, población, cultura. El invasor imponía la doctrina católica a gran escala y domesticaba al indio como mano de obra.

En el virreinato del Río de la Plata los conquistadores seguían siendo los únicos con derecho a educar (léase evangelizar), Sentían que era un derecho imponerse a los indígenas como habían hecho con los moros y con los judíos.

100 años después de la llegada de los españoles a América latina el 90 % de los americanos había muerto a causa de las guerras, malos tratos, enfermedades nuevas (gripe, sarampión, viruela).
Grupos sociales
Aristocracia: población blanca, españoles y luego sus hijos, los criollos limpios de toda mezcla. Eran la elite intelectual, los funcionarios. Terratenientes que absorbían en provecho propio los recursos de la tierra. Poseían en sus propiedades un ejército de mayordomos mestizos.
Eclesiásticos: misioneros y sacerdotes de la curia (partidarios de América o de España).
Indígenas: constituyeron el estrato inferior. Eran artesanos, mayordomos, vagabundos. Al pie de la escala: indios de rebaño para el trabajo del campo o de las minas.

Más allá de las “fronteras” vivían los indios bravos seguían un género de vida casi idéntico al anterior a la conquista.
Gauchos: descendientes de indios y españoles, alejados de las poblaciones y de sus formas de vida, vivían en libertad sin estar sujetos a reglas sociales ni residencia fija habitaban en chozas de paja y barro, sin puertas ni ventanas, pasaban la mayor parte de su vida a caballo. La vida humana no valía más que la de la bestia. El sacerdote y el maestro de escuela, los dos agentes de la civilización europea, no llegaban a ellos. El gaucho explotaba el ganado “cimarrón”, grandes rebaños de vacunos vueltos a su estado salvaje, provenientes de parejas importadas por los primeros colonos. La pampa, bajo su lazo, no era sino un inmenso desierto del que se extraía cuero y sebo. En bandas de algunos centenares a lo sumo, los gauchos, a caballo, recorrían la pampa, persiguiendo al ganado, al que mataban únicamente por su cuero. Se mataba un vacuno para cada comida y por cada hombre o para atar el caballo, pues el animal muerto servía de poste. El olor a carroña pesaba sobre la pampa.
Enseñanza elemental: Escuelas de la colonia en el Virreinato del Río de la Plata
La educación, en el virreinato del Río de la Plata, como lo establecía la Legislación de las Indias del 1500, seguiría a cargo de las congregaciones religiosas (dominicos, franciscanos, mercedarios, menos los jesuitas que habían sido expulsados) y también particulares.

Por indicación expresa de la monarquía en toda América latina, debían reunir a los niños indígenas y enseñarles religión, buenas costumbres y las primeras letras.

Pero distinta fue la realidad. Solamente una minoría asistía a la escuela. Tal como sucedía también en Europa la mayoría del pueblo de América, era analfabeta.

Para ese entonces la enseñanza elemental se impartía con total libertad en lo concerniente a organización, programas y métodos. Los docentes laicos recibían el nombre de preceptores.

