Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos






descargar 54.83 Kb.
títuloHistoria de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos
fecha de publicación21.06.2015
tamaño54.83 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

UNIDAD 1: EL ORIGEN DE LA FILOSOFÍA



historia de la filosofía


UNIDAD 1

El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos

objetivos


1. Explorar el contexto en el cual ha surgido la filosofía, identificando sus primeras preguntas.

2. Diferenciar la filosofía de otras manifestaciones intelectuales, como los mitos, y constatar que ambas quieren responder a cuestiones parecidas (sobre el origen del mundo, la condición humana ...).

3. Analizar y valorar los diferentes esfuerzos del hombre pro conseguir una concepción de sí mismo y de su vida social.

CONTENIDOS


1. El origen de la filosofía: paso del mito al lógos (o explicación racional del cosmos frente al mito).

1.1. Surgimiento de la Filosofía: Jonia, Magna Grecia, Atenas

2. Antecedentes de la filosofía

2.1. Etapa Prefilosófica.

2.2. Etapa Filosófica.

3. El paso del mito al lógos.

4. El concepto griego de Naturaleza.




1. El origen de la filosofía: paso del mito al lógos (o explicación racional del cosmos frente al mito).

¿Cuándo y dónde surge la filosofía? ¿Por qué precisamente los griegos? ¿Es que no hubo formas de pensar similares en otras partes del mundo? Cuando uno se acerca a la historia de la filosofía parece que la filosofía surge "ex nihilo" y de repente. Pero esto es una simplificación de la historia, pues es claro que los griegos no inventaron súbitamente la filosofía. En la India, en China o en Egipto existía ya "algún tipo" de reflexión racional, aunque con unas características muy diferentes del pensar propiamente griego, por ende europeo y occidental. La propia filosofía griega no habría podido ser sin estas influencias de otras culturas, que fueron calando lentamente en la mente de algunos singulares individuos.

1.1. Surgimiento de la Filosofía: Jonia, Magna Grecia, Atenas

La sociedad griega primitiva,  fundamentalmente rural y aristocrática, colocaba todo su peso en la nobleza  terrateniente, que tenía el poder económico y político. Los nobles eran también los protagonistas de la guerra porque sólo ellos poseían caballos y armas. El prototipo humano era, pues, el noble, y sus cualidades eran el modelo a imitar para los ciudadanos de entonces: la fuerza o "virtud", el valor, la independencia. Los pobres se veían así obligados al exilio o la colonización de nuevas tierras de cultivo en el extranjero, sobre todo en el Asia Menor y en el sur de Italia.

La actividad colonizadora se centró así en

  1. Jonia (s. VII y VI aC), donde surgen ciudades prósperas: Mileto, Samos y Éfeso sobre todo. Mileto fue sin embargo la más importante. Estas ciudades tenían en común la prosperidad económica, el desarrollo artesanal y un intenso comercio marítimo, unas formas políticas más tolerantes que en Atenas, y una mayor flexibilidad a la hora de romper con las tradiciones griegas y abrirse a otras culturas, como las orientales, en las que hallaron una fuente de conocimientos e ideas desde las que relativizaron sus propias creencias y saberes. En Mileto coincidían además personas de todos los países, interesadas en comentarlo y discutirlo todo. Es en este ambiente que surge la Filosofía.

  2. La  Italia Meridional fue el otro destino de las colonizaciones, siendo atractiva por su cercanía, clima suave y fertilidad. Aunque la democracia tardó mucho más en llegar que en Grecia. El sur de Italia floreció sobre todo cuando la invasión persa hizo difícil la vida en Jonia, y los mejores filósofos de entonces se desplazaron a esta «magna Grecia» (lo que hoy es el sur de Italia y Sicilia), a ciudades como Elea y Crotona.

Especialmente la ciudad de Mileto, mercado del mundo antiguo, donde los pueblos del Mediterráneo intercambiaban sus mercancías, fue la sede de los más antiguos pensadores, y este carácter de ciudad mercantil y abierta al intercambio les fue esencial en su pensar abierto y contra las tradiciones.


