Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”






descargar 128.46 Kb.
títuloPrograma: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”
página1/4
fecha de publicación30.05.2015
tamaño128.46 Kb.
tipoPrograma
ley.exam-10.com > Documentos > Programa
  1   2   3   4




PROGRAMA: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”

CURSO: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”

El presente curso aborda la Promoción de conductas saludables y la Prevención de Adicciones. Está destinado a la comunidad educativa. Padres, Docentes, Preceptores, Psicopedagogos, Promotores de salud y líderes comunitarios Se pretende brindar actualización en los conocimientos teórico - prácticos, que permitan un mejor abordaje de la prevención, orientación y consejería en la temática de las conductas adictivas.


MUNICIPALIDAD DE POSADAS

SECRETARIA DE CALIDAD DE VIDA

DIRECCION DE PREVENCION DE ADICCIONES






PROGRAMA: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”

CURSO: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables”

PROGRAMA A DESARROLLAR:

1° ENCUENTRO:
Prevención: concepto, prevención Integral.

Condiciones de posibilidad, nuevos escenarios y paradigmas

Marco legal

Sustancias: clasificación

Las sustancias bio - neuro –socio –toxicas y los problemas de aprendizaje

El sujeto de deseo y la satisfacción paradójica del consumo

2° ENCUENTRO:

Uso, abuso en el ámbito educativo

Adolescencia y Adolescentes de Posadas

Comunidad educativa

Orientación, consejería: ¿qué hacer y cómo actuar?

Técnicas y estrategias de intervención en la comunidad educativa

3° ENCUENTRO:

Comunidad, Escuela y Taller

Inteligencia emocional

Resolución de situaciones problemáticas

Aprendiendo a hablar del uso de drogas

Articulación interinstitucional

DINAMICA DE TRABAJO:

Durante el curso se instrumentaran estrategias de aula taller, se expondrán casos para el análisis y debate discusión. Lecturas reflexivas y se proyectaran historias elaborada por el proyecto Contá Conmigo de la Dirección de Prevención de Adicciones.

La prevención es confianza en lo invisible y esperanza en los tiempos que vienen

Mgter.Corina R. Dousset Urquiza

INTRODUCCION
Hablar de prevención a veces resulta más romántico que tecnico-profesional. Sera por las obviedades a las cuales debemos remitirnos los que nos consideramos conocedores del tema, para señalar por ejemplo aquellas cuestiones que nos garantizan cierto orden u adecuaciones cotidianas a fin de lograr una vida equilibrada, sana, feliz. Obviedades que nos resuenan amargamente en cada joven que consume alguna droga.

En el libro Prevención educativa en drogas el autor, Guillermo Fernández D´Adam1, entiende a la prevención como “un proceso cuyo objetivo es facilitar modificaciones de conducta para una mejor calidad de vida, englobando las actividades de Pensar, Sentir y Actuar para formar ciudadanos capaces de modelar una sociedad mejor”. Otra definición interesante entiende a la prevención como “Cualquier medida que permita reducir la probabilidad de aparición de una afección o enfermedad, o bien, interrumpir o aminorar su progresión”. (Canadian Task Force, 1980). Las actividades o los talleres que desarrollaremos proponen alcanzar una compresión global del problema de las adiciones pero centrará su atención en el desarrollo de habilidades sociales que reduzcan los factores de riesgo y fortalezcan los factores de protección. Toda practica preventiva va a tender a evitar que el uso de drogas suceda, o bien, en caso de uso o experimentación con sustancias, evitar que esta situación se consolide, y finalmente si han fracasado los objetivos anteriores, se intentara evitar que la situación se agrave y a disminuir las secuelas Prevención terciaria o reducción de daño.
Llegar antes es también ser pro-activo, para ello debemos Saber, obteniendo conocimientos adecuados y la información precisa. Es Querer motivados por las necesidades concretas o las amenazas que pudieran distinguirse y por otra parte la motivación que nos da la energía necesaria para transitar el camino. Finalmente el Poder que son aquellos medios prácticos que facilitan el cambio de comportamiento, promueven habilidades para la toma de decisiones acertadas y permite resistir a aquellas tenciones que pudieran actuar negativamente.

En la problemática de las drogas existe una serie de paradigmas que están instalados no solamente en el ambiente comunitario sino que además esta aceptado por especialistas en el tema.

