Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que






descargar 173.81 Kb.
títuloCuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que
página2/4
fecha de publicación21.07.2015
tamaño173.81 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2   3   4

si lo hace: la primera vez, generalmente, es una tragedia y la

segunda una comedia. Al respecto, si se fijan bien pueden observar a

los comediantes y a los payasos.). No importa desde el atril o la

altura que lo repitan (porque esa gente no esta actualizada o lo hace

para encubrir una mentira, fraude o estafa). Lo pueden consultar en

las mejores casas de estudio del mundo.

En estos días, se produjo una polémica, entre los seguidores de los

cuentos en donde algunos opinan que debo titular, la saga, no

como "El país del Extremo", sino como "El país Extremista o de la

estafa (y otras cosas peores) y sobre la "ciudad y provincia

Inocente", postulan ingenua, imberbe y otras cosas que no vienen a

cuento. Como esto es una cátedra virtual, que se expresa en un grupo

virtual, dedicado a la Educación, no considero las cosas

inconvenientes (donde incluyo los insultos) y para que terminar la

polémica, como soy una persona abierta y flexible, dejo en su

imaginación el completar el título, el que queda así: "EL PAÍS DEL

E... Y LA CIUDAD Y PROVINCIA I..."

Gracias a todos por la participación, los respeto, pero creo,

firmemente en aquello de los "deberes y derechos" que un docente no

puede olvidar nunca.

SEGUNDA NOTICIA PARA LOS LECTORES DE CUENTOS (que forman parte de

Formación Profesional, como un espacio de distensión y reflexión)

CUANDO ESCRIBÍ LO QUE PUEDEN LEER MÁS ARRIBA, HACÍA ALGUNAS

REFLEXIONES SOBRE "EL MODO DE PRODUCCIÓN ASIÁTICO EN LA

HISTORIA", "LA FILOSOFÍA ORIENTAL" (INTERPENETRADA POR CONCEPTOS

MÍTICOS, ENTRE LOS QUE SE ENCUENTRA EL MITO DEL "CABALLO DE FUEGO" Y

ACLARABA QUE, EN ALGÚN CASO, SE PUEDE TRATAR DE UN "CABALLO DE FUEGO

BICÉFALO"). TODO ELLO ANTES QUE INTERVENGA LA "CENSURA" Y "LOS BUENOS

MUCHACHOS" BORRARAN UNA GRAN PARTE DEL MÓDULO. HOY LO REITERO

INDICÁNDOLES QUE, AL MENOS, TENGAN LA DEFERENCIA DE NO ARRUINAR LOS

ESCRITOS QUE QUEDAN, AGREGANDO ALGUNA PALABRA SUELTA, CON LA

INTENCIÓN DE TORNARLO ININTELIGIBLE (SI TIENEN ALGUNA DUDA PUEDEN

CONSTATAR EN ESE "QUE" SOBRANTE EN UNO DE LOS PÁRRAFOS).

CUENTO: "EL PAÍS DEL E... Y LA CIUDAD Y PROVINCIA I..."

El docente que se ocupa de sus cosas, revisa la definición de

Wikipedia "La enciclopedia libre", sobre la teoría del "Modo de

Producción Asiático", donde dice:"... Despotismo hidráulico

De Wikipedia, la enciclopedia libre

(Redirigido desde Modo de producción asiático)

El despotismo hidráulico es un término para un despotismo mantenido a

través del control de un recurso único y necesario. Fue creado por el

teórico alemán Karl A. Wittfogel en su obra Despotismo oriental en

1957. En su forma original, controlaba literalmente el agua. En el

antiguo Egipto y en Babilonia, y por extensión Wittfogel agregaba la

Unión Soviética y la República Popular China, el gobierno controlaba

los canales de irrigación. Las personas leales reciben una abundante

cantidad de agua para sus cultivos, mientras que los menos leales

reciben muy poca o ninguna y, por lo tanto, sus cultivos mueren.

Si el uso de este término puede ser usado para un (casi) monopolio,

en forma algo más esotérica, por ejemplo en tecnología, es discutido.