Las escuelas llegaron a ser variadas. Algunas eran de medianas dimensiones, otras se limitaban a la habitación de una casa. Muchas de las escuelas seglares estaban regenteadas por mujeres, que en general, brindaban una educación rudimentaria y con un alumnado en su mayoría mixto. Los establecimientos donde se enseñaba podían ser agrupados en categorías:
Escuelas Pías:
Gratuitas y elementales. Dependían de las parroquias y estaban dirigidas a la población indígena y mestiza.
Escuelas del Ayuntamiento:
Dirigida a la población pobre de la ciudad. Bajo la administración del Cabildo. Futuras escuelas municipales. En 1720 el Cabildo fundó las dos primeras escuelas municipales. Ofrecía 100 pesos de sueldo para los maestros quienes eran elegidos por buena conducta, por ser católicos practicantes e idoneidad. Saber leer y escribir, fueron al comienzo, requisitos no excluyentes.
Escuelas del Rey:
Fueron abiertas por los jesuitas cuando el Río de la Plata pertenecía al virreinato del Perú. Ocupan terrenos donados en forma pública o privada. Según las reglas de la Orden debían poseer ingresos regulares. Muchos de los bienes que recibieron para construir sus escuelas se debían a la imperiosa necesidad de tener escuelas que tenían los habitantes. Después de su expulsión, fueron sostenidas por los Cabildos y los padres. Estaban muy a menudo a cargo de religiosos. En ellas se enseñaba la lectura, escritura, nociones de aritmética y desde luego, la doctrina cristiana. dirigidas a españoles y criollos. Impartían una enseñanza memorística, castigos físicos y había reducida cantidad de alumnos
Escuelas Conventuales:
Fueron las más difundidas, funcionaban en los conventos y parroquias de cada pueblo. Gratuitas, eran sostenidas por la enseñanza pública a cambio de ofrecer la vivienda para el preceptor quien se comprometía a recibir a los niños pobres, El desarrollo de la enseñanza era similar al de las anteriores.
Escuelas Particulares:
Dirigidas por maestros o maestras que enseñaban en sus casas. Los programas, además de las materias obligadas antedichas, se completaban muchas veces con nociones de dibujo, música o artes manuales. Necesitaban la autorización del Cabildo. Asistían los hijos de las personas acomodadas de la ciudad cuando estaban dirigidas por maestros muy preparados. No se trataba de escuelas privadas sencillamente porque aún no estaba estructurada una oferta de escuela pública.
Aulas, útiles escolares y algo más
Durante la colonia y la independencia, se enseñaba primero a leer y luego a escribir, esto era por una razón económica más que pedagógica ya que el papel era un bien de lujo muy costoso para el empleo escolar. Se importaba desde España.

Otros materiales utilizados fueron el pizarrón en madera o cuero para el maestro y para los alumnos pizarritas manuales. Los niños escribían sobre papel (a veces rayado y con muestras de letras), recién en los últimos cursos empleaban la tinta porque manchaba y ensuciaba la ropa. Los más grandes tenían cuadernos de caligrafía. Enseñar a escribir consistía en enseñar “el arte de escribir caligráficamente”

En el caso del litoral, donde había suficiente cantidad de arena, se empleaban los “cajones de arena” que se colocaba en el suelo o sobre mesas. En las pizarras o los cajones, escribían las letras y leían el alfabeto en minúscula y en mayúscula.

La lectura se realizaba en libros pero en la primera fase educativa, se enseñaba a leer mediante una cartilla o silabario, que presentaba combinaciones de letras con las que se iban construyendo palabras y luego oraciones simples. Más tarde se pasaba a los cartones, donde había frases y breves textos que ejercitaban la lectura. Sus temas eran preponderantemente religiosos y de urbanidad. En un segundo ciclo se enseñaba a escribir, instancia a la que no todos los niños accedían, de allí que existiera una diferencia numérica entre los que sabían leer y los que dominaban la escritura. Por lo tanto hasta el período de la independencia inclusive, los que leían eran muy pocos y los que escribían menos. Por entonces, estas dos prácticas estaban diferenciadas y fue necesario recorrer un largo camino para que se propusiera como actividad docente la fusión en la enseñanza y aprendizaje de la lectoescritura.

La currícula de las escuelas siempre incluía aritmética elemental, costura y bordado (para las niñas) y a veces geografía, urbanidad e historia: estos contenidos no variaron demasiado en todo el período. En cuanto a la religión, los reglamentos establecían que los maestros llamados “preceptores” debían comunicar la doctrina cristiana a los niños, prepararlos para recibir los sacramentos, enseñarles a ser monaguillos y acompañarlos a misa. Para la enseñanza del dogma se utilizaban los catecismos clásicos de Astete o Ripalda.

