San José de Calasanz, maestro y fundador






descargar 358.01 Kb.
títuloSan José de Calasanz, maestro y fundador
página8/13
fecha de publicación13.08.2015
tamaño358.01 Kb.
tipoDocumentos
ley.exam-10.com > Contabilidad > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13
reparar- cacharros por Roma. Y el P. General no sólo le ayudaba en todo, sino que recuerdo que habiendo caído gravemente enfermo el desgraciado en el año santo de 1625, nuestro Ven. Padre no sólo le mandó el médico de casa y Padres para visitarle mañana y tarde, que le llevaban de nuestra enfermería lo que prescribía el médico, sino que él mismo, cada dos o tres días, le iba a visitar trayéndole siempre algo agradable.» (284)
Así son las venganzas de los santos: como milagros. Hay hombres que andan siempre por los caminos de Dios, tan distintos de los caminos de los hombres, pidiéndole con humildad y sin mentir: «perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Y el nuestro se extrañaba de que hubiera cristianos que olvidaran tan fácilmente estas palabras, en las que él meditaba tantas veces. (285)

Notas
1 Lo recuerda Bernardini en sus Crónicas: «se non fanno per voi (las Escuelas Pías), lasciatele che le daremo ad altri» (PosCas, p.281); «penserò di dar le Scuole Pie ad altri» (ib., p.282).

2 Cf. n.141 del cap. anterior y el texto de Bernardini, correspondiente a la n.4 del mismo cap.

3 Cf. texto de la n.176 del cap. anterior.

4 «… per non volervi o non potervi attendere di presente almeno di queste due case, bisogna adoperar molti secolari» (EGC II, p.50). Nos parece, por tanto inadmisible la opinión de C. Vilá, que transforma esta queja en una afirmación de principio (cf. C. VILÁ, ‘Las Escuelas Pías seglares’: Archivum 14 [1983] 261). Además, tanto en el citado artículo como en el siguiente (ID., ‘Galería de escolapios «seculares»: ib., p.263-340), usa con excesiva ambigüedad los términos seglar y secular, que no significan siempre ‘laico’. Igualmente, las repetidas alusiones al caso de Frascati no confirman la tesis de que Calasanz quiera volver «al sistema de ‘maestros seglares’» (cf. C. VILÁ, ‘Las Escuelas Pías seglares’, p.260), sino que lo considera como una solución forzada, dado que Bernardini no está dispuesto a ayudarle con religiosos.

5 Que lo pensara así Giustiniani lo afirma Vilá, y no se comprende por qué lo niega respecto a Calasanz (cf. PosCas, p.231, n.4 y 5).

6 «Fu cosa meravigliosa che il P. Prefetto havendo havuto molto tempo prima desiderio di formare una Religione con tal perfettione- avvenne che egli era andato pensando alle medesime cose alle quali havevamo noi pensato. Haveva havuto i medesimi motivi di-noi» (BERNARDINI, ‘Delle cronache’, f.34v). Párrafo omitido en publicación parcial de C. Vilá (cf. PosCas, p.263)

7 Los hagiógrafos excluían incluso el pensamiento de llegar a serlo: «no poniéndole jamás su humildad en el pensamiento el hacerse a sí mismo fundador de una orden» (J. JERICÓ, ‘Compendio histor. de la vida de S. José Calasanz’, Valencia,1768, p.113). Entre los modernos: «tale era la sua umiltá che mai avrebbe pensato di divenire lui fondatore di una Congregazione religiosa» (Q. SANTOLOCI, ¡Giuseppe Calasanzío educatore e santo’, Roma 1948, p.64).

8 Cf. PosCas, p.224.

9 Cf. G. SÁNTHA, ‘Nova quaedam documenta…’, p.204, n.4I.

10 Declaración procesal, en PosCas, p.1617.

11 Muchos detalles de este documento evocan lo dicho en documentos anteriores. Por ejemplo, la frase «timensque in eventu suae mortis tam pii instituti defectionem» recuerda la usada en el memorial en que se pedía la unión con los luqueses: «vedendosi hormai vecchio» el P. Prefecto (cf. PósCas, p.299 y 157).

