3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el






descargar 77.21 Kb.
título3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el
fecha de publicación07.06.2015
tamaño77.21 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Documentos > Documentos
CRITERIOS FUNDAMENTALES
La descripción anterior permite señalar algunos criterios fundamentales para explicitar el objeto y la razón de ser de la Educación Religiosa, también orientan su situación en el Sistema Educativo Costarricense, ellos son:
1- La Educación Religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece los procesos humano y social de la educación costarricense.
2-La Educación Religiosa brinda el apoyo religioso, trascendente y cristiano a la cultura costarricense y al proceso educativo.
3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación.
La descripción de dichos criterios son los siguientes:
LA EDUCACIÓN RELIGIOSA COLABORA CON LA FORMACIÓN INTEGRAL DE LA PERSONA Y ENRIQUECE EL

PROCESO SOCIAL DE LA EDUCACIÓN COSTARRICENSE.
La Educación Religiosa en el Sistema Educativo es asignatura del Plan de estudios y componente importante del currículo educativo, por eso colabora con la formación integral del educando y enriquece los procesos humano y social de nuestra educación, mediante la interpretación cristiana de los aportes de otras disciplinas, al proporcionar elementos específicos de la fe cristiana, al brindar la visión religiosa a los procesos de desarrollo humano y social del educando y al trascender la esfera de lo científico, social, histórico y cultural a un ámbito religioso, espiritual y ético.
LA EDUCACIÓN RELIGIOSA BRINDA EL APOYO RELIGIOSO, TRASCENDENTE Y CRISTIANO A LA CULTURA

COSTARRICENSE Y AL PROCESO EDUCATIVO.
La Educación Religiosa, al integrarse al Sistema Educativo costarricense contribuye, acompaña, enriquece y fortalece con su visión humanista, religiosa, trascendente y cristiana al proceso educativo costarricense en sus fines y propósitos.
El apoyo religioso, trascendente y cristiano de la Educación Religiosa ayuda a la capacitación de los ciudadanos y de la sociedad en los planos religioso, trascendente y cristiano, además, facilita la realización de la vocación de hijos e hijas de Dios.
LA EDUCACIÓN RELIGIOSA ES UNA ASIGNATURA CON CARACTERÍSTICAS PROPIAS EN EL CONTEXTO DEL

SISTEMA EDUCATIVO COSTARRICENSE
La Educación Religiosa como asignatura del Plan de Estudios del Sistema Educativo y parte de su currículo, se caracteriza por lo siguiente:
*Tener elementos y principios teóricos de carácter pedagógico, religioso y evangelizador, conforme a la interpretación cristiana católica,
* Asumir el criterio ecuménico y la libertad religiosa personal, mediante el diálogo abierto y respetuoso con la cultura.
*Impulsar acciones educativas, religiosas y evangelizadoras como partes integrantes de un proceso personal, social, cultural, ético y trascendente, que permitan valorar realidades concretas fundamentales, relacionadas con la experiencia y son centros de interés para los estudiantes, como son:

- La persona humana en sus diversas dimensiones y la familia.

- La familia humana en su integridad de relaciones y el entorno social con su dinamismo histórico.

- El entorno cultural costarricense con su riqueza en valores espirituales estéticos, científicos y tecnológicos.

- La ciencia, la tecnología y el trabajo humano en relación con la naturaleza y la sostenibilidad .

- La persona de Jesús con su mensaje y su Iglesia como comunidad de fe. Ambos en su significación religiosa, ética y trascendente.
*Favorecer la transformación de las anteriores realidades fundamentales con el objeto de crear un ambiente propicio que permita promover, desarrollar, fortalecer principios, actitudes y valores cristianos.
*Promover en los educandos relaciones más auténticas consigo mismo, con las otras personas, con la realidad cultural, con la naturaleza y con Dios, como respuesta a un compromiso cristiano y a una opción trascendente del ser humano, donde se realice la interrelación de valores, principios y actitudes cristianas en la existencia humana y social costarricenses.
*Aportar la energía y la fuerza propulsora de la experiencia de la fe, mediante una metodología y contenido propios, provenientes del dinamismo y riqueza del mensaje cristiano.
* Estar en estrecha relación con la metodología y la orientación científica de las otras asignaturas del Sistema Educativo, para que los educandos:

- Asuman su realidad humana y cultural, la interpreten desde postulados y valores cristianos, de modo que logren un conocimiento de ellas, por medio de categorías de fe.