No había un método pedagógico oficial y los maestros basaban la docencia en su experiencia. Predominaba el memorismo y la repetición.

Los maestros no tenían formación docente, sólo se les exigía sentido común. Los maestros eran los dueños del saber y el niño un ser incompleto, que debía aceptar obedientemente los conocimientos. La disciplina se aseguraba mediante castigos corporales. Se utilizaba el puntero, las orejas de burro, la regleta y otros castigos aún más duros bajo la consigna “la letra con sangre entra”.

Los alumnos se sentaban en banquetas sin respaldo, no había pupitres individuales. El libro era un objeto codiciado. Si el maestro llevaba a clase libros, era casi algo revolucionario. El calendario escolar tenía muchísimos feriados porque además de las fiestas patrias, se respetaba estrictamente el calendario religioso.
Enseñanza media: Avances en los Estudios preparatorios
Los primeros colegios preparatorios (hoy nivel medio) se instalaron en Córdoba antes de la creación del virreinato del Río de la Plata. Fue en 1610 cuando los primeros jesuitas establecieron el Colegio Máximo de Córdoba para seminaristas que cursaban en él los estudios de Filosofía y Teología, junto a otros estudiantes laicos. Este colegio funcionó regularmente como preparatorios para las universidades de San Marcos o Charcas hasta que se transformó en universidad.

Tiempo después, en 1695, los jesuitas aprovechando una donación abrieron en la ciudad de Córdoba, un nuevo colegio, el Real Convictorio de Montserrat. Era un internado preparatorio para el ingreso a la Universidad, donde enseñaban latín, filosofía y teología a los alumnos que en crecido número concurrían no sólo del interior sino también del Paraguay, Chile y hasta del Perú.

Ambos eran colegios de varones porque la mujer en general estaba excluida de papeles sociales relevantes tanto en la iglesia como en los negocios o el estado. Estos establecimientos estaban destinados a una minoría, dirigente y adinerada. Se trataba de colegios en los que no había especialización, que recién se dejaba para la universidad ni, mucho menos, preparación profesional, sino una formación clásica, integrada por el estudio del latín que debían aprender a leer, escribir y hablar, algo de griego, retórica filosofía aristotélica, lógica clásica, costumbres y religión. Esta enseñanza se la consideraba valiosa por sí misma y abría las puertas para realizar estudios universitarios. Eran escuelas privadas y pagas, con aranceles significativos. Se hacía cargo de los alumnos a partir de los diez años aproximadamente y los estudios duraban más o menos unos siete años.
En Buenos Aires, se instaló el primer centro de enseñanza media en 1623 cuando los jesuitas levantaron en la Plaza de Mayo, el Colegio Máximo, similar al de Córdoba. Cuarenta años después lo trasladaron7 junto a la iglesia de San Ignacio, con el nombre de Colegio San Ignacio (donde funciona el actual Colegio Nacional de Buenos Aires). Hasta la expulsión de los jesuitas fue el centro secundario más importante del Río de la Plata.

Luego, pasó a denominarse Colegio de los Reales Estudios fue una época de decadencia, contaba con 100 alumnos que tenían que pagar sus estudios en forma particular, había becas para cuatro siempre que fueran hijos de pobres honrados.

Régimen: se levantaban a las 5 y debían arreglar sus camas y habitaciones cuyos cuartos eran húmedos y a veces sin vidrios en las ventanas. El desayuno era escaso. Se aplicaban azotes corporales. Los bancos de la clase estaban deteriorados y muchas veces comidos por las ratas.

Después, cuando recuperó su jerarquía pasó a llamarse Colegio San Carlos. El primer director fue el canónigo Maciel, enemigo de los jesuitas. La base de los estudios eran las Humanidades: latín, griego clásico, gramática, retórica, filosofía y teología.

No otorgaba títulos superiores, de modo que los alumnos que querían doctorarse debían completar sus estudios en Córdoba donde funcionaba la primera universidad del país o en Charcas u otras universidades de América, o bien dirigirse a las universidades Europeas.

