Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)






descargar 0.55 Mb.
títuloEducación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)
página7/13
fecha de publicación25.03.2017
tamaño0.55 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

11.4. Incentivos a las escuelas

En forma complementaria a la reformulación de las estructuras salariales, se ha ido desarrollando una corriente a favor del estímulo a grupos de docentes o escuelas que logran alcanzar objetivos educativos previamente determinados

Los incentivos a las escuelas pueden ser de dos tipos: ex ante o ex post. En tanto los primeros incentivan procesos, los últimos tienen por objeto premiar el logro de determinados resultados. Cualesquiera de estos sistemas son de reciente data y la evaluación sobre su contribución a la mejora en la calidad educativa es escasa. La literatura y los analistas suelen valorar positivamente ambos tipos de modelo.

III. El nivel absoluto y relativo del salario docente

Desde hace varios años se encuentra en discusión si las estructuras salariales docentes que rigen en nuestros países son capaces de satisfacer los requisitos necesarios para atraer y retener buenos docentes. Naturalmente, si la cuestión salarial resulta insuficiente para resolver esta cuestión, se debe a que es sólo una de las tantas dimensiones que debe atender un sistema de compensaciones.

Aun los analistas más escépticos aceptan el hecho de que si bien el salario y la carrera dentro de una institución pueden no ser factores motivacionales, podrían llegar a constituir una causa de insatisfacción. Por otra parte, una gran cantidad de estudios (la mayoría) señalan que los docentes, como otros actores en la sociedad, ajustan su comportamiento conforme los incentivos existentes en su trabajo.

Asimismo, estas mismas investigaciones señalan que cuanto más explicitados y claramente formulados se encuentran (los incentivos), mejores y mayores efectos producen.

Los factores que inciden y se deben discutir para el análisis salarial docente son múltiples. En primer lugar, se encuentra el tema del valor que debería corresponder al salario básico.

Existen, como es sabido, numerosos factores extramonetarios (pero susceptibles de adquirir un valor económico) que también deben considerarse para completar el cuadro de elementos que se conjugan para atraer a alguien a ésta como a cualquier otra profesión.

La comparación simple entre los salarios anuales de los docentes y los de otros sectores de actividad de características similares muestra que los ingresos de los docentes son significativamente menores.

Aunque los docentes tienen más vacaciones que cualquier otra actividad.

La conclusión es que si bien es cierto que los docentes cobran menos, en términos de la cantidad de horas de clase, estarían mejor remunerados

, hay más seguridad y menor incertidumbre sobre los ingresos y estabilidad que en otras actividades consideradas

Con lo cual, el problema sigue estando en su punto de partida: la determinación del nivel en que debe fijarse el ingreso inicial (y futuro) del maestro para atraerlo, monetariamente, a la docencia.

la consideración del nivel absoluto salarial (además de los motivos vocacionales) sería insuficiente para comprender la elección de la carrera docente como medio de vida. Naturalmente, el interrogante sobre si esta estructura permite atraer y retener buenos docentes, deberá continuar sin respuestas satisfactorias.

la caliNd Ap֕    ción, habría que experimentar o reelaborar los análisis para que la eficiencia de tamaño se traduzca en efectividad; es decir, para que se pueda determinar y financiar la combinación de insumos más apropiada que permita maximizar los resultados.

No obstante, arribar a un acuerdo sobre este punto continuará siendo problemático. La literatura -si bien nunca concluyente- encuentra recomendaciones de política divergentes según se enfoquen los insumos o los productos (Howley, 1994): en el primer caso, el impacto sobre los costos recomendaría escuelas de mayor tamaño; en el segundo, las ventajas asociadas a la efectividad de la educación y del ambiente escolar, incidirían en la elección de escuelas más chicas. Por eso, en última instancia, el tamaño óptimo debería ser el resultante de la combinación y complementariedad de esas dimensiones.
Conceptos Clave.
Costes educativos.

Políticas públicas.

Personal docente.

Mercado de trabajo docente.
Bibliografía Principal.

Murdochowicz, Alejandro. Discusiones de Economía de la Educación, Buenos Aires, Losada, 2004, Capítulo 3: “Los costos en el sector educativo”, pág. 123 a 170, y Capítulo 4: “Los salarios docentes”, pág. 171 a 219. Accesible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0015/001507/150777so.pdf

Bibliografía Complementaria.

Carnoy, Martin. Economía de la Educación, Barcelona, UOC, 2005, Capítulo IV: “Personal docente y mercados de trabajo”, pág, 199 a 266. Accesible en:

http://books.google.es/books?id=_xIoOn8-l2wC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false

El modelo del mercado es útil para el estudio del trabajo y del comportamiento del personal docente. Los economistas de la educación lo utilizan para explicar la oferta y demanda de personal docente. Se puede afirmar que no hay duda sobre la importancia creciente de los estudios del mercado de trabajo docente para la economía de la educación.

