La consulta popular y los toros






descargar 49.25 Kb.
títuloLa consulta popular y los toros
fecha de publicación03.09.2015
tamaño49.25 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Historia > Documentos
LA CONSULTA POPULAR Y LOS TOROS

HISTORIA Y COSTUMBRES TORERAS

EL TORO.

Un toro no es cualquier macho bovino, sino precisamente, el macho bovino que tiene cuatro o cinco años y del que se reclama que posea estas tres virtudes: casta, poder y pies (…) Y no se olvide que el espectáculo taurino es solo la faz o presencia momentánea de todo un mundo que vive oculto tras él y que incluye desde las dehesas donde se crían las reses bravas hasta las botillerías y tabernas donde se reúnen las tertulias de toreros y aficionados

LA HISTORIA.

La historia es hecha por hombres de acción: estadistas, soldados, revolucionarios e infames, incluso. La escriben hombres de acción: cronistas, poetas épicos, narradores e investigadores, aunque quienes la hacen verdaderamente, son pueblos enteros en acción. Así, Herodoto, ‘el padre de la Historia’, relató la vida de los pueblos del Mediterráneo, mientras que en la Edad Media –siglo V-, la idea cristiana de la historia tiene su primera expresión en la inmortal obra de San Agustín, ‘La ciudad de Dios’. En el período de la Ilustración, Voltaire, Montesquieu, Gibbon y Robertson sientan las bases de la historia de la civilización.

Más adelante, a medida que surgían innumerables estudios sobre temas específicos, en Francia, Inglaterra y Alemania, Henri Berr, lord Acton y Walter Goetz, dirigían tres obras monumentales acerca de la historia de la humanidad.

En el ‘Nuevo Mundo’, la historiografía se inicia con las ‘Cartas de relación’ de Hernán Cortés, la ‘Verdadera historia’ de Bernal Díaz del Castillo, las obras de fray Toribio de Benavente, y la ‘Historia moderna del Reyno de Quito y crónica de la provincia de la Compañía’ del Padre Juan de Velasco, entre otros y nosotros.

HISTORIA Y COSTUMBRES TORERAS.

‘El juego de las cañas’ (siglo XVI) es el primer antecedente de las costumbres toreras en nuestro país, nos comenta don Carlos F. Díaz en ‘La Historia de los Toros en Ecuador’ (Quito, s-f ed.). Las cañas, es un ceremonial consistente en el simulacro de combate entre escuadrones de caballería. A este juego pertenecían la elección de padrinos por cada escuadrón contendor, las libreas de los jinetes y el enjaezamiento de los caballos.

Después de las cañas se apunta en nuestra historia la ‘lidia de toros’. Una fecha relevante de esta incorporación es el 10 de mayo de 1573, día en el que hubo una animada sesión en el cabildo de Quito en defensa de las fiestas de Pascuas de Pentecostés. A estas celebraciones oficiales se suman danzantes y disfrazados que constituyen supervivencia de las creencias y costumbres Incas que se van fusionando con la tradición española, heredada de Roma, y que consiste en ese placer vigoroso pero arriesgado de luchar con animales fieros. Así se inician ‘los toros’ en el Ecuador.

Ya en tiempos de la Colonia, es precisamente frente a la Catedral, en la Plaza Mayor, donde se entableraban las salidas y se levantaban palcos además de diversas y complicadas instalaciones para que la gente pudiera asistir a las corridas. Estas festividades siempre fueron animadas por la ‘Banda Mocha’ que utilizaba instrumentos nativos como el tambor, las totumas, la hoja de capulí o naranja.

Resultado de esta ‘compenetración’ -método histórico-cultural-, son el ‘Toro embobado’ -y sus colchas de premio- (1) y la ‘Vaca Loca’ -variante del Boi Bumba brasileño- en donde un papel destacado cumplen el pingullo, la flauta, el rondador, la bocina y la quipa, instrumentos musicales de viento empleados para convocar a los rituales y fiestas.

Las fiestas de toros se organizaban en las plazas públicas como algo tradicional y establecido. El festejo se llevaba adelante con ocasión de bodas de príncipes, victorias militares y solemnidades religiosas, por citar algunos ejemplos. Sin embargo, y esencialmente, las de orden religioso tendrán más acogida entre nosotros. En Tabacundo, por ejemplo, los ‘Toros de Pueblo’ son el puntal de las fiestas sanpedrinas.