- Transformen, dinamicen y recreen la cultura, mediante un proceso crítico y creativo, guiado por la visión humanista religiosa del significado y compromiso de ser seguidor de Cristo en el Siglo XXI.

- Asuman una opción y una acción en el plano humano y religioso como propuesta activa y responsable para vivir y manifestar su condición de hijo e hija de Dios.

- Definan una opción y una posible manifestación en la sociedad costarricense como compromiso cristiano de ciudadanos.

PROPÓSITOS DE LA EDUCACIÓN RELIGIOSA
La Educación Religiosa en el Sistema Educativo Costarricense con base en sus criterios, establece como propósitos fundamentales, los siguientes:
1-Facilitar situaciones necesarias para el aprendizaje del núcleo central del Mensaje Cristiano, cuyo conocimiento orgánico y sistemático facilite el desarrollo de la madurez de la vivencia cristiana desde sólidas bases religiosas y éticas.
2-Enriquecer y colaborar los procesos humano y social de la Educación, dando su aporte para la interpretación de la persona humana y de la sociedad desde la perspectiva de la fe cristiana que trascienda la esfera de lo científico, social y cultural del enfoque educativo hacia una esfera espiritual.
3-Facilitar principios teóricos de carácter religioso y evangelizador, desde la perspectiva cristiana católica, evidenciando en su contenido y práctica, libertad y apertura ecuménica.
4-Facilitar el reconocimiento de la dignidad de la persona humana como ser integral desde la perspectiva cristiana y la

aplicación de dicho aprendizaje en el desenvolvimiento individual y social, como ciudadano.

5-Promover la valoración de realidades concretas tales como: La Persona Humana en sus diversas dimensiones. La Familia Humana en su integralidad de relaciones, la situación del entorno social, cultural, .religioso, con su riqueza científica y técnica. Jesús y la Iglesia con su significación religiosa, ética y trascendente.
6-Facilitar la toma de conciencia y el compromiso personal, acerca de la identidad nacional y de la realidad del entorno familiar, social y cultural, así como la interiorización de principios y valores cristianos.
7-Impulsar acciones educativas, religiosas, evangelizadoras, como partes integrantes de un proceso personal, social, cultural y ético, que conlleve a la participación responsable en la transformación de realidades y en la consecuencia de mejores condiciones de vida.


8-Promover relaciones más auténticas de la persona consigo mismo, con otras personas, con la naturaleza, con la cultura y con Dios, desde la perspectiva del compromiso cristiano y de una opción trascendente del ser.


III. ENFOQUES Y ORGANIZACIÓN DEL CONTENIDO Y LOS APRENDIZAJES EN LA EDUCACIÓN RELIGIOSA
1. ENFOQUE CURRICULAR DE LA EDUCACIÓN RELIGIOSA
Al ser la Educación Religiosa en el Sistema Educativo Costarricense asignatura y componente del currículo en el Plan de Estudios, tiene su objeto, propósitos, contenido, método y procesos propios, por medio de los cuales contribuye al desarrollo integral de la persona.

Con el fin de plasmar su aporte educativo, de formar personas autónomas, responsables, conscientes, libres y críticas, la Educación Religiosa plantea contenidos de la fe católica y aprendizajes, que se distinguen en gran medida por su carácter axiológico, afectivo y vivencial, que promueven en los educandos, la construcción y desarrollo del propio sistema de valores y actitudes cristianas, en un clima de respeto a la diversidad; la integración y vivencia del compromiso cristiano en una sociedad pluralista; el equilibrio entre el desarrollo espiritual, emocional y cultural de los estudiantes según las edades, de cada I Ciclo (1°,2°,3°), II Ciclo (4°, 5°,6°); III Ciclo (7°, 8°, 9°) y Educación Diversificada (10° y 11°), con el contexto histórico actual, así como, la expresión de ello, en los distintos momentos y circunstancias de la vida del educando.
El objeto y razón de su quehacer lo constituye la persona humana en interacción e interdependencia consigo mismo, con las demás personas, con la cultura, con la naturaleza, con el ambiente, con Dios, desde sólidos principios cristianos; enfatiza principalmente la dimensión espiritual de los alumnos y alumnas, en consecuencia, como asignatura y como componente del currículo se propone:

-Facilitar principios teóricos de carácter religioso y evangelizador, desde el núcleo esencial del mensaje cristiano, según la

fe católica, evidenciando en su contenido y práctica, libertad religiosa y apertura ecuménica, diálogo respetuoso y crítico con la cultura.
-Impulsar acciones educativas, religiosas y evangelizadoras como partes integrantes de un proceso personal, social, cultural y ético.
-Propiciar la valoración de realidades concretas tales como:
* La persona humana en sus diversas dimensiones,

* La familia humana en su integralidad de relaciones,

* La situación social, el entorno cultural con su riqueza científica y técnica,

* Jesús y la Iglesia Católica con su significación religiosa, ética y trascendente.
-Promover en los educandos una visión cristiana del ser humano, de la cultura y del mundo; la apertura a la trascendencia y la respuesta a interrogantes existenciales con sus implicaciones éticas, desde la fe cristiana, que les facilite la interrelación con otras personas, con la naturaleza, con la cultura y con Dios desde la perspectiva del compromiso cristiano.
Al tener el quehacer de la Educación Religiosa un carácter formativo y al enfatizar aprendizajes no sólo cognitivos, sino también actitudinales y valóricos, propicia por ende el desarrollo espiritual y ético del educando y la madurez de la vivencia cristiana, capacitándolo para que la opción religiosa que logre hacer, se refleje en las decisiones, alternativas y acciones que progresivamente va asumiendo.
El aprendizaje lo facilita mediante una metodología proveniente del dinamismo y riqueza del mensaje cristiano con sus exigencias éticas y de fe, así como, por medio de una relación estrecha con la metodología y la orientación científica de otras asignaturas del Plan de Estudio. Persigue, principalmente, favorecer la integración y la iluminación no solo de la cultura del entorno, sino también de los aprendizajes que facilitan las disciplinas durante el proceso de escolaridad, de tal forma que la formación del educando, se enriquezca y esté en condiciones de asumir y vivenciar acciones personales, sociales, culturales y ocupacionales, que reflejen su dignidad como persona humana, imagen de Dios.
Para el logro de su cometido, la Educación Religiosa organiza el contenido que sustenta a los aprendizajes que persigue, en tres grandes áreas que responden a una visión integradora del educando como persona en constante interacción consigo mismo, con otras personas, con la naturaleza, con la cultura y con Dios, interrelaciones que llevan a visualizar a asumir progresivamente decisiones, mediante las cuales no solo se evidencia la vivencia del compromiso cristiano y el seguimiento de Cristo, sino también la condición de ser humano, digno, libre y trascendente. Así el eje central es la persona en relación con Dios.
Dichas áreas son:
1. El cristiano en interacción consigo mismo y con su entorno familiar, social, cultural y religioso, en cuanto condición fundamental para su actuar como hijo de Dios.
2. El cristiano en interacción con la creación y sus posibilidades para la ciencia y la tecnología, desde la perspectiva de su compromiso como colaborador en la obra de Dios.
3. El cristiano en interacción con la comunidad eclesial como seguidor de Cristo y constructor de la civilización del amor.
De esta forma, la Educación Religiosa enriquece y colabora con el proceso humano y social de la Educación, porque da su aporte para la interpretación cristiana de la persona humana y de la sociedad y al mismo tiempo, brinda aspectos específicos de la fe cristiana para que dichos procesos educativos, puedan trascender la esfera de lo científico, social y cultural del enfoque educativo, hacia una esfera espiritual y trascendente.
Se trata de facilitar de que la persona desde una visión cristiana, reconozca su dignidad como ser humano integral, aplique dicho aprendizaje en su desenvolvimiento individual y social; a la vez, propiciar la toma de conciencia acerca de la identidad nacional y de la realidad del entorno familiar, social y cultural, así como la interiorización de principios y valores cristianos y el desarrollo de actitudes y destrezas para que pueda asumir su participación responsable en la transformación de las mismas y en la consecución de mejor condición de vida personal y social, en lo físico, mental, espiritual, ocupacional y ambiental, con lo cual evidencie su compromiso personal y comunitario de seguidor de Cristo.
ENFOQUE METODOLÓGICO