Qué ocurría mientras tanto en Atenas?

En Atenas la nobleza empezaba a perder poder político porque no era la única que intervenía en la defensa de la ciudad al adquirir los soldados rasos y los remeros un papel decisivo en la guerra. Y a comienzos del S. VII a.C. tuvo lugar una importante revolución económica que tuvo como consecuencia que los terratenientes, ante el empuje económico del comercio y la pequeña industria artesanal, pierden poder, siendo los nobles desplazados en el protagonismo social y político por estos nuevos ricos. Estallan algunas rebeliones sociales exigiendo el reparto de las tierras y la condonación de las deudas. Surgieron algunos tiranos (Dracón, Solón, Pisístrato, Clístenes...) que se amparaban en el descontento popular para desplazar a los nobles y fortalecer el Estado, lo que preparó el terreno jurídico y social para la democracia, en lo que destacó sobre todo Clístenes. Casi todos los tiranos ejercieron un importante mecenazgo literario, artístico e intelectual, lo que explica que algunos filósofos prefirieran la tiranía a la democracia como régimen político.

Mileto fue sin embargo destruida en el 494 a.C. por los persas aunque Atenas consiguió rechazar la invasión (guerras médicas), lo que le proporcionó un largo período de cierta estabilidad y tranquilidad, lo que se llama el "siglo de oro de Pericles". El único rival era Esparta y otras ciudades griegas, que mantenían un difícil equilibrio. Cambian los ideales sociales: el deseo de independencia y libertad prevalece sobre el de poder; la igualdad de todos (democracia) se valora más que la admiración por el «héroe de guerra» o el noble; y se tiene conciencia de que es preciso obedecer las leyes para el buen funcionamiento de la ciudad, frente al individualismo anterior.

La ciudad (polis) es además el centro de todo Estado independiente, y sede fundamental de la democracia, que implica, al menos en teoría, que «todos son iguales ante la ley» (isonomía) y que «todos tienen derecho a intervenir en la asamblea de ciudadanos, es decir, que tienen igualdad de palabra» (isegoría). Todos los ciudadanos pueden participar en la Asamblea, que es soberana. El Consejo y los magistrados tienen sus funciones de gobierno pero están sometidos al control de la Asamblea para evitar las intrigas y su constitución en grupos de poder.

En cuanto a la estructura social, el funcionamiento de la sociedad griega descansaba sobre todo en los esclavos (75%), que normalmente eran bien tratados pero carecían de todos los derechos de los ciudadanos libres (estos sólo eran un 25% de la población). Muchos ciudadanos eran propietarios de tierras, pero no ejercían trabajos físicos o actividades remuneradas porque entre ellos estaba mal considerado. Valoraban enormemente el ocio y sabían sacarle partido. Pero la mayoría contribuían con cierta cantidad diaria al sostenimiento de los magistrados, jurados, soldados e incluso de otros ciudadanos. Por eso la vida pública ocupaba casi toda la actividad del ciudadano ateniense. La mujer permanecía en la casa, marginada de lo público y sin salir apenas. Cuando el varón volvía a casa, era frecuente organizar banquetes con los amigos hasta muy tarde, en los que se comía, bebía, escuchaba música y se hablaba de política, arte, filosofía, etc.

Atenas impuso igualmente su economía, sus productos, sus gustos y estilo en toda Grecia. Atrajo a muchos extranjeros (metecos, casi un tercio de la población) que eran bien acogidos y se quedaban a vivir allí. Los metecos carecían de derechos políticos y no podían adquirir tierras ni casas, pero en todo lo demás se les trataba como a ciudadanos. Como actividad, sólo les quedaba el comercio, los pequeños oficios o las artes. Todo sabio, artista o literato griego pasaba antes o después por Atenas.