Un dato interesante, es que, si bien, la fiesta taurina nació en España, de a poco fue incorporándose como propia en este suelo, mutando, al mismo tiempo, de un juego de aristócratas, a la dramática pasión popular. Apuntemos junto Ortega y Gasset lo siguiente:

‘Ricos y pobres, hombres y mujeres dedican una buena porción de cada jornada a prepararse para la corrida, a ir a ella, a hablar de ella y sus héroes’.

Con la posesión del nuevo presidente de la Real Audiencia de Quito –don Miguel de Uriez, Conde de Ruíz de Castilla-, en el centro de la ciudad -La plaza (grande)-, se celebra un festejo taurino preparado por chapetones y criollos. Personajes como el Obispo Cuero y Caicedo, doña Manuelita Cañizares y don Manuel Rodríguez de Quirola, por citar algunos, estuvieron presentes.

Pasadas las páginas de la independencia, se dio la primera corrida de toros sin participación de españoles. Fue en la Plaza Grande, argumento adicional y suficiente –agrego-, para entender que las corridas de toros pasaron a formar parte de la fiesta nacional ecuatoriana. La ciudad comenzaba a crecer y junto con ella la fundación de nuevas plazas. Una de ellas fue la de San Marcos al final de la calle Junín.

A inicios del siglo XX, la tauromaquia nacional tenía su casa: la ‘Plaza de Toros Quito’, en Guangacalle, junto a la Alameda. Ya en 1900 el pueblo quiteño aplaudió a Manuel Pomar ‘Troni’ y su cuadrilla de Mazantino. Más adelante, con la llegada del tren, Quito, ya no era una ciudad al margen de los mapas. Por las calles de la ciudad caminaron ellos y ellas, todos, preparando sus mejores ‘oles’ para premiar al ‘Chiclanero’, ‘Gavidia’, María Soriano, la ‘Sorianita’ y al banderillero ecuatoriano José Díaz ‘El Quiteño’, entre otros.

El toreo quiteño continúa en la plaza Belmonte, inaugurada hacia 1920. La primera figura de la fiesta brava española de aquellos años, Manuel Mejías ‘Bienvenida’, muy conocido como el ‘Papa Negro’, hizo el paseíllo, acompañado del destacado joven banderillero ecuatoriano Max Espinosa, ‘Marinero’, incorporado a su cuadrilla.

El 12 de febrero de 1930, Quito ve nacer a la ‘Plaza Arenas’. Ya con dos plazas, el público, en ocasiones, encontró carteles diferentes para la ‘Belmontes’ y la ‘Arenas’. Así fue como se produjo una ‘reunión de matadores’ que terminó con la muy conocida ‘Corrida del Chanchán’. Tan intensa ha sido la afición al mundillo de los astados en el Ecuador, que de este espacio tampoco se ausentaron las personalidades políticas. Don Carlos nos cuenta que el nuevo Presidente de la República, el doctor José Luis Tamayo, quien al momento de la fundación de la Plaza Belmonte, se posesionaba en su cargo -rompiendo el rigor del protocolo, me imagino-, habló del toreo. Igualmente, un Presidente que lució su figura en el ruedo fue el doctor Galo Plaza, aficionado práctico, que en los años treinta del siglo pasado pisó la arena con regularidad.

Cuando hablamos de historia y costumbres toreras en el Ecuador, por lo regular, quienes conocemos poco o nada de este arte, asumimos que es una fiesta netamente de la región de la Sierra, pues lo primero que se nos viene a la cabeza a más de feria ‘Jesús del Gran Poder’, es la de ‘Nuestra Señora de la Merced’ en Ambato, o la ‘Feria de Santa Ana’ en Cuenca o a su vez, la Plaza de ‘La Candelaria’ de Ibarra, por ejemplo, sin considerar que en la ciudad de Guayaquil, en 1944 se inauguraba la Plaza de Toros que llevaría su nombre y que por muchos años se convertiría en el centro obligado para celebrar las fiestas octubrinas. En su albero, dos sonados triunfos, como novillero, obtuvo Edgar Puente ‘El Chulla Quiteño’ antes de viajar a México para tomar su alternativa, torero, que junto a Manolo Cadena Torres, ‘El Pando’ y Armando Conde, certificaron el adelanto y calidad del toreo ecuatoriano.