EL enfoque metodológico que se plantea para el desarrollo del programa de Educación Religiosa, básicamente responde a los requerimientos de la Política Educativa vigente con sus visiones filosóficas.
Es un enfoque que involucra procesos deductivos e inductivos que facilitan al educando la construcción y reconstrucción del conocimiento con el fin de fortalecer la autonomía y la libertad, en función de su condición de protagonista en el proceso de transformación personal, social, cultural y espiritual respondiendo a la visión humanista, constructivista y académica estipulada.
ORIENTACIONES GENERALES PARA LA MEDIACIÓN DEL DOCENTE EN EDUCACIÓN RELIGIOSA
PROCEDIMIENTOS PARA EL APRENDIZAJE:

MÉTODOS

La concreción del enfoque metodológico señalado implica el empleo de métodos que promuevan el uso de técnicas y recursos que faciliten:
* La exploración, confrontación, valoración de sí mismo, de su realidad cultural, familiar, religiosa y la interpretación de todo ello desde postulados y valores cristianos.
* Se ofrecen situaciones de aprendizaje que estimulen individual y en grupo el análisis crítico, la reflexión, integración y la organización para la recreación de la cultura tanto sistemática como cotidiana, así como la resolución de diferentes situaciones, la toma de decisiones y la ejecución de acciones, mediante las cuales evidencie su compromiso cristiano en el plano humano y religioso.
PROCEDIMIENTOS PARA EL APRENDIZAJE

Las actividades para el aprendizaje están centradas en el alumno como portador de la cultura propia del grupo al que pertenece y como constructor de su aprendizaje, es quien mediante la interacción e interdependencia consigo mismo, con la naturaleza, con las demás personas, con Dios, con lo que aporta la cultura sistematizada y cotidiana y la acción facilitadora del o la docente construye o reconstruye el aprendizaje, de tal forma desarrolla distintas actividades y va progresivamente clarificando, comprendiendo, valorando, según el ciclo y nivel, su concepción de persona, de seguidor de Cristo, sus valores y su condición de miembro de la Iglesia en su contexto personal, familiar, socio-cultural y religioso; en su relación con la creación, con el trabajo, la ciencia y la tecnología; todo esto lo hace con el fin de visualizar y asumir opciones para la vivencia de su compromiso y su respuesta a Dios en Cristo, en el plano personal y comunitario.
EL DOCENTE COMO MEDIADOR
En este enfoque metodológico tiene gran importancia el papel mediador del educador, porque es quien debe facilitar y guiar el aprendizaje del educando, utilizando las estrategias de mediación que mejor respondan a las necesidades, características y posibilidades de los educandos, según el contenido del objeto de conocimiento y las características de la disciplina. El educador plantea diversos procedimientos para el aprendizaje como actividades de mediación, que concretan el enfoque metodológico planteado por la asignatura y facilita los procesos necesarios para el logro del aprendizaje propuesto en el objetivo.
Las actividades que se sugieren para el aprendizaje se distinguen entre otras cosas por:
* Ser un conjunto coherente de actividades, que propician el desarrollo y la construcción de conocimiento y el fortalecimiento de valores.
* Estar formuladas en función del alumno, tomando en cuenta sus características y posibilidades según su edad.
* Propiciar la interacción docente-alumno y la participación dinámica del mismo, individualmente y en grupo.
* La presencia de métodos, técnicas y recursos que faciliten la interacción directa del alumno con el objeto de estudio,  la exploración, confrontación, reflexión, criticidad, creatividad, el análisis, la integración, la ponderación religiosa, entre otras, para la construcción de conocimientos y la recreación de la cultura tanto cotidiana como sistemática.
* Facilitar el planteamiento, discusión de ideas y la toma de decisiones que sirvan de entrenamiento para la resolución de situaciones-problema que se presentan al alumno en su proceso de desenvolvimiento personal, social y religioso, para ir visualizando y asumiendo su participación dinámica en la realidad costarricense como ciudadano comprometido en el mejoramiento de la calidad de vida integral, y como persona con una opción trascendente, desde una perspectiva cristiana.

