Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)






descargar 0.55 Mb.
títuloEducación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)
página9/13
fecha de publicación25.03.2017
tamaño0.55 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Economía > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

1. los diferentes principios

1.1.de la igualdad a la diversidad.

El postulado aristotélico de igual tratamiento para los iguales, denominado principio de equidad horizontal, formó parte de los sistemas educativos occidentales (condiciones materiales similares para su población en edad escolar). Una de sus ventajas prácticas era que facilitaba el seguimiento de políticas públicas, con criterios comunes par implementar masivamente las acciones que se hubieran determinado llevar adelante. Otra es que con la equidad horizontal se daba por supuesto que al ser las condiciones materiales iguales, la contribución de la escuela a los resultados en la vida adulta ,( tales como los ingresos futuros, la inserción laboral,etc,) sería igual.

El Estado en aplicación del este principio de equidad horizontal quería garantizad el criterio de igualdad de oportunidades por la negativa; el niño no tiene que ser discriminado por las circunstancias económicas, el lugar donde vive, el sexo, la religión o el color de piel.

La escuela era vista como un agente de igualdad social. Esta visión se hizo dominante después de la Segunda Guerra Mundial, la educación junto con el crecimiento del sector industrial, permitiría el desarrollo de los países y haría evolucionar a la sociedad política hacia la democracia.

A partir de los setenta, diferentes estudios mostraron que las diferencias, de nivel socioeconómico, de lenguaje y de cultura daban ventajas a unos y desventajas  a oros. El Informe Coleman de 1966 decía entre otras cosas, que la escuela aportaba poco o nada a mejorar las oportunidades, aunque este documento fue cuestionado por su metodológica y empíricamente por los estudios sobre escuelas eficaces, donde se mostraba que las escuelas sí podían establecer diferencias. La corriente de que la igualdad de oportunidades en el acceso no eliminaba las disparidades iniciales fue la hegemónica entre los países occidentales.

En los países latinoamericanos también se siguió esta corriente pero con diagnósticos diferentes: la masificación de la matrícula, las dificultades presupuestarias, la demandas de tipo asistencial... derivaron en el deterioro de la calidad de los servicios educativos incrementando la desigualdades, esto perjudicó a las escuelas que atendían a los alumnos con menores ingresos. Bajo la apariencia de un sistema educativo homogéneo, se había creado un sistema segmentado jerárquicamente; con escuelas públicas y privadas, con circuitos para ricos y para pobres.

Los analistas y políticos comprendieron la insuficiencia de la equidad horizontal, y se incorporó el principio , también aristotélico, de desigual tratamiento a los desiguales, es decir, el principio de equidad vertical, ahora se trataba de establecer los atributos frente a los cuales el grupo “alumnos” eran iguales o disiguales a otro grupo.

En síntesis, la equidad horizontal como principio rector quedó debilitada, creando nuevos interrogantes, numerosos diagnósticos y pocas soluciones al problema de la equidad.

1.2de la diversidad a la equidad del gasto.

La inversión en educación tiene dos aspectos básicos en el análisis de la equidad de la financiación sectorial:

1.es el nivel de inversión y su importancia relativa reflejada en en esfuerzao ginanciero que hace el nivel de gobierno que esta prestando el servicio.

2.Es el grado de desigualdad en la distribución de los recursos.

La primera estudia la proporción de gastos en educación respecto de la capacidad fiscal, con la problemática entre la eficiencia y la equidad. En estructuras federalistas o descentralizadas debe intervenir un gobierno superior para mitigar las diferentes capacidades tributarias que establecerían diferencias materiales en la oferta educativa según el lugar donde esté el alumno. También el gobierno superior tiene capacidad de imprimir mayor eficiencia.

Los EEUU fue el país que más desarrolló fórmulas y mecanismos para compensar esas disparidades locales, buscando a la vez el principio de neutralidad fiscal que se basa en que el gasto por alumno no debe verse influido por las bases tributarias locales, se trata de igualar capacidades tributarias para garantizar un mínimo nivel de gasto por alumno dentro de un país.