Tales han sido las anécdotas taurinas en nuestro país, que el ‘Papa Negro’, en sus memorias, ya contó una actuación en una plaza improvisada en Guayaquil y, en 1960, dio la vuelta al mundo una fotografía de Luis Miguel Dominguín persiguiendo a un toro en el estadio Capwell, sin olvidar, por cierto, que por la Monumental de Toros Quito, paseara su afición, don Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes (‘Cantinflas’), un cómico que cuando toreaba, lo hacía en serio.

Aportación del autor

1. Con la sencillez propia de persona entendida, Carlos F. Díaz, ha comentado, interpretado y explicado ‘La Historia de los Toros en Ecuador’. Para quienes tienen afición y volcamiento hacia esta manifestación del espíritu, Díaz, en su obra, deja a las corridas de toros en el postín que se merecen como parte ineludible de nuestra cultura.

2. La ceremonia taurina se inicia en la soledad del cuarto del hotel, en donde con delicadeza y sobriedad el matador se enfunda un traje de luces. Continúa con la promesa a Dios, frente a un altar, de seguir con vida y termina en la plaza en donde seda y pedrería ponen el color a la fiesta.

3. ‘La Historia de los Toros en Ecuador’, nos ha sido transmitida por un hombre de acción, pero ha sido escrita por un pueblo en acción, un pueblo con costumbres, casta, poder y pies toreros. Que la fiesta de los toros en el Ecuador dejó de ser ‘española’… hace mucho. Lo certifica esta obra, y ante el poder legislativo de la memoria, quiérase o no, este es un hecho histórico y cultural que está por sobre las polémicas que lo acompañan.

4. Someter a ‘consulta’ –a través de una pregunta malintencionada y manipuladora- la limitación o abolición de una pieza sustancial de la identidad cultural de los ecuatorianos, en tiempos en que se impone cierta ‘moda’ política, es un atropello a sus libertades y a su sentido de pertenencia. Libertad y Cultura no son aparatos de relojería sometidos a un control técnico, científico, matemático o ideológico, ni su mundo se resume al unilateralismo absorbente de un grupo o un concepto, dejando al desnudo y desamparados a ‘los otros’ como si no fueran sus partes integrantes, o simplemente, como si no existieran.

Un hecho de esta naturaleza, fácil, se adaptaría, antes que a la Historia del Ecuador, a la ‘Historia Universal de la Infamia’, de Jorge Luis Borges. Al parecer, quienes gobiernan, no entienden, o no les place entender, que ‘el hombre no cabe en una definición’ (2), ni la cultura tampoco. Son poliédricos.

NOTA.

(1) El toro embobado tiene vínculos, aunque remotos, con el catolicismo, pues se trata de una evocación entre moros y cristianos.

(2) RINO, José B., ‘El hombre como sistema, problema y misterio. Antropologismo filosófico’, Ed. PLUS ULTRA, Buenos Aires, 1969, págs. 167 y 168.

José Javier Villamarín

PLAZA MONUMENTAL DE QUITO

También llamado coso de Iñaquito.

Inaugurada en 1960 con una corrida de toros de La Punta y Santa Mónica,
estoqueada por Domingín, Pepe Cáceres y Manuel Segura.
Capacidad para 16.000 espectadores.

El proyecto fue aprobado en mayo de 1959 y la construcción de la plaza se inició en agosto del mismo año. En marzo de 1960 estuvo concluida la primera etapa, pues el proyecto completo contemplaba la construcción de una iglesia, una enfermería y un hotel. La fachada y el cerramiento, como lucen actualmente, fueron construidos mientras el empresario de la plaza era Pablo Martín Berrocal.

El coso de iañquito cuenta con doce puertas, tendido de sol (oriente de la plaza), tendido de sombra (occidente de la plaza), dos tendidos de sol y sombra (norte y sur de la plaza),  barrera, contrabarrera, diez filas encima del corredor de circulación, doce filas últimas (GENERAL), enfermería (ubicada al lado derecho del patio de cuadrillas) y capilla (ubicada al lado izquierdo del patio de cuadrillas).

Ubicado en el barrio Jipijapa, entre las calles Amazonas, 10 de Agosto, Juan de Azcaray y Río Cofanes. El paso vehicular por la avenida Amazonas permanece cerrado durante los días de la feria. Las principales vías alternativas de acceso son las calles Tomás de Berlanga y Río Coca, desde el oriente; la avenida 10 de Agosto desde el norte o el sur, por el occidente de la plaza; la avenida Amazonas, desde el norte, hasta la calle Río Coca y, desde el sur, hasta la Tomás de Berlanga.

