Abreviaturas






descargar 490.61 Kb.
títuloAbreviaturas
página1/45
fecha de publicación05.07.2016
tamaño490.61 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   45
SERIE
GRANDES OPORTUNIDADES Y RETOS
QUE EL CRISTIANISMO ENFRENTA HOY

Oportunidades y Retos
SOCIALES
John Stott

Revisado y actualizado por Roy McCloughry



Abreviaturas


El texto bíblico normalmente es el de la Nueva Versión Internacional, © 1999 por Bíblica Internacional. Otros textos tienen las siguientes indicaciones:

Arndt - GingrichUn léxico griego-inglés del Nuevo Testamento y otra literatura cristiana primitiva, por William F. Arndt y Wilbur Gingrich (Prensa de la Universidad de Chicago y la Prensa de la Universidad de Cambridge, 1957). RVR 60Reina Valera, 1960, @ 1960, Sociedades Bíblicas Unidas. LBLALa Biblia de las Américas, @ 1997 por The Lockman Foundation

Contenido


Cover

Title Page

Abreviaturas

Prefacio de la primera edición (1984)

Prefacio de la segunda edición (1990)

Prefacio de la tercera edición (1999)

Prólogo del editor para la cuarta edición (2006)

Una nota de John Stott

1 El mundo del trabajo

2 Relaciones en los negocios

3 Festejar la diversidad étnica

4 Sencillez, generosidad y satisfacción

Conclusión: Un llamado para el liderazgo cristiano

Guía de estudio (compilado por Matthew Smith)

About the Authors

Copyright

About the Publisher

Share Your Thoughts

Prefacio de la primera edición (1984)


Una de las características más notables en el mundo del movimiento evangélico durante los últimos diez a quince años ha sido la recuperación de la conciencia social. Durante aproximadamente cincuenta años (alrededor de 1920-1970) los evangélicos estaban ocupados en la tarea de defender la fe bíblica histórica contra los ataques de la teología liberal, «el evangelio social». Pero ahora estamos convencidos de que Dios nos ha dado tanto la responsabilidad social como la responsabilidad de evangelizar en su mundo. Medio siglo de negligencia hizo que nos quedáramos atrás, y tenemos bastante que hacer para ponernos al día.

Este libro es mi contribución para actualizarnos en este proceso. Su origen puede remontarse a 1978/9, cuando Michael Baughen, ahora obispo de Chester, pero en ese entonces Rector de la Iglesia de Todas las Almas, me invitó a predicar una serie de sermones con el título «Problemas que los cristianos enfrentan hoy en Inglaterra». Varios de estos capítulos comenzaron a cobrar vida desde el púlpito, y subsecuentemente crecieron hasta llegar a ser discursos en el Instituto de Cristianismo Contemporáneo de Londres, donde tenían el propósito de ayudar a la gente a desarrollar una perspectiva cristiana acerca de la complejidad del mundo moderno.

Confieso que en varias ocasiones, durante el proceso de escribir este libro, me sentí tentado a no seguir adelante. Al intentar hacer esto, a veces me sentí como un tonto y otras como un presuntuoso. Yo no soy un experto en teología moral ni en ética social y no tengo una especialización en particular ni experiencia en algunos de los campos en los que me he entrometido. Además, cada tópico es complejo, tiene una extensa cantidad de referencias, de las cuales tan solo he podido leer unas pocas, con un potencial de división, o incluso, en algunos casos, de explosión. He perseverado, en especial, porque lo que me he aventurado a ofrecer al público no es una pieza profesionalmente pulida sino el trabajo poco experto de un cristiano ordinario que está luchando para pensar como un cristiano, es decir, para aplicar la revelación bíblica a los temas controversiales de hoy en día.

Esta es mi preocupación. Yo comienzo con mi convicción de que la Biblia es la «Palabra de Dios escrita», que es como lo describen los Artículos Anglicanos y así lo han recibido casi todas las iglesias hasta hace comparativamente poco. Esta es la presuposición básica de este libro, y no es parte de mi presente propósito argüir al respecto. Pero nosotros los cristianos tenemos un segundo compromiso con el mundo en donde Dios nos puso, aunque nuestros dos compromisos con frecuencia parecen estar en conflicto. Por ser una colección de documentos que se relacionan con sucesos particulares o lejanos, la Biblia parece arcaica. Parece incompatible con nuestra cultura occidental con satélites y micro procesadores. Como cualquier otro cristiano yo siento tensión entre estos dos mundos. Los separan siglos. Sin embargo, he tenido que aprender a resistir la tentación de desligarme de uno de los dos mundos y así rendirme al otro.

Algunos cristianos, ansiosos sobre todo de ser fieles a la revelación de Dios sin comprometerla, ignoran los desafíos del mundo moderno y viven en el pasado. Otros, ansiosos de responder al mundo que les rodea, podan y tuercen la revelación de Dios en un intento de hacer que su fe sea pertinente a los tiempos. Yo he luchado para evitar estas dos trampas porque el cristiano no tiene que someterse a la antigüedad ni a la modernidad. Sin embargo, he procurado con integridad someter la revelación de ayer a las realidades de hoy. No es fácil combinar la lealtad al pasado con la sensibilidad al presente. No obstante, este es nuestro llamado cristiano: Vivir en el mundo sometidos a la Palabra.

Muchas personas me han ayudado a desarrollar mi pensamiento. Estoy agradecido de la «sucesión apostólica» de mis ayudantes de estudio: Roy McCloughry, Tom Cooper, Mark Labberton, Steve Ingrahan y Bob Wismer, quienes acumularon bibliografías, organizaron grupos para el diálogo sobre los tópicos de los sermones, recopilaron información y confirmaron las referencias. Bob Wismer fue una ayuda especial en las etapas finales, leyó el manuscrito dos veces y me hizo sugerencias valiosas. Lo mismo hizo Frances Whitehead, mi secretaria desde hace veintiocho años. Ella y Vivienne Curry mecanografiaron el manuscrito. Steve Andrews, mi presente asistente de estudio, comprobó las correcciones meticulosamente. También estoy agradecido de los amigos que leyeron diferentes capítulos y me dieron el beneficio de sus comentarios: Oliver Barclay, Raymond Johnston, John Gladwin, Mark Stephens, Roy McCloughry, Myra Chave-Jones y mis colegas del Instituto de Londres, Andrew Kirk (Director Asociado) y Martyn Eden (Decano). Estoy muy agradecido de Jim Houston, el Rector y fundador y ahora Canciller de Regent College [Universidad Regent] en Vancouver, cuya visión de la necesidad que tienen los cristianos de tener una cosmovisión integrada estimuló mi pensamiento tanto como la fundación del Instituto de Londres.

JS
JUNIO 1984

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   45

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Abreviaturas iconAbreviaturas utilizadas

Abreviaturas iconSiglas y abreviaturas

Abreviaturas iconIV. definiciones y abreviaturas

Abreviaturas iconAdvertencias abreviaturas

Abreviaturas iconAbreviaturas De Las Concordancias






© 2015
contactos
ley.exam-10.com