Algunos de dichos paradigmas podrían expresarse de la siguiente manera:

  • En drogas ilegales, las cantidades incautadas se consideran como un registro que evidencia la oferta, es decir a mayores cantidades de droga incautada, mayor seria la oferta o la disponibilidad de las mismas para su consumo.

  • Cuanto mayor oferta, mayor demanda.

  • A mayor oferta, mayor facilidad para su obtención y consumo.

  • El aumento progresivo de disponibilidad de drogas amplifica la prevalencia, periodicidad, cronicidad y vulnerabilidad social.

  • A mayor circulación de drogas mayor es la debilidad del sistema de control y de la prevención.



FUNDAMENTOS TEORICOS: QUÉ ES PREVENCIÓN?
Prevención es anticiparse a cualquier situación que pueda presentarse como problemático en el futuro, es adelantarse a los hechos evitando, en lo máximo, disminuir todo factor de riesgo y fortalecer los factores protectores. Cuando hablamos de prevención estamos hablando de un conjunto de acciones que esta vinculado a las habilidades para la vida.
Modelos de prevención

A la vez que ha variado la conceptualización del fenómeno de las drogodependencias y los conocimientos que se tienen al respecto, se han ido configurando diversos enfoques preventivos.

Antes de enumerarlos es pertinente aclarar que se presentan en orden de aparición cronológica, pero el nacimiento de cada uno de ellos no supone la desaparición del anterior; más bien se entremezclan con sus elementos.

La principal diferencia entre ellos es el grado de relevancia que otorgan a cada uno de los elementos interactuantes "droga, sujeto, contexto" desprendiéndose por tanto medidas sociales, preventivas, legislativas, etc., de muy diversa índole en función del enfoque predominante.

  Modelo Etico-Juridico:

Se sustenta en la consideración de que el abuso de sustancias ilegales es en sí mismo una conducta delictiva causante de las drogodependencias, ante la que se deben adoptar medidas punitivas.

Destaca la sustancia como agente corruptor; consecuentemente, el sujeto se identifica como un ser delincuente e inmoral responsable de su adicción.

Persigue:

Dificultar la disponibilidad de la sustancia.

Divulgar las terribles consecuencias que su utilización genera, destacando tanto los efectos nocivos de las drogas como las penas reglamentadas por su cultivo, producción, distribución, venta, uso y posesión.

Aislar al drogodependiente del resto de la sociedad.

Convertir la amenaza y el castigo en estrategias fundamentales con las que alcanzar sus objetivos.
Modelo Medico – Sanitario:

Se sustenta en la idea de drogadicto como víctima de una enfermedad. Destaca la droga como agente agresor, no ya corruptor, de la salud pública sin importar el status legal de la misma.

Persigue:

Curar al drogodependiente, manteniéndolo aislado del resto de la sociedad para evitar contagios y preservar así la salud pública.

Informar acerca de los riesgos que conlleva el consumo de drogas para el organismo. En esta línea, se sitúan la mayoría de las estrategias preventivas realizadas hasta la fecha: charlas en los colegios, folletos divulgativos repletos de advertencias y recomendaciones, mensajes televisados, etc.

Prevenir y curar como si de cualquier otra enfermedad infecciosa se tratara.

 

Modelo Psicosocial:

Se sustenta en el reconocimiento de la complejidad de cada individuo y del peso que tienen los factores psicológicos y ambientales sobre sus decisiones. La drogodependencia es una forma más de comportamiento humano que se debe analizar según los principios que rigen toda conducta. Destaca el ser humano con sus necesidades psicológicas y sociales, relegándose a un segundo plano la sustancia que, por sí misma, no justificaría la génesis del problema.

Persigue:

Ofrecer alternativas positivas al consumo de drogas con el fin de reducir la demanda de éstas.

Tratar al drogodependiente como a una persona con dificultades de adaptación, maduración o desarrollo.

Dar cabida a los programas generales de prevención inespecífica y educación para la salud destinados a frenar tanto la magnitud de los problemas adictivos como la de cualquier otra conducta desadaptativa.

Pulir los programas preventivos: desde este planteamiento, el recurso al miedo o el castigo carecen de utilidad. La formación e información se convierten en importantes estrategias encaminadas a favorecer la toma de decisiones razonadas y saludables con respecto al uso de drogas.