EL ENFOQUE EVALUATIVO:
El enfoque evaluativo que se plantea asume a la evaluación como un "instrumento que valora" tanto el inicio, el proceso, como el producto, a fin de realimentar y retroalimentar el aprendizaje, su calidad y utilidad, para que llegue a ser más permanente y que contribuya al logro del costarricense que requiere el nuevo milenio. La evaluación es considerada como un proceso que se lleva a cabo en forma cooperativa, permanente, gradual y consciente de los derechos y de la diversidad de las personas protagonistas. Para ello se parte de los centros de interés, experiencias de la realidad humana de los estudiantes determinados en los objetivos, con el fin de ayudarles a construir, conocer, interpretar, valorar y asumir contenidos relacionados con esos centros y experiencias.
Para su logro se sugiere el empleo de técnicas, instrumentos y actividades que concreten las funciones que la evaluación desempeña dentro del proceso de aprendizaje; los instrumentos son determinados con base en los estudiantes, respetando el consenso institucional y las orientaciones fijadas para la Educación Religiosa, teniendo presente que su finalidad (instrumentos) es, recopilar información que sirva para verificar aprendizajes de variada naturaleza ( cognitivos, emocionales y actitudinales), procesos y resultados en términos de construcción del aprendizaje y de todo aquello que infiera directamente en él. De esta forma se persigue garantizar que la evaluación sea una experiencia de aprendizaje, que permite a los educandos y docentes juzgar, revisar, retroalimentar aprendizajes y tomar decisiones, mediante situaciones concretas.

La evaluación tanto inicial, del proceso como del producto, requiere de la interacción y apoyo de todos, es decir, no sólo es competencia de los educandos y educador, porque ellos son quienes juzgan sus progresos y sus logros de una manera participativa, mediante la guía del docente, con técnicas e instrumentos variados y factibles que reflejan en forma creativa los aprendizajes alcanzados y el docente a su vez, valora su actuar, su metodología, las interrelaciones que establece, entre otros aspectos para tomar decisiones; esta evaluación implica comprensión por parte de la comunidad educativa, en su sentido más amplio.
En la concreción del proceso evaluativo, según el enfoque descrito, se siguen los lineamentos estipulados en los documentos de evaluación vigentes y las orientaciones de la evaluación que para la asignatura se recomiendan. Exige que el docente tenga los conocimientos necesarios para poder no sólo plantear estrategias evaluativas significativas para el educando, que lo lleven a valorar en forma autónoma y responsable, su propio proceso de aprendizaje, a determinar tanto logros como carencias y a asumir el compromiso personal en la consecución del aprendizaje, sino que el docente de Educación Religiosa, con base en los resultados del proceso, toma decisiones que contribuyan a la formación axiológica y ética según principios cristianos.
LAS ACTIVIDADES PARA LA EVALUACIÓN
Se plantean como conjunto interrelacionado de acciones que integran la técnica y se diseñan en relación con el aprendizaje planteado en los objetivos y las actividades de aprendizaje; orientan el proceso de verificación del avance y logro del aprendizaje, permiten constatar el proceso de aprendizaje; al estudiante demostrar su aprendizaje y al docente recopilar información cualitativa y cuantitativa acerca del nivel de logro, para clarificar, retroalimentar y reafirmar el mismo. El logro de ello, implica que las éstas actividades se caracterizan por:
* Ser experiencias de aprendizaje para docentes y alumnos, que asumen las tres visiones filosóficas establecidas en la Política Educativa.

* Propiciar la valoración mediante la interacción de los estudiantes entre sí y del el docente con los estudiantes en relación con lo ejecutado.

* Favorecer la participación de los educandos en la formulación de estrategias para su propia valoración formativa.

* Facilitar a los educandos y al educador la revisión, realimentación y retroalimentación del aprendizaje.

* Propiciar la vivencia y el fortalecimiento de principios, valores y actitudes cristianos, que evidencien el respeto de la dignidad del ser humano como persona.

* Ofrecer acciones, el contenido a evaluar y la técnica, de tal forma que el o la docente decida el o los instrumentos a usar para recopilar la información necesaria para la verificación y certificación del progreso del estudiante.