Todas estas características explican por qué Atenas se convirtió en el centro del pensamiento filosófico. Además, la religión tradicional había perdido vitalidad, los mitos sólo servían para inspirar a poetas o artistas y no existía una clase sacerdotal organizada encargada de velar por la ortodoxia, puesto que tampoco tenían libros sagrados cuyos preceptos respetar. La ausencia de dogmas favoreció el pensamiento libre.

En este contexto, se entiende que a los primeros filósofos griegos les interese sólo el conocimiento por sí mismo, por afán de curiosidad, sin pretensión de hallarle aplicaciones prácticas en la vida. Es una reflexión que surge del ocio y del desprecio del trabajo productivo, por lo que será fuertemente especulativa y teórica, lo que se vio apoyado por el hecho de tener esclavos que realizaban las labores manuales. 

 

2. Antecedentes de la filosofía

2.1. Etapa Prefilosófica.

a) La sociedad es aristocrática, agrícola y guerrera, estructurada en las clases de la nobleza (ocio en tiempos de paz, dirigentes en la guerra) y del pueblo, agricultor y ganadero. Los nobles son además los únicos que poseen la virtud, considerándose valores supremos el linaje (el bueno es el noble y el plebeyo, malo y vulgar), el éxito (fracasar es vergonzoso y merece castigo); y la fama. Hay poco lugar para las ideas de derecho y justicia.

b) En cuanto al contexto religioso griego destaquemos que no había una institución sacerdotal estable garante de una ortodoxia doctrinal, ni libros sagrados. Ni siquiera había un sistema educativo reglado. Sólo se contaba con los textos de Homero y Hesíodo, que junto con los otros poetas eran los únicos educadores. Fueron éstos los que dieron a los griegos se identidad de pueblo, y les proporcionaron los libros de texto en los que se educaron generación tras generación. De ellos aprendían la moral (valores descritos) y la teología (mitología). Los poetas reflejaban las creencias mediante narraciones simbólicas (mitos), como por ejemplo la interpretación antropomórfica de sus dioses (con Zeus a la cabeza y sus comportamientos, coherentes con la organización social y el código ético de la nobleza). La conducta de los dioses (robos, adulterios, engaños, etc.) reflejaba la moral aristocrática más extendida. De Homero (La Ilíada, la Odisea) y Hesíodo (Teogonía, Los Trabajos y los días), aprendían todo lo que creían saber sobre historia, geografía, navegación, arte militar, cosmología, etc.

c) Ya que no hay libros sagrados ni dogmas, hay escasa posibilidad de crítica a estas doctrinas. Por eso, ante la falta de coherencia de las narraciones míticas o de sus versiones poéticas, aparecieron intentos de interpretaciones alegóricas o racionalistas de los mitos. Sin embargo, desde el S. VI aC en adelante se empieza a desconfiar de los mitos y se comienzan a buscar otro tipo de explicaciones más naturales, lo cual muchos consideran el inicio de un nuevo tipo de reflexión, el pensamiento racional.

d) No se produjo sin más, por otro lado, la sustitución del mito por la reflexión racional. Ya en Homero y Hesíodo encontramos explicaciones no antropomórficas, es decir, no «míticas», similares a las de los primeros filósofos griegos: por ejemplo que «el océano es el "generador de dioses"» y «la génesis de todas las cosas» (Homero) y Hesíodo narrando una cosmogonía (el mundo surge de una separación entre el cielo y la tierra, tras la que aparece el amor como fuerza dinamizadora) antes de su teogonía. Debemos ver en estos relatos los principios y esquemas fundamentales de reflexión con los que trabajaron los primeros filósofos. La filosofía dará pasos adelante, pero en continuidad con las explicaciones cosmológicas no antropomórficas contenidas en los relatos mitológicos y poéticos.