Anteriormente hubo en Quito diferentes cosos muy efímeros, como la de San Blas (1918), Belmonte (1920) y Las Arenas (1930) Desde la fundación de la ciudad, en 1534, se tienen noticias de “actividad taurina”.

DIARIO HOY 1º DE FEBRERO 2011

El grito “¡Libertad, libertad, libertad!”, emitido por 15 mil personas que llenaron la Plaza de Toros Quito, estremeció la noche quiteña en una sobrecogedora expresión de reclamo y defensa de la fiesta de los toros, las peleas de gallos y los espectáculos tradicionales afectados por el contenido de la pregunta tres de la consulta popular planteada por el EjecutivoLos colectivos Somos Ecuador y Únete que organizaron la corrida Toros y Gallos por la Libertad pusieron en escena, desde las 18:00, una secuencia de actos cargados de simbolismo que expresaron con claridad y precisión las profundas raíces históricas y culturales de las fiestas populares ecuatorianas.

En el ruedo de la plaza quiteña se improvisaron seis palenques en los que las organizaciones de galleros efectuaron una vistosa exhibición que fue atentamente seguida por el público; de igual forma, la participación del ballet folclórico de la Universidad Técnica de Cotopaxi que recreó una corrida de toros populares recibió los aplausos de los espectadores. Las ovaciones crecieron cuando irrumpió en la arena un grupo de chagras a caballo representantes de más de 10 mil vaqueros andinos que viven directamente de la crianza y manejo del toro de lidia. Los jinetes mostraron parte de las faenas de campo que efectúan; estos hombres permitieron visibilizar las implicaciones económicas de los espectáculos taurinos que son la fuente de empleo de más de 100 mil personasLo que sucedía en el ruedo era matizado por un público que expresó con profunda emoción sus pedidos de libertad, tolerancia y respeto, las acompasadas voces con mensajes de contenido cívico y democrático acompañaron el momento de mayor significado cuando Neptalí Casa “Tortuga” encendió la antorcha de la libertad y recorrió el ruedo acompañado de una delegación de actores de espectáculos tradicionales.

Poco antes de las 20:00, se abrió la puerta de cuadrillas y por ella aparecieron David Fandila El Fandi, Sebastián Castella y Martín Campuzano, terna de toreros que ofrecieron un espectáculo inolvidable, pues el resultado artístico del festejo fue sobresaliente marcado por estupendas faenas y varios pasajes inéditos y emocionantes.

Un total de tres orejas obtuvo el español El Fandi producto de dos faenas valiosas, con voluntad lidió a su primer novillo de nombre Libertad, de la ganadería de Triana, con el que se lució con las banderillas y toreando de muleta con la mano derecha; su actuación fue superior con el cuarto llamado Mestizo, con el que toreó de capote, prendió banderillas y usó la muleta de manera espectacular

.El espada francés Sebastián Castella logró las dos orejas y el rabo del bravo novillo Indomable, de Vista Hermosa, al que recetó una faena completa tanto de capote como de muleta, inclusive prendió un par de banderillas en el tercio que compartió con El Fandi y Campuzano, al final cobró una estocada y desató el clamor.

El compatriota Martín Campuzano no tuvo suerte con el novillo Prohibido Prohibir, de Santa Coloma; sin embargo, se mostró solvente en su condición de abanderado de la torería nacional; al final de la histórica velada, el público estalló en una viva y alegre declaración de amor por la libertad y respeto a los espectáculos tradicionales.

 

RAFAEL CORREA Y LA CONSULTA

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció que someterá a consulta popular la conveniencia o no de realizar corridas de toros.

El mandatario señalô que aprovechará un referéndum sobre reformas legales al Codigo Penal para preguntar sobre el tema. Esta decisión respodne a varios pedidos realizados por organizaciones ciudadanas en ese sentido, dijo Correa.

“Atendiendo el pedido de miles de jóvenes que han marchado hacia el Palacio (de Gobierno) con su reclamo, consultaremos también si el pueblo ecuatoriano está de acuerdo con espectáculos donde se torturan animales como las corridas de toros”, anunció el mandatario en el marco de un acto de posesión funcionarios de su equipo de Gobierno.

Justificó la medida basado en el precepto constitucional que declara a ecuador como un país de paz.