12 «… cumque tandem PP. praedicti omnino recusent ad huiusmodi munus (Scholarum Piarum) incumbere loco instituti eorum principali et stabilium bonorum possessione se abdicare…» (PosCas, p.299). En el Informe de 1623, Calasanz resumió así la causa de la separación: «Ma vedendo da poi che li padri di S. Maria in Portico non volevano abbracciar l'istituto delle scuole con la povertà che si doveva …» (EGC II, p.171). En la «fórmula de concordia» se aceptaba el instituto de las escuelas como principal («suscipit futurum sibi praecipuum et adeo propium ut … », pero se mantenía el dominio de bienes inmuebles o estables (cf. PosCas, p.240-241). Véase el resumen que dimos de la «fórmula» (c.15, n.16) los párrafos 2 y 9-10.

13 Recuerda expresamente los compromisos asumidos en el monasterio romano de ‘Tor di Specchi’ y en el seminario de Luca, como había ya lamentado Calasanz en su memorial de quejas de 1616 (cf. EGC II, p.50). La «fórmula» prohibía predicar fuera de la propia iglesia (cf. cap. 15, n.16, párrafo 4).

14 Hasta aquí la narración de los hechos. Siguen las decisiones tomadas por el papa -expresadas en presente: ‘aufert,.restituit, erigit et fundat, mandat, concedit-, que tendrán que formar parte sustancial del futuro breve fundacional.

15 Cf. PosCas, p.299). Además de los gastos de la casa de San Pantaleón, corrían también a cuenta del P. Prefecto los de la casa noviciado de Trevi: «Di piu questa casa (de San Pantaleón) faceva le spese alla casa del novitiato, ove pure erano molte bocche», dice Bernardini en sus ‘Crónicas’ (cf. PosCas, p.265).Y el P. Erra: «La casa di S. Pantaleo, ove i nostri tenevano le Scuole Pie, finchè queste stettero unite alla nostra congregatione, manteneva quasi di tutto con limosine il noviziato, ove nell'anno 1616 erano 4 padri, 13 chierici e 5 fratelli, in tutto 22 soggetti». Y recuerda a los donantes: el papa, cardenales, Glicerio, y añade: «contribuiva molto anche il beato Calasanzio» (PosCas, p.1866-1867).

16 Cf. PosCas, p.299-300. En la «fórmula de concordia» se lee: «ne quis in posterum ubique Scholas Pias erigere seu fundare audeat et in illis ex officio pueros docere, nisi ex consensu congregationis huius» (PosCas, p.240). Véase cap. 15, n. 16, párrafo 3.

17 Cf. PosCas, p.300.

18 Se omite el voto de perseverancia, propio de los luqueses. En la «fórmula» añadieron el voto de pobreza, sólo dispensable por el papa (cf. PosCas, p.241). Véase cap. 15, n.16, párrafo 13.

19 La concesión consta también en la «fórmula» (cf. PosCas, p.241; cap. 15, n.16, párrafo 14), pero la destinan ahora a las Escuelas Pías, dado que el papa -se dice en este memorial- «quaecumque Congregationi praedictae (luquesa) intuitu scholarum piarum concesserat, ab illis aufert» (PosCas, p.299).

20 La misma pena consta en la «fórmula» (cf. PosCas, p.241).

21 Se prohíbe radicalmente la propiedad o dominio de bienes estables o inmuebles y sus similares, como son censos, pensiones, herencias, legados de cualquier clase y procedencia. Incluso, respecto a las casas, huerto contiguo, iglesias, escuelas que son de su uso, el dominio lo tiene el papa (cf. PosCas, p.300). En la «fórmula» se distinguía entre casas existentes y futuras respecto a la capacidad de tener o mantener bienes estables. Y aun en todas las casas se distinguía entre lo estable de los edificios y la capacidad de tener otras posesiones estables o similares (cf. PosC as, p.241; c.1 5, n. 16, párr.9 y 10).Ya en septiembre de 1615 exigía Calasanz «suma pobreza» a los luqueses en su memorial a la comisión de cardenales (cf. PosCas, p.207).

