Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta






descargar 72.54 Kb.
títuloEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta
página2/2
fecha de publicación19.09.2015
tamaño72.54 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
1   2

Mutua integración cultura-Evangelio


Evangelización y cultura no son separables: la cultura informa a la revelación y a la vez queda integrada en ella; pasa a mí y en último término queda englobada en la revelación. El Evangelio por principio es distinto de la cultura, pero no puede ser separado de ella, porque utiliza las expresiones culturales como vehículo para manifestarse. El Evangelio es una manera de hacer cultura y por eso la evangelización tiene el poder de hacer nuevas todas las cosas, creándolas y recreándolas sin que sea una simple repetición inveterada.
El Evangelio, y por consiguiente la evangelización, nos lo recuerda la Evangelii nuntiandi, no se identifican ciertamente con la cultura y son independientes con respecto a todas las culturas. Por otro lado, el reino que anuncia el Evangelio es vivido por hombres profundamente vinculados a una cultura, y la construcción del reino no puede menos que tomar los elementos de la cultura y de las culturas humanas. Independientes con respecto a las culturas, Evangelio y evangelización no son necesariamente incompatibles con ellas, sino capaces de impregnarlas a todas sin someterse a ninguna.
El fundamento de la fe está formulado por acontecimientos realizados en el tiempo y el espacio, que como tales pertenecen a la historia. Estos hechos han sido vividos y transmitidos a través de la cultura de los evangelizadores. Sin embargo, el auténtico evangelizador no transmite su cultura sino la Buena Nueva para que ésta se haga vida en el interlocutor y pueda encontrar los elementos necesarios para transformar su propia cultura. Este encuentro de las personas con el Evangelio, a través de la predicación explícita de la Iglesia, permite a la misma Iglesia acercarse a las culturas para ofrecerles lo único que ella posee: Jesucristo. El Evangelio una vez anunciado busca al hombre que lo escucha y en él llega a las culturas. Evangelizando al hombre la Iglesia promueve el diálogo con las culturas. El cristianismo no es sólo histórico en sus orígenes sino en su trayectoria a través de los siglos. De ahí que en cada época el anuncio de la fe se ha encontrado con la cultura de los pueblos para transformarlos, rescatándolos y dándoles la dimensión de plenitud que sólo el Evangelio puede transmitir. La revelación cristiana es histórica; y por ende cultural. Ningún hombre ha escuchado la "nuda voz de Dios", independiente de toda cultura.
Esta relación tan estrecha comporta riesgos que es necesario afrontar y superar. El primero de ellos es reducir el mensaje del Evangelio sometiéndolo a ambigüedades. El evangelizador puede sentir la tentación de reducir su misión a dimensiones puramente temporales con objetivos exclusivamente antropocéntricos. El Evangelio, anunciado, no puede perder su especificidad; y al mismo tiempo debe crear una cultura, que siendo distinta en cada pueblo, tenga notas comunes. El Evangelio no puede perder su nota de catolicidad. Un criterio fundamental sin el cual no hay verdadera inculturación de la fe es la universalidad de la Iglesia y la comunión entre las Iglesias particulares. Cada cultura no puede proclamar su propio Evangelio. Las Iglesias particulares no son una federación con diversidad de credos, que por solidaridad crean unos vínculos de relaciones más o menos profundas. Ellas tienen un elemento común que les hace vivir una dimensión profunda de comunión, de tal manera que son la única Iglesia, en medio de culturas distintas. Las Iglesias particulares hacen presente sin agotarla a la Iglesia universal, y son tales porque tanto en Roma, como en la India, como en América Latina, o en cualquiera de los continentes proclaman la misma y única fe. El misterio de la Encarnación se convierte como tal en paradigma de una evangelización inculturada; es el único Señor Jesucristo que toma carne en las diversas culturas.
Otras dificultades se presentan frente al surgimiento de algunos elementos de las culturas que bloquean, hacen imposible o distorsionan la experiencia evangélica. Los elementos propios de una cultura materialista atrofian la capacidad trascendente del hombre, o hacen una distorsión de lo religioso, a través de la magia y la superstición.
La secularización propia de nuestro tiempo ha creado una mentalidad que no percibe la necesidad de salvación, queriendo presentar al mundo como desarrollado plenamente y a la cultura como autosuficiente, con la pretensión de tener bajo dominio, al menos potencial, todas las fuentes de la vida y de la muerte, del bien y del mal.
En un mundo donde el "poder" es muy importante y hace parte de la cultura de los pueblos, el mensaje del Evangelio al respecto puede encontrar oposición. El cristianismo no se puede cansar de presentar el poder como un servicio, como tampoco puede recurrir a la violencia como método frente a los conflictos y frente al dominio del más fuerte. No tiene otro anuncio distinto del perdón, la reconciliación y la misericordia. Frente a la cultura la Iglesia no puede callar el mensaje de la cruz y no dejará de proclamar la predilección de Dios por el pobre, el pequeño y el marginado.


Trabajo Evaluativo
a.- Lee y resume los contenidos fundamentales de los siguientes textos del magisterio de la Iglesia:

  • EN 18-20

  • RM 51-54

  • Documento de Puebla: 385-407

  • Documento de Santo Domingo: 228-231.243-250


b.- Al hablar de los aspectos paradigmáticos del Evangelio, se mencionaron las parábolas, puesto que estas fueron creadas por Jesús para una cultura particular de su tiempo. ¿Qué parábolas hubiera utilizado Jesús si hubiera venido al mundo actual? Inventa al menos dos parábolas actuales para reemplazar” algunas de las parábolas de Jesús, transmitiendo la misma enseñanza con ejemplos de hoy.

1   2

similar:

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación y Animación Misionera Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación y Animación Misionera Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación y Animación Misionera Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

Efam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta iconEfam escuela de Formación y Animación Misionera Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta






© 2015
contactos
ley.exam-10.com