“Será el pueblo ecuatoriano el que decida si somos un teritorio libre de esos espectáculos que en el siglo 21 son anacrónicos, donde se martiriza animales y se da un espectáculo de violencia”, subrayó. Agencia Andes

Debate sobre las corridas de toros en Ecuador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha abierto un debate en el país al proponer una pregunta sobre la prohibición de las corridas de toros dentro de las diez cuestiones que incluye una consulta popular sobre la justicia y la regulación de la prensa en el país.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha abierto un debate hasta ahora inexistente en el país, al proponer, en una consulta popular que tendrá lugar en los próximos meses, que se prohíban las corridas de toros.

La inclusión entre las diez preguntas de la consulta la prohibición de “espectáculos públicos donde se mate animales”, ha movilizado por ahora a los partidarios de los toros, en un país con una de las ferias de más solera del continente americano, la del Jesús del Gran Poder de Quito, y con tradición taurina en numerosos pueblos.

Por su parte, el director de la fundación Protección Animal de Ecuador (PAE), Fernando Arroyo, señaló que esta situación es “inédita” en el país, porque por primera vez se preguntará a la ciudadanía lo que piensa de los derechos de los animales, lo que generará un debate que hasta “no existía” en Ecuador.

Correa recordó el lunes en un mensaje a la nación que la Constitución ecuatoriana, aprobada en 2008, reconoce explícitamente los derechos de la naturaleza, por lo que no se puede “atentar” contra ellos matando a un animal “por simple diversión”, refiriéndose a las corridas de toros.Arroyo subrayó que lo importante de la consulta no es “si se prohíben o no los toros”, sino comprobar el respaldo que tienen las organizaciones en pro de los animales y abrir otros procesos similares en favor de sus derechos.

En cambio, el presidente de la Unión de Toreros del Ecuador, Milton Calahorrano, declaró que la pregunta de la consulta es “inconstitucional” porque atenta contra la “libertad cultural” de cada uno, así como contra el “derecho de trabajar en algo digno”.

Para subrayar estos argumentos, el viernes tendrá lugar una manifestación a favor de las corridas que saldrá de la plaza de Quito y llegará hasta la Corte Constitucional, donde se analiza actualmente la legalidad de las preguntas del referéndum.

Calahorrano, que es torero, recalcó que la fiesta taurina es una tradición de “más de 500 años”, “fruto del mestizaje” que existe en Ecuador y que se celebra en casi todo el país.

Se mostró “sorprendido” de que se incluya esta pregunta en la consulta, porque en el país “nunca ha existido ni un debate ni un análisis” para prohibir “la fiesta brava” y, además, hay “100.000 problemas más graves sobre los que se podría preguntar” en esa encuesta.

Asimismo, apuntó que la prohibición de los toros acabaría con una fuente de ingresos para muchas personas, pues según Calahorrano alrededor de “97.000 familias trabajan en las fiestas directamente o indirectamente”, desde los mismos toreros hasta acomodadores, vendedores, hoteleros o publicistas.

Tal y como está formulada la pregunta de la consulta, si los habitantes de un cantón del país, una especie de comarca, votan mayoritariamente en contra de los toros, se prohibirán las corridas en esa jurisdicción.

Calahorrano subrayó que en Ecuador los amantes de la fiesta son “una minoría”, por lo que teme que un grupo de personas decida sobre sus gustos. Fernando Arroyo cree en efecto que, al menos en Quito, existe la posibilidad de que gane la prohibición, pues existen encuestas que revelan que la mayoría de los ciudadanos “son contrarios a la práctica de las corridas”.
LOS TOROS EN UNA CONSULTA SOBRE LA JUSTICIA Y LA REGULACIÓN DE LA PRENSA

El referéndum consta de diez preguntas, que versan principalmente sobre la reestructuración de la justicia y la regulación de la prensa, por lo que algunos políticos de la oposición opinan que la cuestión de los toros “está de relleno”.

“A mí no me gusta ir a los toros, pero tampoco me gusta que se le prohíba ir a la gente a la que le gusta”, dijo a Efe el asambleísta de Izquierda Democrática (ID) Andrés Páez.

Arroyo, por su parte, destacó que esta consulta abrirá el debate sobre otros espectáculos que, a su juicio, también son un atropello de los derechos de los animales, como “los toros bombas (a los que se les pone fuego en las astas), las peleas de gallos y de perros, o la utilización de animales en rituales”.

En su opinión, estos espectáculos tienen que ser “regulados” y se debe “concienciar” a la ciudadanía para que no se maltrate a los animales.