* Responder no solo a los lineamentos teóricos operativos estipulados en el Reglamento de Evaluación de los aprendizajes, sino también a las características y objetivos particulares de la asignatura.
Se pretende además que las actividades contribuyan a aportar información objetiva, que permita a todos los sujetos participar y asumir su compromiso en el logro de la formación integral del costarricense del siglo XXI.
ORGANIZACIÓN DEL CONTENIDO Y LOS APRENDIZAJES
El Programa de Educación Religiosa en el Sistema Educativo Costarricense presenta una estructura curricular conformada por los siguientes componentes, OBJETIVOS, CONTENIDOS, VALORES, PROCEDIMIENTOS Y ACTIVIDADES POR EVALUAR, los cuales se formulan según criterios técnicos dados para la revisión y ajuste.
Se parte de una descripción de los objetivos generales, de ciclo, los rasgos de perfil, las competencias y luego, se plantean los objetivos generales para cada nivel, de acuerdo a los contenidos básicos de cada una de las áreas en las que la Educación Religiosa organiza su contenido. Dichas áreas son:
ÁREA N°1. EL CRISTIANO EN INTERACCIÓN CONSIGO MISMO Y CON SU ENTORNO FAMILIAR, SOCIAL, CULTU-

RAL Y RELIGIOSO.

Su razón de ser se justifica en cuanto a que los aprendizajes que se construyan son condición fundamental para que el o la estudiante pueda ACTUAR COMO HIJO/A DE DIOS.

Incluye:
* La valoración e interpretación cristiana de sí mismo para su reconocimiento como ser digno, integral, individual y social, con dimensiones, características, necesidades, expectativas, valores, principios y actitudes propios, provenientes de su condición de Hijo de Dios.
* La toma de conciencia de la realidad familiar, social, cultural, política, económica, religiosa con miras a su participación como hijo de Dios y hermano de las personas, responsable en la construcción de la cultura de la vida.
ÁREA N°2. EL CRISTIANO EN INTERACCIÓN CON LA CREACIÓN, Y CON SUS POSIBILIDADES PARA LA APLICA-

CIÓN DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA. Esta se formula desde la perspectiva del COMPROMISO COMO COLA-

BORADOR EN LA OBRA DE DIOS.
Contempla:

* El reconocimiento del trabajo y las distintas ocupaciones como expresiones de realización personal, de servicio a los demás y del compromiso cristiano para con el mejoramiento de la calidad de vida.
* La valoración de los aportes de las Ciencias y la Tecnología con miras a su uso en función del mejoramiento de la calidad y conservación de la vida humana, ambiental y ecológica.
ÁREA N°3. EL CRISTIANO EN INTERACCIÓN CON LA COMUNIDAD ECLESIAL COMO SEGUIDOR DE CRISTO Y

SER PARTÍCIPE EN EL AVANCE HACIA UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA BASADA EN EL AMOR CRISTIANO.
Se plantea la toma de conciencia del compromiso de VIVIR EL SIGNIFICADO DE SER SEGUIDOR DE CRISTO.

Enfoca:
* El reconocimiento de la persona de Jesús como ideal de vida y de su mensaje como modelo, que orienta las decisiones

del cristiano seguidor de Cristo.
* El reconocimiento de la Iglesia como comunidad que orienta y facilita asumir y vivir la experiencia de fe en Jesús, en diferentes ámbitos de su vida.


Los contenidos básicos se fundamentan y se direccionan en contenidos que se derivan del núcleo del mensaje cristiano, éstos para efectos pedagógicos desde un enfoque evangelizador, se organizan e integran en tres ámbitos, a saber:


  1. LA ANTROPOLOGÍA CRISTIANA


El núcleo central es la persona humana en su dignidad para descubrir su vocación espiritual y religiosa, con base en el mensaje de la Revelación, en los principios básicos del cristianismo y en los planteamientos de la enseñanza social de la Iglesia.
Desde esta perspectiva se asume la clarificación, la interpretación, la valoración y la aplicación de los criterios siguientes:

* Persona Humana en su dignidad y vocación

* Familia, comunidad humana y vocación espiritual, religiosa y cristiana.

* Valores, actitudes, formas culturales y la realización de la vocación espiritual, religiosa y cristiana.

* Sexualidad humana
2. LA ACTIVIDAD HUMANA DESDE LA PERSPECTIVA CRISTIANA.

El núcleo es la realización de la persona humana en su vocación y dignidad.

Desde este núcleo se asume a clarificación, la interpretación, la valoración y la aplicación de los criterios siguientes:

* Actividad humana y servicio a la humanidad

* Actividad humana y creatividad de la persona

* Actividad humana y la relación con el entorno desde la perspectiva de colaborador de Dios en la creación.
3. LA CRISTOLOGÍA.