A causa de las invasiones inglesas el Colegio San Carlos (fue utilizado como cuartel) permaneció cerrado durante diez años y abrió sus puertas con el nombre de Colegio de la Unión del Sur
Primera Universidad del país
El colegio Máximo de Córdoba se trasformó en Universidad en 16508. Contaba con Constituciones aprobadas por el Rey de España. (Carlos II) Única universidad que existió en el actual territorio argentino en el período hispano. La universidad de América del Sur no era inferior a las de la península y estaba autorizada para otorgar títulos universitarios.

En sus comienzos contó con sólo dos facultades:
Artes o de estudios filosóficos (lógica, física, metafísica) título que otorgaba: Bachiller, licenciado o maestro en Artes

Teología (cánones sagrados, moral y teología) título que otorgaba: doctor, máxima aspiración de los estudiantes.
Las universidades llegaron a América como un producto previamente experimentado y surgidas del contexto europeo. Fueron transplantadas y recibidas aquí. Para algunos, era un calco europeo pero para otros, la universidad en América tuvo características propias, que respondían al nuevo contexto. Contaban con pocos alumnos y tres o cuatro carreras. Las ciencias estaban al margen. Carecían de recursos económicos.

Cuando la Universidad pasó a manos de los franciscanos comenzó a secularizares. Se hacía conocer la filosofía moderna particularmente Descartes, Escoto; frente a la escolástica. Se abrían a lo que dieron en llamar “novedades”: las ciencias experimentales.

Se crean otras facultades:
Derecho, titulo que otorga: bachiller en leyes

Jurisprudencia, título que otorga: bachiller, licenciado y doctor en Derecho Civil

Ciencias Exactas y Física Experimental
Fray José Antonio de San Alberto
Llegó de España en 1780. Fue obispo de Córdoba. Afirmaba que la educación elevaba al pueblo y que ésta debe ser práctica. Al igual que Manuel Belgrano, sus ideas sobre la educación fueron traídas de España y difundidas en el Río de la Plata. Sostenía que “Todo el bien y todo el mal del Estado, pende de la buena o mala educación de su pueblo”. Sostenía que era deber del gobierno educar a los niños.

Expuso sus ideas en PASTORALES

Cuando llegó ya se habían retirado los jesuitas. Había atraso y abandono en la educación. Faltaban maestros, no había dinero para la educación, las escuelas estaban lejos de las viviendas de los niños, Junto a una masa de hombres y mujeres ignorantes había un clero incapacitado para desempeñarse en la educación y comenzó exigir capacitación.
Problema urgente: educar a los niños y formar a los docentes (clero). Doctrina + ciencia. San Alberto comienza a formar a los sacerdotes como docentes.

Objetivo del estudio: familiarizarse con el trabajo organizado mediante el aprendizaje de oficios según los talentos: labradores, comerciantes, artesanos, tejedores, hiladores, etc.
San Alberto redactó las CONSTITUCIONES para la admisión de los alumnos (organización administrativa) y para la enseñanza, que era mayormente práctica (planes de estudios) con un horario, con un método (preguntas y respuestas).

Los contenidos de su programa se basaban en una educación para el trabajo, religión, horarios, metodologismo.

Era opositor al liberalismo que comenzaba a darse en Europa (Newton, Descartes)

Creó la Casa de las Niñas y la casa de los Niños, donde aprendían a leer, escribir, doctrina cristiana y labores propias de cada sexo. Se permitía la asistencia de mulatos a cambio de sus servicios. Se aplicaban castigos corporales en casos muy precisos.
Comienzo de la ruptura con España
En la América española los conquistadores se sintieron los únicos con derecho a imponer su cultura repitiendo la actitud que habían tenido con moros y judíos. De modo que no deberíamos hablar de encuentro de cultura sino más bien de desaparición de la cultura americana a favor de la cultura española. A comienzo de 1700, una nueva circunstancia, la invasión napoleónica impidió que España siguiera desarrollando la colonización en América.

