En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo






descargar 112.25 Kb.
títuloEn la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo
página6/6
fecha de publicación28.06.2016
tamaño112.25 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6
Así las cosas, trasladando ahora el fundamento dogmático y adentrándonos en el fáctico, resulta evidente que al tratarse en el sub examine de un joven de dieciocho años al tiempo del hecho, lúcido, que voluntariamente se ha arrojado "de cabeza" en una pileta de natación que claramente tenía un nivel de agua que lo tornaba casi suicida, su accionar ha sido causalmente determinante del resultado dañoso. Esto es, no hubiera existido daño alguno si no hubiera obrado de ese modo (conditio sine qua non, o causalidad material); pero a la vez su accionar positivo (por contraposición a omisivo) y libre, ha desencadenado consecuencias que resultaban ex ante previsibles (que responden al normal acontecer de los hechos, aún cuando el sujeto no haya tomado conciencia de tal extremo).
Claro está que aunque el dañado no ha querido el resultado, el mismo es trágico, y pesa en su totalidad sobre él. No se desconoce tal circunstancia. Pero al determinar la existencia o inexistencia de responsabilidad debemos estar a las previsiones normativas y no sólo guiarnos por la humA. empatía que produce el dolor de otra persona.
Se ha acreditado, en rigor son hechos no debatidos, que el actor se ha arrojado de cabeza dentro de la pileta, y que dicha pileta poseía un bajo nivel de agua (como correspondía reglamentariamente a su función específica en tales circunstancias). La previsibilidad del daño, entonces, se encuentra acreditada por el conocimiento -fácilmente perceptible- del menor nivel de llenado, que tornaba imaginable el impacto contra el duro fondo de la pileta. A lo cual se adita la transparencia del agua -apreciable en las fotos y el video acompañados como prueba- que permitían la observación de la base, y la existencia (conforme a los dichos de los testigos S. y Ponce, transcriptos casi literalmente por la sentencia apelada) de carteles que advertían sobre la expresa prohibición de tal conducta riesgosa. Desde allí, nos encontramos con consecuencias "inmediatas de hechos libres" que sólo pueden ser imputadas causalmente al actor (cfr.art. 903, 1.111 y 1.113 C.Civil).
Por otro lado, su obrar, amén de resultar la única causa adecuada del daño, deviene a todas luces negligente.
Además, existen elementos objetivos que vienen a destacar que su obrar no fue acorde a las "circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar" (cfr. art. 512 C.C.), tornándolo culposo. Y ello no depende de la efectiva representación del riesgo en el sujeto (en este sentido se ha destacado en el ámbito penal la distinción entre culpa con y sin representación), ya que conforme el estándar del hombre común era advertible el riesgo que dimA.ba de su conducta tan tremendamente desaprensiva en función de las circunstancias como catastrófica (a nivel de resultado) para él mismo.
Como lo señalan coincidentemente -entre otros- Ramón Daniel Pizarro ("Código Civil y normas complementarias...", op. cit., tomo 3 A, pag. 563) y Aída Kemelmajer de Carlucci ("Código Civil y leyes complementarias. Comentado, anotado y concordado", dirigido por A.C. Belluscio y coordinado por E. Zannoni, Astrea, Bs.As., 1.984, tomo 5, pag. 391), el hecho o la culpa de la víctima deben tener incidencia causal adecuada en la producción del daño, ya sea como causa exclusiva o como concausa si concurre con otros hechos relevantes. En el primer supuesto, generará el rechazo integral de la pretensión resarcitoria de la propia víctima, siendo que por aplicación del artículo 1.111 del Código Civil el resultado dañoso obedece causalmente sólo y nada mas que a su propio accionar negligente, descuidado o desaprensivo (CSJN, Fallos 321:700, "Descole c/EFEA", fallo comentado por Jose F. Marquez en la obra colectiva "Corte Suprema de Justicia de la Nación - Máximos precedentes - Responsabilidad civil - Parte General", Editorial La Ley, Buenos Aires, 2.013, tomo II, pag. 492); en el segundo concurrirá con la eventual responsabilidad del demandado en la proporción en que el fallo considere que cada aporte causal incidió en el resultado final (conf.CSJN, Fallos317:768, "Viera c/EFEA").