22 Cf. PosCas, p.300 y 241, c.15, n.16, párr. 11.

23 El texto coincide, incluso literalmente, con el de la «fórmula», excepto en dos detalles que no aparecen en ella: la alusión a la enseñanza expresa de la gramática y el acompañamiento de los niños a casa (cf. PosCas, p.300 y 240; c.15, n.16, párr. 5).

24 Idéntico a la «fórmula» (cf. PosCas, p.300 y 240; c.15, n. 16, párr. 7).

25 Identidad casi literal con la «fórmula», salvo un detalle interesante: en la «fórmula» se justifica esta disposición diciendo que, al estar ocupados con los niños, no hay tiempo para «mendigar» (‘tempus ad necessaria vitae mendicanda nancisci nequibit’) (cf. PosCas, p.241). En el memorial-informe no se alude a la mendicidad, porque CaIasanz la había ya aceptado desde principios de siglo y la mantendrá en sus Constituciones. Dice, pues, simplemente: «‘ne ab exercitío scholarum piarum nec ad horam avocentur …’» (cf. ib., p.300; c.15, n.16, párr. 12).Y en las Constituciones: «… paratusque semper sit ad mendicandum ostiatim» (CC, n.138).

26 Identidad literal con la «fórmula», manteniendo incluso el término «‘novas constitutiones’», que en la «fórmula» es correlativo de las ‘antiquas’, que se mantienen (manentibus tamen semper in suo robore antiquas). Esta alusión, naturalmente, se omite en el memorial. Se llama al Superior General ‘Rector Generalis’, tal como le llamaban los luqueses y la «fórmula» misma (cf. PosCas, p.301 y 241-242; c.15, n.16, párr. 15).

27 Cf.PosCas, p.239; c.15, n.16, párr.1. También se omite la referencia a otros dos puntos de la «fórmula», respecto a la prohibición de enseñar ciencias superiores y a la diversa actitud frente a fundaciones en tierras de católicos o de infieles-herejes (cf. PosCas, p.240-241; c.15, n.16, párr. 6 y 8).

28 El P. Sántha admite relación directa entre el documento y la «fórmula» de la Dieta, aunque esta última la considera más bien obra de Calasanz, Casani y aprobación de Giustiniani, y no de la Dieta misma, como fruto del compromiso entre Dieta - Bernardini y Calasanz - Giustiniani. Sántha no conoció el Acta latina definitiva de la Dieta, sino la copia de Erra (cf. G. SÁNTHA, ‘Nova quaedam documenta…’, p.192-193). Nos parece inadmisible la tesis de C. Vilá, según la cual Casani es no sólo el amanuense de este documento, que llama «anteproyecto», sino el auténtico autor del mismo, y esto por la semejanza entre ciertas ideas del documento y la obra de Casani ‘Pussilli gregis idea’, de que hablaremos luego, omitiendo el más mínimo cotejo entre dicho «anteproyecto» y la «fórmula» de la Dieta (cf. PosCas, p.287-289 y 298-299). Para un cotejo detallado de ambos textos latinos véase ‘Juicio histórico - crítico sobre la «Positio super virtutibus» del P. Pedro Casani, Sch. P. (Salamanca 1983), p.40-43.

29 Fueron tachadas las siguientes ideas: en el n.1 la renuncia a herencias y legados; todo el n.2; la referencia a la Filología en el n.3; la referencia a casas de ejercicios en el n.4; y en el n.6 se añadió el inciso «a Sede Apostolica approbanda», referente a Constituciones, reglas, estatutos, etc. (cf. G. SÁNTHA,1.c., p.204).