Esto originó un progreso endógeno de las sociedades coloniales que llegaron a un punto crítico y comenzaron a plantearse las ideas de libertad de comercio, libertad de expresión, importancia de la razón frente a la fe religiosa, etc.

El virreinato del Río de la Plata comenzaba a gestar su independencia.

CAPÍTULO II Siglo XIX La enseñanza en el Período de la Independencia

Primera generación de criollos
1776 La gran extensión del Virreinato del Perú originó que el Rey de España Carlos III (Borbón) lo dividiera y creara un nuevo virreinato: el virreinato del Río de la Plata que fue próspero porque tuvo un gran crecimiento vegetativo e inmigratorio. Al crearlo no especificó si era provisorio o definitivo. Se estableció en Bs.As. y se constituyó en cabeza del virreinato.
Durante esta época, comenzaron a llegar a América noticias acerca de acontecimientos que se registraban en Europa y que potenciaron los deseos de independencia de algunos criollos que vivían en la colonia:
Crisis en España a causa de la invasión napoleónica y la instalación del hermano de Napoleón, José Bonaparte como autoridad máxima de la península a pesar que España defendía el reinado del monarca. En América se conocían los hechos de manera confusa. Una cosa era segura: España estaba frente a una crisis que generó en las colonias un interrogante: ¿hasta dónde llegaba el derecho de España, sea cual fuera el monarca, para decidir el destino de las colonias? Estos interrogantes pusieron en crisis el sistema y provocaron su quiebre.
Ideas de emancipación en América del Norte (1776). Los indios habían sido derrotados. Reinaba un espíritu capitalista. Los nuevos dueños del territorio eran protestantes. La mayoría estaba de acuerdo con independizarse e instalar un gobierno republicano (un grupo selecto que gobernara en nombre del pueblo)
Se produjo la Revolución Francesa (1789)
Una notoria indiferencia de los asuntos americanos por parte de la monarquía y del clero. Los criollos, instalados en América y sin ánimo de retorno, tenían en sus manos las riendas económicas de Indias. Poseían inmensas estancias con gran cantidad de esclavos. Gozaban de un rango de superioridad con respecto a los indios y a los negros, pero sentían la exclusión por parte d la realeza y el clero español.
Invasiones inglesas (1806-7) Bs. As. vence y adquiere seguridad y prestigio en toda América.
En esta época, a pesar de la vigilancia de la Inquisición, una vida intelectual intensa animaba a algunos criollos intelectuales a expresar su deseo de independencia y exigieron al virrey un cabildo abierto para discutir la situación. El contexto generó un debate y los hombres se dividieron en:
Fieles a España (conservadores)
Que caduque la autoridad del rey en el Virreinato (liberales)
Como consecuencia, de todo esto en mayo se produjo la destitución del virrey, Cisneros. Y el 25 de Mayo de 1810 se proclamó en Cabildo abierto, la libertad del Virreinato del Río de la Plata.

Se eligió una forma de gobierno: la Junta (1810) Se trataba de un gobierno de varios, españoles y criollos pero sin especificar el significado profunda del cambio.

La revolución que tuvo lugar en el Río de la Plata fue una revolución que buscaba la independencia política y económica9. Sin embargo esta idea no estaba en todas las cabezas sino en algunos iniciados, hijos de familias ricas: comerciantes, estudiantes que leían libros provenientes del exterior con ideas progresistas, habían estudiado en universidades europeas o la universidad de Charcas (progresista)

Constituida la Junta, se convocaron a los cabildantes del interior para hacerles saber las noticias. Los criollos comenzaron a ser protagónicos de la vida del país.

La Revolución fue, ante todo, obra de la aristocracia criolla, con el apoyo de la población mestiza o sin ella.

Los indios fueron pasivos testigos de acontecimientos que los excedían, pues no tomaban partido por España, amo lejano, ni por el criollo, amo inmediato.