La segunda estudia la distribución desigual de recursos. Es evidente que existen grandes brechas en el gasto por alumno dentro de los países y que estas no se encuentran compensadas por un nivel central, y hay disconformidad de algunos analistas respecto de las diferencias en este indicador. Las diferencias en el grado de inversión educativa (ej. gasto por alumno) se deben en gran medida a diferentes funciones de producción educativas y a factores extraescolares, como por ejemplo la ineficiencias del gasto. El mayor gasto por alumno como indicador tiene limitaciones pues si las ineficiencias en un sistema fueran tal que su costo por alumno fuera inferior a otro cuya magnitud era menor, entonces la inversión educativa podría ser superior , pero la cantidad e dinero efectivo que llega a cada alumno ,no. ejemplo el gasto en suplencias docentes, que podrían indicar un mayor costo por alumno sin que se realice una asignación más equitativa.

En la función de producción el análisis sobre el vínculo entre los factores que la componen y la equidad debe ser realizado con cuidado y detenimiento. Y detenerse en el estudio del vínculo entre las definiciones del modelo de organización escolar y la equidad, el currículum y la equidad, etc. ejemplo el salario docente, existen tantos niveles salariales docentes como sistemas educativos, por lo tanto , una parte del diferencial en el gasto por alumno tanto dentro de un país como internacionalmente se debe a este motivo. Pero los distintos niveles salariales no influyen en el servicio.

Pero si las disparidades fueran intencionalmente dirigidas a atraer y compensar docentes cuyo esfuerzo y capacidad sea necesario par atender a una matrícula heterogénea , ese gasto por alumno desigual estaría en concordancia con el principio de equidad vertical. En resumen un desigual gasto por alumno no es un indicador categórico de la inequidad del gasto. En general los sistemas salariales no incentivan la atracción de buenos docentes para estos grupos. Los sistemas educativos remuneran más  por ejercer en zonas rurales o en escuelas desfavorables con lo que intentan remediar la escasez de oferta docente y no bonifican la calidad docente.

La oferta de acciones para grupos vulnerables se conoce con el nombre de programas compensatorios,  y es otro gasto a contar en la equidad vertical. Estos programas tienen problemas respecto a su duración y continuidad. Respecto a a duración, si el origen fuera esencialmente educativo, la distribución de recursos a esos efectos debería ser limitada temporalmente y, a lo largo de su instrumentación, sujeta  a la verificación de la aplicación de los recursos a los objetivos perseguidos.

Si las principales causas de las políticas compensatorias de sector fueran situaciones extraeducativas, la reversión de los problemas por la mera asignación de recursos a esos fines es difícil (los comedores escolares son el ejemplo de una política compensatoria permanente en el ámbito educativo de origen extrasectorial) y además no es suficiente una acción puntual y limitada en el tiempo.

El analfabetismo, el fracaso escolar,etc., tienen sus raíces en problemas socioeconómicos, una política compensatoria podrá colaborar en la reversión temporal del problema, pero no acabará con él. Cuando no se resuelva el contexto en el que se lleva a cabo la política compensatoria esta deberá perpetuar sin solución de continuidad.

Los sistemas educativos deberían debatirse entre gastar más para sólo atenuar carencias o no hacer nada. Se espera que la educación influya positivamente sobre la distribución del ingreso cuando todos los indicadores estén señalando que hasta que no se resuelvan los problemas de distribución del ingreso, difícilmente se solucionan el fracaso y las carencias educativas.

Respecto a estos programas, como otros, en educación cubren carencias materiales mínimas de las escuelas, a pesar de ser una baja proporción en los presupuestos educativos.

En el rol del Estado respecto a la equidad, podría comprenderse (no aceptarse)que la escasez de recursos impida que mejorar la equidad, sea un asunto de agenda pública inmediata. Pero debería quedar claro es que prevenir pérdidas en la equidad sí debería ser lo.