e) Antes de los primeros filósofos griegos, hubo numerosos sabios de los siglos VII y VI aC cuyas máximas o dichos breves (refranes) habían calado en la cultura popular ("conócete a ti mismo"; "nada en demasía"...). Platón cita a siete: Tales de Mileto, Pittaco de Mitilene, Bías de Priene, Solón, Cleóbulo de Lindos, Misón de Quenea y Quilón de Lacedemonia (Protágoras, 343 d). Además, estaban los poetas líricos cercanos tanto a la figura del sacerdote y el adivino como al filósofo. En la Grecia preclásica no se debe distinguir demasiado radicalmente entre poetas y filósofos.

f) Finalmente, cada vez se acepta más la influencia de la ciencia egipcia y babilónica en los sabios griegos, algo que ya reconocían algunos de los primeros filósofos griegos. No obstante, será mucho más tarde cuando los neopitagóricos y neoplatónicos destaquen la importancia de este influjo.

2.2. Etapa filosófica

a) A partir del s. VII a.C. el comercio adquirió gran importancia en Grecia, y se produjo una gran transformación social. Aparece la moneda, que transforma toda la economía, y con ella se crea un sistema abstracto de referencia donde el «valor» de las cosas no se basa en preferencias subjetivas, impulsando el cálculo matemático (en concreto las matemáticas financieras para calcular los intereses de los préstamos).

b) Los viajes proporcionan nuevos conocimientos geográficos, técnicos y etnológicos o antropológicos y sociales. Para los más inquietos, la sabiduría popular y el saber ordinario o rutinario heredado de los poetas antiguos resultaba anticuado. Quedan así desfasados los valores guerreros y aristocráticos, cuando además la justicia y el derecho son la base de los intercambios comerciales. El conocimiento de otros pueblos muestra que cada pueblo y raza se representa los dioses de modo diferente, y que la interpretación del universo o los principios de la convivencia social no pueden descansar sobre bases mítico-religiosas, sino racionales. La apertura a otras culturas supuso tanto un enriquecimiento como una relativización crítica de la propia cultura, lo cual creó un ambiente social propicio para la libre expresión de ideas y creencias.

c) La ciudad abierta y tolerante, la pólis, contribuyó al desarrollo de la filosofía. Los ciudadanos libres no reconocían más leyes que las que ellos aprobaban, discutían en común las decisiones a tomar y para resolver los conflictos privados se sometían al arbitraje de los tribunales. Sólo se sometían a un soberano abstracto, público y comprensible: la ley (nómos). Ni en las civilizaciones rurales ni en los grandes imperios asiáticos, donde los ciudadanos estaban sometidos a los deseos caprichosos del soberano, el pensamiento filosófico podía encontrar un ambiente favorable. La ley escrita emanada del pueblo en decisiones democráticas constituyó en Grecia un elemento de referencia racional sobre el que discutir.

d) Condiciones socioeconómicas: La «libertad» y derechos que gozaban los ciudadanos, el ocio que les permitía dedicar sus mejores horas a teorizar y discutir con otros ciudadanos en el ágora (plaza pública), se apoyaba sobre una población mayoritaria de esclavos (75%) que realizaban las actividades manuales y el trabajo físico despreciado por los ciudadanos. Esto explica el escaso desarrollo de las técnicas y las ciencias aplicadas como la física o la química en Grecia -con algunas excepciones, como Arquímedes-, a diferencia de China o Egipto.

Ideas principales:

  1. La filosofía surge en Grecia en parte como crítica a la sabiduría popular, a la tradición, al mito.

  2. La crítica al mito se lleva a cabo en todos los frentes: moral, social, en teología, astronomía, cosmología.

  3. Tuvo sus precedentes en los relatos míticos, religiosos y poéticos.

  4. Se vio favorecida por un contexto económico, social, político y cultural próspero y tolerante.



3. El paso del mito al lógos

Veamos ahora más concretamente las características intelectuales de estos dos períodos, las etapa pre y filosófica. Simplificando, los griegos, que fueron un pueblo muy curioso que no dejó de preguntarse por el movimiento de los astros queriendo encontrarles un principio fundamental capaz de proporcionar una explicación global y satisfactoria de lo que sucedía, incluido el hombre, produjeron muchas respuestas, la mayoría míticas y algunas no tanto. Cuando entre las muchas respuestas posibles se prefirió la explicación racional a la explicación mítica, tuvo lugar podríamos decir el nacimiento de la filosofía. La pregunta por el universo, por la naturaleza, por su origen y la causa de sus procesos era ahora una pregunta racional, basada en análisis y que requería análisis, no bastando el mito para convencer.