Bs. As. aspiraba a mantener la hegemonía política heredada del virreinato con el enriquecimiento que significaba apoderarse de la aduana porteña. Justificaban esta afirmación sosteniendo que era la “hermana mayor” del resto de los pueblos del interior, por lo que podía decidir por sí misma, de modo que se evitaran males mayores. En un segundo momento convocaría masivamente a las provincias del interior (9 de julio de 1916)

Este acontecimiento se constituyó en el nacimiento de un nuevo problema: el enfrentamiento de Buenos Aires con el interior (Bs. As. centro único de poder constituía los Unitarios y los hombres del interior, los Federales)

La gente de la ciudad, los porteños, se enfrentaba con los hombres del interior, caudillos como Artigas10, López11, Urquiza.
La Junta no fue el único gobierno instalado. Entre 1810 y 1820 se sucedieron las siguientes formas de gobierno:




P
En reemplazo del virreinato se hablaba de las Provincias Unidas del Río de la Plata
rimera Junta

Junta Grande

Triunvirato

Directorio12
Fueron formas de gobierno heredadas del poder anterior y significaron descontento para los hombres del interior quienes afirmaban que se había sustituido el despotismo español por el de Bs. As.

En 1816 se produjo la declaración formal de la Independencia de España y de cualquier otro domino extranjero. La confrontación en el país se acentuó: ¿cuál sería la forma de gobierno a adoptar?:
Algunos planteaban la posibilidad de establecer una nueva monarquía convencidos que ésta era la mejor forma de gobierno (Belgrano, San Martín)

Una mayoría, proponía un gobierno federal (provincias)

Se adoptó la forma republicana de gobierno y se dictó una CONSTITUCIÓN que por ser unitaria fue rechazada por las provincias

Después del Directorio. se permitió que cada provincia pasara a estar gobernada por un caudillo13 (no por el gobierno central). Bs. As. se constituyó en una provincia.

Cada provincia dictó su propia constitución. Pero no encontraban una forma común de gobierno. El país pasaba por crisis económicas, por guerras a causa de la Revolución, sin embargo Bs. As. gracias al puerto y las comunicaciones con el exterior se transformó en la provincia más poderosa.

En este escenario, las provincias del interior, con un comercio artesanal, sin puertos, con pocas instituciones educativas, con poca gente, no podían competir con Buenos Aires.

A pesar de las diferencias entre Bs. As. y el interior, la revolución de mayo significó


  • Una separación de España

  • El nacimiento de una nación


A través del periódico LA GAZETA DE Bs. As. se difundieron los ideales americanos con el fin de crear una conciencia popular favorable al gobierno. Con respecto a la educación, MARIANO MORENO, (quien estudió en Bs. As, en las Escuelas del Rey y luego en el Colegio San Carlos, también en la universidad de Charcas donde había profesores progresistas que conocían a Montesquieu, Locke, Rousseau) una semana después de la revolución escribía que la educación debía tener una nueva orientación que destierre ciertas doctrinas y deje de ser enciclopedista, característica que tenía por influencia de la ilustración.

Siendo miembro de la Primera Junta insistió con esta idea, publicó las primeras noticias que se tuvieron sobre el “método de enseñanza mutua” o “lancasteriano”. Eran artículos que tenían un carácter apologético, y describían los beneficios del método que ya se aplicaba en Inglaterra y en Francia.

Para la misma época fue designado de la primera Biblioteca Pública de Buenos Aires14
MANUEL BELGRANO
Criollo. Se había educado en el colegio porteño de San Carlos y recibido de abogado en Salamanca, una semana después de la revolución, escribía en el CORREO DE COMERCIO, expresando que la educación debía tener una nueva orientación que desterrara ciertas doctrinas y dejara de ser enciclopedista. Imaginó un país de gente laboriosa, que cultivara la tierra, explotara las minas, produjera manufactura (Influencia de los fisiócratas ingleses quienes sostenían que la agricultura es la base de la riqueza)

Buscaba el mejoramiento de la situación del país, aumento de sus riquezas y felicidad de sus pobladores. Su preocupación abarcaba: la construcción de caminos, puertos, forestación, estudios agronómicos, de comercio, de agricultura, de náutica, supresión de gravámenes, mejores métodos de trabajo en el campo, abonos, cercos, forestación, exposiciones y congresos, etc. Sus intereses mayores fueron la economía y la educación.