Modo de producción asiático

El concepto de despotismo oriental ya había sido expuesto por Karl

Marx en su cuaderno Formaciones económicas precapitalistas

(1858), "resultado de 15 años de investigaciones", en el cual

establece las formas históricas diversas mediante las cuales, la

propiedad comunal original humana, en la cual no hay propiedad

privada de la tierra, pasó hasta la propiedad privada del suelo y

finalmente hasta la separación entre el productor y la tierra,

distinguiendo de la forma antigua romana y de la germánica, una forma

asiática original.

Para Marx la comunidad misma representa la primera gran fuerza

productiva. Las condiciones objetivas impusieron la unidad de las

comunidades para empresas comunes como las canalizaciones de agua,

las vías de comunicación e intercambio o la guerra para asegurar un

territorio para la subsistencia. Esta unidad en la medida que se

perpetuó y se hizo indispensable, apareció distinta y por encima de

las muchas comunidades, convirtiéndose como tal en el verdadero

propietario de todo. La unidad suprema terminó encarnada en el

déspota (Faraón, Emperador, Zar, Inca, Rey), gran padre de numerosas

comunidades, al que se liga de una u otra manera a la divinidad.

Entonces la unidad suprema sistematiza la apropiación del

pluspruducto, que toma la forma de tributo o de trabajos colectivos

para el déspota y la élite.

Este sistema llegó a su "perfección" y expansión instaurado por

centros soberanos tras sucesivas guerras y conquistas, tanto en Asia,

como en el antiguo Egipto, México o Perú. John V. Murra (1955)

estudio la organización económica del estado Inca, como un caso

desarrollado y eficiente de despotismo comunal, anotando no solamente

la relación con las formas asiáticas, sino con las economías y

estructuras de poder africanas ashanti, ruanda, dahomey o yoruba y

aun con las hawaianas. Destaca por ejemplo el descubriemento del

parecido entre la dopkwe dahomeiana y la mita incaica (aprovechada

luego por los conquistadores españoles).

Maurice Godelier (1966), Jean Chesneaux (1969) y Roger Bartra, se han

encargado de sistematizar los estudios de caso y la teoría al

respecto, dentro del concepto de modo de producicón asiático, que

para universalizar algunos han llamado despotismo comunal. Hermes

Tovar (1974) a partir del estudio de la sociedad Muisca desarrolló

para determinadas formaciones sociales indígenas americanas el

concepto de modo de producción precolombino.

Sistematizadamente, este sistema económico, contemporáneo del

esclavismo europeo, consistía en que un pueblo tenía que entregar un

pago o tributo a su soberano o a un pueblo conquistador, tributo que

era comúnmente bienes agrícolas, y en algunos casos menos comunes,

materiales de construcción.

El trabajo y la responsabilidad eran colectivos. El laboreo se hacía

en tierras comunales, ya que la comunidad como un todo era la que

entregaba el tributo.

En los casos en que se trataba de una conquista, el pueblo vencedor

no despojaba a la población vencida de su territorio, y los vencidos

conservaban sus mismas tradiciones, rangos y costumbres..."

Encontrando algunas similitudes, valga el anacronismo, con los

gobiernos de los "Caballos de Fuego" vernáculos, en especial el que

nos toca en este momento el "bicéfalo" de Pinnueve y su reina

consorte.

Piensa en lo lejos. que quedaron las conquistas, que se comenzaron a

elaborar en el siglo pasado, las que fueron plasmadas en leyes de

categoría "constituyente" por el parlonismo en su primera etapa.

Recuerda la Constitución de "casi mediados de siglo" y la jerarquía

otorgada al trabajo (englobando a todos los trabajadores, asalariados

o no). Y sufre por esta regresión sistemática. Por esta "locura

megalómana" de los actuales conductores, que se sientan en

el "pescante virtual" de la "carreta" de espaldas al rumbo de los

tiempos, como queriendo decir: "¡Mira que cancheros, nos damos el

lujo de manejar de espaldas al pueblo!. Sin percatarse que rompieron

la alianza histórica entre el parlonismo y el pueblo, basada en la

defensa de la producción nacional, mientras se propiciaba el ascenso

social de las clases más bajas (como ya dijimos con los planes "Sin

Quenales").

