Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928






descargar 1.33 Mb.
títuloRevista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928
página9/26
fecha de publicación25.03.2017
tamaño1.33 Mb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   26

CUADRO N° 7: % y TOTAL MUJERES DIPUTADAS POR LEGISLATURA


Periodo


Total Diputado/as

Mujeres Diputadas

Mujeres %

1990-1994


120


7

5.8

1994-1998


120


9

7.5

1998-2002


120

14

11.6

2002-2006


120

15

12.5

2006-2010


120

18

15

2010-2014


120

17

14.2

*Fuente:Cámara de Diputados de Chile.

Realizadas ya seis elecciones del Congreso desde la llegada de la democracia, la representación de la mujer, muestra una tendencia al alza. Salvo en la última legislatura, donde las mujeres perdieron un escaño. Sin embargo, no existe una relación proporcional respecto del aumento de participación femenina en la política chilena y los cargos de representación a los que realmente pueden acceder.

Como contrapartida, es necesario señalar que esta “alza” en los escaños es sin duda mínima. Las mujeres no alcanzan al 20% de los escaños en la Cámara de Diputados. Por lo tanto, las mujeres han estado y siguen estando subrepresentadas en esta instancia.

Estudios como el realizado por Hardy24, señalan que aproximadamente dos terceras partes de las mujeres que tienen algún cargo de responsabilidad política o de representación social están afiliadas o bien, se identifican con algún partido o movimiento político. Es el caso de las ministras, subsecretarias, intendentas, gobernadoras, senadoras y diputadas. Por el contrario, un tercio de las mujeres que tienen algún cargo no están afiliadas ni militan en partido político alguno, es el caso de algunas dirigentas sociales, dirigentas sindicales, dirigentas empresariales, etc.

Ciertamente, la pertenencia a una determinada corriente política y el tipo de liderazgo ejercido van de la mano.

Afiliación y liderazgo:

Para el caso de aquellas mujeres que militan en algún partido político, es posible ubicar su liderazgo según sea su pertenencia política o social. Por el contrario, aquellas mujeres que no se identifican con algún partido político desarrollan su liderazgo (casi siempre) en el sector social, es decir, se ubican en organizaciones sociales, representando un 93,4%. Además, se ubican aquí un pequeño número de mujeres desempeñando cargos políticos. Así tan solo un 6,6% de ellos se identifican en algún partido25.

Ya para el año 2005, según Hardy,se observa que en el caso de las mujeres que militan en algún partido de la Concertación, se aprecia una presencia de liderazgos tanto en el sector político (55,1%) como en el social (44,9%).

En el caso de la Alianza por Chile, se aprecia una fuerte presencia de liderazgo femenino en el sector político con un 72,2% y una deficiente presencia en el sector social 27,8%. Por último, la izquierda extraparlamentaria tiene una baja presencia en la política (16,1%), cuestión que se debe (en parte) a la no participación de este sector, en el escenario político actual producto del sistema binominal, afectando con ello una posible representación parlamentaria. Por el contrario, se observa una fuerte presencia de líderes femeninas en el sector social (83,9%).

Actualmente, la relación afiliación-liderazgo sigue siendo débil en la esfera política. La presencia y participación de mujeres en las mesas directivas de los partidos políticos, sigue siendo deficiente:

CUADRO N° 8: PARTICIPACIÓN DE MUJERES EN MESAS DE PARTIDOS POLÍTICOS SEGÚN PARTIDO POLÍTICO.

PARTIDOS POLÍTICOS

TOTAL DIRIGENTES SEGÚN PARTIDO

MUJERES DIRIGENTAS


Renovación Nacional

9

1

Unión Demócrata Independiente

12

1

Partido Demócrata Cristiano

13

3

Partido por la Democracia

11

4

Partido Socialista

11

3

Partido Radical Social Demócrata

14

1

Partido Comunista

80

16

Partido Humanista

12

3

Partido Regionalista de los Independientes

12

1

Partido Izquierda Ciudadana**







Movimiento Amplio Social (MAS) **







Partido Ecologista Verde

7

1

Partido Progresista

5

2

Partido Igualdad**







Partido Liberal de Chile

5

0

Partido Ecologista Verde del Norte**







Partido Fuerza del Norte**







*Fuente: Elaboración propia a partir de los datos que los partidos publican

**Los partidos: Izquierda Ciudadana; Partido Igualdad; Partido Fuerza del Norte, no fue posible recopilar la información requerida. Esta no está disponible en la web, tampoco en los teléfonos que corresponden a las respectivas organizaciones.