1.2. De la equidad en el gasto a su adecuación

Hay varios criterios sobre cómo llevar a la práctica la igualdad de oportunidades, algunos de ellos son:

El  primero, el modelo de insumos, es el dominante, criterio que se se define por la negativa, es decir, la riqueza de una región no puede ser un factor condicionante a la hora de disponer de recursos, así se argumenta un nivel mínimo de servicios para toda la población escolar, proveyendo de aspectos básicos. Este principio  enfoca la provisión de la educación desde el lado de los insumos que es más fácil para ser llevado a la práctica por eso se identifica como igualdad de recursos, su principal. Pero actualmente resulta insuficiente pues no dice nada sobre el uso y calidad de los insumos y prescinde de los resultados del proceso de enseñanza aprendizaje. Las fortalezas del modelo por insumos son: fuerte control local del gasto, fórmulas más sencillas que las que se centran en los resultado. El concepto de igual gasto por alumno (equidad horizontal) es más fácil de entender qu el de gastos desiguales basados en las necesidades ( equidad vertical). Las debilidades son: falta de relación entre los insumos y el rendimiento de los alumnos, el gasto está limitado por la riqueza local, las fórmulas tienen poco éxito en suavizar las  diferencias locales a pesar de usar las fórmulas de equidad-plus en determinadas circunstancias.

El segundo, el modelo de resultados basado en el principio de adecuación, que surge por las carencias del anterior, y dice; la igualdad de oportunidades en educación requiere de la prestación de un servicio que permita alcanzar unos niveles mínimos de resultados a los estudiantes más desfavorecidos. Adecuación significa adecuado para algún propósito.  Y hace referencia entre otros aspectos a: estándares académicos más rigurosos y nuevos marcos curriculares, sistemas de responsabilidad centrada en el desempeño escolar, mayor descentralización, coordinación y participación de la comunidad y estrategias de financiamiento vinculadas a la calidad y adecuación de los insumos para alcanzar determinados niveles de resultados en el aprendizaje.

Si hablamos de las diferencias con el anterior:

·La elección de los grupos-objetivo. La elección de las escuelas no estaría vinculada a la pobreza de la zona sino a los rendimientos que presentan sus alumnos.

·La estructura de la fórmula de financiación escolar. La importancia relativa del gasto educativo en las escuelas diana se modificaría a favor de la parte compensatoria.

Programar la adecuación es más difícil por:

·Modificar los valores de la política educativa al cambiar la concepción convencional de equidad. Centrándose en los resultados en vez de en los insumos, cambiando de recursos disponibles a resultados alcanzados.

·Requiere que los resultados se logren efectivamente, y estos hay que describirlos. El conocimiento de la incidencia verdadera y efectiva de los insumos y procesos en los resultados educativos es todavía insuficiente.

·La adecuación supone una presencia estatal más activa.

·Los resultados dependen de factores externos tanto como de los procesos internos de la escuela , esta combinación se considera crítica para el éxito de la educación.

·Los resultados pueden incluir pruebas estandarizadas de aprendizaje, competencia en diferentes áreas y niveles, mayor graduación escolar, menores índices de repitencia, etc.

Hay que tener cuidado con la solución simplista de fijar como criterios de éxito los de la escuela, sin modificar los procesos para atender a estas poblaciones heterogéneas como configuraciones  culturales diferentes, en la medida en que el principio de igualdad de resultados no logre modificar prácticas de enseñanza y atención a los grupos desfavorecidos, continúan siendo limitadas sin haber modificado los problemas de equidad que se querían resolver. Fortalezas se centra en aspectos educativos, tiende a mejorar la productividad y a igualar el acceso a oportunidades educativas de calidad para todo los niños, más allá de la riqueza pobreza y de las necesidades particulares de aprendizaje. Debilidades, es nuevo y está en evolución, aun en aquellos estados donde ya tiene gran influencia, si bien los resultados preliminares parecen promisorios, se requiere más tiempo para que los investigadores afinen los procedimientos de costos y se validen la habilidad del modelo para lograr sus objetivos.