Aunque los mercados de trabajo docente son muy diferentes de los demás mercados por diferentes factores:

1. En los mercados de trabajo docente la empresa- la escuela- es quien solicita los servicios a quien los produce, al personal docente.

2. La escuela no busca al personal docente en sí mismo sino a los servicios educativos que produce.

3. La demanda y oferta de personal docente se ajustan más lentamente a los cambios del mercado que otros productos.

4. Hay factores que impiden al mercado docente llegar al punto de equilibrio con lo que a menudo hay carencia o excedente de docentes.

A pesar de estas diferencias el modelo del mercado es muy útil para describir el comportamiento de los docentes y de quien pide sus servicios. El estudio de los mercados de trabajo docente puede ayudar a los docentes a comprender de qué manera la economía y la educación pueden influir sobre la profesión en aspectos como la posición social, los salarios y las condiciones de trabajo. Además les permite asesorarse de las posibilidades de trabajar en otras áreas.

Los factores que determinan la oferta y demanda de personal docente incluyen: el crecimiento de la población, la cantidad de alumnos por clase, las condiciones de trabajo, el coste de dedicarse a la docencia y los incentivos a la enseñanza.
San Segundo, Mª Jesús. Economía de la Educación, Madrid, Síntesis, 2001. Capítulo 12: “Profesorado: remuneraciones y contratos óptimos”, pág. 275 a 290.
Otros recursos para el estudio del tema.

OEI (Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura): Docentes y Formación Docente, accesible en: http://www.oei.es/docentes/
OEI. Formación docente por países: España http://www.oei.es/docentes/info_pais/espana.html

Ministerio de educación, Cultura y Deportes (España): Profesorado.

http://www.oei.es/docentes/info_pais/espana.html
International Labour Organization. Education sector.

http://www.ilo.org/global/industries-and-sectors/education/lang--en/index.htm

http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_dialogue/---sector/documents/publication/wcms_187796.pdf


Unidad Didáctica IV: Los costes de la educación II: la financiación de la educación.

Tema 4.1. La financiación de la enseñanza obligatoria y postobligatoria.

Tema 4.2. Impuestos, distribución entre niveles escolares y equidad social.

Tema 4.4. Centralización y descentralización del gasto en educación.
La financiación de los sistemas educativos es siempre un aspecto problemático por cuanto implica la asignación de recursos suficientes. Por otra parte, constituye un factor central de las políticas públicas por el impacto y consecuencias sociales que implica, así como su potencialidad para incidir en las políticas públicas democráticas y coadyuvar a la equidad social.
Objetivos.

Conocer diferentes modelos de financiación de los sistemas educativos y su relación con las principales variables socioeconómicas.
Interpretar diferentes modelos de organización educativa como expresiones de diferentes teorías económicas y sociales.
Conceptos Clave.

Financiación de la educación.

Impuestos y equidad social.

Centralización y descentralización.
Bibliografía Principal.

Murdochowicz, Alejandro. Discusiones de Economía de la Educación, Buenos Aires, Losada, 2004, Cap. V: “Cómo se financia la educación”, pág. 221 a 256, y Cap. VI: “La equidad del gasto educativo”, pág. 257 a 298. Accesible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0015/001507/150777so.pdf
Resumen Capítulo V: “Cómo se financia la educación” por Rosa Mª Sánchez

Cómo se financia la educación

La cantidad de dinero para educación puede haber encontrado techo, bien por que los recursos que se dedican son bajos por factores estructurales( poca  recaudación), bien se son altos y se encuentran entre los estándares que recomiendan internacionalmente, su aumento también es limitado.

- la economía de la educación – es una disciplina que versa sobre la asignación de los recursos que se dispones y contribuye a la comprensión de los factores que explican la magnitud,estructura e incidencias de esa financiación, esto no supone la renuncia a buscar alternativas que incrementen los ingresos , a la revisión de dicha financiación y de la característica y los usos que se hacen del mismo.

Las vías de acercar recursos al sector que las de aumentar los que se asignan o hacer mejor uso de los que se le destinan.

En la primera parte se repasan las formas más comunes de financiamiento de la educación y, en la segunda, los indicadores más frecuentemente utilizados como medidas del esfuerzo financiero en el sector. En la tercera se comentan los problemas de eficiencia del gasto educativo y su aprovechamiento como fuente no tradicional para acercar recursos al sector. Por último, en la cuarta parte se discute brevemente el vínculo entre eficiencia, eficacia y el financiamiento sectorial.

 

1. Los recursos

Básicamente, existen cinco fuentes posibles para financiar la educación: la presupuestaria, los impuestos, la participación del sector privado, la concurrencia de los distintos niveles de gobierno y la ayuda externa.