El núcleo central es la Persona y la vida de Jesús como realización del Amor del Padre.
En esta área se clarifica, interpreta, valora y aplica:

* Persona y Misión de Jesucristo: Hijo de Dios

* Comunidad de Creyentes y seguidores de Jesucristo

* El Evangelio del Padre y la vida de los creyentes
OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN RELIGIOSA

La Educación Religiosa en el Sistema Educativo Costarricense, plasma su aporte en los propósitos, en los objetivos generales, objetivos de ciclo, rasgos de perfil y de nivel, planteado y trazado como respuesta a los requerimientos del tipo de costarricense, desde una perspectiva cristiana en el siglo XXI.


La Educación Religiosa como ASIGNATURA DEL PLAN DE ESTUDIOS Y ELEMENTO DE CURRÍCULO EDUCATIVO costarricense pretende que los estudiantes al finalizar la escolaridad sean capaces de:


  1. Conocer el significado e implicaciones de ser IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS, desde una visión cristiana,

que le permita asumir y vivir su condición de ser INTEGRAL, DIGNO y TRASCENDENTE en el plano individual y grupal, en distintos ámbitos de su vida.
2. Conocer datos relevantes de la REALIDAD FAMILIAR y CULTURAL valorándolos desde una perspectiva cristiana, para participar responsablemente en la CONSTRUCCIÓN DE UNA MEJOR LA CALIDAD DE VIDA basada en el AMOR.
3. Mostrar ACTITUDES, VALORES y PRINCIPIOS CRISTIANOS, en la vivencia de su COMPROMISO con el FORTALECIMIENTO DE LA IDENTIDAD COSTARRICENSE.
4. Asumir la SEXUALIDAD HUMANA, desde principios cristianos para vivirla responsablemente como MANIFES-

FESTACIÓN DE AMOR Y COMPROMISO PERSONAL Y SOCIAL.
5. Valorar el sentido cristiano del TRABAJO Y LA ACTIVIDAD HUMANA, como INSTRUMENTOS de REALIZA-

CIÓN PERSONAL y de contribución al MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE VIDA.
6. Valorar LOS APORTES DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGÍA desde planteamientos del mensaje cristiano, para

determinar su USO EN FUNCIÓN DEL MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE VIDA PERSONAL, SOCIAL, ECO-

LÓGICA Y AMBIENTAL.


  1. Valorar a JESÚS, SU MENSAJE y a algunos PRINCIPALES PERSONAJES PROPUESTOS POR LA FE

CRISTIANA como MODELOS DE VIDA, para orientar la toma de decisiones respecto al SEGUIMIENTO PERSONAL Y COMUNITARIO de Jesús.


  1. Conocer el significado de LA IGLESIA UNIVERSAL COMO COMUNIDAD DE FE para valorar su acción

evangelizadora de la cultura , la cual mediante enseñanzas y signos aporta medios para vivir la experiencia de Jesús, a nivel personal, familiar y comunitario.


OBJETIVOS, RASGOS DE PERFIL DE SALIDA DE CICLO

Con el fin de concretar los objetivos antes señalados, la educación religiosa plantea objetivos de ciclo, con base en ellos específica los rasgos de perfil que las/los estudiantes deben desarrollar durante el proceso de enseñanza y de aprendizaje y presentar al finalizar el ciclo. A continuación se detallan:

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconSagrada congregación para la educación católica
«La verdadera educación se propone la formación de la persona humana en orden a su fin último».(1) Tratando de la educación cristiana,...

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconDepartamento (dependencia): educacion religiosa

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconVigencia del derecho a la educación religiosa

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconArtículo El profesorado es agente fundamental de la educación y contribuye...

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconSu necesaria coordinación con la educación secundaria obligatoria...

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconAsociación Chilena de Educación Religiosa Escolar 5 de noviembre, 2004

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconNiveles de Enseñanza e Intensidad Horaria Semanal de Educación Religiosa

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconÑ. criterios generales para la elaboración de las programaciones...

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconLa Creación de la secretaria de educación pública (sep). La educación...

3-La Educación Religiosa es una asignatura con características propias en el contexto de la educación. La descripción de dichos criterios son los siguientes: la educación religiosa colabora con la formación integral de la persona y enriquece el iconProyecto de Real Decreto por el que se regulan las condiciones de...






© 2015
contactos
ley.exam-10.com