 

Modelo Socio –Cultural:

Se sustenta en el siguiente planteamiento: "una verdadera política preventiva no puede hacer abstracción de la estructura socio - económica dentro de la cual viven y se desenvuelven los consumidores de drogas, ni dejar de considerar el aspecto propiamente cultural del uso de ciertas drogas por parte de ciertos grupos. Las desigualdades, la falta de oportunidades para grandes sectores de la población, la marginación y el desempleo, la organización del trabajo y la ideología dominante son concebidas como tantos factores causantes de la aparición masiva de la fármaco dependencia en algunas sociedades. El entorno cultural determina, a su vez, los tipos de drogas y las formas de consumo." (Massün, E., 1991) Destaca la complejidad y la variabilidad del contexto más allá de los efectos de la droga y del propio individuo.

Persigue:

Mejorar las condiciones de vida y crear un ambiente en el que las necesidades que se cubren mediante el consumo de drogas se puedan satisfacer a través de otras conductas menos perjudiciales.

Implicar a la sociedad en su conjunto, sobre todo los sistemas educativo y sanitario, para que disminuya la aceptabilidad social de las drogas y varíen los valores que están manteniendo su utilización.

 

Modelo Geo – Politico Estructural:

Atendiendo a las características específicas de Latinoamérica y ante las limitaciones de los modelos preventivos importados de los países más desarrollados, la Comisión Internacional contra el Uso Ilícito de Drogas (CONACUID) propuso en 1985 el denominado "Modelo Geo - Político Estructural". Se sustenta en la conceptualización del consumo de drogas y el narcotráfico como un fenómeno global consustancial a las circunstancias que crean y mantienen el subdesarrollo y propician la dependencia de los países latinoamericanos.

Destaca el marco geo - político de América Latina, responsable de las peculiaridades del problema de la droga en aquellas latitudes.

Persigue:

Superar los enfoques clásicos que resultan ineficaces en las circunstancias latinoamericanas.

Educar y mejorar las condiciones de vida de los pequeños narcotraficantes que, más que delincuentes, son víctimas del analfabetismo y la pobreza.

Modificar los factores sociopolíticos, económicos y culturales que originan y perpetúan el consumo de drogas.

 

Teniendo en cuenta los modelos expuestos e intentando rescatar lo positivo de cada uno de ellos, se impone abordar el fenómeno de las drogodependencias valorando las aportaciones de los diversos enfoques; al margen del discurso social, se trata de una cuestión de oferta y demanda. Evitarla requiere intervenir desde los ámbitos legislativo, jurídico, educativo, sanitario, social, etc.

NIVELES DE PREVENCIÓN
• Los niveles de prevención se pueden categorizar de acuerdo a dos variables identificadas para el campo de la prevención: la audiencia a la cual están destinados y los niveles de vulnerabilidad de la población meta. Asimismo, existen una serie de elementos que ayudan a definir el tipo de intervención a realizar, entre ellos: la edad, el género, la comunidad, el ambiente, la salud, la cultura y el nivel socioeconómico.

• Específicamente se han identificado tres niveles de prevención: universales, selectivos e indicados, que se explican a continuación:

1. Prevención Universal.

• Llega a la población en general sin distinción, como a todos los alumnos de una escuela. Este nivel de prevención propone fortalecer valores, actitudes, conocimientos y habilidades que le permitan al niño/a y joven comprometerse con estilos de vida saludables y desarrollar una actitud crítica frente al consumo de drogas.

2. Prevención Selectiva.

• Está dirigida a grupos o subgrupos de la población con un mayor riesgo de consumo; como los hijos de personas que usan drogas o alumnos con problemas de rendimiento escolar.

3. Prevención Indicada.

• Está destinada a grupos concretos de consumidores o a personas con problemas de comportamiento de alto riesgo, que ya están probando drogas o que presentan otras conductas de riesgo relacionadas.

PRINCIPIOS DE LA PREVENCIÓN ESCOLAR
Los Programas deben estar dirigidos a disminuir los factores de riesgo y a fortalecer los factores de protección.  Los factores de riesgo, son los que aumentan la posibilidad de que se usen drogas y los factores de protección, son aquellos que reducen la posibilidad de consumo de drogas y otras conductas de riesgo social. Es de gran importancia incluir en los contenidos de los programas tanto la prevención del consumo de drogas ilegales como de drogas legales (alcohol, tabaco y abuso de medicamentos) así como también contenidos para fortalecer habilidades socio-afectivas y competencias sociales positivas que refuercen el rechazo hacia el consumo de drogas.