Reclamaba escuelas gratuitas donde los trabajadores pudieran mandar a sus hijos sin tener que pagar para su instrucción. Lo mismo con respecto a escuelas gratuitas para niñas.

Escribía Belgrano:
Una de las causas a que atribuye el poco producto de las tierras y, por consiguiente, el ningún adelantamiento del labrador, es porque no se mira la agricultura como un arte que tenga necesidad de estudio, de reflexiones o de regla. Tenemos muchos libros que contienen descubrimientos y experiencias que los antiguos y modernos han hecho en la agricultura, pero estos libros no han llegado jamás al conocimiento del labrador y otras gentes del campo. Muy pocos se han aprovechado. ¿acaso la gente del campo sabe con perfección, como es necesario, las cosas más ordinarias y comunes? Por ejemplo, el modo más fácil de plantar un árbol fructífero o silvestre, de injertarlo y podarlo, no se conoce casi por ninguno en el campo. Si se conociese por todos, la cantidad de frutos aumentaría considerablemente, siendo una parte considerable de las riquezas del Estado.”

claramente palpamos estas verdades, pero no se proporcionan a nuestros compatriotas medios para que salgan de la miseria en que viven”

¿qué establecimiento se ha puesto en este país para estos hombres“

La ciencia del comercio no se reduce a comprar por diez y vender por veinte, sus principios son más dignos y la extensión que comprenden es mucho de lo que puede suceder a aquellos que sin conocimientos han emprendido sus negociaciones, cuyos productos habiéndolos deslumbrado, los han persuadido que están inteligenciados en ellos. Uno de los medios para protegerlo es una escuela titular de comercio, donde los jóvenes vayan a instruirse en la aritmética, en el modo de llevar las cuentas y razón, y tener los libros; en el modo de establecer la correspondencia mercantil y mantenerla, en las leyes y costumbres usadas entre negociantes, donde al menos se les enseñe los principios generales de la geografía y las producciones que abundan o escasean en los países, a fin que con estos principios puedan hacer sus especulaciones con el mayor acierto posible y que si se dedican al comercio los proporcionen ventajas y adelantamiento que los empeñen al trabajo.”

En esta época, Belgrano, creó la Escuela de Náutica y Minería (para técnicos en el campo de la ingeniería)

También creó junto a Castañeda la Escuela de Dibujo (donde se enseñaba geometría, perspectiva y toda clase de dibujo. Existió sólo tres años), la Escuela de Matemática, el Instituto Médico Militar

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

similar:

Lic ema leonor casa iconLic ema leonor casa

Lic ema leonor casa iconElaborado por: msc. Edgar Jaramillo Lic. Cristian Torres msc. Welinton...

Lic ema leonor casa iconTrabajo de investigación Lic. D'Eramo y Lic. Coria, Córdoba-Rio IV. Argentina

Lic ema leonor casa iconLic. Henry Rojas unefa lic. Educación Integral

Lic ema leonor casa iconAmparo Directo Número 225/2007 Materia: Civil. Quejoso: Georgia Pacific...

Lic ema leonor casa iconT 12 El reinado de Isabel II. La oposición al liberalismo: Carlismo...

Lic ema leonor casa iconDirección de la casa

Lic ema leonor casa iconCasa de s. M. El rey

Lic ema leonor casa iconDirección de la casa

Lic ema leonor casa iconLa caída de la Casa Usher






© 2015
contactos
ley.exam-10.com