CUENTO: "EL PAÍS DEL E... Y LA CIUDAD Y PROVINCIA I..." 2

El docente que se ocupa de sus cosas, no puede salir de su asombro

frente a los acontecimientos cotidianos: Un mutante de jerarquía y

rango (Erico Calcalo del partido del Extremo), mirando fijamente a la

cámara de televisión, le espeta al público: "Esta es una democracia

representativa" y luego de "soltar" su verdad de Perogrullo, agrega,

poniendo cara de inteligente: "Aspiramos lograr una democracia

participativa en un futuro". Lamentablemente, parece no haber leído a

fondo la Carta Magna del País. De lo que surge que, aparentemente,

son muchos los que se dan cuenta que esta situación, en relación con

la Ley Fundacional, hace mucho que dista de ser lo que se pretende en

una real sociedad democrática, pero, sospecha que sigue los pasos de

su colega el Dr. Chapa Tizin (el "comisario político" del Chochi),

pensador del Extremo, más extremo, que pretende la PARTICIPACIÓN de

los campeones de la cachiporra, como lo demostró el debate televisado

en el sitial donde se concentra la representación federal.

Mientras se desarrolla este paso de comedia en la capital del País

del E..., en el interior real se puede constatar la ruptura de la

cadena de pagos, preanuncio de la ruptura de las cadenas de valor y

buen momento para que, las autoridades provinciales, comiencen a

pensar en declarar la EMERGENCIA SOCIAL, ECONÓMICA Y ALIMENTARIA, en

sus jurisdicciones. Vale decir, pensar menos en los actos o las

votaciones y gobernar en sus jurisdicciones que sufren crisis agudas.

CUENTO: EL PAÍS DEL E... Y LA CIUDAD Y PROVINCIA I... 3

Desde la Ciudad y Provincia I..., que tarda en ponerse en marcha, por

eso del sueño, los horarios, los ciclos biológicos y las aguas, que

ya no bajan turbias, en algunos lugares ya no existe agua. El docente

que se ocupa de sus cosas, vale decir de la Educación, o, de las

Ciencias Sociales aplicadas a la transmisión de conocimientos y

valores, observa la retirada de los ejércitos neoliberales del país

del E..., que habían ocupado en los años noventa, cometiendo las

mismas tropelías que toda fuerza invasora, derrotada y en

retroceso. Aunque sus jefes, mayores y menores, intenten explicar

una supuesta calidad revolucionaria y progresista, una vez más, a la

confiscación lisa y llana. Y no es que el educador piense en alguna

supuesta bondad escondida en el fondo de la bolsa rapiñada. Al

contrario, sabe que se constituyó, con estos fines. Pero no deja de

resultarle divertido escuchar las explicaciones, verborragias, de

propios y alquilados, por los grupos de choque (o fuerzas especiales

de ese ejército. Al respecto y, para los gobernantes de I..., prestar

atención a las formas de recaudación de estos grupos disfrazados de

sindicatos y/o partidos políticos) del E... Le saltan las lágrimas,

tras la carcajada, cuando escucha la esperanza, de algunos, en el

parlamento, copado por los miembros del E... y, por lo tanto,

indignos de la apuesta al futuro sustentable, que proclaman esas

personas de buena fe.

Nadie hace manifestaciones multitudinarias, cacerolazos incluidos,

por la Educación y conste que esto no incluye a los docentes

comprometidos, con su profesión. Como nadie manifiesta el descontento

popular, por la situación de nuestros jubilados, excluyendo a las

organizaciones propias, Es parte de la cultura neoliberal que nos

supieron imponer, por sobre la vernácula, de la solidaridad, que

distinguió a nuestro antepasado el gaucho, de la que nace el término

GAUCHADA. Hoy se piensa, que si no molesta, directamente, no debe ser

motivo de preocupación. Ahora, seguramente, se apelará a la bandera

del progresismo a la bartola, o, de los que bailan al ritmo de la

flauta de Bartolo.