Analizando el cuadro, se aprecia que los partidos que mayoritariamente forman parte de la Concertación cuentan con una mayor participación femenina en las mesas directivas: PPD, PDC, PS, salvo el Partido Radical Social Demócrata (PRSD). Igual situación se observa en el Partido Comunista

A diferencia de los partidos de la Alianza por Chile, muestran una menor representación femenina en las mesas directivas.

Las cifras evidencian el actuar de los partidos políticos en cuanto a promover la participación de las mujeres en cargos de poder: tanto en cargos partidarios como en cargos públicos representativos en el país.

Por último, se debe señalar que el rendimiento electoral de las mujeres depende (en gran medida) de la interpretación y aplicación que los partidos políticos efectúan de la normativa de género situación aún pendiente en Chile.

Conclusiones

Abordar la relación entre la participación política y el género en los partidos políticos en Chile, hoy día, no es una cuestión menor.

Revisando el actual escenario, se observa que Chile no solo ha tenido una Presidenta de la República, sino además, actualmente existen 3 mujeres compitiendo por el sillón presidencial. Esta particular coyuntura, permite una reflexión respecto de la relación participación política y género: parece ser que en Chile, tanto hombres como mujeres, pueden efectivamente no solo participar de la política, sino además competir en las esferas de poder. El punto radica en que si esta competencia está siendo equitativa.

La participación en la política no solo supone organizarse como parte de la sociedad civil, tener capacidad de crítica y de propuesta, incidir en los programas públicos, sino también considera la inclusión efectiva de los actores sociales en el sistema político, en la representación y en la adopción de decisiones. La inclusión se transforma entonces, en un elemento esencial. Y en este contexto, la inclusión de las mujeres en los espacios de poder público en pie de igualdad respecto de los hombres es uno de los propósitos cuando se trata de mejorar la calidad de la democracia y, en consecuencia, la gobernabilidad democrática. (CEPAL, 2004: 18).

La información recopilada señala que la participación política femenina es deficitaria, cosa no menor si se considera que la participación política y el género es, sin duda, una condición necesaria para avanzar en el proceso de democratización del país.

La instauración de mecanismos de acción positiva como las cuotas en ciertos países latinoamericanos, evidencian un aumento objetivo en cuanto a participación de mujeres en política.

Países como Chile, que si bien no han legislado a favor de las cuotas evidencian un aumento mínimo en cuanto a participación de mujeres en política ya sea porque existen partidos políticos que tienen en sus estatutos la aplicación de cuotas ó porque ha sido política de los distintos gobiernos de la Concertación promover la incorporar a mujeres en diferentes cargos.

Pese a ello, se puede afirmar que el aumento de la participación de mujeres en política, ya sea mediante cargos de representación u otros, no es proporcional al poder que ellas manejan. Dicho de otra manera, si bien existe un aumento en participación política de las mujeres en Chile, este no se refleja en caso alguno en cuanto al manejo de poder que pueden tener. Tal situación se aprecia claramente en el Legislativo, donde las mujeres no solo son una minoría, sino que además no logran acceder a cargos relevantes dentro, por ejemplo, de las comisiones en el Legislativo. En general, las mujeres políticas siguen estando presentes en temas relativos a lo que tradicionalmente se asocia con la mujer: familia, salud, educación, recreación, etc. Pero, cuando se trata de participar en discusiones acerca del devenir del País, las mujeres están prácticamente ausentes en la política chilena.