Deben incluir métodos interactivos y participativos con relación horizontal entre alumno/docente para generar espacios de confianza y estar dirigidos a toda la comunidad educativa: alumnos, docentes, familiares, personal administrativo y de servicio, adaptados a las condiciones particulares de la comunidad donde la escuela está localizada para que el trabajo de fortalecimiento de factores de protección sea directamente proporcional a la presencia de factores de riesgo en dicha localidad.

Elaborar programas preventivos, selectivos e indicados para grupos de estudiantes en riesgo y potenciales desertores escolares, que permitan desarrollar estrategias de detección temprana del consumo de drogas y orientadas a aquellos jóvenes que ya se han iniciado en el consumo. Hay que tener en cuenta que los programas para ser exitosos deben ser específicos para cada grupo de edad, género y nivel educativo. Asimismo, deben estar acompañados de formación continua del docente y de los agentes preventores, perseverar en el tiempo y a largo plazo. Los programas deben iniciar en la educación pre-escolar y continuar en todos los niveles educativos con repetidas intervenciones para reforzar las metas preventivas originales. Mientras más alto sea el nivel de riesgo de la población meta, el esfuerzo preventivo debe ser más intenso y debe comenzar lo antes posible.

Si bien existen normas regulatorias que prohíben el acceso de sustancias legales a los menores los controles y el cumplimiento no siempre son los deseados. Por ello los programas deben complementarse con medidas costo efectivas globales, como son: el aumento de impuestos al alcohol y al tabaco, controles estrictos de prohibición de venta a menores y la eliminación de su publicidad engañosa. Los programas preventivos que incluyen campañas en medios de comunicación y modificación de políticas, como nuevos reglamentos que restringen el acceso al alcohol, el tabaco y otras drogas, son más eficaces cuando van acompañados de intervenciones escolares y familiares. De igual forma es necesario reforzar las normas contra el uso de drogas en todos los ambientes de prevención del abuso de drogas, como la familia, instituciones educativas, el trabajo y la comunidad.. Aumentar la calidad y cobertura de los programas asegurando continuidad y sostenibilidad en el tiempo.

La capacidad organizacional de las instituciones ya sean gobiernos, instituciones educativas o agencias locales son la clave para la implementación exitosa de programas comprensivos y coordinados. Las capacidades de este sistema estarían incluyendo temas como el desarrollo de nuevas políticas, mecanismos formales e informales de cooperación, asignación de personal que apoye la cooperación intersectorial sustentada por el desarrollo de habilidades, transferencia de conocimientos y respuestas coordinadas a problemas y corrientes emergentes. Se busca que cada institución educativa cuente con una política preventiva del consumo de drogas inserta en su proyecto educativo, defina un equipo responsable, cuente con profesores capacitados para abordar el tema, fije normas y procedimientos para enfrentar los hechos de consumo, disponga de mecanismos de apoyo y derivación y defina programas de prevención universal, selectiva y/o indicada, para todos los niveles educativos. Desarrollar mecanismos y fortalecer las redes y recursos asistenciales existentes que permitan referir y/o derivar los casos de consumo temprano a organismos especializados

Finalmente, los programas deben ser monitoreados y evaluados a corto, mediano y largo plazo.

TIPOS DE CONSUMO
El problema del consumo no aparece de forma repentina, sino que se va instalando en forma progresiva en la vida de una persona que usa con regularidad las drogas. La comunidad también resiste los embates, eleva su umbral de tolerancia a lo que el Dr. Hugo Miguez2 llama Tolerancia social
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPrograma para la Promoción de Estilos de Vida Saludables y Sostenibles...

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPrograma de capacitacióN 27

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPrograma de capacitación judicial

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPrograma de capacitación del Ministerio de Salud de la Nación en 9 módulos

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPrograma brinda capacitación en derechos humanos para pueblos indígenas

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconDirección de capacitación departamento de capacitacióN

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconPocos esenciales pero muy saludables

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconMinisterio de Economía conductas a investigar

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconRégimen administrativo sancionador de conductas anticompetitivas

Programa: “Capacitación de Multiplicadores de Conductas Saludables” iconDe los deberes deseables, conductas y procedimientos”






© 2015
contactos
ley.exam-10.com