Cuando nos referimos al financiamiento estamos aludiendo a la obtención y origen del dinero y no de sus posibles usos y mecanismos de distribución.

1.1. La vía presupuestaria

La primera forma, y la más a mano de todas, es el aumento del gasto educativo por asignación de mayores recursos, esto tiene el límite pr la disponibilidad de recursos fiscales y las demandas de otros sectores sociales, además esta la recriminación de ineficiencia o el desconocimiento del uso final de los fondos.

El seguimiento del gasto es escaso o inexistente y no tiene posibilidad de reorientar los recursos en función de parámetros técnicos que permitan mejorarla, pero existe consenso sobre las posibilidades de generar ahorros de recursos para la educación por la vía de imprimir una mayor eficiencia en su asignación que podrían destinarse a otros gastos usualmente postergados.

Otro problema muy común es la inercia dominaste, no se programa en función del futuro sino del pasado, esto conlleva rigidez del gasto educativo y en las normas legales que pautan las condiciones laborales y salariales docentes por lo tanto el sistema no tiene capacidad autorreguladora con los recursos que lo financia.

El presupuesto no suele cumplirse tanto por exceso como por defecto:

  1. La dificultad en la ejecución del presupuesto por parte de los organismos.

  2. La existencia de autorizaciones iniciales, que luego son limitadas por falta de recursos.

  3. Las restricciones en el momento de presupuestar.

Ocurre que el dibujo más importante del presupuesto en educación muchas veces se realiza fuera del sistema educativo. Si lo elabora la administración normalmente refleja las preocupaciones presupuestarias, y si lo realizan los políticos reflejan sus sentimientos políticos.

El conocimiento de los costos del sistema vinculados con los programas que los originan posibilitan la determinable de las necesidades de fondos y adames de conocer la suma total a utilizar, permite señalar las posibles incrementos en la eficiencia de los fondos disponibles.

1.2. El incremento de los impuestos

No se espera demasiado de esta fuente, ni para ésta ni para otras dimensiones sociales.

A pesar de reclamar a favor de la asignación de recursos específicos para la educación, la teoría de las Finanzas Públicas se inclina por su utilización sólo para programas con alcance limitado que atiendan objetivos precisos esto llevaría a mucha rigidez. En las últimas décadas la tendencia es que la fuente de ingreso sea de libre disponibilidad, osea que las propias leyes de Presupuesto se constituyeron en la fuente de recursos del sistema.

1.3. La mayor participación del sector privado

El sector privado puede contribuir a la financiación de la educación por dos vías:

1 -el gasto de las familias.

2 -el gasto de las empresas.

Las familias visten y proveen de material escolar a los hijos, además pueden pagar aranceles para sufragarlas escuela de gestión privada (no a los becarios). Alentar la creación de escuelas privadas por problemas de financiación no contribuye a mejorar la eficiencia ni la equidad, creando un sistema jerarquizo entre la escuela pública y privada, creando circuitos para ricos y para pobres que atienden a diversos grupos en función del nivel de ingresos y origen sociocultural. Hay consenso en que el estado debe continuar financiando el servicio.

La contribución de las empresas en la educación básica se limita al padrinazgo. El creciente interés de las empresas en el desarrollo, como , mínimo de competencias básicas en en parte por los requerimientos ya no se busca ocupar puestos de trabajo sin cubrir trabajos del mercado laboral. Acompañar, orientar y fomentar estas demandas no constituye un peligro en si mismo, por el contrario omitir esa realidad puede ser un factor generador de inequidad.

La capacitación profesional como alternativa dominante para atenuar los efectos de un desempleo no es del todo real y se corre un riesgo al insistir en esta capacitación. Esto es, que no basta solo con educación a pesar de ser esta una condición necesaria aunque no suficiente para mejorar el nivel de vida y los ingresos de las personas y no puede asegurar la educación un empleo para sus educados. En definitiva los requerimientos de recursos humanos son inferiores a la cantidad de titulados que genera el sistema educativo.

El estado debe encauzar el interés y la ayuda del empresariado para impedir la traslación al ámbito escolar de los elementos más negativos de la sociedad.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   13

similar:

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEducación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167)

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconPresentado por: Adriana Bolívar Montaña Cód.: 2009153013 Alicia Pradera Martínez Cód.: 200915303

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconNieto Arteta, Luís Eduardo. “Desarrollo histórico de la economía...

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) icon1. programa de: Globalización, desarrollo local y economía social

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEspecializacion en educacion emprendimiento y economia solidaria

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEl desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas: un reto para la economía mexicana

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconLa característica distintiva del siglo XX es el auge y desarrollo...

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEl Final de la Economía Política Una Crítica Islámica de la Economía

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconEducacion psicomotriz y desarrollo motor

Educación Economía y Desarrollo (Cód. 63014167) iconLa Educación en el Desarrollo Histórico de México II






© 2015
contactos
ley.exam-10.com