En el desdichado caso bajo juzgamiento, ninguna duda abrigo en orden a que el actuar de la joven víctima directa del daño ha sido la causa exclusiva y eficiente en la causación del mismo, toda vez que no encuentro reproche de conducta alguno a los codemandados que haya podido tener incidencia causal en el desenlace lesivo de los hechos. No hay culpa (a los efectos del daño) en que N. y L. hayan dejado entrar a los jóvenes a la pileta, no hay elementos propios de esta última (la piscina) que hayan generado o potenciado un riesgo subyacente propio de su esencia (en definitiva, el primero y mas frecuente, el fallecimiento por asfixia por inmersión, episodio ajeno a lo aquí acontecido), no hay reproche en orden al nivel reglamentario del agua que contenía el natatorio, no hay reclamo en relación a la ausencia de advertencia respecto de la prohibición de zambullirse, y menos de cabeza (hay pruebas de la existencia de advertencias en tal sentido), se aprecia de las fotos y del video la transparencia del agua y el nivel bajo de la misma, al punto que llegaba apenas a la cintura de la joven S. M. que estaba dentro de la piscina; tampoco lo hay en orden a la presencia o ausencia de guardavidas (mas allá de que documentadamente N. estaba presente, y es guardavidas profesional) ya que en nada hubiera incidido en lo sucedido, toda vez que M. C.no se ahogó, sino que se arrojó de cabeza a una pileta con poca agua, lo cual improbablemente podría haber sido previsto o evitado por un guardavidas, con la imprudencia (ese terrible instante de extravío en la razonabilidad que a veces es el precio que el destino se cobra en los jóvenes) de lanzarse de cabeza, con impulso y con todo el cuerpo, a un ámbito en el cual, con sólo echar una breve mirada previa, se advertía que no se lo debía hacer bajo riesgos severos de sufrir daños, como lamentablemente ocurrió.
Entiendo entonces, y en función de todo lo hasta aquí consignado, que el planteo de la codemandada recurrente cuenta con suficiente asidero como para justificar ser acogido, por lo cual a la cuestión bajo tratamiento voto por la afirmativa.
El Dr. Vargas expresó, a su vez, iguales razones en parecidos términos y votó, por lo tanto, en igual sentido.
A la segunda cuestión, la Dra. De Césaris dijo:
Conforme al criterio sustentado al tratar la cuestión anterior, me abstengo de emitir opinión.
A la tercera cuestión, los Dres. Saux y Vargas manifestaron sucesivamente que, consecuentemente con las razones enunciadas en el tratamiento de las cuestiones precedentes, cuanto corresponde es hacer lugar al recurso de apelación extraordinaria interpuesto por la codemandada "Club Atlético Colon de Santa Fe" contra la sentencia de anterior instancia, revocando la misma y en su lugar, en la función casatoria inherente al planteo recursivo intentado, desestimando integralmente la demanda, con costas en ambas instancias a la parte actora (art. 252, CPCyC).
A la tercera cuestión, la Dra. De Césaris dijo:
Conforme al criterio sustentado al tratar la cuestión anterior, me abstengo de emitir opinión.
Por los fundamentos del acuerdo precedente, la SALA PRIMERA DE LA CAMARA DE APELACION EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE SANTA FE, RESUELVE: 1) Hacer lugar al recurso de apelación extraordinaria, revocando el fallo de anterior instancia y en su lugar desestimando integralmente la demanda, con costas en ambas instancia a la actora apelada. 2) Los honorarios de Alzada se liquidarán en la proporción establecida en el artículo 19 de la ley 6.767, modificada por la Ley 12.851, oportunidad en que se correrá vista a la Caja Forense.
Concluido el acuerdo, firmaron los Señores Jueces de Cámara por ante mí, que certifico.
Insértese, hágase saber, bajen.
SAUX
VARGAS
DE CÉSARIS
(En abstención)
PENNA
(Secretaria)
1   2   3   4   5   6

similar:

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de Azul, a los once días del mes de Junio del año Dos...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de Mendoza, a los veinticinco días del mes de Marzo...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de La Plata, a tres días del mes de noviembre del año...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de La Plata, a los doce días del mes de marzo del año...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn General San Martín, a los días del mes de septiembre de dos mil...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn Mendoza, a los doce días del mes de marzo del año dos mil catorce,...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la Ciudad de Mendoza a seis días del mes de setiembre del año...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de La Plata, a los cuatro días del mes de Mayo del año...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de La Plata, a los tres días del mes de Noviembre del...

En la ciudad de Santa Fe, a los 31 días del mes de Marzo del año dos mil catorce, se reunió en Acuerdo Ordinario la Sala Primera de la Cámara de Apelación en lo iconEn la ciudad de Mar del Plata, a los 25 días del mes de abril del...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com