30 En el reverso de la «minuta» se escribió: «Smo. placet, ita tamen, ut non se extendant ultra viginti milliaria et Constitutiones approbari debeant a Sede Apostolica. In reliquis ut intus» (ib.).

31 Cf. PosCas, p.305 y n.12 anterior con el texto correspondiente.

32 «… de novo erigimus et instituimus», dice el texto (PosCas, p.305). La dependencia del memorial es evidente: «denuo erigit et fundat cum hoc instituto scholarum piarum» (ib., p.299). Es decir, no se trata de transformar la congregación luquesa en otra nueva, con un nuevo instituto principal, como decía la «fórmula»: «exercitium Scholarum Piarum… libentissime accipit et alacriter suscipit futurum sibi praecipuum et adeo proprium…» (ib., p.240), sino que crea una nueva congregación, ex novo, y no como algo procedente o dependiente de la luquesa, que en adelante volverá a su antiguo ser institucional. Sin embargo, no se excluye que en la mente del papa tuviera también otro sentido la frase «de novo erigimus et instituimus», como veremos luego.

33 Cf. n.16 anterior y texto correspondiente.

34 Cf. O. TOSTI, ‘G. F. Fiammelli e I'introduzione degli Scolopi in Firenze’; Ricerche 13 (1985) 3-67; F. MOROSI, ‘Le Scuole Pie a Bologna’: Ricerche 5 (1982) 78-93; F. MOROSI, ‘Memorie storiche della prima casa di Firenze’; Ricerche 12 (1984) 251-271; C. VILÁ, ‘Galería de escolapios «seculares»: Archivum 14 (1983) 273-299.

35 Cf. breve ‘Ad uberes fructus’, del 7 de agosto de 1630 (‘Bullarium Sch. P’., p.36-37).

36 En el memorial se decía: «tria simplicia sed perpetua voto» (PosCas, p.300).

37 Los casos detallados quedan incluidos en la incapacidad de poseer, pero Calasanz volvió a incluirlos expresamente en sus Constituciones (cf. CC, n.145-148).

38 «… nullumque ius ad petendum in judicio illis acquiratur» (CC, n.145).

39 En la «fórmula» de concordia aparecía la alusión a la oración continua, pero no al acompañamiento, que fue añadido en el memorial, sin duda, por Calasanz. Véanse los tres textos consecutivos: 1) «sed gratis, et nullo pro suo labore stipendio accepto, ad erudiendos pueros in legendo, scribendo, rationibus subducendis, inque omni arte quae Philologiae nomine continetur, instituendos, eosdemque pie educandos, praecipue vero religioso more, in easdem scholas iam olim invecto, iugiter ad Dcusr preces fundendi, orationi assuefaciendo…» (‘Fórmula concordada’, PosCas, p.240); 2) «gratis, et nullo pro labore suo stipendio accepto, ad erudiendos pueros in legendo, scribendo, rationibus subducendis (inque omni arte quae Philologiae nomine venit), in grammatica instituendos, eosdemque pie educandos, praecipue vero pio more in easdem scholas iam olim invecto, iugiter ad Deum preces fundendi, orationi assuefaciendo, eosque ad domos proprias, quando a gymnasio recedunt, comitando…» (‘Memorial’, PosCas, p.300. Lo puesto entre paréntesis fue tachado luego al hacerse la minuta del breve); 3) «ac gratis, et nullo stipendio, mercede, salario, aut honorario accipiendo, pueros in primis elementis, Grammatica, Computo, ac praecipue in Fidei Catholicae rudimentis erudiendos bonis et piis moribus imbuendos, ac demum christiano more educandos, operam, laborem, ac studium conferre debeant» (‘Breve’, PosCas, p.305). Ambas prácticas, sin embargo, las incluyó en sus Constituciones (cf. CC, n.116 y 194).