1- El MITO es un conjunto de narraciones tradicionales (poéticas, simbólicas, religiosas) acerca del mundo, los hombres, los dioses y la naturaleza, con la pretensión de explicar globalmente la realidad y el origen y naturaleza del universo, del hombre, la civilización y la técnica. La filosofía no renunciará sin embargo a esta pretensión de explicación total, de dar respuestas últimas a la totalidad de lo real, aunque por otros medios. El mito consiste también en una actitud intelectual ante la realidad:

    1. Las fuerzas naturales se personifican y divinizan, responsabilizando a los dioses de los acontecimientos y sucesos.

    2. Aparecen muchos elementos imaginativo-sentimentales. Una tempestad se desata porque Zeus se enfurece; el buen tiempo se debe a que la diosa de la fertilidad ha decidido que haya buena cosecha, etc.

    3. Estas explicaciones son por tanto arbitrarias, propias del hombre precientífico.

    1. La ciencia resulta imposible como consecuencia, pues no se concibe la ciencia sin leyes o regularidades en la sucesión de los acontecimientos. ¿Cómo descubrirlas, si por principio se niega su existencia?

    1. Todos los sucesos dependen del capricho de los dioses en el pensamiento mítico.

2- El LÓGOS o explicación racional por su parte se opone a lo mítico por el progresivo rechazo de los elementos poéticos, imaginativos y afectivos de los relatos anteriores para centrarse en el lógos o razón que explica las cosas, como estamos viendo. Este recurso a la explicación racional se hizo perentorio como es obvio, pues  el orden natural y los hechos atmosféricos o meteorológicos la requieren para hacerlos previsibles y de alguna forma controlables; no basta el lenguaje poético o mítico ni la voluntad antojadiza de los dioses, por más que ésta se someta al destino u otras fatalidades. La filosofía criticará así la arbitrariedad de las intervenciones divinas, despojando a la idea de necesidad de su carácter fatalista para adecuarla a la racionalidad de los real. Se plantea así el problema del origen del mundo, de la naturaleza, es decir, por primera vez los filósofos buscarán el principio (arjé) último y eterno que todo lo originó y que, por tanto, debería seguir presente en todo. La pregunta fundamental es por la naturaleza (physis) de las cosas: ¿cuál es la realidad permanente y última detrás de lo que se ve, oculta tras lo que percibimos por nuestros sentidos? Se busca una interpretación del universo que explique de veras la realidad. Indagan un primer principio, no imaginativo ni poético, del que provenga todo el mundo y todas las cosas, porque del no-ser, de la nada, no puede surgir el universo, la realidad tan compleja que conocemos.

    1. Se pregunta con claridad buscando respuestas concretas: ¿cuál es el origen del universo? La respuesta exige elementos reales: agua, fuego, aire, tierra... Son elementos objetivos, y por tanto ni religiosos ni poéticos o sobrenaturales.

    2. Los dioses son eliminados como parte de la explicación racional. Entre las causas del mundo y de sus procesos se busca la principal, el principio que gobierna el nacimiento y desaparición de las cosas (día-noche, estaciones, movimiento de los astros...).

    3. La idea de "necesidad" sustituye al capricho divino en la explicación de los acontecimientos: las cosas no pueden suceder porque los dioses quieran, sino porque debe existir una ley u orden en el mundo que los provoque y explique: las cosas suceden cuando y como tienen que suceder, y el hombre que conoce la realidad puede influir en el curso de los acontecimientos.