1.2. De la adecuación a, nuevamente, la igualdad

El principio de la igualdad de resultados en educación no contradice al de oportunidades. De modo similar al criterio de igualación de insumos, que es una forma de orientar las políticas para promover esa igualdad de oportunidades. Definidos los resultados, se trata de comprometer los recursos de modo que garanticen la igualdad de oportunidades para alcanzarlos.

El problema es acordar cuál es el límite de la redistribución, se debería proveer un servicio diferente donde todos los estudiantes puedan alcanzar su máximo potencial,esto traería algunas dificultades prácticas,; implicaría tener que aumentar permanentemente e indefinidamente los recursos, y quizás no iría más allá del compromiso social de igualar oportunidades.

Roemer propone un acuerdo, sería el de asignar recursos para compensar aquellas circunstancias que fueran ajenas al control y responsabilidad de las personas, con lo que solo se aceptarían diferentes resultados en la medida en que fueran consecuencia de las elecciones individuales no influidas o determinadas por esas circunstancias. Es más el autor reintroduce la igualdad de oportunidades por la negativa incorporándole la responsabilidad por las decisiones que cada persona toma. Y sugiere que la sociedad debería acordar aquellos factores que ésta entiende se encuentran fuera de la influencia de las personas y actuar en consecuencia.

Las nuevas tendencias referidas a la adecuación modifica la elección de los grupos -objetivo. Para intentar adecuar la prestación del servicio educativo en función de resultados acordados para aquellos alumnos que no pudieran alcanzarlos por circunstancias ajenas a ello y no a su voluntad.

En resumen lo que ha cambiado entre la época de la expansión cuantitativa de los sistemas educativos y la actualidad es el enfosque sobre las dimensiones en que se debe actuar, el Estado actuó sobre la oferta (de fondos) y la nuevas perspectivas insisten en influir en la demanda, hay diferencias de cantidad y calidad entre estas políticas.

 

2. Indicadores para la medición de la equidad del gasto

La equidad se refiere a la distribución de un bien, dinero, bienes propiamente dichos, servicios, oportunidades, etc... Analizar la distribución de resultados, pruebas de aprendizaje , tasas de titulados en los respectivos niveles educativos, tasas des inserción laboral,etc... Constituyen una tendencia en la discusión teórica, aunque no cuantitativa de los últimos años.

La medición más frecuente de la equidad en la asignación de recursos es de de gasto por alumno, esto se debe a la idea imperante de que la educación deber garantizar la igualdad de oportunidades por medio de la provisión equitativa del servicio, la utilización de este indicador es materia controvertida por sus limitaciones. Sin embargo sistematiza las medidas de dispersión de gasto por alumno y aporta elementos adicionales para su análisis.

1.2.Las medidas para los principios de equidad del gasto educativo.

La equidad se calcula mediante medidas de dispersión en la distribución del gasto que señalen cuán lejos se encuentra la asignación de los recursos de la equidad horizontal perfecta.

En cuanto a la equidad  vertical, si bien existen propuestas de cuantificarla, las dificultades para medirla hacen que, en general, no se la calcule.

Los indicadores que se utilizan son todos, menos uno, medidas usuales de la estadística, Berne y Stiefel (1984) agruparon los indicadores para analizarlos de forma conjunta:

1. Indicador y el más intuitivo de los indicadores es el Rango: es la diferencia entre el mayor y el menor gasto por alumno en una distribución. Cuanto mayor es el restado del indicador , mayor es el grado de inequidad, esto es así debido a que sólo considera los valores extremos, y por tanto el grado de dispersión si ve influido por lo que sucede en sólo dos jurisdicciones que podrían tener alguna circunstancia atípica y además hace caso omiso del resto del gasto educativo de las demás jurisdicciones (se usa en los análisis).