Preguntas enmienda constitucional

1.- Con la finalidad de mejorar la seguridad ciudadana, ¿está usted de acuerdo en que la correspondiente ley cambie los plazos razonables para la caducidad de la prisión preventiva, enmendando la Constitución de la República como lo establece el anexo 1?

2.- Con la finalidad de evitar la impunidad y garantizar la comparecencia a los juicios penales de las personas procesadas, ¿está usted de acuerdo que las medidas sustitutivas a la prisión preventiva se apliquen únicamente para los delitos menos graves, enmendando la Constitución de la República como lo establece el anexo 2?

3.- Con la finalidad de evitar conflicto de intereses, ¿está usted de acuerdo con prohibir que las instituciones del sistema financiero privado, así como las empresas de comunicación privadas de carácter nacional, sus directores y principales accionistas, sean dueños o tengan participación accionaria fuera del ámbito financiero o comunicacional, respectivamente, enmendando la Constitución como lo establece el anexo 3?

 

4.- Con la finalidad de superar la crisis de la Función Judicial, ¿está usted de acuerdo en sustituir el Pleno del Consejo de la Judicatura por una Comisión Técnica compuesta por tres delegados designados, uno por el Presidente de la República, uno por la Asamblea Nacional y uno por la Función de Transparencia y Control Social, para que durante un período de 18 meses asuma todas y cada una de las funciones del Consejo de la Judicatura y pueda reestructurar el sistema judicial, enmendando la Constitución como lo establece el anexo 4?

 

5.- Con la finalidad de tener una más eficiente administración del sistema de justicia, ¿está usted de acuerdo en modificar la composición del Consejo de la Judicatura, enmendando la Constitución y reformando el Código Orgánico de la Función Judicial como lo establece el anexo 5?

 

PREGUNTAS DE LA CONSULTA POPULAR

1.- Con la finalidad de combatir la corrupción, ¿Está usted de acuerdo que sea delito el enriquecimiento privado no justificado?

2.- Con la finalidad de evitar que los juegos de azar con fines de lucro se conviertan en un problema social, especialmente en los segmentos más vulnerables de la población, ¿Está usted de acuerdo en prohibir en su respectiva jurisdicción cantonal los negocios dedicados a juegos de azar, tales como casinos y salas de juego?

3.- Con la finalidad de evitar la muerte de un animal por simple diversión, ¿Está usted de acuerdo en prohibir, en su respectiva jurisdicción cantonal, los espectáculos públicos donde se mate animales?

4.- Con la finalidad de evitar los excesos en los medios de comunicación, ¿Está usted de acuerdo que se dicte una ley de comunicación que cree un Consejo de Regulación que norme la difusión de contenidos en la televisión, radio y publicaciones de prensa escrita, que contengan mensajes de violencia, explícitamente sexuales o discriminatorios; y que establezca los criterios de responsabilidad ulterior de los comunicadores o los medios emisores?

5.- Con la finalidad de evitar la explotación laboral, ¿Está usted de acuerdo que la no afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de trabajadores en relación de dependencia sea considerada delito?

 

BIBLIOGRAFÍA

http://somosecuador.blogspot.com/2011/02/historia-y-costumbres-toreras-por-jose.html

http://portaltaurino.com/ecuador/index.htm

http://www.heraldodesoria.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.

http://ecuadorecuatoriano.blogspot.com/2011/01/consulta-popular-hara-10-preguntas-al.html

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La consulta popular y los toros iconConsideraciones sobre la consulta popular 2011

La consulta popular y los toros iconDe competencia las cuestiones provenientes de todo tipo de consulta popular y como así

La consulta popular y los toros iconResumen: Con la consulta popular convocada por el presidente Rafael...

La consulta popular y los toros iconSegundo año de bachillerato. Liceo N° 1 Paso de los Toros

La consulta popular y los toros iconMoción urgente para que el Ayuntamiento no pague la defensa de los...

La consulta popular y los toros iconConsulta preceptiva en los temas de su competencia

La consulta popular y los toros iconConferencia Internacional Ampliada del mri
«con plena tranquilidad al porvenir» los problemas concretos que va a plantear la guerra popular en el país, es una forma de cretinismo...

La consulta popular y los toros iconBibliografía y toros medios pág. 21

La consulta popular y los toros iconPrincipio de congruencia concepto / principio de congruencia acción...

La consulta popular y los toros iconManifiesto a favor de las corridas de toros






© 2015
contactos
ley.exam-10.com