40 Entre otras disposiciones de las Constituciones, véase ésta : «Omnes vivant ex eleemosynis vel mendicatis vel sponte oblatis, quae tamen congruis temporibus ad annum provideri poterunt, ne quotidiano labore exercitationes literariae impediantur» (CC, n.144). Eran, pues, los mismos religiosos los que tendrían que proveerse y no los encargados por los fundadores de las casas.

41 Un detalle más de la descuidada redacción de este breve: se dice que se compongan ‘Statuta, Capitula, Ordinationes et Decreta necessaria’ y se omiten los términos ‘Constitutiones y Regulas’, que son los propios y adecuados. En el memorial se decía: «novas ‘Constitutiones condire, ordinationes, ‘regulas’ et statuta sancire». Y con el <
42 En el memorial se denominaba Rector General, que era el término usado por los luqueses, incluso en la «fórmula». En este breve se dice que la Congregación nueva será regida por un Praefecto (‘ab uno Praefecto regendam’), aludiendo al título de Calasanz, pero en el nombramiento se evita darle título propio, usando una frase equivalente: «… Congregationis praedictae sic erectae Praefecturam, curam, regimen et administrationem dilecto filio Josepho Calasantio, Scholarum praedictarum nunc Praefecto, ad nostrum beneplacitum, commitimus et demandamus…» (PosCas, p.306).

43 «… cum accepiseemus, quod opus Scholarum Piarum a Nobis in Urbe Nostra ad pauperes erudiendos et instituendos erectarum, uberes fructus ferebat…» (PosCas, p.304)

44 Este sería, pues, según la hipótesis, el sentido de las expresiones «denuo erigit et fundat», del memorial, y «de novo erigimus et instituimus» (cf. n.32 anterior).

45 «… cum, sicut accepimus,-opus Piarum Scholarum a Nobis in Urbe Nostra, ad pauperes erudiendos et instituendos erectarum, uberes fructus ferat…» (PosCas, p.163). Cotéjese con el texto de la n.43.

46 Por ejemplo, en el breve del 12 de enero de 1613, en que el mismo Pablo V nombra Cardenal Protector de las Escuelas Pías a Giustiniani, se lee: «Cum Scholae Piae nuncupate in alma Urbe nostra ad pueros inopes gratis erudiendos stitutae…» (PosCas. p.155); en el mismo breve de unión dice en otro lugar: «… ut pium ac maxime laudabille opus pauperes erudiendi et instituendi in alma Urbe nostra pridem divina gratia institutum…»i (PosCas, p.163); en otro breve del 30 de julio de 1615 dice: «… ut pro Scholarum Piarum in Urbe erectarum…» (PosCas, p.190); en otro del 13 de junio de 1614: «… administrationem in Urbe erectarum Scholarum Piarum…» (PosCas, p.191); en otro del 30 de julio de 1615: «… qui Scholarum Piarum in alma Urbe nostra erectarum…» (PosCas, p.203).
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

similar:

San José de Calasanz, maestro y fundador iconPadre José María Coudrin (1768 – 1837) Fundador de la Congregación...

San José de Calasanz, maestro y fundador iconJosé Francisco de San Martin nació el 25 de febrero de 1778 en Yapeyú...

San José de Calasanz, maestro y fundador iconColegio San José

San José de Calasanz, maestro y fundador icon“san josé” de ica

San José de Calasanz, maestro y fundador iconHistoria Clínica San José II

San José de Calasanz, maestro y fundador iconIed san josé de castilla

San José de Calasanz, maestro y fundador iconInstitucion educativa san jose

San José de Calasanz, maestro y fundador iconSede Académica, San José, Hatillo

San José de Calasanz, maestro y fundador iconSede Académica, San José Hatillo

San José de Calasanz, maestro y fundador iconSede Académica, San José Hatillo






© 2015
contactos
ley.exam-10.com