2. El Rango Restringido, es la diferencia entre el percentil 5º y 95º del gasto por alumno de la distribución que se está considerando, aquí también cuanto mayor es el resultado del indicador, mayor es el grado de inequidad. Es más realista pues sortea el problema de los valores extremos, pero su mayor limitación continúa siendo que nada dice sobre el grado de dispersión del resto de los casos. Un modo alternativo  de presenta este índice para comparar la evolución es presentarlo entre diferentes años .

3. La Tasa del Rango Restringido se obtiene dividiendo el Rango Restringido por el gasto por alumno de 5º percentil de la matrícula, cuanto mayor es su resultado mayor es el grado de inequidad.

4. El Coeficiente de Variación, considera todas las áreas geográficas involucradas en el análisis y no sólo los valores extremos, es la relación entre el desvío estándar y la media de la distribución ( por ejemplo, el gasto por alumno), cuanto mayor es, mayor es el grado de inequidad en la asignación de recursos.

5. El Coeficiente de Gini, se usa para el análisis de la dispersión del gasto por alumno entre jurisdicciones, que se deriva de la Curva de Lorenz, que es la gráfica de la distribución acumulada del gasto por alumno y la distribución acumulada de alumnos y surge de unir los puntos de iguales percentiles de gasto y alumnos. El coeficiente varía entre 0 y 1, cuanto más cerca del 0, mas equitativa es la distribución.

Estas son las medidas que se refieren a la brecha existente en el gasto por alumno de las jurisdicciones en que se gasta más y menos y la dispersión de ese gasto para el conjunto de esas jurisdicciones.

Un caso particular de estos estudios es el análisis de las áreas geográficas que presentan un menor gasto por alumno. Para ello se utiliza el Índice McLoone, es la tasa resultante de relacionar a la suma de los gasto por alumno por debajo de la mediana (que es el valor que corta en dos partes iguales una distribución dada) con lo  que se gastaría si se asignara a cada estudiante el gasto por alumno de esa misma mediana, su resultado se encuentra siempre entre 0 y1 es el único indicador de los presentados aquí cuyo valor, cuanto más alto, indica mayor equidad en la asignación del gasto.

Desde el primer párrafo de la página 284, hasta el último completo de la página 286 es un ejemplo de como se lee la estadística de parte de la situación Argentina que no lo he resumido.

Página 286

Para los analistas que creen que la brechas entre regiones son una manifestación de la iniquidad de la inversión educativa, la evolución de las medidas de dispersión deberían representar una mejora, pero teniendo en cuenta que el principio de equidad horizontal no es el único que debe satisfacerse en términos de justicia distributiva, una disminución en las disparidades regionales no necesariamente implica una mayor equidad.

El principio de la equidad vertical reconoce que los estudiantes son diferentes y se basa en que al ser desiguales deben recibir tratos desiguales, estas diferencias pueden ser consideradas como “legítimas” mereciendo un tratamiento desigual o “ilegítimas” no mereciendo un tratamiento diferencial.

La carencia de análisis cuantitativos de la equidad vertical se debe, en parte , a las dificultades de lograr consenso sobre su medición, por esto no son desarrollados en esta trabajo.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEducación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconPresentado por: Adriana Bolívar Montaña Cód.: 2009153013 Alicia Pradera Martínez Cód.: 200915303

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconNieto Arteta, Luís Eduardo. “Desarrollo histórico de la economía...

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) icon1. programa de: Globalización, desarrollo local y economía social

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEspecializacion en educacion emprendimiento y economia solidaria

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEl desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas: un reto para la economía mexicana

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconLa característica distintiva del siglo XX es el auge y desarrollo...

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEl Final de la Economía Política Una Crítica Islámica de la Economía

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEducacion psicomotriz y desarrollo motor

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconLa Educación en el Desarrollo Histórico de México II






© 2015
contactos
ley.exam-10.com