    4. Se descubre el orden y armonía existente en la naturaleza, pues sus movimientos son regulares, cíclicos, y en los fenómenos se aprecian proporciones constantes... Se deduce, además, que el orden y las leyes existentes en la naturaleza no vienen de fuera, no responden al capricho de los dioses: el mundo es un cosmos ordenado y bello, no un caos. Los misterios de la naturaleza deben ser explicados desde ella misma.

    5. Para explicar estos misterios de la naturaleza desde ella misma se recurre a la noción de esencia, es decir, el conjunto de las cualidades permanentes y constantes en las cosas: la esencia de algo es lo que permanece a pesar de los cambios de apariencia. La esencia supone unidad en las cosas frente a la multiplicidad de sus estados y apariencias o diversidad de individuos...

    6. Conocer será entonces captar lo común y permanente de las cosas, y los griegos pensaban que los sentidos no bastaban para proporcionar tal conocimiento. Los sentidos sólo muestran lo mudable, aparente y cambiante de las cosas. Se requiere un esfuerzo intelectual para captar la naturaleza o el ser de las cosas. Por tanto, partían de una dualidad o diferencia radical entre la razón y los sentidos como fuentes de conocimiento. El modelo de referencia de los griegos en la búsqueda de un conocimiento verdadero serán las matemáticas y la geometría, capaces de proporcionar la mejor descripción de la estructura y proporciones de lo real.

 Razón

unidad

esencia

permanente

lo que es

Realidad

Sentidos

pluralidad

apariencia

cambiante

lo que parece ser

Irrealidad

    1. Si existen esencias o cualidades permanentes que definen los objetos, un ejercicio importante será clasificarlos en géneros (minerales, plantas, animales, hombres), resultado de elementos constituyentes cuya combinación explica toda la realidad .

    2. Todo el universo se reduce a uno o muy pocos elementos fundamentales, clave en toda investigación racional. De ahí la búsqueda de los primeros principios de lo real.

La filosofía comienza por tanto cuando los elementos míticos son sustituidos por elementos racionales, lógicos o naturales en las explicaciones, siendo Homero y Hesíodo dejados a un lado como autoridades científicas y siendo los mitos dejados de ser considerados fuente de conocimiento científico, pues cada pueblo tiene los suyos, diferentes de los mitos de los demás pueblos, y todos resultan criticables. La idea de necesidad sustituye a la arbitrariedad impuesta por el capricho de los dioses, descubriéndose la constancia de ciertas leyes. Y se supone, finalmente, que debe existir un principio último de todo lo real.
4. EL CONCEPTO GRIEGO DE «NATURALEZA» (Physis)

Este inicio de la filosofía va a provocar un cambio en la idea que se tenía de la naturaleza. Ya no es un lugar poblado de dioses y de fuerzas divinas, de héroes y de monstruos, lugar donde volcar la imaginación, sino que pasa a ser algo que debe ser estudiado racionalmente para captar lo que es. Se darán dos acepciones:

1ª - Naturaleza como conjunto de seres que pueblan el universo, sin incluir las cosas producidas por el hombre (que serían la cultura). Así, la naturaleza es entendida globalmente, en su conjunto. Es sinónimo de totalidad del universo.

2ª- Utilizado para referirnos a clases o conjuntos de cosas (la «naturaleza humana»). Aquí, naturaleza significa lo que las cosas son, la esencia de las cosas, su modo de ser permanente o constante.

Características:

a. Relación estrecha entre naturaleza y necesidad. El universo es un todo ordenado, un cosmos regido por leyes. Esto supone que cada uno de sus objetos (hombres, minerales, plantas...) está en el lugar que le corresponde. La naturaleza de cada ser determina su lugar en el universo y su conducta.

b. La naturaleza es dinámica, no algo estático e inerte. Los astros, seres, cuerpos y estaciones tienen su propia dinámica, se suceden ordenadamente.

c. El movimiento y la actividad de la naturaleza son intrínsecos y propios del ser natural, y esto diferencia a los seres y materiales naturales de los objetos artificiales fabricados por el hombre. Por eso los griegos conciben el universo no como una máquina con movimiento propio, sino como un organismo viviente.