Ya lo dijo el filósofo de la soberbia armada: LAS CLASES MEDIAS NO

SON SOLIDARIAS (verdad a medias demostrada por la crisis de la

producción primaria) y, por ello, se sienten habilitados, por ese

supuesto incontrastable, a la rapiña ejercida sobre uno de los

sectores más débiles de la sociedad, para sostener el modelo

inmejorable. El mismo que no necesita del DESARROLLO SUSTENTABLE (el

que no es otra cosa que Economía Sustentable más Sustentabilidad

Educativa) y mucho menos de reales políticas de achicamiento de la

brecha entre ricos y pobres. En todo caso y, como última línea

defensiva, les queda la especulación inmobiliaria, refugiarse en el

cono, o, en el extremo del país del E..., donde podrá salvarse al

caballo de fuego bicéfalo y a los más íntimos. Frente a ello, los

que pensamos en el país integral, sin modo de producción asiático, en

el DESARROLLO SUSTENTABLE, en la integración, solo nos queda el

humor.

CUENTO: EL PAÍS DEL E...Y LA CIUDAD Y PROVINCIA I... 4

El docente que se ocupa de sus cosas, vale decir de la EDUCACIÓN,

observa el encuentro de los extremos, en defensa de la bolsa

rapiñada, o, de los dividendos que ella producirá, para mantener las

estructuras de los grupos de choque y recaudación o fuerzas

especiales (ver cuento número tres de la misma serie). Estos grupos

PARA, conformados por hombres que deshonraron sus uniformes y

delincuentes de toda laya, les cobran, a sus mandantes, con fondos

públicos estatales y mantienen los mutuos negocios de circulación no

automotriz, extorsiones a otros delincuentes que no integran las

fuerzas (ver inseguridad), a los actores de la economía formal e

informal (por seguridad), a sus antiguos compañeros y a los miembros

de togados del poder, cosas que es propia a las mafias vernáculas, ya

que necesitan apoyarse, de una u otra manera, en el poder del Estado,

para construir poder, porque este les garantiza impunidad.

Lo lógico, siguiendo el pensamiento del General Parlón (ver la serie

de cuentos sobre el país adolescente), hubiese sido la conformación de una ENTIDAD PÚBLICA NO ESTATAL (que garantice la universalización

del beneficio), administrada por sus beneficiarios y aportantes (con

garantía de sus propios bienes) y, para darle una característica

original (en algunos lugares se lo llama por su nombre de pila:

Imaginación), auditada por los Institutos de Investigación de las

Universidades Nacionales, con la supervisión del Poder Judicial.

Asegurando que, la bolsa rapiñada, deje de ser tomada como botín

electoral y sirva, realmente, para la parte más débil de la comunidad

(que en ese caso sería organizada), los actuales y futuros

beneficiarios, al menos, para evitar que se encuentren en situación

de indigencia y hambre, como ocurre actualmente. Al Educador le

gustaría hacer un experimento (propio del positivismo aplicado a las

Ciencias Sociales), con la finalidad de colocar algunos de los
1   2   3   4

similar:

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconIppolito, Mónica (comp.); Formación ética y ciudadana. Serie para...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconConvenio entre los gobiernos de la republica argentina, de la republica...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconApuntes sobre la “consulta de educacióN”
«El Nuevo Herald» de Miami que «no consideramos pertinentes esos libros. Están repletos de ideología y no tienen realmente un contenido...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconResumen: En este trabajo se pretenden contextualizar los elementos...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconGranada. Libros sobre Granada, o bien de autores granadinos o con...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconHistoria de la república argentina

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconLibros, carteles y revistas sobre la Comunidad Valenciana o bien...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconOlimpíada de historia de la república argentina

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconTratado para la constitución de un mercado común entre la republica...

Cuentos de la serie de cuatro libros sobre formación profesional, que bien pueden llamarse: “apuntes para la historia reciente de la república argentina”, que iconPruebas y controles
«Formación profesional», del Título II «Las enseñanzas», los aspectos propios de Andalucía relativos a la ordenación de las enseñanzas...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com