Por otra parte, las cifras evidencian el aumento de la participación de mujeres en la política chilena, sin embargo, los puestos a los cuales acceden las mujeres al interior de los partidos políticos siguen siendo mínimos. Una de las causas de por qué ello ocurre, se debe a la falta de democracia interna que tienen las estructuras partidistas a nivel nacional. El desconocimiento, ya sea de acción u omisión que los partidos muestran acerca de la paridad, se ve reflejada en los cargos que las mujeres obtienen dentro de los partidos políticos.

A su vez, la invisibilización que tienen los partidos respecto a la incorporación de las mujeres en el ámbito político se contrapone totalmente a la lógica que los cuatro presidentes de la Concertación instauraron de manera progresiva en sus respectivos gobiernos.

Al parecer, se podría sostener que los partidos políticos tienen un doble discurso, Uno donde se debe hacer lo que es políticamente correcto, esto es, hacer suyo las demandas de las mujeres por poder participar de la política, ir de acuerdo a los tiempos “una mujer Presidenta de la República” etc., y por otro, seguir siendo estructuras cerradas, con fuertes connotaciones machistas, donde existe una elite la cual es casi impermeable. Y, que no permite el libre acceso a los cargos de liderazgo.

Desde la vuelta a la democracia, el sistema de partidos en Chile ha venido transformándose en varios aspectos, pero siguiendo los lineamientos de este texto, interesa el ámbito ideológico y simbólico de la política. En este sentido, estudios como el realizado por Alcántara y Luna muestran la estructuración del sistema de partidos en Chile, analizando las dimensiones de la competencia partidista de modo tal, que no sorprende que, hoy por hoy, en el discurso de un grupo de partidos esté presente la importancia de contar con las mujeres en la política pero, en la práctica, tal discurso no se aprecia. Al respecto las cifras son evidentes. Más que ser un objetivo político, la incorporación de la mujer y su participación en los partidos políticos es una cuestión de orden simbólica, que tiene su explicación para el caso chileno en la irrupción que ha tenido en parte los estudios de género, la presencia de mujeres en cargos emblemáticos como ministerios, pero que en caso alguno son la norma y, por último, el alto impacto que provocó la candidatura y posterior elección de una mujer en la presidencia.

Así las cosas, asegurar la representación de todos los sectores de la población, como las mujeres, es sin duda un desafío. Una manera sería legislando a favor de medidas de discriminación positivas o bien, implementado cuotas (en este caso de género) de manera de fomentar la participación tanto en las listas de candidatos como en los órganos de gobierno así como también, emplear la fórmula de la representación proporcional en la conformación de dichos órganos como una manera de garantizar la participación de las corrientes minoritarias en la dirección partidista.

De la misma manera, los órganos electorales deberían velar por el cumplimiento y respeto de estas medidas (cuotas), de manera de asegurar el proceso así como sancionando a quienes no respeten semejante procedimiento.

Finalmente, se puede afirmar, que el sistema político chileno evidencia señales de debilidad en lo que concierne a elementos que configuran el sistema, esto es: Valores de los Individuos y Grupos Sociales en cuanto a la comprensión de la actividad política, ello, porque la participación de las mujeres en la política no se agota solamente por estar ahí, es decir, en los partidos políticos. Las mujeres debieran acceder a cargos con poder, de manera natural. El que no sea así, provoca en parte un detrimento para el sistema político.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   26

similar:

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconNeuberg. La insurrección armada [1928], Bs. As, La Rosa Blindada, 1971

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconDiario Oficial de la Federación 26 de mayo, 14 de julio, 3 y 31 de agosto de 1928

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconComprender los fenómenos cotidianos asociados a electricidad estática...

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconCómo vivir juntos: simulaciones novelescas de algunos espacios cotidianos...

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconMemoria y encuentros: La Ciudad de México y el Distrito Federal (1824-1928)...

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconLa Nostra Revista

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconO solución. Revista

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconResumen Revista

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconDirección administrativa de la revista

Revista de Estudios Cotidianos nesop issn: 0719-1928 iconRevista Estrategas Agosto 2005






© 2015
contactos
ley.exam-10.com