Distinciones conceptuales: naturaleza, esencia, origen, causa

a) "Naturaleza", en cuanto modo de ser propio y permanente de las cosas, se identifica realmente con la "esencia". La diferencia reside en que la esencia es lo permanente de las cosas por oposición a sus aspectos variables o cambiantes, siendo la naturaleza ese mismo modo de ser permanente haciendo hincapié en las funciones propias de un individuo. Mientras la esencia prescinde de lo cambiante, la naturaleza explica esos cambios. Así, cuando se busca conocer la naturaleza de algo se pregunta por lo que las cosas son, su naturaleza, para a partir de ello explicar sus movimientos y procesos.

b) Cuando los filósofos griegos se interrogan sobre la naturaleza, se preguntan por los principios últimos (agua, aire, etc.) que constituyen las cosas, esto es, por un lado los principios de los cuales surgen los seres y objetos del universo (aquí principio = origen, en griego arjé), y por otro entendiendo los principios como el constitutivo material último de las cosas (Tales, agua), y por tanto principio es aquí el sustrato último. Estos principios permiten explicar los cambios y transformaciones del universo (principio = causa).

Los griegos comienzan así una búsqueda radical, pues quieren conocer los principios últimos y originarios de las cosas. Es el inicio de la filosofía.

UNIDAD 1. EL ORIGEN DE LA FILOSOFÍA
ACTIVIDADES
1. Realiza una comparación entre los dos textos siguientes:
a) “Antes que nada nació caos, después Gea (Tierra) de ancho seno, asiento firme de todas las cosas para siempre, Tártaro nebuloso en un rincón de la tierra de anchos caminos y Eros, que es el más hermoso entre los dioses inmortales, relajador de los miembros y que domeña, dentro de su pecho, la mente y el consejo prudente de todos los dioses y de todos los hombres. De Caos nacieron Erebo y la negra Noche; de la Noche, a su vez, nacieron éter y el Día, a los que concibió y dio a luz, tras unirse en amor con Erebo. Gea primeramente engendró, igual a sí misma, a Urano brillante para que cubriera en derredor por todas partes y fuera un asiento seguro para los dioses felices por siempre. Alumbró a las grandes Montañas, moradas graciosas de las divinas ninfas, que habitan en los sinuosos montes. Ella también, sin el deseado amor, dio a luz al mar estéril, al Ponto, hirviente con su oleaje; y después, tras haber yacido con Urano, alumbró a Océano de profundo vórtice”. Hesíodo, Teogonía.
b) “Este cosmos no lo hizo ningún dios ni ningún hombre, sino que siempre fue, es y será fuego eterno, que se enciende según medida y se extingue según medida. Todas las cosas se cambian recíprocamente con el fuego y el fuego, a su vez, con todas las cosas, como las mercancías con el oro y el oro con las mercancías”. Heráclito.
2. Teniendo en cuenta los textos anterior y el contenido que aparece en el apartado

3 de la unidad, realiza una comparación entre la explicación mitológica (Mito) y la explicación filosófica (Logos). Intenta hacerlo a modo de redacción.
3. ¿Qué opinas sobre estas dos formas de pensamiento (MITO y LOGOS)?

4. ¿Por qué crees que se produjo este cambio en el pensamiento?

5. Realiza un esquema conceptual de los factores o condiciones que propiciaron la aparición

del pensamiento filosófico en Grecia. ¿Por qué propician esa aparición?




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconHistoria de la Filosofía. Filosofía antigua

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos icon“es aquella parte de la filosofía que trata del origen, la naturaleza y el fin del deber”

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Historia de la filosofía unidad 1 El origen de la Filosofía: el paso del mito al logos iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales






© 2015
contactos
ley.exam-10.com